Aguascalientes: A hombros Ignacio Garibay en su despedida de los ruedos

Lleno de emotividad y sentimiento hoy se dio cerrojo a veinte años de trayectoria como torero puntero en México,por parte de Ignacio Garibay, delante de un entregado público hidrocálido así como su familia y amigos.

Nota y Fotos: Luis J. Santos F.

Aguascalientes, Ags. 5 de mayo de 2019.- día de hoy los que asistimos a la Monumental Plaza de toros San Marcos en Aguascalientes tuvimos la oportunidad de ser parte de la historia en la tauromaquia nacional, ya que el matador de toros Ignacio Garibay se ha despedido de los ruedos, se ha cortado la coleta, y ha dejado en el ruedo aquicalidense alma vida y corazón en cada uno de sus tres toros, ya que ha lidiado a dos toros de la ganadería de Barralva y un sobrero de Montecristo, al cual le ha tumbado dos orejas.
Junto con Garibay (gris y oro) hicieron el paseillo Sebastián Castella (turquesa y oro) y Sergio Flores (azul y oro) para lidiar un encierro de Barralva que ha sido malo y del que se esperaba más ya que ha estado desigual en su presentación y como ya lo he mencionado, no ha dado juego ni se ha prestado para el lucimiento de los alternantes.

Vayámonos por partes.

Sebastián Castella solamente tuvo algo de cooperación con el segundo toro de su lote. En su primero estuvo siempre por encima de las condiciones del toro pero poco pudo hacer ante un manso de postín. De tal forma, al encontrar algo de movilidad en su posterior turno Castella construyó una lidia de pocos pases pero de calidad. Tuvo que torear a media altura y siempre cruzándose mucho. Se puso pues un ‘arrimón’ muy a la francesa, y éste le ha funcionado para que el respetable solicitara tras una estocada contraria la entrega de una oreja. En el palco de la autoridad el Juez de plaza vió algo muy distinto y fiel a su estilo -otorgar a manos llenas a los coletas extranjeros- sacó de inmediato las dos orejas, cosa que le fue protestada con fuerza.

Por su parte Sergio Flores ha tenido que hacer una labor de mucha insistencia con su primer enemigo, toro con genio y con embestidas descompuestas que le ‘pidió carnet’ al matador tlaxcalteca. Éste no se echó para atrás y con el buen sitio que tiene le hizo una lidia -no faena- de poder y de muleta llena de técnica para someterlo. Al tirarse a matar se fue muy por derecho para dejar una estocada en todo lo alto y entera, sin embargo el toro se lo llevó por delante, lo hizo volar y tras el terrible golpe al mal-caer hizo por el volviéndolo a zarandear dejándolo noqueado.

Sus compañeros de cartel y las cuadrillas lo cargaron a la enfermería de la cual salió ‘haciendo el borrachito’ del batacazo que se llevó para ver rodar por la arena a su primer enemigo. Le cortó una oreja para dar paso a la enfermería de la cual no saldría solo para lidiar a su segundo enemigo, un toro que no traía un pase así que tuvo que abreviar. Pidió poco después permiso para abandonar la plaza y fue trasladado al hospital para una segunda valoración.

Volviendo con Garibay hay que decir que en la lidia ordinaria le ha tocado quizá el lote más malo de la tarde, sin embargo siempre fiel a sus convicciones y como todo un profesional le plantó cara a sus dos toros, obligándoles a pasar y embestir, sacando agua de las piedras y sometiéndoles para hacer lidias importantes que no ha podido coronar con la espada. Hay que mencionar que en su segundo ha brindado de manera emotiva a su Esposa agradeciéndole por estar siempre a su lado y toreando bajo las notas de ‘Las Golondrinas’. Cuando pensábamos que quizá la despedida había sido un tanto injusta para su larga y fructífera carrera Ignacio anunció el regalo de un sobrero de la ganadería de Montecristo. Y no pasaré por alto mencionar el desaire con toda falta de cortesía y educación por parte de los ganaderos de Barralva que al no verse favorecidos con la  lidia de un sobrero de ellos abandonaron el recinto al caer el sexto de la tarde.

En el de regalo el torero ha podido encontrar a un toro con transmisión y fuelle y así recrear con emoción y sentimiento todo su saber taurino para coronar su actuación con un estoconazo que le ha valido la entrega de dos orejas y junto con ellas el cario y los aplausos de toda la afición presentes. Al terminar de recorrer el ruedo y en los medios del redondel en compañía de sus hijos su Sr. padre le ha retirado el añadido. Llega así a su fin la era en activo de Ignacio Garibay como torero. Vaya para la Enhorabuena por una trayectoria profesional, entregada y muy torera.

Se abre una pausa en los festejos para regresar el día 8 de mayo para presenciar el festejo en el que se llevará a cabo el Concurso de Recortadores.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s