ANÁLISIS de San Isidro 2018: El mundial del toreo en siete claves

Por Rubén Amón.

La sorpresa de Ginés Marín, de Enrique Ponce y de Juan del Álamo como triunfadores en la edición de 2017 demuestra que la feria de San Isidro desbanca las apuestas y se define imprevisible, más todavía en una edición, la de 2018, más hiperbólica y heterogénea que nunca, tanto por el número de tardes consecutivas -34- como porque la combinación de figuras, jóvenes aspirantes, alguna leyenda y muchos toreros de ultramar, enfatiza la idea del “mundial de la tauromaquia”. Requiere la psicología de alpinista y el tiempo libre de un pensionista acometer la descomunal isidrada. Empieza hoy con una novillada y termina el… 10 de junio con la superstición de los victorinos. Estas pueden ser la claves de San Isidro de 2018. O no.

Mano a mano.- El triunfo de Ginés Marín en la isidrada de 2017 y la canonización de El Juli en Sevilla con el indulto de “Orgullito” convierten acaso la tarde del 24 de mayo en la más atractiva del serial. Un antagonismo de generaciones y hasta de tauromaquias: el joven y el veterano, el esteta y el poderoso, el delfín y el rey. Ginés Marín aspira a revalidar el título. Y El Juli comparece en la plaza más hostil, pero también la que más le motiva.

Eterno Ponce.- Una sola tarde se anuncia El Juli. Una sola lo hace Enrique Ponce, revestido de los honores de la maestría y respetado en Madrid como nunca había sucedido. Ponce está en la eterna plenitud. De ahí la “comodidad” con que se anuncia el 30 de mayo, encabezando un cartel cosmopolita, pues el diestro valenciano, diestro y zurdo, comparte la corrida de Garcigrande con el francés Sebastián Castella y con el venezolano Jesús Enrique Colombo, cuya confirmación de alternativa esconde una de las sorpresas de la feria.

King Roca.- El diestro peruano Roca Rey ha dado razones para observarlo como una máxima figura en la feria de San Isidro. Torea dos tardes -18 y 23 de mayo-y se postula como nuevo “tirano” del escalafón, habiendo prosperado de la tauromaquia del arrimón a una concepción de la lidia más estética y más reposada. Su actuación en Sevilla es probatoria de su impresionante evolución. Roca Rey es una estrella de rock en América. Y puede ser un ídolo en Madrid.

Americanos….- La presente edición de San Isidro subraya la relevancia y la fertilidad de la tauromaquia de ultramar. Podría entonarse la canción más célebre de Bienvenido Mr. Marshall para recibir a los americanos con alegría. Y para detenerse en un cartel que Juan del Álamo, salmantino, comparte con el francés Juan Bautista y con cuatro compañeros de la otra orilla: Luis Bolívar (Colombia), Joaquín Galdós (Perú), Luis David (México) y Colombo (Venezuela).

Toreros de Madrid.– El enunciado no quiere decir que los toreros de Madrid sean necesariamente madrileños. Alude a los matadores que han logrado arraigarse entre las predilecciones y dogmatismos del público de Las Ventas, de forma que conviene estar muy pendiente de ellos: Paco Ureña, Curro Díaz, David Mora, Jiménez Fortes, Rafaelillo, López Simón.. y Álvaro Lorenzo, cuya salida a hombros en la tarde del domingo de Resurrección lo ha puesto entre los más cotizados.

CARTELES SEÑALADOS

16 de mayo.- Antonio Ferrera, José María Manzanares, Alejandro Talavante (Núñez del Cuvillo).

19 de mayo.- Curo Díaz, Joselito Adame, Juan del Álamo (Alcurrucén).

23 de mayo.- Miguel Ángel Perera, Alejandro Talavante, Roca Rey (Victoriano del Río).

24 de mayo.- El Juli y Ginés Marín (diferentes ganaderías).

30 de mayo.- Enrique Ponce, Sebastián Castella, Jesús Enrique Colombo (Garcigrande).

3 de junio.- Rafaelillo, Pepe Moral, Román (Miura).

6 de junio.- Antonio Ferrera, Miguel Ángel Perera, Ginés Marín (Alcurrucén).

10 de junio,.- Manuel Escribano, Paco Ureña, Emilio de Justo (Victorino Martín).

Las figuras.– Ausente Morante y ajeno José Tomás, las primeras figuras del escalafón, discutidas por definición y por rutina, torean en Las Ventas como quien sube las rampas del Gólgota. Se ha sumado a ellas Antonio Ferrera después de muchos años de legionario. Y encabeza uno de los carteles más atractivos del serial -torea el 16 de mayo con Manzanares y Talavante-, sin menoscabo de las tres tardes que remarcan el desafío de Miguel Ángel Perera en otra temporada inconformista y antisistema.

El toro toro.- Proliferan en la isidrada los hierros toristas. Y reviste interés la presencia de Pepe Moral con los miuras y los adolfos, aunque las ganaderías denigradas como comerciales -Alcurrucén, Cuvillo, Jandilla, Victoriano del Río, Garcigrande- dieron mucha talla el pasado año y removieron antiguos estereotipos. Quienes todavía recelan de ellas, podrán concederse una última semana de gloria al uro a propósito de los hierros más fieros.

Publicado en El País

Anuncios

1 comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s