Bilbao: La noche de Miura se echó sobre Vista Alegre.

El desrazado y negado juego de los toros y la tormenta ponen un triste final a la feria de Bilbao.

Por Carlos Ilián:

Hace 157 años, en agosto de 1865, se lidió por primera vez en Bilbao una corrida de Miura. En este siglo y medio ha sido, con diferencia estratosférica la ganadería que en mayor número de veces ha figurado en los carteles de las Corridas Generales. Una historia inigualable plena de grandes momentos entre los que no han faltado los toros de leyenda, los percances de grandes figuras y hasta un hecho impactante como fue la gravísima cogida del padre de Manolete en 1913 que luego sería casi un trágico presagio de los que ocurriría también en las astas de un Miura en Linares 34 años después.

Y ayer de nuevo los miuras en Bilbao. En otra época, en otras circunstancias. La misma divisa, la misma leyenda y es eso, leyenda es los que se mantiene en esta ganadería. Ayer en Bilbao la corrida de Miura ha sido un derroche de moruchez, de juego imposible, de hachazos y de embestidas por, las nubes. A partir del cuarto toro se hizo casi de noche en Vista Alegre, una oscuridad que hacía juego con la noche de Miura.

Con este género López Chaves estuvo hecho un jabato, a cara de perro, entre muletazos por alto y gran dósis de paciencia para cubrir el expediente con un lote infame. Manuel Escribano se libró del miura que salió en segundo lugar, un novillote que perdía las manos y fue de nuevo a los corrales. Salió un sobrero de La Palmosilla que al menos se empleaba en la muleta aunque con poca codicia. Escribano, acusó muy baja forma y no pasó de un trasteo anodino. En el quinto intentó el toreo de muleta sin el más mínimo resultado ante otro miura imposible. Fortes se plantó ante sus dos toros en un imposible simulacro. Trasteo inútil. Al liquidar al sexto casi era de noche en Bilbao. La tempestad…y la noche de una divisa con más historia y leyenda que presente.

Plaza de Vista Alegre. Novena y última corrida. Entrada: un cuarto del aforo. Toros de Miura (0)., con muchos kilos, muy popco trapío y una moruchez escandalosa. Embestidas por las nubes, embestidas cruzadas, gazapeo y ni una sola oportunidad para los tres matadores. Un sobrero (2º), de La Palmosilla que se dejó hacer el toreo sin fondo. López Chaves (5), de azul soraya y oro. Pinchazo y media estocada (saludos), Manuel Escribano (4), de verde botella y oro. Pinchazo hondo y bajonazo (silencio). Pinchazo y estocada (silencio). Fortes (5), de gris azulón y azabache. Estocada delantera y cuatro descabellos. Un aviso (saludos). Estocada corta y un descabello (palmas).

Publicado en MARCA

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s