Paco Ojeda, premio Nacional de Tauromaquia.

paco-ojeda-david-mcewen

Por Antonio Lorca.

El matador de toros gaditano Paco Ojeda, retirado de los ruedos, ha sido galardonado con el Premio Nacional de Tauromaquia, instituido por vez primera este año por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y concedido por un jurado compuesto con representantes de distintos sectores taurinos.

Reunido en Madrid bajo la presidencia del Subsecretario del ministerio, Fernando Benzo Sáinz, el jurado ha fallado conceder por mayoría el premio al diestro Paco Ojeda, ‘por su gran personalidad estética y la enorme influencia que su concepción del toreo ha tenido en toda la tauromaquia posterior’, según una nota del ministerio.

Paco Ojeda tiene 57 años, está apartado de los ruedos y su irrupción en la fiesta supuso una enorme conmoción por su forma de concebir el toreo y acortar las distancias en la cara del toro.

Ojeda nació en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) el 6 de octubre de 1955, y tomó la alternativa en El Puerto de Santa María el 19 de julio de 1979 de manos de Santiago Martín «El Viti», y José Luis Galloso como testigo. La confirmó en Madrid, el 25 de julio de 1982, apadrinado por José Luis Parada y con Gallito de Zafra como testigo, con el toro ‘Canastillo’, de Cortijoliva. En esa aparición y en otra el mismo verano provocó una auténtica revolución en el mundo taurino.

La composición del jurado ha sido la siguiente: Presidente: el Subsecretario de Educación, Cultura y Deporte, Fernando Benzo. Vocales: Carlos Núñez, Pedro Moreno Meyerhoff, María Teresa Cobaleda, Juan Antonio Gómez-Angulo, Mónica Pérez Alaejos, María del Mar Mayoral Figueroa, María Isabel Carpio, Andrés Amorós, José Luis Moreno Manzanaro, Pío García-Escudero, Enrique Múgica y Beatriz Badorrey Martín. Actuó como secretario José María Fernández Lacasa, Vocal Asesor del Gabinete Técnico de la Subsecretaría de Educación, Cultura y Deporte.

Llama la atención que el mismo día, el Consejo de Ministros y el Ministerio de Cultura concedan sendos premios taurinos. El primero, la Medalla al Mérito en las Bellas Artes, ha recaído en el rejoneador sevillano Ángel Peralta; el segundo, instituido este año por primera vez, en el torero sanluqueño.

Via www.elpais.com

LO DE PACO OJEDA SUENA A TONGO.

Por Carlos Ilián

Dicen, quienes le conocen, que el ministro de Educación es un gran aficionado a los toros. No lo discuto. Pero en todo caso lo del I Premio Nacional de Tauromaquia, que acaba de conceder su departamento, ha sido un auténtico petardo. Cuando se dió a conocer el nombre de Paco Ojeda como ganador de tan prosopopéyica distinción, nos quedamos perplejos.

¿ Por qué Paco Ojeda ?. Es verdad que este torero tuvo su momento importante allá en las temporadas 82 y 83 y luego se mantuvo a un nivel decoroso, aunque excepto en Francia y en momentos puntuales en España, como aquella faena por derechazos en Sevilla en la feria del 88, su carrera hasta la retirada apenas dejó huella.

Dicen los jurados que se ha tenido en cuenta el papel innovador de Ojeda. En este caso el premio se debió conceder a Dámaso González quien introdujo esa manera de torear en un palmo de terreno, pasándose el toro por detrás y por delante. No fue pues Ojeda el introductor de esta «tauromaquia».

Si se trataba de premiar una trayectoria de toreros que dejaron huella, tenemos, antes que a Ojeda, a una larga lista en la que Santiago Martín «El Viti», Paco Camino, Curro Romero, Rafael de Paula, Luis Francisco Esplá, Joselito, LitriJulio Aparicio, y otros nombres aristocráticos del toreo de antes, merecen este galardón con enormes títulos tampoco, pues, era Ojeda el nombre a elegir.

Por todo lo anterior me surge la sospecha de un tongo chapucero para evitar que el premio se concediera a quienes aún están en activo. Y cuando asoma el nombre de José Tomás como segundo en la votación la cosa me ya huele muy mal. También los nombres de Enrique Ponce, El Juli y Morante de la Puebla aparecen con  argumentos suficientes. Pues no, han elegido a un Ojeda casi olvidado para no molestar a nadie. Al final la han cagado y una vez más, cuando los políticos meten la mano en la fiesta no hacen otra cosa que el ridículo.

Via www.marca.com

3 Comentarios »

  1. Parece mentira que en un jurado en el que aparece todo un premio novel como Vargas Llosa, ponga usted en duda la honorabilidad a la hora de designar a PACO OJEDA como justo merecedor de recibir esta distinción.
    No se trata de hacer una lista de artistas merecedores que podrán existir bastantes según los gustos de cada cual, pero existimos multitud de aficionados que no tenemos intereses particulares en querer pasar al olimpo por negar a OJEDA, que consideramos, como así lo ha hecho el jurado nombrado por este ministerio,que OJEDA independientemente del tiempo que permaneció en la fiesta fue, le guste a usted o no, el precursor del toreo actual del que vive y se aprovecha,con gran merito todo hay que decirlo, no solo el mas grande del momento,según gustos, José Tomas, sino todo torero que quiera ser importante en este maravilloso mundo del toro.

Deja un comentario