Archivo de la categoría: Novillos

La bravura es la esencia

Foto Ángel Sainos.

Por Jaime OAXACA.

Como colofón de una novillada en Huamantla, el sábado pasado, salieron al tercio los ganaderos Antonio y Vicente De Haro. El público, emocionado por la bravura de los novillos que se lidiaron, les gritaba que salieran al ruedo a saludar. Una vez que lo hicieron les pedían que dieran la vuelta al redondel, Toño y Chente, prefirieron no hacerlo. Sin alardes, en el tercio, recibieron la ovación del público y se taparon.

Además de buenos ganaderos, mostraron categoría.Todo mundo sabe que existen algunos ganaderos rufianes, quienes sin vergüenza y sin merecimiento alguno, saludan en el tercio y hasta se dan la vuelta al ruedo. Esos tramposos hacen el ridículo, se ríen de ellos a sus espaldas; sin embargo, les dan coba y los felicitan, los pobres se sienten hechos a mano.

Mucha diferencia con los hermanos De Haro.

La bravura está tan escasa en las plazas de toros que cuando sale al ruedo, los asistentes la agradecen y, por supuesto, la disfrutan, el peligro está latente a cada momento, hay emoción en el ruedo. Los aficionados van a las plazas de toros a emocionarse.

Los propietarios de De Haro, ganadería tlaxcalteca fundada en 1966 que lidia con la divisa tabaco y oro, mandaron siete novillos; unos más que otros, todos fueron bravos, destacaron el segundo, quinto y séptimo, le dieron arrastre lento al quinto y séptimo, al juez se le escapó el segundo. Por lo menos, seis fueron ovacionados en el arrastre.

Las cornamentas no fueron aparatosas, más bien capachitas, a cambio, todas astifinas, daba la impresión que no les dieron coba. Quitando al primero, el resto con trapío suficiente.

Los novilleros no se acordaron, nadie se los aconsejo, que podían poner a su novillo lejos del caballo para que luciera la suerte de varas; en la reunión al caballo casi todos los bureles metieron la cabeza abajo del estribo. Hubo un par de tumbos a los picadores, salió lesionado de una pierna el picador Alejandro Martínez. Todos los novillos terminaron con sangre hasta la pezuña, por ahí apareció más de una puya leona, al parecer nadie revisa el tamaño de las puyas y se dice que cada picador lleva la suya.

Siete chavales fueron los afortunados al sentirse toreros: Sebastián Palomo, José Mari Macías, Santiago Romero, Gerardo Sánchez, Eduardo Domínguez, Julio Ricaute (ecuatoriano) y Alan Corona.

Todos los novilleros salieron a jugársela, están en el proceso de aprendizaje, de tal forma que los bureles estuvieron por encima de los toreros. Hubo algunos premios que concedió el juez, éste debería tomar en cuenta la colocación de la espada. El aspirante a banderillero Carlos Martell, salió tres veces a saludar al tercio.

Antonio de Haro definió como buenos sus novillos, cuando le pregunté qué quería decir, dijo que “fueron bravos, prontos, emotivos en la embestida”.

Vicente, por su parte se dijo encantado: “de los siete novillos, ninguno rajado, buenos cuatro o cinco”. 

El ganadero destacó el manejo del ganado: “En Apizaco llevamos unos novillos hace cuatro meses, la plaza llevaba seis meses sin usarse, había yerbas, moscos, y en una noche se llevó la trampa a los toros. Los imprevistos como que el toro no durmió, que le dio chorrillo, que se deshidrato y esas cosas, hacen que se pierdan los toros buenos, el trato de los animales es importantísimo. Para (la novillada de) hoy, los toros se embarcaron a la 1 de la tarde, comieron y bebieron bien, eso influyó para el buen comportamiento”.

La gente no salió toreando de la plaza porque cuando los toros dan sensación de peligro, es mejor dejárselos a los profesionales. Los comentarios eran halagüeños, coincidían en lo brava que había salido la novillada, una reconciliación con la tauromaquia.

La bravura es la esencia.

Fuente: El Popular 

Anuncios

@Taurinisimos 95 – PREVIO Corridas Aniversario LXXI @ La México. Invitado @FiesPaz.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 3 de Febrero de 2017. Conducen Miriam Cardona (@MyRyCar) y Luis Eduardo Maya Lora (@CaballoNegroII).

Producción: Miguel Ramos
Operación: Abraham Romero

Invitado: Leonardo Páez (@FiesPaz)

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada Grande 2016 – 2017. LXXI Aniversario de la Monumental.

Análisis Previo Corridas de Aniversario:

6 Toros, 6 de Fernando de la Mora para “Zotoluco” que se despide y Enrique Ponce.

6 Toros, 6 de Teófilo Gómez para Morante de la Puebla, “El Juli” y Luis David Adame que confirma la alternativa.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 10 de Febrero de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinisimo

@Taurinisimos 87 – PREVIO José Julián Llaguno vuelve a La México – Entrevista @JoseMaPastor12.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 25 de Noviembre de 2016. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y Miguel Ramos.

Segunda Temporada, Tercer Programa.

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada Grande 2016- 2017. Análisis novilladas y tercera y cuarta corridas.

Análisis Corridas, 6 José Julián Llaguno, 6 para Arturo Saldívar, Juan Pablo Llaguno y Ginés Marín que confirma; 6 El Vergel, 6 para Fermín Rivera, Sergio Flores y José Garrido que confirma.

Entrevista con José Miguel Llaguno, ganadero de reses bravas.

Faenas de Fermín Rivera y Arturo Saldívar en FENAPO 2016.

Novilladas Finales, entrevista con José María Pastor desde Aguascalientes triunfador del Certamen “Soñadores de Gloria”

Recuerdo de José Julián Llaguno Indulto del toro “Abarrotero” de Mariano Ramos en 1974, Plaza México.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 26 de Noviembre de 2016 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

De Santiago, triunfador de Soñadores de Gloria

Por Natalia Pescador.

Ricardo de Santiago, novillero potosino, fue designado como el triunfador de los Duelos Taurinos –sin picadores– de Soñadores de Gloria en la Plaza México, gracias a su buena labor durante las dos novilladas en las que actuó como alumno de la Escuela Taurina Potosina de las Artes y la Cultura. Pese a no cortar las orejas, De Santiago está convencido que el dejar huella en el Coso de Insurgentes impulsará su carrera profesional.

“Fue una tarde muy importante, una de las cosas más bonitas en mi vida ha sido pisar el ruedo de la Plaza México, aquí se escucha el olé más largo, más profundo, y aunque no salgas con las orejas, aquí puedes triunfar cuando te expresas con el alma, con sentimiento, cuando llegas a esa conjunción, has logrado avanzar. La tarde del domingo logré dos faenas muy distintas, cada una tuvo su sello propio, y esa es de las cosas que me dejan el alma y el cuerpo satisfechos”, expresó el novillero en entrevista a NTR.

En Ricardo de Santiago se comienza a fraguar la figura de un torero que puede llegar lejos, tiene sobriedad, clase, pero sobre todo, ideas claras, conoce el terreno que pisa, sabe cuando un toro requiere del valor, y cuando es necesario mandar y templar. Sin duda, su futuro es prometedor y Soñadores de Gloria se ha convertido en la catapulta que le abrirá las puertas en la continuidad de su formación profesional.

“Convertirme en el triunfador de una apuesta por hacer novilladas sin caballos en México, es algo que aún no asimilo, sobre todo porque todos mis compañeros mostraron un gran nivel, un nivel muy alto. Es importante para mí formar parte ya de la historia, de un parteaguas para apoyar a los novilleros sin caballos; tengo un sentimiento grato por saber que mi trabajo y esfuerzo ha rendido frutos, porque todo lo he hecho siempre con pasión, con sacrificio, es una enseñanza de mi padre, que todo lo que haga en la vida siempre lo haga con pasión para que tenga sentido”, expresó.

Agregó, que aunque las orejas sean importantes y formen parte de las estadísticas, muchas de las veces es necesario encontrar esa conexión con la afición, porque “tienes como torero transmitir sentimiento y profundidad, que las cosas no queden sólo en el triunfo de Puerta Grande, todo debe formar parte de un mismo objetivo que es tocar el corazón del aficionado, tocar el alma con lo que tu haces en el ruedo, es lo más bonito que puede existir”, aseguró.

Por último, Ricardo de Santiago, quien en los últimos años ha tenido una fuerte preparación en España, compartió que ha sido una experiencia que le ha servido en su formación “pues ha sido un sacrificio grande despegarse de la familia, dejar todo, y estar lejos de casa por conseguir y apostar por un sueño. Te enfrentas a muchas cosas, difíciles en su mayoría, pero cuando uno se pone el vestido de luces y llegas a una plaza, sabes que ha valido la pena, ese es el momento más feliz porque se ve todo el trabajo recorrido, y es cuando más pleno te sientes”, concluyó el novillero que estará unos meses más en nuestro país continuando con su formación profesional, a la espera que sea en 2017 cuando llegue su debut con caballos.

Fuente: NTR

La Fiesta está viva: A seguir soñando

Por Rafael Cué.

La primera apuesta de Tauroplaza Méxicofue el concurso novilleril Soñadores de Gloria; incluyó novilladas sin picadores, festejos donde se programó a los principiantes de la novillería ante astados que durante su lidia no fueron picados, hecho común en España y prácticamente en desuso en nuestro país. El aficionado recibió con buenos ojos esta innovación, aunque hay que decirlo, pese a lo accesible de las entradas, no cumplió con su parte como se esperaba asistiendo a la plaza.


Los resultados fueron alentadores, vimos lidiarse ganaderías no habituales (en Insurgentes) que han levantado la mano para tener un lugar dentro de las temporadas. Las novilladas no son sólo para promover toreros, sino también para que la afición, empresas y profesionales descubran hierros que pasan por buen momento y que merecen un lugar en las corridas de toros.

La cosecha de toreros interesantes en los festejos sin picadores fue abundante, alternaron nacionales con extranjeros, y fueron los mexicanos quienes en verdad aprovecharon la oportunidad, dejando ver su potencial taurino en esa incipiente etapa de búsqueda por convertirse en figuras del toreo.

Juan Pedro Llaguno, Miguel Aguilar e Isaac Fonseca destacaron y tienen futuro por sus enormes cualidades, ellos asumen el compromiso de vivir en cuerpo y alma para el toro. El camino es claro, duro, lleno de sacrificios, sangre y sin duda, gloria.

Ricardo de Santiago, del estado de San Luis Potosí, resultó el triunfador de este interesante y fructífero ejercicio taurino; personalidad, intuición y muy buen concepto tiene este joven torero. A su temprana edad tienen que asumir la responsabilidad de saberse con condiciones, de saber que existe interés por parte de las empresas y profesionales para que surjan nuevos toreros. El tendrá el apoyo, tentaderos, novilladas y el afán de pronto convertirse en un nombre que interese a los tendidos; se ha hecho acreedor a importantes apoyos, como un juego de espadas donado por el matador Andrés Roca Rey, el peruano sensación a nivel mundial, que por cierto torea este domingo 27 en la Monumental de Monterrey, a beneficio del movimiento Tauromaquia Mexicana, para la defensa y promoción de la fiesta brava. Aprovecho e invito a apoyar llenando el coso, a toda la afición norteña, pues se despide El Zotoluco y cierra el estupendo cartel la nueva figura nacional, Joselito Adame, ante toros de Begoña y San Miguel de Mimiahuapan. Es momento de unión y apoyo en contra de los ataques antitaurinos por parte de políticos oportunistas, incultos y poco capaces de entender al país para el que trabajan.

Volviendo a los premios, la rejoneadora Mónica Serrano donará un vestido de torear nuevo; estoy seguro que los ganaderos se volcarán invitando no sólo a Ricardo, sino también a Juan Pedro, a Miguel y a Isaac, porque aquí tenemos un póquer de toreros de altos vuelos.

Participaron 12 novilleros, cuatro de ellos destacaron; el porcentaje es realmente bueno y esperanzador. En estos cuatro nombres podemos tener una generación de toreros interesantes que despierten la pasión y hagan regresar al público a los tendidos. En cuanto al ganado, los encierros de La Antigua y el de Las Huertas, que llevaban muchos años sin lidiar en la Plaza México, han dejado un grato sabor y deben ser incluidos en el portafolio de empresas y apoderados para corridas de toros. Debutó también el hierro tlaxcalteca de Santo Tomás, sexta generación ganadera de nuestro país, y lo hizo con éxito.

Dentro de esta renovación hecha porTauroplaza México, la primera apuesta ha resultado ganadora. Contamos con toreros jóvenes, frescos y capaces.

Para rematar estas líneas, con gusto les informo que la empresa capitalina, en pronta respuesta a lo que el aficionado ha expresado, lanza para este próximo fin de semana una atractiva promoción para disfrutar de dos carteles interesantes: en la compra de un boleto para la llamativa corrida del sábado 26 (Arturo Saldívar, Juan Pablo Llaguno y la confirmación del fino sevillano Ginés Marín, ante toros de José Julián Llaguno, hierro aclamado por años para lidiar en Insurgentes) se le entregará un boleto del mismo valor para el día siguiente (Fermín Rivera, Sergio Flores y la confirmación del extremeño José Garrido, ante toros de El Vergel). Exijamos en y desde el tendido, no en redes sociales, la afición necesita sumarse a esta nueva etapa taurina en la capital. Seis toreros interesantes ante dos encierros serios. ¡No hay pretexto!

Twitter: @rafaelcue 

Publicado en El Financiero 

@Taurinisimos 86 – Inauguración La México, Previa Finales Novilladas. Recuerdo Mariano Ramos.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 18 de Noviembre de 2016. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y Miguel Ramos.

Segunda Temporada, Segundo Programa.

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada Grande 2016- 2017. Jornada Inaugural.

Análisis Corridas, 6 Bernaldo de Quirós, 6 para Zotoluco, Manzanares y Talavante; 6 Xajay, 6 para Joselito y Roca Rey en Mano a Mano.

Faenas de Manzanares y Joselito.

Novilladas Finales, entrevista con José María Pastor desde Aguascalientes.

Recuerdo de Mariano Ramos en el 45 Aniversario de su alternativa, faena al toro “Tal para Cual” de Mariano Ramírez, enero 1982.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 26 de Noviembre de 2016 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

La Emoción y el Rigor – Vuelve Medina Ibarra a Contraluz y en Silencio.

Así embiste
Así embiste “Enrique” de Medina Ibarra a la muleta de Román Martínez al que desbordó en La México.

Mil veces preferimos la dificultad o la complejidad de un encierro como el de hoy en La México que aburrirnos con la sosería expresa, la mansedumbre total y casi borreguna de… todas y cada una de esas ganaderías que han echado la emoción fuera de la Plaza. Sin ser el de mejor juego, el encierro de la familia Medina Ibarra trae dos novillos imponen la dureza de la bravura y el regodeo de la nobleza imponiéndose al breve oficio de los toreros mexicanos mientras Pablo Mora es el único en salir de pie ante una novillada donde los cornúpetas salen a imponer su siempre rigurosa ley incluso mandando a la enfermería a la terna.

Por: Luis Eduardo Maya LoraDe SOL Y SOMBRA. Plaza México.

Se examina Carlos Domínguez III. Hijo y nieto de picadores.

Y vaya si esto tiene un efecto en la lidia.

Claro, porque los picadores, decía Don Dificultades, no están en la plaza para dar caricias, al contrario. Tal, como los toros no están sino para dar cornadas o para tumbar al montado, tal como ocurre con el examinado. El primero de la tarde, negro, sumamente fuerte y bien hecho, no sale a vacilar, el toro bravo así debe salir, a no dejarse, a que le puedan. Dejémonos ya de cuentos, de vaciladas y perogrulladas como “toreabilidad” o cuentos como “prestarse”

O inventos como la “calidad en la embestidas”. Fuera bagatelas.

No estamos buscando “algo de fierro viejo que vendan”, sino emociones. Sin gritos, solo con el silencio más torero.

La más sincera de todas, la del toro bravo.

La mala suerte del festejo es que los dos toros con posibilidades caen en malas manos, si a los toreros debemos juzgarlos en función de lo que tienen enfrente, contrario sensu, diremos que los dos primeros se enfrentan a los menos capaces y preparados de la terna. Porque de otro modo, el mexiquense De Ávila, tan andante como sus ayudantes en el callejón, no habría tenido que dar los tableros a “Nechín” como alivio sino habría echado para adelante con los lances naturales.

Recorte al paso y entrando en la suerte de varas el ibarreño hace de las suyas al tumbar al aspirante que le pica mal, a medio lomo, al primer intento y caído después. Entonces, la conserjería novilleril, por sus pistolas, ordena cambiar la posición de los montados y el novillero, complace. Necesita picar más al bravo que, claro está, con esto, se crece. Tres puyazos, ni un solo quite.

Y las de Caín. A sufrir.

Porque en banderillas, metiendo la cara con fuerza abajo a la brega y embistiendo arriba al no templarle con los palos, hace ver su suerte a las infanterías que huyendo y a como pueden dejan los palos, cómo padece el experimentado Fernando García Araujo y cómo abusa Gabriel Luna, una vez más, con el capote fatal. El desorden se acrecienta porque el intento de sometimiento de Héctor de Ávila por bajo es infructuoso. Tras los doblones, le gana la partida el novillo al que, incapaz de sujetar, ya no digamos someter, le exhibe.

Al echar para afuera desde el cite el novillero queda descolocado, enganchado y a merced. El novillo agarra aire, sumemos el viento y la lluvia, además de los nulos recursos y el cuadro del desastre se completa, De Ávila ni aliñando atina, el miedo hace de las suyas hasta matar malamente en doble intento.

Pero no para ahí la cosa.

El segundo tiene la también la mala suerte de tocar al igualmente menos preparado Román Martínez, debutante jalisciense. Que tiene valor, inventiva, pero nula técnica ni preparación. Sale de efectista y el novillo cual centella deshace el numerito. Luego horripilantes los intentos de chicuelinas, mantazos más dados y la rebolera fea como la que más. Una pena reducir a esto el toreo con un novillo que mete la cara abajo a los banderilleros.

Esto es el prólogo del momento de la tarde.

El puyazo de Carlos Domínguez III es indudablemente digno de alabar, el aguante, la rectitud de la vara, el compromiso de la reunión y además la izquierda que en todo momento busca que la jaca mantenga la posición de privilegio. Y el efecto en el novillo que se encela que aprieta desde detrás y hasta levanta el rabo al meter la cara bajo el estribo. Este es un momento de suprema torería de la máxima emoción que surge del rigor. Porque en los toros no hay derroche sin rigor.

Ese castigo, tan temido por muchos, no lo es por el toro bravo al que el picador le deja a tono. Este lustroso, largo, reunido, acucharado de cuerna, negro como la noche de blancos pitones, embiste al capote de Román en tres estáticas gaoneras, lo mejor de su actuación abrochadas con una rebolera que enciende La México.

Sería todo.

Román impulsado por unos cuantos porristas jaliscienses, no supone que el novillo, que arranca de largo al quite y que humilla de lo linda, requiere la buena brega, la que agrande y oriente su juego abajo, no la falta de sujeción que promueve el debutante desde salida. El segundo tercio es terrible por lo improvisado y mal hecho, lo efectista antes que lo efectivo y acentúa en el novillo, al recortarle tanto, al tocarlos lados horriblemente, al pasar en falso, un cambio al otro lado de su condición inicialmente brava: brinca las tablas una vez ya picado y banderilleado.

En muestra de mansedumbre, incluso le pega un reparo a la salida del último par.

No lo disculpemos.

Lo que sí decimos es que, tras brincar por el burladero de la Porra, otra vez el astado recobra a partir de la casta, la posibilidad de atacar y arremete al cite en los medios en el cambiado. Tantos medios, tanta falta de sometimiento hacen que el novillo no termine por encontrar un enemigo digno de sí, prueba que al primer intento de derechazo viene el desarme.

Y así vendría el resto de la corrida, entre los gritos distractores, incluso canticos, la falta de quietud y mando, ningún derechazo completo y apenas una tanda de tres naturales, mezclados con desarmes y volteretas ante un novillo que humilla incluso antes de tomar el engaño, hasta llegar a la cornada al entrar a matar en la parte posterior del muslo derecho. Se apuntilla indebidamente al novillo, no cae de la estocada.

La gente ni así se calla.

Al contrario. Piden la oreja y Jesús Morales pega un nuevo moralazo, otro, al soltarla.

Y luego el Ganadero, se cuelga de la coba y sale a la vuelta, media, porque entre que el herido ya no puede y que el novillo ha manseado se regresa a las calladas por el callejón.

Nos preguntamos qué habría sido si este novillo cae en manos de Pablo Mora.

No juzguemos la historia, nos habría gustado ver esa forma de mecer el capote jugando brazos y cintura, ese remate de rebolera invertida cambiándose de mano pero con el novillo que embiste. Mora se quita al manso y soso tercero no sin antes pegar los mejores naturales de la función a un astado que no vale nada.

Para bien de nosotros y mala suerte del encierro.

Luego la hecatombe, la contraluz.

Al no salir Martínez ya, De Ávila mata dos.

A ninguno vuelve a poder con el capote. El cuarto es manso pero el quinto, al que Ángel Martínez hijo coloca un gran par para cerrar tercio, tiene posibilidad al crecerse en banderillas pero es tan mala su colocación que al pegar con el ayudado en la muleta para el de pecho con la izquierda es volteado y noqueado. Mora se quita de encima a ese quinto que pudo embestir y cae en la necedad de pegarle al sexto tres faroles seguidos.

Un torero como este de rodillas nada debe de hacer, resulta vapuleado.

A punto de cancelarse el festejo, una espera de casi quince minutos somete a la asistencia a la prueba de refrigeración con la necedad de empezar a las cinco, en horario de invierno y con una Plaza pobremente iluminada.

Pero para el frío, para la sombra, para la falta de torería quedan los toros y su bravura.

Su emoción y rigor, ese que no conoce de cobas o componendas.

Esa bravura que es capaz de acallar gritones chambones de sol y hacer perder el nervio en las barreras de sombra.

La que rigurosamente pone las cosas en el sitio con la bravura y con el silencio.

Para bien nuestro hoy la hemos oido.

Twitter: @CaballoNegroII. 

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada de Novilladas 2016. Domingo, Octubre 30. Octavo festejo de Temporada Chica. Tercera novillada con picadores. Menos de un cuarto de plaza en tarde fría con lluvia al inicio del festejo y viento molesto en diversos pasajes de la lida.

6 Novillos, 6 Medina Ibarra (Divisa Rojo y Vino) Desigual de presentación, bien rematados y comidos los lidiados en primer y segundo lugares a la postre ovacionados en el arrastre, con bravura el primero y, aunque manso al grado de saltar la barrera tras banderillas, con fondo de casta el segundo que tuvo un gran pitón izquierdo. Tercero y cuarto, mansos y deslucidos, pese a sus complicaciones, el quinta muestra posibilidades al inicio de su lidia y sin emplearse el sexto mismo que al emplazarse termina condicionada su lidia. 

El ganadero Arq. Jorge Medina Rodríguez dio una exagerada e improcedente media vuelta al ruedo con el novillero a la muerte del segundo.

Héctor de Ávila (Menta y Azabache) División, Silencio tras Aviso y Palmas al retirarse a la Enfermería. Román Martínez (Grana y Oro) Oreja protestada en el único que mató.  Pablo Mora (Celeste y Oro) Palmas y Ovación tras Aviso.

Larga cambiada de Román Martínez al novillo de su debut.
Larga cambiada de Román Martínez al novillo de su debut.

RECAPITULANDO: La Vuelta al Tiempo – Regresan Rafael Serna y el Reloj a su sitio.

En plenos medios, cambio de mano de Rafael Serna a
En plenos medios, cambio de mano de Rafael Serna a “Lonche” de San Marcos, con Serna regresa el buen torero.

Responde Rafael Serna en su única presentación programada, cuando más falta hacía. Tendría que repetir aun sea destiempo, digo, si es que cabe aun la inteligencia taurina en el mundo y la esperanza en una Afición taurinamente confundida, por ejemplo, respecto del juego, manso, de la novillada. Corean en el arrastre al manso cuarto, único que, no obstante su condición, alcanza apenas a meter angustiosamente la cara y al que el sevillano corta una oreja de ley. Petardo en el juego del encierro y la presencia del complemento toreril del cartel con la pesadez y rigidez de Gerardo Rivera y la fantasmagórica y lamentable aparición de Manuel Gaona.

Por: Luis Eduardo Maya LoraDe SOL Y SOMBRA. Plaza México.

Segundos y minutos atrás el Reloj reaparece en la Monumental México. Con todo y sus manecillas.

Y también, a destiempo lamentablemente, regresa Rafael Serna, triunfador del año pasado. Pero entre las prisas, el nada taurino formato de confección de los carteles donde el azar y no la lógica taurina es la regla, el pretendido deslinde de la actual empresa con el pasado de la Plaza y la falta de visión, que ha tenido que ser la base de la actual Temporada y no esperar al final para volverse a mostrar.

Y a nosotros volvere a ver.

Como también ocurre hace un año. Que se cumple por estos días.

Pero todo a su tiempo, diría Don Andrés Soler, “que para chongos Zamora y pa’fresas Irapuato”, llega de Jalisco la fritanguera y espantosamente mansa novillada de San Marcos para echar a casi perder un festejo que, gracias al azar, cuenta con un poco de mayor lógica taurina: dos triunfadores de la Temporada anterior y un debutante con una ganadería de cartel que esta ocasión trae lo peor de su casa.

No por los nombres, alusivos a comida mexicana, es que fritanguera sea, sino por lo corriente de su juego, algunos de su hechuras, como el zancudo tercero o el muy feo sexto, el débil tercero o el geniudo quinto. El juego de esta novillada has sido de puesto ambulante, de los malos, para pena de La Afición.

Así tenemos que el primero estropea la reaparición de Rafael Serna, todo un año, un femoralazo y un ciclo de madurez después. Intacto de valor y reflejos, siempre dispuesto hacia el buen toreo pese al paso atrás de sus lances, pisa firme en La Monumental.

No todo puede ser perfecto.

Serna entiende desde el primer minuto que el astado tiende a espiar y a quedarse corto, mucho de ello obedece a su incapacidad para mantener la horizontal, desde el puyazo se nota lo dañado de la mano derecha y es para devolverse pero Jorge Ramos, tan lejos, tan poco pendiente del toro ni se inmuta en el Palco y gratuitamente impide al novillero mostrarse.

Es probablemente Rafael Serna, junto a Javier Jiménez, hoy triunfador de Madrid como matador de toros, el novillero triunfador al que peor trato y suerte han correspondido en la Plaza México.

Hagamos memoria.

De 2005 para acá, empezando con Rivera y Mauricio, prosiguiendo con “El Payo” y Aguilar, Víctor Mora en 2007, Sergio Flores y Santiago Fausto en 2009 o Garza Gaona en 2010, Angelino de Arriaga y Ricardo Frausto después hasta llegar a Juan Pablo Llaguno y Antonio Mendoza en 2013-2014, todos, excepto los ya aludidos, han podido repetir. Y varias veces. No le echemos la culpa al pasaporte de los toreros, ha sido la falta de visión taurina.

Es por ello que las novilladas al final, a pesar de triunfos, no terminan por romper.

Errores del camino.

Pero ahí está Rafael Serna, su planta e inteligencia, para tapar, hasta donde puede, la debilidad del primero al que despacha pronto para elevar, hasta donde no se podía inicialmente, la mínima casta, la fuerza medida y el expreso berrido del cuarto, precioso cárdeno paliabierto con el que desde los lances despierta de la aburrición que traen consigo el encierro, Gerardo Rivera y Manuel Gaona durante segundo y tercero, a la gente.

Pese a echar el pie de recibo para atrás, Serna se templa da distancia al novillo que se va de largo en las verónicas, avanza a las rayas y remata con media garbosa. Lo mismo al dejar en suerte al astado, esta vez al paso, para que el puyazo breve saque de su fondo, no de bravura, sino de un berrido molesto durante toda su lidia.

Serna toma nota y baja las manos en el quite por lances con un remate cambiándose el percal de mano.

Entonces en banderillas, pese a la brega enganchada, Rafael Romero luce al abrir y cerrar el tercio con el gualda y grana de las banderillas que anteceden al inicio por la muleta.

No brinda.

Con mucha seriedad, sin lugar a dudas, Serna dobla la rodilla y muletea hacia arriba al de San Marcos que inicialmente toma el engaño de largo aunque tardea y tiene la tentación de buscar fuera del engaño la bravura perdida.

Luego el cambio de mano y el desdén cierran el tanteo y abren la escena a los medios para la primera tanda pese a rascar el cárdeno la arena. Ejemplares los dos derechazos en tanda breve que, pese a la falta de fuerza, abrocha fenomenalmente con cambio de mano, rítmico y grande en cadencia, más el de pecho.

Al tiempo del toro, cansino, se impone el ritmo y temple del torero.

Sutil pero decidido.

Por ello al natural, a pesar del viento, arroja los vuelos y acaricia la jeró del astado, gira sobre las plantas y, de no ser, por la falta de raza del novillo habría sido una tanda de mayor cantidad, ya de por sí sustancial en calidad y fundamental en poder con el enemigo que se raja y dobla contrario hacia la puerta de arrastre.

Hasta allá va Serna con la mano derecha larga en el muletazo y la quietud que aguanta y el toque que desvía la mirada pena grande que el toro canta su derrota aquí, obliga al quedar perpendicular a tablas a sacarle con la arruzina invertida, se frena, impide la poncina y fuerza a Rafael a doblarse con él, es decir, a anticipadamente terminar con la obra que se anunciaba.

Sobre las rayas, en la suerte contraria, cobra una entera caída.

En otras circunstancias, creemos, la oreja habría que reservar pero ha de servir y dentro de todo se premia para obligar a la reaparición de un torero que merece torear por todos lados lo de calidad, no las fritangas de hoy. Vuelta al ruedo y el deseo de verle de nuevo.

Latente.

Caso contrario de los demás.

Porque lo basto, lo mal hecho, lo malencarado de Gerardo Rivera son motivo suficiente para no ahondar en la actuación de un torero que no ha querido ni banderillear, su número fuerte, y que no ha podido hacer el buen torero: silencio y pitos tras aviso en una actuación terrible. Y la facha del debutante Manuel Gaona, hacen ver que no va ni con esta Plaza ni con ese apellido, simplemente un caso más de falta de todo.

Pero el tiempo y el buen toreo, antes se decía el toro, pone las cosas en el sitio. Tal como debería poner en su sitio a varios elementos de las cuadrillas que ya no deben estar en esto, caso concreto, el incapaz Pascual Navarro, una nulidad con los palos, amo del desarme a la brega.

A falta de toros y buenos banderilleros, queda el buen toreo.

Rafael Serna es ejemplo de ello.

Urge, ¡Que repita, ya!

No vaya a ser que, otra vez, a la Empresa, a la Fiesta, a la Afición, se nos pase el tiempo.

Twitter: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada de Novilladas 2016. Domingo, Octubre 24. Séptimo festejo de Temporada. Tercera novillada con picadores. Menos de un cuarto de plaza en tarde encapotada con viento intermitente y frío.

6 Novillos, 6 San Marcos (Divisa Azul Rey, Amarillo y Blanco) Desigual de presentación en su conjunto, algunos de fea cabeza como el zancudo tercero, el quinto y sexto. Algunos bien hechos y retacados aunque mansos como el primero y el cuarto, débiles en general. El cuarto, cárdeno y bonito de lámina berrea y se duele desde salida, débil y manso, aunque con un punto breve de casta no obstante su intención de huir de la muleta; inexplicablemente ovacionado en el arrastre.

Rafael Serna (Berenjena y Oro) Silencio y Oreja. Gerardo Rivera (Celeste y Oro) Silencio y Silencio tras Aviso.  Manolo Gaona (Menta y Azabache) Silencio y Pitos tras Aviso. Tercer espada nuevos en esta Plaza.

Nueva tarde fatal de las cuadrillas, principalmente en banderillas y a la brega, impresentable, entre otros, Pascual Navarro.

Lance de Rafael Serna al cuarto de la tarde.
Lance de Rafael Serna al cuarto de la tarde.