Archivo de la etiqueta: Homenaje

En la Muerte de Mario Aguilar – Adiós la Torera Inspiración.

Mario Aguilar y el muletazo por bajo a “Abelardo” de San Martín, uno de los más bellos episodios en los últimos tiempos en la Plaza México.

México se consagra como líder mundial en toreros malogrados, por las razones que sean, esta vez, las peores. Una más es el tristemente fallecimiento, la mañana de hoy en Aguascalientes, de Mario Alberto Aguilar Tavares, el célebre novillero, autor de una de las grandes faenas novilleriles de la década pasada en la Plaza México, poseedor de distintas y difíciles virtudes toreras. Se va, lamentablemente, por decisión propia, dejando una esperanza rota dentro y fuera del ruedo y, peor aun, sin lograr plenamente como torero las múltiples virtudes que atesoró. Ahora, tan solo el recuerdo taurino queda y a nosotros corresponde volver a vivirlo.

Por: Luis Eduardo Maya LoraDe SOL Y SOMBRA.

Si vivir es como torear, si torear es decidir, la elección de Mario Aguilar, además de dolorosísima es sencillamente desgarradora.

Ya no solo para una familia de varios hermanos, uno de ellos importante esperanza taurina, para una madre y una novia hoy el indescriptible desconsuelo total. Siempre son las damas las que más lágrimas derraman ante la muerte pues necesariamente, como diría Fernando Marcos, son las que más sufren al dar la vida. Con Mario Aguilar el camino, siempre espinoso, el drama de ser toreo, se precipita de la peor manera.

Todo lo contrario a sus virtudes toreras.

Supimos de su existencia taurina allá en el hoy lejano 2002, cuando se decía que había una cuadrilla infantil, principalmente, del Bajío que era impulsada por taurinos españoles y varios ganaderos mexicanos que habían importado el encaste Domecq. Luego supimos por el Dr. Octavio Lagunes, partidario inicial de dicha cuadrilla, que en Juriquilla, dos años después, el muchacho de Aguascalientes había salido bien librado de una terrible novillada de Jesús Cabrera y, no solo eso, lo había hecho con artística diferencia.

Luego, la semana en que Silverio Pérez se unió con Carmelo, es decir, Septiembre de 2006, aquella emocionante vuelta al ruedo de la Plaza México con las cenizas del Faraón de Texcoco y las notas del celebérrimo pasodoble preludiaron una novillada de La Joya para, en aquel entonces, Saldívar, “El Payo” y Aguilar, un festejo de altos vuelos donde, mayormente, los dos primeros destacaron.

No obstante, en aquel Mario Aguilar, no cabían, ni con sus quince años, las prisas.

Por ello remontó en Septiembre, esta vez con “El Payo” y Jairo Miguel con una mansada de Ayala que sustituía a las rechazadas Marco Garfias y Reyes Huerta, con la que Aguilar se repuso y toreo perfecto al natural al tercero y caminó con pases alternados de los medios al tercio para rematar la faena al sexto cerca de tablas para cortar una oreja y comenzar lentamente la ebullición. Esa oreja dejó ver las virtudes para nada menores del joven hidrocálido, serenidad y temple.

Fue entonces cuando para casi rematar la Temporada, en una novillada de lujo, San Martín, aun con Chafik y Miaja, envió un encierro para la historia, sería la última novillada que enviaría. Ahí Aguilar se sublimó, se despegó de sus compañeros de aquella cuadrilla infantil y pareció alejarse de la disparidad de “El Payo” y la frialdad de Saldívar, quien esa temporada había oído los tres avisos de un novillo de Manolo Martínez, haciéndose notar ya no solo por temple y valor, sino por su empaque y sello.

Se consagró al cortar una oreja al tercero pese a una voltereta y desorejar al sexto. “Abelardo” nombrado, para la historia.

La faena fue un compendio de ritmo.

Abelardo”, cárdeno oscuro de reunidos y blancos pitones, fue clarísimo hermano del cuarto, “Soñador” de bandera, bravísimo, triste y penosamente se le fue al primer espada Roberto Galán, quien no se impuso. “El Payo” se mostró sin recursos y Aguilar, tras el triunfo con el tercero, no se conformó con poco y desde el recibo, palpó, tras doble puyazo, que el novillo quedaría servido idealmente para su toque, en un quite por tafalleras que aun vibra por su plácido vaivén que rompió en una rebolera perfecta que al novillo le llevó por donde habría todo de ocurrir y ser.

Todas las virtudes en él vistas se sublimaron al bordar, desde el péndulo inicial hasta las joselillinas finales, la embestida de el noble pero bravo “Abelardo” que respondió ante el oleaje todo calma de la muleta del de Aguascalientes que fue trazando a partir de los derechazos el camino del pase natural, momento cumbre de aquella faena de cielo gris pero de luminosa composición.

De alarido, la fijeza del toro y la ligereza grácil, casi infantil del entonces novillero.

La largueza de la embestida, enviada al sitio correcto por el mando.

La caricia del temple y la rotundidad del bien hacer.

El milagro del toreo surgía con el novillo que se bebía entero la bamba de la muleta que provocaba la arrancada y Aguilar se regodeaba en cada remate ya sea arriba en liberación o abajo y contrario en sometimiento y caricia. Naturalidad, completa y soberbia muestra que ese, no cuentos o simulaciones, es el toreo real. Una de las dos mejores faenas de la década pasada, la otra ocurrió un año antes con “Arlequín” de Marco Garfias y Fermín Rivera.

¿Qué habría ocurrido un año después si ambas generaciones se hubieran encontrado en 2006 en La México? Buen intento. Pero a Rafael Herrerías se le cocían las habas y batió el arroz al doctorar aceleradamente, primero a Fermín Rivera y luego a José Mauricio en la Temporada Grande siguiente. Y a Tauromaquia Mexicana, con agenda propia, le urgía mandar a “El Payo” y a Aguilar a España aun cortando cualquier otra aspiración histórica.

La Afición, como siempre, frustrada.

No pudo verse el encuentro entre el también triunfador Víctor Mora y Mario Aguilar en ese mismo 2006, intereses y sobre intereses dejaron las cosas incompletas. Para variar un poco.

Aguilar volvería en 2007 para inaugurar la Temporada Chica y triunfar con San Isidro alternando con Murillo y Saldívar. No se le volvería a ver sino hasta la confirmación. Pero su paso por Madrid en 2008, con la oreja a un novillo de Martelilla, pareció colocarle en un sitio muy importante, no obstante, nadie lo ha aclarado nunca, su paso por España simplemente se acabó en el San Isidro del año siguiente, a diferencia de “El Payo” un año antes, sin suerte con un encierro de La Quinta.

Entonces, el tiempo que no perdona comenzó a acelerar la carrera de Aguilar.

Ya sin una guía ni una voz taurinamente benigna que le llevara con claridad, el afán de darle la alternativa y colocarle con ganaderías a modo le abatieron, como recuerdo en la goyesca de Guanajuato capital en apoteosis de Ponce con Arroyo Zarco o, en menos de tres meses, León, con “Juli” en plenitud para hacerle confirmar al dia siguiente también  con “Juli” y un Arturo Macías en su mejor momento.

Tan sólo resultó una precipitación y relego de su toreo.

Luego, para la otra Temporada, la apoteosis de Talavante con “Alma Gemela” de Julián Hamdan coincidió con su falta de sitio y de concentración, aquella tarde solo dejó ver su gran clase a la verónica con el tercero. Aguilar toreó en cantidad pero su arribo a mayor calidad no llegó. Si ser torero es difícil, muchas veces un drama, más lo es sin la cabeza fría y la guía adecuada. Cualquier profesión lo requiere, siempre dio la impresión que Aguilar la dejó de tener.

Aun así, una tarde de Calaveras, un año después, con un serio encierro de Celia Barbabosa, alternando con Talavante y Joselito Adame, así le vi y lo consignamos aquí en De SOL Y SOMBRA:

“Diferencia. Siempre hay diferencia cuando Mario Aguilar baja las manos.”

“Los ‘brazos pordioseros’ que conjugan belleza y majestad a la verónica con la que saluda al tercero muestran de Aguilar lo mejor que tiene, que es con lo qué tiene siempre que contar: el trazo clásico y sentido, bien hecho, el buen hábito técnico que sumado al sentimiento hondo sacan igualmente lo mejor de una afición que palpita al corear igual la plomada estática y la broncínea estética de la media que el gran recorte de regreso.”

Porque pareció que Aguilar requería del buen toreo, de lo mejor de sí mismo, para regresar al origen, a lo esencial a los fundamentos, del oficio taurómaco y de la vida.

Y pese a los triunfos en la propia Plaza México, Villa Carmela y Marrón en 2011, poco se le abonó al hidrocálido, comenzó el desfile de apoderados, el manejo inadecuado, gente que por vanidad tan solo se acerca a los toreros, que los pretende usar y que abonan en nada. Cortaría la oreja a un bravo novillo de Barralva.

Con Aguilar, la dejazón es una constante, personal y empresarial.

Los chispazos igualmente aparecieron porque los toreros con sello no se agotan en un solo acto. Aguascalientes disfrutó de su capote y su toque, con los Piedras Negras en Texcoco triunfaría y la tarde de Reyes redonda con los trastos ante los Carranco en Enero de 2014 en La México secaría con la espada una actuación de Puerta Grande.

Esa tarde pareció renacer el Mario Aguilar artista.

Reafirmaría aun en diciembre con Xajay, valiente y decidido. Pero sería de lo último.

Poco a poco escasearían los contratos, la consistencia en su toreo, se le vería fuera de forma como su tarde final en La México con los Piedras Negras donde pese a ser el mejor librado, no fue el torero que siempre anhelamos salvo un chispazo al natural ante el tercero, “Ranchero” de nombre al que, misteriosamente, se empeñó en matarle recibiendo para tan sólo pinchar.

Sospechoso, decían algunos, de depresión y quizá abusos, pasó todo un año hasta llegar al premonitorio catafalco y azabache de su última aparición san marqueña.

Lo que es hoy además de tristes nos deja el desgarro del coraje, la oscuridad de la desolación y, principalmente, la repetición, quién sabe cuántas veces más, de que en México el ritual, diría Don Dificultades se hace astillas entre los peñascos de la idiotez.

Sin importar de quién sea la culpa.

Mario Aguilar deja a un hermano, de nombre Miguel, como Carmelo dejó a Silverio. Como Joaquín dejó a Paco Camino, como Alberto Balderas dejó a Francisco o José Cubero dejó a Juan y también a Miguel. Y, tristemente, como Nimeño II a Nimeño. Perdón por hacer uso de lugares comunes pero siempre podrá el joven Miguel Aguilar pensar o sentir que, igual que a Silverio, Mario ha de asomarse en el cielo, como Carmelo, para verle torear.

Y nos recuerda Goethe tras anunciar la recopilación del epistolario lleno con las cuitas del joven Werther y que puede bien aplicar a cualquiera en el ruedo de la vida:

“¡Y tú, alma sensible y piadosa, oprimida y afligida por iguales quebrantos, aprende a consolarte en sus padecimientos! Si el destino o tus errores no te permiten tener cerca a un amigo, que este libro pueda suplir su ausencia.”

No pretendemos que estas líneas suplan a nadie.

Pero cada vez que el desconsuelo, personal o taurino, aletee sobre nosotros, sepamos que queda el consuelo en la obra del artista que hoy ha partido, en sus distancias, en sus fundamentos y aun en el lamento de su muerte, nos quedará el aliento de su temple y de su gracia.

Descanse en Paz.

Twitter: @CaballoNegroII.

Mario Alberto Aguilar Tavares (Aguascalientes, 1991) falleció en la primera mitad del día 10 de junio de 2018 en su domicilio del centro oriente de la capital hidrocálida. Le sobrevive su madre María Tavares y sus hermanos, el mayor de ellos, Miguel, novillero sin caballos. Sus restos están siendo velados en la Funeraria Hernández de la mencionada ciudad. Descanse en Paz, así sea.

Aguilar a la verónica con el encierro de Villa Carmela en La México, en 2011.
Anuncios

AVANCE: Regresa Enrique Ponce a la Feria de San Marcos 2018. Posible Elenco para Aguascalientes.

Armilla y Ponce
Enrique Ponce en cuadrillas el histórico 1 de Mayo de 2005, el valenciano cerca de volver a Aguascalientes.

De SOL y SOMBRA. Redacción. Aguascalientes.

La empresa Espectáculos Taurinos de México, S.A., “ETMSA”, está armando un gran elenco para la próxima Feria de San Marcos, 2018 y prueba de esto es el regreso del maestro valenciano Enrique Ponce que reaparecería en la Monumental trece años después, plaza en donde la última vez qué apareció acartelado fue el 1 de Mayo de 2005 en la despedida de Armillita Chico, tarde donde Ponce, de blanco y plata, alcanzó la cumbre del toreo con sus tres toros, en especial, una faena inolvidable al sobrero cárdeno claro  “Arlequín” de Fernando de la Mora lidiado en cuarto sitio.

Además de Ponce, en una Feria que implicaría un sentido homenaje a Miguel Espinosa “Armillita” recientemente fallecido, también contempla a los ya apalabrados José Mari Manzanares, Sebastián Castella, Alejandro Talavante, Julián López “El Juli”, el triunfador del serial pasado Andrés Roca Rey y Gines Marín, entre otros diestros.

Lo de una posible actuación de José Tomás, como cada año, es tan solo un rumor pero que esta vez no se puede descartar del todo, luego que este año el Gobierno del Estado conjuntamente con la Empresa, buscan constituir el serial taurino más importante en los últimos años. Tal situación ha sido reporatada inclusive por medios locales que colocan a José Tomás en el segundo sábado de Feria, en un único paseillo.

Recordemos que José Tomás reapareció y triunfó en su ultimo paseillo en Aguascalientes el 2 de Mayo de 2015 luego de 5 años de ausencia tras la gravísima cornada del toro “Navegante” de De Santiago el 24 de Abril de 2010.

Cabe mencionar que el Serial Sanmarqueño es la Feria Taurina más importante de todo México y en lo que va del siglo han destacado por su confección y resultados los seriales presentados, principalmente, para las Ferias de 2005, 2008, 2010, 2012 y 2015.

Habrá que esperar los carteles oficiales que se presentarán en los próximos días y que acapararán seguramente la atención de la afición taurina de ambos lados del Atlántico.

Twitter: @Twittaurino.

La gran cita: todas las figuras, incluido José Tomás, homenajearán a Víctor Barrio en Valladolid

Por 

El 4 de septiembre, como adelantó este domingo el inabarcable Zabala de la Serna, todas las figuras, incluido José Tomás, junto con Morante, Juli, Manzanares o Talavante, torearán una corrida de toros en Valladolid a la memoria de Víctor Barrio: ese día sus honorarios darán la primera forma al monumento con el que joven vivirá para siempre en Sepúlveda. Enrique Ponce ya anunció que hará lo mismo por su cuenta en Cantalejo.

Algo más de siete días después, el toreo se organiza para vencer de nuevo sobre la muerte.

Bailar a su alrededor, celebrar la vida de la manera más sublime: toreando. La presencia de todas las figuras en un encuentro inédito convierte el homenaje, y Valladolid, en acontecimiento, una fecha como Meca para el aficionado. El hombre siempre tiene la última palabra.

El Yiyo disfrutó de dos homenajes. Uno en Colmenar, donde exhaló, y otro en Las Ventas, año y medio después de cobrar su última estocada. También aquella vez acudieron a la llamada los coletas más importantes. Treinta años después vuelve a demostrarse que el torero es el artista más solitario del mundo capaz de salvar la distancia emocional más amplia, de recorrerla sin mirar atrás, todos esos kilómetros que separan el instante de la catástrofe con el del paseíllo, para estar al lado de sus compañeros. Víctor Barrio no volverá a marcharse.

Agotadas todas las entradas para ver a José Tomás en San Sebastián

Las entradas para la corrida en la que tomará parte el torero José Tomás el 14 de agosto en San Sebastián se han agotado una vez concluido hoy el plazo de renovación de los abonos para la Semana Grande donostiarra 2016.

La empresa Martínez Flamarique, gestora del coso de Illumbe (con un aforo para alrededor de 11.000 espectadores) lo ha confirmado este lunes en un comunicado, en el que añaden que tampoco quedan abonos disponibles para presenciar los cuatro festejos taurinos de los que se compone este año la feria taurina de San Sebastián.

Tan sólo se pondrán a la venta 350 localidades para cada uno de los otros tres festejos restantes, que serán comercializados a partir del día 1 de agosto, añade la nota.

Después de los éxitos logrados en taquilla tanto en Jerez de la Frontera (Cádiz) y Alicante, donde también se vendieron el cien por cien de las localidades, ahora se suma San Sebastián, una feria que volvió a la actividad el año pasado después de su cancelación en las ediciones de 2013 y 2014, y que esta temporada recupera el relumbrón que tuvo en el pasado gracias a la presencia del torero madrileño.

José Tomás actuará la tarde del 14 de agosto en un cartel completado por Julián López “El Juli” y el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza.

Pero la feria cuenta también con la presencia de otros toreros de primer nivelcomo Enrique Ponce, el francés Sebastián Castella, Alejandro Talavante, José María Manzanares, Paco Ureña, Diego Urdiales, y los jóvenes Alberto López Simón y el peruano Andrés Roca.

Publicado en EL MUNDO.

Se agotaron en un día las localidades para el homenaje a Curro Romero

Por Beatriz Cortázar.

Como era de imaginar, en menos de un día se agotaron las localidades para acudir al homenaje que se le va a rendir a Curro Romero en el teatro de la Maestranza, el próximo 1 de marzo. Junto a la plaza de toros sevillana que tantas tardes de gloria protagonizó el Faraón de Camas en Sevilla no se habla de otra cosa que de este espectáculo de los flamencos a su adorado Curro y que servirá para recaudar fondos a beneficio de la acción social de la Hermandad de los Gitanos.

Se da la circunstancia de que el homenaje estaba programado hace año y medio, pero la muerte de la duquesa de Alba, gran amiga de Romero y su esposa Carmen Tello, hizo que se suspendieran los preparativos. Cayetana estaba muy ilusionada, puesto que conocía los planes desde meses antes pero su debilitada salud impidió que se cumpliera su deseo de acompañar a su torero favorito en un día tan especial. Por eso durante el homenaje habrá un recordatorio para la duquesa quien hubiera disfrutado como pocas con las actuaciones de los artistas que van a participar en este homenaje y entre los que figuran desde Miguel Poveda a El Lebrijano pasando por Aurora Vargas, Eva Yerbabuena, Jose de la Tomasa, Pansequito, Marina Heredia, Cepero, Rancapino Chico y Paco Suárez. Sin duda un cartel único y de ahí la desesperación de muchísimas personas que no han podido conseguir una entrada para la que será una noche irrepetible con un escenario cuajado de romero y un sinfín de emociones y palabras de agradecimiento hacia el gran Curro, el hombre que siempre cuenta que no es gitano pero «hace trescientos o cuatrocientos años tuve que serlo».

Al frente de todo y cuidando hasta el ultimo detalle su mujer Carmen Tello es quien se está dejando el alma para que todo salga a la perfección. Esa noche se rodearán de sus íntimos amigos de Sevilla y de muchos rincones de España que tienen pensado viajar para acompañarles. Se da por descontado que uno de los seguros es Alfonso Diez, el duque viudo de Alba, quien mantiene un contacto continuo y estrecho con los amigos que hizo durante sus años de unión con la duquesa y especialmente con Curro y Carmen a los que quiere de manera especial y de ahí las visitas que de manera regular hace a Sevilla, la ciudad que siempre le recordará los años más especiales de su vida.

Fuente: http://www.abc.es/estilo/gente/abci-toreros-y-famosos-arroparan-curro-romero-201602180327_noticia.html

Le rinden homenaje a Joselito Adame en su tierra

 

A ver mi gober “Diga Whisky”
 

Brinda la Familia Taurina un homenaje al torero en su tierra. 

De SOL y SOMBRA.

Empresarios, ganaderos, aficionados, diestros, subalternos, novilleros y comunicadores rindieron un homenaje al diestro aguascalentense.

La convivencia se llevó a cabo en el jardín principal de la Casa de Gobierno, también llamada de la Amistad, donde un estupendo mariachi amenizó la reunión y diez fotografías monumentales de Joselito Adame, obra del colega y amigo Emilio Méndez adornaban la escena.

A ella se dieron cita importantes aficionados, ganaderos, toreros retirados, reconocidos doctores, representantes de peñas taurinas y toda la prensa especializada.

Fue entonces que el licenciado Alejandro Alba Felguérez, presidente del Patronato de la Feria Nacional de San Marcos, dio la bienvenida a los asistentes para después dar paso a las intervenciones de los periodistas Juan Carlos Román y Alejandro Hernández, del diestro retirado y reconocido cantante y compositor José María “Napoleón”, quien le regaló a Joselito la letra de un pasodoble en su honor y que pretende estrenar en la próxima Feria Nacional de San Marcos. 

También hablaron con elocuencia y enalteciendo las labores en pro de la Fiesta Brava de Joselito y del propio gobernador Carlos Lozano de la Torre, el doctor Alfonso Pérez Romo el notario público y presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Jesús Edduardo Martín Jáuregui, quien por cierto de manera enfática recalcó las pasiones del mandatario gubernamental que son la familia, la política, la amistad y su afición a la Fiesta de los Toros, en tanto que de Joselito Adame mencionó que es un ejemplo de ser, estar y tener dentro de su carrera taurina.

Mientras que el Gobernador del Estado, Carlos Lozano de la Torre, reconoció la calidad y la altura del diestro que le está granjeando importantes triunfos en los cosos más importantes.

Lozano de la Torre sostuvo que este gran desempeño de Adame está poniendo en alto el nombre de la entidad como el espacio de la tauromaquia latinoamericana por antonomasia, por lo que le deseó suerte en la corrida de las calaveras en la que participará este próximo sábado 7 de noviembre, en el marco del Festival de Calaveras 2015.

Por su parte el diestro aguascalentense se dijo profundamente agradecido por el respaldo que la familia taurina de Aguascalientes le ha prodigado, y coincidió con el Jefe del Ejecutivo del estado en que ninguna afición es tan especial como la de Aguascalientes.

Joselito Adame: “Por eso a donde quiera que voy, en donde sea que puedo torear, llevo a mi tierra en el corazón y hago todo por Aguascalientes y por México”, concluyó el matador.


Twitter @Twittaurino

Silverio Pérez en billete de lotería 

  
De SOL y SOMBRA.

El próximo 20 de noviembre se celebrará el centenario del natalicio del matador Silverio Pérez, quien adoptó esta fecha como la de su nacimiento ya que realmente el nació un 20 de junio de 1915, al margen este 2015 taurino, se ha denominado el año de Silverio Pérez, por ello la Temporada Grande de la Plaza México, que inició el pasado domingo es en honor al torero texcocano.

En torno a la figura del maestro Silverio, se harán diversos homenajes uno de ellos el billete de la Lotería Nacional, para el sorteo del martes 17 de noviembre.

Por otra parte el próximo 19 de noviembre en un conocido centro comercial que se ubica donde antiguamente se ubicara el Toreo, de la Condesa, se debelara una placa para conmemorar la faena que le realizo al toro ‘Tanguito‘, de Pasteje, en la mencionada plaza el 31 de enero de 1943. Y por otra parte la novillada del 5 de diciembre, con la que cerrara el año la Plaza de Cinco Villas, será en homenaje al querido ‘Compadre‘, ese día en la mencionada plaza se colocará un museo itinerante del matador Silverio Pérez.

El matador Silverio Pérez, falleció el sábado 2 de septiembre del 2008, en su casa de Pentecostés, Texcoco, a la edad de 91 años.

Fuente: http://deportes.televisa.com/mas-deportes/2015-10-28/faraon-billete-loteria/

Palomo Linares: “Hay dos tardes hitos en mi carrera, en Madrid y La México, ahí también le corte un rabo a un toro de Garfias”

  El veterano torero Sebastián Palomo Linares ha recibido un homenaje en la plaza de toros de Las Ventas al cumplirse el 45 aniversario de la histórica tarde que realizó en el coso madrileño el 22 de mayo de 1972; tarde en la que cortó las dos orejas y el rabo al toro Cigarrón, de la ganadería de Atanasio Fernández. El acto de reconocimiento y “descubrimiento del azulejo” ha estado presidido por el Consejero de Presidencia, Justicia y Portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria, que a su vez ocupa el cargo de presidente del Centro de Asuntos Taurinos y cuyo director gerente, Carlos Abella, fue el encargado de presentar y moderar.

LAS VENTAS HOMENAJE A PALOMO LINARES

Palomo Linares ha recibido el galardón acompañado por su actual pareja, Concha Azuara, su hijo Miguel Palomo Danko, el periodista y amigo Federico Sánchez Aguilar, quienes fueron sus apoderados, Pablo y Eduardo Lozano, y el diestro mexicano Eloy Cavazos, entre otras muchas personalidades del mundo taurino que han acompañado al maestro en la sala Antonio Bienvenida de Las Ventas.

El maestro ha descubierto su azulejo en el pasillo de Las Ventas, en las galerías de los tendidos bajos de la plaza. El mosaico se encuentra colocado junto al de su rival y compañero en los años setenta, Manuel Díaz El Cordobés.

La leyenda del azulejo recuerda la importante tarde de aquel mayo del 72: La Comunidad de Madrid a Sebastián Palomo Linares, en recuerdo de aquel 22 de mayo de 1972, en el que le fueron concedidas las dos orejas y el rabo del toro Cigarrón de la ganadería de Atanasio Fernández.

Sebastián Palomo comienza así a formar parte del repertorio de toreros homenajeados en Las Ventas como han sido Manolo y Pepe Luis Vázquez, Curro Romero Diego Puerta, Antonio Ordóñez , Rafael Ortega, Ruiz Miguel, El Litri, Andrés Vázquez, Paco Camino, El Viti, César Rincón, Manuel Vidrié, Julio Aparicio, Luis Miguel Dominguín, Marcial Lalanda, Antonio Bienvenida, Nicanor Villalta y Domingo Ortega.

EL EX TORERO ESTUVO ARROPADO POR SU PAREJA, CONCHA AZUARA Y SU HIJO MIGUEL

Se vio muy emocionado al torero al recordar a su familia, a los creadores de su éxito, a su equipo, con los hermanos Lozano a la cabeza, a partidarios y detractores, a Madrid, y sobre todo, a la antigua plaza de toros de Carabanchel, su Chata, la que le vio nacer como torero y le dio su primera oportunidad.

Gracias a su ambición de querer llegar a ser figura del toreo y a la buena dirección con la que le llevaron los que siempre estuvieron a su lado, el diestro quiso recordar las tardes más importantes de una trayectoria que tuvo su punto más alto en la década de los setenta. A lo que quiso añadir que una figura del toreo no se hace sola, necesita también de gente que confíe en ti. En ese sentido soy un afortunado, porque siempre me he rodeado de los mejores. Aliviaban mis miedos, frenaban mis impulsos y creían ciegamente en mis posibilidades. Yo no opinaba, solamente tenía que pensar en prepararme y en el toro.

Como torero, el de Linares fue un fenómeno mediáticocon un arte y una torería que le llevaron a lo más grande del toreo, con dos tardes importantísimas en su carrera: la que hoy ha sido motivo de reconocimiento y la que protagonizó en la Monumental de México, también en 1972, donde cortó el rabo al toro Tenorio de la ganadería de Garfias. “Estas dos tardes en Madrid y México han sido los dos hitos de mi carrera, tanto que hasta conservo aún los dos rabos en mi casa. Fue lo más grande de mi vida, los dos puntos de expansión de una carrera en la que he logrado también triunfos rotundos en innumerables plazas de España y América “, ha mencionado el torero.

También, ha reconocido que mi vida ha sido muy complicada, pero gracias a Dios también me supo recompensar. Este homenaje que brinda hoy Madrid reconoce a una persona ambiciosa, e incluso molesta, en ocasiones, en el ruedo. Fui torero de raza y de no entablar amistades, pero ahora siento como nunca el cariño y el respeto de toda la familia taurina”.

PALOMO LINARES: “ESTOY MUY FELIZ, MUY CONTENTO, ILUSIONADO, Y SOBRE TODO LLENO DE RECUERDOS BONITOS”

Enhorabuena ¿Qué se siente en un día tan especial?

PALOMO LINARES: Estoy muy feliz, muy contento, ilusionado, y sobre todo lleno de recuerdos bonitos.

¿Cómo recuerda aquella tarde?

P.L: Fue una tarde de las cumbres que haya podido tener en mi carrera porque fue una tarde redonda. Le corté al primer toro las dos orejas y luego tuve la fortuna de cortarle el rabo al segundo. La verdad es que eso no se sabe hasta que no lo tienes en la mano. Yo soy el que lo puede decir, pero no es fácil. Encajas muchas piezas y ese día se juntaron todas para poder cortar el rabo.

¿Y en el momento en que usted le mata y el toro se lanza a por usted?

P.L: El toro me cogió, pero no pasa nada, había que matarlo como fuese a la primera.

“ESTÁS EN LA PLAZA DE LAS VENTAS, TODOS LOS QUE NOS VESTIMOS DE LUCES TENEMOS ESE SUEÑO Y ES UNA REALIDAD HOY”

 ¿Sigue teniendo el traje?

P.L: Sí, sigue igual, roto, como me lo quité está. También está la cabeza del toro, está el rabo, la espada con la que lo maté* está todo. Para mí esto es un sueño. Estás en la plaza de Las Ventas, todos los que nos vestimos de luces tenemos ese sueño y es una realidad hoy.

¿Qué consejo le daría a los toreros de ahora?

PL: Lo de siempre, que quieran superarse siempre.

¿Cree que ha llegado tarde este azulejo?

P.L: No, ha llegado cuando tiene que llegar, creo que mi carrera está ahí, es bonito porque este año hace 49−50 temporadas de matador de toros.

¿Tiene uno el gusanillo todavía como torero?

P.L: Sí.

¿Cuándo va a los toros se tiraría al albero?

P.L: Esto no es un gusanillo, es una solitaria. sí. El que sale torero, quiere ser torero desde que nace y yo siempre quise ser torero. Jamás he dicho que me retiro de los toros, quería ser torero, soy torero y seré torero porque no me he retirado jamás.

¿Echa en falta que la saga Linares no haya continuado?

P.L:Sí han toreado. uno novillero y el otro tomó la alternativa. Para estar en el mundo del toro tienes que vivirlo, sentirlo plenamente. Cada uno sabe hasta dónde puede llegar. Luego ya vendrán nietos, bisnietos… ¿quién sabe? esperemos que la fiesta siga de por vida y alguno con sangre de Palomo Linares yo creo que será y querrá ser torero.

“ALGÚN NIETO CON SANGRE DE PALOMO LINARES YO CREO QUE SERÁ Y QUERRÁ SER TORERO”

Cuando ha recordado todos esos momentos en la plaza ¿qué es lo primero que se le ha venido a la mente?

P.L: Los momentos que viví porque uno lo tiene todo en la mente. Además esta es una profesión que se te va quedando grabado todo lo que haces y es como si hubiese sido ayer. Yo no me puedo acordar a lo mejor de lo que cené anoche, pero de todo lo que he toreado en mi vida sí.

Le vemos arropado por su familia, por su hijo, por su pareja, su apoyo es incondicional ¿no?

P.L: Por supuesto, y los amigos, muchos amigos, muchos aficionados, mucha gente.

¿De qué no ha podido usted disfrutar tanto por haberse centrado tanto en hacer una corrida detrás de otra?

P.L: Yo he disfrutado siempre porque era lo que quería hacer. Empecé de muy niño y mucha gente dice que eso te hace más raro porque yo no he tenido niñez, pero para mí torear era disfrutar y era lo que realmente quería hacer. Te das cuenta cuando va pasando el tiempo que qué pequeños y qué poco duramos porque lo que ahora estamos viendo de hace 43 años parece que fue un sueño, que fue ayer.

¿Usted llevaba a sus hijos a la plaza?

P.L: Sí claro. Yo he llevado a mis hijos a las plazas y a los toros y a los tentaderos conmigo por supuesto, los días que no tenían colegio, eso ante todo.

Fuente: Europress