ARLES: Cebada Gago, el remedio contra el frío.

Fotos: Isabelle Dupin "Lagarto", premiado con la vuelta al ruedo.
Foto: Isabelle Dupin
“Lagarto”, premiado con la vuelta al ruedo.

De SOL y SOMBRA.

Gracias a la corrida de Cebada Gago, que siempre mantuvo el interés y presentó tres toros con posibilidades para el toreo, así como al buen oficio y entrega de BolivarDavid Mora, los aficionados arlesinos han podido olvidarse del frío que les produjo el viento Mistral proveniente de los Alpes.

Con mucho menos oficio anduvo el tercer espada Marco Leal, que, aunque estuvo digno, se le notó el poco bagaje que atesora ante corrida tan encastada como la de Cebada, muy del agrado del público “torista” de Arles. El primero de su lote de nombre “Lagarto” fue premiado con la vuelta al ruedo.

El primer toro de Bolívar fue bravo en el caballo y derribó en la segunda vara. En la muleta, sin humillar del todo, sin embargo, “se dejó” torear, y el colombiano, tirando de ambición, le sacó partido en una faena en la que demostró oficio e inteligencia. Mató de un gran estoconazo y cortó una oreja.

El garbanzo negro de la corrida fue el segundo toro, un animal con genio y de muy malas ideas, que, aunque le bajaron los humos con tres varas, desarrolló mucho sentido en el último tercio. David Mora, todo ambición, hizo un gran esfuerzo, que le costó incluso una fea voltereta, que el público arlesino le supo valorar, aunque sin poder llegar al triunfo.

Con el quinto pudo ofrecer Mora los mejores muletazos de la tarde frente a un animal que cumplió en el caballo y tuvo calidad en la muleta por el pitón derecho, aunque por el otro lado no quiso pelea. Mora supo cuajarlo con gusto sobre la diestra y demostró muy valor al natural, aguantando miradas y parones de escalofrío. Tras la estocada cortó una oreja.

FICHA DEL FESTEJO.

Toros de Cebada Gago, bien presentados y bravos en conjunto. El mejor, el tercero por el gran espectáculo que dio en varas y por su exigencia en el último tercio, premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre. Fueron buenos también quinto y sexto. Primero y cuarto “se dejaron” aunque sin acabar de “romper”. El segundo fue el más complicado por orientado.

Luis Bolívar oreja y palmas. David Mora ovación y oreja. Marco Leal ovación y silencio.

En cuadrillas, gran tercio de varas a cargo del picador Gabin Rehabi en el tercero, que acudió hasta cuatro veces al caballo, tres de ellas arrancándose de largo.

Twitter @Twittaurino

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s