Archivo de la categoría: Cayetano

La Goyesca de Ronda confirma a un nuevo Cayetano

Por Lorena Muñoz.

Ronda celebraba sesenta años de Corrida Goyesca con un lleno. La empresa confirmó el «No hay billetes» pero se vieron sillas vacías en los palcos y pocas apreturas en los tendidos. Concurrido, como siempre, estuvo el callejón de la Maestranza rondeña, que lució sus mejores galas pero un ambiente más tibio que en ediciones anteriores. La emoción se vivió en el epílogo con el sobrero de regalo de un renovado Cayetano, que era el que mejor toreo había realizado del festejo y que se iba a pie tras pinchar una faena de calidad.

No falló en el «bis» y le cortó las dos orejas después de una labor entregada a un toro con pocas fuerzas al que recibió de rodillas, llevó al peto con un galleo y recetó un vistoso quite de Ronda. El brindis fue para sus compañeros de cartel, Manzanares y López Simón, a los que acompañó a hombros. Cayetano, que vistió un bonito terno inspirado en el Tajo de Ronda, confirmó que es un nuevo torero y estuvo muy decidido en su lote. Al segundo lo saludó con una larga de pie y se gustó en el remate a una mano, que repitió en el templado quite a la verónica. El inicio de rodillas, con mucha suavidad y disposición, fue vibrante y sentó las bases de la faena, que continuó en los medios. Citó de frente, a pies juntos y lo llevó largo, con empaque. Toreó despacio mientras aguantó el astado. Abrochó con doblones y una estocada, de perfecta ejecución, que le sirvió para pasear un trofeo.

El mismo que perdió en el sexto, que blandeó. Se quitó las zapatillas y se dirigió al centro del anillo y allí rugió la ovación para Miguel Canario, que se arrancó con un fandango dedicado a Cayetano. Agradeció el gesto antes de gustarse al natural, entregado, sin la ayuda del estoque, en los cambios de mano. Compuso bien la figura en los pases de pecho y en los de la firma, hubo naturales de bella factura a pesar de la sosa embestida y hubo tiempo para otra ovación a la banda por la Concha Flamenca.

Manzanares logró la puerta grande en el quinto, protestado en banderillas pero que se desplazó y fue a más en la muleta de un torero que le dio distancia y lo llevó largo, con toques precisos y jugando las muñecas. Fue una labor algo desestructurada, por ambas manos, pero con mucha torería, a media altura y con naturales de calidad, aprovechando la noble embestida del garcigrande, al que acabaron aplaudiendo en el arrastre. Sorteó un primero muy bien presentado con el que estuvo templado y dispuesto. El toro transmitió en las dos primeras series con la diestra pero hizo amago de rajarse en la tercera. Inteligente, cambió a la zurda, por donde dibujó naturales largos y de buen trazo pero no llegó a redondear ni siquiera con la espada, ya que pinchó en el primer encuentro.

López Simón, que hacía su primer paseíllo en Ronda, salió triunfante. Brindó al público el cuarto, que no se empleó nada en el caballo y llegó a la muleta con la cara a media altura. Consiguió ligar varias series y hubo muletazos sin la emoción necesaria para llegar con rotundidad a los tendidos. La conexión llegó con el toreo de cercanías y dos circulares invertidos. Refrendó con una estocada sin puntilla e incluso hubo ligera petición del segundo trofeo. Salió dispuesto en el séptimo, que brindó a los hermanos Rivera, pero estuvo muy parado y le costó embestir. El madrileño tuvo que apostar por el arrimón, se deshizo de las manoletinas y metido en los pitones, enloqueció al respetable cuando se puso de rodillas. Paseó otra oreja que le abría la puerta grande.

Abrió plaza el rejoneador Manuel Manzanares con un toro de Passhana de complicada embestida y poco celo que tocó en exceso las cabalgaduras. Saludó después de una actuación aseada sin demasiados alardes.

Fuente: ABC

Anuncios

Goyesca de Ronda: Welles, Hemingway… y Cayetano

Cayetano Rivera, en uno de sus lances en la corrida goyesca de Ronda / JON NAZCA (REUTERS)

Tres toreros en el redondel: Morante, Manzanares y Cayetano, y un público generoso y festivo en las centenarias e incómodas gradas.

Por Antonio Lorca.

¡Qué bonito es acudir cada año a esta preciosa ciudad de Ronda, aunque el sol esté escondido, como ayer, y la bulla de la feria impida el disfrute a que invita su peculiar ambiente!

¡Qué bonita la plaza centenaria, los coches de caballos, los trajes goyescos! ¡Y cuántos turistas blanquecinos acuden a la llamada de los bandoleros modernos, que aquí solo se ven en quehaceres de areneros, y a la búsqueda de la estela taurino / festiva que un día instituyó un mito del toreo llamado Antonio Ordóñez, cuyas cenizas reposan en el ruedo rondeño!

Y entre los visitantes, importantes los hubo, como Orson Welles y Ernest Hemingway, que, por razones de la magia y el respeto, se citaron en los aledaños de la plaza para quedarse allí por tiempo inmemorial.

Por la mañana, la alcaldesa de la ciudad y autoridades varias inauguraron dos monumentos, dos, en recuerdo de artistas tan reconocidos y que tanta amistad gozaron con el maestro rondeño. A unos metros los divisa la estatua de Ordóñez, y en su casa están ya los tres, como divisas artísticas de una fiesta que amaron y difundieron por el mundo.

La plaza se llenó —se colocó con orgullo el cartel de ‘No hay billetes’—; Paquirri asistió de civil, enfundado en traje azul, sentado en una silla alta en el callejón, y pisó la arena para recibir una cariñosa ovación cuando Manzanares le brindó el primero de sus toros.

De corbatas oscuras se llenó la barrera, amigos del empresario Paquirri todos ellos, entre los que destacaba el doctor Val Carreres, que atendió a Rivera en Zaragoza.

Y en el ruedo, trajes toreros goyescos, y la originalidad de Morante, de bicolor, azul turquesa la taleguilla, y encarnada con bordados en blanco la chaquetilla. Un poco estrafalario quedaba…

Y algo más: en el palco presidencial, un debutante: Luis Candelas por nombre; casi nada. Qué mejor apelativo para la corrida goyesca por antonomasia.

En los corrales, seis toretes de Juan Pedro Domecq y Núñez del Cuvillo, terciados, anovillados, inválidos, de noble y bondadosa reata, que fueron elegidos cuales comparsas para contribuir sobremanera a esta festividad tan simpática y agradable como escasamente taurina.

Tres toreros en el redondel: Morante, Manzanares y Cayetano, y un público generoso y festivo en las centenarias e incómodas gradas.

Qué bonito sería todo si, además, hubiera toros, y la gracia, la personalidad y el empaque de estos tres artistas se tornaran en la emoción inherente a esta fiesta.

Pero nada es perfecto. Toreo no hubo en demasía, porque no hubo toros, sino corderitos obedientes de los que producen lastimita. Hubo pasajes bonitos, preciosistas algunos de ellos, porque estos tres tienen torería para regalar.

Morante, por ejemplo, se llevó el peor lote; una sardina beoda era su primero, al que quitó por delantales y la gente casi se vuelve tarumba. Y eso fue todo porque el animal estaba lisiado. Anótese un quite por personales chicuelinas en el cuarto y se acabó toda faena ante un animal descastado y sin entrega.

Manzanares, animoso

Animoso se le vio a Manzanares, en reposo desde la feria de Almería por una lumbalgia aguda. Se lució su subalterno Curro Javier con las banderillas y el capote, y el jefe de filas se paseó y bailó muleta en mano ante su primero, nobilísimo, con el que se mostró aseado, elegante, un punto frío y muy sobrado porque su oponente no le ofreció resistencia alguna. De menor fuste fue el quinto, cumplió y paseó otra oreja sin peso.

Y la sorpresa se llamó Cayetano, fuera de los ruedos desde el 8 de agosto por un esguince en un dedo.

Recibió a su primero de rodillas en los medios con una larga cambiada. Después, hizo un personalísimo quite que inició con otra larga, ya de pie, que hilvanó con unas gaoneras preñadas de hondura. Demostró que persiste en él la clase con naturales hondos y sentidos y unos ajustados ayudados por alto; qué pena que el toro fuera un perrito faldero. Se tiró sobre el morrillo del toro y consiguió una gran estocada de efectos fulminantes que le permitieron pasear las dos orejas, muy merecidas para la exigencia de esta plaza.

El sexto se desplomó dos veces, lo que no le impidió embestir con exquisita dulzura a la muleta elegante, fina y creativa de un Cayetano en estado de éxtasis que dio lo mejor de sí mismo en muletazos templadísimos y largos. Se gustó, gustó a todos y se emborrachó de toreo de calidad. Teatralizó el final al objeto, quizá, de una petición de indulto que no se produjo. Se olvidó de que el noble animal estaba lisiado y moribundo, aunque lo premiaron con la vuelta al ruedo.

DOMECQ, CUVILLO / MORANTE, MANZANARES, CAYETANO

Tres toros de Núñez del Cuvillo —1º, 3º y 5º—, y tres de Juan Pedro Domecq, anovillados, inválidos y nobles. El sexto fue premiado con la vuelta al ruedo.

Morante de la Puebla: estocada (silencio); pinchazo, metisaca, pinchazo —aviso—, media y dos descabellos (palmas).

José María Manzanares: estocada (dos orejas); estocada (oreja):

Cayetano: estocada (dos orejas); estocada tendida (dos orejas).

Plaza de Ronda. 5 de septiembre. Lleno.

Fuente: http://cultura.elpais.com/cultura/2015/09/05/actualidad/1441478808_675090.html

Cayetano Rivera: “Sigo siendo el mismo torero de siempre”

Cayetano Rivera durante la presentación de la Feria del Caballo de Jerez. CRISTO GARCÍA

La reaparición de Cayetano Rivera Ordóñez es la gran novedad de los carteles taurinos de Jerez de la Frontera (Cádiz) para la próxima Feria del Caballo, que organiza la empresa Funciones Taurinas y que se desarrollará del 14 al 16 de mayo.

El torero madrileño Cayetano Rivera Ordóñez ha manifestado previamente a la presentación de los carteles que su reaparición es consecuencia del buen estado en el que se encuentra. “Lo más complicado ha sido decidir dar el paso adelante para reaparecer. Sin embargo, sigo siendo el mismo torero de siempre, ahora me encuentro en un momento muy bueno aunque sin obviar la responsabilidad que significa volver a una profesión tan arriesgada como es esta“.

Respecto a su motivación para volver a vestirse de luces, el torero asegura que “con el toreo no se puede hacer planes. Cuando te llama… o te atrapa o te escapas, pero a mí me ha atrapado y he sentido la necesidad de volver a sentir“.

Además ha señalado que para él “reaparecer en Jerez es muy importante por ser una ciudad netamente taurina por sus gentes, por sus palmas y por tener una de las aficiones más importantes de toda la geografía taurina“.

Fuente: http://www.cope.es/detalle/sigo-siendo-el-mismo-torero-de-siempre.html?id=2015040922170002

Siguenos en Twitter https://twitter.com/Twittaurino

Feria de Jerez 2015 – Reaparece Cayetano

De SOL y SOMBRA.

Tras un breve paso por la universidad y una faceta como empresario restaurantero, Cayetano anuncio este año su deseo de volver a torear en Ronda, pero antes vestirá el traje de luces por primera vez desde su retirada en la Feria de Jerez.

Su regreso sera el sábado 16 de mayo con Enrique Ponce y El Fandi para lidiar un encierro de Juan Pedro Domecq.

El ciclo jerezano -que constará en esta edición de dos corridas de toros y una de rejones-  arrancara el jueves día 14 coincidiendo con la campaña de despedida de Fermín Bohórquez. El rejoneador jerezano hará su último paseíllo en su tierra para actuar en un mano a mano con Pablo Hermoso de Mendoza en la lidia de seis toros de la ganadería propiedad de su familia.

El viernes 15 se celebrara la primera corrida con Juan José Padilla, Morante de la Puebla y Manzanares con una corrida de Núñez del Cuvillo.

La feria taurina también contará con un festejo de promoción y el domingo día 17 habrá una clase práctica de toreo que organiza la empresa conjuntamente con la Escuela Municipal de Tauromaquia.

Con información de Aplausos.

Alejado de los ruedos, Cayetano prueba suerte en los restaurantes.

De SOL y SOMBRA.

Cayetano y Santiago Segura han abierto un nuevo restaurante en Madrid, el Bistro ‘Oh bla bla!’. El local, ubicado en la calle Génova ofrece una oferta multinacional, desde comida italiana hasta piezas de sushi pasando por los productos orgánicos… y a precios “terrenales”.

Uno de los primeros en conocer el  ‘Oh bla bla!’ ha sido el actor Alec Baldwin, que comparte protagonismo con Segura en la nueva entrega de Torrente, y que cenó el lunes allí. El protagonista de ‘Blue Jasmine’ o ‘Infiltrados’ dijo sentirse encantado con la cena y lo ha recomendado a sus familiares españoles. No olvidemos que Baldwin está casado con la mallorquina Hilaria Thomas. Segura y Cayetano son también socios del bistró ‘Bla Bla Bla’ lugar de referencia para la gente más ‘cool’ y para muchos jueces, abogados y fiscales con gomina que trabajan en la cercana sede de la Audiencia Nacional.

El restaurante, de decoración rompedora, es lugar de cita habitual de actores españoles. En una ocasión ‘Paquirrín’ DJ pinchó música en el establecimiento.