Feria de San Isidro: Los carteles de medio pelo ya dejan vacíos los tendidos.

Por Carlos Ilián.

Ha sido la peor entrada en un San Isidro que recordamos en muchos, muchísimos años. Es verdad que la empresa deja a los abonados la libertad de sacar un número determinado de entradas para los festejos que así lo deseen, con la obligación de retirar las correspondientes a las tres novilladas. Y el cartel de ayer ha sido uno de los que el abono no ha considerado. Pero con todo ese aspecto semivacio en la sombra y desierto en sol es todo un aviso. Habrá llenos y se agotará el papel en otras tardes sin embargo estas corridas de medio pelo que hasta hace muy pocos años registraban entradas cercanas a los tres cuartos dan exactamente la medida de la fuerza de la fiesta, y ayer ha sido un timbre de alerta.

Con muy pocas excepciones el espectáculo de ayer daba la razón a los que se quedaron en casa. Tan solo la muy torera y profesional actuación de Javier Cortés y el juego codicioso del cuarto toro, además del tesón de López Chaves ante un lote infumable, nos dejaron algo reseñable. En efecto, Javier Cortés que había estado con enorme oficio e impecable interpretación de las suertes ante la corrida de El Pilar, ayer dejó momentos muy estimables en su primer toro en el que anduvo muy acelerado en la primera parte de la faena de muleta pero que en el tramo final, ya más reposado , se templó y se gustó en los mejores naturales de la tarde. El quinto toro además de quedarse muy cortito nunca se empleó por bajo y sin embargo Cortés logró meterlo en el engaño alargando el muletazo. Técnica y paciencia del torero madrileño.

López Chaves tiene el mérito de seguir en activo por pura afición sin recibir, en general, un buen trato de las empresas. Hizo gala de esa tenacidad intentándolo todo con el buey que salió en primer lugar, tan parado como el caballito de un fotógrafo callejero, de los de antes, claro, y en el cuarto insistió hasta el límite para meter en la muleta la embestida distraida y por las nubes del de Pedraza.

El venezolano Colombo lo ha pasado muy mal ante las exigencias de un sector del público por su pésima concepción del toreo, descentrado y sin concebir las suertes encajado de verdad. Solo una tanda por el pitón derecho muy ligada a su primer toro se puede rescatar de una labor espesa que en el manso lidiado en sexto lugar resultó insufrible.

Plaza de Madrid. Undécima corrida. Menos de media entrada. Toros de Pedraza de Yeltes (4), tan serios como deslucidos, con embestidas con la cara arriba y quedándose cortos, solo el buen tranco del segundo y la codicia del cuarto tapan algo una mala corrida. López Chaves (5), de azul marino y oro. Estocada caída (saludos). Bajonazo (silencio). Javier Cortés (6), de negro y oro. Estocada corta perpendicular y dos descabellos. Un aviso( saludos). Estocada desprendida (silencio). Jesús Enrique Colombo (3), de azul marino y oro. Estocada delantera y caida. Un aviso (. Estocada caída y un intento de descabello. Un aviso (silencio).

El cartel de hoy: Toros de Victoriano del Río para José Maria Manzanares, Fernando Adrián y Roca Rey.

Publicado en Marca

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s