Archivo de la categoría: Cayetano Ordoñez

Cayetano: ‘Estoy ilusionado por volver a México’

El diestro español, Cayetano Rivera, se presentará el próximo domingo alternando cartel con el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, y los matadores Arturo Saldívar y Leo Valadez.

Por Víctor Terrón.

Antes de su presentación del próximo domingo en la Monumental Plaza México, el torero español, Cayetano Rivera Ordóñez, compareció en Querétaro ante los medios de comunicación y dijo estar ilusionado con el compromiso de volver a tierrsa mexicanas luego de ocho años de ausencia.

El heredero de una gran dinastía taurina, hijo de Francisco Rivera ‘Paquirri’ y nieto de Antonio Ordóñez, hará el paseíllo dentro de la segunda corrida de la Temporada Grande 2017-2018 junto al rejoneador navarro Pablo Hermoso de Mendoza, y los matadores mexicanos Arturo Saldívar y Leo Valadez.

«Me hace muchísima ilusión volver a México para torear. Es un país al que le tengo mucho cariño no solo por lo que supone a nivel profesional, que sin lugar a dudas es una de las mejores aficiones que hay, sino porque en lo personal también tiene un gran significado, ya que tengo muchos amigos aquí».

Con el respaldo de una gran temporada en su país y recuperado completamente de la cornada que sufrió en el muslo izquierdo el mes pasado, Cayetano afirmó estar en las mejores condiciones para encarar una prometedora temporada en 2018, por lo que la tarde de México tiene un gran significado y relevancia para él.

«Vengo de una temporada importante para mí en España y vengo recuperado de la lesión que sufrí en Zaragoza. Estamos en las mejores condiciones para afrontar el compromiso en la (Plaza) México, con responsabilidad e ilusión, que es el motor que me ayuda a afrontar este tipo de retos tan importantes».

La última ocasión en que Rivera Ordóñez actuó en la Plaza México fue en diciembre de 2009; allí confirmó su alternativa en América teniendo como padrino a Miguel Espinosa ‘Armillita’ (QEPD) y como testigo a Octavio García ‘el Payo’.

«Ocho años después, vengo en un momento más consolidado, más hecho como torero, con más oficio y eso me puede permitir sacarles más provecho a más toros. Vengo con confianza en mí y en la ganadería (Jaral de Peñas) que hemos elegido. Regreso en otro momento y en otra etapa de mi vida que afronto con ilusión y ganas».

Por otro lado, su apoderado, Curro Vázquez, aceptó que ya tuvo pláticas con Demsa, propietaria de plazas en ciudades como Aguascalientes, Guadalajara y León. Del mismo modo, comentó el acercamiento que han tenido con Pablo ÁlvarezPalillo’, administrador de la Plaza Santa María, y con la familia Torres Landa, propietaria de Juriquilla, por lo que no sería raro ver al ibérico toreando en Querétaro.

Cayetano continuará en la capital queretana y tentará en el campo bravo buscando adaptarse al toro mexicano y a la altura de nuestro país.

Publicado en AM

Anuncios

Los Rivera Ordóñez, una hermandad poco común

20170901-165024.jpg

Por Antonio Lorca.

El diestro Francisco Rivera Ordóñez, Paquirri en los carteles, se retira de los ruedos este sábado, 2 de septiembre, en la corrida goyesca de Ronda. Allí, en la antigua y señorial plaza de piedra malagueña, rodeado de amigos y curiosos, pondrá punto y final a una irregular carrera de 22 años como matador de toros. En el ruedo, también vestido de luces, estará su hermano Cayetano, que vive un momento dulce como torero y en su vida personal.

El mayor (Madrid, 1974) cierra una etapa fundamental en su vida, y el menor (Madrid, 1977) abre otra no menos importante, pues se acaba de anunciar que él y su esposa, la modelo y presentadora Eva González, serán padres próximamente. Se espera que en los tendidos les acompañe el hermano Kiko, hijo de Isabel Pantoja y Francisco Rivera Paquirri, un DJ desaliñado, que será padre por tercera vez a pesar de su juventud (Sevilla, 1984) y que parece que ha comenzado a sentar la cabeza tras una etapa excesiva de música y mujeres.

El único que estará lejos de Ronda será Julián Contreras (Sevilla, 1986), hijo de Carmina Ordóñez y Julián Contreras, que no ha encontrado aún la necesaria conexión fraternal con su familia materna, y busca con éxito incierto su propio futuro.

Cuatro hermanos, Francisco, Cayetano, Kiko y Julián de tres ramas distintas y un solo tronco verdadero, el de la fama y la popularidad; fuentes todos ellos de noticias, carne de revistas y pantallas de televisión, motivos de conversaciones de tertulia y café, y de chanza, también, para endulzar los malos ratos de la vida.

Porque sea como fuere, se retire de los ruedos el mayor, ande ocupado el más pequeño con los amores veraniegos de su padre con una rubia desconocida en bikini, y Cayetano y Kiko acaricien el vientre de sus parejas y se ocupen del nuevo vástago que ha anunciado su llegada, los Rivera son una factoría de comunicación en permanente y constante ebullición.

Empresario

Francisco, Cayetano, Kiko y Julián, cuatro hombres nacidos para la gloria del papel cuché, dueños y señores del cotilleo nacional, toreros, publicistas, empresarios, DJ, guaperas —no todos—, ligones, expuestos a la envidia y a la sorna, pero protagonistas, en fin, de la vida social de este país.

Paquirri se retirará de los ruedos pero no de la vida de cámaras y focos, en la que se mueve como pez en el agua. Se dice que deja los toros para atender a su esposa, sus dos hijas —la primera, Cayetana, que cumplirá en octubre su mayoría de edad, fruto de su matrimonio con Eugenia Martínez de Irujo, y la pequeña Carmen, dos años, de su actual unión con Lourdes Montes—, y sus empresas relacionadas con la chatarra, el vino, la restauración gourmet, la explotación de la finca El Recreo y la gestión de la plaza de toros de Ronda. Se dice y será verdad que tratará de encontrar en la familia y los negocios la felicidad que no ha conseguido en su vuelta a los toros. Se retiró en 2012, en Zaragoza, cuando su exitosa y meritoria carrera había dejado paso a un torero cansado y anodino, más preocupado por su imagen social que por sus compromisos taurinos. Volvió en 2015 para celebrar sus veinte años de alternativa, y el destino le tenía preparada una dramática sorpresa en Huesca en forma de una gravísima cornada. Renunció a retirarse en pijama de hospital y, en un honroso gesto torero, vistió de nuevo el traje de luces, y con más fortuna que méritos se ha despedido de todas las ferias hasta esta etapa final de la Goyesca de Ronda.

Cayetano vive días de gloria profesional y felicidad familiar. Ha dejado atrás su aire taciturno y melancólico, y se muestra ahora como un torero pasional y arrebatado que le ha granjeado el respeto de la afición. Y, encima, padre.

Mientras Francisco y Cayetano pisan la arena rondeña, Kiko no perderá el sello de pícaro moderno, y Julián seguirá buscando su sitio en el mundo.

Pero los cuatro, por la gracia de los elegidos, se mantendrán en el candelero, como ramas frondosas de un mismo tronco: la fama – El País.

Castella, sustituto de Manzanares en la Goyesca de Ronda

El diestro francés Sebastián Castella hará el paseíllo este sábado en la tradicional Corrida Goyesca de Ronda sustituyendo al anunciado José María Manzanares, que continúa inmerso en la rehabilitación de la operación de vértebras cervicales que sufrió a comienzos de agosto.

El Fandi, por su parte, ya había confirmado que reaparecerá en la Goyesca después de verse obligado a cancelar algunos compromisos profesionales por una lesión muscular que se produjo cuando toreaba en la pasada feria de Almería.

El evento, que alcanza su LXI edición, será el escenario de la despedida de Francisco Rivera Ordóñez, Paquirri en los carteles, después de 26 años de profesión.

El cartel definitivo lo encabeza el rejoneador Diego Ventura, al que seguirán el propio Paquirri, El Fandi, Sebastián Castella, Miguel Ángel Perera y Cayetano.

Ventura lidiará un ejemplar de Guiomar de Moura y los matadores despacharán, previo sorteo, sendos ejemplares de Juan Pedro Domecq, Daniel Ruiz, Torrealta, Garcigrande y Núñez del Cuvillo.

La feria de Pedro Romero se completa con el habitual festejo de promoción que comenzó este día con la actuación de los noveles El Primi, Juan Pedro Llaguno y Manuel Garrido, con erales de Aguadulce.

El ciclo se cierra el domingo, día 3 de septiembre, con la corrida rondeña de rejones, que suma su XXXVI edición. Se ha reseñado un encierro de Canas Vigoroux que lidiarán Rui Fernandes, Andy Cartagena y Diego Ventura.

Cambios en los carteles

Va a ser un septiembre de muchos cambios: a la lesión de Manzanares se suma la retirada por un tiempo de Morante de la Puebla.

Así, el 7 de septiembre, en la Feria de Valladolid, será el valenciano Román, que tuvo una buena actuación en Bilbao con los miuras, quien ocupe el puesto de Manzanares. Compartirá cartel con El Juli y Roca Rey, frente a toros de Daniel Ruiz.

Dos días más tarde, la figura alicantina será baja en el centenario de Albacete. Para tal ocasión, la empresa Taurino Manchega ha optado por incluir dos toreros más: Miguel Ángel Perera y Alejandro Talavante, por lo que la efeméride se conmemorará con una corrida monstruo, que completan El Fandi y Roca Rey, con toros de Garcigrande.

También en la Feria de Salamanca han buscado ya sustitutos para Morante y Manzanares el próximo día 13: Antonio Ferrera y Cayetano, que lidiarán toros de García Jiménez junto con Alejandro Talavante. – ABC.

Twitter @Twittaurino

La Goyesca de Ronda confirma a un nuevo Cayetano

Por Lorena Muñoz.

Ronda celebraba sesenta años de Corrida Goyesca con un lleno. La empresa confirmó el «No hay billetes» pero se vieron sillas vacías en los palcos y pocas apreturas en los tendidos. Concurrido, como siempre, estuvo el callejón de la Maestranza rondeña, que lució sus mejores galas pero un ambiente más tibio que en ediciones anteriores. La emoción se vivió en el epílogo con el sobrero de regalo de un renovado Cayetano, que era el que mejor toreo había realizado del festejo y que se iba a pie tras pinchar una faena de calidad.

No falló en el «bis» y le cortó las dos orejas después de una labor entregada a un toro con pocas fuerzas al que recibió de rodillas, llevó al peto con un galleo y recetó un vistoso quite de Ronda. El brindis fue para sus compañeros de cartel, Manzanares y López Simón, a los que acompañó a hombros. Cayetano, que vistió un bonito terno inspirado en el Tajo de Ronda, confirmó que es un nuevo torero y estuvo muy decidido en su lote. Al segundo lo saludó con una larga de pie y se gustó en el remate a una mano, que repitió en el templado quite a la verónica. El inicio de rodillas, con mucha suavidad y disposición, fue vibrante y sentó las bases de la faena, que continuó en los medios. Citó de frente, a pies juntos y lo llevó largo, con empaque. Toreó despacio mientras aguantó el astado. Abrochó con doblones y una estocada, de perfecta ejecución, que le sirvió para pasear un trofeo.

El mismo que perdió en el sexto, que blandeó. Se quitó las zapatillas y se dirigió al centro del anillo y allí rugió la ovación para Miguel Canario, que se arrancó con un fandango dedicado a Cayetano. Agradeció el gesto antes de gustarse al natural, entregado, sin la ayuda del estoque, en los cambios de mano. Compuso bien la figura en los pases de pecho y en los de la firma, hubo naturales de bella factura a pesar de la sosa embestida y hubo tiempo para otra ovación a la banda por la Concha Flamenca.

Manzanares logró la puerta grande en el quinto, protestado en banderillas pero que se desplazó y fue a más en la muleta de un torero que le dio distancia y lo llevó largo, con toques precisos y jugando las muñecas. Fue una labor algo desestructurada, por ambas manos, pero con mucha torería, a media altura y con naturales de calidad, aprovechando la noble embestida del garcigrande, al que acabaron aplaudiendo en el arrastre. Sorteó un primero muy bien presentado con el que estuvo templado y dispuesto. El toro transmitió en las dos primeras series con la diestra pero hizo amago de rajarse en la tercera. Inteligente, cambió a la zurda, por donde dibujó naturales largos y de buen trazo pero no llegó a redondear ni siquiera con la espada, ya que pinchó en el primer encuentro.

López Simón, que hacía su primer paseíllo en Ronda, salió triunfante. Brindó al público el cuarto, que no se empleó nada en el caballo y llegó a la muleta con la cara a media altura. Consiguió ligar varias series y hubo muletazos sin la emoción necesaria para llegar con rotundidad a los tendidos. La conexión llegó con el toreo de cercanías y dos circulares invertidos. Refrendó con una estocada sin puntilla e incluso hubo ligera petición del segundo trofeo. Salió dispuesto en el séptimo, que brindó a los hermanos Rivera, pero estuvo muy parado y le costó embestir. El madrileño tuvo que apostar por el arrimón, se deshizo de las manoletinas y metido en los pitones, enloqueció al respetable cuando se puso de rodillas. Paseó otra oreja que le abría la puerta grande.

Abrió plaza el rejoneador Manuel Manzanares con un toro de Passhana de complicada embestida y poco celo que tocó en exceso las cabalgaduras. Saludó después de una actuación aseada sin demasiados alardes.

Fuente: ABC

Cayetano Rivera Ordóñez: “No disfruto matando al toro, disfruto toreándolo”

“La hipocresía de prohibir para proteger funciona mientras se diga pero no se ponga en práctica”

Por CELEDONIO PÉREZ.

Once años de alternativa, pero un ciento de sapiencia cuando uno vive entre luces y sangre. Cayetano llega a Zamora (hoy torea en el coso capitalino junto a López Simón y Clemente) con más ganas que nunca. A tiro de piedra tiene la salida a hombros en León: cuatro orejas y lo que es mejor, un toreo sin aristas, de cartel. Quiere repetir lo de Ronda y lo de esas tardes de gloria que alimentan su oficio. Ha vuelto convencido, rompedor, gustándose. Lo dice claro en esta entrevista labrada línea a línea: “No me gustaría tener un hijo torero, ni sobrinos tampoco en el ruedo”. Y reflexiona sobre los antitaurinos y sobre su oficio: “Los toreros son seres normales y corrientes, aunque lo más normal y corriente sea no ser torero”.

-¿Qué mueve a un torero con inquietudes, con mil cosas que hacer, a volver a los ruedos después de estar asentado en la placidez del devenir cotidiano fuera de los cosos?

-Siempre he dicho que no hay nada comparable a las sensaciones, vivencias de un torero. Es una emoción muy grande. Y todavía me siento capaz de afrontar las exigencias que supone ponerte delante de un toro. Lo hago porque puedo. Aún así, voy a mantener un número de corridas con el que me siento cómodo, y que me permite tener algo de tiempo para otros proyectos empresariales y para mi fundación “Yo Niño”.

-El pertenecer a una dinastía taurina, ser un personaje conocido fuera de los ruedos, ¿supone una ayuda o un hándicap cuando se pone delante de una res? ¿El nombre, la responsabilidad de una familia es una exigencia más, un deber?

-Yo pienso que la historia de mi familia, al principio puede abrirte puertas, que es mucho. Aunque luego está la otra cara de la moneda, las exigencias por mantener el nivel que corresponde a mis apellidos, que es muy alto. En vez de un obstáculo, yo lo veo como una motivación. Y un orgullo.

-¿De dónde saca el valor, la disposición para ponerse delante de un toro, cuando este animal es el culpable de la mayor tragedia que usted ha vivido, la muerte de su padre?

-Entiendo que deba ser difícil de entender, y por desgracia no es más fácil explicarlo. Aprendí a respetar y querer al animal que me arrebató a mi padre con la educación taurina y personal, que me dieron en casa. Llevó un tiempo, pero ahora es al animal que más admiro. Es un orgullo y un privilegio ser torero. Y me gusta pensar que transmito ciertos valores con lo que hago. Me gusta pensar que hay gente a la que vernos enfrentarnos a la muerte, con todas las dificultades que puede presentar un toro, el viento, la lluvia, etc., les da fuerzas para enfrentarse a su día a día.

-Cuando un torero viene a plazas como la de Zamora, donde sabe que la trascendencia de las faenas va a ser menor, ¿luce una disposición diferente a cuando lidia en ruedos de primera?

-Por supuesto que los nervios, la repercusión, el riesgo profesional, todo es diferente. Pero eso no quiere decir que no se vaya con la misma disposición. Para mí cada plaza es importante. Y voy a cada plaza a intentar dar lo mejor de mí.

–¿Qué tienen que hacer los taurinos para intentar parar el viento en contra que golpea desde diferentes ángulos la fiesta nacional?

-Estar unidos. Organizarnos mejor. Y comunicar bien lo que es el toro en el campo, lo que son las corridas de toros, lo que la figura del toro supone para nosotros. A mí no me gusta hablar de la economía del toro, pero dados los tiempos que corren, pienso que también es importante tenerlo en cuenta.

-¿Y los diestros en concreto?

-Sumarnos al movimiento taurino y darle mas visibilidad. Más difusión. Con orgullo. Que conste que yo no disfruto matando al toro, disfruto toreándolo.

-¿La Fundación del Toro de Lidia está cumpliendo los ambiciosos objetivos que se marcó cuando se puso en marcha?

-La Fundación del Toro de Lidia era un paso necesario. Está cumpliendo, aunque no todo lo rápido que personalmente me gustaría. Se puede mejorar, y confío en que con el tiempo lo haga, por el bien del futuro de toro bravo, y nuestra tradición cultural taurina.

-¿Cómo se puede luchar contra el antitaurinismo de muchos políticos que están tomando decisiones que perjudican seriamente a la fiesta nacional, una manifestación reconocida y declarada oficialmente como cultural?

-El antitaurino populista caerá por su propio peso cuando llegue el momento. La hipocresía de prohibir para proteger funciona mientras se diga pero no se ponga en práctica… Que caiga una plaza de toros, dos, tres… da pena, pero no es un gran problema. Ya veremos cómo reaccionan cuando vean las consecuencias, si siguen avanzando por ese camino.

-La alternativa a Clemente va a ser la primera que oficia en su vida, ¿le hace ilusión?

-Me hace mucha ilusión. Es un día muy importante y especial para él y una responsabilidad para mí. También una forma de darse uno cuenta de que no es nuevo en esto, y que pasan los años. Me hace ilusión, sí.

-¿Qué le va a decir al matador francés cuando le ceda los trastos?

-Eso es algo personal, como los brindis.

-¿A usted le gustaría tener un hijo torero?

-De ninguna manera. Y sobrinos tampoco.

-Si usted tuviera que defender la fiesta nacional en el Parlamento Europeo, ¿con qué argumentos lo haría?

-Hay muchos argumentos que se pueden utilizar. Qué supone el toro bravo para nuestra sociedad en términos de medio ambiente, económico, cultural. Esa es la pregunta que todos deberían hacerse.

-¿Se torea ahora mejor que nunca?

-No. El arte nunca es mejor ni peor, es diferente. Y para mí el toreo es arte, una expresión artística que proviene de un sentimiento.

-¿Es tiempo de gestos entre los matadores, que buscan dar ejemplo y despertar a la afición, ¿tiene usted alguno preparado como, por ejemplo, encerrarse con seis toros?

-Encerrarme con seis toros como me encerré en Bilbao en mi despedida como novillero sí es algo a lo que doy vueltas. Pero ya veremos cuándo y dónde.

-¿Qué se puede hacer para llevar a los jóvenes a las plazas?

-Mejorar la forma de comunicar y conectar con ellos. Y mejorarles los precios. Eso es lo que haría yo como empresario.

Hay diestros muy jóvenes como López Simón que vienen pegando y triunfando, ¿qué haya relevo generacional es bueno, asegura el futuro de la fiesta?

-Es bueno y necesario.

-¿Cómo se prepara mentalmente para salir a la plaza?

-Es un trabajo mental que se prepara a diario.

-El torero vive del aplauso, del público, ¿pero cuándo se queda solo, qué piensa?

-Los toreros son seres normales y corrientes, aunque lo más normal y corriente sea no ser torero.

Fuente: http://www.laopiniondezamora.es

Cayetano Rivera: “Si supieran como es el mundo del toro habría más aceptación”

De S y S

Poco amigo de los micrófonos y de desvelar su intimidad, ha sabido como nadie dar pases de capote y torear a la prensa, dando al público y a los periodistas lo que queremos en la arena del ruedo mediático para salir por la puerta grande. Cayetano Rivera ha concedido una entrevista a Spainmedia Radio, donde ha hablado y por primera vez de sus padres, de los recuerdos de infancia fotografiada por lospaparazzis y de como afronta que su profesión se haya convertido en un objetivo a destruir. “Cuando estas en la arena ya no hay que dejar sitio al miedo, hay que gestionarlo para que no te impida avanzar. El miedo se pasa pero antes. En el ruedo cambias el miedo por determinación. Sales a triunfar, no a ver que pasa”

Nieto, hijo, sobrino y hermano de una dinastía de toreros, Cayetano Rivera no necesita más presentación. Su vida e infancia están ligadas al albero, al toro y al campo “nací en Madrid, aunque mi infancia la recuerdo en Sevilla en el sur, donde nos fuimos nada más nacer. Recuerdo una infancia como la de cualquier otro niño, con muchos días de campo, íbamos a la finca de mi padre y de mi abuelo. Estábamos un poco asalvajados mi hermano y yo”, recuerda, “hasta que mi madre nos metió en vereda”, educándoles en un exclusivo internado suizo, quizás para evitar lo inevitable, porque como madre ya preveía cual podría ser la suerte de sus hijos. Finalmente, se lanza a los ruedos a los 28 años, relativamente tarde para un matador, para tomar la alternativa. Primero como novillero en La Maestranza sevillana y dos años más tarde le llegaría su confirmación en Las Ventas, siendo su padrino Morante de la Puebla y su testigo José Mari Mazanares hijo. “Recuerdo muchos nervios esa tarde, los días anteriores fueron insoportables y la noche de antes no dormí” rememora el diestro. “En casa hay un gran respeto al mundo del toro y figura del torero, por eso no sentó muy bien cuando transmití la noticia, preferimos profesiones menos arriesgadas para la gente que quieres y en esta profesión el riesgo es cada día”.

Profesión que heredó también de su padre Francisco Rivera “Paquirri”, al que sus primeros recuerdos de infancia están ligados. “De mi padre recuerdo las vacaciones, las fiestas de navidades y sobre todo tengo muchos recuerdos en la finca”. Una infancia que fue duramente corneada por “Avispado” tras la muerte de su padre en Pozoblanco. “Para cualquier niño la figura del padres es importante. Algunas veces se te hace más difícil, y aunque si le he echado en falta, siempre pude contar con mi madre y mi abuelo que intentaba cubrir esa figura paterna”, recuerda el torero.  Cayetano, que será portada este próximo mes de mayo en la revistaRobb Report, también tuvo tiempo para exponer su criterio y exigir a los políticos una alternativa clara al mundo del toreo.

La creación de un plan real, que evite que la raza del toro bravo se extinga, como ha pasado en otros lugares donde se abolió las corridas de toros. “El mundo del toro ha sido usado como moneda de cambio en Cataluña y siguen utilizándolo. Prohibir para proteger sin más alternativas o explicaciones, por eso pido respeto, sobre todo a esa parte de políticos que se manifiestan en contra del toro. A ellos si les exijo, que den una alternativa real para el toro” y aunque también responsabilizó a sus compañeros de esta situación por haber estado mirando hacia otro lado, reconoce que el movimiento anti-taurino nace del desconocimiento. “Cierto es que el mundo del toro, es un mundo muy cerrado, por eso aporto mi granito arena. Abrirlo para conocerlo mejor y se pueda valorar mejor. Si de verdad supieran como es el mundo del toro habría más aceptación”, sentencia el diestro.

Por Monica Vergara.

FUENTE: http://www.esdiario.com/

Cambio los ruedos por las aulas universitarias.

image
Old School.

De SOL y SOMBRA.

Cayetano Rivera Ordóñez da un cambio a su vida y regresa a las aulas universitarias. Después de retirarse temporalmente de las plazas de toros en 2012, el hijo pequeño de Paquirri y Carmina Ordóñez ha decidido rehacer su vida estudiando un máster de empresa en el IESE, en Madrid, un centro elitista al que solo tiene acceso un selecto grupo de hombres y mujeres.

El diestro acude a recibir clases dos veces por semana con un look más desenfadado, barba de varios días, mochila al hombro y libros en la mano. Lejos queda su época de modelo para Armani y Loewe, donde el matador aparecía con una imagen más refinada y sin la barba-hipster que ahora se deja crecer. 

Cayetano se ha dejado ver junto a sus compañeros a la salida del centro, con los que parece llevarse de forma cordial y comparte impresiones sobre las asignaturas.

El torero, de 37 años, tras abandonar los ruedos, ha buscado otras ocupaciones. Ahora, de momento, se refugia en los libros.  

Vía: http://www.estrelladigital.es/articulo/corazon/cayetano-rivera-cambia-ruedos-aulas/20140319193941188295.html

Cayetano se entrena para regresar a los ruedos.

20130904-085339.jpg

De SOL y SOMBRA.

Un año después de que anunciara su retirada temporal de los ruedos, Cayetano Rivera vuelve a alimentar los rumores sobre su regreso a las plazas de toros.

El diestro está entrenándose meticulosamente con la idea de reaparecer la próxima temporada 2014.
Será una reaparición muy estudiada, con una gran repercusión mediática y una buena campaña en un cartel de lujo.

También se dice que regresaría nuevamente bajo el brazo de Curro Vazquez, su apoderado desde sus inicios.

Un año muy productivo…en lo social.

En el comunicado emitido en octubre de 2012, en el que el diestro anunciaba su retiro, aseguraba que, durante el tiempo en el que estuviese alejado de los ruedos, se dedicaría a otras actividades, entre ellas los negocios que tan buenos ingresos le han reportado al menor de la saga 2

Cayetano pujó junto a su novia Eva y a su tío Curro Vázquez por la adjudicación de un mercado gourmet en Sevilla, enfrentándose a su propio hermano Francisco, quien finalmente se hizo con la concesión junto a su socio Carlos Herrera.

Además, ha continuado con su formación empresarial, participando en los cursos impartidos por la Escuela de Negocios Edem.

Durante este tiempo, el diestro ha seguido conectado al mundo de la moda, volviendo a ser imagen de la firma Loewe para el relanzamiento de un nuevo perfume.

Un año en el que el matador tampoco ha querido dejar de lado su apoyo a diversas causas solidarias, como su compromiso con la Fundación Prodis, para la que posó en su calendario benéfico –cuya recaudación ha ido destinada a mejorar la vida de quienes padecen Síndrome de Down–, además de su trabajo en la Fundación Yo Niño, que creó junto a sus hermanos para ayuda a la infancia.

Twitter @Twittaurino

El Adiós de los hermanos Rivera Ordoñez.

Por Luis Cuesta para De SOL y SOMBRA

Cayetano Rivera Ordoñez anuncio su retiro de los ruedos la semana pasada, admito que la noticia me tomo por sorpresa, aunque es el tipo de noticia que estas esperando recibir tarde o temprano. A su retirada se sumaria días después la de su hermano Francisco, terminando así y tal vez de una manera definitiva, con una dinastía muy importante de los escenarios taurinos.

Saber decir adiós ha tiempo en cualquier profesión es una virtud difícil, pero cuando se toma la decisión no hay vuelta atrás. Cayetano se va cansado de un mundo al que pertenecía por sus orígenes, pero en el que poco pudo destacar fuera de un promisorio inicio y dos actuaciones claves en su carrera: su confirmación en Madrid y la reaparición de Jose Tomas en Barcelona.

Recuerdo hace algunos años en Guadalajara cuando lo conocí por un amigo mutuo, con el que había estudiado en Estados Unidos, estaba en una faceta incipiente de actor o quizás de modelo, no se hablo de toros en aquella ocasión, ni parecía interesado en el tema, por lo mismo nunca imagine que ya en su madurez, anunciara que quería ser torero.

De la mano de su tío Curro Vazquez consiguió en poco tiempo levantar expectativas muy altas, que se fueron diluyendo entre los algodones con los que se manejo su carrera, solo hay que recordar su confirmación en la Plaza Mexico, país al que nunca volvió ha regresar como torero.

Consciente de que los carteles estrella han pasado para el, así como de lo difícil que le resultaría mantenerse en las grandes ferias con la comodidad acostumbrada y llevandose buen dinero, ademas de que para el 2013 no tendría su apoderado el apoyo del factor Morante, es por eso quizás que Cayetano ha dicho adiós para dedicarse a otras actividades.

Francisco su hermano es un caso diferente, ya que desde sus inicios era el heredero natural de las glorias de su familia, el fin de su carrera me dice que se va un torero que pudo haber llegado a lo más alto y que, sin embargo, se quedó a medio camino.

Con muchas mas condiciones que su hermano para ser torero cerro el año de 1995 con más de cien festejos, la siguiente temporada del 96’ tomó la alternativa en la Feria de Abril de Sevilla de manos de “Espartaco” y de testigo “Jesulín de Ubrique”. Aquella tarde estuvo a punto de abrir la Puerta del Príncipe, lo que volvía a corroborar su inevitable ascensión. Esa misma semana, ante la afición sevillana, le cortó las dos orejas a un toro de Sánchez de Ybargüen.

Las siguientes temporadas fueron su prueba de fuego pero algo paso en el camino a la cumbre, ya que los triunfos de sus inicios comenzaron a disminuir y empezaron a contabilizarse. Fue en ese lapsus cuando Francisco decidió compaginar su actividad en los ruedos con otras facetas como la de empresario.

Pasada la expectación dejo de ser una promesa para reinvertarse en un torero mediatico, que aunque no bajo tanto en el numero de festejos en los que se anunciaba, estos si disminuyeron en su calidad.

En el 2009 recibió la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, una concesión muy polémica, que no agradó a otros compañeros y dividió el mundo del toreo. Paco Camino, y José Tomás devolvieron a Cultura las Medallas que les habían concedido con anterioridad como protesta.

Con varios negocios en su portafolio que van dede lo taurino hasta empresas vinícolas, Francisco ha puesto fin a su carrera el pasado sábado 13 de octubre en la feria del Pilar de Zaragoza, tras 17 temporadas en activo.

Se van los dos hermanos como llegaron, rodeados siempre de la polémica, pero eso en su mundo no es nada raro, ya que han crecido siempre rodeados de ella y bajo la sombra de sus antepasados. Quizás ahora alejados ya de los ruedos, puedan forjar su propia historia con una mayor libertad y soltura.

El adiós siempre está presente en nuestras vidas, es una idea romántica, nostálgica, cruel, melancólica y a veces hasta vengativa…pero, sobre todo, es humana, porque lo cierto es que vivir es encuentro y despedida.

Que bueno seria que algunos de nuestros coletas nacionales que se aferran al sueño de convertirse en figuras del toreo, a sus casi 40 años, también supieran decir adiós y dejaran su lugar a los jóvenes matadores que vienen pisando fuerte.

Es lo que digo yo.

Twitter: @LuisCuesta_