Archivo de la etiqueta: Espectáculos

¿La fiesta en paz? Mero abajo, los toros / ¿Remedios institucionales o éticos? / El Juli, agradecido

▲ “Gracias a los empresarios, que han confiado y puesto en mí tantas veces el peso de la fiesta”, señaló El Juli. Lo malo es que esa fiesta cada día pesa menos y emociona poco.Foto archivo.

Por Leonardo Páez.

Como dejó dicho el legendario filósofo de Güémez, uno de los 43 municipios del estado libre y soberano –es un decir– de Tamaulipas: Si las cosas no han cambiado es porque siguen igual.

Andamos como andamos porque somos como somos. Y si también se dice que las cosas se parecen a su dueño, ¿qué nos extraña parecernos a la mafia que permitimos que se adueñara de México? Haber reducido la fiesta de toros a algunos figurines importados, trajo consecuencias.

En el mundito taurino la grandeza de la tauromaquia se quedó en las ganaderías que no quieren ver las empresas ni los que figuran, y en la espera de los que aspiran a figurar las cosas tampoco parecen modificarse, habida cuenta de que al monopolio taurino y a sus satélites no les preocupa tanto la asistencia de público como la persistencia de sus criterios toros mansos, figurines importados, débil relevo generacional, autoridades colaboradoras y crítica alcahueta, como lo confirman San Luis y Zacatecas: mismos toreros, mismo ganado, mismas entradas.

De la época de las figuras, de toreros destacados que no sólo eran diferentes al resto, sino cuya personalidad apasionaba y generaba partidarios y adversarios que llenaban las plazas, no sólo por competitivos con celo y sello, sino porque además sabían enfrentar y triunfar con encastes diversos, se pasó al figurismo, es decir, al mangoneo sin fondo de unos cuantos que figuran con imposiciones sin categoría, ganado cómodo, faenas predecibles y rivalidades ficticias entre figurines, sin que alternantes de valía los presionen.

Han proliferado desde entonces, unas cuatro décadas, los carteles redondos, tres que figuran, y toritos de la ilusión y los cuadrados tres o cuatro que apenas torean ante reses exigentes que rechazan los figurines, gracias a la acomplejada actitud empresarial, a su menguada imaginación y estrecho concepto de tauromaquia. El público, cada vez más desinformado y agraviado, aplaude lo que hagan los toreros-marca o se conforma con dejar de ir a la plaza. No conoce otra manera de protestar ni hay quienes lo defiendan de abusos y fraudes. Como en el resto de las actividades, pues.

Entonces, no será la Unesco ni ningún otro organismo internacional filo-sajón el que reconozca y apuntale la tradición tauromáquica de México como patrimonio cultural inmaterial, si antes los adinerados taurinos del país no son capaces de honrar la dignidad animal del toro, sacudirse las inercias monopólicas y olvidarse de una vez por todas de seguir a merced de unos cuantos mandones de aquí y allá.

En una carta abierta a los medios, –deslavada, pero pretendidamente enjundiosa como su tauromaquia– el matador Julián López El Juli, ya con 20 años de alternativa y uno de los principales promotores del figurismo y sus imposiciones en el sistema taurino, agradeció a todos los que directa o indirectamente han significado algo en mi vida para que llegue a donde estoy. En su misiva, el voluntarioso diestro no se cuestiona si en dos décadas su presencia en los ruedos del mundo ha contribuido al repunte del espectáculo o a su debilitamiento; si su condición de primera figura ha propiciado la recuperación de la bravura y el surgimiento de nuevos valores o los estorba, y si el ventajismo que lo caracteriza de varios años para acá es su forma de corresponder a todo lo que la fiesta le ha dado. En la mitad de ese tiempo, las verdaderas figuras han cimbrado a la fiesta engrandeciéndola, no degradándola.

Publicado en La Jornada

Anuncios

Opinión: Merece la pena seguir yendo a los toros

Morante en Ronda. Fotografía: Arjona.

Por Fernando Fernández Román.

Porque todavía tenemos una reserva de bravura en nuestros campos y porque aún hay hombres en el mundo dispuestos a jugarse la vida por el prurito que reporta una vanagloria legítimamente alcanzada –al margen de la recolecta de otras recompensas mundanas y tangibles–, merece la pena ir a los toros, estudiar su insólito e imprevisible carácter y tomar conciencia de la proeza que alcanzan aquellos individuos de la especie humana que son capaces de enfrentarse a ellos, creando arte en situaciones de máximo riesgo, sobre el albur que entraña lo recóndito, al filo de lo imposible.

Por todo esto merece la pena seguir yendo a los toros.

Twitter @Twittaurino

Cuatro festejos toristas + el regreso de Arturo Macías y de Luis David Adame en Las Ventas

Tres desafíos ganaderos -seis encastes distintos- y una novillada componen el ciclo en el que comparecerá el mexicano Arturo Macías.

Listos los nombres de los matadores de toros para la Feria de Otoño, con Luis David Adame en el sorteo.

De SOL y SOMBRA.

Tres desafíos ganaderos, en modalidad de corridas de toros, y una novillada torista componen la programación taurina del mes de septiembre en la plaza de toros de Las Ventas. Madrid apuesta por un año más por esta modalidad de enfrentar a dos ganaderías en cada tarde, hierros de encastes diversos y del gusto de la afición madrileña. Como la propia novillada que abrirá el mes, el domingo 2 de septiembre, en la que se lidiarán utreros de Saltillo.

Estos son las combinaciones de los cuatro carteles programados para el mes de septiembre en Las Ventas:

Domingo, 2. Novillada. Alberto Pozo, Manuel Ponce y Jesús Díez (novillos de Saltillo).

Domingo, 9. Primer desafío ganadero. Fernando Robleño, José Carlos Venegas y Cristian Escribano (toros de Saltillo y Valdellán).

Domingo, 16. Segundo desafío ganadero. Javier Castaño, Ricardo Torres y Arturo Macías (toros de José Escolar y San Martín).

Domingo, 23. Tercer desafío ganadero. Sánchez Vara, Javier Cortés y Thomas Dufau (toros de Palha y Pallarés).

En los tres festejos de los desafíos se dará protagonismo al tercio de varas, y para ello se marcará en el ruedo la zona del caballo, delimitada entre el tendido 7 y el tendido 8; otras tres rayas hasta el centro del ruedo señalarán la distancia a la que se arranca al toro.

Luis David Adame en la Feria de Otoño

Las doce bolas del sorteo de la Feria de Otoño ya tienen nombre. Según lo ha dado a conocer el semanario Aplausos, y a falta de confirmación oficial, Simón Casas tiene cerrados, salvo cambios de última hora, los once toreros que cubrirán los doce puestos para las cuatro corridas de toros que se celebrarán en el serial venteño.

El único doblete lo hará Alejandro Talavante, último triunfador de la Feria de San Isidro, que ha aceptado el reto de anunciarse dos tardes en el nuevo formato de sorteo con el que se elaborará la Feria de Otoño. El extremeño, rebelado por causas de fuerza mayor contra el sistema al que alguna vez perteneció, pretende reivindicar su categoría de figura que considera menoscabada.

También estarán los triunfadores de San Isidro 2017 y 2016, Ginés Marín y David Mora, aunque el caso de Mora no se entiende del todo. A ellos hay que sumar a Diego Urdiales, ausente en el ciclo isidril de este año y de todas la ferias importantes con la excepción de Bilbao; Román, que hará su cuarto paseíllo en Las Ventas esta temporada; Paco Ureña y Álvaro Lorenzo, que ya sabe lo que es abrir la puerta grande de Las Ventas esta campaña; Octavio Chacón y Emilio de Justo, dos toreros revelación de la temporada; Luis David Adame, que cortó una oreja en San Isidro y hace unos días en Bilbao; y Fortes, que tan grata impresión ha dejado en sus dos actuaciones este año en Las Ventas.

Además de una tercia de novilleros, se anunciará una encerrona de Diego Ventura dentro del ciclo de otoño.

Fuente: El Pais

FERIA DE BILBAO: Puerta grande para Enrique Ponce

Por Antonio Lorca.

El estoconazo de Enrique Ponce al cuarto de la tarde fue de libro, una de esas estocadas que deben ver y analizar todos los aspirantes a la gloria del toreo. Hizo la suerte a la perfección, clavó la espada en el mismísimo morrillo del animal, la hundió hasta la empuñadura y el toro salió muerto del encuentro. Tembló durante unos segundos y cayó patas arriba en la negra arena bilbaína mientras la plaza puesta en pie solicitó las dos orejas que el presidente concedió sin duda alguna.

Una oreja por la estocada, y otra por la faena, que no fue grandiosa, ni arrebatadora; ni siquiera tuvo tandas para el recuerdo por su hondura y majestuosidad, pero fue un compendio de inteligencia y conocimiento ante un toro nobilísimo que no acabó de definir su carácter. Sin recorrido en los inicios con la muleta, repitió después en embestidas cortas con más sosería que clase; Ponce administró los tiempos con suavidad y serenidad, y le robó muletazos, fundamentalmente con la mano derecha, ceñidos primero, desmayados y ligados después, un molinete, medios pases… Todo muy ceremonioso, lentamente, casi en éxtasis. Le robó al toro lo que no tenía. Lo exprimió. Y entusiasmó al respetable. No encontraba el torero la manera de finalizar su labor hasta que, tras un vistoso abaniqueo, montó la espada, y… ahí quedó una lección tan redonda como imperfecta de un maestro.

El propio Ponce inició una singular polémica política al brindar al Rey Don Juan Carlos por la unidad de España; en su turno, Cayetano -muy temperamental en su parlamento- aludió en su brindis al terrorismo, y momentos antes había ordenado a su cuadrilla que banderilleara con los colores de la bandera española, lo que produjo una división de opiniones en los tendidos. Y Marín corroboró sus palabras al monarca con un Viva España. Vamos, que aquello parecía una corrida patriótica…

Pero la realidad era otra. Y la culpa, de los toros. Ponce, en su primero, muy parado, se limitó a mantenerlo de pie. Cayetano, arrebatado y crecido con el asunto de las banderillas (Iván García y Alberto Zayas saludaron tras un buen tercio) y el brindis real, se quitó las zapatillas, hincó las rodillas en tierra, y así pasó por alto a su primero, que pronto se agotó y acabó con la ilusión de un torero valeroso que llegó a por todas. Sin clase se expresó el quinto, al que hizo un ceñido quite por gaoneras. Buena fue su actitud toda la tarde, pero no encontró el premio deseado.

Y Marín no perdió su crédito. Tampoco tuvo toros para el triunfo, sosos los dos y de escaso recorrido, pero prevalecieron su entrega y buenas maneras. Mejor en su primero por el lado izquierdo, con momentos estimables y escasos, también, de emoción, y con extraordinaria disposición ante el sobrero sexto, de contada calidad y recorrido, al que le cortó una oreja tras una voltereta sin consecuencias y una estocada de buena factura.

Nota final: no hay torero que llene la plaza de Bilbao.

DEL RÍO / PONCE, CAYETANO, MARÍN

Toros de Victoriano del Río, –el tercero, devuelto al partirse un pitón y sustituido por otro del mismo hierro, lidiado en sexto lugar–, correctamente presentados, cumplidores en el caballo, blandos, sosos, descastados y nobles; complicados quinto y sexto.

Enrique Ponce: media tendida y un descabello (silencio); gran estocada (dos orejas). Salió a hombros por la puerta grande.

Cayetano: pinchazo y estocada tendida (ovación); pinchazo y media baja (silencio).

Ginés Marín: tres pinchazos –aviso– y dos descabellos (ovación); estocada (oreja).

Plaza de Bilbao. Séptima corrida de feria. 25 de agosto. Algo más de media entrada. Asistieron Juan Carlos I y la Infanta Elena.

Publicado en El País 

#SANFERMINES2017: Pamplona, preparada para el chupinazo 

Por Antonio Lorca.

Todo está a punto para que a las 00.00 de la mañana de mañana, jueves, día 6, el chupinazo lanzado desde el balcón de la Casa Consistorial anuncie el inicio de los Sanfermines 2017, una de las fiestas más famosas del mundo, que congrega a miles de visitantes en torno al toro, los encierros y las corridas.

Nueve días de vino y rosas en los que una marea de uniformes blancos y pañuelos rojos cantarán y bailarán al son de ingentes cantidades de comida y alcohol mientras se burla al toro real o imaginario de la mañana, en las calles relucientes del casco antiguo, donde muchos exponen su vida entre las afiladas astas mientras los demás observan, y la tarde, en las que los bocadillos interminables, las magras con tomate y las botas de buen vino acompañan la visión festiva y ruidosa de los festejos taurinos que se celebran en la plaza.

La mayoría de los toros que serán lidiados en la feria descansan ya en los Corrales del Gas, ajenos a la curiosidad popular, y a la espera sin prisa de que a las 08.00 de la mañana del viernes, día 7, festividad de San Fermín, el cohete ordene la apertura de las puertas del Corral de Santo Domingo y comience el primer encierro. Los toros de la ganadería gaditana de Cegada Gago, temidos y peligrosos, serán los primeros en abrirse paso entre el gentío de mozos que, armados de valor y deseosos de suerte, los acompañarán hasta el ruedo de la plaza.

Mientras llega esa hora, deseada y soñada por todos, Pamplona se va convirtiendo en un hervidero de gentes llegadas de diversas partes del mundo, ávidas de nuevas experiencias, inolvidables para la mayoría y dolorosas para algunos.

Mientras tanto, las autoridades han reforzado las medidas de seguridad en previsión de posibles atentados, y el Ayuntamiento, hoteles, bares, restaurantes y servicios públicos en general engrasan la maquinaria para que una localidad de 200.000 habitantes quintuplique su población y se convierta durante nueve días en una ciudad tumultuosa, en una bulla permanente, en un babel de lenguas que solo recobrará su fisonomía cuando al cabo de una larga semana se oigan las notas del Pobre de mí.

Los establecimientos hoteleros comienzan a recibir a los primeros visitantes —los empresarios del sector lamentan que la ocupación es inferior a otros años—, y los empleados municipales ya han aplicado a una parte del pavimento del recorrido del encierro un tratamiento antideslizante para evitar las caídas de los animales y acortar el tiempo del recorrido. Así, la Cuesta de Santo Domingo, la plaza del Ayuntamiento, la curva de Mercaderes, la calle Estafeta, el tramo de Telefónica y el callejón hasta llegar al ruedo se maquillan y se ponen guapos para recibir exultantes a toros y corredores. En total, un camino de casi 850 metros que los animales recorrerán por primera y última vez, al igual que algunos mozos, aunque la mayoría se atreva a repetir tan excitante y peligrosa experiencia.

No obstante, los corredores contarán con la inestimable asistencia de un dispositivo sanitario compuesto por diez puestos asistidos por médicos, cinco sanitarios de apoyo, 16 ambulancias y 350 voluntarios de la Cruz Roja.

Todo ello para atender a los más de dieciséis mil corredores que, con toda seguridad, se atreverán a medir sus miedos delante de los toros. Según fuentes municipales, 16.448 fueron los mozos que corrieron en 2016, 181 menos que el año anterior, y el día más multitudinario fue el 8 de julio, en el que participaron 2.706 personas.

En una encuesta realizada entre 771 corredores, el 82% dijo considerarse “un corredor perfecto”, que duerme, respeta las normas, conoce los peligros y “sabe que puede llegar a morir”; el 46% corre por primera vez; el 45% está compuesto por extranjeros de EE UU, el 14% de los nacionales es natural de Pamplona, el 92% es varón, el 75% es menor de 35 años, y solo el 2% mayor de 55.

Ninguno de ellos hará el trayecto completo, que los toros suelen realizar en un tiempo medio de 3 minutos y 55 segundos, a 24 kilómetros por hora.

El encierro finaliza en el ruedo de la plaza; los toros se ‘esconden’ en los corrales de la marabunta que los acosa, y comienza la espera para la celebración de la corrida.

Ocho festejos mayores están anunciados desde el viernes, día 7, al viernes 14, aunque las corridas están precedidas por una novillada, que se celebrará esta tarde, y un espectáculo de rejoneo anunciado para mañana.

El joven peruano Andrés Roca Rey será el único torero que actuará dos tardes en el ciclo pamplonica, que cuenta, además, con el debut de Cayetano, las ausencias de Ponce, Morante, Manzanares y El Juli y la presencia de una pléyade de toreros jóvenes, como José Garrido, Ginés Marín, Román, Gonzalo Caballero y Javier Jiménez.

De todos modos, poco importan las combinaciones decididas por la Casa de Misericordia, —responsable directa de todo lo relacionado con el toro—, porque las 19.720 localidades de la plaza están vendidas con mucha antelación.

Los carteles son los siguientes:

Miércoles, 5 de julio. Novillada. Javier Marín, Jesús Enrique Colombo y Toñete (novillos de El Parralejo).

Jueves, 6. Espectáculo de rejoneo. Pablo Hermoso de Mendoza, Leonardo Hernández y Roberto Armendáriz (toros de El Capea).

Viernes, 7. Juan Bautista, Javier Jiménez y Román (toros de Cebada Gago).

Sábado, 8. Eugenio de Mora, Pepe Moral y Gonzalo Caballero (toros de José Escolar).

Domingo, 9. Curro Díaz, Paco Ureña y José Garrido (toros de Puerto de San Lorenzo).

Lunes, 10. Juan José Padilla, El Fandi y Manuel Escribano (toros de Fuente Ymbro).

Martes, 11. Miguel Ángel Perera, Cayetano y Roca Rey (toros de Jandilla).

Miércoles, 12. Sebastián Castella, López Simón y Ginés Marín (toros de Victoriano del Río).

Jueves, 13. Antonio Ferrera, Alejandro Talavante y Roca Rey (toros de Núñez del Cuvillo).

Viernes, 14. Rafaelillo, Javier Castaño y Rubén Pinar (toros de Miura).

Publicado en El País 

@Taurinisimos 117 – Manuel Rodríguez “Manolete”, Centenario (1917-2017) #ManoleteVive.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 30 de Junio de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Recuerdo y Gloria Taurina.

Centenario Manuel Rodríguez “Manolete” (1917-2017) IV Califa de Córdoba.

#ManoleteVive.

Programa conmemorativo por el Centenario del natalicio de Manuel Laureano Rodríguez Sánchez “Manolete”, Córdoba, España, 4 de Julio de 2017.

Pasodoble “Manolete” canta Nicolás Urcelay.
Fotografías del famoso Diestro Cordobés.

Comentario de Rodrigo Nuno desde Sevilla

Faenas de “Manolete” en El Toreo a los toros:

1. “Gitano” de Torrecilla, 9.12.45.
2. “Platino” de Coaxamalucan, 16.2.46

Faenas de “Manolete” en la Plaza México a los toros:

1. “Fresnillo” de San Mateo, inauguración y primera oreja de la plaza, 5.2.46.
2. “Boticario” de San Mateo, 19.1.47. Rabo.

Testimonios de Don Neto y Fernando Marcos en relación a “Manolete” en México.

Imágenes a color de “Manolete”, “El Soldado”, “Armillita”, “Gitanillo de Triana” y Silverio en Pentecostés. Trio Calaveras canta “La Feria de las Flores”

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 7 de Julio de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Ultima de Bilbao: Un cierre serio con demasiado premio

Paco Ureña con su primero / FERNANDO DOMINGO-ALDAMA

Por Álvaro Suso.

El cierre de feria fue serio. Tuvo la importancia de la plaza de Bilbao. Toros de Victorino bien hechos, con trapío, varios aplaudidos de salida y muy en el tipo de la ganadería, sin exageraciones, que nadie en Bilbao quiere un toro desproporcionado pero sí que infunda respeto. Un cierre, ahora sí, de Bilbao. Luego, dentro no llevaron lo esperado. Tuvieron poca fuerza y no sacaron la codicia de esta ganadería. Con todo, hubo momentos interesantes, cargados de emoción, como en el primero y en el quinto. Rafaelillo, que llegó para sustituir al lesionado Ferrera, se gustó en el que abrió plaza, un ejemplar con poca fuerza que se quedaba debajo del torero.

Comenzó el murciano con tropiezos , pero recetó una tanda de naturales muy encajada que hizo presagiar algo más de lo que vino a continuación. Todo se quedó en una labor firme, segura, con mando, pero su insistencia con la izquierda no volvió a tener premio. Más dudas mostró Rafaelillo en el cuarto, cuando tras un desarme en el inicio le costó cruzarse para eso sí, dejar clara su disposición y valor. Manuel Escribano, que estuvo discreto con el flojo segundo, tuvo mucho mérito al dominar al quinto, un Victorino que se puso violento tras cornear al banderillero Juan José Domínguez en banderillas.

El sevillano tiró de quietud y mano baja para ligar buenos derechazos y firmar una faena plena de transmisión y emoción. Le faltó darse importancia en el cierre con un broche que venciera definitivamente al toro y no pareciese que aún quedaba por torear. El premio de la tarde se lo llevó Paco Ureña, una oreja benévola con escaso número de pañuelos y que recompensaba la insistencia del lorquino.

Unos buenos de rechazos finales y la brevedad con los aceros fue suficiente. Sin embargo, Ureña no supo encontrar los secretos que escondía el sexto, un toro con genio que exigía mano firme y el murciano se limitó a acompañar las embestidas del mejor victorino de la tarde, un toro que habría servido de triunfo para un diestro con mano baja y toreo cruzado de verdad. Ureña no encontró el sitio y se perdió en un trasteo vulgar que acabó con el animal aburrido. Su nuevo acierto con la espada le volvió a dar una oreja.

VICTORINO / RAFAELILLO, ESCRIBANO Y UREÑA

Seis toros de Victorino Martín, bien presentados, salvo el tercero más terciado. Con poca fuerza, nobles pero con transmisión primero, quinto y sexto.

Rafaelillo: pinchazo, estocada y dos descabellos (saludos) y estocada trasera y descabello (saludos).

Manuel Escribano: pinchazo y eestocada (saludos) estocada tendida caída y tres descabellos (saludos).

Paco Ureña: estocada (oreja) y estocada (oreja)

En el quinto fue cogido el banderillero Juan José Domínguez.

Plaza de toros de Vista Alegre. 30 de agosto. Novena de las Corridas Generales. Casi media entrada.

Fuente: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2015/08/30/paisvasco/1440961860_286812.html

San Sebastián: Morante dibuja el mejor toreo ante un mediocre ejemplar de ‘juampedro’

De SOL y SOMBRA.

Una bella y pura faena de Morante de la Puebla al cuarto de la tarde, aun sin premio, le devolvió a la moderna plaza de San Sebastián el sabor del mejor toreo durante el tercer festejo de abono de la Semana Grande, en el que el francés Castella y Talavante pasearon sendas orejas.

Con casi tres cuartos de entrada, se lidiaron toros de Juan Pedro Domecq, de terciada presencia, salvo el sexto, con más volumen y alzada. Faltos de celo y muy medidos de fuerzas, dieron un juego deslucido en su conjunto.

Morante de la Puebla, pinchazo y estocada caída (palmas); pinchazo y media estocada (ovación tras leve petición); Sebastián Castella, estocada fulminante (oreja con petición de la segunda); estocada trasera y descabello (ovación), y Alejandro Talavante, estocada trasera desprendida (oreja); pinchazo y bajonazo (silencio).

La que el torero sevillano le hizo al mediocre y descastado cuarto toro de la tarde, de medias embestidas de escaso celo, no fue una faena espectacular ni rotunda, sino que resultó todo un pausado catálogo de clasicismo, un memorandum de añeja torería. Pase a pase, tanda a tanda, la muleta de Morante evocaba a muchos de los grandes toreros que pasaron por el viejo coso donostiarra de El Chofre, el precedente histórico del moderno recinto actual.

Y es que, sobre un magistral pero oculto esquema lidiador, todo lo que le hizo a ese vulgar ejemplar, incluidos los adornos, tuvo un brillante sentido. Con calidad, gusto, arte y pureza, Morante fue encelando al toro en el engaño hasta construir un trasteo impensable al que sólo él supo dar contenido y hondura, porque a las medias e insulsas arrancadas él puso siempre la salsa y el sabor de la intención, el empaque de un pecho entregado al trazo de los pases, tanto con la derecha como al natural.

Y antes y después del toreo fundamental, como alivio o decoración de la más bella simplicidad torera, envolvió la obra con medias belmontinas, ayudados por alto en versión gallista o rondeña, alegrías sevillanas, doblones orteguianos y, ya para rematar, hasta con una efectiva media lagartijera.

La duda es si fue un pinchazo previo a esa estocada lo que cohibió a la gente de sacar los pañuelos, o que después de tanto tiempo sin toros ya no queda suficiente memoria en esta plaza para paladear el toreo de más sabor.

Pero el caso es que tan bella antología morantista se quedó sin ese premio tangible con el que en estos tres días de feria se han valorado en esta plaza faenas de mucho menor mérito y calado artístico.

Sí que hubo orejas, en cambio, para Sebastián Castella y Alejandro Talavante, porque ambos se impusieron a la escasez de raza de los primeros toros de sus lotes.

Un gran toro y la actitud de Javier Jiménez, lo mejor de Las Ventas

Un gran toro de Santiago Domecq, de nombre Aviador, fue lo más destacado de la corrida celebrada en Las Ventas, en el día de la Virgen de la Paloma, con el que el confirmante Javier Jiménez sólo llegó a dar una vuelta al ruedo, superándose en el sexto con una faena de notable actitud, que le valió una oreja.

Con un cuarto de entrada, se lidiaron cinco toros de Santiago Domecq y uno -el segundo- de Ana María Bohórquez, bien presentados, serios y con imponentes arboladuras, y de los que sobresalió el gran primero, de nombre Aviador, un dechado de bravura y clase, fuertemente ovacionado en el arrastre. También fue muy toreable, el quinto; y con mucha transmisión el sexto, aplaudidos ambos.

Carlos Escolar Frascuelo: pinchazo, media y descabello (ovación tras aviso); y pinchazo y media atravesada (silencio); Ángel Teruel: tres pinchazos y media (silencio); y casi entera (división al saludar), y Javier Jiménez, que confirmaba alternativa: estocada tendida y caída (aviso y vuelta al ruedo tras petición insuficiente); y casi entera tendida y trasera (oreja tras aviso).

La jornada taurina en Francia / Pepe Moral y El Juli cortan tres orejas y salen a hombros en la ciudad francesa de Dax

 Dax. Los diestros Julián López El Juli y Pepe Moral cortaron tres orejas cada uno y salieron a hombros en el festejo matinal celebrado en la ciudad francesa de Dax, mientras que José María Manzanares se fue de vacío.

Con casi lleno en los tendidos, se lidiaron toros de Garcigrande, bien presentados y bravos en conjunto en el caballo, entre los que destacó el primero por completo, y el tercero de mucha clase.

Julián López El Juli, dos orejas y oreja; José María Manzanares, palmas y palmas, y Pepe Moral, dos orejas y oreja.

Por la tarde, el protagonista fue el torero Juan del Álamo, que cortó una oreja de cada toro de su lote, por mucho que el público tomara partido por la corrida de Pedraza de Yeltes.

Con lleno en los tendidos, se lidiaron toros de Pedraza de Yeltes, desigualmente presentados, bravos o bravitos en el caballo, noblones y a menos, salvo el tercero, que fue premiado con la vuelta al ruedo.

Javier Castaño silencio y silencio; Pérez Mota, silencio y silencio tras aviso, y Juan del Álamo, oreja y oreja.

Al finalizar la corrida sacaron al mayoral en hombros y se lo negaron a Juan del Álamo, que lo merecía bastante más.

Beziers. Los diestros Manuel Escribano, Iván Fandiño y el francés Cayetano Ortiz pasearon una oreja cada uno al término de la corrida de toros celebrada en la ciudad francesa de Beziers.

Con tres cuartos de entrada, se lidiaron seis toros de Robert Margé, bien presentados y de juego variado. Los tres últimos fueron algo mejores.

Manuel Escribano, silencio y oreja; Iván Fandiño, silencio y oreja, y Cayetano Ortiz, silencio y oreja.

Bayona. El diestro sevillano Daniel Luque cortó las dos orejas de su primer toro, y salió a hombros en la corrida goyesca celebrada en la ciudad francesa de Bayona, en la que López Simón consiguió otro apéndice.

Con tres cuartos de entrada, se lidiaron toros de Antonio Bañuelos, bien presentados y de buen juego en líneas generales, destacando el segundo, el mejor del encierro.

Juan Bautista, ovación y silencio; Daniel Luque, dos orejas y ovación tras aviso, y Alberto López Simón, oreja y ovación.

Roquefort. Los novilleros peruanos Andrés Roca Rey y Joaquín Galdós compartieron la foto triunfal en la puerta grande de la plaza de toros francesa de Roquefort, donde cortaron dos y tres orejas, respectivamente.

Con más de tres cuartos de entrada, se lidiaron seis novillos de Pedraza de Yeltes, bien presentados y encastados.

Andrés Roca Rey, dos orejas y vuelta al ruedo; Joaquín Galdós, dos orejas y oreja, y Louis Husson, ovación y silencio.

Fuente: http://cultura.elpais.com/cultura/2015/08/16/actualidad/1439704825_924311.html