Voz de la Fiesta – Arturo Macías: “Venir a La México es jugarse la carrera.”

En un momento actual de la fiesta donde hay muchos nombres pero poca historia, el torero que más historia y mayores laudos tiene en la Plaza México, es Arturo Macías, el torero hidrocálido. Hace tiempo que una faena sin orejas no se mostraba con tanto y tan buen acabado. Ante el hecho es importante conocer la impresión del autor, uno de los toreros con los que no solo cuenta la actual empresa sino también la Afición.

Entrevista por Luis CuestaDe SOL Y SOMBRA.

En la presente Temporada Grande, una faena, aun sin orejas, ha dejado gran calado e incluso polémica entre los aficionados por la desigual reacción del toro de Reyes Huerta al que enfrentó Arturo Macías el pasado domingo en la Plaza México.

Hemos buscado al torero que, llegando a Aguascalientes tiene la deferencia de hablar con nuestros lectores, en los siguientes términos, absolutamente taurinos.

De SOL Y SOMBRA: Arturo, muchas gracias por esta oportunidad de platicar contigo y de que podamos plasmar algunas impresiones para todos nuestros lectores, después de la gran tarde que protagonizaste el pasado domingo en La México.

A 10 años de tu gran año el 2009 que te jugabas en La México el domingo pasado…

ARTURO MACÍAS: Al contrario, muchas gracias por este espacio. Pues mira, precisamente ese año marcó mucho. Lo abrí en Febrero con un rabo en la Plaza México, junto a Enrique Ponce, esa tarde cortamos cada uno un rabo. Y ya en noviembre tuve ese mano a mano con el maestro José Tomás donde ligué otra salida a hombros –Arturo recuerda la tarde de la gran faena a “Cuatro Caminos” de Xajay– Ha pasado prácticamente una década y han pasado muchas cosas dentro de mí y donde he podido verle todas las caras al toreo. Cada año que viene uno a la Plaza México se juega todo. Es como el examen final, como la prueba de fuego para ti, respecto de lo que has hecho año con año pero sumando todos los demás, la constante evolución que uno debe de tener como torero de ese sentimiento que uno no tiene que perder. Se juega uno la carrera, llegar a La México y no estar a la altura es prácticamente un volver a empezar y yo siempre que vengo lo he tomado con esa responsabilidad y la importancia que tiene esta plaza. Es la carrera a corto plazo pero sobre todo la credibilidad y eso es lo que me jugaba, ese cambio que ya me habían palpado los aficionados. Me jugaba demostrarles que no se habían equivocado, que mi evolución no tiene techo y que mi camino todavía es muy largo por seguir sintiendo.

De SYS: ¿Cuándo surgió este cambio en Arturo Macías?

AM: Es algo que he querido mostrar siempre, desde mis inicios. Pero muchas veces, quizá por mi carácter, se sobreponen las ganas de querer ser y no desaprovechar las oportunidades de las distintas etapas de mi vidas. Y tenía que ser como soy en buena parte, con raza, buscando los sueños. Muy de verdad. Pero pasan los años el humo se disipa y empezó a llenarme más un toreo más maduro y una tarde que me marcó un antes y un después donde me dejé llevar por esta voz fue la corrida de Palha en Madrid hace tres años. Me cambió la perspectiva, fue fundamental y cambio el momento de aquel tiempo. Matar esa corrida fue muy positiva me vi y me sentí muy capaz ante ese toro de una plaza de primera con una corrida muy astifina, grande y fiera, más ante un reto tan grande como una corrida de Palha. Y la plaza no me pesó, en ese momento me di cuenta de la evolución que debía seguir buscando y que técnicamente tenía que seguir mejorando así lo he hecho en varias tardes.

De SYS: ¿Cuáles han sido?

AM: Pues una de esas tardes, casualmente, no fue vestido de luces sino acompañando a Paco Ureña en julio, triunfó tremendamente y fue cogido de forma fuerte, estuve con él en el callejón y en la enfermería. Esa tarde me marcó mucho y claro, la novena puerta grande en La México este año en marzo o la corrida de Miura en Francia y volver a Madrid, ha sido un escalón continuo que ha venido de un sueño interno que solo yo podía ver. Yo tuve muy claro a donde quería llevar mi tauromaquia teniendo el valor de enfrentarme a mis miedos y apostar por ella.

De SYS: ¿Cómo fue el toro de Reyes Huerta de tu lote el pasado domingo? ¿Qué pros y contras encontró el torero en su embestida?

AM: Un toro exigente, bravo que entró en la contradicción de cómo un toro que es tan bravo en el capote y la muleta se termina luego rajando, ahí está la pregunta del millón, ¿Fue o no bravo? Yo creo que el toro lo ha sido después cambió y terminó acobardado, lo que el toro hizo lo hizo muy de verdad, muy legal, no era fácil aguantar la exigencia ya estaba exigiendo mucho por abajo porque como no se sintiera podido y no me lo pasara cerca cargando la suerte con todo el peso en la pierna de salida, el toro sentiría la energía de que había trampa. Eso hubiera provocado que el toro se hubiera ido para arriba y se me habría subido a la hombrera, pedía entrega como él la daba y uno como torero la tiene que dar. Fue un punto para los dos, tirar para delante a ver a donde llegamos.

De SYS: ¿Qué destacarías como lo más importante del toro?

Tuvo transmisión y algo a rescatar es que es de sangre mexicana que tuvo emoción muy grande sin exageraciones en el trapío y aun así la gente estuvo durante toda la faena muy metida con esa sensación de miedo de que lo que se hacía no era fácil eso es muy importante y nunca se debe de perder. Esa superioridad de que no es sencillo lo que el toro plantea, tuvo embestidas muy por abajo y de verdad con un momento extraordinario y si no me encuentra preparado y con la filosofía de estos conceptos que hablamos este toro puede hacer daño en tu carrera, porque puede hundir o encumbrar, en mi caso me parece estuve a la altura y con la conciencia tranquila de haberlo cuajado.

De SYS: ¿Qué ocurrió al final?

MR: Mi pecado fue no haberlo matado. No me esperé que se pusiera tan andarín en ese punto sí me sorprendió el toro porque yo sentí que tenía más bravura como para ponerse tan difícil. Sin embargo, es uno de los toros más importantes que he podido cuajar en la Plaza México.

De SYS: Nos sorprendió tu toreo a la verónica, ¿Cuál es tu sentir en ese lance?

AM: La verónica reúne una pureza muy grande. Es un momento de la lida donde se junta y expresa lo que es el toreo, se puede torear con verdad y mucha plasticidad donde se crean momentos armoniosos, bellos y elegantes pero a la vez poderosos por la fuerza que transmite el toro de salida y ser uno capaz de echar la pata pa’lante y acompañarlo con la cintura, enganchar al toro con las muñecas, solo acompañarlo con el pecho y no levantar las manos más allá de la altura de la cintura. En lo personal, sin obsesionarme, le dedico lo mismo a la verónica que a la muleta pegando lances de distinto tipo. Puede ser que por ello haya calado tanto y por lo que me llena ese lance que lo siento cada vez más mío y dentro de mi, un momento durante la lidia que me enloquece.

De SYS: Háblanos de los doblones, uno de los grandes momentos de la faena, arte y sabor unidos, ¿Cómo los recuerdas y describes?

AM: Eso es lo bonito del toreo, porque no hay nada predeterminado, nada hecho por eso es tan difícil crear obras de arte que lleguen en realidad al calado de la gente, porque el que acompaña esta gran obra es un ser vivo, un animal en movimiento, no sabes de antemano cómo pueda surgir. Fue un momento de inspiración, muy mío. Yo es la primera vez que lo hago, lo había hecho esto sin llegar a poner la rodilla en tierra sino flexionando dejándome llevar por lo que sentía de ver al toro como resbalaba de la muleta como me pasaba tan cerca de la rodilla yo estando en esa postura lo podía ver en sus ojos, cerca de los míos como una caricia. Por eso le ligué lo tres derechazos rodilla en tierra. Un momento de armonía y belleza que hicimos juntos donde me dejé llevar y por ello tuvieron ese calado, por sentir que es por lo que toreo. El toreo me transmite en todo momento día a día o en el momento sagrado de vestirme de luces eso quiero, sentir para hacer sentir cuando la gente va a la plaza de toros. Que la gente sienta se apasione, llore, ría o se enoje, se apasione o sea feliz, ahí es la fiesta es donde tendrá continuidad.

De SYS: Hay un momento de desarme pero que resuelves muy toreramente, a dos manos aun con la muleta rota, ¿Qué implicó ese gesto para ti?

AM: Un gesto completamente inesperado y la solución fue completamente improvisada, uno se debe de dejar llevar por lo que siente, lo que en su momento, dentro de una lógica taurina, puede arrebatarse y apasionarse. Me rompió la muleta y me nació el pegarle una rebolera por pitón derecho para que tuviera continuidad, no todos los errores son malos. A ver, el engachón es un error pero, mira, gracias a eso se pudo presenciar lo que pocas veces se ve y es parte de la tauromaquia, no es muy usual en uno pero hay que dejarse llevar por lo que siento, por lo que toreramente creo está bien hecho. Fue un momento bonito, un error pero un momento de arrebato con torería.

De SYS: ¿Qué sigue para Arturo Macías?, ¿Hay planes para regresar?

AM: Respecto a la Plaza México mi sentimiento es poder regresar lo antes posible, espero la empresa lo considere así. Sentí una conexión muy especial con la afición, como en las mejores tardes, muy pura y sincera conexión, sentí magia. Claro me encantaría pronto volver a pisar este ruedo para volver sentir para hacer sentir. Pude sentir esa conexión de tres, toro, que es lo principal, torero y público. Estoy este domingo en Orizaba, el 25 de diciembre en Apizaco y abro el año el día primero en Jalpa, Zacatecas.

De SYS: Finalmente, ¿Cómo se ve Arturo Macías en diez años?

AM: No lo se. Es una pregunta muy complicada para uno como torero. Yo se y estoy muy consiente de lo que le tengo que dar al toro, lo que se necesita para conseguir mis sueños, se de la entrega que se necesito y el compromiso que el toro requiere, diez años es mucho tiempo. A mi me encantaría cumplir muchos años, ver crecer a mis hijos y ver a mis nietos, que para eso faltan más de diez años. No lo se si en diez años siga toreado. La vida te cambia muy rápido, no se puede predecir nada. A veces, cuando uno tiene muchas expectativas de su vida te puedes estrellar, a mi también me ha pasado. El futuro no se sabe cómo pueda venir y no puedo responder concretamente. Hay que vivir el presente.

De SOL Y SOMBRA: Un gusto platicar contigo y te deseamos la mejor de las suertes.

ARTURO MACÍAS: Gracias a ti por el tiempo, las preguntas muy sensibles, un abrazo muy fuerte para toda la Afición.

Twitter: @LuisCuesta_

Anuncios

1 comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s