La sangre guanajuatense de Don Alberto Baillères: su padre era de Silao y su madre de León.

El empresario de 90 años, que murió este 2 de febrero, tenia sangre guanajatense ya que su padre Raúl Bailléres, nació en Silao y su madre Celia González en León.

El pasado 2 de febrero murió el gran empresario Don Alberto Bailléres González, pero ¿De dónde viene su origen familiar? Aquí te lo decimos.

Sus padres nacieron y crecieron en Guanajuato, aunque Don Alberto nació en la Ciudad de México, su padre Don Raúl Bailléres nació en Silao de la Victoria, Guanajuato, aunque tenía orígenes franceses confesó el empresario en una entrevista. Su madre Celia González era de originaria de León y fue descrita por su hijo como «una mujer hermosa, de una gran personalidad y sencillez».

El origen francés de la familia viene desde su bisabuelo, peros los padres de Don Alberto siempre le inculcaron el amor por México y su cultura.

«Mi bisabuelo, francés, emigró a México y fue comerciante y agricultor: se dedicó al campo en los alrededores de Silao, Guanajuato, e inclusive tuvo un rancho que le llamaban el Plan Baillères, porque era un valle productor de muchos cereales y granos».

Su padre Raúl se dedicaba con mucho éxito al comercio agrícola, compraba y vendía frijol, trigo, maíz y otros cereales. Por este motivo, el círculo de Don Alberto decía que venía de una familia privilegiada, pero Don Alberto siempre defendió que uno de los valores que le enseñó su padre fue el del trabajo, ganarse las cosas por su propio mérito. Además de la honestidad y la disciplina.

«En sus negocios, mi padre siempre actuaba con un sentido de responsabilidad social. Por ejemplo, decía siempre que hay que pagar los impuestos, pues es lo que permite que el país progrese. Éste es un ejemplo de cómo entendía lo fiscal, de su forma de ser, de cumplir realmente como un contribuyente honesto y que sus negocios contribuyeran para el desarrollo del país, a la vez que creaba empleos», dijo en alguna ocasión Don Alberto Bailléres en entrevista con el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

Una de las grandes pasiones de Don Alberto Bailléres era la tauromaquia., donde fue un gran impulsor de la tauromaquía mediante la crianza de toros de lidia y administrando múltiples plazas de México y España.

Las divisas color verde y oro de Begoña y la distintiva morado y amarillo de San Miguel de Mimiahuápam dan testimonio del trabajo y esfuerzo que con los años consolidó a estas dos ganaderías en el mundo taurino.

Otras ganaderías propiedad de Don Alberto Bailléres González fueron Santa Teresa, San Martín y Zalduendo en España.

Descanse en paz Don Alberto.

Con información de La Silla Rota.

Deja un comentario