Archivo de la categoría: Ortega Cano

Ortega Cano hospitalizado por un problema cardíaco

Le llueve sobre mojado al Maestro Ortega Cano.

De S y S.
 ​

José Ortega Cano fue hospitalizado de un problema cardíaco informo mediante un comunicado la organización del festival taurino mexicano “El torero se viste de azul” en el que Ortega Cano iba a participar el próximo 15 de marzo.

La noticia, fue confirmada por ‘Cultoro’, y se produce después de que el viudo de Rocío Jurado estuviera la noche de este martes en el Foro de la Juventud Taurina.

El torero, de 63 años, se encuentra ingresado en el Hospital Universitario HM Montepríncipe de la capital madrileña y su situación se ha agravado en estas últimas horas. Su pareja, Ana María Aldón, ha asegurado que el torero “está tranquilo” y que los médicos “están valorando” su situación.

Ortega Cano ha sufrido problemas cardíacos durante los últimos años.

En 2013 fue intervenido con éxito de un cateterismo tras ingresar en 2010 en un hospital por insuficiencias cardíacas. Sus problemas de corazón también se acentuaron durante su estancia en la cárcel de Zuera, en Zaragoza, aunque el forense determinó que debía seguir en prisión.

Twitter @Twittaurino 

Anuncios

Ortega Cano: «El dolor y el sufrimiento de Morenito le hará un torero grande»

Por Iñigo Crespo.

José Ortega Cano asegura que «siempre admiré sus condiciones» y adelanta que «como me pasó a mí, tiene condiciones para romper en figura a los 10 años de alternativa».

Tan atento como siempre. Tan torero como acostumbra. Tan íntegro. Derrochando esa bondad contagiosa que le caracteriza. Así atendió el maestro José Ortega Cano, nuevo apoderado del torero burgalés Jesús Martínez ‘Morenito de Aranda’. Sin preámbulos, Ortega, ejemplo de torero hecho a sí mismo, paradigma de la pureza y del clasicismo, comenzó a dibujar las condiciones artísticas del ribereño: «El toreo necesita alguien como él».

Sin descomponer su estilo, hablando con la despaciosidad con la que toreaba, Ortega Cano explica las cualidades innatas del torero de Aranda de Duero: «Por encima de todo tiene una torería que es un valor añadido en estos tiempos». Y añade: «Posee variedad, el tiempo le ha dado oficio, conocimientos y su muletazo es largo y profundo». Con diez años de alternativa cumplidos en 2015, Morenito ya no es novedad en el escalafón, aspecto este favorable a juicio del nuevo apoderado: «El mejor ejemplo es el mío, que rompí en figura a los diez años. Morenito puede hacer lo mismo. No hay que mirar al pasado sino al futuro y demostrar que las condiciones artísticas de uno son para darlas a conocer todas las tardes y no de en vez cuando».

Ortega Cano no oculta que uno de los aspectos negativos que ha tenido Morenito hasta ahora ha sido «su falta de continuidad». Para el cartagenero, el futuro hay que afrontarlo muy mentalizado y sabiendo que en el toreo hay que apostar. «Su carrera debe tener continuidad y arrear todos los días hasta el extremo de saber que puede llegar un percance. A mí me ocurrió que el año que rompí en figura. Solo pude torear 50 tardes a pesar de tener firmadas 103. Sufrí tres cornadas y una fractura de muñeca en Huesca. Pero sabía que ese era el camino, aquí no se puede hacer el esfuerzo un día y contemporizar los demás».

Las carreras de Ortega Cano y Morenito se han cruzado en el momento oportuno. «Hace dos o tres años tuvimos conversaciones para apoderarle pero las circunstancias eran otras», reconoce el mentor. «Ahora es el momento. Hemos coincidido un par de veces en la finca de Victoriano del Río y nos hemos entendido muy fácil y muy bien. Hemos hablado mucho y creo que lo que necesita Morenito es estar tranquilo y pensar únicamente en el toro. De todo los demás nos ocuparemos nosotros».

Con respecto a lo que ha sido la trayectoria de Morenito de Aranda hasta la fecha, el apoderado reflexiona: «El año pasado fue muy duro para él a pesar de salir a hombros en Las Ventas un día y estar a punto de hacerlo la segunda tarde. Sufrió mucho. Pero la dureza y el sufrimiento las tiene que canalizar a su favor y estoy seguro que le harán ser un torero grande».
«Mi consejo personal es que debe estar tranquilo, centrado y pensado exclusivamente en el toro», asegura José Ortega Cano. «Yo tuve un apoderado que era Manolo Lozano que cuando tenía prisa me recordaba que mi carrera era de fondo. Eso mismo le he dicho a Morenito, que se preocupe exclusivamente por torear y por evolucionar que su carrera es de fondo y los aficionados le esperan porque tiene grandes condiciones».

Los planes se están rematando durante estos días. «Todos los contratos que no llegaron en 2015 pueden llegar en 2016», insiste Ortega Cano. «Si es capaz de estar tranquilo y mostrarse en plenitud delante del toro, la próxima temporada puede ser la suya», subraya antes de adelantar intenciones: «En principio tenemos que analizar algunos aspectos pero el objetivo es que toree dos o tres corridas pronto y luego entrar directamente en Valencia, Sevilla y Madrid. No tenemos nada cerrado pero creemos que podemos entrar en esas ferias».

Antes de cerrar el acuerdo con Morenito, Ortega asegura que habló con varios empresarios. «Telefoneé a Simón Casas, a Ramón Valencia y José Antonio Chopera. Los tres ponderaron a Morenito y entienden que es un torero para poder trabajar y para desarrollar un buen proyecto».

De inmediato, Ortega Cano y Morenito de Aranda comenzarán su andadura esta misma semana. «El miércoles tenemos previsto viajar a Andalucía para hacer campo y empezar a preparar el próximo año», admite el apoderado quien detalla: «Hemos preparado un toro para que lo toree en Albarreal».

El diestro cartagenero -afincado desde su niñez en la localidad madrileña de San Sebastián de los Reyes- expone una ilusión y una apreciación personal: «Morenito es un torero joven y con muchas cosas buenas. No voy a entrar en lo que ha podido ocurrir en su carrera hasta ahora, prefiero pensar en futuro. El apoderamiento ha caído muy bien en el toreo; la gente se ha alegrado mucho de esta vinculación y ahora debemos ser nosotros los que respondamos».

 

@Taurinisimos 55 – #CastellaenElPuerto. Manolo Martínez Novillero. Ponce en Mont de Marsan.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 31 de Julio de 2015. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y José González @JoseNinoG.

Actualidad Taurina. Análisis de #CastellaenelPuerto Cartel Taurino Encerrona, Agosto 2015. Previo Arturo Macias en Azpeitia.

Novilladas 2015, Plaza México. Faenas de Humberto Quevedo y Juan Pablo Herrera. Recuerdo de Nicolás Gutiérrez en Arroyo y 50 Aniversario de la presentación de Manolo Martínez como novillero en México. Faena a “Charro” de la Viuda de Franco en Junio de 1965.

Arturo Macías en España, previo a su presentación en Azpeitia. Faena de Ortega Cano a “Marquito” de Ana Romero, indulto 1994. Cortesía: 6Toros6, Guadalajara, Jalisco.

Miguel Ángel Perera en Roquetas del Mar y Faenas de Enrique Ponce en Mont de Marsan en Francia, salida a hombros.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 7 de Agosto de 2015 a las 7 de la noche (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

@RadioTVMx

6ª de la Feria de San Isidro en Madrid. El palco roba una oreja de ley a Joselito Adame en tarde de tullidos y de sobreros sin fin.

joselito adame

La fatal blandura de la noble corrida de La Palmosilla deparó un interminable espectáculo en el que solamente pudo triunfar el espada azteca aunque lo impidió la presidencia. Juan José Padilla, que no tuvo suerte ni su tarde, tuvo que matar dos sobreros tras ser devueltos los titulares y otro de los reemplazantes. Confirmó su alternativa Manuel Escribano que tampoco tuvo suerte. Los dos ejemplares más aprovechables del saldo cayeron en manos de Adame. Magnífico con su primer toro, dio una clamorosa vuelta al ruedo tras negarse el palco a dar una oreja pedida con absoluta mayoría. Bien con el sexto, perdió otro posible éxito por fallar demasiado con los aceros.

Por J.A. del Moral.

Madrid. Plaza de Las Ventas. Miércoles 14 de mayo de 2014. Sexta de feria. Tarde cálida sin viento con dos tercios de entrada.

Tres toros de La Palmosilla, bien presentados, nobles y faltos de fuerza en distintos grados. Ninguna tuvo el primero. Solo un poquito más el segundo que se apagó pronto. Por devolución del inválido tercero, soltaron un sobrero de Torrealta, muy cuajado y hondo que resultó muy noble. Por devolución del cuarto, un segundo sobrero de Sánchez Dalp, noble pero con muy poca fuerza. Por devolución del quinto, salió un tercer sobrero de La Rosaleda (¿) que

Juan José Padilla (celeste y oro): Pinchazo y estocada, silencio. Pinchazo, estocada tendida y cuatro descabellos, aviso y silencio.  

Confirmó la alternativa Manuel Escribano (corinto y oro): Buena estocada, aplausos. Estocada defectuosa, silencio.

Joselito Adame (nazareno y oro): Buena estocada, petición mayoritaria de oreja que el palco denegó sin razón por injusticia manifiesta e incumplimiento del reglamento y clamorosa vuelta al ruedo con posterior bronca a la presidencia. Dos pinchazos, estocada y dos descabellos, aviso y silencio.

Antes de comentar la corrida de ayer, merece la pena referirnos al magnífico corridón de Parladé lidiado en la tarde anterior, propiedad de Juan Pedro Domecq IV. Biznieto de don Juan Pedro Domecq Núñez de Villavicencio, nieto de don Juan Pedro Domecq Díez e hijo de don Juan Pedro Domecq Solís.  La saga ganadera más importante y trascendental de la historia por encima de cualquier contingencia por mala que haya sido. Sin ir más lejos, la desastrosa corrida de la última feria de Sevilla.

Conozco a Juan Pedrito, el actual, desde que era muy niño por mi amistad con su padre a quien conocí desde que éramos muy jóvenes. Recuerdo que fue en el Parador Nacional de Bailén. Juan Pedro y su hermano Fernando acompañaban a su padre para ver lidiar una corrida de ellos en Linares en la que actuaba Antonio Ordóñez. Yo estaba con mi padre. Almorzábamos muy cerca. Y Fernando se acercó a nosotros para preguntarnos la hora del comienzo del festejo. Y de ahí partió un mutuo afecto. Juan Pedrito siempre mostró un gran interés por la ganadería familiar y por el toreo en general.

Gran aficionado desde que nació y, por el desgraciado accidente mortal de su padre, último responsable del original encaste más prolífico que haya existido. Mientras le llegó la hora de hacerse cargo de todo, se dedicó a criar una ganadería de la misma procedencia  a que la llamaron Parladé cuya finca está en Portugal, cerca de la frontera de Olivenza. Y con ella empezó Juan Pedrito a hacer sus más particulares experimentos. Hace poco le escuché decir que quería que sus toros tuvieran más casta y, en correspondencia, más fuerza. Bueno, pues ya vimos antier que lo está consiguiendo. ¡Enhorabuena¡

La corrida de ayer, de La Palmosilla, como tantas y tantas, procede de la de Juan Pedro con algún cruce de Osborne. Veremos qué nos trajo este año a Madrid. La van a lidiar tres toreros en distinto agraz. Juan José Padilla no ha logrado triunfar en Las Ventas desde que reapareció tras su terrible percance de Zaragoza. En Sevilla le vimos bien sin necesidad de recurrir a ninguna payasada. Que siga así aunque últimamente acaba de decir que “hay que dar a los públicos lo que quieran”. Pero claro, si lo que quieren es manifestar su incondicional entusiasmo con el héroe permitiéndole y hasta aplaudiéndole toda clase de excentricidades, muchas de ellas de muy mal gusto, ¿qué quieren que les diga? Que en el toreo y en casi todo siempre estuve en contra de las chabacanerías. Ayer anduvo moderado aunque sin suerte alguna con sus toros. El segundo actuante, Manuel Escribano, le quedaba conquistar Madrid y lo intentó sin suerte en su muy tardía confirmación de alternativa. Dios no le ayudo aunque lo merecía y se lo ha ganado en la nueva etapa de su carrera. Y el tercero, el mexicano Joselito Adame, su eclosión en todas las ferias españolas se debe a su éxito en el último San Isidro. Siguió  la racha aunque el año pasado no pudo salir a hombros por fallar a espadas y ayer le robaron una oreja a mano armada por el palco.

Fue Manuel Escribano quien actuó por delante como corresponde a los que reciben o confirman la alternativa. Como todas las tardes, recibió al primer toro arrodillado frente a la puerta de chiqueros. El toro salió distraído y, al embestirle, por muy poco se lo lleva por delante. Muy suelto el toro después. Derribó con estrépito al tropezar con el caballo sin estar colocado y se fue de naja. Le pegaron poco y mal en el segundo encuentro, esta vez muy bien guiado por Escribano, y se enceló en el peto. Antes ya había perdido las manos. Y de esta segunda y larga agresión, salió hecho polvo. A los madrileños les gustó que Escribano banderilleara. Se cayó el animal tras el primer par. De dentro afuera puso el segundo. El tercero citando sentado en el estribo para quebrar por dentro con gran exposición. Fue muy aplaudido. La ceremonia del doctorado duró lo suyo. Y el matador brindó a alguien que le estaba viendo por televisión. Tres ayudados por alto a pies juntos arrancaron la faena. Los tomó el toro descompuesto y, al tomar otro por bajo, perdió de nuevo las manos. Había quedado casi inservible. Pero en este casi,  Escribano casi lo pasó con la mano derecha y al dar el segundo natural, volvió el toro a claudicar. Los del 7 ya habían empezado la murga y no mereció la pena seguir. Lo mató muy bien y le aplaudieron.

Nunca había visto apadrinar a Juan José Padilla que mató el segundo de la tarde. Un colorao bien puesto. Padilla lo paró a pies juntos con muy ceñidos delantales y media saliendo el toro suelto. Cumplió con el caballo defendiéndose aliviándole el castigo. Bien colocado como antes, bastó un picotazo. Y, cómo no, pitaron los del 7. La suerte de varas no puede ser un matatoros y ha de administrarse según la fuerza que tengan por puro sentido común. Vistoso fue el quite de Joselito Adame. Como vistosos los pares de Padilla. El primero al salto. Una licencia que a mí no me va. Pero bueno. El segundo de poder a poder tras adornarse con moderación. Lo que celebro. Y el tercero arrancando desde el estribo sin mayores alegrías. Brindó a su gran amigo Adolfo Suarez Illana que fue ovacionado largamente. Noble el burel, pero apagado por su escasa fuerza. Padilla espació mucho cada intento muletero y hasta cada pase que en su mayoría no fueron limpios por derrotar el toro por arriba al final de sus viajes. Muy tesonero el jerezano. Hay que matar, Juan José. No pasa nada. Pero siguió y resultó desarmado. Se tiró a matar a lo kamikace y pinchó.

Recuperada la antigüedad para el orden de lidia, Padilla mató al cuarto y Escribano el quinto. Padilla encaró un coniabierto astifino muy desagradable. Lo paró enseguida con lances por bajo, el toro perdió comba y salió suelto dos veces seguidas. Pero metió la cara en el capote de bregar. Padilla encargó a un peón que le dijera al picador que no le pegara y, aunque obedeció, el morlaco rodó por la arena. En vista de lo cual, fue devuelto a los corrales. Soltaron un sobrero de Sánchez Dalp. Imponente por muy veleto y noble pero también falto de fuerza. Veremos. Fue picado de inmediato y con mimos. Ni por esas. Frustrado quite de Escribano. Estaba visto. Y más que visto para banderillear Padilla. Para disimular, ofreció palos a Escribano. Les salió medio bien el dueto. Y el toro pareció irse arriba. Padilla brindó a S A R la Infanta Elena que estaba muy discretamente sentada en una barrera. Fue muy aplaudida. También Padilla tras cuajar una ronda con la derecha de rodillas. Luego, ya en pie, resultó desarmado. El toro embistió muy cabeceante. Mucho había que templar y aquietarse para encontrar remedio. Pero eso solo lo consiguen los elegidos. ¿Uno, dos, tres…? Alto ahí. Ni uno más. Padilla es un reconocidísimo héroe del toreo. Pero en absoluto un elegido. Volvió a pinchar y se hartó de descabellar. Comprendo el disgusto. Desde su tremenda desgracia, en la única plaza que no ha tenido suerte ha sido en esta de Las Ventas.

El tercero fue para Joselito Adame. Mucha cara y poco cuerpo el tercero. Bien con el capote por suaves verónicas y media en su saludo que realizó casi en los medios. No aguantó la primera vara, se derrumbó. Mientras le señalaron la segunda empezó el tango en los tendidos y el inválido fue devuelto. En su lugar salió un sobrero de Torrealta con casi 600 kilos sobre los lomos. Gordo, hondo, muy enmorrillado, negro bragado y con cara no desagradable.  Adame ganó terreno al toro en cada lance que pegó. Bien. Se defendió mucho el toro en la primera vara. Y sin quitar, el segundo que tomó tardeando mucho e impetuoso aunque también defendiéndose. Galopó calamocheando en banderillas. Bien los peones. ¿Valdrá o no valdrá en la muleta?  Valió, vaya si valió. Buenos doblones y el de pecho limpio. Parece que va a valer. Lo dejó en los medios y lo citó con la derecha a media distancia logrando redondos encadenados con son en dos tandas de creciente factura. Naturales frontales de menor a mayor temple y acople. Adame cogió muy pronto y bien el aire al burel. Excelentes los remates de pecho. Apuró distancias  y ligazón con la derecha, incluso tras rajarse el animal. Angustioso arrimón y desplante desafiante. ¿Quién dijo que no me gusta Adame? Ayer si y mucho con este buen toro que exprimió como a un limón. Aviso antes de perfilarse para entrar a matar. Gran estocada, le pidieron las dos orejas. Increíblemente el presidente no le dio ninguna. Para matarlo. No hay derecho a robar un triunfo tan cabal. Adame dio una merecidísima vuelta al ruedo. Desde aquí pido la destitución del caballero.

El quinto como ya he dicho fue para Escribano por más antiguo que Adame.  Otra larga de rodillas frente a toriles de Escribano. Esta le salió mejor. Templados lances. Noble el toro. Y otro sin fuerza. Corrida de tullidos. Una pena porque todos tuvieron calidad. Se picó de trámite como a casi todos. Y en dos encuentros. Ridículo el rigor reglamentarista. Otro al corral y tercer sobrero de La Rosaleda. Muy señores míos. Ni idea de su procedencia. Bastante bonito. No dio su larga a porta gayola pero sí buenos lances en el saludo.  Derribó en el primer encuentro y medio soportó el segundo. Adame quitó por gaoneras tropezadillas. Y otro más que discreto aunque premioso duetto en banderillas con el toro ya bastante parado. Lo ganó Escribano con un violín al quiebro. Brindó a Padilla. “Ni se muere padre ni cenamos…” La premiosidad continuó en la faena. Escribano quería pero el toro no. Pausas y paseos para ver si el toro resucitaba como Lázaro. Simples amagos del animal. Escribano, pesadísimo y finalmente desolado, decidió matar. Lo consiguió de un sopapo.

Y para terminar, por fin el sexto para Adame. Levábamos más de dos horas y media de corrida y muchos espectadores abandonaron los tendidos. Larga de rodillas junto a tablas. El toro pasó como la bala en un disparo. Pero en los medios se dejó templar una barbaridad por Adame en lentas verónicas. Bravo en el caballo pero,  como sus hermanos, falto de fuerza. ¡Otro sobrero no, por favor¡ Gracias por librarnos, señor presidente. Muchos llamaban por teléfono a los restaurantes para decir que no irían o que llegarían tarde. Se fue arriba en banderillas, Adame también brindó a La Infanta Elena. Muchas más palmas que pitos. Estatuarios espeluznantes y de pecho zurdo en los medios. Así empezó la faena el mexicano. Muy bien otra vez por redondos y de pecho tras cambiar de mano en dos tandas. Naturales de uno en uno de buena factura. Más con la derecha metido entre los pitones y tirando del toro porque ya no quería ir. Soberbio otra vez. Pero pinchó. Gran ovación antes de entrar a matar otra vez. Y otro pinchazo hondo. Otro más, estocada y varios descabellos… Esta vez el presidente se quedó con las ganas de negarle otra oreja.

Via: http://www.detorosenlibertad.com/?p=45504

Ortega Cano, con respeto.

20140506-114020 p.m..jpg

LE HE visto lidiar toros veletos de 600 kilos. Se ha jugado la vida entre los pitones astifinos y las aterradoras embestidas. Su cuerpo es un mapa cosido a cogidas. Los aficionados recuerdan la de Zaragoza. Vicente Zabala, el mejor crítico taurino del siglo XX, me explicó la de Cartagena de Indias que se desgarró en la voz de Rocío Jurado. Fue espeluznante.

La profesión de Ortega Cano, la de matador de toros, no se merece la cuchufleta o el escarnio. Un respeto. Un respeto para uno de los toreros grandes del último medio siglo. Fue un prodigio de arte y valor sobre el albero de los ruedos de España y de América.

En algunos programas del corazón se trata a Ortega Cano como al famosete de turno, el del bálano embravecido y la estúpida sonrisa. Sobre los hombros de Ortega Cano se albrician treinta años de seriedad y triunfos. Tuve la satisfacción de entregarle el trofeo de triunfador de la corrida de la Prensa cuando presidía yo por decisión de mis compañeros la Asociación.

Por supuesto que no voy a cuestionar las sentencias judiciales, que se acatan y se cumplen. En este caso hay además una familia devastada que sufre y que merece todo el respaldo y toda la compasión. Pero eso no quita para respetar al torero como su vida profesional se merece. En un libro excelente, Ortega Cano al natural, Domingo Beltrán presenta al diestro como un hombre sencillo y auténtico. Admiré siempre su seriedad y la deferencia con que hablaba de sus compañeros. No se merece Ortega Cano las invectivas y los desprecios que está recibiendo, entre otras cosas porque nadie está libre de un accidente de tráfico con culpabilidad o sin ella.

A su edad, ya avanzada, el gran torero está pagando en la cárcel, por decisión judicial, la deuda que contrajo con la sociedad. Son innumerables los aficionados a los toros que están deseando verle en libertad y que recuerdan ahora sus naturales profundos, las fulminantes estocadas recibiendo, la variedad de los lances con su capote prodigioso. Yo le he visto hacer el galleo del bú y deslumbrantes quites por chicuelinas y tafalleras.

El toro de Rafael Morales -«es la noble cabeza negra pena, que en dos furias se encuentra rematada, donde suena un rumor de sangre airada, y hay un oscuro llanto que no suena»- el toro de Morales le ha malherido en otros ruedos. Pero esta vez ha sido una oscura herida del alma que no cicatrizará.

Luis María Anson es académico de la RAE.

Vía: http://www.elmundo.es/opinion/2014/05/05/5367e27c268e3e96038b457b.html

Ortega Cano ha sido operado de un cateterismo.

20131227-012515 p.m..jpg

De SOL y SOMBRA.

Después de una semana de especulaciones, esta mañana Jose Ortega Cano ha ingresado en la clínica Ruber Internacional para someterse a un cateterismo.

Según las informaciones Ortega Cano ha ingresado en la clínica antes de las 7 de la mañana y la intervención ha comenzado a las 10 de la mañana. El torero está acompañado por su hija Gloria Camila, su cuñado Aniceto y su hermano Paco. El cirujano que le ha operado es Carlos Macaya, un médico considerado una eminencia en el mundo de los cardiologos.

Si la operación estaba programada para el mes de marzo, ¿a qué se debe éste adelanto? Con esta operación, el torero no conseguiría retrasar su ingreso en prisión que estaba previsto para este mismo viernes.

El cardiólogo Doctor Novoa asegura que se puede ingresar en la cárcel con un marcapasos y no bloquería su entrada en la cárcel: “No es una intervención complicada, no necesita anestesia general, sólo sedación. Si su corazón funciona bien no tiene por qué retrasar su ingreso”. El cardiologo asegura que “con un marcapasos puede hacer vida en prisión”.

El pasado 13 de diciembre la Audiencia de Sevilla ratificaba la sentencia de dos años y seis meses de prisión por el accidente de tráfico que le costó la vida a Carlos Parra.

Además esta misma mañana se han presentado los escritos de acusación en los que se piden 8 años de prisión para su hijo, Jose Fernando.

Via: http://www.telecinco.es/elprogramadeanarosa/2013/diciembre/27-12-2013/Jose-Ortega-Cano-Ruber-Internacional_0_1723050073.html

Ortega Cano se derrumba en su entrevista para Antena 3.

Tiempos de rosas, ya pasados para el Maestro.
Tiempos de rosas, ya pasados para el Maestro.

El torero, que ha sido condenado a dos años y 6 meses de prisión tras el accidente de tráfico que sufrió y en el que falleció Carlos Parra, habla con Nacho Abad para la cadena este martes en late night. Ademásemos de proclamar su inocencia, llora al hablar de la situación de su hijo José Fernando, también en prisión por el robo con violencia en un prostíbulo.

De SOL y SOMBRA.

“Era una noche muy orcura, una noche muy triste. Recuerdo todo. Desde que salí de Castilblanco de los Arroyos, llevaba a mi hija a casa de unos amigos. Estaba un poco cansado porque había sido un día de mucho calor, pero iba a llevar a mi hija. ¿Cómo yo iba a beber?”.

Así relata en primera persona el diestro José Ortega Cano todo lo que ocurrió antes de su fatídico accidente de tráfico en el que falleció Carlos Parra y por el que ha sido condenado a dos años y seis meses de prisión, tal y como informa la web de Antena 3.

El torero, en su primera entrevista en televisión, se defiende de muchas acusaciones entre otras de haber conducido bajo los efectos del alcohol. “Lo digo con toda honradez y por mi alma, que ese día no bebí. No he cometido un asesinato. He tenido un accidente con un coche y quiero que quede bien claro. ¿Cómo pueden pensar que yo quiero matar a una persona?”. Ortega Cano se sincera y sobre la trágica muerte de Carlos Parra.

“Yo me quería morir, lo digo con toda sinceridad y que España entera lo sepa. Hubiera dado mi vida antes que la de él y lo lamento profundamente. Rezo todas las noches por él”. Sobre las personas que le acusaron en el juicio de estar borracho, Ortega Cano les acusa de mentir. “Mintieron como dos bellacos. Estaban pagados por alguien y no solo ellos, alguno más también y se sabrá”.

El torero madrileño se derrumba, además, cuando habla de su hijo José Fernando. “No quiere llamarme, pero Gloria me ha dicho esta mañana que José va a cambiar de vida y que quiere estar conmigo. No puedo verlo por televisión porque me rompo en mil pedazos. No es la imagen que han vendido de él. Es muy buena persona”.

Vía: http://www.vertele.com/noticias/ortega-cano-se-derrumba-en-su-entrevista-para-antena-3/