Archivo de la categoría: Festival

Anuncian festival taurino para recordar a Rodolfo Rodríguez “El Pana”


De S y S.

Torreón, Coahuila.- A vísperas de conmemorar un año luctuoso de Rodolfo Rodríguez “El Pana”, un grupo de aficionados taurinos llevará a cabo un homenaje con un festival el próximo 1 de mayo en la plaza de toros “Alberto Balderas” a las 5:30 de la tarde.

Lo anterior se dio a conocer este sábado por la mañana por el grupo de taurinos que conforman Rafael Cortés Montalvo, Sergio Ceballos Valdés, José Luis Orozco y Jorge Galván, quienes confirmaron que el cartel lo conforman el malagueño Javier Conde, quien ha tenido tardes importantes en Madrid, Sevilla y todo España.

También estará el torero capitalino José Mauricio, Ernesto Javier ‘Calita’  y Antonio Lomelín.

Se lidiarán 4 toros de la ganadería Santoyo y los precios van a partir de los 200 pesos y se empezarán a vender el próximo martes 18 de abril a través del sistema Boletea.

Se espera la presencia de Marina Rodríguez. Los aficionados taurinos agradecieron el apoyo brindado por la Ing. María Luisa González Achem, alcaldesa de Lerdo.

Con información de El SOL de Torreón.

Anuncios

Homenaje a El Chano en un festival emotivo, flamenco y efectivo en lo económico.

image_content_medium_1664053_20140322232931

Por Emilio Martínez.

La solidaridad del mundo del toro, con tantos defectos por otro lado, es de dos orejas y rabo. E incluso del público, que se acercó al lleno en el festival homenaje al torero caído en desgracia ejerciendo su profesión, que en este aspecto será efectivo en lo económico para el coletudo. Con emoción y mucho cante flamenco, durante las faenas de las figuras, la solidaridad funcionó una vez más.

El Chano hacía su último paseíllo de la forma que ni en sus peores pesadillas habría soñado, pero no se vino abajo, como no lo ha hecho tras el infortunio que sufrió el maldito 12 de julio de 2012 en Ávila. Porque hasta abriendo el desfile de los matadores y sus cuadrillas en su silla de ruedas tenía pinta de torero/torero. Como en el saludo y brindis en el centro del ruedo de Vistalegre hasta pasar a una contrabarrer, donde recibió los de la mayoría de los coletudos. Todo con mucha emotividad entre los profesionales y entre el gentío. Y también con mucho flamenco, pues en lugar de banda, las actuaciones de los matadores y novillero se adornaron con diversos cantaores para que el festejo quede en la memoria de todos. La originalidad se extendió en otros momentos, como cuando ejercieron de torileros de honor otros destacados coletudos, cual Dámaso González, El Fundi y Miguel Abellán -que pidió el sobrero a lo que el presidente no accedió-. n antitaurino se arrojó al ruedo mientras agonizaba el segundo burel, para ser objeto de lanzamientos de objetos desde el graderío antes de ser inmediatamente rodeado por las cuadrillas qu elo entregaron entre abucheos a las fuerza policales. De modo que hasta los ‘antis’ participaron en el espectáculo muy a su pesar.

 

En lo exclusivamente artístico, lo menos importante dado que todos los anunciados -con Juan José Padilla en el lugar del herido Enrique Ponce, actuaron desinteresadamente, hubo algunos buenos momentos de tauromaquia, jaleados por un público festivo y entregado, como algunos desafueros que en nada empañaron que la gente saliera contenta.

 

Y, así, un Padilla populista y efectista -hizo banderillear a Ferrera y El Fundi, que estaban de paisano entre el público- se llevó una oreja de una res de Juan Pedro Domecq; idéntico trofeo que echaron en su esportón un Juli poderoso (ante un novillo de Garcigrande), un Manzanares (bicho de El Pilar) de empaque y elegancia, un Perera (bicorne de Fuente Ymbro) encimista, un Talavante (Zalduendo) muy vulgar y un Álvaro Lorenzo, ilusionante cual corresponde a su condición de novillero puntero, frente a uno de Alcurrucén.

Mientras que el rejoneador Diego Ventura, espectacular, falló con las armas toricidas ante una res de Capea.Mas, en definitiva, lo importante, el espectáculo, el cariño y la recaudación para El Chano se logró.

 

Via http://www.diariocritico.com/ocio/toros/cronica/festival/vistalegre/el-chano/452796

image_content_medium_1664139_20140322232932

ADVERTISEMENT

Vistalegre (Madrid). Festival a beneficio de Vicente Yángüez «El Chano». Se lidiaron, en este orden, novillos de Carmen Lorenzo, con codicia y transmisión; Juan Pedro Domecq, áspero y exigente; Garcigrande, movilidad sin entrega, El Pilar, buen novillo, de mucha calidad, Fuente Ymbro, sin transmisión, Zalduendo, desrazado y a menos, Alcurrucén, orientado. Tres cuartos largos de entrada.

Diego Ventura, pinchazo, rejón trasero y caído, pie a tierra, pinchazo, estocada desprendida, aviso (saludos). Juan José Padilla, estocada desprendida (oreja). El Juli, pinchazo, estocada, aviso (oreja). José María Manzanares, pinchazo, estocada recibiendo (oreja). Miguel Ángel Perera, estocada (oreja). Alejandro Talavante, pinchazo, estocada casi entera (oreja). Álvaro Lorenzo, buena estocada, aviso, dos descabellos (oreja).

Ni rastro de su sempiterno vestido catafalco y azabache. Tampoco de ese otro gris plomo. Pero a las cinco y media en punto de la tarde, ahí estaba. Asomó el primero en la puerta de cuadrillas. Vicente Yángüez ante la inmensidad. Ovación cerrada. Cálida. El Chano abre el paseíllo. Su paseíllo. Rodeado, al fin, de sus compañeros de profesión. Hubo que esperar, pero llegó el gran día. Más vale tarde que nunca. El toreo recuperó sus valores de toda la vida. Su lado más solidario. Compañerismo. Respeto. Pero también la verdad. Sin trampa ni cartón. La vida en juego. Aquella pesadilla de una noche de verano en Ávila nos lo recuerda. Las cruces en el albero con las zapatillas, cambiadas por los surcos de una silla de ruedas empujada por una nueva ilusión. Ser olímpico en Río de Janeiro. El toreo se volcó ayer para ayudarle. Los compañeros detrás, escoltando al torero. Roto el paseíllo, otra ovación desde los medios. En solitario. Muy emocionante.

El corazón se nos aceleró de nuevo en el áspero y exigente novillo de Padilla. Un «Juampedro» con guasa. Padilla lo había recibido con largas cambiadas. Tomó los palos y, de paso, el micrófono –desde el que se anunció al cantaor de cada faena y a torileros de lujo como Dámaso González, Fernando Romay, Juan Peña, Miguel Abellán (al que el presidente no dejó lidiar el sobrero) o Justo Algaba–. Arrastró del tendido a la arena a El Fundi y a Ferrera. Tercio antológico. Aún renqueante de la cornada en Olivenza, Ferrera lo citó de espaldas, para quebrar a milímetros y clavar en la cara. Primoroso. El Fundi no se quedó atrás y tragó lo indecible para asomarse al balcón. Mucho mérito porque el novillo esperó tela. Padilla remató con un par al violín en el morrillo. La faena fue un pulso constante. Padilla tocó todas las teclas –molinetes de rodillas, desplantes, afarolados…– y porfió hasta terminar en Ciclón para convencer de las complicaciones de su rival y pasear una oreja.

Los trofeos se estilaron caros. Palco exigente o café para todos, como prefieran. A oreja por coleta. Así, un trofeo a la rotundidad de El Juli. Precioso el quite por chicuelinas a compás abierto. La última, una delicia. Con sabor. El madrileño, que comenzó a pies juntos sin enmendarse, firmó una faena madura y llena de mando a un novillo con movilidad, pero al que le faltó mayor entrega. Final en los muletazos. Lo sometió Julián a base de toques y encajarse entre los pitones para terminar obligando a que la res pasara una y otra vez en un palmo de terreno.

El bastote colorado de El Pilar quedó tocado tras rematar en un burladero. Lástima porque fue el novillo de más calidad. Qué manera de meter la cabeza abajo y arrastrar el hocico por la arena. Recorrido para ir al fin del mundo. Sus virtudes taparon el aturdimiento y Manzanares se gustó en un aterciopelado trasteo. Pellizco en los remates y cambios de mano. Algunos casi circulares. Bellísimos. Todo muy templado. El toreo fundamental, relajado, con mucha suavidad. Lo despachó recibiendo al segundo embroque.

Perera pechó con el astado de menos transmisión. Un descastado y sosote utrero de Fuente Ymbro que tomaba la pañosa, sin objeción, pero sin celo alguno. El extremeño, que también comenzó a pies juntos, se lo sacó a los medios con torería. Luego, la faena tuvo ese mando tan propio en Perera. Dominio en buenas tandas de derechazos, por encima de su oponente. Buena, la estocada. Se apagó demasiado pronto el desrazado «Zalduendo» de Talavante. Bien a la verónica, el trasteo no acabó de despegar, pese a la solvencia del pacense. Sobrado, como sus compañeros, paseó también una oreja.

Con genio, se orientó enseguida el lucero de Alcurrucén que hizo séptimo. Álvaro Lorenzo mostró condiciones y desparpajo, mucho desparpajo. Gusto y calidad en las verónicas del quite. Mejor aún, la media. Su faena caló pronto en los tendidos, porque la res no ofreció facilidades y buscó siempre a la salida de la suerte al joven toledano, que incluso se llevó dos secos gañafones del novillo. Ofreció argumentos para solventarlo y un espadazo final que le pusieron la oreja en la mano.

No pudo decir lo mismo Ventura, que abrió el festival con un recital a caballo. Paró y enceló en una baldosa a un codicioso novillo de Capea con «Muletilla». Templó sobre «Nazarí». Los pitones cosidos a milímetros. Con «Milagro», hubo quiebros muy ceñidos. Rejoneo caro, pero acero romo. Se le atascó el rejón y saludó una ovación. Daba igual, el protagonista era otro. El Chano vivió su gran día. Arropado por todos. Próximo destino: Río.

Leer más:  El Chano recupera la solidaridad en el toreo – La Razón digital  http://www.larazon.es/detalle_normal/noticias/5916251/toros/el-chano-recupera-la-solidaridad-en-el-toreo#Ttt1187HqRiU3GBv
Mejora tu Posicionamiento Web con http://www.intentshare.com

ADVERTISEMENT

Vistalegre (Madrid). Festival a beneficio de Vicente Yángüez «El Chano». Se lidiaron, en este orden, novillos de Carmen Lorenzo, con codicia y transmisión; Juan Pedro Domecq, áspero y exigente; Garcigrande, movilidad sin entrega, El Pilar, buen novillo, de mucha calidad, Fuente Ymbro, sin transmisión, Zalduendo, desrazado y a menos, Alcurrucén, orientado. Tres cuartos largos de entrada.

Diego Ventura, pinchazo, rejón trasero y caído, pie a tierra, pinchazo, estocada desprendida, aviso (saludos). Juan José Padilla, estocada desprendida (oreja). El Juli, pinchazo, estocada, aviso (oreja). José María Manzanares, pinchazo, estocada recibiendo (oreja). Miguel Ángel Perera, estocada (oreja). Alejandro Talavante, pinchazo, estocada casi entera (oreja). Álvaro Lorenzo, buena estocada, aviso, dos descabellos (oreja).

Ni rastro de su sempiterno vestido catafalco y azabache. Tampoco de ese otro gris plomo. Pero a las cinco y media en punto de la tarde, ahí estaba. Asomó el primero en la puerta de cuadrillas. Vicente Yángüez ante la inmensidad. Ovación cerrada. Cálida. El Chano abre el paseíllo. Su paseíllo. Rodeado, al fin, de sus compañeros de profesión. Hubo que esperar, pero llegó el gran día. Más vale tarde que nunca. El toreo recuperó sus valores de toda la vida. Su lado más solidario. Compañerismo. Respeto. Pero también la verdad. Sin trampa ni cartón. La vida en juego. Aquella pesadilla de una noche de verano en Ávila nos lo recuerda. Las cruces en el albero con las zapatillas, cambiadas por los surcos de una silla de ruedas empujada por una nueva ilusión. Ser olímpico en Río de Janeiro. El toreo se volcó ayer para ayudarle. Los compañeros detrás, escoltando al torero. Roto el paseíllo, otra ovación desde los medios. En solitario. Muy emocionante.

El corazón se nos aceleró de nuevo en el áspero y exigente novillo de Padilla. Un «Juampedro» con guasa. Padilla lo había recibido con largas cambiadas. Tomó los palos y, de paso, el micrófono –desde el que se anunció al cantaor de cada faena y a torileros de lujo como Dámaso González, Fernando Romay, Juan Peña, Miguel Abellán (al que el presidente no dejó lidiar el sobrero) o Justo Algaba–. Arrastró del tendido a la arena a El Fundi y a Ferrera. Tercio antológico. Aún renqueante de la cornada en Olivenza, Ferrera lo citó de espaldas, para quebrar a milímetros y clavar en la cara. Primoroso. El Fundi no se quedó atrás y tragó lo indecible para asomarse al balcón. Mucho mérito porque el novillo esperó tela. Padilla remató con un par al violín en el morrillo. La faena fue un pulso constante. Padilla tocó todas las teclas –molinetes de rodillas, desplantes, afarolados…– y porfió hasta terminar en Ciclón para convencer de las complicaciones de su rival y pasear una oreja.

Los trofeos se estilaron caros. Palco exigente o café para todos, como prefieran. A oreja por coleta. Así, un trofeo a la rotundidad de El Juli. Precioso el quite por chicuelinas a compás abierto. La última, una delicia. Con sabor. El madrileño, que comenzó a pies juntos sin enmendarse, firmó una faena madura y llena de mando a un novillo con movilidad, pero al que le faltó mayor entrega. Final en los muletazos. Lo sometió Julián a base de toques y encajarse entre los pitones para terminar obligando a que la res pasara una y otra vez en un palmo de terreno.

El bastote colorado de El Pilar quedó tocado tras rematar en un burladero. Lástima porque fue el novillo de más calidad. Qué manera de meter la cabeza abajo y arrastrar el hocico por la arena. Recorrido para ir al fin del mundo. Sus virtudes taparon el aturdimiento y Manzanares se gustó en un aterciopelado trasteo. Pellizco en los remates y cambios de mano. Algunos casi circulares. Bellísimos. Todo muy templado. El toreo fundamental, relajado, con mucha suavidad. Lo despachó recibiendo al segundo embroque.

Perera pechó con el astado de menos transmisión. Un descastado y sosote utrero de Fuente Ymbro que tomaba la pañosa, sin objeción, pero sin celo alguno. El extremeño, que también comenzó a pies juntos, se lo sacó a los medios con torería. Luego, la faena tuvo ese mando tan propio en Perera. Dominio en buenas tandas de derechazos, por encima de su oponente. Buena, la estocada. Se apagó demasiado pronto el desrazado «Zalduendo» de Talavante. Bien a la verónica, el trasteo no acabó de despegar, pese a la solvencia del pacense. Sobrado, como sus compañeros, paseó también una oreja.

Con genio, se orientó enseguida el lucero de Alcurrucén que hizo séptimo. Álvaro Lorenzo mostró condiciones y desparpajo, mucho desparpajo. Gusto y calidad en las verónicas del quite. Mejor aún, la media. Su faena caló pronto en los tendidos, porque la res no ofreció facilidades y buscó siempre a la salida de la suerte al joven toledano, que incluso se llevó dos secos gañafones del novillo. Ofreció argumentos para solventarlo y un espadazo final que le pusieron la oreja en la mano.

No pudo decir lo mismo Ventura, que abrió el festival con un recital a caballo. Paró y enceló en una baldosa a un codicioso novillo de Capea con «Muletilla». Templó sobre «Nazarí». Los pitones cosidos a milímetros. Con «Milagro», hubo quiebros muy ceñidos. Rejoneo caro, pero acero romo. Se le atascó el rejón y saludó una ovación. Daba igual, el protagonista era otro. El Chano vivió su gran día. Arropado por todos. Próximo destino: Río.

Leer más:  El Chano recupera la solidaridad en el toreo – La Razón digital  http://www.larazon.es/detalle_normal/noticias/5916251/toros/el-chano-recupera-la-solidaridad-en-el-toreo#Ttt1187HqRiU3GBv
Mejora tu Posicionamiento Web con http://www.intentshare.com

Anuncian festival a beneficio de Silis.

20140206-093332 p.m..jpg

Por El Guerra para De SOL y SOMBRA.

El matador de toros Juan Luis Silis, será motivo de un festival taurino a beneficio la noche del próximo miércoles 26 de febrero, a partir de las 19:00 horas en el restaurante Arroyo, en donde partirán plaza Rodolfo Rodríguez “El Pana” (para envidia de Heriberto Murrieta), Rafael Ortega, el ciclón Juan José Padilla, Jerónimo, Sergio Flores y Michel Lagravére, con ejemplares de varias ganaderías,

El costo del boleto es de 1,000 pesos e incluye aparte del festival taurino un espectáculo flamenco, taquiza “marca lloraras” y barra libre.

Por cierto Silis que será apoderado por la empresa Pasión Ganadera que encabezan Julio Uribe, ya tiene la fecha de su reaparición, la que tendrá lugar el domingo 4 de mayo en la plaza de toros monumental Vicente Segura, de Pachuca, Hidalgo, alternando con el madrileño Julián López “El Juli” y Joselito Adame, con toros de Torreón de Cañas.

Entre los propósitos de Silis, está el de poder hacer su presentación profesional en algún ruedo de España, lo que podría suceder en los meses de junio o julio, en correspondencia al intercambio taurino que hizo su apoderado con ese torero español, al que apodan Cuqui de Utrera. Aunque usted no lo crea.

Twitter @Twittaurino

Presentan oficialmente el homenaje a San Román.

20131217-110302 p.m..jpg

Por Alma Córdoba.

La Fundación Big Bola dio a conocer que rendirá homenaje al matador Jorge San Román, en el marco del tercer Festival Taurino, con un cartel de lujo en el cual sobresale la reaparición del maestro Jorge Gutiérrez, el queretano Óscar San Román y el español Julián López El Juli. La corrida se realizará el próximo 17 de enero en la Plaza de Toros Santa María.

En conferencia de prensa, la directora de la Fundación, Graciela del Cueto, comentó que Jorge San Román fue un gran impulsor de la fiesta brava en la entidad, así como benefactor de diversas causas sociales, y acotó que los recursos recaudados serán para la familia del torero.

Añadió que la reaparición del maestro Jorge Gutiérrez sólo es para rendir homenaje a su amigo; el cartel lo comparte con Óscar San Román, Julián López El Juli, Alejandro Amaya, Alejandro Talavante y Octavio García El Payo.

“Estos festivales taurinos fueron promovidos siempre, en primera instancia, por Jorge San Román. Es un evento que se ha hecho tradición. Desgraciadamente él ya no está con nosotros”, expresó Graciela del Cueto.

La Directora de la Fundación enfatizó sobre el apoyo recibido por los matadores para poder llevar a cabo esta corrida, así como la colaboración de las ganaderías de Fernando de la Mora, Xajay, Celia Barbabosa, Carranco, Montecristo, Arroyo Zarco, Barralva y La Estancia, quienes donarán los toros que se lidiarán en esta corrida.

Jorge y ya

Para el matador Jorge Gutiérrez, el festival que han titulado Jorge y ya representa un homenaje de amigos para Jorge San Román, a quien consideró un gran torero y un excelente amigo; además de que se trata de un evento que pretendía compartir con San Román.

“Jorge me había convencido de participar, porque yo tengo siete años de no torear. Fue un acuerdo (al) que yo llegué con mi compadre, que iba a torear en una tanda”, relató.

En su momento, Octavio García El Payo agradeció la oportunidad de poder formar parte de este cartel y recordó el apoyo que recibió de Jorge San Román, desde que inició su carrera.

Celebración

Mencionó la colaboración de los matadores y los ganaderos, quienes se han mostrado más que dispuestos para participar en esta corrida y dijo confiar 
en que los amantes de la fiesta brava acudan a la Plaza de Toros el próximo 17 de enero.

Jorge Gutiérrez aseguró que los asistentes se llevarán un buen sabor de boca, dada la calidad de figuras que se presentarán.

De acuerdo con los organizadores del evento, la venta de boletos comenzó ayer. Hay entradas desde 150 pesos, dado que se pretende que la Plaza 
de Toros Santa María se llene para este evento.

socorro.cordova@eleconomista.mx

Magno festival en homenaje a Jorge San Román.

20131128-094614 a.m..jpg

De Sol y Sombra.

Después de muchos preparativos y negociaciones ha quedado conformado el Festival Taurino en homenaje a Jorge San Román que se celebrara en la Plaza Santa María de Querétaro. Este festival que ha sido sigilosamente organizado y promovido principalmente por Octavio Garcia “El Payo”, será de primerísima categoría ya que contara con la participación de primeras figuras del toreo tanto nacionales como extranjeras.

Destaca la reaparición únicamente para este festival, del matador de toros en el retiro Jorge Gutiérrez, que se fue de los ruedos en el 2007.

El cartel:

Novillos de Fernando de la Mora, Xajay, Celia Barbabosa, Carranco, Montecristo, Arroyo Zarco, Barralva y La Estancia para Jorge Gutiérrez, Óscar San Román, Julián López Escobar El Juli, Alejandro Talavante, Alejandro Amaya y Octavio García El Payo.

Twitter @twittaurino

La Infanta y su heredero taurino.

infanta-elena-toros--644x362

Por Beatriz Cortazar.

Sentados en uno de los balcones de la impresionante plaza de Chinchón, la Infanta Doña Elena y su hijo Felipe Juan Froilán acudieron a la 90 edición del festival taurino de esta localidad madrileña, uno de cuyos responsables es el diestro Julio Aparicio, quien desde hace años se encarga de que esta cita siga siendo posible. Por la bella plaza de la localidad, convertida en coso taurino, ya han pasado todos los grandes del toreo.

El pasado domingo, Doña Elena disfrutó muchísimo de la lidia. Es esta una pasión que ha heredado de su abuela, Doña María, y de su padre, Don Juan Carlos, y que ahora transmite a su hijo mayor, a quien le interesa mucho la Fiesta a tenor de lo atento que estuvo durante la actuación de los siete toreros. El torero Eduardo Gallo, Javier Castaño o el novillero Juan Miguel brindaron unos toros a la Infanta.

Justo enfrente de Doña Elena, en el balcón del Cafe La Ibera, la actriz Ana Obregón también se lo pasó en grande con el espectáculo. Además, pidió con su pañuelo blanco dos orejas para David Mora, con quien hace ya más de un año la quisieron relacionar cuando lo cierto es que el diestro tiene novia desde hace años.

Tras el festival, el más antiguo de nuestro país, algunos de los presentes se fueron a la fiesta que organizó el ganadero de la corrida y en la que no faltó el cuadro flamenco. A pesar de lo que le gustan esa reuniones, la Infanta no se quedó de fiesta y regresó a Madrid junto a su hijo, donde les esperaba Victoria Federica a quien no le interesan tanto los toros como al resto de la familia.

Via: http://www.abc.es/estilo/casas-reales/20131015/abci-infanta-elena-transmite-hijo-201310142114.html

FESTIVAL BENÉFICO EN LA PUEBLA DEL RÍO: Generosas huestes del toreo.

El Juli rejoneando durante la corrida. / Vicente Medero
El Juli rejoneando durante la corrida. / Vicente Medero.

Por Luis Nieto.

En campaña solidaria, las huestes del toreo –Morante, El Juli y Talavante repetían al día siguiente de Sevilla- se entregaron con generosidad en otro festival benéfico en La Puebla del Río. En ésta ocasión la recaudación irá destinada a Cáritas, ANEF y el niño Borja Cabello, con problemas por una enfermedad grave. Toreo a pie y rejoneo en tierra en la que ese soplo de Dios, esa ballesta que corta el viento, ese guerrero de anillos dorados, que es el caballo, se convirtió en figura predominante del espectáculo. Por eso, no faltaron en el paseíllo dos Centauros de la Puebla -Ángel y Rafael- y dos jinetes benjamines que ejercieron de alguacilillos en la entrega de trofeos.

Los tendidos de la portátil, abarrotados en tarde algo calurosa. Las localidades se habían vendido el primer día que salieron a taquilla y el ambientazo, superior, proclive a la diversión, se mantuvo a lo largo del festejo en el que las figuras del toreo -como ya habíamos oído- no sólo tomaron capote y muleta, sino que  manejaron las riendas con soltura en el arte del Marialba.

Abrió plaza Lea Vicens. Algo inexplicable. Por cuanto había otro rejoneador, Diego Ventura, con mayor antigüedad, aunque en esta ocasión ejerció como torero a pie. Francia presente a través de Lea, esta joven gala que se ha criado taurinamente con los Peralta, y que se las vio con un ejemplar con bondad, pero escasísimas fuerzas. En su desigual faena descolló un par al quiebro.

Morante, que junto a Ventura han sido los pilares en la organización de este festival, imprimió altos vuelos a una media en el toreo de recibo. A lomos de Remate, realizó un trasteo a caballo de bastante nivel, en el que cuajó un par a dos manos. Pie a tierra, cinceló unas bellas trincherillas antes de matar.

El Juli se destapó como un maestro del rejoneo. Sobre el caballo ‘Oro’, el madrileño fue jinete platino. Habíamos escuchado que montaba bien. Pero otra cosa es rejonear. Y cómo rejonearía  don Julián, que puso a la plaza en pie en varias ocasiones, con ajustados y templados quiebros, valientes recortes y toreo de costado. En la suerte de dentro afuera dio la medida de un caballista de primera categoría. Gritos de “¡Torero, torero, torero!”. Lástima que tras cuadrar al toro -pase del desprecio de cartel-, precisara varios envites con espada y descabello. En cualquier caso, fue la gratísima sorpresa del espectáculo y le concedieron las dos orejas y el rabo de su noble oponente.

El Fandi se estiró muy bien a la verónica. Como jinete, tras algunos tentativas fallidas en banderillas, se fue soltando y brilló en dos pares al violín, una de sus especialidades a pie.

Alejandro Talavante, quien por cierto salió vestido de charro, se fue confiando gracias a ese veteranísimo caballo que se llama Girasol, de la cuadra de Ventura, quien aportó la mayoría de las cabalgaduras. El extremeño cumplió y a pie destacaron unos ayudados antes de la suerte suprema.

Diego Ventura no toreó a caballo y realizó su faena completa a pie. Ratificó lo que sabíamos, que domina bien el capote y la muleta. Recibió al sexto con una larga de rodillas. El astado lo torearon al alimón Morante y El Juli. Y en banderillas participaron todos, a excepción de Vicens y Sobrino. La ovación fue clamorosa. La faena de Ventura, con un ejemplar muy justito de motor, estuvo presidida por el temple y el gusto.

Por último, el novillero Pablo Sobrino, gustó muchísimo por las buenas maneras que ofreció en el manejo de las telas y su decisión a la hora de estoquear en la suerte de recibir.

Esos son algunos apuntes a vuelapluma de una tarde en la que todo el mundo salió con una sonrisa. Por supuesto, tampoco cabe para el periodista un análisis crítico en este tipo de festejos solidarios. Porque sin duda, ayer, además de la aportación de los espectadores para las citadas causas, destacó el brillo de las huestes del toreo por su generosidad. Fue nuevamente a orillas del Guadalquivir, en La Puebla del Río.

Ficha de la corrida:

Festival benéfico en la Puebla del Río.

Ganadería: Cinco novillos de Bohórquez, uno de Sampedro, en sexto lugar, y un eral de La Campana, como séptimo. En su conjunto, predominó nobleza y flojedad.

Toreros: Lea Vicens, dos pinchazos (oreja). Morante de la Puebla, media (dos orejas). El Juli, pinchazo en hueso, estoconazo y tres descabellos (dos orejas y rabo). El Fandi, estocada de efecto fulminante (dos orejas). Alejandro Talavante, estocada que hace guardia y estocada (dos orejas). Diego Ventura, dos pinchazos, estocada y descabello (dos orejas). Pablo Sobrino, estocada (dos orejas y rabo).

 Incidencias: Plaza de toros portátil instalada en La Puebla del Río. ‘No hay billetes’. Domingo 13 de octubre de 2013. Festival a beneficio de Cáritas, ANEF y el niño Borja Cabello.

Via: http://www.diariodesevilla.es/article/toros/1622995/juli/tambien/deslumbra/rejoneando.html

LA MAESTRANZA: Frío y desangelado festival.

El Juli, durante la corrida benéfica en la Maestranza. / PACO PUENTES (EFE)
El Juli, durante la corrida benéfica en la Maestranza. / PACO PUENTES (EFE)

Por Antonio Lorca.

El festival tuvo dos notas sobresalientes. La primera, que la Maestranza lució como en sus mejores tardes, con un lleno casi completo a beneficio de una buena causa; y la segunda, que el novillero sevillano Lama de Góngora demostró que lleva dentro un corazón torero y está loco por ser figura del toreo.

Pero el festejo se desarrolló en un ambiente frío y desangelado por culpa de toros y toreros. Allí estaban novilletes de las casas ganaderas de más alta alcurnia española y las figuras más sobresalientes de la temporada, y unos y otros demostraron que esta fiesta tiene un serio problema, y quien no quiera allá con su ceguera.

Pero, lo dicho: Sevilla respondió a la llamada benéfica, y volvió a encontrarse con un chaval que tiene hechuras, maneras y empaque de torero. Y algo más: tiene nervio y un deseo irrefrenable de escalar peldaños. Así lo demostró, al menos, Lama de Góngora cuando antes de entrar a matar al sexto novillo, muy parado y más descastado, se dirigió a la presidencia para solicitar el sobrero.

La petición le fue concedida al instante, y al séptimo de la tarde lo recibió con cuatro largas cambiadas entre el tercio y los medios y una magnífica disposición. Brindó la faena de muleta a sus compañeros de cartel, momento que estuvo acompañado por la ovación más cerrada de toda la tarde, y su labor estuvo presidida por la elegancia, la clase y la torería. Largos surgieron los naturales, precioso un kirikiki que acabó en molinete y templados los muletazos con la mano derecha. Pinchó antes de cobrar una estocada caída y solo pudo pasear una oreja. Quedó, no obstante, la impresión de que este muchacho tiene madera y una encomiable disposición.

Los demás estuvieron por allí, salvaron como pudieron las muy escasas condiciones de sus oponentes y el festejo fue a menos a medida que transcurría. Morante se las vio con un moribundo que saltó al ruedo con los pitones sangrando. ¡Hombre, por favor…! Una cosa es que corten las puntas y otra que permitan tan feo espectáculo en plaza tan importante. ¡Con los buenos ‘barberos’ que hay en el sector…! Morante solo pudo dejar detalles sueltos de su gracia personal.

El Juli, sobrado ante un oponente de muy escasa clase; El Cid quiso lucirse por naturales y algunos dibujó con buen trazo; a Manzanares le tocó un manso que se tornó la tonta del bote en la muleta. Lo toreó con su personal estilo y lo mató mal; a Talavante le hicieron poco caso; quizá, porque su novillo era demasiado chico y el torero no dijo nada.

En fin, que quedó claro que con estos ejemplares de la ganadería brava, sin codicia, sin casta, sin poderío ni movilidad es imposible el toreo; y hasta los diestros más relucientes fracasan, como ayer lo hicieron los citados. Pero como son muy cabezones seguirán insistiendo con estos toros que son una maltrecha caricatura del animal bravo y poderoso.

Seis toreros/siete ganaderías

Novillos despuntados de El Vellosino, inválido; Garcigrande, sin clase; Victoriano del Río, noble; El Pilar, manso y noble; Núñez del Cuvillo, soso; Juan Pedro Domecq, descastado; Diego Hernández, noble.

Morante de la Puebla: pinchazo y casi entera (ovación).

El Juli: bajonazo y estocada (ovación).

El Cid: dos pinchazos y estocada (ovación).

José María Manzanares: pinchazo, estocada _aviso_ (oreja).

Alejandro Talavante: estocada tendida y contraria (ovación).

Lama de Góngora: estocada (ovación), y pinchazo y estocada (oreja) en el sobrero.

Plaza de la Maestranza. Festival a beneficio de la Cruz Roja y el Banco de Alimentos.12 de octubre. Casi lleno.

Via http://cultura.elpais.com/cultura/2013/10/12/actualidad/1381607196_791879.html