Archivo de la etiqueta: Fiesta Brava

Congreso decidirá regreso de corridas de toros: Gobernador de Coahuila

Miguel Ángel Riquelme, gobernador de Coahuila, afirmó que la determinación del posible regreso de la tauromaquia al estado depende enteramente del congreso.

Se refirió a las opiniones que señalan la presentación de una propuesta formal ante legisladores en los próximos días, dijo que se trata de una situación que le corresponde a los diputados en su papel de “representantes populares”.

“Es un tema que definirá el congreso, el gobierno estará atento a ver cuál es la resolución, en el caso mío nunca hubo un rechazo a la medida, simplemente respetamos a los diferentes puntos de vista”, detalló el gobernador.

Dijo que en el corto plazo revisará con los propios legisladores la agenda en ese tema, principalmente para diseñar rutas de legalidad.

Habló sobre la posibilidad de permitir, además de las corridas de toros, otras actividades como las peleas de gallos, carreras de caballos y eventos con animales, sin embargo dejó en claro que se trata de riesgos que el estado no puede asumir.

“Hay temas que en materia de seguridad no se van a poner a discusión, en el caso de las peleas de gallos y demás yo no estoy de acuerdo… ahí son temas que, mientras el gobierno del estado siga luchando contra la delincuencia, pues en algunos casos suelen ser fuentes de financiamiento para el crimen”.

Cabe señalar que fue la Peña Taurina de Saltillo la que anunció hace varios días que buscarían un acercamiento con el gobernador del estado y con diputados del congreso coahuilense para exponer la petición de que vuelvan a permitirse las corridas de toros en Coahuila, las cuales fueron prohibidas a partir del mes de agosto de 2015.

Riquelme dijo que hasta el martes aún no se había dado dicho encuentro con los representantes del gremio.

Polémica

Corridas de toros son tema del congreso.

Miguel Riquelme afirmó que el tema está en manos de legisladores.

⇒ Aseguró que nunca estuvo en contra de dicha actividad.

⇒ Alertó sobre riesgo de otros eventos como las peleas de gallos y carreras de caballos, por ser posible fuente de recurso al crimen.

Fuente: El Siglo de Torreón

Anuncios

¿Ahora los extranjeros deciden por nosotros? Por Bardo de la Taurina

El domingo de apenitas lo habría podido musicalizar el genial compositor nacido en el Centro Histórico de la Ciudad de México, el maestro Agustín Lara con su obra ‘Azul ‘:

Convertido en flor, es un día nublado que olvidara el sol, azul como una ojera de mujer, como un listón azul, azul de amanecer…

Y más aún por ese hilo conductor invisible que se da entre la genialidad y los sentimientos de los artistas, los que mágicamente trasgrediendo absolutamente todo en tiempos, nacencias, creencias, idiomas y aun especialidades artísticas se unen y de repente tal vez sin proponérselo o inspirados en algún toque divino que quedo inmortalizado, viene la comunión y la ligazón la que incluso se podría pensar se da sin que en la mayoría de los casos incluso, los personajes se conozcan, o se hayan conocido, ni sepan que están influenciados el uno por el otro, y es que los ojos y el alma de ellos, insisto, es única.

Y es así que años y años después, en otra dimensión geográfica y aun en otra arista del arte, un grande de los pinceles, el maestro Francisco Álvarez Benítez, se vuelca sobre el tema torístico de un “Toro Azul” el que a primera vista se antoja majestuoso, pleno de expresión de serenidad y también de musicalidad poética, pues la forma en que lo logró pintar el artista, pintor, escultor y muralista abarca todas las notas de una rapsodia, esta obra fue llave de apertura no solo a la admiración, sino que aun soñador algún día fantaseara con maridar el arte cromático con el arte musical:

Cuando yo sentí de cerca tu mirar, de color de cielo de color de mar, mi paisaje triste se vistió de azul, con ese azul que tiene tú…

Y como es la vida, el artista musical ya abría la Puerta Grande del triunfo, cuando tenía la legendaria ‘Hora azul’ en la XEW cuando tarde a tarde volaba como un listón azul, azul de amanecer, el artista de los pinceles Fco. Álvarez, creo que no había llegado a este mundo donde el azul del agua y del cielo es rotundo. Hoy lo puedo jurar el pintor de la música hecha pintura es sobre la tierra el más Lariano, como muy pronto quedará constatado al ser presentada la fusión de música y pintura de la que no adelanto más que la promesa de que abrirá la Puerta Grande del arte.

Bueno todo esto comenzó porque quería decir que el domingo suele ser un día de costumbres, tradiciones, de formas de vivirlo de diferente manera a los demás días de la semana y creo que pa’ los taurinos un domingo debería de comenzar casi rutinariamente buscando la columna ‘La Fiesta en paz’ firmada por el maestro Leonardo Páez, que podrá gustar o no, pero una cosa es cierta, no se puede dejar de leer, así que en este momento, si no lo ha hecho le recomiendo entrar cibernéticamente a través de la página de la cultura taurina ‘De Sol y Sombra’ y buscar la columna del domingo 8 de Julio del 2018 titulada “La Fiesta de los Toros y Andrés Manuel López Obrador”, indispensable leerla.

Y a propósito de AMLO ha surgido una corriente a quien ya se está conociendo como los ‘Obreristas’ que no es lo mismo que los ‘López Obradoristas’, por cierto ahora que el Señor campechaneó los votos del encono que se dieron en contra y como castigo a los partidos que han sido gobierno y los amalgamó con los de sus adeptos pues pegó un jonrón y por eso la gente lo tiene en la punta de la lengua agria o dulcemente, pero ahí está, llegando incluso a señalar los supuestos ‘Obreristas’ que futuro tendrán los toros, como si las personas allegadas a él tuviesen alguna influencia sobre sus decisiones.

Mientras tanto el tema de los defensores de los animales y en particular de los toros, terminará en Ginebra, Suiza, discutiendo si los niños pueden ir a los toros (háganos usted el rechingado favor, ¿Qué tiene que ver el gélido país con la Fiesta Brava? ¿Y los padres no cuentan o qué? ) mientras aquí yo recomiendo zumbarse una buena ginebra en Martini, en Gin & Tonic, en Tom Collins mientras esperamos el desenlace de esta incertidumbre o lo que es lo mismo, a ver como andará de ánimo el nuevo jonronero del país o sus aliados en las cámaras altas y bajas.

A ver Sr. López Obrador; ¿vamos a permitir que los extranjeros decidan por nosotros?

“Refleja la situación del país”: López Obrador y la fiesta brava

Coahuila.05-1024x768

Entrevista publicada en el número 1234 del semanario Proceso, el domingo 25 de junio de 2000.

Por Leonardo Páez. 

Encubierto por los gobiernos priístas y panista y de plano ignorado por el gobierno perredista del Distrito Federal, que prefirió llevar la fiesta en paz con la empresa de la Plaza México, el espectáculo taurino en la Ciudad de México presenta los signos de una agonía lenta pero segura, debido a la desorganización de sus promotores y a la negligencia de las autoridades

“La realidad es que la falta de interés de los gobiernos por la fiesta brava se debe a que no hay mucha sensibilidad política para entender que ese espectáculo tiene que apegarse a las leyes vigentes, que para eso están. Si esas leyes son insuficientes o incompletas, justas o injustas, eso es otra cosa y puede revisarse Pero mientras no haya otras, hay que respetar las vigentes, pues de lo contrario se deteriora la calidad de la fiesta y se pierde la seriedad del espectáculo”, afirma Andrés Manuel López Obrador, candidato de la Alianza por México a la jefatura de Gobierno del Distrito Federal.

Reconoce que no es aficionado a los toros, “lo que no es sinónimo de desinterés ni mucho menos Mi escaso contacto con la fiesta brava -explica- se lo debo a mi paisano el poeta José Carlos Becerra, de quien leí una crónica de una corrida celebrada en Villahermosa a finales de los años cincuenta Ahí había una frase que me impresionó, y se refería a la falta de seriedad del ganado y al exceso de diversión del público Pero lo que más me llamó la atención fue que un hombre tan sensible como José Carlos, se sintiera atraído por algo tan sanguinario como los toros, y me hizo preguntarme si en todo eso no habría algo mucho más profundo, en cuanto a lo que tiene que ver con los misterios de la naturaleza humana”

Entre la oscuridad y la razón

-¿Cuál es su opinión de la fiesta brava?

-En primer lugar es una tradición milenaria que habla de un tema tan esencial como la relación entre el ser humano y la naturaleza Eso está en la mitología de todas las culturas antiguas En Babilonia, Egipto, Grecia, Roma, etcétera, se tiene al toro como símbolo de fecundidad, de fuerza, de fiereza Estos son los antecedentes de la fiesta taurina de España, que después, con el paso de los siglos, logra criar un toro propicio para el espectáculo Entonces lo que pasa es que la tauromaquia absorbe, digamos, lo que antes era un rito y lo convierte en espectáculo Pero la fiesta brava, nos guste o no, es resultado final de una serie de hechos históricos que llega hasta nuestros días.

-Como sociólogo, no como político, ¿qué valor le da a esta tradición?

-Indudablemente forma parte de la cultura del pueblo Eso no se puede negar Viene desde muy atrás Don Miguel Hidalgo nació en una ganadería de toros bravos y tenía fama de buen aficionado De Emiliano Zapata se dice que le gustaba torear En cambio, don Benito Juárez se oponía a las corridas, y de hecho las prohibió, igual que Carranza en la capital O sea, es algo que está metido muy adentro en la cultura popular.

-Los niveles actuales de organización, calidad y competitividad de las corridas de toros, ¿corresponden a los niveles de organización, calidad y competitividad del país o son un problema exclusivamente taurino?

-Siempre he oído que la fiesta brava es una especie de termómetro que mide la temperatura política del país Eso lo entendieron muy bien Juárez y Carranza Cuando Juárez prohíbe las corridas es porque ve la necesidad de pacificar, pero cuando siente que la invasión francesa viene en serio, vuelve a autorizarlas, porque en aquella época las plazas de toros también eran centros de agitación política Cuando termina la guerra y derrota a Maximiliano, la prohibición se restaura Es lo mismo que hace Carranza Claro que esa mentalidad ya no funciona en nuestros días, pero no deja de ser interesante subrayarlo.

Entrevistado en su departamento de Copilco el domingo 18 por la noche, después de un día más de agotadoras actividades de campaña, López Obrador descansa disfrutando al hablar de uno de los temas que más lo apasionan: la historia de México en el siglo XIX Ofrece una taza de café con leche y empanadas que un paisano le trajo de Villahermosa, y sólo interrumpe la conversación para llamar a sus hijos a cenar, mientras Rocío Beltrán, su esposa, atiende el incesante repiqueteo del teléfono

Los errores

-Volviendo a la pregunta -agrega-, creo que lo que está sucediendo con la fiesta brava en México de alguna manera refleja la situación del país Me dices que los toreros no arrastran, que no se promueve a nuevos valores, que los toros son novillos, etcétera Con toda franqueza no lo sé, no he tenido tiempo de empaparme personalmente del asunto, pero en febrero pedí a mi equipo un diagnóstico del estado actual de ese espectáculo en la Ciudad de México y en el país en general, y te quiero decir esto: lo que falta es una política que defina los intereses y objetivos comunes que deben perseguir todos los sectores del mundo taurino para evitar abusos, componendas y engaños.

-Pero a este desbarajuste taurino también han contribuido las autoridades perredistas

-Evidentemente toda administración nueva, sobre todo si es de oposición, debe establecer prioridades en la solución de los problemas que hereda ¿Qué lugar ocupa el espectáculo taurino en la lista de los innumerables problemas de la ciudad? Además, si el atractivo del espectáculo ha disminuido, eso no es culpa del gobierno de la ciudad, sino de los interesados en el negocio, porque se supone que la fuente de trabajo es de ellos, no del gobierno, y después, pero sólo después, de las autoridades responsables de cumplir y hacer cumplir el reglamento vigente.

-De acuerdo, pero el hecho es que las autoridades perredistas no han cumplido en este aspecto,

-La realidad es que la falta de interés de los gobiernos por la fiesta se debe a que no hay mucha sensibilidad política para entender que ese espectáculo tiene que apegarse a las leyes vigentes, que para eso están Si esas leyes son insuficientes o incompletas, justas o injustas, eso es otra cosa y puede revisarse Pero mientras no haya otras, hay que respetar las que están en vigor, pues de lo contrario se deteriora la calidad de la fiesta y se pierde la seriedad del espectáculo.

Para ser francos, en lo taurino este gobierno del PRD no se mostró muy legal que digamos.

-En los toros, como en cualquier otro renglón de la vida pública, es injustificable toda omisión por parte de la autoridad responsable Pero aquí no estamos hablando de taurinismo o de antitaurinismo, sino de algo muchísimo más importante para la salud de una comunidad: el compromiso con la ley Si las leyes se incumplen, no hay negocio, público o privado, que pueda tener éxito ni trascendencia social.

Taurinos rezagados

-¿A qué atribuir que toros y toreros mexicanos ya no sean de exportación y que desde hace medio siglo la balanza comercial taurina con España sea desfavorable a México?

Hombre, pues yo creo que a lo mismo que hemos estado hablando, a un descuido generalizado y recurrente por parte de los particulares y de la autoridad, al aprovechamiento ventajoso, oportunista y sin previsión de un espectáculo que por sus características se presta a todo tipo de enredos Los particulares, y me refiero a empresas, ganaderos, toreros, etcétera, no parecen tener mucho éxito con el espectáculo que supuestamente deberían promover Y las autoridades hasta ahora no han medido la grave consecuencia de solapar tanta irregularidad: contribuir a que otra tradición de México se pierda.

“Toda balanza comercial es desventajosa si se importa más de lo que se exporta ¿Por qué los empresarios mexicanos tienen que importar toreros españoles que atraigan gente? Pues porque no han sabido promover toreros mexicanos que sean negocio ¿Por qué los toreros de aquí no interesan en España? Pues porque no tienen el mismo nivel de competencia y de atractivo ¿Por qué los ganaderos mexicanos ya no exportan sus reses? Pues seguramente porque otros ganaderos dan mejores productos y mejores precios Entre unos y otros podrán echarse la pelota y eludir responsabilidades, pero a final de cuentas el resultado es el mismo.

Cumplan o váyanse

-En caso de ganar las elecciones, ¿su gobierno apoyaría la fiesta brava, la prohibiría o la dejaría como está?

López Obrador sonríe al escuchar la frase “en caso de ganar las elecciones”, y responde:
-Como jefe del Gobierno me interesa sobre todo garantizar el respeto por la ciudadanía, así como apoyar una tradición popular que tiene raíces profundas en la historia Si la fiesta brava demuestra que vale por sí misma, es decir, si los directamente interesados la hacen valer, el apoyo residirá en hacer cumplir la reglamentación correspondiente, sin complicidades ni intromisiones innecesarias.

“Ahora, si los directamente interesados, como son, repito, empresas, ganaderos y toreros, no están dispuestos a cumplir con lo establecido en el reglamento, mientras éste no sea actualizado o ajustado por gente de reconocida solvencia y capacidad, nosotros no permitiremos más abusos e inobservancias del mismo, porque hay otro factor directamente interesado que nunca se toma en cuenta: el público Y por el interés del público, bajo ningún pretexto vamos a continuar con una discrecionalidad que para nada ha servido al espectador, que paga y mucho, por ver un espectáculo que dista de ser lo que se ofrece en la propaganda.

“Insisto: Si a los empresarios no les interesa o no les conviene acatar lo establecido por ley, pues que cierren sus plazas y cambien de giro porque las leyes no se hacen para justificar la incompetencia de nadie.

-Se dice que si se cerraran las plazas, en poco tiempo se extinguiría el toro bravo como especie.

-Mira, el toro bravo muy probablemente no se extinga como especie porque se cierren las plazas Pero con toda seguridad la fiesta se extinguirá si dejamos que la sigan falseando y deformando quienes tienen la obligación de respetar las leyes que fueron dictadas para protegerla En este sentido quiero ser muy claro Nosotros hemos venido impulsando una propuesta política para que el Distrito Federal sea la capital de la democracia y de la justicia, pero también de la alegría Y nos guste o no la fiesta de los toros, tenemos un compromiso con el público que sostiene esa tradición Entonces vamos a trabajar a favor de la ley y en beneficio del público, para que, respetando a todos los sectores de la fiesta, el Distrito Federal tenga un espectáculo taurino digno de una ciudad como la que estamos soñando.

Convencido, López Obrador remata:

“Como servidor público y como mexicano comprometido con una política de principios inalterables, no tengo ningún interés en que la fiesta brava sea preservada a costa del fraude, el engaño, el abuso y la falsedad”

Twitter: @Twittaurino

¿La fiesta en paz? La fiesta de los toros y Andrés Manuel López Obrador // Vigencia de sus señalamientos

descarga

Por Leonardo Paéz.

En el número 1234 del semanario Proceso, publicado el domingo 25 de junio de 2000, apareció una entrevista sin desperdicio titulada López Obrador y la fiesta brava: hay que recuperar la legalidad, en la que el entonces candidato a la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal hizo declaraciones por demás interesantes, algunas de las cuales transcribo para la posible reflexión de taurinos y de antis, pues a ninguno de esos sectores le sobra disposición al autoexamen:

“… la falta de interés de los gobiernos por la fiesta brava –comenzaba el hoy candidato electo a la Presidencia de la República– se debe a que no hay mucha sensibilidad política para entender que ese espectáculo tiene que apegarse a las leyes vigentes… Si éstas son insuficientes o incompletas, justas o injustas, eso es otra cosa y puede revisarse. Pero mientras no haya otras, hay que respetar las vigentes, pues de lo contrario se deteriora la calidad de la fiesta y se pierde la seriedad del espectáculo”. Casi dos décadas después, una fiesta brava mexicana a la baja, gracias a la autorregulación de poderosos promotores sin vigilancia, muestra la vigencia de esas afirmaciones.

“… la fiesta brava es una tradición milenaria –continuaba AMLO– que habla de un tema tan esencial como la relación entre el ser humano y la naturaleza. Eso está en la mitología de todas las culturas antiguas. En Babilonia, Egipto, Grecia, Roma, etc., se tiene al toro como símbolo de fecundidad, de fuerza, de fiereza. Estos son los antecedentes de la fiesta taurina de España que, con el paso de los siglos, logra criar un toro propicio para el espectáculo… la fiesta brava, nos guste o no, es resultado final de una serie de hechos históricos que llega hasta nuestros días.

“… lo que está sucediendo con la fiesta brava en México –abundaba El Peje– de alguna manera refleja la situación del país… en febrero pedí a mi equipo un diagnóstico del estado actual del espectáculo en la Ciudad de México y en el país en general, y lo que falta es una política que defina los intereses y objetivos comunes que deben perseguir todos los sectores del mundo taurino para evitar abusos, componendas y engaños… Además, si el atractivo del espectáculo ha disminuido, eso no es culpa del gobierno de la ciudad, sino de los interesados en el negocio, porque se supone que la fuente de trabajo es de ellos, no del gobierno, y después, pero sólo después, de las autoridades responsables de cumplir y hacer cumplir el reglamento vigente.

“… en los toros, como en cualquier otro reglón de la vida pública, es injustificable toda omisión por parte de la autoridad responsable. Pero aquí no estamos hablando de taurinismo o de antitaurinismo, sino de algo muchísimo más importante para la salud de una comunidad: el compromiso con la ley. Si las leyes se incumplen, no hay negocio, público o privado, que pueda tener éxito ni trascendencia social”, subrayaba Andrés Manuel. Transcurridos 18 años, los resultados obtenidos por un multimillonario duopolio taurino –los Alemán y los Bailleres–, no pudieron ser más mediocres: ausencia de bravura, de figuras nacionales, de rivalidad y de interés del público, junto a la creciente dependencia de ventajistas toreros importados más una autoridad decorativa.”

Ded8o6YVAAEYmVM

A reserva de finalizar en la próxima entrega las reflexiones de López Obrador hace 18 años en torno a la fiesta de los toros en nuestro país, ojalá Morena, por su bien, evite parecerse a impresentables partidos verdes y no le haga el juego al pensamiento único.

Publicado en La Jornada

FIESTAS DE SAN JUAN Y SAN PEDRO: Cuatro monstruos en una corrida para buenos aficionados

Por María J. Muñiz.

La anuncian como una corrida «monstruo» y desde luego reúne, en lo que a toreros se refiere, algunas de las personalidades taurinas que más desean ver los aficionados en este momento. Personalidades, porque si algo define a los cuatro diestros que esta tarde lidiarán ocho toros en el coso del Parque es su distinta y muy singular concepción del toreo, sus formas y sus liturgias. Prometedor pulso, porque cada uno de ellos se encuentra en un momento de plenitud de su carrera, desde el diestro de pellizco siempre esperado al aspirante ya consagrado en su coraje; del poso de la madurez a la estética atemporal.

Vuelven a la plaza de toros de León los macrofestejos que en su día pergeñó la también singular e inigualable figura del desaparecido Gustavo Postigo, genio y figura de la compleja ingeniería de la mercadotecnia taurina. Buscan revitalizar el pulso de una feria que viene tornando mortecina, sea por el devenir de una Fiesta que no atiende a los nuevos códigos sociales o de un quehacer empresarial que no enlaza la onda que demanda el público cotizante. La oferta es atractiva en lo torerista, quizá falta la tecla torista sin la que la Fiesta languidece.

En uno de los festejos a priori más apetecibles de la temporada taurina, esta tarde, a partir de las 18.00 horas, harán el paseíllo en El Parque la siempre esperada inspiración y originalidad de Morante de la Puebla; el gusto, el poso y la calidad de José Mari Manzanares; la estética disrruptiva, transgresora a la vez que atemporal, de Alejandro Talavante. Y, como guinda, la esperanza ya consolidada de la entrega, la valentía y el momento de oro de Andrés Roca Rey.

Talavante, en el punto dulce del torero triunfador del largo ciclo madrileño de San Isidro, que también dejó huella en la Maestranza. Como lo han hecho el maestro Manzanares y el pujante Roca Rey. Han dado su puñetazo sobre la mesa en las principales ferias hasta el momento. Morante esquiva las televisiones. Hay que sentir su pálpito sobre la arena. Ahí le espera El Parque.

Publicado en Diario de León

Adiós a la Feria de Sevilla: Miura, y échate a correr…

Por José Ramón Márquez.

Y en el fin, como tantas veces, Miura. Otro domingo de Miura más en Sevilla, otra nueva muesca en el revólver con la forma de una A con asas, junto a aquéllas de cuando bajábamos a ver a los de Lora del Río porque no iban a Madrid, que nos tiramos lo menos diez años seguidos sin verlos en Las Ventas, y cuando venían nos íbamos a El Batán a poner a prueba lo que sabíamos de las capas de los toros, porque allí no había dos iguales, de los sardos a los retintos y de los negros con amplias bragas o jirones a los salineros. Ahora los Miura no suelen sacar aquella variedad de capas, y últimamente vemos muchos cárdenos que, para qué negarlo, nos tienen algo amoscados a los que somos partidarios sin fisuras de esta histórica vacada que el año próximo conmemorará los ciento setenta años de su presentación en Madrid.

Miura es un Tourmalet para un torero. No es otra corrida de toros más. Por ejemplo Ponce sólo tiene una en su haber, Manzanares ninguna, Julián tampoco… para qué seguir. Se ve que con los Miura no debe manar el arte ése y los artistas, entonces, no están por la labor. Algo tendrá esta A cuando les conviene tan poco a los reyes del poderío como a los figurones de época, que ellos pensarán que habiendo Domingo Hernández, ese mármol de Carrara con el que esculpen sus figuras de Lladró vendidas como obras de Praxíteles, para qué se las van a ver con las cuernas astigordas, los tipos agalgados y altos, o los humores cambiantes del ganado que crían don Eduardo y don Antonio Miura en la finca Zahariche. Mejor dejarlos para otros.

Para ser honestos, diremos que en la tarde de hoy, decimocuarto festejo del abono de Sevilla, ha salido un Miura de los de verdad, el primero de la tarde, un castaño llamado Redondito, número 36, y otro que prometía lo suyo pero que no hemos llegado a ver por las prisas presidenciales en echarlo, el quinto, Trianero, número 30. El resto del encierro no ha sido lo que se dice un modelo en cuanto a presentación, siendo el caso más evidente el del segundo, Londrito, número 78, que se llevaba ochenta quilos con el de más peso de la tarde, que resultó ser el sobrero, Limeño, número 84, que sustituyó al Trianero antes reseñado. El encierro no fue sobradísimo de fuerzas, pero se movió bastante. Los toreros que para su honra como matadores de toros pusieron su nombre en los carteles junto al de Miura fueron Manuel Escribano y Pepe Moral.

Ya me hubiera gustado a mí ver a toda la parte alta del escalafón de matadores de toros con el primero de la tarde, ese perfecto ejemplar de Miura, puro trapío, que demandaba caballos sin peto y lidia en los pies. Su lidia comienza cuando arrebata el capote a Escribano de manera limpísima, como un prestidigitador, luego hizo una pelea mansibrava o bravimansa con los del arre, se vino a todo trapo a los cites a banderillas que le propuso su matador y cuando éste comenzó su faena de muleta le arrebató la misma con idéntica facilidad con que le había quitado antes el capote. Escribano planteó un trasteo muy superficial y desde el tendido se aprecia perfectamente cómo el toro se va enterando y va tomando conciencia del papel que le corresponde para acabar siendo el amo del cotarro. Desde el inicio de la faena, con una innecesaria pedresina, hasta la estocada con la que le cazó, la relación entre el toro y el torero fue ganada de manera neta por el de cuatro patas. Acaso para compensar, su segundo, Bigote, número 66, fue el menos miureño de los siete que salieron hoy de los chiqueros; a éste lo volvió a banderillear el matador con muchas ventajas, salvo un último par por los adentros de valor y exposición. Aquí no había que poder al toro tantísimo como en el anterior, pero Escribano se amontonó con el de Zahariche (o acaso el realquilado de Zahariche) y no consiguió poner en movimiento su tauromaquia o lo que sea que pretendiese hacer con el tal Bigote. A Bigote lo había recibido de rodillas frente a la puerta de chiqueros y lo mismo se le ocurrió hacer con Trianero, número 30, otro neto miureño de gran trapío que literalmente le sacó de la Plaza persiguiéndole hasta el burladero. Este parecía acalambrado y doña Anabel Moreno Muela, de quien todo lo ignoramos, acaso pésimamente asesorada por el profesor don Santiago Sánchez Apellaniz decidió poner al hermoso animal de vuelta al chiquero, cosa que hizo el toro con una excelente movilidad de sus cuatro extremidades y sin asomo de cojera o acalambramiento. En su lugar salió Limeño y Escribano volvió de nuevo a ponerse de rodillas frente a la puerta de chiqueros, que esto era un no parar. Vuelve Escribano también a tomar los palos para, de nuevo, dejar dos pares veloces y ventajistas y un espeluznante par al quiebro, citando sentado en el estribo, ejecutado en una perra gorda, como decían nuestros abuelos. El toro embiste con la cara alta y no da la sensación de que Escribano vaya a solucionar eso, a cambio el torero le propone al toro diversos “volver a empezar” hasta que viendo que de esa alcuza no saca más que susto, decide pasaportarlo con media tendida que envía a Limeño a las regiones celestiales.

Pepe Moral lo tuvo en la mano

Cuando salió Pepe Moral se notaba el run-run y que las gentes estaban completamente a su favor. A veces pasa, y hoy era innegable cómo la Plaza entera estaba dispuesta a echar una mano en el triunfo del de Los Palacios. En su primero, el más chico y de menor presencia del conjunto, Moral se puso de rodillas a la puerta de toriles, que menuda tarde de rodillas a la puerta de toriles nos han dado los dos matadores, y luego desarrolló una teoría de muletazos sin acoplamiento y ayunos de mando, de mucho acompañamiento y muy poca ligazón y remate que fue culminada con una estocada de zambullón que resultó desprendida y que puso a las buenas gentes a pedir la oreja, petición desaforada a todas luces, que fue mansamente atendida por doña Anabel Moreno Muela, de quien todo lo desconocemos, acaso pésimamente asesorada por “Finito de Triana”.

Limonero, número 4, es el segundo de Pepe Moral y, acaso la clave de esta corrida para él. Ni que decir tiene que la cosa comenzó con el matador de rodillas frente a la puerta de chiqueros, pero tras ese momento reiterativo y tras cumplir en su encuentro con el del castoreño, se presenta un toro que da la impresión de ofrecer la posibilidad del triunfo. Moral pone en marcha su tauromaquia recibiendo en seguida el apoyo entusiasta del tendido, que no cesa de jalearle su labor. La verdad es que no debería habérsele pasado la ocasión a Pepe Moral, con todo el viento a favor, de haber pisado el acelerador para poner la Plaza como una olla express, porque en esa faena se jugaba el quedar como triunfador de la Feria, pues no es lo mismo lo del Julián con el bobo de “Orgullito” que lo de este con un Miura, pero Pepe Moral no revienta a torear, no levanta de verdad la faena en ningún momento y por eso cuando el toro tarda en caer se enfría un poco el entusiasmo y se lleva una oreja y no las dos a las que debería haber optado si hubiera tenido hambre y ansia de comerse el mundo. Nadie culpe a esa tal doña Anabel, pues la culpa de no tener hoy las dos orejas de Limonero en la nevera del mueble bar del Colón es toda de Pepe Moral.

La apuesta de “a ver qué pasa en el sexto” es harto complicada en una corrida de Miura. Salió Limosnero, número 52, largo y serio y Pepe Moral estaba a un trofeo de la Puerta del Príncipe, pero Limosnero se enteraba mucho de lo que pasaba a su alrededor y en sus acometidas estaba muy presente la promesa del hule. José Chacón dejó dos sobrios y expuestos pares de banderillas para que quede constancia de su clase como excelso peón y cuando llegó el momento de ponerse a torear lo que tenía Pepe Moral era un toro de hace cien años ante el que no planteó unos recursos de poder o simplemente de lidia que le hiciesen ponerse por encima del astado. Lo intentó por los dos pitones a lo moderno y en medio de esa batalla un metepatas de estos que ahora abundan se puso a cantar un fandango o lo que fuese, y fue acabar el cante y empezar a llover a mares, sin que con esto queramos decir que el cante tuviese relación alguna con la lluvia que cayó. La cosa es que entre el agua, el lío de que si canta o no canta y demás nadie echaba cuentas del quinario que estaba pasando Pepe Moral. Falló a espadas en su primera entrada y cazó a Limosnero a la segunda. Le sacaron a hombros, pero él, seguramente, no estará feliz con su resultado.

En resumen, una entretenidísima tarde de toros, porque habiendo toros no hay quien se aburra.

Publicado en Salmonetes ya no nos quedan…

Arturo Macías se lleva la tarde en el cierre de la Feria de Texcoco

De SOL y SOMBRA.

Texcoco, Estado de México.- Arturo Macías se alzó como triunfador de la última corrida de la feria de Texcoco, al cortar dos orejas y salir a hombros, en tanto que su paisano el rejoneador Jorge Hernández Gárate y el diestro francés Sebastián Castella obtuvieron una oreja cada uno.

Poco más de un tercio de entrada y se lidiaron siete toros del hierro de Torreón de Cañas, con cuajo y bravos con vuelta al tercero y salida a hombros del ganadero.

Jorge Hernández Gárate, en el que abrió plaza, estuvo discreto y se silenció su labor. Mejor en el cuarto, con faena de buenos momentos, orejas con algunas protestas.

Sebastián Castella, sin escatimar deseos, solo discreto en su lote, segundo y quinto astados, regaló un séptimo, faena torera y mató pronto para una oreja.

Arturo Macías, el triunfador, al buen tercero le cuajó una faena entendida con firmeza y variedad. Mató de estocada para recibir las dos orejas. En el sexto estuvo muy bien y fue ovacionado.

Foto NTR TOROS Twitter.

***

Pablo Hermoso fue el triunfador en Tijuana:

El español Pablo Hermoso de Mendoza, cortó hoy dos orejas y salió triunfador en la primera corrida de la temporada en la plaza “Caliente” de la norteña ciudad de Tijuana en el estado de Baja California, en el que los mexicanos Alfredo Ríos “El Conde“, obtuvo un trofeo y Antonio Lomelí se fue en vacío.

Se lidiaron cuatro toros de Guanamé, primero, tercero. Cuarto y sexto de Marrón y San Isidro, segundo y quinto para rejones y un séptimo de regalo de Marcos Garfias, correctos y de juego desigual.

El Conde“, en su campaña de despedida, silencio en el primero, oreja en el cuarto y ovación en el séptimo de regalo.

Pablo Hermoso de Mendoza, palmas en el segundo y torero de altura en el quinto. Dos orejas y salida a hombros.

Antonio Lomelí, silencio y silencio.

La plaza registró lleno en los tendidos.

***

Angelino y El Chihuahua en hombros:

Plaza de toros La Ronda Pomuch, Campeche 2a corrida de feria. Casi lleno, toros de Rancho Seco, bien presentados y juego variado.

El rejoneador Cuauhtémoc Ayala: Al tercio.

José Luis Angelino: Dos Orejas y Ovación.

Antonio García El Chihuahua: Dos Orejas y Rabo y Ovación.

***

Rabo para José Mauricio:

AHUATEPEC, Puebla.- Corrida mixta. Buena entrada. Un astado bueno de José María Arturo Huerta y tres de Zotoluca, difíciles.

El diestro José Mauricio, dos orejas y rabo, y dos orejas; el novillero Pepe Medina, oreja de peso tras faena de mérito. En su segundo, palmas.

***

La Soledad de la Plaza México:

Con un ambiente un tanto desolador, solo destacó el valor de los novilleros y una solitaria vuelta al ruedo para Sebastián Macías en la sexta novillada de la temporada de “Soñadores de Gloria”, en la Plaza México, en tarde agradable con algunas ráfagas de viento, ante una escasa asistencia de público en los tendidos.

Se lidiaron novillos de Real de Valladolid, bien presentados y de juego variado.

Sebastián Macías, vuelta al ruedo.

Arturo Soto, salida al tercio tras aviso.

Jorge Salvatierra, palmas.

Juan Padilla, palmas.

Arturo de Alba, palmas tras aviso.

Sebastián Soriano, palmas.

***

Triunfa San Román en Tlaquepaque Por Alfredo Cruz / Milenio.

En la primera novillada del serial Reviviendo Tradiciones, el triunfo llegó por partida doble. Diego San Román, lo logró al cortar dos orejas tras un valiente y emotivo trasteo con el corrido en cuarto. Mientras que el novillo Alfarero de la dehesa de San Pablo, que abrió plaza, puso en alto su divisa al embestir con bravura y ser homenajeado con arrastre lento.

La plaza El Centenario, registró alrededor de media entrada en tarde cálida que invitaba al toro. El premiado Alfarero le correspondió a José María Hermosillo, quien instrumentó una faena por ambos lados destacando tres series de derechazos con la mano baja. Mató de una estocada defectuosa y todo quedó en salida al tercio y arrastre lento al novillo.

Héctor Gutiérrez, poco pudo hacer con el novillo de la ganadería del 7 y Alejandro Fernández recibió benévola oreja tras pasaportar a su débil oponente.

Otro novillo reservón le correspondió a Diego San Román, sin embargo, el novillero queretano se la jugó metido entre los pitones, arrancando los pases al novillo y los olés al respetable. Además de las dos orejas Diego se ganó su repetición el próximo domingo.

Regaló un novillo Alejandro Fernández, con el cual no pudo redondear la faena.

***

LASTIMAN EL PRESTIGIO DE LA SAN MARCOS EN AGUASCALIENTES:

Por Sergio Martín del Campo. R. / Noticiero TaurinoMexicano.

Los llamados “antitaurinos” ya nos pueden tener sin el menor cuidado. Quienes con puntería escalofriante dañan a lo que nos queda de la fiesta, a veces brava, son quienes están sumergidos en ella.

Al sistema que éstos forman –“cronistas” paleros, apoderados ventajistas, “ganaderos” que prácticamente han hecho desaparecer la casta y toreros punto más que antiéticos y con sobradas comodidades, impiden a costa de lo que sea la rivalidad en los ruedos, entre otras tóxicas hierbas-, hay que agregar jueces que, además de no sostener un criterio equilibrado, acusan el síndrome del paisanaje, como el que despacha en el balcón del más que centenario e histórico coso San Marcos de Aguascalientes, Ignacio Rivera Río, hombre que en esta séptima novillada de la campaña tuvo una actuación desastrosa al haber otorgado una oreja mucho más que absurda a un Rafael Díaz de León que, además de diáfanamente traslucir que no tiene la menor noción de lo que es practicar la tauromaquia, mató a uno de sus enemigos, el cuarto, de una estocada golletera y contraria. Con ello “se ganó” el derecho de lidiar al sexto, firmando, una vez más, otro recio petardo.

También hay, entre los llamados taurinos, personajes que no saben de la seriedad y severidad que conlleva el ejercicio bárbaro de lidiar animales de casta. Estos son, justamente, quienes animan a chavales a etiquetarse de novilleros sin reparar en lo que arriesga todo aquel que pretende ser torero: LA VIDA.

El toreo es, entre otras cosas, de inteligencia.

Esta tarde salieron al anillo dos jóvenes que nada tienen que hacer dentro de la tauromaquia práctica: el ecuatoriano Javier Segovia y el ya mencionado aguascalentense Rafael Díaz de León.

Ambos cuentan con unas estadísticas por demás modestas: dos novilladas cada uno. No obstante, para quien tiene intuición, les son bastantes para calificar y mostrar personalidad e idea natural para enfrentar animales de lidia.

Segovia acabó como acabó el hijo del carpintero aquel Viernes de Calvario. Por fin, luego de infinidad de salvajes maromones, fue llevado a la enfermería de donde, afortunadamente y por su propio bienestar, ya no regresó.

Los patrones de la explotación ganadera de “Arellano Hermanos” desencajonaron seis reses sólida y bárbaramente desniveladas en tipo.

Su juego fue, igualmente, dispar. Hubo uno, el primero, que estaba orejano, algo que no debe suceder en una plaza que se precie de tener seriedad…

Solo el tercero se escupió en la suerte de varas, el resto recargó al sentir los filos de las almendras. Dentro de las malas notas, se vieron algunas buenas para los haberes de los supuestos ganaderos: la bella lámina de los corridos en cuarto y quinto sitios, por lo que fueron aplaudidos al aparecer en escena, y la bravura y calidad del segundo, virtudes que obligaron a los entendidos a brindarle palmas a sus restos cuando eran llevados al desolladero.

Pablo Gallego (al tercio y palmas en el que estoqueó por Segovia) dio cara a un bien cortado utrero, primero de la función, que resultó ser un infame topón, que amenazó siempre en echar todo a perder; y así hubiera sido, sino porque, de cualquier forma, se reveló el oficio, clase y firmeza del peninsular, quien sin agobios resolvió el trance, sellando el acto con un espadazo, aunque trasero y tendido, certero.

El segundo de la tarde, feo pero cuajado, otorgó las primeras embestidas como si hubiera sido criollo, empero la disposición de Francisco Martínez (vuelta tras petición y palmas) y su buena colocación, generaron verónicas de excelente manufactura, no doblando la capa hasta firmar con denuedo gaoneras. Luego de un suntuoso segundo tercio, en el que clavó las banderillas en la cara y uniéndose emocionantemente al antagonista, éste detonó y comenzó a embestir con casta, largueza e inmejorable estilo, virtudes que solo aprovechó el de San Miguel de Allende al cincuenta por ciento, forjando un par de series derechistas, pero destiñéndose finalmente por haber perdido las distancias, el son y, sobre todo, el mando. Luego del desencanto dio fin a su intervención con una estocada caída y tendida.

Otro horrendo ungulado apareció en el turno de honor. Le correspondió lidiarlo al sanmiguelense, por haber logrado mayor éxito que sus alternantes, según se planteó en la propaganda; y en nueva edición cuajó unas verónicas formidables en las que embarcó con mucho acento. Con tino y variedad se volvió a lucir en el segundo tercio para posteriormente armar la sarga y enfrentarse al bovino, que a estas alturas ya embestía con pésimo estilo y notado poder. La faena del joven fue sin adornos, pero de subrayada entrega y verdad; bastante enterado se observó de lo que tenía que hacerse técnicamente.

En consonancia con la pasión mostrada al manejar los avíos se tiró tras la espada, pero lamentablemente ejecutó un bajonazo.

Twitter @Twittaurino

@Taurinisimos 157 – Semana Mayor @ Sevilla, Madrid y Tlaxcala. Recuerdo de Paco Ojeda, 1988.

Ojeda en la línea de fuego, quieto y al frente, cita para el de pecho a “Dédalo” de Juan Pedro Domecq. La faena en su 30 Aniversario en este episodio de @Taurinisimos. FOTO: Arjona.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 6 de Abril de 2018. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Actualidad Taurina. Feria de Abril, Domingo de Resurrección en Sevilla y Madrid. Triunfos de Roca Rey y Puerta Grande de Álvaro Lorenzo en Las Ventas.

Retrospectiva: Faena de Paco Ojeda a “Dédalo” de Juan Pedro Domecq 30 años después, 15 de Abril de 1988.

Toros en Tlaxcala, Sábado de Gloria: 6 Felipe González, 6 para Miguel Villanueva, Raul Ponce de León y Rafaeillo, a hombros.

Indulto de Héctor Gutiérrez a “Izquierda de Oro” de D’Guadiana en la Plaza México.

La próxima emisión de @Taurinisimos será el próximo viernes 13 de Abril de 2018 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo