Feria de Sevilla: las tres ‘balas’ para que Morante abra la Puerta del Príncipe.

Por Javier Romero.

José Antonio Morante Camacho, tendrá varias oportunidades durante la Feria de Sevilla para poder salir por segunda vez en su vida a hombros por la Puerta del Príncipe de la de la capital andaluza. La del 19 de abril de 1999 queda muy lejos.

En su temporada de ensueño, que casi se ve interrumpida por la aparatosa voltereta que sufrió el pasado 16 de abril en la reinauguración de la plaza de toros de La Línea de la Concepción, el torero cigarrero tiene seis paseíllos firmados en La Maestranza. Después del fiasco del Domingo de Resurrección, debido al mal juego de los toros de Juan Pedro Domecq, sólo le quedan cinco, tres durante la primavera y otras dos en la Feria de San Miguel, para poder salir a hombros mirando a Triana.

Es Morante el eje del ciclo continuado de once corridas de toros y una de rejones que comienza el miércoles 27 de abril con un encierro de Santiago Domecq y con José Garrido, Joaquín Galdós y Alfonso Cadaval, el hijo del Moranco César Cadaval, en el cartel.

El jueves 28 es el turno de los toros de El Parralejo con , y . Estos dos últimos tienen otras dos tardes en Sevilla. Perera tratará de recuperar el estatus de figura tras quedarse fuera de San Isidro y Luque afianzar la remontada para estar entre los primeros. El torero sevillano llega al coso del Baratillo después de un esperanzador comienzo de temporada y con el reciente éxito en la plaza francesa de Arles.

En estos festejos, previos a lo que se conoce como farolillos, es decir, la Feria de Abril oficial y que por el capricho del calendario este año se celebra íntegramente en mayo, del 1 al 7, tiene Morante la primera bala con la corrida de Jandilla del viernes 29 de abril. Acompañan al diestro de La Puebla Diego Urdiales y .

Urdiales, «ilusionado» con Sevilla

Diego Urdiales vuelve a Sevilla después de cortar dos orejas el año pasado en el encierro de Garcigrande en el que el de Arnedo llegó definitivamente a la afición sevillana. Sobre este tema habló con LD y aseguró «es evidente» y que ya se sentía «muy reconocido por el público y la afición de Sevilla antes del triunfo porque ya había tenido tardes que sin ser un triunfo rotundo ya habían calado». «Así me lo habían manifestado muchos aficionados durante mucho tiempo», añadió.

«Ahora no cabe duda que después del año pasado ha sido una consolidación de mi forma de interpretar el toreo y poder hacerlo en esa plaza», afirmó Urdiales que tiene «un problemilla» de cara a la corrida del viernes 29 de abril. Ese «problemilla», en palabras del diestro riojano, es la recuperación de la cogida que tuvo el 18 de marzo en la donde, además de una cornada interna en el muslo izquierdo, Urdiales tiene «un pinzamiento cervical» que le provoca «dolores tremendos».

Para torear el torero se pincha «corticoides» y para hacerlo en Sevilla en unos días están planeando hacer «una infiltración en esa zona». «Llegar vamos a llegar el tema es el dolor que tenga», advirtió Urdiales. El matador de toros de Arnedo indicó que va a La Maestranza «con una ilusión muy grande» y más «después de haber vivido uno de los días más bonitos de mi vida como torero». «Volver a esa plaza, a esa feria y un día tan importante» le provoca «muchísima ilusión y muchísima esperanza que podamos volver a vivir otra tarde inolvidable».

La sustitución de Emilio de Justo

El pasado Domingo de Ramos en Las Ventas Emilio de Justo se encerró en solitario con seis toros de distintas ganaderías. Entrando a matar al primero de la tarde recibió una fuerte voltereta y a caer se fracturó dos vértebras cervicales. Aunque ya le han dado el alta hospitalaria esta lesión impedirá al torero extremeño participar durante varios meses en la temporada 2022 en la que estaba luchando por el cetro de la tauromaquia.

De Justo, que tampoco toreará las tres tardes que tenía firmadas en la Feria de San Isidro, dejó dos huecos vacantes en Sevilla. La primera el sábado 30 de abril en la corrida de Victorino Martín. La empresa Pagés decidió que el festejo se quedara en un mano a mano entre Antonio Ferrera y Miguel Ángel Perera cuando parte de la afición esperaba que se contara con alguno de los toreros triunfantes del festejo de oportunidad de toreros sevillanos del 24 de abril.

‘Farolillos’ de alto voltaje

El primer festejo de la semana de farolillos es una corrida de rejones prevista para el domingo 1 de mayo. Los Hermoso de Mendoza, padre e hijo, lidian junto a la rejoneadora francesa Lea Vicens un encierro de San Pelayo y El Capea. La enésima ausencia de la principal figura del rejoneo, el hispano-luso Diego Ventura, del abono de Sevilla convierte este festejo en un descafeinado acercamiento al toreo a caballo tan falto de competencia real.

El lunes 2 de mayo hay anunciado uno de los carteles más potentes del ciclo. El que une dos de los toreros más poderosos del escalafón con un torero joven que viene arreando fuerte desde que abrió de novillero la Puerta Grande de Madrid en 2019. Esta corrida de Victoriano del Río, posiblemente la ganadería más regular y la que en mejor momento se encuentra, la lidian Julián López ‘El Juli’, en el primero de sus tres compromisos en Sevilla, el peruano Andrés Roca Rey, que lleva arrasando allí donde torea desde que comenzó la temporada 2022, y la joven promesa del toreo Tomás Rufo.

Pablo del Río, hijo del ganadero Victoriano del Río, habló con LD del encierro que tienen preparados para La Maestranza. Aseguró que la corrida «es más sevillana que otros años» y que «al disponer de más cantidad de animales entendemos que es una corrida más del gusto de la afición de Sevilla, más armónica y pareja». Cuentan los ganaderos madrileños con «cinco cinqueños y cuatro cuatreños» que «conforman el tipo de toro que llamamos toro de Sevilla, el bajo, largo, bien hecho y con una conformación de pitones bonita».

Sobre los diestros que van a lidiar a sus toros señaló que son «muy de nuestro gusto y de nuestra casa» y reconoció «que están en un momento muy bueno». Pablo del Río dijo que «a ‘El Juli’ le pudimos ver el otro día en Arles y ¿qué vamos a decir de él? Es una máxima figura que en cuanto se escurre un animal y le deje dos embestidas buenas lo va a reventar».

En cuanto a los compañeros de cartel reconoció que «el momento de Roca Rey es inmejorable. En Valencia, con una corrida nuestra, lo pudimos comprobar y me atrevo a decir que está en en el mejor momento de su carrera actualmente. En el momento que un toro le brinde una embestida le va a formar un lío importante». Pablo del Río, además, destacó lo que definió «la sorpresa de Tomás Rufo». Dijo del toledano que «cuenta con cada corrida como un triunfo y que la entrada con las figuras no le ha asustado». Señaló que todavía, no está «al nivel de ellos pero sí muy próximo, parece que puede ser uno de los que está llamando a las puertas del futuro».

Para el martes 3 de mayo vuelve Juan Pedro Domecq después del petardo del Domingo de Resurrección. Esta vez lidian sus toros Daniel Luque, Álvaro Lorenzo y Ginés Marín, una terna de matadores de toros que quieren dar su golpe en la mesa y que tienen mucho que decir.

‘El Juli’, encabeza el cartel de su ganadería predilecta, Garcigrande-Domingo Hernández, del miércoles 4 de mayo junto a Manzanares y Pablo Aguado. Éste último regresa a La Maestranza después del Domingo de Resurrección con la esperanza de la afición de que se repita la tarde mágica de la Feria de 2019 en la que cortó cuatro orejas.

Diego Urdiales tiene su segunda tarde de la Feria el jueves 5 de mayo con el regreso de Cayetano Rivera a Sevilla y junto a Paco Ureña en la corrida de Matilla. El riojano cierra así su merecida inclusión en el abono maestrante con dos tardes de expectación.

La siguiente oportunidad de Morante está fijada para el viernes 6 de mayo en otro de los carteles que a estas alturas rondan el ansiado No Hay Billetes. En el encierro de Núñez del Cuvillo el diestro de La Puebla se verá las caras de nuevo con Juan Ortega, el último exponente del toreo de Triana y uno de los grandes esperados de la afición sevillana, tras el Domingo de Resurrección y con el huracán Roca Rey, que trenzará su segundo paseíllo en La Maestranza en esta tardía Feria de Abril.

Un día después, el sábado 7 de mayo, Morante de La Puebla cerrará su participación en el ciclo primaveral junto a ‘El Juli’ y Manuel Perera ante los toros de Torrestrella. Perera, que tomará ese día la alternativa, es el pupilo del torero retirado Juan José Padilla. Y si en esta Feria de Abril que se celebra en mayo no es, Morante de La Puebla tiene en otoño, en San Miguel, otras dos oportunidades para poder divisar Triana a hombros de sus partidarios desde el albero maestrante.

El colofón a la Feria de Sevilla

Otro de los festejos señalados en rojo en el calendario taurino es el que cierra la Feria de Abril de Sevilla. Es la corrida de Miura con la que desde hace unos años se pone punto y final a la Feria. Este año, además del legendario hierro que pasta en Zahariche, el festejo tiene un protagonista muy especial: el matador de toros Manuel Escribano.

El diestro de Gerena cortó dos orejas a Cuajadito uno de los pupilos de Antonio y Eduardo Miura en la pasada Feria de San Miguel y rozó la Puerta del Príncipe. El propio Escribano, que ya había desorejado a otro miura en 2013, ha sido el único torero que ha indultado a un toro de esta ganadería en toda la historia del toreo. Sucedió en Utrera en 2019. También ha sido de los pocos matadores que han indultado a un toro en Sevilla, el recordado Cobradiezmos, de Victorino Martín, en 2016.

El apoderado de Manuel Escribano, el torero retirado José Luis Moreno, contó a LD que estos días previos se encuentran «preparando todo» y con asuntos de «promoción para que todo esté bien» el próximo domingo 8 de mayo. Señaló que el matador de toros «está super feliz» y que esa felicidad la mantiene «desde que se anunció la corrida». Asegura que «es la vez que más feliz y más satisfecho está desde que torea en la Feria de Sevilla». «Es el año en el que va con la máxima ilusión», remarcó.

Sobre la encerrona indicó que «era algo que tenía Manuel en mente» y que se lo propusieron a la empresa Pagés «el mismo día en el que fuimos a liquidar la del año pasado». «La empresa lo estuvo valorando y poco a poco se fue fraguando el tema. La pensó, la barajó y vio que era el momento de hacer un acontecimiento de este calibre y, la verdad, que va a ser un evento taurino de máximo nivel», explicó Moreno.

En cuanto a la corrida reveló que la conocen y que «como no puede ser de otra manera está muy bien presentada, hay toros que gustan aunque el toro de Miura no te entre por los ojos, suele ser un toro grande y bien armado. Sí es verdad que hay toros que dan buena impresión. Pero en esta ganadería, más que en cualquier otra, nunca se sabe».

Y después de la Feria, ¿qué?

La corrida de Manuel Escribano en solitario en La Maestranza coincide con el inicio de la Feria de San Isidro. Para el aficionado a los toros se trata de más de cuarenta días consecutivos de toros en las dos principales plazas del mundo.

En Sevilla la temporada no termina. El domingo 22 de mayo comienza el ciclo de novilladas con picadores que semanalmente se lidian en el albero maestrante. Ese día, y con novillos de Núñez de Tarifa, se verán las caras Manolo Vázquez, Jorge Martínez e Isaac Fonseca. El domingo siguiente Pablo Páez, Jaime González-Écija y Álvaro Burdiel lo harán con novillos de Villamarta. Ya en junio las novilladas se trasladan a los jueves. El día 9 Santana Claros, Jesús Álvarez y Manuel Diosleguarde se enfrentarán a los novillos de José Luis Pereda. El 16, ante los de Juan Antonio Ruiz ‘Espartaco’, Emilio Silvera, J. P. García ‘Calerito’ y Daniel de la Fuente harán el paseíllo. Para terminar estas festejos del mes de junio, el 23 de junio se lidiarán reses de Torrehandilla para El Melli, Lalo de María y Joselito Sánchez y el 30 los de Buenavista para Curro Durán, Marcos Linares y Mario Navas.

El abono sevillano concluye en otoño con la Feria de San Miguel en la que Morante de La Puebla tiene firmadas dos tardes. La primera será el viernes 23 de septiembre. El cigarrero lidiará junto a Juan Ortega y Tomás Rufo un encierro de Matilla. Al día siguiente Juan Pedro García ‘Calerito’ tomará la alternativa en la de Victoriano del Río con José María Manzanares de padrino y Roca Rey de testigo. La feria otoñal la cerrará la tercera comparecencia de Juan Pedro Domecq y la sexta de Morante en el abono maestrante. El de La Puebla estará acompañado de Ginés Marín y Pablo Aguado.

Publicado en Libertad Digital

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s