Archivo de la categoría: Rejoneo

Emotivo aniversario de los Forcados Queretanos


Ayer sábado festejaron 35 años los Forcados Queretanos en la Plaza de Toros Santa María.

Por Francisco Pérez.

La Plaza de Toros Santa María se vistió de gala para recibir el festejo de los 35 años para los Forcados Queretanos. La corrida de rejones fue el escenario para que los festejados pegaran 4 toros de las ganaderías de Gómez Valle y San Pablo.

El rejoneador Jorge Hernández inició el festejo con el ejemplar Dude de 46 kilogramos, perteneciente a la ganadería de Gómez. El astado mostró poco recorrido y en ocasiones faltó a la cita del jinete. Hernández regaló buenas estampas taurinas cuando buscó al toro por el lado izquierdo.

La primera pega de la tarde corrió a cargo del cabo actual de los forcados José Antonio ‘Cuyo’ Montiel, quien en su segundo intento logró frenar el recorrido del toro. Esto le valió para llevarse la ovación de los tendidos.

El caballista terminó su faena atinando el rejón de muerte en buen sitio para dar llevarse los aplausos del público.

Matzo fue el ejemplar que correspondió al rejoneador Louceiro. Se mostró con más bravura que su antecesor, lo cual favoreció para que el rejoneador se recreara dejando las banderillas. Situación que provocó que sus caballos se llevarán algunos puyazos.

El forcado Gerardo Alcocer sufrió para reliazar la segunda pega de la tarde. Matzo midió a sus lidiadores por lo que derribó al cara en cuatro ocasiones. En una de ellas el segunda ayuda resultó lesionado. Fue hasta el quinto intento que los forcados lograron pegar al toro de Gómez Valle.

Pedro Louceiro bajó de su caballo para dar muerte por descabello a un toro que se había rajado. Silencio para Louceiro.

Luis Pimentel lidió a Sango de 464 kilos. El tercer toro de Gómez Valle no acudía a la cita del jinete, fue hasta que recibió el primer castigo que comenzó a embestir. El público protestó al ejemplar. Fue un toro muy complicado debido a su mansedumbre, Pimentel tuvo que emplearse a fondo para arrancarle galopadas taurinas en las que colocó las banderillas.

Para la pega del tercer toro el forcado, David Padilla fue quien dio la cara por su grupo. En el primer y segundo intento el astado rompió la línea. El agresivo derrote del toro provocó la lesión del forcado cara en el tercer intento por lo que lo sustituyó Fernando Montoya. En el cuarto intento una vez más el toro embistió la fila y no se pudo concretar la pega.

El rejoneador Luis Pimentel bajó de su caballo para dar muerte a Sango luego de dos avisos. Silencio para el jinete.

Queretano de 489 kilogramos, perteneciente a la ganadería de San Pablo, fue el toro con mejor estampa. Amorrillado y brioso, salió de los corrales a buscar a su enemigo. El queretano Santiago Zendejas colocó un primer rejón de buena manofactura. Fue la mejor faena de la tarde, el joven rejoneador entregó quites taurinísimos con los que los tendidos se le rindieron.

La cuarta pega se concretó al primer intento. Queretano fue citado por el cara Jaime Guerrero, respondió a su bravura, humilló y embistió al forcado quien acomodó el cuerpo de forma perfecta para quedar pegado a la cara del astado. El público disfrutó de la mejor pega de la tarde. La concluyó Jano Fernández que realizó la suerte de la ‘cola’ para permitir el regreso de sus compañeros a las tablas.

Santiago Zentejas terminó su faena colocando un certero rejón de muerte al segundo intento. La lucidora faena le valió una sonora ovación y una oreja por parte del juez.

De esta forma llegó a su fin el festejo por el 35 aniversario de los Forcados Queretanos. Una corrida accidentada por los dos forcados lesionados, pero muy emotiva por el motivo de la celebración.

Fuente: AM Querétaro

Anuncios

Feria de Sevilla: Un domingo al galope en la Real Maestranza

Después de las emociones de la tarde del sábado en la que la fiereza de un toro de Victorino y el valor sin cuento de Antonio Ferrera llenaron de luz torera la Maestranza nos plantamos ante la rareza de que en plena feria, no olvidar que ya comenzó este sábado, en tarde de domingo se programe una corrida de rejones. Es verdad que en los años recién tes se hizo lo mismo pero el domingo aún no era plena feria. Lo cierto es que el pragmatismo pesetero de las empresas no conoce tradiciones ni respeta la historia.

Se tira por la calle de las ganancias de una tarde barata con buenísima entrada. Y en vez de una seria corrida de toros hay que tragarse una tarde de domingo al galope. Porque vaya galopadas, vaya caballazos y que poco bueno en la de rejones de ayer. Por recuperar lo más rescatable me quedo con la actuación de Diego Ventura con el manso que salió en quinto lugar. El toro, de salida, se fue descaradamente a tablas y el portugués echó mano de recursos y técnica para vencer la querencia del de Bohórquez. Al final hizo lo que le vino en gana y hasta se dio el lujo poner un par a dos manos sin bridas, gobernando el caballo a punta de espuela. Recordó Ventura al inolvidable Gregorio Moreno Pidal que tantas tardes salió a rejonear sin cabezal.

Sergio Galán estuvo medido en su primero y muy frenético en el cuarto al que cortó una oreja. El rejoneador madrileño navega con solvencia en las grandes ferias como telonero de lujo y en otras como acompañante de Pablo Hermoso de Mendoza. 

La francesa Lea Vicens falló varias veces al clavar banderillas en el tercero y gesticuló y galopó con altibajos en el gran toro que cerró plaza.

Plaza de la Real Maestranza. Sexta corrida. Tres cuartos de entrada. Toros de FERMÍN BOHÓRQUEZ (5), algunos blandísimos, en general se mvieron y el sexto resultó muy encastado. SERGIO GALÁN (6). Rejón que descorda (saludos). Rejón (una oreja). DIEGO VENTURA (6). Rejón caído (una oreja). Pinchazo, rejón y descabello (ovación). LEA VICENS (4). Pinchazo, rejón corto y descabello (silencio). Pinchazo, pinchazo hondo y descabello (palmas).

Fuente: Marca

La Regadera de Sergio Flores – Sequedad y Realidad de José Adame.

Arremete el jaraleño a la tapatía de Sergio Flores en plenos medios. FOTO: Edmundo Toca.
Arremete el jaraleño a la tapatía de Sergio Flores en plenos medios. FOTO: Edmundo Toca.

La constante búsqueda de la excelencia taurina de Sergio Flores, su paciencia dentro y fuera del ruedo, convierte la mala programación empresarial de su Temporada en la mejor de las presencias. Pleno de entrega y realización, su promesa de triunfo se torna en la sentencia que apunta a la mejor realidad taurina. La corrida de Jaral de Peñas se topa con sus propios defectos principalmente la mansedumbre y se estrella con un torero vestido, no de azabache, sino de conformidad y contrariedad. Joselito Adame recibe un descontón que exhibe a sus panegíricos y entreguistas incondicionales que ayer lo entronizan y hoy esconden la cabeza. Hace la entrada y el toreo Hermoso que pincha hasta la saciedad de nuevo.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Plaza México.

Si Hermoso de Mendoza trae la gente, Sergio Flores se la echa a la bolsa.

Y ésta se lo echa a hombros al finalizar la corrida.

Así es esto del toreo, más en una Plaza que espera año con año al navarro para hacer la mejor entrada de cada Temporada. Es más que entendible, nunca está taurinamente mal, eso parece imposible. Hermoso entra a La México, llena su tendido y deja ver que hay visos de reforma, es decir, que él también entra al sentimiento de traer toros mejor presentados.

Tomemos la palabra a las figuras.

Así, cada tarde vendría el filtro tan necesario.

Las dos faenas de Hermoso, una ante el bravo y noble primero, otra ante el manso y tardo cuarto, ocurren ante el asombro de un público que le aplaude cuando le puede y exprime en su totalidad al buen primero, “Sebastián” nombrado, con el paso preciso y templado, quizá la contrariedad es colocar el segundo rejón y la ya inexplicable y lamentable, terrible, forma de matar del navarro. Simplemente así no se puede estar.

Al primero le para magníficamente, decide colocar el segundo rejón luego de que le aprieta, Pablo torea magnífico y acaricia con la cola del equino la cara del astado, luego crece en banderillas piruetas incluidas y cuando parece que el cárdeno seguirá ese ritmo, afloja tristemente dejando lo que dibuja premio doble, al bajon grado de matar fatal y descabellar peor.

Con el cuarto repite, malamente, la dosis.

Mata fatal tras hacer andar un manso, tardo y probón, protestón, al que Hermoso de Mendoza encela muy en lo corto, aguanta cabezazos y alterna lados del toro y perfiles del equino al torear al hilo de las tablas, de nuevo piruetas exponiendo y, en momento bueno, muy airoso sale de la suerte. El de Los Encinos, manso sin mayor fondo, queda sin aire dentro para soportar el final, tristemente deficiente, del estellés.

Perdido con el rejón de muerte. ¿Qué ocurre con Pablo en el último tercio?

Francamente parece no haber solución.

Y qué habrá ocurrido con la Temporada si Empresa no desperdicia la oportunidad para que a tendido lleno, un torero como Juan Pablo Sánchez, triunfador de la Temporada, se muestre ante el gran orfeón de la Monumental. Al menos, le hacen un favor a la versión que de Joselito Adame aparece por la Puerta de Cuadrillas. Esta sombría, mediana y muy contradictoria aparición, empezando por el principio: el vestido elegido. Una muestra del estado taurino del torero, más sombra y menos luz.

Lo peor es que esto ocurre con el único toro con expresa posibilidad de triunfo, el primero de lidia ordinaria. Este castaño “Ciervo Rojo”, alto y serio, calcetero de los cuartos traseros igualmente, complica las cosas al hidrocálido que no alcanza a sujetar sin ser enganchado en el recibo, le receta doble puyazo al dejarlo ir suelto y es entonces cuando toda su pretendida pompa y prefabricada circunstancia, se derrumban justo al momento en que Sergio Flores le aprieta.

Basta una de las más hermosas tradiciones del toreo para que tal cosa ocurra, el quite.

Que a cada puyazo, tres deberían ser, corresponde un quite.

Y del segundo en adelante, toca a los alternantes. Flores echa mano

El quite de Sergio Flores al toro de Joselito, factor de cambio. FOTO: Edmundo Toca.
El quite de Sergio Flores al toro de Joselito, factor de cambio. FOTO: Edmundo Toca.

del catálogo habitual y tira de la chicuelina con emoción rematada en soberbia y vertical media verónica. En ese punto, el toro pone las cosas difíciles, Adame desespera por la incapacidad de la cuadrilla de salir al frente de un astado que echa para atrás y tira el ancla en síntoma de mansedumbre. Luego, ésta, expresa en el segundo tercio, parece desaparecer cuando José se dobla poderoso, acaso demasiado, latiguea la embestida que responde violenta en el de pecho con la derecha.

Atención, se trata de un manso con casta, es decir, de lío y que no se apacigua.

Pero Joselito, pese a un lado derecho con embestida larga y repetida, opone el tirón, el serrote y el martillo, tira del toro sin mayor temple, le enganchan de pronto y apurado se ve al rematar cada tanda. El toro, franco en su intención, no miente al anunciar que su pitón izquierdo es el complicado, donde puntea y se vuelve pronto, ante esto, no hay más que un mero ejercicio de exploración sin el mínimo esfuerzo de realización.

La vuelta a la derecha, la falta de compás, pese a despatarrarse, lo hacen ver descuadrado varias veces, no supera el cabeceo, se junta el viento y, aunque la gente le corea, pesa más en él la incomodidad que tratar de echar para adelante, cae en el ritmo del toro y no éste en su temple. La bagatela de la manoletina no disfraza la realidad.

El toro se ha ido y se va, sin haberle toreado del todo.

Hacer pasar no es torear. Feo espadazo.

En fin, así anda este torero, insuficiente ante el manso y deslucido, aunque violento, quinto, que le desarma tras la necedad de iniciar por alto, le hacer ver insolvente y le cobra la indolencia de tardes pasadas. Notorias son sus ganas de irse de la Temporada y reafirma José que, tras su encerrona, el trono queda más que vacante que nunca y, después de hoy, que no está ya siquiera en fila del mismo, su atención parece estar en todo menos en lo que importa, gana la forma al fondo y hoy sí que hay varios más que amenazan, más bien concretan, su mayor y mejor avance hacia la primera línea.

Tal es el caso de Sergio Flores. Con el mismo terno de su gran tarde hace dos años.

Porque no es causalidad que el bordado tlaxcalteca supere esta vez al deshilado hidrocálido, el berrendo y serio tercero, tal como el castaño ya descrito, es una real prueba. Y Sergio Flores hace posible lo imposible, detiene con los dedos un ventilador y no se corta, porque el berrendo, con todo y su percha, sale únicamente a calamochear y rebanar, a protestar y deslucir, a dejar mal al que viste de grana y oro .

Va a la querencia, ahí le pican, complica la brega, Flores ordena y convence.

Siempre en el sitio exacto espera el tlaxcalteca que se queda, tras iniciar abajo, en el lugar exacto para girar plantas y, como si nada, ligar con la derecha ante una protesta expresa que no trasciende sino al ojo del taurino pues al calamocheo le falta fuerza.

Flores insiste pero, pese a plantear las cosas en serio y hacerle pasar por ambos lados, la nula intención del astado, su irrenunciable protesta, le hace cortar por lo sano. Increíble que tras espadazo entero, cuando el toro se acuerda que tiene casta y aguanta a ceder en la hora final haya quien aplauda, no se confunda querido diletante, el chiste es aguantar y ser bravo en todos los tercios no solo en el final del último.

Claramente, Sergio Flores ha leído al tendido.

Compuesto por esta variopinta e incipiente, pero al fin, Afición.

Pero también ha hecho el torero y para muestra los lances, en algún momento sutiles y diáfanos, en otro desmayados y serenos,

Derechazo de Sergio Flores, a la huida del toro respondió con mando torero. FOTO: Edmundo Toca.
Derechazo de Sergio Flores, a la huida del toro respondió con mando torero. FOTO: Edmundo Toca.

sujetando al manso sexto que amaga con frenar y salir suelto, el manto de la verónica se desgrana entre su cintura que juega y las manos que al vuelo resuelven la embestida de la res como la playa la embestida del mar. Media muy toreada en los medios es el remate.

Y ahí comienza la escalada.

Porque, aunque ya lo ha hecho anteriormente, lo que se hace bajo el reflector de luz suele ser más importante que lo que se hace entre sombras, así que esta faena mirémosla como la indeclinable vocación de Sergio Flores de buscar lo mejor de un astado que mansea y que tal condición implica desplegar, no de cualquier modo, los resquicios, principalmente, de casta que posee el que cierra plaza.

Siendo la casta la agresividad ofensiva del toro, el de Jaral cuando arranca y deja de mansear toma el engaño, es bien picado y Sergio da la vuelta al intentado régimen adamista con un clásico del capote mexicano, Ortíz, la tapatía, esa suerte con el capote por detrás y por las afueras, con el lance siempre hacia los medios y el torero hacia el tercio, momento que no vivimos con tal emoción en esta Plaza desde Jorge Gutiérrez y su gran tarde en Diciembre 2001.

Esta vez no sale del todo al paso dado lo suelto del toro pero se remata airosamente alentando la esperanza de que el de negro embista.

Se complican las cosas en banderillas.

Vuelven a temblar a las cuadrillas y a mansear el jaraleño.

Entonces Flores ordena, recoge al astado y brega, hace las cosas en el sitio y, además, escucha y lee a la gente, a la que brinda sincero y entregado.

Cierto es que equivoca el inicio, tanto insistir en el repetitivo pase cambiado por la espalda a un toro tan manso viene mal, descubre la gracia en el morito de doblar contrario y hacerla varias veces. Flores, que insiste en el cambiado, lo consigue con la plaza hirviendo pero a riesgo de estropear la posible faena al tropezarse con el toro, entonces en el tercio frente a toriles, tras doblar contrario, Sergio, vertical y muy desmayado el brazo, se da, al fin, a torear.

Y no pararía.

Pese a las vueltas contrarias del toro al que castiga, lucidor, en el trincherazo, al que cita de dentro a afuera varias veces y con el que se inventa el terreno alternando arrucina invertida o molinete, atacaría desafiante su terreno pese a impedirle ligar por bajo derechazos. Entonces Flores, inteligente, dueño de su ubicación y sitio, alterna circurret, capetillina, vitolina, luminoso afarolado y cambios de mano, para quedar el toro por dentro y él en el mando por el terreno cambiado, salvo en uno de pecho larguísimo en terreno natural.

Solo así, con la Plaza en vilo, convence al manso.

Porque con la zurda, tras ligar dos y huir el toro, viene el cambio de procedimiento para hacerlo embestir por el lado izquierdo con dos pinceladas de cartel. Alguien me decía que alguna voz de ultratumba califica la poncina como “populismo”, un simple golpe de efecto. Nada más errado y trampa. Flores cita para tan mentado muletazo, genuflexo y frente al burladero de la primera suerte donde, tras pegarlo de manera circular invertida, corta la huida del toro en la primera y provoca la vuelta para un cambio de mano maravilloso en tal posición.

De cartel.

De campanillas.

Tan genial que ahí, sobrado y torerísimo, en pleno domino de su tiempo torero, cuando el toro vuelve natural, en pleno disfrute, Sergio Flores hace suya para siempre la victoria sobre el astado al trazar el pase contrario por bajo y con la izquierda más rotundo y de mayor calado, sí Señores, de toda la Temporada.

La entrega de La México es total.

Surge de lo bien toreado, de lo fundamentalmente construido y continua en el remanguillé, flor invertida del molinete, más el de pecho con el estallido de la Plaza.

Pese a la desigualdad, porque hay enganchones y un inicio en titubeo, el final de faena y la entrega en la estocada ponen la segunda oreja y una salida a hombros que ratifica que la regadera la carga siempre Sergio Flores, volverlo a traer es lo que procede y si lo hace con una corrida tlaxcalteca, atención, será el gesto de gestos.

Lástima que la Afición, sus deseos y sueños, vayan a ser ignorados.

Vilmente.

A menos que, tal como ocurre hoy, inesperadamente, regrese en unas semanas, un nuevo milagro del toreo.

Para bien y enhorabuena de todos.

Texto: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2016-2017. Domingo, Febrero 19 de 2017. Décima Sexta de Derecho de Apartado. Tres Cuartos de Plaza en tarde fresca soleada aunque con diversas ráfagas de viento durante la lidia de tercero, quinto y sexto. Falta iluminación en la Plaza para efecto de la lidia y en pasillo de la misma.

6 Toros, 2 para rejones de Los Encinos (Divisa Azul, Rosa y Verde) Serios y altos, bien presentados por sus cabezas serias y buena hechura: bravo y notable el primero mientras el cuarto resulta manso y probón, se frena en banderillas; y 4 de Jaral de Peñas (Divisa Obispo, Amarillo y Blanco) Variopintos y mansos los cuatro, serios por delante: encastado el segundo con un tremendo pitón derecho .

Indebidamente la Empresa inexplicablemente remueve a un posible tercer espada en contravención a lo originalmente anunciado como corrida de triunfadores.

Bien la Autoridad al aguantar la improcedente petición de homenaje y de máximos trofeos luego de premiar el sexto turno.

El Rejoneador Hermoso de Mendoza Ovación y División. Joselito Adame (Sangre de Toro y Oro) Palmas y Pitos. Sergio Flores (Grana y Oro) Ovación y Dos Orejas tras leve petición de Rabo.

El tercer espada salió a hombros.

Difícil tarde de las cuadrillas a pie, buen puyazo durante el primer tercio del tercer turno de Othón Salinas Ortega.

Tras la poncina, Sergio Flores se inspira en formidable muletazo que cierra la faena.

RECAPITULANDO: La Imposición de Castella – Salida a Hombros pese Fiasco del Palco.

Castella al natural es vencer en el último tiempo de la suerte. FOTO: Toca.
Sebastián Castella al natural es vencer en el último tiempo de la suerte, marca la diferencia en La México. FOTO: Edmundo Toca.

La Plaza México juzga y sin ser, quizá, la más enterada es la que mejor siente: “A corridas caras… orejas baratas” sentencia que responde al nuevo tropiezo del Palco, que con Jesús Morales no se puede. La falta de categoría de la Plaza se la lleva el otrora subalterno hoy metido a premiador taurino de orejas e injustos homenajes. Falla la esperada corrida de Los Encinos por falta de fuerza y casta siendo rescatada por la quietud y exactitud de Sebastián Castella que sale a hombros e impone una seria diferencia con su compañeros de terna.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Plaza México.

Solo Jesús Morales podría haber estropeado la historia y el resultado final de la corrida para dar al festejo la interpretación equivocada.

De nuevo.

Porque gracias a él, en última instancia, se han lidiado tres ejemplares por debajo del trapío general del encierro y el admitido por la categoría de la Plaza. Así tenemos que el anovillado, aunque inicialmente bravo, para rejones crece y se encela pero no es del todo aprovechado por el potosino Hernández Gárate que varias veces tiene cosido a la grupa al astado pero no emociona porque no templa.

Equivoca al enfriar todo solicitando el sombrero de charro con el que intenta torear pero todo acaba en no romper, además de casi una caída al bajar de la cabalgadura.

Quizá a otro ritmo habría podido ser.

Esta tarde Los Encinos volvían con un encierro completo y, salvo quinto y sexto, el resto ha sido una corrida seria, quizá demasiado retacada, algo zancuda y, lastimosamente, nula para el caballo. Aun así, el encierro promete y cumple solo parcialmente. Sin embargo, una muy interesante y cabal nota, la brinda el que abre plaza, un precioso cárdeno obscuro serio de cabeza.

El ritmo, tan clave en La México,         trata de imponer Castella en cuanto el primero de lidia ordinaria sale, con las verónicas de recibo y las del quite, tras nimio puyazo.

Pero inicialmente, la realización de la lidia, no lo consigue del todo.

Esto es porque al de Los Encinos le sale la edad, para bien de todos.

Expliquemos. Un toro como este, con un pitón izquierdo claro y al que Castella busca imponerle su sitio personal y distancia por alto, cuando toma el engaño abajo tiene la reacción adulta de no tragarse el muletazo cuando tras dos pases, ayudado y del desprecio, engancha y casi derriba al francés.

Y esa ha sido el condicionante de una lidia muy interesante. Quizá, por su dificultad, la faena de la tarde.

Con Castella buscando el sitio exacto para presentar el engaño y ligar por el pitón difícil, el toro le incomoda en los remates de cada pase que incluso le lastima el rostro en un nuevo enganchón y que evita dar la sensación tan manida en esta época, bobería, y la sensación en el tendido es que hay una pelea entre la listeza mustia del toro y el ajuste, retrasado pero sincero del torero.

Por eso, toda la escena en los medios, alterna perfil y tras lo poderosos derechazos, llega la tanda definitiva, orientando la suerte hacia donde la pierna de salida marca, los naturales llegan y barren por completo con la tentación del toro de querer desarrollar mal sentido, Castella se ayuda en el molinete y otro de pecho definitivo.

En aguas profundas, arriesga y gana.

Luego ya, con el toro dominado las dosantinas someten e imponen, cerrado a las tablas, Castella gana la partida y, acaso, pasa de faena al astado al que mata fatal.

Saludos es el resultado.

Entre tanto “El Payo” con un zambombo falto de fuerza y que pone imposible el pitón derecho deja cabos sueltos en un afán de afinar el estilo, desde el vestido que consideramos no ha sido el adecuado, hasta la coletilla, aunque la personificación es sincera forma del elogio, a Octavio García no le viene bien parecerse a nadie, ni en el vestido ni en el peinado.

En esas tarda años en exprimir con su temple y toque el pitón izquierdo del toro, dudas se cargan la faena que, pese a los muy valiosos naturales, acaba pinchada.

Y Roca Rey, sin el mínimo ritmo, confrontado ante su espejo castelista vuelve a verse nublado y gris como el atardecer de tal momento, enganchado y sin fondo en su plan, solo una espléndida estocada, con temple ejecutada, hasta las cintas y de espectacular final para el toro, hacen a muchos que han ido a verle con las ganas de premiar.

Claro, Jesús Morales, no se las aguanta. Protestas y honradez del peruano al devolver el trofeo, no así en la vuelta que vaya que sobraba.

Pensemos es un tema visual.

Lo digo con respeto, por su edad.

Jesús Morales vuelve a cometer la terrible determinación de homenajear a un toro precioso de pinta, berrendo en cárdeno, careto y calcetero, pero sin mayor sustancia al no pelear con la cabalgadura, que protesta y calamochea, gustoso de doblar contrario en la muleta y rascar por ahí como no queriendo.

Esto homenajea Usía, el peor y más bajo criterio de la historia reciente.

Ante ello Castella se ha impuesto, otra vez de afuera hacia adentro, es decir, iniciar poco a poco la invasión del terreno del toro, imantando de temple cada muletazo, desde el inicio por alto y el cambio de mano inicial pese a la protesta, así como en los derechazos muy largos y esforzados de Sebastián cuya entrega trasciende al público.

Que sin ser el consentido, lo tiene entre sus favoritos.

Por su temple porque ha tapado la huida, el probar antes y durante las suertes, así como las vueltas contrarias posteriores a éstas. Y el astado que sale suelto y Castella que se interna, de atrás hacia delante, a las cercanías para el derechazo, posterior cambio de mano y un gran muletazo natural que ligó girando al de pecho.

Desafía de nuevo el retroceder del toro, quedándose muy cerca en el pase de las flores y el de pecho, cerrada la faena, mata al volapié, muy trasero.

Posiblemente la segunda oreja es excesiva, la estocada trasera y el toreo natural demasiado breve, no obstante, su tarde es de puerta grande.

“El Payo” y Roca Rey sin suerte ni temple, incluso incluye un extraño regalo de Roca Rey, se reducen a los males que aquejan al futuro taurino: nula emoción, falta de casta, poco temple y desesperanza.

Pero para eso se es torero para sortear la adversidad.

Para someterla tal como torear, la capacidad de mandar y el arte de imponer.

Texto: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2016-2017. Domingo, Enero 29 de 2017. Décima Segunda de Derecho de Apartado. Más de Un Tercio de Plaza en tarde muy agradable y soleada al principio, sopla el viento intermitente .

8 Toros, 1 para rejones de El Vergel (Divisa Verde, Morado y Amarillo) chico y bravo aunque manseó de la parte final del segundo tercio para adelante, 7 de Los Encinos (Divisa Verde, Azul y Rosa) sobrero de regalo el séptimo. Bien presentada en lo general, salvo los lidiados en quinto y sexto lugares. Débil y descastada, sosa y mansa salvo los dos primeros. Protestón y suelto, manso y calamocheante el cuarto inexplicablemente homenajeado con el Arrastre Lento pese a incontables las vueltas contrarias durante su lidia. Sin pelea mayor con el caballo toda la corrida

El Rejoneador Jorge Hernández Gárate, Silencio. Sebastián Castella (Rosa Mexicano y Oro) Saludos y Dos Orejas. Salió a hombros. Octavio García “El Payo” (Malva y Azabache) Saludos y Silencio. Andrés Roca Rey (Teja y Oro) Oreja con Protestas, Silencio y Silencio tras aviso.

Destaca la cuadrilla del primer espada.

“Se equivocó Gamero”, dice Pedro Louceiro

Mejor no me ayudes compadre pensará Gamero.

El rejoneador regiomontano señala que hay que poner correctivos a los caballos, pero no de forma agresiva.

Por Antonio Guarneros.

El rejoneador Pedro Louceiro Tercero indicó que su homólogo Emiliano Gamero se equivocó al golpear a uno de sus caballos, cuando este le propinó una patada, ya que “es necesario ponerle correctivos a los animales que se comportan mal, pero esa no es la manera correcta”.

“Se equivocó Gamero es mi opinión, no lo puedo justificar, sin embargo no soy quien para juzgarlo y él tendrá que rendir cuentas, cada quien es responsable de sus actos, pero los antitaurinos han aprovechado para llevar el tema y magnificarlo”, sentenció.

Después de la presentación del cartel en el que alternará al lado de Pablo Hermoso de Mendoza y  Luis Pimentel, Pedro Louceiro Tercero señaló que los antitaurinos van a aprovechar cualquier cosa, por lo que depende de los aficionados taurinos que este tipo de cuestiones no afecte a la fiesta brava.

“Si quieren ser fieles a la fiesta asumirán conciencia de lo que realmente pasó y no magnificarlo, yo opino que es una situación delicada, sobre todo porque el país se encuentra en una situación muy sensible y el país está muy lastimado, entonces le dieron mucha importancia a algo que incluso me sorprendió porque opacó al gasolinazo y los saqueos que han hecho en el país los gobernantes”, mencionó.

Posteriormente, hizo un llamado a los aficionados al toreo a caballo para que asistan el 11 de febrero en Val´Quirico en Tlaxcala, pues –aseguró- habrá un espectáculo sin igual, ya que participarán los mejores exponentes del rejoneo en la actualidad tanto en México como en España.

“No he tenido la oportunidad de presentarme en Tlaxcala, por eso es doble emoción, he tenido la oportunidad de presentarme en Puebla con muy buenos resultados es una afición a la que le tengo mucho cariño”, concluyó.

El Sol de Tlaxcala.

Fermín Espinosa deja de apoderar al rejoneador Emiliano Gamero

Fermín Espinosa y Gamero sellaron el pasado mes de Octubre la relación profesional que los vínculo hasta el día de hoy.

La malas noticias parecen que no dejan de parar en este inicio de año para el rejoneador Emiliano Gamero, que tras circular un video en donde se le ve maltratando a un caballo de su cuadra y ganarse el rechazo del público en general, ahora su apoderado anuncia que lo deja y si a esto le sumamos algunos rumores que dicen que también está perdiendo contratos por las violentas reacciones que ha producido el video, el futuro en los ruedos luce muy incierto para este rejoneador mexicano.

De S y S.

“Con mucha pena y obligado por las circunstancias que en estos momentos está viviendo el Rejoneador Emiliano Gamero, me veo obligado desgraciadamente a culminar la relación profesional de apoderamiento” informo mediante un breve comunicado el matador Fermín Espinosa.

“Le deseo mucha suerte y que esta situación tenga pronta solución. Agradezco de antemano el apoyo en la difusión brindada a este comunicado”

Fermín Espinosa Menéndez.

Así finaliza el breve comunicado de su ex apoderado, que sin duda le llega al rejoneador en el peor momento de su carrera profesional y personal.

Otros han salido de peores situaciones, así que esperemos que Emiliano reflexione y supere con valentía e inteligencia estos difíciles momentos, no solo como rejoneador que eso ahora es lo menos importante, sino como ser humano. 

Twitter @Twittaurino

Rodrigo Santos: “Después de todos estos años me voy pleno y satisfecho”

Tras 29 años en los ruedos, el rejoneador potosino Rodrigo Santos ha decidido retirarse de la actividad, con un amplio historial en su haber, mas de novecientas corridas avalan su exitosa carrera.

Su camino hacia el rejoneo no fue fácil, aunque desde niño tuvo claro su objetivo, dejar huella en esa disciplina y ser el parteaguas para dejar escuela de cara al futuro y ser un maestro para las nuevas generaciones.

Para despedirse a toda regla, Santos realizará una gira de despedida por los cosos más importantes de nuestro país. Rodrigo Santos platicó con Excélsior sobre su próximo adiós a la tauromaquia.

˝Se dice rápido pero son 29 años, un cúmulo de experiencias y situaciones buenas y malas pero que al final, mi pasión mis ilusiones, mis metas se han cumplido, me siento satisfecho, a tope, en un momento clave para irme porque estoy vigente soy referente del rejoneo en México”. Dijo Santos.

Santos expresó su satisfacción en cuanto a la forma en la que llevó su carrera, pese a los sinsabores y percances que sufrió en su momento, además confiesa que el balance es positivo y es tiempo de irse dignamente para ser mantener un buen recuerdo en la mente de los aficionados.

˝Después de todos estos años me voy pleno y satisfecho, estoy muy lastimado, tengo 27 fracturas, 6 cornadas pero haciendo el balance haz de cuenta que no me duele y como si no las tuviera simplemente ya era tiempo de decir adiós, la edad no perdona y los golpes, las fracturas, tengo cinco conmociones, todo eso merma el tiempo entonces antes que eso llegue quiero irme a tope y que la gente me recuerde con esa energía y esa explosión en el ruedo”. Manifestó el rejoneador.

Entre los consejos que recibió durante su andar en las plazas, recuerda que la gente desea ver toreros y rejoneadores diferentes con estilo propio porque al final, quien ofrece algo distinto es el que permanece en la fiesta brava.

˝Para ser torero tienes que tener tu sello, el que tiene su sello muy particular y hace las cosas con disciplina y entrega tiene oportunidad de destacar y mantenerse, la gente quiere ver algo diferente”, aseveró.

Sobre la gira de despedida que iniciará en agosto en Huamantla, Tlaxcala, el rejoneador hizo énfasis al manifestar que una vez retirado, no volverá a ejercer su profesión en ningún tipo de festejo.

˝Afortunadamente en esta gira estaremos toreando 40 corridas, reaparezco este sábado en el Lienzo Charro de Constituyentes, mi gira está planeada de Agosto a Mayo, después de esa fecha no volveré a torear, ni en festivales y nunca regresaré, lo tengo muy claro. No quiero empañar lo que hice, he visto a toreros que regresan y nunca es lo mismo. Vamos a torear en todas las plazas de importancia, es decir inicio en agosto en Huamantla, Juriquilla, San Luis, Zacatecas, Ciudad Juárez, Cholula, Guadalajara, León, Aguascalientes, Mérida, Querétaro y por supuesto la Plaza México en la temporada Grande”.

Ante el resto de los exponentes del rejoneo como Mónica Serrano, Horacio Casas, Jorge Hernández Gárate y Sebastián Torre, Santos se siente parte importante en el crecimiento de esta profesión.

˝Me lo han comentado algunas veces, siento que es muy bonito e importante dejar huella, sembrar el interés de otros en el rejoneo y que quieran seguir tus pasos, abrir brecha en cuanto a tener carteles, hacer dinero y vivir de esto, que no siempre pasa y fui de los primeros porque casi no pasa y por dejar escuela pues es todavía mejor”.

Con toda la experiencia y recorrido que atesora Rodrigo Santos, son muchas las cosas que puede enseñar y transmitir. Ser forjador de nuevas generaciones es algo que le ilusiona y no descarta ser apoderado del talento joven como Lorenzo Barroso.

˝Tengo como alumno a Lorenzo Barroso, hijo de la familia Barroso, los ganaderos, quiere ser rejoneador, estará en él lograrlo, en su interés, su profesionalismo, su sueños y metas que me hagan estar a su lado y apoderarlo, tengo un bagaje de conocimientos del toreo y conozco los recovecos de esta fiesta así que me hace ilusión que lo logre y yo estaré con él”. Aclaró Santos.

Twitter @Twittaurino

Denuncia Pablo Hermoso “falta de competencia” y Leonardo Hernández lo reta a torear un festejo en la Feria de Otoño.

4838899w-640x640x80

De SOL y SOMBRA.

Leonardo Hernández reaccionó a la entrevista realizada en Tendido Cero por el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, en la que hablaba de una supuesta «falta de competencia en la época actual» retando a través de un comunicado al jinete navarro a «matar una corrida en Madrid la próxima Feria de Otoño».

«Ya que ha nombrado que habría que cambiar los encastes, ponga usted los que quiera en esta corrida entre ambos, le reto de frente y por derecho, porque yo me considero competencia suya y se lo he demostrado muchas tardes», replicó Leonardo Hernández en un comunicado en el que aprovecha para «hacer saber a la empresa de Madrid dicho ofrecimiento».

Leer más:  Leonardo Hernández reta a Hermoso de Mendoza en la Feria de Otoño – La Razón digital http://www.larazon.es/detalle_normal/noticias/7148730/toros/leonardo-hernandez-reta-a-hermoso-de-mendoza-en-la-feria-de-otono#Ttt1qHRK3Dms6Z9t