Archivo de la categoría: Victorino Martín

Lunes de @Taurinisimos 108 – Cierre Feria de Abril, Sevilla y San Marcos 2017.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del lunes 8 de Mayo de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Actualidad Taurina.

Cierre FNSM Aguascalientes, 2017.

Enlace con Sergio Martín del Campo, crítico taurino.

Corridas Feria de Abril, Sevilla 2017.

Recuerdo de Manuel Montoliú en su XXV Aniversario Luctuoso.

Faenas de Ferrera, Morante, Roca Rey, Castella y encierros de Jandilla, Victoriano del Río, Victorino Martín, entre otros.

Foto: Muriel Feiner.

Producción: Miguel Ramos.
Operación: Abraham Romero.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 12 de Mayo de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Anuncios

Tendido 7: Extraordinaria historia, que seguirá creciendo

Por Xavier Toscano G. de Quevedo.

No llegó el indulto —es privilegio de muy pocos—, pero, ¡Qué gran toro!

Recuerdo haber leído y lo tengo bien gravado, no obstante que ya han pasado muchos años y para ser más preciso más de cinco décadas, cuando en una de las revistas que se publicaba semanalmente en Madrid, y que conseguía —bueno, con la ayuda de mi padre— en una afamada librería que se localizaba en la calle de López Cotilla, la entrevista que uno de sus columnistas había realizado al extraordinario e inolvidable ganadero Don Carlos Urquijo.  

En ella, en uno de sus párrafos, y que era además el encabezado de la portada, Don Carlos afirmaba categórico: “La mayor vergüenza para un ganadero, es que le indulten un toro en la plaza”. Qué sentencia más drástica, y muy poco entendible para la mayoría de los aficionados, pero letras más delante en su conversación advertía: “Si un ganadero no supo ver en su dehesa a un toro importante para conservarlo, ese es su problema, pero en la plaza los toros deben morir”.

¡Ay Dios Mío!, a mí desde entonces me ha costado mucho trabajo el compartir estas difíciles y concluyentes, pero también sabias palabras de Don Carlos Urquijo, y admito que el indulto de un *auténtico y fidedigno Toro Bravo* —que es privilegio de muy pocos, y no nos confundamos con los mansurrones boyantitos repetidores— es algo muy emotivo y que enaltece nuestro Espectáculo Taurino.

Estamos ya iniciando el quinto mes del año, y aún nos quedan varios festejos de la Feria de Abril Sevillana, y es ya una excelente costumbre, de nuevo se programó a los Toros de Victorino. Se lidiaron el pasado sábado 29 y como lo sabemos no hubo indulto —reitero, difícil privilegio que únicamente se ganan muy pocos—, pero el encierro resultó muy interesante como siempre acontece cuando están “Los Victorinos”, y el Bravo.

Platino” —¡qué gran Toro!—, negro entrepelado marcado con el No. 13 lidiando en cuarto lugar, una vez más enalteció la divisa del ganadero de Galapagar.

¡Cómo nos gustaría volver a ver en un ruedo a otro “Cobradiezmos”! Obviamente de Victorino, extraordinario toro cárdeno marcado a fuego con el No. 37, que el público sevillano al unísono pedía con absoluta justificación su indulto, y éste se concedió en la tarde del miércoles 13 de abril de año anterior.

Inimaginable y seguramente irrepetible, fue el extraordinario y milagroso acontecimiento del lunes 19 de julio de 1982.

Sucedió en la Catedral Mundial del toreo, “Las Ventas” de Madrid, era la corrida concurso de ganaderías en la que se habían anunciado: un toro de Miura, otro de Fermín Bohórquez, de Hernández Pla, de Salvador Guardiola, de Celestino Cuadri y Victorino Martín. Victorino seleccionó para tan importante tarde a “Belador” —sí, Belador con “B”—, así fue anunciando en el cartel.

Como al festejo se le había hecho mucha propaganda, Victorino aprovechó el momento y mostrando una fotografía de su TORO, escribió la siguiente leyenda; “Me llamo BELADOR, pertenezco a la ganadería de Victorino Martín, el indiscutible triunfador de esta Feria de San Isidro y de tantas Ferias, vengo a la Corrida-Concurso a ganarle la pelea a todos los toros, y en especial a MIURA, porque quiero acabar de una vez con su leyenda de terror. ¡Y vaya que lo consiguió!

Hoy he de departir las ideologías de dos celebridades en el mudo de la crianza de Reses Bravas, el inolvidable Don Carlos Urquijo y Victorino Martín. Hombres honestos y comprometidos con sus ambiciones y obligaciones adquiridas, que son respetar con absoluta e incondicional seriedad la inamovible fórmula que rige a nuestra fiesta: “La presencia en todos los ruedos del Eje Central y Único de nuestro prodigioso Espectáculo, su Majestad El Toro Bravo”.

Publicado en El Informador

El Juli y Victorino Martín, 15 años de posturas encontradas y verdades silenciadas 

El Juli durante una actuación en San Fermín del 2015 con toros de Garcigrande.

De SOL y SOMBRA

La edición impresa de Aplausos publicaba en un número del 2014 una entrevista a Julián López “El Juli” torero considerado por muchos especialistas como poderoso y sabio, además de un torero que siempre da la cara. 

No tenemos duda de que El Juli dio la cara en muchas ocasiones y de forma indiscutible en el pasado. Pero hoy, que El Juli ha optado por la comodidad se le han cuestionado muchas cosas. 

Su pasada actuación en Sevilla con toros borregunos de Garcigrande y su próxima actuación en La Maestranza con los hermanos Rivera Ordoñez, solo demuestran que ese “poderoso” torero hace muchos años vive en él conformismo y alejado del lugar que le tenía reservado la historia del toreo, al quedarse muy corto de la silla en la qué todos pensamos que podía haberse sentado el de San Blas.

La gran pregunta es ¿Porque El Juli no torea hierros como Victorino ahora que su maestría y su poder es tan infinito según algunos críticos? El propio diestro en aquella entrevista del 2014 para el semanario taurino ventilaba el asunto, con algunos comentarios como los siguientes:


– “Me han ligado a situaciones, no siempre con razón y la realidad es que existe un ambiente crispado y raro en torno a mí. Eso me ha desestabilizado en ocasiones este año (2014) y lo asumo. No he estado bien muchas tardes”.

– “¿Que yo obligo a los compañeros a tomar ciertas decisiones? Eso es una falta de respeto tremenda hacia esos toreros. Quien dice eso falta a la verdad y además no está respetando a matadores hechos y derechos que toman sus propias decisiones”. 


Palabras para excusarse (si realmente sí ha influido en decisiones equivocadas, tan solo hay que recordar el G10 o el G5) o tan solo justificarse. La cuestión es que se pone en duda el comportamiento de Julián en diversas ocasiones, ¿será que El Juli no es ese torero tan poderoso como la mayoría cree y los rumores sobre sus malas acciones afuera del ruedo son ciertas tanto en América como en Europa? 

En México prestigiados ganaderos tiemblan cuando El Juli se quiere anunciar con sus toros, “es que nos mueve toda la ganadería” comentaba el pasado invierno un prestigiado ganadero queretano.

La realidad es que el agua suena ya en cantidades abundantes con este torero, aunque los aficionados no tengan pruebas para afirmar algo, pero quizás es momento de pensar ¿Es este torero digno del respeto que muchos le tienen? Me refiero al respeto como profesional. Muchos pueden afirmar que la labor de El Juli delante del toro no es tan admirable como muchos pueden considerar (El Juli, figura del destoreo). 


Y también recordemos las palabras de acreditados ganaderos, como son Victorino Martín padre y su hijo, a los que tampoco les gustó la forma de proceder de El Juli en su momento y así lo admitieron públicamente en una entrevista, en donde, dijo Victorino padre toda la verdad o ¿calló algo? Y digo “recordemos” porque según las palabras de El Juli, da la impresión de que ese ambiente que dice percibir en su contra siempre es injusto, y conviene reflexionar sobre el asunto, es bueno tener también en cuenta todos los indicios, y que cada cual, opine lo que quiera.

Pregunta. ¿Nunca se han negado a que sus toros estén en un determinado cartel? 


Victorino Martín hijo. Hay un solo antecedente: en 2003, mi padre se negó a que una figura que quería torear sus toros en Madrid lo hiciera, y la figura no los mató. El empresario decía: «Esto no lo he visto en mi vida».

¿Se está refiriendo a El Juli?


Victorino Martín hijo. Sí, le hizo una pajarraca en Ávila en el año del 2002 y mi padre dijo: «Este ya no me mata una corrida más». 

¿Qué es una pajarraca?

Victorino Martín hijo. Actuó de una forma muy poco correcta en Ávila y mi padre se molestó y se plantó.

¿Y qué quiere decir con «poco correcta»?

Victorino Martín hijo. No trató bien a los toros en el ruedo. Digamos que acabó con el toro antes de la cuenta y mi padre le puso cruz y raya.

Victorino Martín padre Es que era…

Victorino Martín hijo. ¡Cuidado que luego se publica todo! [le interrumpe el hijo a su padre]. Hay que ser diplomáticos…

Victorino Martín padre. Ni diplomáticos ni gaitas [insiste el ganadero]. A mí me van a hablar ahora de diplomacias a estas alturas. ¡Y que publique lo que quiera! Son unos golfos. A mi edad ya puedo decir lo que me dé la gana [enfadado], que tengo más premios que años.

¿Qué ha aprendido de su padre?

Victorino Martín hijo. Ya ves que no se muerde la lengua [sonríe un poco preocupado]. Él habla poco, da pocos consejos. Pero el ejemplo que he visto en él es brutal y me ha enseñado a luchar por lo que uno tiene con integridad y a ver que no hay nada imposible, porque el trabajo es el fundamento de todo éxito. 

LAS DIFERENCIAS 

El Juli y Victorino, Victorino y El Juli, ¿Qué ocurrió entre ellos? Una pregunta de difícil respuesta porque ninguno dio en su momento muchas explicaciones más allá del cruce de escuetos comunicados en los que cada uno habia fijado su postura.

El caso es que el torero quería torear una corrida del ganadero de Galapagar en la plaza de Madrid, dentro del ciclo de San Isidro, y el criador de bravo se nego. Mientras, la empresa de Las Ventas intentaba reconducir el asunto y poner a todas las partes de acuerdo. Y es que el espada madrileño habia puesto como condición sine qua non para estar en la feria que se le anunciara con los victorinos ¡Como han cambiado los tiempos en este 2017 con El Juli!

CONDICION IMPRESCINDIBLE

La postura de El Juli habia quedado expresa en un comunicado de prensa. En este se decia que el torero “ha reiterado su intención de plantear esta temporada asumiendo la responsabilidad creciente que significa el lugar que ocupa en su profesión y su forma de concebir el toreo”. Esta “exigencia personal”, continúa el comunicado, implica “una mayor presencia en las plazas de máxima categoría así como protagonizar gestos de importancia”, tanto por el número de corridas como por el de las ganaderías a lidiar. Y siendo este planteamiento así, El Juli ha propuesto a la empresa de Madrid torear tres tardes en el abono de San isidro, anunciándose en una de ellas con toros de Victorino Martín, “condición imprescindible” ésta para estar en ese año en Madrid.

Y tan clara como la postura de El Juli fue la del ganadero Victorino Martín, en otro comunicado, anuncio con rotundidad que “he tomado la decisión firme e irrevocable de que El Juli no va a torear ningún toro de mi ganadería. Así se lo comuniqué a sus representantes en distintas conversaciones mantenidas en días pasados, en la que también les informé de los motivos para esta decisión”.

Pero, ¿cuáles son esos motivos? Victorino ha dado “por zanjado” el asunto sin querer entrar en detalles, y El Juli se limita a ratificarse en su proyecto sin arrojar luz sobre la negativa del ganadero. Y como consecuencia de esto, la polémica encuentra terreno abonado para las suposiciones y la rumorología.

POSIBLES MOTIVOS

En ese terreno pantanoso, con todas las reservas de la falta de datos que propician los propios protagonistas, todo se remonto a las corridas de Avila y Bilbao del 2002, tardes en las que Victorino achacó el mal juego de sus toros a unas supuestas actuaciones extrañas del equipo del torero, a unas exigencias especiales de sus mentores. Incluso hay quien asegura que el ganadero sospechó de que se le hubiera podido administrar algún tipo de sustancia prohibida a sus animales. Desde hecho en Avila solo lidió un toro de Victorino ya que el segundo de su lote en aquella ocasión fue sustituido por uno del hierro de San Román, al que le cortaría las dos orejas para salir en hombros, anécdota que los julistas olvidan y cantan a los cuatro vientos que en aquella ocasión El Juli salio en hombros en Avila con los victorinos, siendo esto una leyenda urbana, ya que el de San Blas con el del hierro titular solo fue silenciado.

Quince años después la verdad, en cualquier caso, es todavía desconocida. Y lo único cierto es que El Juli queria matar victorinos en Madrid y el ganadero se nego y que al día de hoy El Juli es un torero comodino que ha renunciado a la grandeza, lidiando casi siempre reses impresentables y afeitadas por toda la orbe taurina.

Y como muestra de esto, mañana se anuncia con los toros de Daniel Ruiz en Sevilla y los hermanos Rivera Ordoñez.

Quien te viera y quien te ve Julián

TRAYECTORIA DE EL JULI CON TOROS DE VICTORINO MARTÍN

Temporada 98 – 13 de septiembre de 1998 Las Ventas MADRID. Actuó en solitario y lidió un novillo de Victorino Martín 

TEMPORADA 1999 MATADOR – 7 de marzo de 1999 OLIVENZA (Badajoz) Actuó en solitario, lidió un toro de Victorino Martín, el tercero de la tarde y le cortó las dos orejas 

TEMPORADA 2000 MATADOR – 30 de marzo de 2000 CASTELLÓN Juan Mora, José Luis Moreno y El Juli. Lidia la primera corrida completa de Victorino Martín y corta dos orejas al sexto de la tarde 

TEMPORADA 2001  MATADOR – 31 de mayo de 2001 Las Ventas MADRID Corrida de la Prensa/ Armillita, El Juli y Javier Castaño. Lidia un toro de Victorino Martín 

22 de agosto de 2001 – BILBAO Lidia una corrida completa de Victorino Martín. Miguel Abellán, José Pacheco “El Califa” y El Juli. Es la fecha de su reaparición de su cornada en Málaga, nueve días después de la cornada con los puntos de la herida. Corta dos orejas, una a cada ejemplar 

TEMPORADA 2002 – 9 de junio de 2002 AVILA Corrida de la Beneficencia Víctor Puerto, Manolo Sánchez y El Juli.

21 de agosto de 2002 BILBAO – Primera de sus tres comparecencias dentro de las Corridas Generales. Fernández Meca, Eugenio de Mora y El Juli. El madrileño corta una oreja al primera de su lote.

Twitter @Twittaurino

* Con Notas y referencias de David Zamora para Pureza y Emoción.

FERIA DE ABRIL: Victorino, sensación de toro

diestro Paco Ureña, en una trincherilla a su primer toro. RAÚL CARO EFE.

Por Antonio Lorca – Sevilla.

No fue un corridón de toros, ni por hechuras ni por comportamiento. Todos recortaditos, sin caras aparatosas, en el tipo de la casa; ninguno destacó por sus excepcionales condiciones en los tres tercios de la lidia. Pero hubo interés porque había toro; bravos, unos; nobles otros, parados algunos, soso y misterioso otro, bronco y violento el segundo… El toro de lidia, una caja de sorpresas, emocionante siempre. Así, sí.

Tampoco fue una corrida triunfal de principio a fin, pero se vivieron momentos de conmoción y arrebato, de esos que solo se pueden sentir cuando la tauromaquia eterna vibra por los cuatro costados.

Ambientazo en la Maestranza. Tarde espléndida después de una mañana lluviosa; tarde soleada y ventosa también. Y henchida de expectación con el recuerdo del toro Cobradiezmos, indultado en esta plaza la feria pasada.

Ovaciónde gala para la terna al acabar el paseíllo que recoge Manuel Escribano e invita a sus compañeros. Se aventura una gran tarde. Y en verdad que así fue, pues quedaron para el recuerdo destellos inolvidables.

El primer toro acude con presteza y empuja al caballo en la primera vara; duda en la segunda, pero acude finalmente y demuestra su valía. Ferrera se luce en un sentido quite a la verónica, y Escribano por chicuelinas. Banderillean los dos diestros y el toro acude al cite con prontitud, alegría y galope. El tercio resulta vistoso. El animal se había esforzado tanto que se apagó en el último tercio. Se le acabó la alegría, se paró y solo permitió un pesado arrimón de su matador.

A toriles se fue Escribano para recibir al segundo, que se emplazó en la puerta, oteó el horizonte e instantes después puso en serios aprietos al torero cuando embistió con enorme fiereza y genio al capote. La lidia careció de historia porque el victorino destacó por su peligro y violencia.

La lidia de cuarto fue una explosión de emociones. No permitió de entrada toreo a la verónica. Derribó con estrépito al caballo y cumplió en la segunda. El tercio de banderillas fue espectacular y cargado de sentimiento. Invitó Ferrera a parear a su subalterno José Manuel Calvo, hijo de Manolo Montoliu, muerto en esta plaza en 1992. El par que colocó el torero valenciano derrochó torería desde sus andares primeros hasta la perfecta colocación; se lució también el matador, y la plaza en pie, absolutamente conmovida, irrumpió en una ovación de época mientras el hijo del legendario banderillero brindaba a los cielos. 

Ferrera y Calvo. Foto Pagés.

El tercero fue un misterio. Lo recibió Ureña con tres verónicas extraordinarias, de esas que se sienten en el alma. Acudió con brío al caballo y lo picó muy bien Pedro Iturralde. Dio la impresión de venirse abajo en banderillas, y llegó al tercio con andares sosos y tristes. En ese tono transcurrió la primera parte de la faena de Ureña, hasta que, sin saber por qué, el animal humilló, amplió su corto recorrido y permitió una tanda magnífica de derechazos que supieron a gloria; después, con la muleta en la zurda y a distancia del toro, dibujó Ureña dos tandas de naturales preñados de torería. 

Lo que son las cosas…Otro misterio en la muleta; en esta ocasión, por parte del matador. No era fácil el toro, nada de fofa nobleza, sino genio y fiereza a raudales. Se desarrollaba la faena sin detalles meritorios, cuando Ferrera dijo aquello de aquí estoy yo, plantó las zapatillas en la arena y obligó a su oponente a embestir como dios manda. Y brotaron dos tandas de derechazos estupendos, largos y hondos, y otra de naturales vibrantes que sonaron en todos los rincones de la plaza. Tras una buena estocada paseó una oreja; como debe ser.

Ferrera. Foto Pagés.

El quinto cumplió en varas; Escribano lo pareó con más voluntad —toda la imaginable— que acierto (insiste en colocar los garapullos a toro pasado), y aprovechó con enorme merecimiento la bondadosa embestida del animal. 

Acudía el toro con franquía y lentitud al cite, y Escribano lo muleteó con temple, largura y hondura, y revalidó su conocimiento de la lidia de estos toros y un notable avance en sus formas toreras. Mejor por el lado derecho, toro y torero protagonizaron destellos de excelsa torería. Solo el fallo con el descabello le impidió pasear un merecido trofeo.

Escribano. Foto Pagés

Finalizado el tercio de varas al sexto, en el que cumplió el toro, Ferrera asomó el capote, y trazó dos bellísimas chicuelinas, una media y una larga en un palmo de terreno, y la plaza se lo cantó a lo grande. Muleta en mano, Paco Ureña lo intento de veras, pero el corto viaje del animal no le permitió redondear una tarde triunfal. Aun así, robó muletazos de mando, temple y buen gusto a base de valeroso tesón.

La corrida acabó casi a las nueve y media, pero nadie, que se sepa, se quejó de la dura piedra. Así de emocionante puede ser esta fiesta.

MARTÍN / FERRERA, ESCRIBANO, UREÑA

Toros de Victorino Martín, correctos de presentación, de variado comportamiento: bravo y parado el primero; bronco el segundo; blando y noble el tercero; complicado el cuarto; de gran calidad el quinto, y soso el sexto. Todos cumplieron en los caballos.

Antonio Ferrera: pinchazo y estocada baja (ovación); —aviso— estocada (oreja).

Manuel Escribano: metisaca, pinchazo, estocada y dos descabellos (silencio); estocada —aviso— y tres descabellos (ovación).

Paco Ureña: estocada (oreja); tres pinchazos, media estocada y cuatro descabellos (silencio).

Plaza de La Maestranza. Sexta corrida de abono. 29 de abril. Casi lleno. Durante el paseíllo sonó el pasodoble Manolete con motivo del centenario del nacimiento del torero cordobés.

Publicado en EL PAÍS

@Taurinisimos 47 Programa – San Isidro 2015. Juli en Cáceres. Paco Camino Encerrona Madrid.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 5 de Junio de 2015. Con: Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y José González @JoseNinoG.

Actualidad Taurina. Análisis Feria de San Isidro 2015. Faenas de Alejandro Talavante, Daniel Luque, Diego Urdiales, Manuel Escribano.

“El Juli” y Perera en la Beneficencia en Madrid. Recuerdo del 45 Aniversario de Paco Camino en solitario en Las Ventas, 4 de Junio de 2015.

Roca Rey Puerta Grande en el Corpus de Sevilla.

“El Juli” y “Cantapájaros” de Victoriano del Río en Madrid 2007.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 18 de Abril de 2015 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

@Taurinisimos 41 Programa – Feria de Abril, Sevilla y Aguascalientes 2015.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 24 de Abril de 2015. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y José González @JoseNinoG.

Entrevista con @BardoTaurina, autor de el Libro: “Silverio Nos Une (1915-2015)”

Actualidad Taurina. Análisis Feria de Aguascalientes 2015. Feria de Abril, Sevilla 2015. Análisis Previo Encerrona de Joselito Adame en Aguascalientes 2015.

Faenas de Fabián Barba, Armillita IV, Antonio Ferrera y Joselito Adame.

La próxima emisión de #Taurinísimo, 42, será el próximo viernes 1 de Mayo de 2015 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos. Mail: taurinisimos@gmail.com

Los victorinos y el salario del miedo.

1402086219_extras_noticia_foton_7_1

Por Carlos Ilián. Madrid

A la gente se le había olvidado, o simplemente no conocía, como es una corrida de Victorino en la versión que fundó la leyenda. Hablo de la fiereza, el sentido y la artera embestida rebañando para buscar las femorales. Y ayer salió una de esas corridas que nos retrotraen a los finales de los 60 y primeros 70 cuando decir Victorino era decir salario del miedo.

Ese miedo sacudió ayer la plaza. Sin embargo la gente pedía derechazos y naturales como si aquello fuera una de Garcigrande. El quinto, por ejemplo, que correspondió a Ferrera, se comía, literalmente, la muleta con la que el torero intentaba domeñar por bajo aquella embestida. Un toro que ya herido de muerte por un bajonazo tuvo fiereza para cornear con saña al banderillero Manolo Rubio que intentaba apuntillarlo.

El sexto era blandito pero un canalla de tomo y lomo con el que Aguilar pasó un calvario. El mismo que padeció con el tercero, este el toro más importante de la corrida al que le faltó, al menos, un par de puyazos más. Toro inmenso en todo. Uceda Leal salió a pegar pases y allí lo que procedía era un pugilato, aunque su segundo resultó el más apagado y sosaina.

En todo caso ayer Victorino ganó por goleada. La gente valoró mucho más el peligro que el miedo. Y el peligro pregonado lo ejerció la corrida. El miedo lo padeció la terna. Y es que salir a matar una de Victorino es como comenzar un partido de fútbol con dos goles en contra.

Leer mas: http://www.marca.com/2014/06/06/toros/san_isidro/1402086219.html

La leyenda de los victorinos.

image

Por Joaquín Vidal.

24 junio de 1976.- Se enzarzaron en una disputa el Cordobés y Palomo, años ha por un póngame acá esos bichos. Ambos pretendían la blanca mano de los galaches para su exhibición en la feria de San Isidro. Como tontos: elegían a la más guapa y más facilona del baile.

El poderío de mandones del toreo lo iban a demostrar llevándose al río a los galachitos que además de la fama de fofones que ya tenían, eran en aquella ocasión figuritas de porcelana. Y no les daba vergüenza, no, aunque a la afición sí le daba.

Suspiraba la afición: iSeñor, señor, qué cosas, si los padres de la tauromaquia levantaran la cabeza … !

Desde el Illo y Pedro Romero, estoqueadores de morlacos de las cavernas, hasta el Chamaco, que paseaba tan serrano por Barcelona con las hijas del gobernador, y no sabía leer por aquel entonces, nadie se había atrevido a tanto. Muchos renegaron de su afición y la escondían.

Y en aquella disputa estábamos cuando apareció un paleto, de Galapagar por más señas, que se fue a los periódicos con unas fotos y dijo: Estos son toros; se los regalo a la empresa de Madrid para que los toreen mano a mano Palomo y El Cordobés.

Hasta en foto asustaban aquellos toros. ¡Que toros, Dios! Los ven los galaches y echan a correr. Los ases de la disputa ni los vieron, claro. Sí, un tal Andrés Vázquez, ¿suena el nombre?, que se midió con ellos y triunfó.

Allí empezó Victorino Martín a ser Victorino, y allí empezaron los antiguos albaserradas -después Escudero Calvo– a ser victorinos. Nació una leyenda que aquí está.

La afición se relame de gusto con estos toros porqué, buenos o malos, tienen el significado de cuanto se ha venido pidiendo, cuarenta años hace, para la fiesta. Son el palmetazo al fraude, al privilegio y al triunfalismo, y abrieron el camino de la autenticidad, en el que estamos.

Después de aquello, verdad no hay más que una, los victorinos salieron unas veces bravos y otras pegando bocaos, pero, verdad no hay más que una, siempre dieron espectáculo, que es lo bueno.

Por eso el anuncio de los victorinos para la corrida de la Prensa de este año de 1976 ha sido un campanazo. Esperan en los corrales pidiendo guerra, y se la van a dar tres valientes sin novela, Miguel Márquez, Julio Robles, Roberto Domínguez, ante una cátedra severa, que no se casa con nadie y menos aún si tiene leyenda.

© EDICIONES EL PAÍS, S.L.