Archivo de la categoría: Pintura

«La tauromaquia es un mundo fascinante» 

Nicolás de Maya entre pinturas y esculturas que recogen la pasión del artista por los toros. Foto Alfonso Durán.

Por PEDRO SOLER.

Lo que Nicolás de Maya (Cehegín, 1968) presenta en el Casino de Murcia es «un homenaje al mundo del toro, porque me considero un buen aficionado taurino». Y recuerda que, hace ya dieciséis años, «tuve oportunidad de realizar otra exposición, en el Palacio del Almudí, que supuso para mí un acercamiento a este ambiente, con la que también rendí mi homenaje no solo al toro, sino a la tauromaquia. Desde entonces, en Murcia no había vuelto a presentar nada sobre este tema, aunque la verdad es que tampoco he querido implicarme más, porque quizá alguien pudiera haberme definido como un pintor taurino. Y no es así. Yo soy un artista, con una gran afición a los toros, porque reconozco que el toro ha supuesto muchísimo en mi profesión». Confiesa que lo dice así porque «moví aquella muestra del Almudí por casi toda España: Sevilla, Valencia. Bilbao… Acaparé muchísimos clientes y las ventas que pude hacer me permitieron ir a México, un país, que se convirtió en un descubrimiento para mí. Desde aquel viaje, es raro el año que no vuelvo durante dos o tres meses».

¿Por qué tanto interés por el toro? 

«Porque yo, como artista, me tengo que posicionar, igual que se posiciona cualquier persona en la vida, y me posiciono en el sentido de que me gustan y apasionan los toros, acaso porque, desde el principio de la humanidad, siempre han estado representados, sea en las Cuevas de Altamira, en las de Lascaux, en las épocas griega y romana, en el Medievo, en los siglos XIX, XX y XXI… También ha sido representado por grandes artistas, como son Goya y Picasso. No lo han hecho otros, porque han tenido la desgracia de no poder disfrutar esta fiesta, que nosotros sí disfrutamos. Un americano, que no la conoce, no puede entenderla, ni interpretarla; un chino tampoco. Nosotros, sin embargo, tenemos la suerte de conservar una especie en la que se busca la bravura y otros valores que tiene. A mí no solo me ha enseñado la biodiversidad que existe en torno a la fauna ibérica, o cómo se conserva ese patrimonio medioambiental, que son las dehesas. En el fondo y en su gran mayoría, los ganaderos son unos románticos, porque con los toros apenas ganan dinero. Viven de otros recursos».

Algo «mágico»

Para este artista, «el tema de la tauromaquia es un mundo fascinante, porque lo que significan el torero y el toro es algo emblemático, por los valores que desempeñan. Hay quien dice que la felicidad solo se consigue a través del orden. Y el orden es disciplina, constancia, tenacidad, esfuerzo… Esto es lo que transmiten los toros, porque el torero observa todos esos valores. No pocas de estas facetas también me las ha aportado a mí el mundo del toro. Además, como español, tengo que defender algo que resulta mágico: el encuentro entre un animal y un hombre en su espacio».

Junto a los cuadros, Nicolás de Maya presenta esculturas muy diferentes: proyectos en barro, una cabeza de escayola y la figura de un toro, casi de tamaño natural, realizada con tiras de madera.

Afirma el autor que «a través de una línea repetida muchísimas veces, puedo componer lo que quiero. Y es lo que yo he deseado representar aquí. La volumetría son líneas en el espacio. Es cierto que yo parto de la figuración, incluso del hiperrealismo; pero, al final, lo que más me gusta es el concepto, en el que también puedo ocuparme de la fragilidad del mundo del toro; algo tan frágil que, en cuanto se le ataque, va a desaparecer. Esta es una escultura a base de tiras de madera, en la que se comprueba lo que puede conseguirse con la sucesión de elementos tan naturales. Tengo otra maqueta hecha en color, porque también me gusta decir que la fiesta es color, y que la suma de colores y líneas influye, porque al final todo es como un juego cromático».

Esta mescolanza de pintura, barro, madera, escayola… obedece, afirma «a que es algo que me nace, algo vital en mí. Tengo que aportar y arriesgarme. Yo conservo muchísimas obras de investigación personal, que nunca muestro, porque entiendo que la sociedad murciana es muy conservadora, pictóricamente hablando. Normalmente, a quien me reclama ofrezco mi producto, pero también tengo parte de esa investigación que conservo para mí, hasta que me arriesgo, como pudo haber hecho ahora».

¿Le supone mucho esfuerzo el intenso realismo que imprime en sus obras? 

«No. El esfuerzo no radica en el tiempo que he dedicado a las obras. Con los años he aprendido muchísimo y ejecuto de modo rápido. El problema es la idea, porque lo que más me interesa, cuando ejecuto un proyecto, es cómo lo hago. En este caso, el toro es un animal al que tengo muy conocido, porque en mis viajes a México paso mucho tiempo en ganaderías; pero todo cuanto hago lo siento de verdad. Si no, no podría hacerlo».

BELLEZA DEL TORO

Nicolás de Maya desentraña, se centra y profundiza en la raíz más pura del toro. En esta exposición, el artista analiza y sintetiza, recreándose en toda la dimensión plástica, como un verdadero creador total, con distintas técnicas y formatos. Reivindica la belleza plástica del toro, dentro y fuera del ruedo: sus pitones, su pelaje, su hechura, su mirada mansa en el campo, y desafiante cuando pisa el albero.

Publicado en La Verdad 

Anuncios

@Taurinisimos 122 – Entrevista: Alfredo Acosta. Recuerdo Valente Arellano. Museo Taurino Morelia.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 11 de Agosto de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Actualidad Taurina.

Presentación en Morelia del Libro “Los Toros 500 Años. Prohibición y Defensa” de Marco Antonio Ramírez VIllalón.

Clip: Un Paseo en el Museo, Museo Taurino – Centro de Convenciones Tres Marías, Morelia, Michoacán.

Invitado de Lujo: Alfredo Acosta Chávez, 40 Años de Torero, 40.
Recorrido por la vida taurina del novillero, banderillero y maestro de toreros.

Recuerdo de Valente Arellano Salum en el 33 Aniversario de su fallecimiento. Faena en Aguascalientes, Videoteca: Alfredo de la Rosa.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 11 de Agosto de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

El toreo desde una perspectiva pop.

El toreo desde una perspectiva pop

Por PABLO GARCÍA MANCHA.

El próximo día 5 de septiembre la Sala de Exposiciones de la Biblioteca de La Rioja acogerá la inauguración de la muestra organizada por la peña taurina ‘El Quite’ titulada ‘Desplante y Descontexto: Tauromaquia y Cultura Popular’, obra del artista madrileño José Luis García, aficionado a los toros, artista plástico y diseñador heterodoxo que une el arte pop con otras vanguardias al toreo.

Como explica el propio autor, esta exposición, que permanecerá abierta hasta el 30 de septiembre, «pretende abrir un poco la ventana de la iconografía taurina. Desde un torero haciendo un desplante a una moto Vespa a un cómic sobre la tauromaquia de Juan Belmonte, sin olvidar la figura de Antoñete, el torero contracultural por excelencia», explica.

Esta exposición, abunda el autor, «no pretende romper los cánones clásicos que deben estar presentes en la tauromaquia», sino que persigue «descontextualizarla para modernizar la figura del torero, y para ello me sirvo del cómic, un lenguaje que permite narrar, y mediante esa narración explicar muchos aspectos de la tauromaquia. También está muy presente el arte pop que persigue el icono».

José Luis García se define a sí mismo como «tomasista ortodoxo, Urdialista convencido y Esplaista social». Y va más allá: «Tras una adolescencia antitaurina, me acerqué a la tauromaquia gracias a autores como Picasso, Hemingway o Lorca. Además, me gusta la historia de la tauromaquia y leer publicaciones del siglo XIX y los años 20. De hecho no tengo ningún reparo en explica que para mí Juan Belmonte es lo que Pablo Picasso a la pintura, el gran revolucionario».

Este autor madrileño tiene 23 años y le gusta «la música rock, el jazz y la pintura de vanguardia». «La verdad es disfruto perdiéndome en exposiciones y siempre que puedo me escapo a Las Ventas porque como decía mi abuelo, ‘dónde voy a estar yo mejor un domingo que en Las Ventas’», añade. Además de su obra taurina, ha publicado junto a otros dos autores un cómic inspirado en Luces de Bohemia de Valle Inclán, con la editorial Vitruvio.

El Quite con el arte

La peña taurina ‘El Quite’ comienza con esta exposición su mes más intenso en cuanto a actividades culturales, ya que continúa un año más adelante con su concurso nacional de pintura taurina, el premio de relatos y el ciclo de cine. Su presidente, Alejandro Lerena, explica que en breve tendrá cerrado todo el programa definitivo: «El 15 de septiembre comenzamos con el cine, que todos los años tiene una aceptación magnífica de público. Somos una entidad no muy numerosa pero nos encanta reivindicar los perfiles culturales del toreo, buscando nuevos nombres. De hecho, creo que la exposición de José Luis García va a llamar mucho la atención por su frescura, calado y originalidad».

Via: http://www.larioja.com/culturas/201408/10/toreo-desde-perspectiva-20140810002148-v.html

El Menor Abundamiento – Nuevo Episodio Negro del Palco en La México.

Ortega y Padilla a hombros en La México.

Hay despedidas, “Ranchero” Aguilar, José Huerta, Luis Procuna… que en la historia de La México son legendarias. Gracias a Jesús Morales, la “Autoridad”, la despedida, no anunciada mas sí anticipada, de Rafael Ortega pasa de digna a una mera anécdota donde la ridícula actuación de la autoridad se roba la atención de un festejo donde Juan José Padilla sale a hombros delante de un descastado encierro de Los Cues que ve aparecer a Salvador López como un invitado circunstancial a la tarde de su confirmación.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA.

Si Jesús Morales, ayer subalterno destacado, hoy Juez de Plaza denostado hubiera dejado el pañuelo verde en casa, nadie lo habría lamentado. Lo repetimos hoy, lo hemos dicho siempre: en los toros, al premiar, más vale que falte y no que sobre.

Incluso Rafael Ortega lo entiende así.

Los dos últimos rabos otorgados en La México han sido por gracia, mas que por obra, de Don Jesús. Casualmente, ambos, han sido devueltos por sus respectivos adjudicados: Talavante el año pasado en el cierre y ahora Ortega, en su cierre.

La cosa para el tlaxcalteca no ha sido sencilla, tal como su propia carrera. Un toro cárdeno obscuro y serio abre su lote y con él, tras labor deficiente de Francisco López incapaz de sujetar. Rafael tira de la técnica y desde el toril, da los adentros, espalda a los medios, saca al astado del “terreno de abajo” y luce en rebolera en los medios.

Ortega enfrenta un toro ideal para su estilo pero no para sus facultades. Padece en banderillas, gravemente, incluso pide el cuarto par, un violín bien logrado. Se dobla y obliga poderoso al inicio pero el toro, con genio y poder en su embestida, le engancha y puntea. Lo hace pasar inicialmente pero al ir a la izquierda Rafael se queda corto.

Esa falta de toreo al natural marca su legado como torero, quizá hablaríamos de un resumen mejor en su carrera. Tras levísimo intento con la zurda opta por cortar macheteando al astado para doblemente pinchar e irse en silencio.

Don Jesús Morales no se sabe los nombres de los toreros.

Le cambia a Padilla el Juan José, vía megafonía, por el “Juan Antonio” justo cuando otro Juan, Luis Silis, otorga sentidamente un reconocimiento tras el paseíllo. Afortunadamente, la autoridad que preside sí que valora la petición tremenda demandante de otorgar la oreja del segundo al Ciclón jerezano.

Padilla se encuentra con “Brujito”, cárdeno garfeño al que le endilga larga, lance de rodillas y preciosa verónica ya de pie. Pero el astado, bello y bajo, se lo piensa y flojea. Entonces Padilla confía en su capote mandón y en la seda de Manuel Rodríguez que brega sin tocar los lados e Ismael Rosas que ataja huida del burel a la querencia.

Entonces Juan José opta, perfectamente, por no banderillear. Y el toro, aunque protesta, hace ver mal a Rodríguez y tardea, llega a la muleta de Padilla con mucha más predisposición a embestir pues el torero va directo sin mayor trámite a él.

Y el astado responde.

Doblones con suficiencia y dominio, pronto se va al tercio frente a picadores y se estira en derechazos bien logrados, raja el manso y el trincherazo es la respuesta. Soberbia.

Lo grande sí -aunque algunos lo duden- llega con la izquierda. Lo que habíamos el año pasado esperado de Padilla, su evolución e incluso cierto clasicismo, ha llegado con esos tres naturales de cadencia plena en el torero y desencadenamiento en el tendido.

Prosigue y enciende pero el toro apaga por la zurda y se queda poco a poco sin bravura.

Entonces molinete con sabor y torería, a compás abierto, hundidas las costillas, antecede derechazos uno a uno, con doble pase de pecho y aunque aparece un desarme al salir de la suerte, Padilla revira con dos doblones sensacionales. Cómo se siente el poder y cómo responde el tendido, si eso no contiene arte… cortos estamos.

Poderosísimo de pitón a pitón, por la cara. Perfilado en la suerte contraria, a toro parado, frente a los médicos, volapié y espadazo en todo lo alto. Ha sido esta oreja lo más torero del festejo acompañada la vuelta por sus seguidores, incluido un infante.

De pirata y de torero disfrazado. Asombrado el niño en la vuelta con el torero.

Pero aquí empieza el disloque.

Porque Rafael Ortega se despide con el menos toro del festejo un castaño que, tras quitarle por chicuelinas y banderillearle atinado ha metido la cara repetidamente por ambos lados. Solo que el de Tlaxcala se entiende, claro, a derechazos al inicio y se descompone al intentar con la zurda, justo cuando más importaba.

Su faena a “Ferruco” se queda en lo sentido de “Las Golondrinas” y la nobleza del astado, siempre por la derecha, toca con ventaja al pitón contrario y por toriles para cambiarse a la zurda y luego encontrar una entera que desata la petición.

Una basta. La ocasión, acertadamente, es para dos… pero asoma el pañuelo verde.

Menos mal Rafael, honradamente, en gesto valioso, pone las cosas en el sitio. Enmienda el nuevo ridículo mayúsculo del Juez en 2013 y recibe toda la entrega en la vuelta postrera. No hay corte de coleta, ni hace falta, Ortega seguirá siendo un torero.

Pero esta estela se traslada en la labor de Padilla al insustancial y terrible quinto. Todo lo bonito de estampa tiene de horroroso en su juego. Un reto se vuelve para Juan José que con los palos, no obstante lo pasado, emociona y con la muleta se lo juega ante un astado que siempre recorta la embestida.

Y el Ciclón sopla de nuevo. Fuerte.

Entonces hace pasar por derechas, al natural lo intenta pero el burel se queda cortísimo. Tira de los efectos especiales, rodillazos y otros tantos artificios que culminan con la entera defectuosa.

Don Jesús, pues como ya no tiene otra, suelta la oreja.

¿Qué, había petición?

¿Mayoritaria?

Lo que abunda, diríamos en derecho, no sobra.

En los toros, al premiar es lo contrario. Se insiste.

Por ello al confirmante Salvador López le ha costado un mundo meter la directa justo cuando el de la confirmación mete reversa. Este cárdeno, pobre de cara, que sale a tirar el ancla, justo cuando se le pisa el terreno y se le anda cerca, ha mostrado que su constante paso atrás, su casi nula soltura le condicionarán.

Silencio y aviso en el primero, solo palmas, tras buena estocada, en el débil y manso salinero que cierra plaza.

Así las cosas. No olvidemos, el Juez de Plaza es una de las pocas autoridades en el Sistema Jurídico cuyas determinaciones son inatacables de origen. Jugar con ello es ruinoso. La Plaza México y cualquier otro coso en lo general es y puede ser proclive a la abundancia en la premiación, porque los toros son derroche, decíamos la semana pasada, no despilfarro, pero también es rigor, que muchas veces acarrea categoría.

El riguroso orden que tiene el toreo no gusta, no atrae, pero marca el inquietante y perpetuo equilibrio de la contraposición o antagonismo armónico del toreo.

Romperlo abunda pero no abona. Ni para los premios ni para la historia.

Al tiempo.

Twitter: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2013-2014. Domingo, Diciembre 15 de 2013. Novena de Derecho de Apartado. Un cuarto de Plaza en tarde fresca con cielo claro. 

6 Toros, 6 de Los Cues (Divisa Naranja y Blanco) Desigual en su presencia por el chico cuarto y el también castaño sexto. El resto de bonitas hechuras, pobre de cabeza el primero. Mansa y descastada en lo general, varios toros fueron picados en la querencia. Solo el cuarto ha tenido nobleza y recorrido por ambos pitones.

Rafael Ortega (Blanco y Oro con remates Negros) Silencio y Rabo protestado. Juan José Padilla (Celeste y Oro) Oreja y Oreja con protestas. Salvador López (Berenjena y oro) que confirmó su alternativa, Silencio tras aviso y Palmas.

Primer y segundo espadas salieron a hombros. 

El tercer espada confirmó con el capacho “Secreto”, número 87 con 510 kilogramos. cárdeno claro, flojo y absolutamente manso.

El primer espada, Rafael Ortega, devolvió al Alguacil de Plaza el rabo otorgado en el cuarto turno, donde a modo de despedida el Juez de Plaza excepcionó a la Banda para tocar “Las Golondrinas”.

Destacó a caballo Francisco Salinas Ortega y Justo Jaén con segundo y quinto, respectivamente. A la brega, Juan Ramón Saldaña y Manuel Rodríguez. Saludó tras banderillear al primero Sergio González.

El Juez de Plaza ha tenido una tarde para el olvido premiando indebidamente el cuarto turno.

Una Historia Que Contar – El Taquito, Restaurante Taurino. Charlas con El Bardo de la Taurina.

Manolo Martínez y Pancho Flores clásicos de El Taquito

Era día de abrir las páginas escritas de una historia que ya casi araña los cien años, allá en la calle de El Carmen 69 que ‘esquinea’ con la de Bolivia que ha quedado impresa por el puño y la letra de Don Rafael Guillén Hernández, bajo el título editorial de ‘El Taquito, una historia que contar’ prologado por Jacobo Zabludovsky quién es el comensal ‘Taquiteño’ por antonomasia

Por: El Bardo de la Taurina.

Por eso hasta un salón en el templo de la gastronomía tricolor lleva su nombre, el parto de papel y tinta fue harto dilatado más como el autor es paciente y aguantador como cite ‘Martinista’ pues lo consintió hasta el viernes pasado en que los cohetones tronaron en algarabía por la presentación en sociedad del libro, tan suspirado a través del cual quienes no conocen la leyenda la conocerán y es que no conocer El Taquito, no es un sacrilegio, pero si un pecado culinario y taurino y es que ¡imaginase usted aficionado!

Estar en el mismísimo lugar a donde acudió el inmenso Lorenzo Garza a minutos de haber salido de ‘chirona’ tras aquella broncononota que escenificó en la Plaza México el 20 de Enero de 1947, y como esa historia ahí se han escrito miles como cuando aquella tarde la taurinísima y aristrocrática Dolores del Rió le permitió a la plebeya Maria Félix sentarse en su misma mesa ¡Viva la democracia!

Mas ahora hay que decir que para la presentación del libro testimonial, la familia Guillén no recurrió a lo populacho y se decanto por lo selecto, si se quería chanelar de toros pues ahí estaba la mesa del matador tamaulipeco alternativado en Ecuador Guillermo Rondero el del arte a flor de piel, la sobriedad torera como bandera de temple y el valor en los aceros, en alternancia con el C.P. Don Arturo López, figura imprescindible de las barreras en los alberos de postín y quién con la frescura de apenas haber regresado de la ‘Isidrada madrileña’ declaró enfáticamente ‘No le demos vuelta, en España se vive otra fiesta que nada tiene que ver con la de aquí’, ¿Sería por eso que allá los aztecas encontraron su árbol de las tardes tristes?

A las puertas del predio se ve todavía el relumbrón de los azulejos taurinos asomados entre esa plaga que lo son los ambulantes, aunque cabe decir que el día de la premier editorial las calles estaban desinfectadas de vendedores piratas, dicen que porque asistiría al acto protocolario Ebrard Casaubon a quién ahora llaman ‘El ya Merito’ por aquello de que soñó con ser candidato a la ‘Puerta (silla) Grande de la república’ y se le fue vivo el toro y ahora en faena de consolación espera que ‘El Camaleón Amoroso’ en un acto de amor apache cuando vuelva a tomar las calles le brinde la custodia del Palacio de Cobián… ‘Inocente pobre amigo’.

Bueno volvamos al interior de El Taquito el que desde 1923, ha pertenecido a la misma familia la que se encargo de convertirlo en una galería de arte taurino en donde las pinturas del inmortal Pancho Flores penden por doquier a las que acompañan miles de fotografías destacan las de los patriarcas del emporio que arrancó con Don Marcos el amigo de Rodolfo Gaona y Juan Silveti y continuó con sus hijos David, Enrique y Rafael Guillén Rioja a los que los figurones de las épocas del ayer les testimoniaron su amistad y entre quienes se distinguió el inolvidable ‘Manolete’ de quién se narra en el libro que durante un ágape que se le ofrecía y que coincidía con el rompimiento del convenio taurino Hispano-Mexicano los comensales comenzaron a pedirle que hablara al respecto.

El ‘mounstro’ se puso de pie tan solo dijo ‘Señores, yo hablo en los ruedos y repuso muchas gracias’ y hablando de genios de pocas palabras un recuerdo al otro ‘Mandón’  Manolo Martínez quién acudió al barrio de El Carmen para autografiar con la diestra enyesada aquel clásico óleo en el que aparece bordando el Natural en el Toreo y que se considera histórico pues con el quedo simbolizado el parte aguas del toreo mexicano dentro y fuera de los ruedos.

Y antes de tomar el olivo una solicitud al emprendedor y tesonero Marcos Guillén para que incluya en el menú de El Taquito una vez al mes las nostálgicas Tertulias Taurinas que también son tradición que no debe morir.

Twitter: @BardoTaurina.

San Fermín 2012 ya tiene cartel, el pintor Diego Ramos su creador.

De SOL y SOMBRA

Un cartel del pintor colombiano Diego Ramos anunciará la edición de este año de la Feria del Toro de Pamplona. La ha dado a conocer hoy la Casa de Misericordia, en un acto presidido por su vicepresidente, Luis Arraiza.

Se trata de una obra realizada en óleo sobre lienzo, el cartel muestra la figura de un toro negro, sobre fondo rojo, con la que el artista, según ha señalado en la presentación, ha querido “crear un poco de impacto”.

La obra servirá para anunciar las fiestas de San Fermín 2012 y en él figuran todos los hierros de las ganaderías que lidiarán en tan importante cita, en la que el toro se erige como protagonista indiscutible.

Via: Burladero.com

Twitter: @Twittaurino

Feria del Caballo de Jerez de la Frontera 2012 – Cartel de toros

Los protagonistas de la feria durante la presentacion del cartel de la feria.

La empresa Funciones Taurinas ha anunciado tres corridas de toros y una de rejones para la Feria del Caballo 2012. La empresa comandada por Jorge Garcia Jimenez comento durante la presentación que “Los carteles fueron hechos contratando a las máximas figuras para que la afición se divierta simplemente”

De SOL y SOMBRA

El Juli, Manzanares, Padilla y Morante de la Puebla tomarán parte en la próxima edición de la Feria del Caballo de Jerez de la Frontera (Cádiz), que se compone de tres corridas de toros y una del arte del rejoneo y que se celebrará del 9 al 12 de mayo. Alejandro Talavante y Enrique Ponce quedaron fuera del cartel jerezano sin que la empresa diera mayor explicación de su ausencia.

El autor del cartel de este año fue Fernando Toro, que tiene a Juan José Padilla como motivo central y que ha explicado “es un homenaje a un torero de mi tierra. El cartel representa su figura dando una manoletina mirando al tendido, como muestra de torería y valentía”

Las combinaciones de toros y toreros del ciclo jerezano son las siguientes:

Miércoles, 9 de mayo: Toros de Bohórquez para Fermín Bohórquez, Hermoso de Mendoza y Diego Ventura.

Jueves, 10 de mayo: Toros de Manolo González para Francisco Rivera Ordóñez, El Cid y Daniel Luque.

Viernes, 11 de mayo: Toros de Núñez del Cuvillo para El Juli, El Fandi y José María Manzanares.

Sábado 12 de mayo: Toros de Juan Pedro Domecq para Juan José Padilla, Morante de la Puebla y Cayetano Rivera Ordóñez.

Twitter: @Twittaurino

El Rey de los Pintores – Charlas con el Bardo de la Taurina. Sobre Diego Ramos.

Exclusiva. Arte en quince minutos. Diego Ramos, en su visita en Bibliófilos Taurinos de México. Foto: Cortesía Rafael Medina.

Es pincelada mágica, trazo de maestría celestial que se convierte en majestuosa obra de arte, y en encendida alegoría obedece el mandato divino hasta transformar en alabanza gloriosa la fiesta más maja  que es la taurina, la que alcanza el vértice  a través del ‘don’.

Por: El Bardo de la Taurina.

El don, es lo que solo poseen los elegidos y que para la gala pictórica contemporánea y desde luego para  la histórica perenne lo posee  él maestro Diego Ramos, hombre genio al que por las venas le corre el óleo santo, por que no se podría concebir el milagro que un terrestre disidente haya exclamado ‘Al ver esta maravilla de pinturas me he reconciliado con la Fiesta Brava’

Y sí, es que Diego Ramos el oriundo de la colombiana  Cali  es  un ‘Mesías del arte’ el que surcando los vientos en ‘Pegaso de acero’ con sus espuertas cargadas de tesoros invaluables  aterrizo en el Casino Español que cita en el Centro Histórico de México Capital -Isabel la Católica 29- en donde desde ya  las pupilas y el alma de los flechados  por el arte se podrán recrear hasta extasiarse  con la obra que abre ‘Manolete’ y a su vera en paseíllo de tronío que surca el tiempo y se acurruca en la imaginación  ‘El Galapagueño’ con ‘Sangre, Fuego y más’.

La música es el tintineo de la vida y por ello en la muestra del  amo colombiano el lienzo ‘Sonido de Lucia’ cobra ritmo y pegadito a el se proyecta  mágicamente  ‘Carmen Amaya’  convirtiendo la tela en melodía de color en la que el flamenco y la cachonderia arden en ‘Sangre Caliente’, la que contrasta con la frescura del ‘Neptuno’ que es preámbulo a la majestuosidad y movimiento de ‘Color de Sevilla’ un tresillo de corceles de albo tinte que al cobrar vida provocan la sensación del galope en tarde de fiesta.

Y en ese marco, no podía faltar el hermoso de Hermoso de Mendoza pincelado a tamaño macro y que en hermosura solo admite comparación con el navarro, la mexicanidad la aporta un ‘Gaona’ que merece ir a parar al Palacio de Gobierno Guanajuatense o que tal a la Casa de Cultura de León o a la Asociación Nacional de Matadores de Toros y Novillos, Rejoneadores y Similares y ya que de baranda he refilado sedes perennes para la obra es de suponerse que  instituciones como INHA, el INBA o el novo Museo Suomaya ya estén acariciando la obra pues no nos vaya a resultar que luego los tesoros aparecen en El Prado o en El Louvre  habiéndolos tenido ‘en las manos’ y desde luego es lógico pensar que las embajadas de Colombia y España o sus ramificaciones  culturales den resguardo y difusión a estas bellezas.

El homenaje que el pintor universal  brinda al toro  de lidia es  increíble y nada más con contemplar en tropel ‘Moviendo el Ganado’ en dimensiones campiranas o la imperial belleza de la estampa de ‘Toros’ el espectador ya está dentro del Campo Bravo impregnado del olor a hierba mojada pero sobretodo anonadado con la esplendorosa estampa de los bureles  que aún en la tranquilidad de la grama y del lienzo son imponentes y ya retan a los ganaderos en desafió para apostar en que Cabaña Brava  ‘pastaran los lienzos’ para orgullo de los criadores de toros de lidia y más pues del cofre de las joyas par de cuadros sorprenden por su creatividad  ‘La Ultima luna’  dedicado a los toros en la corraleta de la plaza  la noche previa a la corrida y  ‘De Vuelta a casa’ que da fe del indulto del toro bravo y cumplidor.

Si alguien dijo alguna vez ‘El Toreo se llama Paula’ hoy se puede decir ‘El Arte se llama Diego’ así que imaginemos la conjunción al alimón de estos  dueños del ‘duende’ y ahora  a volar la imaginación con ‘Mor-Arte’ más grande ni el propio  Morante  y claro no podía faltar el torero de moda el que todos quieren ver y poseer Manzanares hijo ahí esta pa’el que haga empresa y se lo lleve a casa, ‘Pecho de Valiente’ rebasa lo impresionante hasta arrancar las lágrimas.

‘Miedo en envase de lujo’ fue concebido para los que tienen el privilegio de enfundarse en seda y azabache y la obra cumbre refulgente entre las estrellas del universo ‘Tauromaquia’ estampa global del ayer en la inmortalidad del hoy donde los  toreadores llegan a la pandereta colorada para dar caudal al arte mismo que es la torería  la que  le ha dado entrada a su reino por derecho propio al ‘Rey de los pintores’ Diego Ramos.

Twitter: @BardoTaurina


.