Archivo de la categoría: Cayetano

PLAZA MÉXICO: Temporada Grande 2017-2018 – CARTELES – La Temporada del Atraso.

ert-201017-095511
Javier Sordo presenta la Temporada Grande. FOTO: Plaza México.

Tener un pie fuera de la Ley es estar fuera de ella, totalmente. Palacio de las otrora hazañas taurinas, el lienzo de la historia queda incompleto al quedarse la Plaza México en la superficie y únicamente con la camarilla que conjunta unos carteles tan desiguales como descafeinados dejando, para variar, al toro en último sitio con muy pocas y relativas variantes en los mismos. El inexplicable retraso vuelve a mostrar no solo la novatez y el leso taurinismo de la presente administración sino, además, su muy limitada concepción taurina pasando a ser protectorado nacional y no la mayor vitrina taurina de América. Decadencia crónica soportada por el porrismo rastrero e interesado que, como cada año, aquí analizamos.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Especial.

Se nos pregunta, si este año ese es el anuncio, dónde quedó lo demás…

Claro, refiere la Afición a lo que falta: las novilladas previas, como dice la Ley, esa empolvada pero vigente Ley de Espectáculos y que muestra además las olvidadas formas taurinas. El mismo chocante ordenamiento que indica que “la venta de derechos de apartado… Únicamente se permitirá… si el titular demuestra haber cumplido con los requisitos que lo obligan a iniciar la temporada en el mes de octubre o a más tardar el segundo domingo de noviembre con un mínimo de doce corridas ininterrumpidas. Previamente al inicio de la temporada se deberán dar por lo menos doce novilladas…”  

Esto es el Artículo 43, fracción primera.

Con esto, está dicho todo.

¿Con qué saldrá este año la Autoridad? Ahora, ¿Cuál es, de nuevo, la razón para no llegar a tiempo? ¿Por qué desperdiciar tres domingos claves? El último de octubre y los dos primeros de noviembre, tiempo de televisión incluido.

Pero más grave aun, dónde están las ganas y los deseos de forjar una historia más allá de la convencional. No caigamos en la trampa de la Corrida Guadalupana, sobre la cual privó el mutismo en la presentación, la corrida sin toros a la que con mucho tino hace alusión Bardo de la Taurina, si esa es la salida, es un camino suficientemente falto de torería, corto de visión y nada novedoso.

¿Dónde está la apuesta de los toreros?

¿Dónde, la riqueza material y de imaginación de la Empresa?

Y falta saber dónde está el resto de los toreros y, claro, de nuevo, año con año es la misma letanía, lo que ocurrió con el toro. Donde esté estará la Fiesta. Ciertamente en La México muchas cosas y formas están más que olvidadas, perdidas, primeramente, la legal y la taurina y, principalmente, aquella que por mucho tiempo hizo de la Temporada Grande la gran vitrina taurina en América: la variedad y la apuesta.

Ese prestigio, ganado a pulso, hoy se reduce al dudoso que trae consigo la mitad del Consorcio que conforma la burocrática empresa. Espectáculos Taurinos de México hace uso del manual ganadero de siempre y de su monopolio toreril, falto de figuras, ideas frescas y plagado de proteccionismo, casi clientelar, que olvida el mérito taurino y exagera la posición de una supuesta figura, vapuleada taurinamente el año pasado.

Pero primero lo primero.

De nuevo, La México comete el pecado de anunciar minúsculamente al toro en unos carteles cuya forma, poco taurina, se limita a la simpleza de colocar fotos sin que la anunciadora pieza taurina se revista de arte.

Desde ahí, no hay distinción ni importancia en el anuncio del toro, esperamos que, aun con tan poco nivel de relevancia, no salga de ese mismo tamaño, que sea cierto esa intención que nos reportan desde Guadalajara que indica que la Empresa tiene la idea de nivelar el trapío de ambas plazas.

Cosa que se agradecería en tanto el trapío de ambas plazas sea el mismo.

Sin embargo, poco que esperar de Teófilo Gómez celebrando sus treinta años de tormentosa y bipolar relación con La México. De Julio Delgado que, por gracia de la tacañería taurina, regresa y de las relegadas, Rancho Seco y San Marcos.

Por qué, nos preguntamos, las dejan en la sombra.

Solo la anfitriona Xajay y el encaste Barroso pueden, de nuevo, sacar la cara, considerando todos los encierros que, pudiendo venir, quedan fuera.

La pregunta es sobre Jaral de Peñas, sobre Torreón de Cañas a la que tristemente ni siquiera hay oportunidad de verla completa, sino en el inicio del final del año. Qué habría sido, volvemos a cuestionar, si esta ganadería habría podido mostrar todo el color de la divisa, por todo lo alto y con seis, u ocho con los sobreros y, principalmente, enfrentada por un primer espada de mayor veteranía, como Antonio Ferrera.

Y de ahí que objetemos la corrida de rejones.

Porque al llegar tarde la Temporada, ese cartel se queda incompleto al no hacer que Cartagena toree por lo menos con Gamero y con mucha más gente en la Plaza, deja incompleta una corrida de a pie y, claro, a la afición estrellada con unos encierros que, salvo el Jaral de Peñas, dicen poco y no volteemos a los anunciados en el Elenco porque la cosa empeora, como todo lo que se hace a las carreras. De ahí que La México reduzca su idea taurina a cubrir, forzadamente, un expediente llamado, José Adame.

Un eje de Temporada ya muy transitado. A lo mejor, saturado.

En un año, de Diciembre 12 de 2016 a la misma fecha pero de este año, habrá matado un total de diecisiete toros, once del año pasado y seis este. Y sin ser la atracción en taquilla ni la diferencia taurina que apasione pero está puesto porque el corporativismo y la mezquinocracia taurina encuentra en Adame bajo costo y una fácil solución.

Y claro, con todo el equipaje que le acompaña.

Esto surge pues ningún otro torero mexicano confronta y replica ni busca en tan necesario choque la chispa de la pasión. Solo mantienen la posición unifilar, distancia por tiempos, sin disputa real del trono, si aun existe, del toreo mexicano. Ahí de que Sergio Flores, que renunció a confrontarse aun luego del baño a Adame en Febrero, por tal medida, quede al lado de Castella y Ginés con la de Xajay, dejando, raramente a José Adame con “Juli” y, de premio, con Enrique Ponce con la resucitada Julio Delgado y, la discutida, Teófilo.

Un cartel que el ganado puede echar a perder, tristemente.

Como puede ser casi toda la Temporada.

Siendo Sergio Flores un factor de cambio tiene en la mano apretar al alternar con Ginés Marín y su enorme racha, si físicamente lo de San Luis no hizo mella. Debe y tiene que ser el encargado de cambiar de régimen y apuntarse, sin más ayuda que su capote y muleta, al auténtico mando. Lo mismo que “El Payo” en la Temporada de su ahora o nunca, donde debe buscar la guerra si quiere, en verdad, la paz

Porque hoy solo manda el Corporativo, La México ya no es contrapeso.

Solo así entendemos que sea el proteccionismo el que hizo la tarea y relegue a Rivera y Sánchez, a cambio de Luis David, sin fuerza tras Madrid y a Leo Valadez, sin el cartel necesario, gracias a la pésima decisión de no traerlo a La México de novillero. Por mera calidad, Rivera y Sánchez, revestirían esos carteles con mayor categoría. Principalmente, el cartel que encabeza, por primera vez en mucho tiempo en Noviembre, Hermoso de Mendoza, que traerá gente, misma que no verá a Fermín Rivera o Juan Pablo Sánchez.

No, cuando Casa Matriz dicta, no hay interés que se oponga.

Triste el caso de Juan Pablo, abandonado hoy por el Corporativo.

Peor el de Fermín, ni por ser apoderado por la propia Empresa quedó mejor colocado.

Y llegamos al colmo de colmos, ni Roca Rey ni Talavante figuran, imperdonable decisión. La confirmación de Valadez, con Talavante de padrino y Roca Rey de testigo, habría sido un cartel por demás clave. Si ya se torció la Ley…

Quizá el presupuesto no dio para más.

Ni tampoco la imaginación para amarrar el Aniversario de Plata de Enrique Ponce, ya no digamos con una gesta que solo genera gestos en los taurinos, sino con la mera importancia que la efemérides reviste y no con, otro, rejoneador por delante o a “Juli” por segunda vez en el año con Teófilo, que parece ser la única fórmula del madrileño.

Como inexplicablemente también La México deja pasar a otro Adame, Gerardo, después de su muy desafortunado paso por la Temporada primaveral e ignore al triunfador de ese ciclo, Juan Luis Silis, ya triunfador en su confirmación con la propia Rancho Seco, tan cercana ya a su centenario para ya no ahondar tanto en las ausencias, en estos tiempos taurinamente perdidos, de los toreros con sello auténtico.

Ni Jerónimo ni José Mauricio cuentan.

Solo cuenta la camarilla, el grupo menor que enfrenta una responsabilidad mayúscula.

De nuevo, mencionamos, las formas son fondo.

La apuesta por una afición nueva, no puede ignorar los elementales principios de la afición taurina, esa que no se logra con bares, pachanga acabando cada corrida y hacer de los toros un espectáculo que no mira más a su base popular. Al contrario, la maravilla de los toros está en la sencillez de lo real y en el drama eterno que logra el encuentro entre toro y torero, lo simple, lo fundamental siempre impacta, el artificio se quema, dura poco y reduce la semilla a cenizas.

Hoy tristemente poco contado porque aparece poco y los que lo cuentan saben aun menos.

Solo queda desear suerte, tan necesaria, siempre, a pesar de todo, en los toros.

Quedan aquí los carteles para el mejor juicio, el de la Afición.

Twitter: @CaballoNegroII. 

NOTA de De SOL Y SOMBRA:

Convocamos a la Afición, tal como amablemente hicieron en el anuncio del Elenco el año pasado a hacer notar su voz y opinión contestando el correo para los suscriptores o dejando comentario debajo de esta entrada.

Agradecemos su atención.

Atte.

De SOL Y SOMBRA.

 

PLAZA MÉXICO – Carteles: Temporada Grande 2018-2017, Derecho de Apartado.

Todos los festejos comienzan a las 4:30 pm en la Monumental Plaza de Toros México.

I. Domingo, 19 de Noviembre de 2017. Primera de Derecho de Apartado. 6 Toros, 6 de Teófilo Gómez para “El Juli” y Joselito Adame, en mano a mano.

II. Domingo, 26 de Noviembre de 2017. Segunda de Derecho de Apartado. 8 Toros, 2 para Rejones por designar para Hermoso de Mendoza y 6 de Jaral de Peñas, 6 para Cayetano, Arturo Saldívar y Leo Valadez, que confirma alternativa.

III. Domingo, 3 de Diciembre de 2017. Tercera de Derecho de Apartado. 7 Toros, 1 para Rejones de El Vergel para Jorge Hernández Gárate y 6, 3 de Teófilo Gómez y 3 de Julio Delgado para Enrique Ponce, Joselito Adame y Octavio García “El Payo”.

IV. Domingo, 10 de Diciembre de 2017. Cuarta de Derecho de Apartado. 8 Toros, 8 de Xajay para Sebastián Castella, Sergio Flores, Ginés Marín y Luis David Adame.

V. Martes, 12 de Diciembre de 2017. Extraordinaria Corrida Guadalupana. 8 Toros por designar, 1 para Rejones para Hermoso de Mendoza y 7 por designar para José Tomás, Julián López “El Juli”, José María Manzanares, Joselito Adame, Octavio García “El Payo”, Sergio Flores y Luis David Adame.

VI. Domingo, 17 de Diciembre de 2017. Quinta de Derecho de Apartado. 6 Toros, 2 para Rejones de Rancho Seco para Andy Cartagena y 4 de Torreón de Cañas, para Fermín Rivera y Juan Pablo Sánchez.

VI. Lunes, 25 de Diciembre de 2017. Sexta de Derecho de Apartado. 6 Toros, 6 de Rancho Seco para Fabián Barba, Antonio Romero y Gerardo Adame.

VII. Domingo, 1 de Enero de 2018. Séptima de Derecho de Apartado. 6 Toros para rejones de San Marcos, 6 para Emiliano Gamero, Luis Pimentel y Sebastián Torre acompañados de los Forcados Mazatlecos y los Forcados Portugueses de Alcochete.

20171020_174929.png
Programa de la Plaza México. Corto, incompleto y a destiempo, Derecho de Apartado 2017-2018.
Anuncios

Los Rivera Ordóñez, una hermandad poco común

20170901-165024.jpg

Por Antonio Lorca.

El diestro Francisco Rivera Ordóñez, Paquirri en los carteles, se retira de los ruedos este sábado, 2 de septiembre, en la corrida goyesca de Ronda. Allí, en la antigua y señorial plaza de piedra malagueña, rodeado de amigos y curiosos, pondrá punto y final a una irregular carrera de 22 años como matador de toros. En el ruedo, también vestido de luces, estará su hermano Cayetano, que vive un momento dulce como torero y en su vida personal.

El mayor (Madrid, 1974) cierra una etapa fundamental en su vida, y el menor (Madrid, 1977) abre otra no menos importante, pues se acaba de anunciar que él y su esposa, la modelo y presentadora Eva González, serán padres próximamente. Se espera que en los tendidos les acompañe el hermano Kiko, hijo de Isabel Pantoja y Francisco Rivera Paquirri, un DJ desaliñado, que será padre por tercera vez a pesar de su juventud (Sevilla, 1984) y que parece que ha comenzado a sentar la cabeza tras una etapa excesiva de música y mujeres.

El único que estará lejos de Ronda será Julián Contreras (Sevilla, 1986), hijo de Carmina Ordóñez y Julián Contreras, que no ha encontrado aún la necesaria conexión fraternal con su familia materna, y busca con éxito incierto su propio futuro.

Cuatro hermanos, Francisco, Cayetano, Kiko y Julián de tres ramas distintas y un solo tronco verdadero, el de la fama y la popularidad; fuentes todos ellos de noticias, carne de revistas y pantallas de televisión, motivos de conversaciones de tertulia y café, y de chanza, también, para endulzar los malos ratos de la vida.

Porque sea como fuere, se retire de los ruedos el mayor, ande ocupado el más pequeño con los amores veraniegos de su padre con una rubia desconocida en bikini, y Cayetano y Kiko acaricien el vientre de sus parejas y se ocupen del nuevo vástago que ha anunciado su llegada, los Rivera son una factoría de comunicación en permanente y constante ebullición.

Empresario

Francisco, Cayetano, Kiko y Julián, cuatro hombres nacidos para la gloria del papel cuché, dueños y señores del cotilleo nacional, toreros, publicistas, empresarios, DJ, guaperas —no todos—, ligones, expuestos a la envidia y a la sorna, pero protagonistas, en fin, de la vida social de este país.

Paquirri se retirará de los ruedos pero no de la vida de cámaras y focos, en la que se mueve como pez en el agua. Se dice que deja los toros para atender a su esposa, sus dos hijas —la primera, Cayetana, que cumplirá en octubre su mayoría de edad, fruto de su matrimonio con Eugenia Martínez de Irujo, y la pequeña Carmen, dos años, de su actual unión con Lourdes Montes—, y sus empresas relacionadas con la chatarra, el vino, la restauración gourmet, la explotación de la finca El Recreo y la gestión de la plaza de toros de Ronda. Se dice y será verdad que tratará de encontrar en la familia y los negocios la felicidad que no ha conseguido en su vuelta a los toros. Se retiró en 2012, en Zaragoza, cuando su exitosa y meritoria carrera había dejado paso a un torero cansado y anodino, más preocupado por su imagen social que por sus compromisos taurinos. Volvió en 2015 para celebrar sus veinte años de alternativa, y el destino le tenía preparada una dramática sorpresa en Huesca en forma de una gravísima cornada. Renunció a retirarse en pijama de hospital y, en un honroso gesto torero, vistió de nuevo el traje de luces, y con más fortuna que méritos se ha despedido de todas las ferias hasta esta etapa final de la Goyesca de Ronda.

Cayetano vive días de gloria profesional y felicidad familiar. Ha dejado atrás su aire taciturno y melancólico, y se muestra ahora como un torero pasional y arrebatado que le ha granjeado el respeto de la afición. Y, encima, padre.

Mientras Francisco y Cayetano pisan la arena rondeña, Kiko no perderá el sello de pícaro moderno, y Julián seguirá buscando su sitio en el mundo.

Pero los cuatro, por la gracia de los elegidos, se mantendrán en el candelero, como ramas frondosas de un mismo tronco: la fama – El País.

Castella, sustituto de Manzanares en la Goyesca de Ronda

El diestro francés Sebastián Castella hará el paseíllo este sábado en la tradicional Corrida Goyesca de Ronda sustituyendo al anunciado José María Manzanares, que continúa inmerso en la rehabilitación de la operación de vértebras cervicales que sufrió a comienzos de agosto.

El Fandi, por su parte, ya había confirmado que reaparecerá en la Goyesca después de verse obligado a cancelar algunos compromisos profesionales por una lesión muscular que se produjo cuando toreaba en la pasada feria de Almería.

El evento, que alcanza su LXI edición, será el escenario de la despedida de Francisco Rivera Ordóñez, Paquirri en los carteles, después de 26 años de profesión.

El cartel definitivo lo encabeza el rejoneador Diego Ventura, al que seguirán el propio Paquirri, El Fandi, Sebastián Castella, Miguel Ángel Perera y Cayetano.

Ventura lidiará un ejemplar de Guiomar de Moura y los matadores despacharán, previo sorteo, sendos ejemplares de Juan Pedro Domecq, Daniel Ruiz, Torrealta, Garcigrande y Núñez del Cuvillo.

La feria de Pedro Romero se completa con el habitual festejo de promoción que comenzó este día con la actuación de los noveles El Primi, Juan Pedro Llaguno y Manuel Garrido, con erales de Aguadulce.

El ciclo se cierra el domingo, día 3 de septiembre, con la corrida rondeña de rejones, que suma su XXXVI edición. Se ha reseñado un encierro de Canas Vigoroux que lidiarán Rui Fernandes, Andy Cartagena y Diego Ventura.

Cambios en los carteles

Va a ser un septiembre de muchos cambios: a la lesión de Manzanares se suma la retirada por un tiempo de Morante de la Puebla.

Así, el 7 de septiembre, en la Feria de Valladolid, será el valenciano Román, que tuvo una buena actuación en Bilbao con los miuras, quien ocupe el puesto de Manzanares. Compartirá cartel con El Juli y Roca Rey, frente a toros de Daniel Ruiz.

Dos días más tarde, la figura alicantina será baja en el centenario de Albacete. Para tal ocasión, la empresa Taurino Manchega ha optado por incluir dos toreros más: Miguel Ángel Perera y Alejandro Talavante, por lo que la efeméride se conmemorará con una corrida monstruo, que completan El Fandi y Roca Rey, con toros de Garcigrande.

También en la Feria de Salamanca han buscado ya sustitutos para Morante y Manzanares el próximo día 13: Antonio Ferrera y Cayetano, que lidiarán toros de García Jiménez junto con Alejandro Talavante. – ABC.

Twitter @Twittaurino

La Goyesca de Ronda confirma a un nuevo Cayetano

Por Lorena Muñoz.

Ronda celebraba sesenta años de Corrida Goyesca con un lleno. La empresa confirmó el «No hay billetes» pero se vieron sillas vacías en los palcos y pocas apreturas en los tendidos. Concurrido, como siempre, estuvo el callejón de la Maestranza rondeña, que lució sus mejores galas pero un ambiente más tibio que en ediciones anteriores. La emoción se vivió en el epílogo con el sobrero de regalo de un renovado Cayetano, que era el que mejor toreo había realizado del festejo y que se iba a pie tras pinchar una faena de calidad.

No falló en el «bis» y le cortó las dos orejas después de una labor entregada a un toro con pocas fuerzas al que recibió de rodillas, llevó al peto con un galleo y recetó un vistoso quite de Ronda. El brindis fue para sus compañeros de cartel, Manzanares y López Simón, a los que acompañó a hombros. Cayetano, que vistió un bonito terno inspirado en el Tajo de Ronda, confirmó que es un nuevo torero y estuvo muy decidido en su lote. Al segundo lo saludó con una larga de pie y se gustó en el remate a una mano, que repitió en el templado quite a la verónica. El inicio de rodillas, con mucha suavidad y disposición, fue vibrante y sentó las bases de la faena, que continuó en los medios. Citó de frente, a pies juntos y lo llevó largo, con empaque. Toreó despacio mientras aguantó el astado. Abrochó con doblones y una estocada, de perfecta ejecución, que le sirvió para pasear un trofeo.

El mismo que perdió en el sexto, que blandeó. Se quitó las zapatillas y se dirigió al centro del anillo y allí rugió la ovación para Miguel Canario, que se arrancó con un fandango dedicado a Cayetano. Agradeció el gesto antes de gustarse al natural, entregado, sin la ayuda del estoque, en los cambios de mano. Compuso bien la figura en los pases de pecho y en los de la firma, hubo naturales de bella factura a pesar de la sosa embestida y hubo tiempo para otra ovación a la banda por la Concha Flamenca.

Manzanares logró la puerta grande en el quinto, protestado en banderillas pero que se desplazó y fue a más en la muleta de un torero que le dio distancia y lo llevó largo, con toques precisos y jugando las muñecas. Fue una labor algo desestructurada, por ambas manos, pero con mucha torería, a media altura y con naturales de calidad, aprovechando la noble embestida del garcigrande, al que acabaron aplaudiendo en el arrastre. Sorteó un primero muy bien presentado con el que estuvo templado y dispuesto. El toro transmitió en las dos primeras series con la diestra pero hizo amago de rajarse en la tercera. Inteligente, cambió a la zurda, por donde dibujó naturales largos y de buen trazo pero no llegó a redondear ni siquiera con la espada, ya que pinchó en el primer encuentro.

López Simón, que hacía su primer paseíllo en Ronda, salió triunfante. Brindó al público el cuarto, que no se empleó nada en el caballo y llegó a la muleta con la cara a media altura. Consiguió ligar varias series y hubo muletazos sin la emoción necesaria para llegar con rotundidad a los tendidos. La conexión llegó con el toreo de cercanías y dos circulares invertidos. Refrendó con una estocada sin puntilla e incluso hubo ligera petición del segundo trofeo. Salió dispuesto en el séptimo, que brindó a los hermanos Rivera, pero estuvo muy parado y le costó embestir. El madrileño tuvo que apostar por el arrimón, se deshizo de las manoletinas y metido en los pitones, enloqueció al respetable cuando se puso de rodillas. Paseó otra oreja que le abría la puerta grande.

Abrió plaza el rejoneador Manuel Manzanares con un toro de Passhana de complicada embestida y poco celo que tocó en exceso las cabalgaduras. Saludó después de una actuación aseada sin demasiados alardes.

Fuente: ABC

Goyesca de Ronda: Welles, Hemingway… y Cayetano

Cayetano Rivera, en uno de sus lances en la corrida goyesca de Ronda / JON NAZCA (REUTERS)

Tres toreros en el redondel: Morante, Manzanares y Cayetano, y un público generoso y festivo en las centenarias e incómodas gradas.

Por Antonio Lorca.

¡Qué bonito es acudir cada año a esta preciosa ciudad de Ronda, aunque el sol esté escondido, como ayer, y la bulla de la feria impida el disfrute a que invita su peculiar ambiente!

¡Qué bonita la plaza centenaria, los coches de caballos, los trajes goyescos! ¡Y cuántos turistas blanquecinos acuden a la llamada de los bandoleros modernos, que aquí solo se ven en quehaceres de areneros, y a la búsqueda de la estela taurino / festiva que un día instituyó un mito del toreo llamado Antonio Ordóñez, cuyas cenizas reposan en el ruedo rondeño!

Y entre los visitantes, importantes los hubo, como Orson Welles y Ernest Hemingway, que, por razones de la magia y el respeto, se citaron en los aledaños de la plaza para quedarse allí por tiempo inmemorial.

Por la mañana, la alcaldesa de la ciudad y autoridades varias inauguraron dos monumentos, dos, en recuerdo de artistas tan reconocidos y que tanta amistad gozaron con el maestro rondeño. A unos metros los divisa la estatua de Ordóñez, y en su casa están ya los tres, como divisas artísticas de una fiesta que amaron y difundieron por el mundo.

La plaza se llenó —se colocó con orgullo el cartel de ‘No hay billetes’—; Paquirri asistió de civil, enfundado en traje azul, sentado en una silla alta en el callejón, y pisó la arena para recibir una cariñosa ovación cuando Manzanares le brindó el primero de sus toros.

De corbatas oscuras se llenó la barrera, amigos del empresario Paquirri todos ellos, entre los que destacaba el doctor Val Carreres, que atendió a Rivera en Zaragoza.

Y en el ruedo, trajes toreros goyescos, y la originalidad de Morante, de bicolor, azul turquesa la taleguilla, y encarnada con bordados en blanco la chaquetilla. Un poco estrafalario quedaba…

Y algo más: en el palco presidencial, un debutante: Luis Candelas por nombre; casi nada. Qué mejor apelativo para la corrida goyesca por antonomasia.

En los corrales, seis toretes de Juan Pedro Domecq y Núñez del Cuvillo, terciados, anovillados, inválidos, de noble y bondadosa reata, que fueron elegidos cuales comparsas para contribuir sobremanera a esta festividad tan simpática y agradable como escasamente taurina.

Tres toreros en el redondel: Morante, Manzanares y Cayetano, y un público generoso y festivo en las centenarias e incómodas gradas.

Qué bonito sería todo si, además, hubiera toros, y la gracia, la personalidad y el empaque de estos tres artistas se tornaran en la emoción inherente a esta fiesta.

Pero nada es perfecto. Toreo no hubo en demasía, porque no hubo toros, sino corderitos obedientes de los que producen lastimita. Hubo pasajes bonitos, preciosistas algunos de ellos, porque estos tres tienen torería para regalar.

Morante, por ejemplo, se llevó el peor lote; una sardina beoda era su primero, al que quitó por delantales y la gente casi se vuelve tarumba. Y eso fue todo porque el animal estaba lisiado. Anótese un quite por personales chicuelinas en el cuarto y se acabó toda faena ante un animal descastado y sin entrega.

Manzanares, animoso

Animoso se le vio a Manzanares, en reposo desde la feria de Almería por una lumbalgia aguda. Se lució su subalterno Curro Javier con las banderillas y el capote, y el jefe de filas se paseó y bailó muleta en mano ante su primero, nobilísimo, con el que se mostró aseado, elegante, un punto frío y muy sobrado porque su oponente no le ofreció resistencia alguna. De menor fuste fue el quinto, cumplió y paseó otra oreja sin peso.

Y la sorpresa se llamó Cayetano, fuera de los ruedos desde el 8 de agosto por un esguince en un dedo.

Recibió a su primero de rodillas en los medios con una larga cambiada. Después, hizo un personalísimo quite que inició con otra larga, ya de pie, que hilvanó con unas gaoneras preñadas de hondura. Demostró que persiste en él la clase con naturales hondos y sentidos y unos ajustados ayudados por alto; qué pena que el toro fuera un perrito faldero. Se tiró sobre el morrillo del toro y consiguió una gran estocada de efectos fulminantes que le permitieron pasear las dos orejas, muy merecidas para la exigencia de esta plaza.

El sexto se desplomó dos veces, lo que no le impidió embestir con exquisita dulzura a la muleta elegante, fina y creativa de un Cayetano en estado de éxtasis que dio lo mejor de sí mismo en muletazos templadísimos y largos. Se gustó, gustó a todos y se emborrachó de toreo de calidad. Teatralizó el final al objeto, quizá, de una petición de indulto que no se produjo. Se olvidó de que el noble animal estaba lisiado y moribundo, aunque lo premiaron con la vuelta al ruedo.

DOMECQ, CUVILLO / MORANTE, MANZANARES, CAYETANO

Tres toros de Núñez del Cuvillo —1º, 3º y 5º—, y tres de Juan Pedro Domecq, anovillados, inválidos y nobles. El sexto fue premiado con la vuelta al ruedo.

Morante de la Puebla: estocada (silencio); pinchazo, metisaca, pinchazo —aviso—, media y dos descabellos (palmas).

José María Manzanares: estocada (dos orejas); estocada (oreja):

Cayetano: estocada (dos orejas); estocada tendida (dos orejas).

Plaza de Ronda. 5 de septiembre. Lleno.

Fuente: http://cultura.elpais.com/cultura/2015/09/05/actualidad/1441478808_675090.html

Cayetano Rivera: “Sigo siendo el mismo torero de siempre”

Cayetano Rivera durante la presentación de la Feria del Caballo de Jerez. CRISTO GARCÍA

La reaparición de Cayetano Rivera Ordóñez es la gran novedad de los carteles taurinos de Jerez de la Frontera (Cádiz) para la próxima Feria del Caballo, que organiza la empresa Funciones Taurinas y que se desarrollará del 14 al 16 de mayo.

El torero madrileño Cayetano Rivera Ordóñez ha manifestado previamente a la presentación de los carteles que su reaparición es consecuencia del buen estado en el que se encuentra. “Lo más complicado ha sido decidir dar el paso adelante para reaparecer. Sin embargo, sigo siendo el mismo torero de siempre, ahora me encuentro en un momento muy bueno aunque sin obviar la responsabilidad que significa volver a una profesión tan arriesgada como es esta“.

Respecto a su motivación para volver a vestirse de luces, el torero asegura que “con el toreo no se puede hacer planes. Cuando te llama… o te atrapa o te escapas, pero a mí me ha atrapado y he sentido la necesidad de volver a sentir“.

Además ha señalado que para él “reaparecer en Jerez es muy importante por ser una ciudad netamente taurina por sus gentes, por sus palmas y por tener una de las aficiones más importantes de toda la geografía taurina“.

Fuente: http://www.cope.es/detalle/sigo-siendo-el-mismo-torero-de-siempre.html?id=2015040922170002

Siguenos en Twitter https://twitter.com/Twittaurino

Feria de Jerez 2015 – Reaparece Cayetano

De SOL y SOMBRA.

Tras un breve paso por la universidad y una faceta como empresario restaurantero, Cayetano anuncio este año su deseo de volver a torear en Ronda, pero antes vestirá el traje de luces por primera vez desde su retirada en la Feria de Jerez.

Su regreso sera el sábado 16 de mayo con Enrique Ponce y El Fandi para lidiar un encierro de Juan Pedro Domecq.

El ciclo jerezano -que constará en esta edición de dos corridas de toros y una de rejones-  arrancara el jueves día 14 coincidiendo con la campaña de despedida de Fermín Bohórquez. El rejoneador jerezano hará su último paseíllo en su tierra para actuar en un mano a mano con Pablo Hermoso de Mendoza en la lidia de seis toros de la ganadería propiedad de su familia.

El viernes 15 se celebrara la primera corrida con Juan José Padilla, Morante de la Puebla y Manzanares con una corrida de Núñez del Cuvillo.

La feria taurina también contará con un festejo de promoción y el domingo día 17 habrá una clase práctica de toreo que organiza la empresa conjuntamente con la Escuela Municipal de Tauromaquia.

Con información de Aplausos.

Alejado de los ruedos, Cayetano prueba suerte en los restaurantes.

De SOL y SOMBRA.

Cayetano y Santiago Segura han abierto un nuevo restaurante en Madrid, el Bistro ‘Oh bla bla!’. El local, ubicado en la calle Génova ofrece una oferta multinacional, desde comida italiana hasta piezas de sushi pasando por los productos orgánicos… y a precios “terrenales”.

Uno de los primeros en conocer el  ‘Oh bla bla!’ ha sido el actor Alec Baldwin, que comparte protagonismo con Segura en la nueva entrega de Torrente, y que cenó el lunes allí. El protagonista de ‘Blue Jasmine’ o ‘Infiltrados’ dijo sentirse encantado con la cena y lo ha recomendado a sus familiares españoles. No olvidemos que Baldwin está casado con la mallorquina Hilaria Thomas. Segura y Cayetano son también socios del bistró ‘Bla Bla Bla’ lugar de referencia para la gente más ‘cool’ y para muchos jueces, abogados y fiscales con gomina que trabajan en la cercana sede de la Audiencia Nacional.

El restaurante, de decoración rompedora, es lugar de cita habitual de actores españoles. En una ocasión ‘Paquirrín’ DJ pinchó música en el establecimiento.