Archivo de la etiqueta: EL JULI

@Taurinisimos 149 – Plaza México, 5 de Febrero: LXXII Aniversario. Recuerdo Arturo Gilio, 1992.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del martes 6 de Febrero de 2018. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Actualidad Taurina.

Feria de la Candelaria, Encarnación de Díaz, Jalisco, 2018. Faenas de Fermín Espinosa “Armillita” a la corrida de La Estancia.

Plaza México Temporada Grande 2017-2018. LXXII Aniversario de la Monumental.

Corridas del 4 y 5 de Febrero.

Análisis Mano a Mano, Toros de Teófilo Gómez para El Juli y Sergio Flores. Faenas de El Juli al toro de Bernaldo de Quirós y Sergio Flores al toro de Santa María de Xalpa.

Análisis de la corrida del 5 de Febrero de 2018, toros de Jaral de Peñas para Jerónimo, Sebastián Castella, Joselito Adame y Roca Rey.

Recuerdo de Arturo Gilio, rabo de “Genovés” de De Santiago en el XLVI Aniversario de la Plaza, 5 de Febrero de 1992.

La próxima emisión de @Taurinisimos será el próximo viernes 16 de Febrero de 2018 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Anuncios

CARTELES: Plaza México, Temporada Grande 2017 – 2018, Segunda Parte – La Práctica Reincidente.

La oferta taurina en la Plaza México, ya instalada en la comodísima y reiterada programación, muestra la gestión como falta, ya no solo de taurinismo, sino de imaginación y, sobre todo, de categoría pues la actual administración está cerca de una gestión de Feria pero no de la altura de la historia e importancia de la Monumental México. Como dicen los americanos todo está hecho “in house” y cuidado de estar lejos del manto protector porque, como dijo el político aquel, es vivir en el error. Y en tal error, de no levantar este vuelo tan peligrosamente manejado, puede quedar la Afición por enésima vez.

Por: Luis Eduardo Maya Lora De SOL Y SOMBRA. Especial.

Sin Enrique Ponce. Sin José Tomás. Sin Manzanares.

Sí, con Juli y todo su andamiaje incluyendo a Su (lesa) Majestad, el Julipié.

El fierro viejo que tarde a tarde en La México consigue vender gracias a una Empresa que deja hacer y deja pasar, ya no digamos la combinación sino la confabulación del madrileño con Teófilo Gómez esa que de dos encierros a los que el madrileño enfrenta solo ha traído un toro bravo, “Abuelo” lidiado el 5 de febrero pasado al que no terminó de entender ni de cuajar.

Teniendo a Juli como base, arrastrando a Sergio Flores, quitando todo el sitio al toro, la segunda parte de la Temporada tiene como principio no mantener a la gente en la Plaza sino apostar a un muy relativo interés que no da seguimiento al mérito sino a la recomendación, al padrinazgo y, tristemente, al cacicazgo.

Por ello, los carteles son “in house”, anticipando disculpas por el chocante anglicismo.

Es decir, se vive dentro de la empresa o sus aliados, o se está en el error.

Por eso, tanta monotonía por eso tanta falta de imaginación, no puede haber inventiva donde de hay plantilla, troquel y plano. Si no, cuál es la razón de traer a Llaguno después del petardo del año pasado, lo mismo que a Garrido, Marín y Valadez. Tres nombres que dicen mucho menos que, por ejemplo, Urdiales, Ferrera, o Talavante.

Para ya no repetir los mencionados al principio.

Claro, al no encontrarse estos nombres, dijera Bardo de la Taurina, bajo el manto protector empresarial es impensable que la empresa logre innovar y, su conflicto de interés, dicta solo utilizar los recursos de casa, pagar sueldos de empleados en lugar de honorarios de profesionales taurinos. Es triste como hoy ver que la empresa no es creadora de ilusiones y concreciones taurinas, sino maquiladora de una muy simple puesta en escena.

Por ello sorprende como la omisión de no traer a Roca Rey ahora se intenta subsanar con dos corridas que son las dos más importantes, La Joya y Jaral de Peñas forzando la máquina por tercera ocasión en un mismo año. Qué habría sido de esta Temporada de haber tenido a Roca Rey en la parte anterior. Y qué será de Arturo Saldívar quien puede traer la respuesta y la válida oposición de un toreo de mayor imposición en todo aspecto.

No, se trajo a Valadez con Jaral. Ahora se le repite con Las Huertas.

Y una pena que la triunfadora de este año, Piedras Negras, sufra de nuevo la corta visión empresarial, claro, a cuenta de la Afición que esperaba la vuelta de la ganadería triunfadora.

Imposible.

Vivimos la época de una empresa baratera, de una empresa a la que no le alcanza, ya no solo lo presupuestario sino la cualidad de todo empresario taurino en la Plaza México: la creatividad, no mal entendida como la Corrida Guadalupana sino en el fundamento taurino.

Que de Algara a Herrerías (aunque Usted no lo crea) de Gaona a Curro Leal siempre ha marcado los mejores momentos de su administración. Vaya, ni el mínimo anuncio de algún homenaje a Juan Silveti Reynoso luego de su partida. No, no cabe el mínimo gesto de torería.

Y esto es lo que más nos preocupa

Esta administración no hace ningún esfuerzo por ofrecer lo que siempre ha sido la Temporada Grande, el muestrario mayor de lo más granado del toreo, eso que no es ni Garibay, ni José Adame (otra vez) ni Andy Cartagena y, mucho menos, Teófilo Gómez.

No obstante la aparición de Jerónimo de, mucha atención, Diego Sánchez no puede dejarse de lado que los dos triunfadores de la Temporada primaveral del año pasado, Barba y Silis no tienen cabida en carteles donde un torero como Luis David, en pleno tropezón, sin ya no digamos oreja, sin un paso firme y contundente en todo el año anterior en La México. O de Diego Silveti en la enésima oportunidad y de Macías de forma forzada, a cambio de no ver ya a “El Payo” sumido en una contrariedad alarmante.

Pesa la recomendación, no el mérito. De nuevo.

Y lo más grave. La omisión de las formas en la nueva empresa llega al extremo, tristemente reiterado, de borrar el cartel taurino, sepultar su tradición pictórica, su tradición artística y colocar en cambio la villamelona y simplona impresión de la foto, cuando la ilusión que encadena el arte pictórico respecto del espectáculo que se anuncia. Eliminar esto es mutilar una tradición.

Así las cosas.

El toro será el único que pueda poner el orden en un ambiente entreguista y poco reflexivo, un ambiente que no caminará si los encierros no se encuentran en la proporción de la categoría Plaza esa misma que ha sido mutilada por la agachona actitud de gente como Jesús Morales, el nombrado Juez, al que ya le preparemos el expediente administrativo correspondiente.

Las empresas taurinas en México bien pueden presumir de controlar autoridades a fin de no cumplir la mínima forma de tradición y de dominar voluntades que terminan en comparsa de la medianía.

Realmente esperamos, tal como su magnífica respuesta en años pasados y anteriormente esta misma Temporada (https://desolysombra.com/2017/12/26/comunicado-plaza-mexico-carteles-temporada-grande-2017-2018-segunda-parte/) sus comentarios a los carteles a continuación listados:

  1. DOMINGO 7de Enero: 6 Caparica, 6 para Jerónimo, Juan Pablo Llaguno y Antonio Lomelín hijo, que confirma alternativa;
  2. DOMINGO 14 de Enero: 6 Arroyo Zarco, 6 para Ignacio Garibay, José Garrido y Diego Sánchez, que confirma alternativa;
  3. DOMINGO 21 de Enero: 6 La Joya, 6 para Diego Silveti, Andrés Roca Rey y Luis David Adame;
  4. DOMINGO 28 de enero.- Toros de Fernando de la Mora para Juan Pablo Sánchez, Arturo Saldívar y Ginés Marín.
  5. DOMINGO 4 de Febrero, Primera Corrida del LXXII Aniversario: 6 Teófilo Gómez, 6 para Julián López “El Juli” y Sergio Flores, en Mano a Mano;
  6. LUNES 5 de Febrero: Corrida del LXXII Aniversario. 8 Jaral de Peñas, 8 para Sebastián Castella, Joselito Adame, Andrés Roca Rey y un triunfador (sic) y
  7. DOMINGO 11 de Febrero: Dos toros para rejones por designar para Andy Cartagena y 4 Jaral de Peñas, 4 para Arturo Macías y Leo Valadez.

Seguiremos atendiendo todos sus comentarios, con respeto y taurinismo, ya que solo la

Como lo dijimos hace un año, justamente, solo la Afición taurina puede devolver al espectáculo sus mejores virtudes.

Suerte para todos.

Twitter: @CaballoNegroII.

¡Dos mil baros! 

Por José Antonio Luna.

No es la manera más positiva de empezar el año, ni modo. Mis propósitos de ver la vida desde la perspectiva de lo bueno y lo optimista, se desploman en la primera semana. Buscaré las mejores escusas para decirlas a mi risoterapeuta, aunque ya sé la respuesta: “¡No te cuentes historias!”, me dirá enérgica en cuanto suelte yo la primera justificación. Pero, ¿qué hago?

Es que me puse a trinar en cuanto vi la lista de precios de los muy caros boletos para la corrida de Tlaxcala el día veinte, anunciando a El Juli y a Sergio Flores en mano a mano, para matar un encierro de Barralva. Los costos de las entradas para ver este entrenamiento de los dos espadas, previo al mano a mano que sostendrán en la Plaza México el próximo cuatro de febrero en una de las dos corridas del Aniversario, están poco menos que altísimos. Los precios van desde los dos mil pesos por una barrera de sombra a –mira tú que poca madre- quinientos pesos en sol general.

Tal vez me equivoque, pero creo que este es un estoconazo muy certero, para darle fin a la tauromaquia mexicana. Esa vieja señora que llegó con los toreros españoles que vinieron en el siglo diecinueve, porque lo de los toros que trajo el primo de Hernán Cortés a Atenco, no fue lo que realmente invitó a venir a la mujer.

O sea, valdrán gorro más de doscientos años de edad, desde Bernardo Gaviño a Antonio Lomelín, hijo, que confirmará alternativa este domingo, pasando por Cuatrodedos, Mazzantini y otros que la trajeron. Sin olvidarnos de los que la amaron incondicionales, toreros románticos y clásicos,  Ponciano, Antonio Fuentes, Machaquito, Bombita, Montes y su “Matajacas”, Gaona –me pongo de pie- y su plaza del Toreo, Belmonte que vino a torear para la dama mexicana; Vicente Segura, Juan Silveti y su dinastía, los Freg y los Liceaga, Pepe Ortiz el de la imaginación desbordada, Armillita y sus herederos y su “Nacarillo”, Carmelo y después Silverio, Balderas vestido de canario y luego, de pena negra,  Solórzano, Arruza y Manolete; Garza, El Soldado, Procuna, los Tres Mosqueteros con su D’Artagnan Paquito Ortíz, Joselito Huerta, Capetillo, Manolo, Eloy y Curro –que sea dicho de paso, se ensañaron con la vieja- El Pana y César Pastor, Valente, Manolito y Belmont, El Zapata, Angelino y muchos otros que no voy a nombrar por economía de tiempo y espacio, que me disculpen. Pasando también por Piedras Negras y San Mateo y Coaxamalucan y La Punta y Zacatepec Jesús Cabrera, Pastejé Santo Domingo y muchas más. A nuestra tauromaquia, ahora vieja y arrugada,  se le vio muy guapa en la plaza de San Pablo y en la Condesa, y en la devaluada Plaza México.

Ya lo hemos dicho, al toreo en México no lo matarán los antis ni los animalistas ni los políticos ignorantes, sino la mediocridad y los abusos de los propios taurinos. ¡Pero, qué listos todos los involucrados en la organización de este mano a mano!. ¿Habrá alguien tan bestia como para pagar dos mil merengues por ver un entrenamiento? Sí, seguro. ¿Habrá alguien que crea real esta competencia entre el viejo lobo de mar que es El Juli y Sergio Flores, que es muy buen torero, pero que no le da el currículo para ponerse al tú por tú con el maestro de Velilla de San Antonio? Sí, seguro. ¿Alguien creerá que entre estos dos toreros hay una rivalidad verdadera? ¿Habrá alguien que crea que los Barralvas van a salir con edad y pitacos como para validar la competencia de este ficticio mano a mano, sabiendo que los protagonistas tienen el gran compromiso a los quince días?

¡Dos mil baros!, me muerdo las uñas de ansiedad por ver las fotos de los felices asistentes.

@Taurinisimos 142 – Corrida Guadalupana: José Tomás, Manzanares y Sergio Flores @ La México.

Fotograma de José Tomás en el pase del desdén, aquí en @Taurinisimos.

Programa Especial de @Taurinisimos, @RadioTVMx del miércoles 13 de Noviembre de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada Grande 2017-2018.
Corrida Extraordinaria Guadalupana pro daminificados de los sismos de septiembre de este año.

Análisis completo, Toros de Distintas Ganaderías para Hermoso de Mendoza, José Tomás, El Juli, José María Manzanares, Joselito Adame, El Payo, Sergio Flores y Luis David Adame.

Faenas de Hermoso de Mendoza, Jose Adame, José Tomás, Sergio
Flores y Manzanares.

Clip: José Tomás en La México, 2017. Por Divisa Films.

La próxima emisión de @Taurinisimos será el próximo viernes 15 de Diciembre de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Opinión: Aportación a la teoría de la lidia

El Juli nos volvió a ver la cara de mensos y se llevo a cambio una carretada de Euros.

Por José Antonio Luna.

Oigan, pretender que los toreros hagan algo por nosotros, es como si los ratones quisieran que los gatos los ayudaran a escapar de sus garras. Somos los aficionados, los que debemos ya -¡urgente!- cambiar la estrategia y ponernos rigurosos, sin embargo, primero debemos avispar y percatarnos de la realidad. Las aficiones tienen el espectáculo que se merecen.

La corrida de los “teofilitos” marca los derroteros de cómo las figuras quieren dárnosla con queso. ¡Por piedad!, reflexionen, vean la torpeza, cantar oles a El Juli por la lidia de ese merenguito bobo hasta la desesperación, que embestía como si fuera de cuerda, sin el menor asomo de emoción, con la cabeza a media altura y saliendo de cada pase desparramando la vista, pero sin ganas de irse, para volver a embarcarse con la obediencia de un perro faldero, eso, es el apocalipsis de la tauromaquia. Así mismo, el mansurrón que se quedó mirando a Joselito Adame cuando el diestro cayó frente a él y no movió la leña un milímetro para obsequiarle un derrote, significa, en pocas y sencillas palabras, que ya nos cargó el carajo.

El Juli vino a la México a vernos la cara una vez más con una estafa monumental del tamaño de esa plaza, la más grande del mundo. A la bribonada, se sumaron su cómplice, el diestro comparsa que se llama José Guadalupe Adame, y los ganaderos de Teófilo Gómez, todos ellos capitanes generales, del movimiento antitaurino mexicano. La corrida fue un soberano despropósito y una vergüenza.

Dicen que entre sastres no se cobra la puntada, pero al cachondeo se suman algunos críticos con sus comentarios aduladores al pasmo de Velilla de San Antonio. Para empezar, es una afrenta a la ética que los cronistas escriban acerca de las virtudes de la faena de El Juli a los bobos animalitos jugados el domingo pasado. Despaciosidad y arte son palabras que en este caso sobran. Estoy de acuerdo, Julián López, es uno de los grandes protagonistas de la historia del toreo contemporáneo, diestro prodigioso, pero, eso, es en España, aquí, en México, desde aquel maravilloso berrendo con estampa de eralito llamado “Trojano”, de la ganadería de Montecristo, no ha dejado de pitorrearse de nosotros.

Lo grave está en querer defender lo indefendible, como la perla contenida en una entrevista que Rafael Cué hace a El Juli. Entre los dos aportan un descubrimiento genial a la teoría de la lidia, el de que, por ejemplo, los toros de la ganadería de Teófilo Gómez no son sosos, sino que tienen “la bravura muy detenida”. Cuando con el sobresalto adecuado vi y escuché el video que los amigos me mandaron –ignoro si el diálogo es reciente o no, pero da igual- me tiré al suelo de la risa. ¡Qué alguien me lo explique!, ¿cómo se puede mantener detenida la bravura de un toro encastado? Luego, masticando bien esta afirmación lapidaria contra el arte de bregar y matar a estoque toros con estampa de erales–capten el doble filo-, calculé las consecuencias y lloré amargamente. ¡Alarma, alarma, focos rojos, Houston, tenemos un problema!. Ese eufemismo, el de la “bravura muy detenida”, si se pone de moda, será el golpe de descabello que nos faltaba para que la tauromaquia mexicana le vea las patas a las mulitas.

Sé que con artículos como éste, nunca voy a destacar en sociedad, pero no me importa, elijo ser leal al toro y fiel a la verdad. También, sé que mi remate es vulgar y que algunos lectores escribirán criticando mi lenguaje y otros, los cercanos, me lo dirán cuando me vean, pero no me puedo contener, ustedes perdonen: “¿bravura detenida?”, ¡oigan, por favor, no mamen!

Publicado en Intolerancia

El “toro artista” y los  “cobardes” del tendido 

Toro de lidia. Foto 📸 Santiago Molina.

Por Luis E. Carvajal De SOL y SOMBRA.

La fatídica inauguración de la temporada 2017 – 2018 de La Plaza México suscitó una enardecida lucha en redes sociales y medios de comunicación entre taurinos y aficionados que debatían sobre la dureza de las críticas hacia la empresa y protagonistas del Domingo pasado.

Esta lucha sin sentido tiene dos vertientes. Por un lado existe el taurino “optimista” el que piensa que cualquier crítica a la fiesta de los toros le hace mal porque “¿Qué va a pensar el nuevo público?…Ya no va a querer volver con tanta negatividad”. Ese mismo taurino “optimista” que piensa que para rescatar a nuestra fiesta basta con vanagloriar los triunfos sin trascendencia y encumbrar a ganaderías y toreros que no han logrado unificar criterios sino dividir al tendido.

Por otro lado está el aficionado “pesimista” el que para los taurinos de la otra vertiente es un “reventador” por exigir un espectáculo digno con toreros que engradezcan su profesión y vuelvan a anunciarse con verdaderos toros de LIDIA con casta y bravura. Nada más alejado de dicho deseo son las aspiraciones de José Manuel Gómez ganadero de Teofilo Gómez que aboga como otros hierros por un “toro artista” el mismo que buscó sin descanso Don Juan Pedro Domecq que se ha transformado en reses sin casta y sin codicia ideales para el disfrute del matador en turno que termina en la mayoría de la osaciones por convertiste en “enfermero”. No hay que olvidar jamás que de la nobleza (necesaria para el toreo) a la sosería hay una línea muy delgada que lamentablemente parece no importarles.

Para colmo de males los principales portales y medios taurinos están encabezados por “comunicadores” hundidos en el servilismo y la alabanza buscando justificar lo injustificable con positivismo y en el peor de los casos atacando al aficionado que protesta la decadencia del espectáculo al grado de llamarles “cobardes” como hizo el Sr. Rafael Cué en su reciente columna del periódico “El Financiero”. No señor Cué cobarde es el que calla cuando le arrebatan lo que ama.

Me pregunto yo ¿Cómo se pretende volver a darle vida a la fiesta brava y vender al nuevo público un espectáculo en donde los animales que salen por toriles en los carteles de mayor expectación no imponen RESPETO sino pena, desaliento y disgusto? (OJO: en dichas corridas asiste la mayor cantidad de neófitos y posibles prospectos a aficionados)

En el toreo no todo es subjetividad. Me hice aficionado a los toros porque a la temprana edad de 8 años no había visto jamás un acontecimiento más épico, heroico y cercano a la muerte que un hombre plantado frente a un animal de 500 kilos desviando sus duras embestidas exponiéndose con una simple franela y reduciendo su acometividad con una estética indescriptible. Eso nos une a ambas vertientes y es el motivo de nuestra afición. Que no les engañen.

La fiesta no necesita luchas ni defensa. La fiesta necesita GRANDEZA. Un acontecimiento épico como es la fiesta de los toros debe venderse como tal, con toda su crudeza, esencia y su autenticidad. Solo de ésta manera los espectadores estaremos conscientes de su importancia y recuperarán el respeto que se merecen los protagonistas desde que suenan parches y metales hasta que las mulillas arrastren al último bravo animal que entregó su vida en el ruedo.

El aficionado a los toros debería vivir orgulloso por contribuir cada que pasa por la taquilla a la recreación y preservación de un rito milenario que no tiene comparación en el mundo, y contribuir con la supervivencia de una especie única tan seductora como mística, tan noble y tan fiera, y colaborar en la perpetuación de una de las manifestaciones culturales de mayor calado emocional en toda la historia de la humanidad.

No nos maten las ilusiones. No le quiten su esencia BRAVA a nuestra fiesta.

Twitter@luiscarvajal0

¿La Fiesta en Paz? Orígenes de una desviación

El Juli frente al tercer astado de su lote de la ganadería de Teófilo Gómez.

Después de lo acontecido el domingo pasado con el encierro de Teófilo Gómez, conviene recordar estas reflexiónes del Maestro Leonardo Páez en donde nos explica el desplazamiento de las bases éticas del toreo hacia la pretensión estética frente a un toro carente de nervio, justo como fueron los toros de la divisa queretana que saltaron al ruedo durante el festejo inaugural de la Temporada Grande 2017-2018.

Por Leonardo Paéz.

Quedó muy claro. La tradición taurina de México, con 490 años y exponentes internacionales de primer nivel a lo largo del siglo XX,  fue reducida a las expresiones de los diestros frente a un toro artista mexicano, ese que más que pelear sabe pasar dócil, suave y repetidor ante el torero, volviendo absolutamente prescindible la suerte de varas y convirtiéndose en dúctil cómplice del toreo bonito, no en el otro protagonista de un encuentro sacrificial menos disparejo.

Resulta gravísimo este desplazamiento de las bases éticas del toreo a la pretensión estética frente a un toro carente de nervio, de temperamento y de elocuente transmisión de peligro, el otro aspecto preocupante, ignorado por el coro de extasiados –empresas, ganaderos, toreros, crítica, autoridades y público– es la suerte que correrá la oferta del espectáculo taurino en México una vez que regresen a nuevamente a su país los diestros-marcas referenciales del nuevo chou tauromáquico.

Un espectáculo sin más emoción que el posturismo ante la toreabilidad comodona, la exaltación de la forma y disminución del fondo, con una acometividad predecible y colaboradora, no amenazante.

Las decadencias tampoco se improvisan.

Hace 24 años, en Guadalajara, Jalisco, a feliz iniciativa de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia, presidida entonces por el ganadero Jorge de Haro, se llevó a cabo del 21 al 24 de octubre de 1993 el Primer Congreso Mundial de Ganaderos de Lidia, con la participación de todos los países taurinos, excepto Venezuela y Francia.

Entre las ponencias llamó la atención la del ganadero español Juan Pedro Domecq Solís (1942-2011), a la sazón presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia, titulada El toro de lidia en su evolución, del toro de ayer al toro de hoy, por lo insólito de sus consideraciones y lo forzado de sus disyuntivas, desarrolladas desde la década de los 80.

Estableció conceptos como toro fiero y toro artista, afirmando que “el primero representa el concepto torista de la fiesta o la derivación de concepto de lucha. Con él se pretende que sea difícil el dominar al toro y que éste aporte de manera fundamental emoción en la lucha… toreo que podrán hacer los distintos toreros. pero que siempre tendrá una menor composición artística de la que puede hacerse con el toro artista… el toro fiero se defiende más y es más difícil de someter, porque le faltan algunos de los componentes necesarios para hacer que el toreo se transforme casi en una danza, en una verdadera expresión artística y estética”.

Juan Pedro Domecq definía al toro artista por tres cualidades fundamentales: fijeza, ritmo y entrega, y añadía: Necesita estar fijo ante su enemigo (sic) porque el torero tiene que abandonarse en su arte (sic) para poder dominarlo (sic); necesita tener ritmo porque el toreo se ha transformado en danza (sic); necesita tener entrega porque sin la arrancada entregada es imposible (sic) la quietud y la propia entrega del torero.

Ignacio García Villaseñor, ganadero del hierro mexicano de San Marcos, en esa ocasión tuvo el valor civil de advertir: Ahora se ha vuelto una fiesta de toreros, pero habrá que pugnar porque vuelva a ser de toros. Trabajamos muchos años para poder llevar a las plazas una corrida de toros digna para que malos taurinos y malos toreros la echen por la borda. No nos refugiemos en el toro artista para disfrazar la mansedumbre y diluir la casta. 

Los más ya se refugiaron.

Publicado en La Jornada.

Lunes @Taurinisimos 136 – El Juli y Adame, Temporada Grande 2017-2018. César Rincón en La México.

“El Juli” prepara el “julipié” esto y más en el lunes de @Taurinisimos.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del lunes 20 de Noviembre de 2017. Conducen Miriam Cardona (@MyRyCar) y Luis Eduardo Maya Lora (@CaballoNegroII)

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada Grande 2017-2018. Corrida Inaugural del Derecho de Apartado.

Análisis Toros de Teófilo Gómez para Julián López “El Juli” y Joselito Adame en Mano a Mano.

Clip: “Antes de Salirle al Toro” de @DivisaFilms.

Roca Rey Triunfa en Querétaro con Payo y cornada a Luis David Adame encierro de Montecristo.

Recuerdo de César Rincón en la Plaza México en la Regia Inauguración de la Temporada de Oro 1995-1996. Faena al toro “Ventanito” de Garfias en Noviembre de 1995, dos orejas.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo lunes 27 de Noviembre de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo