Archivo de la categoría: In Memoriam

@Taurinisimos 101-Triunfo de @33Silis. Vuelve Piedras Negras. Adiós a Jesús Solórzano.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 17 de Marzo de 2017, con: Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y Lic. Julio Téllez García.

Actualidad Taurina. Plaza México Feria de la Cuaresma:

1. Rancho Seco – Juan Luis Silis con “Pelotari” en su confirmación de alternativa.
2. Rancho Seco – Toro “Campanero”  para Óliver Godoy.

Invitado en el estudio Juan Luis Silis (@33Silis).

Previo Encierro Piedras Negras, entrevista con Marco Antonio González Villa, Ganadero previo al regreso a La México.

Faena de Miguel Baez “Litri” y “Dancero” de Piedras Negras en la Plaza México, 60 Aniversario, 60.

Recuerdo de Jesús Solórzano Pesado tras su fallecimiento.
Faena de “Fedayín” de Torrecilla a colores. Semblanza con Julio Téllez.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 24 de Marzo de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Anuncios

@Taurinisimos 48 Programa – @RRRafaellio en Madrid. Finito en Córdoba.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 12 de Junio de 2015. Conducen Miriam Cardona (@MyRyCar), Luis Eduardo Maya Lora (@CaballoNegroII) y José González (@JoseNinoG).

Actualidad Taurina. Cierre Feria de San Isidro 2015. Faena de Rafael Rubio “Rafaelillo” en Madrid a “Injuriado” de Miura. Polémica faena de Finito de Córdoba en la Feria de la Salud 215.

Análisis trofeos Taurodelta 2015.

Vicente Amigo habla sobre Juan Serrano “Finito de Córdoba”.

Recuerdo del Ganadero mexicano y Arquitecto Marco Antonio Garfias de los Santos (1936-2015) fallecido la semana pasada.

La próxima emisión de #Taurinísimo, primer aniversario del programa, será el próximo viernes 19 de Junio de 2015 a las 7 de la noche (Mex) a través de http://www.radiotv.mx desde la Ciudad de México, D.F.

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

COMUNICADO – En la Muerte de Jorge Barbachano Ponce (1926-2015)

image

Pérdida profunda y muy sentida la del ganadero guanajuatense Jorge Barbachano propietario de la divisa guinda, blanco y oro de Vistahermosa. Triunfador reciente en la Plaza México, su partida acaecida hoy  produce el siguiente comunicado de la Asociación de Ganaderos.

COMUNICADO Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia.

México, D.F.,15 de Abril de 2015.

La Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia con profundo pesar y tristeza lamenta el fallecimiento de Don Jorge Barbachano Ponce quien fuera amigo y socio activo de esta agrupación ganadera.

Enviamos nuestro más sentido pésame a su familia deseádoles una pronta resignación.

Acaecido el 15 de Abril de 2015.

Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia.

AFILIADA A LA CONFEDERACION NACIONAL DE ORGANIZACIONES GANADERAS

Leibnitz 47 3er. Piso   Col. Anzures  C.P. 11590  México, D.F.

anctldemex@mexis.com

52 54 58 58   52 54 81 37   52 50 1943  fax 52 54 79 97

Twitter @Twittaurino

Magno festival en homenaje a Jorge San Román.

20131128-094614 a.m..jpg

De Sol y Sombra.

Después de muchos preparativos y negociaciones ha quedado conformado el Festival Taurino en homenaje a Jorge San Román que se celebrara en la Plaza Santa María de Querétaro. Este festival que ha sido sigilosamente organizado y promovido principalmente por Octavio Garcia “El Payo”, será de primerísima categoría ya que contara con la participación de primeras figuras del toreo tanto nacionales como extranjeras.

Destaca la reaparición únicamente para este festival, del matador de toros en el retiro Jorge Gutiérrez, que se fue de los ruedos en el 2007.

El cartel:

Novillos de Fernando de la Mora, Xajay, Celia Barbabosa, Carranco, Montecristo, Arroyo Zarco, Barralva y La Estancia para Jorge Gutiérrez, Óscar San Román, Julián López Escobar El Juli, Alejandro Talavante, Alejandro Amaya y Octavio García El Payo.

Twitter @twittaurino

En la muerte de Epifanio Rubio, Mozo.

20131124-090811 a.m..jpg

Por José Ramón Márquez.

Corren muy malos tiempos para los varilargueros desde que ni se dan la alternativa ni su sombrero está hecho de castor.

Empleados de los matadores, sólo les resta la chaquetilla de oro como símbolo de su antigua importancia, pues ellos fueron la auténtica base del espectáculo taurino, prácticamente hasta la aparición del democrático peto que sirvió tanto para salvar la vida de los aleluyas como para permitir que cualquiera que fuese más o menos capaz de sostenerse sobre la silla de montar pudiese decir que era picador.

Decía don Alfredo Marqueríe que hay varilargueros que manejan la pica como si fuese una caña de pescar. De pescar refilonazos, marronazos o puyazos traseros, diríamos abundando, porque sólo con ver a un picador agarrar el palo ya se sabe a qué escuela pertenece, si de los picadores o de los pescadores.

Epifanio Rubio, Mozo, fue picador de los buenos. Picador de Luis Miguel Dominguín y de Santiago Martín El Viti.

Aprendió a caer antes que a picar y en su vida tuvo más miedo al fracaso que a los toros. Al toro le llevaron los dominguines.

Pepe le enseñó a leer, Luis Miguel le dio trabajo y Domingo le dio a ganar sus primeras mil pesetas.

En sus cerca de cuarenta años de profesión se ganó el prestigio de buen picador y de mejor persona; viajó a América y una tarde de octubre, en Vista Alegre, Luis Miguel le hizo descabalgar para ser él quien picase al toro.

El día 1 de junio de 1982, muy cerca ya de su retirada de los ruedos, le cupo la honra de picar, en la inolvidable corrida de Victorino Martín, al sexto toro de la tarde yendo en la cuadrilla de José Luis Palomar.

Hace casi treinta años que se retiró del oficio y, a diferencia de tantos, siempre mantuvo incólume su afición. Ahora, a los noventa y dos años, ha entregado su alma al Creador.

Que la tierra le sea leve.

IN MEMORIAM | Adiós a Antonio Corbacho: El gran hacedor.

20130802-124043 a.m..jpg

Por Salvador Boix, ex apoderado de José Tomás | * Articulo publicado en El MUNDO.

Después del sorteo, hace 14 años le conocí. Me presenté como lo que era, un aficionado de Barcelona. Recién visto “Samourai”, el programa de referencia tomasiana del referente televisivo de los programas de toros en el mundo, “Face au Toril”, del gran Joël Jacobi. Hablamos de nuestro torero.

Acabó la corrida en triunfo grande. Tras la tertulia en el Hotel Presidente me dijo Corbacho que el torero quería cenar conmigo aquella noche. Y cenamos los tres y otros.

Y allí empezó una interesante historia de relaciones humanas salpicada de detalles, también de señales.

Al año siguiente, el del rabo en julio, otra vez de paseo por la mañana tras la rifa, le preguntó no sé quién a Corbacho que quién era su acompañante. Respondió sin inmutarse: “Éste es el futuro apoderado de José Tomás“. Hace 13 años.

Nunca lo conté, más que a los más íntimos. Por pudor y por colosal respeto a los personajes. Le llamaba a menudo hasta 2006.

-¿Dónde andáis?

-Por el mundo…

Siempre me pareció una respuesta sensata, sincera, cabal. Y torera.

-¿Vais a cenar por aquí?

-Si sale vivo……

Corbacho, diáfano, conocedor, torero, el gran hacedor, el visionario. Fuimos un otoño a Montserrat. Nos dieron para merendar la típica coca dulce y cava.

De regreso a Barcelona, mano a mano con Corbacho en mi Renault Exprés, meamos en la cuneta con la montaña sagrada y su virgen negra de fondo; la gran meada compartida, iconoclasta, irreverente.

Llegó 2007 y se enfadó. Mucho. Pero con el tiempo sé que se le pasó. Pude manifestarle el 24 de julio de 2011 en Valencia, con sinceridad, mi alegría por haberle visto tan de cerca el día anterior.

Nunca supe, por no querer, qué pasó. Ni porqués ni razones, si las hubo. Sí supe de algún pobre de espíritu que hoy brindará contra él.

Le llamé al hospital. Charlamos de lo suyo y le mandé mi abrazo. Hoy le recuerdo, con una foto compartida presidiendo estas palabras, porque, como no ha salido vivo, ya no anda por el mundo.

* Via: http://www.elmundo.es/elmundo/2013/07/31/toros/1375300652.html

Muere el maestro Pepe Luis Vázquez a los 91 años de edad.

20130520-003914.jpg

Por Luis Nieto.

Pepe Luis Vázquez falleció ayer en la Clínica Santa Isabel de Sevilla, a las 20:20, según informó ayer a esta redacción su esposa, Mercedes Silva, que, muy afectada por el suceso, explicó que el torero murió debido “a una hemorragia cerebral” y fue ingresado el día anterior por problemas respiratorios.

El cuerpo de Pepe Luis será velado a lo largo del día de hoy en el Salón del Apeadero del Ayuntamiento -se podrá acceder por la plaza de San Francisco-, donde podrán acudir los sevillanos a partir de las diez de la mañana.

Pepe Luis Vázquez, conocido también con el sobrenomabre de El Sócrates de San Bernardo, nació en Sevilla el 21 de diciembre de 1921, en el barrio de San Bernardo, donde se encontraba el matadero, del que era encargado su padre y allí dio sus primeros pasos como torero.

El propio maestro nos contó hace muchos años una anécdota enternecedora: “Mi primera gran ovación la recibí siendo un niño y jugando al toro. Yo era un niño rubito, que se estiraba ante un toro inexistente junto a la Pirotecnia Militar. De pronto, se arremolinaron los obreros que salían de la fábrica. Entre aquellos se aproximó un hombre y me dio una perra gorda, soltándome: ¡Serás un gran torero! Yo me fui la mar de contento a mi casa con aquella perra gorda”. Ni que decir tiene que aquel aficionado acertó y Pepe Luis acabó en figurón del toreo.

Se vistió de luces por primera vez en 1937, en la plaza de toros de Algeciras, con Antonio Bienvenida como compañero de cartel. El 5 de junio de 1938 debuta en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, como novillero, junto a Manuel Rodríguez Manolete, con el que le unió una gran amistad y se enfrentó en los ruedos hasta en 122 ocasiones. Ambos llenaron aquella época de la posguerra, en los años cuarenta, en la que la gente empeñaba colchones para ver a estos dos colosos del toreo.

Pepe Luis fue doctorado en la Maestranza de Sevilla el 15 de agosto de 1940 por Pepe Bienvenida, con Gitanillo de Triana de testigo. El 20 de octubre de ese año confirmó la alternativa en Las Ventas de manos de Marcial Lalanda, quien sería más tarde su apoderado.

Lideró el escalafón superior en las temporadas de 1941 y 1942. Su carrera sufrió un serio revés por la cornada que sufrió en Santander el 25 de julio de 1943, que a la larga le dejaría sin visión en uno de los ojos.

Entre las faenas más importante de su carrera, según nos contó el propio diestro, se encontraba la que realizó en la Feria de Valladolid de 1951 a un toro de Villagodio, en la que “llegué al burladero y había estado como en una nube. En ningún momento escuché los oles que me habían dado. Cuando alcancé las tablas, tras dar muerte al toro, mis compañeros me dijeron que despertara. Viví aquella faena como una ensoñación. Es algo muy difícil de describir. Y según ha ido pasando el tiempo he descubierto que son esos momentos por los que merece la pena haber sido torero”.

También en 1951 cuajó otra de sus faenas señeras en la Monumental de Madrid a un toro de Misionero del Castillo de Higares.

Muy amigo del ganadero Eduardo Miura, con el que compartió multitud de festejos desde el tendido y en distintas plazas, Pepe Luis fue una de las figuras que más toros ha toreado del temible hierro de la ganadería sevillana.

El propio Miura contaba con él para los tentaderos de la casa por los conocimientos y la manera innata de adivinar las condiciones de las reses. De hecho, Pepe Luis ha sido el torero que más miuras ha despachado en el albero maestrante.

Con el sello de la sabiduría y conocimientos del toro y de un arte excepcional en el que prevalecía la naturalidad, fue santo y seña para los mejores aficionados del toreo hasta que se retiró en 1953. Reapareció en 1959 y tras dejar huella en las plazas de Barcelona y Madrid, donde había sido ídolo de ambas aficiones, ejerció como ganadero.

Sus hermanos Manolo Vázquez (1930-2005) y Antonio Vázquez (1933), así como su hijo Pepe Luis Vázquez (1957) son también toreros.

A lo largo de su carrera y tras su retirada siempre contó con el respeto de la crítica y de los aficionados. Periodistas exigentes coetáneos como Clarito llegaron a escribir: “Pepe Luis siempre representará un alegre contraste; una graciosa flexibilidad y cadencia sevillana; variante del cordobés hierático -refiriéndose a Manolete-: una inspirada rima lírica a una epopeya; y, principalmente, un diseñador de la senda del arte sevillano por donde irán los preclaros sevillanos venideros”.

Y José María de Cossío recogió en su magna obra: “…el secreto de Pepe Luis fue infundir profundidad a la gracia, hacer densa la espuma”.

Via: http://www.eldiariodecordoba.es

IN MEMORIAM: Dolores Aguirre, personalísima e irreductible ganadera.

20130423-065504 a.m..jpg

Por José Ramón Márquez.

A doña Dolores Aguirre Ybarra la atrapó el toro y de él hizo su enseña, pero eso fue tras un aprendizaje no exento de dureza.

Doña Dolores Aguirre Ybarra se compró una ganadería y una finca en Sevilla porque le apeteció y porque tenía los cuartos para hacerlo, pero ni mucho menos era una ganadera.

Dejó las cosas en manos de consejeros y de correveidiles mientras ella iba y venía, confiada en que el manejo del ganado estuviese en aquellas manos.

Un día, creo que fue en Pamplona y no lo voy a mirar, estando uno de sus toros echado en el suelo, al ir a colearlo para ayudarle a levantar, un peón se quedó con el bordón de la cola del animal en las manos, a causa de algún jeribeque que había ocurrido en el campo.

Avergonzada, la vizcaína abandonó la Plaza. Ese día decidió ponerse ella misma, con mano firme, a dirigir su ganadería. Ese día comenzó de verdad la carrera que la transformó de propietaria en ganadera de toros de lidia, oficio al que se ha dedicado durante treinta y tantos años y cuyo fruto más evidente es el aprecio de la afición por sus toros, esos atanasios con las cabezas más grandes que ningún atanasio haya presentado nunca.

Doña Dolores Aguirre Ybarra, mujer ganadera de toros de lidia, triunfó más en Madrid que en su tierra, como les pasa a tantos vascos.

Echó a la blancuzca arena de Las Ventas toros de una irreprochable presentación y juego, como aquel Pitillo, número 32, con el que un jovencísimo Pepín Liria estuvo hecho un jabato, y siempre trajo a Las Ventas toros de lidia que proclamaron su seriedad y que crearon enormes dificultades a los que se anunciaron con ellos, Domingo Valderrama, El Califa, Juan Mora, Enrique Ponce, Luis de Pauloba, Miguel Rodríguez

Personalísima e irreductible ganadera, Dolores Aguirre representa un estilo que, desgraciadamente, parece llamado a la extinción, cuyas principales características serían la enorme fidelidad a las propias convicciones, la renuncia expresa a seguir modas o dictados ajenos a la propia visión y la firme resolución en no abandonar el camino trazado, aunque a veces los resultados de tanto esfuerzo fuesen insatisfactorios.

Pero eso ya carece de importancia, pues ahora su nombre ya ha quedado inscrito entre el de algunas mujeres ganaderas, imprescindibles en la historia de la ganadería brava.

«Sit tibi terra levis»