Archivo de la etiqueta: Texcoco

Feria de Texcoco: Oreja para José Mauricio

José Mauricio. Foto Pasión Ganadera.

De SOL y SOMBRA.

José Mauricio se llevó el toro ganador del concurso de ganaderías en la primera corrida de la feria de Texcoco, en el Estado de México, donde cortó una oreja, mientras que Israel Téllez, Javier Tapia “Calita”, Lupíta López, César Ibelles, Juan Pablo Llaguno y Antonio Lomelín se fueron de vacío.

Ante una pobre entrada, se lidiarón siete toros de Venadero, Xajay, Torreón de Cañas, Marrón, Cerro Viejo, San Marcos y La Concepción. De los que sólo destacaron los astados de Xajay y Marrón, mientras que los otros no dieron ninguna opción .

Israel Téllez, silencio.

José Mauricio, buena labor para obtener la única oreja del festejo.

Calita“, con algunos destellos, dio vuelta al ruedo.

Lupita López, escuchó tres avisos.

Ibellez, ante un toro sin opciones, escuchó palmas.

Llaguno, ante otro ejemplar malo, solo destellos, para escuchar silencio.

Lomelí, tampoco encontró materia prima y fue silenciado.

Otros resultados:

Plaza México. Cuarta novillada de “Soñadores de gloria” y tercera con picadores. Mala entrada (700 personas). Novillos de San Constantino, bien presentados, variados en comportamiento, de los que destacó el 2o. por su calidad.

José María Hermosillo: Ovación tras leve petición y palmas.

José Miguel Arellano: Ovación tras petición y silencio.

Ricardo de Santiago: Oreja y palmas tras aviso.

***

Aguascalientes, Ags.- Plaza “San Marcos”. Quinta novillada de la temporada. Casi lleno, en tarde agradable y soleada.

Seis novillos de San Martín de juego desigual y correctos en presentación, de los que destacó el 5o. por su emotividad y el cual fue premiado con la vuelta al ruedo.

Iván Hernández palmas y palmas.

Héctor Gutiérrez: Palmas y oreja.

Alfonso Cadaval: Silencio y pitos tras dos avisos.

GUTIÉRREZ BURILA LA FAENA DE LA TEMPORADA

Por: Sergio Martín del Campo. R.

De ladrillo, de adobe y de bloque mandó el encierro el amo de San Martín, Alberto Bailleres; esto para dar curso práctico a lo que fue la quinta función de la temporada en el coso del barrio de San Marcos en la capital aguascalentense, que ahora se vio con el graderío disminuido en público. Lleno en el departamento sombreado y medio aforo en el económico anótese para el registro del inmueble.

¡Vaya un destanteo y una sólida desigualdad en tipo y cuajo mostraron las reses jugadas esta tarde! Una catalogo amplio aquello.

En lidia destacaron los dos últimos. Los despojos del quinto, “Buen gusto”, No. 85 de 418 kilos según pizarrón, merecieron la vuelta al ruedo, algo exagerada, ya que han salido durante lo que va del ciclo mejores novillos que no fueron premiados.

Utrero escuálido, por ello pitado justamente al salir al redondo escenario, fue el primero, pero con claridad embistió y el joven Iván Hernández (palmas en ambos) le troqueló una serie excelente de verónicas; rítmico luego fue su muestra capotera emulando a “Calesero”, empero bastante se desmoronó su actuación cuando tomó la pañosa; esto como resultado lógico de sus errores de tiempo y espacio. Si en el amanecer del trasteo el antagonista fue con fijeza, nobleza y clase, él mismo le enseñó a desarrollar manías.

El cuarto fue hermoso de lámina y de notado cuajo, sin embargo tenía en el cuadril derecho una evidente lesión que redundó en que se mermara físicamente a la hora de su lidia. Abrió yendo con calidad y recorrido elevados, aunque se derritió el encanto y tras que el actor se dedicó únicamente a pegarle pases, acabó anclándose en el albero.

Salió el tercer toro, eso era; probó primero y acabó retornándose en las delanteras en busca de las carnes de Héctor Gutiérrez (palmas y oreja), pero éste descifró el penoso asunto con disposición y viéndose airoso para concluir con una estocada contraria y atravesada más un descabello.

Lo mejor de la tarde y de la campaña vino ante su segundo, un entrepelado de veleta cornamenta, bravo, fijo, obediente a lo toques y con clase. Estupendas resultaron las verónicas con las que lo acogió, y superior la firma. Ya armada la sarga llegó una faena progresiva, de firme estructura, en la que interpretó muletazos ceñidos, nítidos y plena de adornos con buen gusto y oportunos.

Desparpajado se observó y con la sonrisa en el juvenil rostro entregó una obra que sin temor se puede evaluar como la mejor en lo que va de la temporada. Las orejas del bóvido eran de él, no obstante quedó algo despostillada la faena por un pinchazo antes de que atizara el estoconazo un puntillo tendido.

Vino de paseo el sevillano Alfonso Cadaval (palmas y pitos tras dos avisos). Su primero fue probón, soso y jamás se tragó el engaño. Cierto oficio y buena técnica anótesele al peninsular cuando se desempeñó ante él. Pero se presentó rápido el desencanto. El que cerró plaza, en los primeros tercios, acusó tener un defecto visual, aunque en el bloque muletero fue a más y embistió sin descanso con recorrido y poder. Sin son ni ton anduvo el peninsular y no pasó de lo mediano. Nunca supo hacerse del adversario y en el tendido se escuchó el coro de ¡toro, toro! Para acabarla de sonar, empuñado el estoque se vio más que mal, granjeándose un par de recados venidos del balcón del juez. Por nada se anota el tercer aviso… este español, ya entrado en años como para andar todavía de novillero, uno más del montón que no justificó su inclusión dentro de la temporada.

Publicado en Noticiero Taurino Méxicano

Anuncios

‘El Breco’ y sus 37 años de alternativa

De SOL y SOMBRA.

Texcoco.- En una de las comunidades más tradicionales de esta localidad, específicamente en San Miguel Tlaixpan, donde se encuentra lo que ya muchos conocen como el cortijo, un lugar en donde se han realizado innumerables tertulias taurinas en compañía de su propietario Don Miguel Cepeda Valverde, ’El Breco’, se está cocinando un gran festejó para conmemorar otro aniversario más de alternativa.

Personajes ilustres, políticos, artistas de renombre han visitado este lugar para convivir con él matador ‘Breco’ que tomó la alternativa en Texcoco en el año de 1981.

‘El Breco’ que ostenta la impresionante cantidad de 20 cornadas en el cuerpo, nació en la Ciudad de México y un día decidió hacerse torero cobijado por su personalidad de renco, sinónimo de el que cojea, y tal vez del italiano brocco, que quiere decir retoño, y antes del latín broccus, al que le han salido los dientes.

Fue en los años 70s cuando vivió su época de fama y esplendor, ya que en aquellos años atraía a propios y extraños a las plazas de toros. También fue la época cuando pudo comenzar su sueño de construir un cortijo, con frontón, alberca y un espacio para un museo personal plagado de cabezas de toros; recuerdos de triunfos y también de algunos fracasos.

El ‘Breco’ siempre fue un torero diferente, que avanzó por muchos caminos en la vida y se metió a los parajes donde nadie entraba y entró a los escenarios a los que todos iban; como dicen los expertos en la tauromaquia: uno de los últimos eslabones que quedan del toreo romántico, un torero que con su solo nombre lo dice todo: Miguel Cepeda ’el Breco’.

Próximo a cumplir 37 años como matador que, aunque si bien no alcanzó el sueño de llegar a ser figura, sí consiguió llegar a ser figura de la amistad de todos aquellos a los que les robo sus corazones en todos estos años de romántismo taurino.

Es por eso que ‘El Breco’ a sus 70 años celebrará otro aniversario de alternativa el próximo domingo 18 de marzo a partir de las 12 pm con novillos y también con cantantes para darle cuerda a la bohemia y a la fiesta brava.

Será un festejó de 37 años que suponen también un motivo de orgullo profesional, de un personaje que también hizo sus pininos en el cine, ya que Don Miguel participó en la película ‘El Día de las Madres’ al lado de figuras como Andrés Soler, Sara García y Marga López.

Enhorabuenas y mucha salud para ‘El Breco’. (Con información de Todo Texcoco)

***

¿Y quién es El Breco? Por Leonardo Páez.

Pueden preguntarse con todo derecho aquellos cuya afición sólo alcanzó el reducido marco de los Ponces, Julis, Hermosos y Morantes, que la postración no conoce épocas ni la hispanopatía nacionalidades.

Con más de 20 cornadas en el cuerpo, Miguel Cepeda nació hace 70 años en el Distrito Federal y decidió hacerse torero, pero no uno como los demás sino sencilla, espectacular y dolorosamente como El Breco.

La temeridad y sentido de espectáculo del Breco fueron tales que es de los contados novilleros, si no es que el único, que en la mangoneada década de los setenta llevó gente a las plazas, emocionó a propios y extraños, hizo nueva afición y ganó dinero, no para comprarle una casa a su bella madre, que no la necesitaba, sino para construirse un sencillo cortijo con todos los lujos: ruedo, frontón, alberca, amplio salón, bar y un museo personal como pocos, plagado de cabezas de toro, unos desorejados y otros que casi lo mataron, trofeos, óleos –un hermoso mural de Reveles, saliendo el torero andando tras dejar una larga cordobesa; una desmayada verónica de David Cárdenas o un inverosímil par de banderillas en tablas de Reynaldo Torres–, reconocimientos, placas, fotografías, ternos. Y un emocionado poema de Alejandra Terroba: …Denle un capote a ese necio/ denle un capote al valiente/ que con un pitón al Breco/ la tarde de muerte tiente…

Cuando este héroe de tantas hazañas en ruedos sin enfermería y toros sin arreglar se apena por no haber sido la figura que muchos esperaban, que recuerde lo que en el fondo de su conciencia permanece: unas figuras tienen la suerte de ser aprovechadas-utilizadas por el siniestro sistema taurino; otras figuras lo son ante sí mismas y ante los miles de corazones que no tuvieron más remedio que emocionarse con la verdad y la entrega de una tauromaquia no apta para… empresarios de la tauromafia.

Twitter @Twittaurino

Opinión: Los toreros acaban con la fiesta de los toros

Por Jaime OAXACA. 

No todos, porque algunos son muy majos, pero existen toreros que están haciendo esfuerzos para terminar con la tauromaquia. No de una puñalada, la estrategia es hacerlo poco a poco, sin que se note.

Por una parte sonríen ante las cámaras, hacen declaraciones de respeto, de integridad, de valor, de vocación, de bravura, de lucha a favor de la fiesta de los toros, quieren ser considerados como héroes.

Es cierto que los toreros son todo eso, pero los que engañan se auto convierten en pillos.

Escondiditos borran todo lo que declararon. Actúan a las mátalas callando, hipócritamente.

Las empresas anuncian corridas de toros. Eso implica animales con cuatro años de edad cumplidos, con presencia de adultos y las cornamentas íntegras.

Casi nunca es cierto. Salvo honrosas excepciones. Lo que se lidia en diferentes plazas del país, dista de lo que ofrecen las empresas.

Por supuesto que son los toreros los que resultan beneficiados porque son quienes ponen la panza enfrente, aunque económicamente también ganan las empresas, hasta los ganaderos se llevan una rebanada del pastel.

La gente del toro dice que cualquier animal de lidia puede herir e inclusive matar. Tienen razón. Si grandes y chicos matan, porque no lidian los grandes para emocionar al público.

Esporádicamente salen toros bien presentados, con edad, bureles que impongan miedo y respeto a los aficionados. El pasado sábado hubo una de Torreón de Cañas en Texcoco y el domingo una de Jaral de Peñas en Aguas; pero no es lo común, en casi en todo el país de realizan parodias taurinas.

Algunas de las figuras extranjeras son quienes imponen condiciones para que se lidien reses pequeñas con guantes de box en los cuernos. Lo importante es su comodidad, lo demás no les importa.

Miran a México como un pueblo de segunda categoría, que no les merece el menor respeto. Por otro lado, la sumisión de las fuerzas vivas taurinas nacionales justifica el comportamiento de esos tipejos.

En Puebla, por ejemplo, se dio la primera corrida de feria el pasado viernes, en el cartel estuvieron dos divos españoles: Enrique Ponce y Pablo Hermoso de Mendoza.

Son como el demonio, buenospa’l cuento quienes integran el equipo de los toreros españoles, son como delincuencia organizada. Me enteré que los animales de Marrón no fueron aceptados por chicos, Pablito se comprometió a cambiarlos. Ya vienen, ya vienen, era todo lo que decía su gente. Nunca llegaron, lo que sí llegó fue el viernes de la corrida, los secuaces de Mendoza se aventaron la puntada de decir que la policía detuvo en la carretera el camión en que traían los toros.

Como lo de Fernando de la Mora estaba muy chico, creo que ni siquiera lo trajeron a la plaza, esos animalitos los había escogido Ponce

La empresa trajo dos de Coyotepec y dos de Los Encinos muy chicos, éstos elegidos por Ponce. Quique no quiso sortear, sólo eligió sus toros, ninguno de los alternantes se opuso. 
Héctor Gabriel, quien tomaba la alternativa, debió conformarse con mentarle la madre mentalmente.

Total, se lidiaron novillos de Marrón para Pablito y novillos de Los Encinos para Quique.

Los españoles hacen muy mal en pisotear la fiesta mexicana, su justificante es que están en otro país.

Seis días antes de lo de Puebla, se realizó la Corrida de la Resurrección en La Ranchero Aguilar de Tlaxcala, el ganado que se lidió estuvo igual o peor que en Puebla.

Sólo que en Tlaxcala no había ninguna figura extranjera: los toreros fueron de Tlaxcala: Alberto Ortega y El Zapata, lo animalitos también fueron de ganaderías tlaxcaltecas: Rancho Seco y Vicencio; desconozco el nombre pero la empresa fue de Tlaxcala.

No son los extranjeros, es el medio mexicano. Duele decirlo: los toreros acaban con la fiesta de los toros.

Publicado en El Popular

Ocho con Ocho: Las ferias Por Luis Ramón Carazo

Polémica actuación de Manzanares en San Marcos. Foto Emilio Mendez.
 
En el cierre de la feria de Texcoco hubo una tarde triunfal en la que los tres toreros tocaron pelo y por cierto les comento que por azares de la vida, esta vez me quede con muchas ganas de ser testigo presencial de lo que constituye el encomiable esfuerzo por parte de Julio Uribe y Julio Uribe Curn en sociedad con Manuel Arroyo, quienes ya subieron el primer peldaño para reposicionar una feria al que por muchos motivos, el más grave la inseguridad en la zona, está de capa caída en cuanto a la asistencia.Invirtieron y a futuro ya veremos qué sucede.

Salieron en hombros, Roca Rey y Diego Silveti, junto con los ganaderos al finalizar el festejo, mientras que Saldívar se llevó un auricular; los toros de Torreón de Cañas según relatan los que les vieron tuvieron nobleza y acometividad en su comportamiento y digna presencia, ésta última prevaleció en el serial, aunque bien es cierto que hubo muchas imágenes publicadas en internet que en nada contribuyen a encomiarla.

Ojala y sirvan para reflexión de los empresarios, ganaderos y toreros, para que cuiden hasta el último detalle y lo expuesto en imágenes no se convierta en pretexto ideal para quienes señalan con dedo flamígero la evidente ausencia de público en los tendidos, sin reflexionar en otras situaciones como la expuesta de la inseguridad, la situación económica y claramente el que la afición taurina ha decaído por mil razones y no solo en Texcoco.

El viernes 21 de abril en Puebla de manos de Enrique Ponce, el torero poblano Héctor Gabriel Ferrer se convirtió en matador de toros, una noticia refrescante a la que deberá acompañar la continuidad para madurar en su carrera pues en esa categoría Héctor tiene todavía un largo trecho por recorrer, pero empezó con pie derecho y esa es su tarea a futuro, no aflojar nunca el paso para trascender.

En Aguascalientes sigue la feria y los que han sobresalido por sus triunfos han sido los toreros mexicanos, el 22 salió en hombros el Payo y Fabián Barba se llevó una oreja de ley, lo cual es recompensa para él y los muchos que creemos en su capacidad torera, el 21 de abril Luis David Adame demostró su gran potencia y Macías por una buena estocada logró un trofeo, ya se nos cuecen las habas por estar en un lugar que año con año es un deleite visitarlo.

Entiendo que el quinto de la tarde de Begoña fue un muy buen astado al que José María Manzanares le dio pases con su sello, pero que no supo aprovecharlo al máximo, dejando la impresión de que no acaba de entenderse con el toro mexicano y es por ello que no se le ubica en la misma altura de la que disfruta en España.

Por cierto la pinta del astado en cuestión Vida Plena, llamó la atención y por las imágenes me parece que pudo haber sido jabonero por su tonalidad claramente color café con leche en la mayoría de su pelaje o bien como de jabón para lavar la ropa o corriente, que de ahí se tomó esa denominación, algunos lo describen como salinero por la mezcla de pelos blancos y castaños en algunas partes de su cuerpo, en fin es un detalle de colorido que también de eso nacen discusiones muy sabrosas.

Recordando la noche del miércoles 19 de abril, el de la entrega de los trofeos de la Peña 432 le correspondió el mejor toro a la ganadería de Barralva denominado No que no y que le correspondió a Paco Ureña, cierto es que hubo buenos pasajes pero no la capacidad de redondear una faena de campeonato y eso también parece le sucedió con el de Begoña a Manzanares, quién no acaba de romper como se dice coloquialmente en México con una faena inmortal como las que tiene enhebradas en Europa.

Así las cosas, continúan las ferias y en la corrida del 23 de abril en Sevilla, Joselito Adame de un toro de Fuente Ymbro se llevó una oreja lo cual es buena noticia ni duda cabe, ya veremos en su tierra de lo que es capaz de tejer ante sus paisanos, el torero. Pronto habremos, Dios mediante, de relatarlo.

La fiesta, los agujeros del Gruyer  Por Bardo de la Taurina

Javier Conde durante su actuación del pasado sábado en Texcoco.

Hemos venido refiriéndonos a tradiciones, cuando la realidad es que éstas en el contexto mayor, ya son como lo hoyos del queso, que tiene más agujeros que esencia, con la diferencia que en el manjar los orificios forman parte del todo y en cambio en la fiesta son pozos por donde se nos está yendo lo mero medular, aunque algunos los quieran disfrazar o traten de distraer rellenándolos con cualquier cosa, la cosa es que esto está de la ‘chifiosca’ , aquí a mi lado en la mesa cantinera tengo al aficionado Humberto Escalante, quien a través de la tinta de esta pluma hará dos o tres años, presentó la propuesta pa’ que el tiempo de muerte asignado a los toros bravos se redujera considerablemente, enfrente está ese fino matador en el retiro Leonardo Manzano, el que imperativamente se decanta por una fiesta incruenta, libre de sangre y que desde hace tiempo debió de empezar a ser promovida por ‘Pepe Tomy’ (José Tomás)… ¿y la tradición?

Las meseras de buen chasis ahora esconden sus faroles bajo unas blusas de cuello de ganso por lo que un ‘compa’ con voz aguardentosa pregunta -¿verdad ‘rorrita’ que están recataditas por la Semana Santa?, ¿Cuál Semana Santa? contesta la otra entre el chicle bomba y el enfado… ¿y la tradición?

Ahora vamos con su majestad Enrique Ponce quien hizo un viaje relámpago a Querétaro, Tijuana y Texcoco pa’ torear tres días seguidos y ni juntando las entradas de las tres tardes, hubiese llenado la Santa María, ahí es donde está realmente el problema, que la gente ya no está yendo a las plazas, así los empresarios se saquen de la chistera promociones del 2×1 en boletos, y lleguen al punto de distorsionar lo altruista camuflajeándolo con lo promocional (populista) hasta regalar sillas de ruedas en pleno ruedo como hicieron en Texcoco, donde el día que el patronato pregunte ¿Cuántos llenos en la Plaza Silverio Pérez? ¡Ninguno!… y triunfos de campanillas ya mejor ni hablamos… ¿y la tradición?

Si a alguien esta semana le sirvió pa’ meditar, ojala haya sido a los empresarios y si no fue así, como regalo de pascua ahí les va una posible solución que les podría servir pa’ frenar, si es que todavía se puede el éxodo de las gentes de los tendidos, primero olvidarse de lo superficial e ir directamente a lo esencial que lo son los toros y los toreros y sin salirnos del rumbo en el que andamos se buscan una Corrida de Toros cinqueños, con unos pitones como ventiladores que con solo mirarlos rasguen el viento, se anuncian tal y como retratan en el campo, se designa a un responsable que garantice que así van a llegar y a salir al ruedo cada uno de los toros, sin rasurar, lo cual podrá ser constado mediante el examen post – mortem que obligatoriamente se aplicará a los seis toros, se anuncia un juez de plaza de alto prestigio y de incorruptible ética, se hace público una licitación en la que se convoque a matar la corrida a dos matadores (previamente seleccionados) de primera línea y a uno de reciente cuño, los cuales irán con un sueldo base bajo correspondiente a un porcentaje de lo recaudado en taquilla + una cantidad extra por cada oreja y rabo cortado.

Se hace público y además se cumple, que quienes en el ruedo a juicio de un jurado calificado que los que no se hayan entregado con enjundia, pasión y ética, no volverán a pisar ese ruedo, como tampoco en un plazo tazado en varios años lo harán aquellos toreros que no licitaron (salvo causas justificadas), ¿Qué la medida es extrema? ¡Si lo es!, ¿Qué eso no es lo convencional? ¡De acuerdo!, ¿Qué no es taurino? ¡No lo es! Como tampoco lo han sido muchas otras cosas que se han hecho, quieren ejemplos… empezando por lidiar novillos como toros, arrastrar a los toros con pick ups o armar carteles sorteando a los toreros en peceras de cristal como se hace en el futbol mercantil.

Esto es extremo sin duda, más quitémonos la venda de los ojos, fuera aparejos, la gente no está yendo a las plazas porque hace muchos años que no hay un imán que atraiga, ¿hace cuánto?, ¿treinta años? y no es que queramos vivir del recuerdo de Manolo Martínez o de Valente Arellano, lo que sucede que la pluma con la que se debe de escribir la historia de hoy, no tiene tinta, estamos carentes de atracciones en el ruedo, ¿hace cuánto un toro no sube el miedo al tendido?, ¿hace cuánto un torero no nos pone un resorte en las asentaderas con un muletazo?, empresarios necesitan ustedes ponerles combustible a su máquina de hacer dinero y ese solo se produce cuando las taquillas se robustecen, nada de tocarse el corazón, las espuelas son pa’ encajarlas, si ustedes no exigen el toro grande con bravura y trapío, no el del cuentete mexicano y si no obligan a los toreros a que se entreguen sin medida, se van hartar ustedes de meter dinero blanco a una fiesta sin cascabeles y hablando de hartazgo, ese es precisamente, el padecimiento de la gente.

La fiesta es un mundo donde el evangelio debe de ser la verdad, el arte, la pasión, las cornadas, la sangre, la muerte, y si eso no se le da a la gente, los pocos que todavía asisten a los desolados graderíos ya no van a seguir haciéndolo y a menos ingreso en las taquillas, van a tener que echar mano de esos toreros a los que el papá paga su capricho (no sabemos si el capricho es del hijo o del padre) o de los señores con lana que hacen empresa y esos actuantes no van a llevar a nadie a los tendidos grandes, esto no es un pronóstico, esto es una realidad que ya está ocurriendo, esas personas tienen su núcleo, su zona de confort y punto, la fiesta grande es esa a la que las manotas de la indiferencia taurina, la están ahorcando.

La fiesta es seria, no se puede andar con ligerezas con medios toros y con medios toreros, la fiesta no se torea en el twitter, ni en el Facebook, donde se juega al turrón y al alfajor donde se mandan bendiciones y besitos, donde se hambrea exhibicionismo, donde es común un; ¡Suerte torero bonito! Te queremos, en vez de un; ¡A jugársela cabrón!, donde ahora el cachondeo es la constante y ese se lo han tragado los toreros y por eso creen que lo que están haciendo, está bien hecho, ¡no, no, no! La cosa no es así, porque si así fuera, la gente lo aprobaría yendo a las plazas. En el toreo cada cosa tiene su lugar, por eso los ruedos son circulares, lo que pasa hoy en día es que el toro que está en términos generales saliendo en México a la plazas y los toreros tricolores no tienen sustento pa’ pararse en el centro y hacer que la pandereta gire al son de su solo nombre.

El toreo se ha ido por la ligera como si fuera algo convencional y por supuesto que no lo es, pa’ eso está fumar tabaco con filtro, fornicar con condón, beber café descafeinado y próximamente ver corridas incruentas.

¡Reaccionemos ya!

4ª de Feria en Texcoco: Triunfos de Flores y Adame en tarde con poca historia 

Sergio Flores. Foto Prensa Sergio Flores Twitter.

De S  y S.

Sergio Flores y Luis David Adame han cortado una oreja cada uno en la cuarta corrida de la feria del Caballo, Texcoco 2017, en tanto que el rejoneador navarro Pablo Hermoso de Mendoza se fue de vacío.

Ante una muy buena entrada se lidiaron dos toros de Fernando de la Mora que fueron buenos para el caballo y cuatro toros de Santa María de Xalpa, desiguales en tipo y juego, con poca fuerza, lo que hizo que el festejo no alcanzará la expectación levantada.

Pablo Hermoso, aunque hizo el esfuerzo no consiguió triunfar. En su primero, silencio y con su segundo escucho palmas.

Flores, fue silenciado en su primero, pero se superó en su segundo para realizar una faena de mucho impactó al grado que aunque recibió un aviso, se llevo una oreja.

Luis David, con el primero lo intentó todo para ganarse la aprobación de la gente, escuchó palmas y consiguió una oreja, aunque con ligeras protestas. Con el segundo de su lote, que no sirvió, silencio.

Ficha 

Plaza “Silverio Pérez”. Buena entrada. Dos toros de Fernando de la Mora, para rejones, y cuatro de Santa María de Xalpa para los de a pie.

Pablo Hermoso de Mendoza: Silencio y palmas. 

Sergio Flores: Silencio y oreja. 

Luis David Adame: Oreja con algunas protestas y silencio.

Fuente: EFE

Anuncian al sustituto de José Adame en Texcoco

image
Texcoco, una feria complicada.

En la quinta dimensión del toreo o el quinto mundo, esto después de que en los últimos festejos descendieran del tercer al quinto mundo, la empresa que maneja los destinos de la plaza Silverio Pérez, donde se llevan a cabo las corridas de la Feria del Caballo, dio a conocer el nombre del torero que sustituirá al matador Joselito Adame, herido la semana pasada en Valencia, España, lo que le impedirá verse en los dos carteles en los que estaba anunciado.

Pero, no es Roca Rey ni Castella, ni tampoco López Simón, es más ni Sergio Flores que se lo merecía realmente o quizás un Juan Pablo Llaguno.

No señores, la empresa decidió que será Arturo Saldívar el que ocupara los DOS lugares vacantes que dejó José Guadalupe.

O sea que pasaron de Guatemala a Guatepeor, porque no es un secreto el mal momento que vive Arturo Saldívar desde hace tres temporadas -se dice que ya es crónico- y el poco entusiasmo que despierta su nombre al verse anunciado en alguno de los carteles de cualquier plaza de la República.

Así que el cartel de este viernes queda de la siguiente manera: Federico Pizarro, “Problemoso” de Mendoza que una vez más no abrirá el festejo y Arturo Saldivar, para lidiar “toros suponemos que bravos” de Julio Delgado.

Para el sábado se anuncia un cartel “sui generis” con toros de El Vergel, al rejoneador Emiliano Gamero, Uriel Moreno ‘El Zapata’, y Antonio García ‘El Chihuahua‘, además de que con Gamero saldrán los Forcados de San Luis Potosí, y también participarán los Recortadores Españoles.  

Para el domingo se anuncia a Diego Urdiales, Juan Pablo Sánchez y nuevamente la ex promesa del toreo nacional: Arturo Saldivar, con los toros de Begoña.

LOS CÚES * EL PAYO * y los ¿Culpables del desmadre de Texcoco? Por El Bardo de la Taurina 

El Payo, el toreo mas importante de México. Foto Cortesia de S. Hidalgo

Hay indicios disparados desde Texcoco y con esa marca de agua los vertemos, de que la afrenta que le estamparon en la cara a la afición texcocana, al haber mutilado el cartel premier del pasado sábado en la Plaza Silverio Pérez, lo pudo haber generado el hecho de que pa’ tal tarde se traería una impactantecorrida de toros, herrada a fuego con el hierro de Los Cúes. 


Eso respaldado con el membrete de Santa Julia Espectáculo, parece ser entre otras cosas fue lo que se le indigesto a José Guadalupe Adame, alias ‘Joselito, la verdad que esa corrida solo mereció el calificativo; Toros Auténticos, lo que pasa que en este país quienes creen estar tatuados con el holograma de figuras, como el que pende de los hilos administrativos de Casa Toreros, piensa o piensan por él, en el sentido de que como en España lo único que le queda pa’ bailar es el toro genuino, no tiene porque ‘tragar’ aquí lo mismo si ya comulgo en la catedral y peor aún ha trascendido que Adame o más bien sus managers en la última comparecencia en la misma sede trataron de no sortear pa’ llevar las ventajas de escoger.


¿Qué les pasa? Texcoco es una feria seriano están en el congal de la ‘Huerta’, en Acapulco, donde el más influyente escogía las becerras más tiernitas con pitoncitos de caramelo, no, aquí hay que demostrar que aun siendo el torero cuña que va de maquinista, tiene que pitar fuerte donde sea y como esto va a terminar en los tribunales por incumplimiento de contrato o por sobre dosis de marrullería y en el menos peor de los casos por calumnia, pues a hojear la nota roja de aquí pa’ lante, pa’ conocer el desenlace y claro, si la cosa fue al revés y los números ya eran colorados desde en denantes en agravio del toreador, ‘pos de todas maneras que bajeza por parte del agravante, pudiendo ser esto práctico y es que en estos tiempos donde ya prácticamente la palabranda valiendo garapiñado, ¿Por qué no instrumentar un plan  de contratación?  Donde una vez llegado a un acuerdo  entre empresa y apoderados, se va con un notario a que de fe en el campo de la corrida que se va a lidiar, previo anticipo se contrata una fianza a favor del toreador por el saldo restante y entonces si se firma el contrato.


Claro, esto no lo hacen porque entonces las triquiñuelas ya no cabrían como, cuando la entrada no gorgorea hasta la bandera, el empresario se saca de la manga que perdió y le ordeña los dineros al torero, o porque si la corrida gano trapío pues ya no habría manera de eludirla, total el cuento de nunca acabar…¿y la afición? ¡Qué se Joda!

                                                                     

El Payo Torero, Torerazo


Que reconfortante después de sesenta años de ver toros, que un toro y un torero aun lo vayan a uno empujando del respaldo al bordecillo del asiento y es que la vejez es confidente de la frialdad, pero cuando uno ve a un matador llamado Octavio García ‘El Payo’ frente a un toro de Los Cúes bautizado como ‘Negus’ (sobrenombre que le endilgo su padrino ‘Armillita’ al torero texcocano en referencia del faraón que llevo ese nombre) jugarse la vida de la manera que lo hizo este ensortijado queretano, como que uno vuelve a recobrar el almíbar por la fiesta y sí, es que haber sido testigo de la manera en que ‘El Payo’ le plantó cara al de los puñales diamantados, fue verdaderamente reconfortante y s que sobrado pa’ comulgar con la fiesta del drama y más aun ver como un adonis de seda y oro cumplió con el ritual de la hombría elevada a su máxima expresión.


Fue aleccionador primero para el público que no le debe de tolerar a ningún torero estar un milímetro menos de los terrenos donde se para Octavio García y pa’ los que visten de luces la tarea es la de meterse en la sesera, que en esto se triunfa no con sonrisitas cachondas ni menos con orejillas obsequiadas, se transita con lo que ‘El Payo’ trae y que se llama necesidad espiritual de proyectarse en este sacerdocio de la torería, lo demás es pura paja. ¡Gratitud Torero!