Archivo de la categoría: Paulo Campero

Un coleta verdad, va tras alternativa, de verdad Por Bardo de la Taurina

Paulo Campero.

En este país donde lo irreal y lo carente de contundencia ha llevado a la fiesta a medio nutrirse, lo cual tampoco se logra del todo, dado que la época de las vacas flacas sigue igual no obstante que se ha tragado cuando menos tres décadas de burbujas de nada, ahí sigue a la espera de alguna esperanza o cuando menos de una faena de justicia, recapacito y anulo la palabra justicia, porque esa el sistema ya la hizo difunta y en lo taurino como muy pocas plumas y algunas docenas de aficionados solo son los que respingan y exigen, pues la cosa ahí va como el ‘Caballo blanco’ con el hocico sangrando, de manera que cuando uno se entera que uno de los novilleros de esa raza en extinción, porque aclaro enfatizando que una cosa es ponerse un trajecito de luces monitillo y brillocito y otra muy distinta es ser novillero.

 

Y hablando de esos seres a los que inmortalizó el maestro Agustín Lara, vendría bien preguntarse, ¿se completaría ahora una docenita? Y de los que digamos en el último sexenio aparecieron de la noche a la mañana pavoneándose como matadores (as) de toros ¿Cuántos realmente son dignos de ese título?, lo que si es cierto que si alguien me dijera que Paulo Campero está dentro del grupo de los que se merecen la alternativa, me permitiría precisar que lo exacto, lo justo, sería decir que es el que mayormente se la merece.

 
Era aquel lejano 1999 cuando se tenía un concepto de aprendizaje diferente, el que impartía Don Raúl Espíndola en la escuela Ponciano Díaz, que se instalaba en el ombligo de la Plaza México, el maestro había nacido cuando se despertó la década de los años treinta, en el 31 pa’ ser preciso, tenía mucho más academia que otra cosa y así se fue abriendo paso hasta coronar en las filas novilleriles una tarde de aquel año del temblor el de 1957 cuando el Ángel de la Independencia voló o más bien se desplomo en picada, fue durante ese anuario que Raúl Espíndola se adjudicó el ‘Estoque de plata’, fuimos vecinos en Merced Gómez, allá por donde había estado la placita de ‘El Condado’ a un lado del cuartel de Mixcoac donde salió ni más ni menos que Luis Castro ‘El Soldado’.

 
Ya después por los rumbos de Portales Don Raúl en su actividad de demoledor de inmuebles, se acercaba a donde está el altar levantado en honor ‘al Mandón’ Manolo Martínez, venía todas las tardes por una larga temporada y platicaba de un chavalillo que a su ver andaría por los diez añitos, se llama Paulo Campero decía con más brillo en los ojos que con su voz que era pausada, velo a ver entrenar pero nomás no digas que yo te pase el tip, ese día el encuentro se dio sin darse, sin que el torero pequeño lo supiera, además de que la distancia de la fila veintitrés impedía un estrechón de manos, en alguna libreta apunte su nombre más que otra cosa porque es muy aromático y corresponde inequívocamente a un torero con percha, seguía preguntando por él y todo mundo daba razón, porque éste tiene un carisma de ese que no se vende en las boticas.

 

Al verle de cerquita no había duda, es un ¡torero! creo que por compasión a mi vejez me hizo el más grande honor que he recibido de un toreo, el brindis de un toro, siempre he tenido la impresión de que no se le ha valorado en todisísima la extensión de su toreo a la mexicana y lo comprendo porque pa’ hacerlo habría que haber visto a los muy grandototes los auténticos de la época de oro, a los que por supuesto tampoco Campero vio y ahí radica la mitad de su grandeza que torea como los toreros de esa época, sin mácula de copia porque lo de él es natural.

 

Tiene tipo, se sabe torero y lo goza desde que parte plaza silbando de regocijo, trae tatuado en el cerebro el ruedo, el que lo conoce palmo a palmo, es lidiador completo, se despatarra como las manecillas del reloj de Granada, ese que da la hora al ritmo del pasodoble lariano, tiene un repertorio más amplio que antojitos provincianos, rehiletea a colores, cuadra la muleta como partitura torera y la lleva de aquí hasta allá, como desde hasta allá ha venido consumiendo la única comunión que en el toro fortifica ¡la legua!, esa que trae grabada en las suelas y en el alma, en las noches de la penumbra y en la soledad de la incertidumbre, caminos y polvorientos senderos que ha zurcado montado en la rosa de los vientos, que lo ha llevado por todos los confines, diez años entre el lodazal de las puñaladas traperas, las que dan los hombres y también los toros de media casta, el no conoce los flanes y si las cornadas, los sufrimientos pero también el sueño inquebrantable de caligrafiar un día su nombre entre los que han sido toreros de verdad, que son muy pocos pero bien valen su peso en oro.
 

En Tamaulipas existe un paraíso de esos que llaman mágicos y ahí aparecerá en el venidero mes de julio Paulo Campero, al lado del hijo del más grande Manolo Martínez, para que una vez que se consume el intercambio de capote por muleta, podamos decir aquello de ‘La revolución no se ha bajado del caballo, aunque parezca raro… sigue haciendo justicia’.

Anuncios

Sabadazo – Calle Nueva – Obras – Plataforma Taurina Cibernética por @BardoTaurina.

Sábado novilleril. Roca Rey y Mendoza centran la atención.

Este sábado venidero tres eventos novilleriles estarán atrapando las miradas y sin duda de sus resultados saldrán algunos nombres pa’ la temporada adolescente de la metrópoli, y es que las plazas enclavadas en Morelia, Tampico y Santiago Cuautlalpan.

Por: El Bardo de la Taurina.

Sabadazo Novilleril.

Las tres Plazas mencionadas cuando menos estarán aportando seis nombres de interés entre nacionales y de extranjería, así que ante esto usted decida si tomar los caminos de Michoacán y deleitarse con Antonio Mendoza y Andrés Roca Rey el que fue la gran sensación de Madrid, tomar vuelo rumbo a la playa tampiqueña y extasiarse con el arte y el hambre de triunfo que se carga Paulo Campero y la academia del español Jaime Martínez y la otra opción es la que ofrece Cinco Villas con la posibilidad de que cuajen un novillo Javier Gallardo el hidalguense o Pablo Atienza, el ibérico, pues ambos tienen con qué alborotar el cotarro. Veremos quién será.

Calle “Silverio Pérez”.

En el mes de noviembre estará celebrándose el centenario del Natalicio del máximo ídolo que ha dado este país en lo taurino, que lo fue el inolvidable Silverio Pérez y unos meses después durante el mes de febrero se estará conmemorando el 70 aniversario de la Plaza México y a unos días la conmemoración del primer rabo que ahí se otorgó acto histórico cuyo honor de escriturárselo le correspondió por supuesto al ‘Compadre’ por ello esta columna ya le planteo a la Coordinación Taurina de la Delegación Benito Juárez que la calle norte de la Plaza México que hoy lleva el nombre de un innombrable malandrín pase a llamarse calle “Silverio Pérez” la solicitud oficial será ingresada a la de ¡ya! y sólo la adelantamos por la trascendencia del hecho.

Obras.

Informamos que de la obra independiente La Monumental de México de la inspiración del incontenible artista Rafael Guízar de frente a la conmemoración del 2016 emanaran cien testimoniales (técnica digital) numerados, certificados y personalizados a favor de un número limitado de aficionados entre los que usted podría ser uno de ellos, por otro lado ya está en la pócima de la brujería una cabeza histórica recreada por el artesano que vive de los muertos Genaro Hernández ‘El General’ hay que decir que ésta taxidermia torística formara parte de una naturaleza muerta única en el mundo, al proyecto se sumara otra composición denominada ‘Del lienzo al impreso’ la que fue rematada con una obra específica que el pintor Reynaldo Torres bajo pedido realizo para el efecto, la cual se espera ‘in mediate tempore’ (término del derecho romano) sea restituida al acerbo patrimonial de pedimento.

Boletines de Prensa.

Nos han preguntado ¿Por qué no publicamos los boletines informativos, promocionales que nos envían los encargados de prensa? Las razones son varias entre ellas que aquí no se lava ajeno en virtud de que nuestra línea es la crítica, el análisis, la denuncia, la opinión, la cultura, la claridad, lo diferente, el juicio, como también lo es el apoyo rotundo cuando estamos convencidos de que alguien o algo merece una mención.

Esto, por cierto, ha hecho que este espacio este etiquetado como quisquilloso en cuanto a la calidad de la melcocha de lo que publica y que conste que estamos en pro de la difusión que no es lo mismo que engordar el caldo, por eso es que aquí las espiritiflauticas, las personales camuflajeadas o subliminales como información y las publicitarias mercantiles aquí no circulan ¡Sorry!

Twitter: @BardoTaurina.

El apunte tapatío – Tarde para la reflexión en la Perla, ¿Y los novilleros?

20130826-101600.jpg

Por Luis E. Carvajal.

La perla tapatía estaba gris desde antes de las 5 de la tarde, con un cielo encapotado que ofrecía un ambiente por de mas solemne, como premonición a lo que avecinaba y que resultó el trago amargo de una novillada donde el factor común fue paradójicamente algo común en las actuales filas novilleriles; la falta de rodaje.

Ante aproximadamente 2,000 personas se presentó un encierro de Real de Saltillo con volumen y cara (a excepción del 5to que fue duramente protestado) dejando en claro la seriedad que el ganadero Carlos Peralta le da a esta plaza.

El juego del ganado fue bastante desigual sin embargo el primero fue muy potable, así como el corrido en segundo lugar, que en una tercia más experimentada seguramente hubieran sido mas aprovechados.

Abrio la tarde el capitalino Paulo Campero, que afrontaba un fuerte compromiso en Guadalajara al ser el mas experimentado de la tercia, con la obligación de responder a una petición de oportunidad que hace un año le
solicito a la empresa, lanzándose como espontáneo a la mitad de un festejo.

Y bueno aquello que tanto buscó se le cumplió, solo que pasó con mas pena que gloria ¿En su debut y despedida? por la Nuevo Progreso, ya que tristemente a Paulo Campero se le vio por debajo de sus dos enemigos dejando una terrible impresión y saliendo abucheado en los dos novillos de su lote.

Por si esto no fuera suficiente tuvo que lidiar el astado que hirió a Alejandro Lima, con el que se puso pesado con el acero para terminar con una fuerte bronca de parte del tendido.

Campero tuvo en sus manos a uno de los mejores novillos de la tarde, el lidiado en primer lugar, un novillo noble que pedía una muleta firme, lo cual nunca pasó entre las dudas que invadieron al capitalino.

La desconfianza y falta de valor que demostro Paulo fue desconcertante y quizás mas de alguna academia de baile le daría una beca.

Yo me pregunto ¿hacia dónde va la carrera de algunos jóvenes que se pasan año tras año sin pena ni gloria toreando en algunas plazas de la república? Por lo visto en algunos casos como el de Paulo Campero, hacia el olvido o continuar con mas dignidad en el medio, pero en las filas de los subalternos.

Alejandro Lima “El Mojito” es un joven apadrinado por Uriel Moreno “El Zapata” que ya hizo su presentación en La México, pero la verdad es que fue un completo suicidio pensar que tendría el rodaje suficiente para venir a Guadalajara.

El de Tlaxcala tuvo la oportunidad de triunfar con el primero de su lote, pero no logro estructurarle nada importante a un novillo que exigía un grado mayor de técnica, a un joven que al día de hoy solo irradia voluntad.

Hecho a la medida del aficionado que gusta de un concepto mas tremendista, “El Mojito” anduvo -como Campero– a la deriva con el segundo de su lote, al grado de que el novillo hizo por el provocandole una dura cornada en el muslo derecho.

Y todo esto a pesar de que recientemente la administración de La Nuevo Progreso dejo en claro que solamente los jóvenes mas preparados se harían presentes en las novilladas de esta ciudad.

El tercer espada, el venezolano Tomas Martínez, dio una vergonzosa demostración en algunos pasajes elementales de la lidia de una res brava. Mal por las cuadrillas y por la administración del venezolano.

Al igual que sus dos alternantes tuvo en el último novillo de la novillada el plato servido para conseguir una repetición, ya que tenia al público expectante y de su lado, sin embargo no logro entender al manso corrido en sexto lugar, que lo único que pedía era mando en la mano diestra para embestir como Dios manda, pero no fue así; termino rajándose y el joven se desvivió en intentar detalles sueltos y torear al público, que por poco termina en la devolución del novillo a los corrales por sus fallos con la espada.

Lo triste es que se volvió a cumplir lo que mencione la semana pasada, si algo falta en nuestra fiesta brava además de la personalidad, es la
ausencia de algunos principios básicos de técnica en la mayoría de los jóvenes.

Resulta desesperante ver a novilleros volteando minuto a minuto al callejón en busca de sus apoderados, tratando de encontrar una solución a sus faenas, nadie dice que el camino de un novillero es fácil, pero de que otra forma van a lograr entender la difícil profesión sino es analizando en cabeza propia las dificultades del novillo que tienen enfrente y lo peor es que parece que se les olvida que están en una plaza de primera categoría.

Más allá de una tarde triste, fue una tarde de reflexión para todos desde aficionados, novilleros, cuadrillas, apoderados y empresa.

Ojalá que el Lic. Alfredo Sahagun tome cartas en el asunto y haga un análisis más profundo de quiénes son los jóvenes espadas que pueden presentarse en esta plaza y poder aspirar a tener por lo menos una digna actuación. Aunque sabemos que la caballada esta flaca.

Por último es importante mencionar el esfuerzo que está haciendo la empresa por involucrar a juventud en la fiesta brava, pero la pregunta que le haría al empresario es ¿Se quiere tener público joven o afición joven? Como dice el dicho “A ver a un velorio y a divertirse a un fandango” yo pondría por encima la calidad sobre la cantidad, pero pocas empresas se ven interesadas en crear una cultura taurina entre los más jóvenes, no vaya a ser que pidan un espectáculo que valga la entrada ¿verdad?.

Twitter @luiscarvajal0

20130826-101144.jpg

Nuevo Progreso de Guadalajara 2ª Novillada: De los tres no se hace uno…

20130826-081512.jpg

Por Francisco Baruqui.

Empezando a las cinco, la gente fue a más y con mejor gusto, ya respetando el sol las localidades y no teniendo que llegar con el bocado en la boca. La empresa atendió y….

Y la muerte de Enrique Rivas “Joselito”, muy buen periodista del toro, sorprendió al medio taurino.

Joven aún pasando las cinco décadas de vida, se distinguió por su afición, su educación y el buen talante que siempre mostró. Le apreciaba y se notará su ausencia. Minuto de silencio y palmas, con la vuelta al anillo de sus familiares portando su fotografía, recibiendo los aplausos que se supo ganar por ser la buena persona que fue… Descanse en paz.

Y ya en lo de la función…

Ya en esto, amigo aficionado lector, festejos como el de ayer no merecen una crónica…

Y no la merecen porque es increíble que a una plaza de la categoría y el fuste de la de Guadalajara, para la que hay que tener merecimientos en un mínimo de capacidad por cuanto a los noveles a presentar, y que, visto lo visto…

Visto lo visto no se pudo dar una exhibición más mediocre por cuanto a los toreros dada la ineptitud, la falta de talla, la escasez de valor y la total y absoluta pobreza de recursos y de gusto de los actuantes, a los que definitivamente les quedó grande, muy grande, grandísima la novillada de Real de Saltillo, bien presentada, con romana y astifinos pitones, evidenciando crianza, a excepción de la res corrida en quinto que notoriamente desentonó.

Acudieron al penco peleando con los piqueros, —soberbio puyazo de ésa figura de los varilargueros, auténtico torero de a caballo que es David Vázquez, que fue quien se llevó la ovación de la tarde— para llegar a las muletas con movilidad, buen son, claridad en el embestir, abriéndose con amplitud a los toques y desplazándose como gusta a los toreros, resultando lamentablemente desperdiciada por los de la terna que aburrieron a los astados, aburrieron al público y terminaron aburridos y aburriendose ellos mismos también.

Los tres, Paulo Campero, Alejandro Lima “Mojito” y Tomás Martínez, a la postre más enterado o menos ignorante, conformaron un cartel impropio para Guadalajara dadas, insisto y repito, las carencias que mostraron lo que considerar deben, — y lo escribo con la mejor de las intenciones cuando la frustración taurina puede amargar sus vidas—, reflexionar, meditar y, fundamentalmente importante, determinar, que no es el del toro el camino para el que han sido llamados.

Causaron la impresión de que no se quedan quietos ni toreando de salón.

Sobrado movimiento de pies en un toreo sobre piernas permanente, lo que da certeza que están faltos del ingrediente esencial, —dentro de toda la novatez que se tenga— que no es otra cosa que el valor…

Los riñones de los querubines desataron lluvia a partir del cuarto, sin diluvio pero ¡ah que aguita tan…!

Lima expresando formas de bisutería con banderillas clavando violines al quiebro, efectismo puro cuando por eso los garapullos se hacen en pares, vamos de dos, uno para cada mano, fracasando al cuartear ya con los palos separados.

Muleteando se llevó tremendo maromón cayendo de cabeza casi para no salir de la enfermería ya.

De Campero, me cuesta decirlo, pero no tiene nada de nada… Pitado sin dejar de mover las zapatillas a lo largo de toda su “actuación…”

Y de Martínez, por lo menos sabe coger los trastos, aunque después la haya llevado destemplado, entre enganchones, trompicones y labores sin estructura, a pegar pases sin ton ni son, entusiasmando a la clientela en el sexto, mansurrón y aburrido, con el que dio dos vueltas al ruedo pegado a tablas y escuchando dos avisos, doblando el burel de agotamiento y salvándose el muchacho del tercer aviso que devolvería al bovino a corrales.

Lo dicho Comendador… ¡Vaya petardo..! De los tres… De los tres no se hace uno.

Correo electrónico: francisco@baruqui.com

Via: ttp://opinion.informador.com.mx/Columnas/2013/08/26/de-los-tres-no-se-hace-uno/?m=t

México: Jornada Taurina del 23 al 25 de Agosto.

20130819-214657.jpg

Una interesante y nutrida jornada taurina se presenta esta semana en México, en donde destacan las diferentes novilladas que se realizaran por el país.

Las novilladas son el futuro de la fiesta y es agradable ver que cosos importantes como La México, Guadalajara y Zacatecas celebren festejos menores.

También anote usted en su agenda el aniversario de la plaza de toros Monumental Lorenzo Garza en Monterrey que cumple 76 años, se dice fácil pero…

De SOL y SOMBRA.

Viernes 23:

San Luis Potosí, S. L. P. 3ª corrida de feria. Toros de diversas ganaderías para Mario Zulaica, Arturo Saldivar y Sergio Flores.

Sábado 24:

Tepozotlán, Estado de México.– festejo de Fiesta Futura con un toro de Arroyo Zarco para Hilda Tenorio y novillos de diversas ganaderías para Rafael Mirabal, Emiliano Villa fuerte y Alberto Rangel.

Morelia, Mich.- Palacio del Arte con novillos de Gonzalo Vega para Paco Doddoli, Uriel Moreno “El Zapata” , Christian Ortega, Alejandro Ayala y los aspirantes a novillero Erick Zúñiga y Ricardo Campos.

Domingo 25:

Monterrey, N.L. celebrando el 76 aniversario de la Plaza Monumental Lorenzo Garza. con toros de Begoña para Enrique Garza, Juan Fernando y Gerardo Adame.

San Luis Potosí, S. L. P. 4ª corrida de feria. Toros de San Martín para Eulalio López “Zotoluco”, Juan Pablo Sánchez y Arturo Saldivar.

Ciudad Lerdo, Dgo.- Toros de Rafael Mendoza para Arturo Macías mano a mano con José Ibarra “Joseli”.

Guadalajara, Jal.- 2ª novillada de la temporada. Novillos de Real de Saltillo para Paulo Campero, Alejandro Lima “Mojito” y Tomás Martínez.

Zacatecas, Zac.- 3ª novillada de la temporada. Novillos de Pozo Hondo para Luis Ignacio Escobedo, Edgar Badillo y Ángel Giovanni “Platerito”.

Plaza México.- 8ª Novillada, novillos de José
Marrón para los novilleros Mirafuentes de Anda, Raul Camara Cañero y Gabriel Sanchez.

Twitter: @Twittaurino

PLAZA MEXICO: Temporada de Novilladas 2013.

20130626-142251.jpg

En la foto: El novillero Paulo Campero.

De SOL y SOMBRA.

Lo que era un rumor ya es oficial, la Plaza México reabrirá sus puertas el domingo 7 de julio con una novillada de selección, con la que arrancara la temporada novilleril 2013 en la capital.

El cartel inaugural estara compuesto por el rejoneador Eduardo Rubí, y los Forcados Hidalguenses, así como Edgar Badillo, Diego Emilio, Ángel Lima “El Mojito”, Pepe Nava y Sebastián Palomo, con novillos de la ganadería jaliciense de San Marcos.

El elenco completo de rejoneadores y novilleros mexicanos que tomarán parte en el ciclo que se compondrá de 12 festejos es el siguiente:

Miguel Alejandro, José Mari Macías, Christian Verdín, Paulo Campero, Alejandro López, Efrén Rosales, Mirafuentes de Anda, Sebastián Palomo, Ávila de la Torre, Claudio Montiel, Jaime Ruiz, Edgar Badillo, David Aguilar, Carlos Rodríguez, Antonio Lomelín, Ángel Lima “El Mojito”, Xavier Gallardo, Karla de los Ángeles, Paola San Román, Jorge Didier, Luis Ignacio Escobedo, Adrián Padilla, Gabriel Sánchez “El Gaby”, Juan Pedro Moreno, Ricardo Frausto, Pepe Nava, Christian Hernández, Jorge Rizo y los rejoneadores Eduardo Rubí, Alejandro Zendejas y Joaquín Gallo.

Por los extranjeros anuncian a uno de los triunfadores de la pasada temporada como lo fue el español Miguel de Pablo y a Raúl Cámara “Cañero”, de España, así como el colombiano David Martínez y el venezolano Tomás Martínez.

Las ganaderías:

Atenco, Xajay, San Marcos, Marco Garfias, Marrón, Barralva, La Cruz, El Vergel, Brito, Arturo Gilio, Pablo Moreno, Puerta Grande, Cuatro Caminos y Jorge María.

Los festejos comenzarán a las 16:30 horas.

Twitter @Twittaurino

20130626-142301.jpg

Hoy se presenta en Aguascalientes: Paulo Campero por el Bardo de la Taurina.

20130414-114423 a.m..jpg

Hay semanas que despiertan expectativas, interés, emociones, como ésta en cuyo ocaso, o sea el domingo 14, del nuevo horario, en la Plaza de San Marcos, estará haciendo el paseíllo un novillero que más que eso es todo un ‘Torero’ se llama Paulo Campero, al que el destino le tiene preparado un acertijo, pues esa tarde ante un solo novillo, se estará con el resultado del presente, definiendo el porvenir de quien esta convocado para ser quien le ponga ‘el cascabel al gato’ y con ello le pegue una mecida a esta fiesta que parece la de ‘La Isla del Amor’ pues no pasa de puras promesas unas rosas y otras de cempasúchil, porque seamos sinceros ¿hace cuanto que no sale lo que se llama un ‘Novillero’ que cuelgue el cartelillo de ‘Agotado el Boletaje’ o que hasta le dediquen un pasodoble?,¡Mmmm desde Valente Arellano! y claro que se que han forjado, inventado o maquilado algunos novilleros que hoy son matadores que andan en la lucha y otros que siempre navegaran como el robalo a media agua, afortunadamente se resaltan las excepciones y en las que en forma todavía más excepcional subrayo a Juan Luis Silis.

Pero en la novillería ¿quién ese ‘jicotillo’ que puede no nada más despuntar, sino alborotar el gallinero? Y aquí permítaseme tomar una cita de ‘Don Difi’ asentada en su libro homenaje ‘Centenario de su Natalicio’ aparecida en una de sus columnas que tituló ‘Cansancio no es Amargura’ y cuya perla dice textualmente ‘La fiesta es tan munífica que un torero, un torero con casta y genio, puede cambiar la decoración’ pues créanme que ese puede serlo el susodicho Paulo Campero y lo avalo porque este defeño tiene todos los eslabones que se requieren pa’ ser ‘Novillero’, empezando con la pinta de torero a la que no le sobra ni le falta un centímetro de estatura, posee una carrocería que es percha de oleo, tiene trasmisión, los espolones le arrastran hasta la arena, esta hambriento de triunfo, es verdad verdadera ante los puñales de la gloria y la tragedia, la pasión le brota a raudales, sabe lo que es el toro en los quirófanos y en la plaza donde con la capichuela es capaz de ejecutar la solería más variada que se pueda imaginar, con las banderillas se asoma al balcón con desparpajo y con la franela colorada le pone color a cada una de sus ejecuciones, lo cual hace con la más pura esencia y remembranza del toreo mexicano de la ‘Época de oro’.

Asi que aficionados de la aguascalentense tierra y sus alrededores vayan preparados este domingo a ver a un torero que va a salir en volandas que se llama Paulo Campero.

Se que a estas alturas a su memoria le han llegado los nombres de diversos novilleros unos, con percha, otros con valor, otros con afición etc. Pero la diferencia entre aquellos y del que me ocupo es que este reúne todos los atributos juntos y aquí me viene aquella frase de ese taurinazo, que lo es ‘Curro de los Reyes’, ‘La Fiesta Brava es como el MELATE se necesita tener todos números ordenadamente para sacarse el premio’, ahí el quick que Campero los trae en la espuerta y a ello hay que agregarle el hecho de que este Novillero no procede de ese origen de estereotipo de toreros que hoy pululan dando la impresión de que están en esto más por otras cosas que por verdadera vocación y al respecto nuevamente del libro de ‘Don Difi’ algo de una columna que rubricó como ‘La Agonía del Novillero’ en referencia a una conversación que en su momento tuvo con el novillero y empresario Jorge Álvarez quien decía ‘La lucha, la pelea, la penuria, el infortunio del novillero es lo que lo hace escalar el triunfo, y recordaba su vida de novillero sin necesidades que podía viajar en primera y tener sus ternos y útiles para torear, y que podía llevar buena cuadrilla y me decía ¡Eso es lo que me quito a mi de de torero!, ¡La falta de necesidad de sufrimiento, porque el dolor es un gran fecundador y la desgracia una gran madre!.

Y solo agregar que son diversos los caminos que conducen a la cúspide y no todos son buenos, ni todos son malos, pero si diferentes como el que recorrió Paulo Campero, que es, el de la legua.

Twitter @bardotaurina

De Esto y Lo Otro Por El Bardo de la Taurina

Sin duda que la vida es maestra de caras ocultas, que sin más, es capaz de tornarse despiadada en la impartición de sus enseñanzas, de las cuales nadie escapa, pero a muchos si se nos escapan  y esto obedece a que muchas de las lecciones suelen ser dolorosas, y sí a esas se les puede sacar la vuelta, pues se le saca  y de ahí  el hecho de que quienes se han forjado en el infierno de los cabronazos son generalmente quienes poseen ese carácter férreo que se requiere  para subsistir en este cuerno de la taurina y ¡claro! quienes tienen ese extra, pues sobresalen excepcionalmente y en otros casos hasta increíblemente.

Como el novillero de las esperanzas Paulo Campero, discípulo férreo y tesonero  en el aprendizaje hasta llevarlo a la pasión por  tatuarse cada lección a fuego en el crisol de los sacrificios, que es donde se ha forjado Campero como el torero de la reminiscencia mexicana.

El del eslabón del engarce de aquel collar de perlas que lo fue el de la joyería de la ‘Época de oro’   así de contundente,  así de inverosímil, por eso cada vez que corro la película mental de  Campero  me pregunto ¿Cómo le hace este torero para tener tan adentro y a la vez tan a flor de piel  la esencia de la nostalgia?

Adicionada tambien con la rubricante de la frescura y algo muy importante,  sin papel carbón y es que a cada suerte Paulo le imprime ese su ‘Camperismo’ que además de perfumado es temerario, dando como resultado ese impacto que solo los elegidos poseen y  que la afición de la Plaza México va a ver  en este torero a plenitud, siempre y cuando la empresa no escatime en trapío, edad y kilos, aunque ello implique que un bonche de los actuantes como las tortugas fenezcan en la arena apanicados por las olas bravas de las embestidas que brindan las divisas honradas, que aunque parezca mentira todavía existen dentro de la fiesta brava.

Y ya que andamos en profundidades, apenitas compartimos mesa en convergencia con personajes del toro, de esos que chanelan fuerte, verbo y gracia el inmenso pintor taurómaco que lo es, el maestro Reynaldo Torres, el apoderado macizo  Román Martínez, Don Guillermo Medina cuyo padre el matador Jorge Medina, recibió la alternativa de manos de Lorenzo Garza y atestiguando ‘El Soldado’ en la tarde en que fue inaugurado en 1947, El Toreo de Cuatro Caminos ¡Casi nada! y también ahí estaba quien promete ser una de las revelaciones de la Plaza México Jorge Rizo el novillero que le devolvió la dimensión al toreo y con ella es capaz de alcanzar el clímax, ese para el que se requiere temple, largueza, seriedad, sentimiento.

Atributos que a Jorge Rizo se le dan de manera natural y los soporta con una técnica solvente sin que carezca de los chispazos de la imaginación, apoyado todo ello en  un valor riñonudo, ante ellos el artista  Reynaldo Torres sentenció;  ‘El toreo es el sol de la estética a la que si se le suma el don de la personalidad pues se podrá pintar de luz los tendidos y ¡claro! brillaran más los físicamente agraciados’ y agrega ‘Aunque también ha habido ‘mal hechos y feos pero con mucha personalidad’ y cita a Juan Belmonte y a Silverio Pérez, así que con ese rasero ya saben los novilleros que no están bien dotados a que le tiran en cuanto a su calidad torera.

Y ahora solo el deseo de que la empresa capitalina ante el compromiso de  solventar  doce festejos,  no se vaya por lo fácil que es aventar al ‘Comal Monumental’ a 36 novilleros  del montón incluyendo los seudos, los fósiles y los  verdosos y hasta los “pesudos”  para solo librar el trámite, ojala no sea así y apuesten por ratificar, cuajar, descubrir y desarrollar, a chavales que  valgan la pena, dándoles incluso el beneficio de que se sientan apoyados por la   limitada concurrencia que acudirá a verlos y que lo más probablemente es que lo haga  desde el segundo tendido, convertido en general como ya ha sucedido por que la empresa se reserva y blinda para los ‘fantasmas’ adinerados las primeras dieciséis filas que equivalen a 6544 asientos (¿con quién los llenaran?) los cuales  solo serán ocupados cuando un novillero como aquel último que lo fue Valente Arellano, sea capaz de sacar a la fiesta del coma en que está sumida.

Twitter: @BardoTaurina