San Fermín 2018: Los Miura cierran los encierros

Una carrera que por ser en sábado se prevé multitudinaria y en la que se espera que las reses sevillanas cumplan con su tradicional nobleza.

De SOL y SOMBRA.

La veterana ganadería de Miura protagoniza el octavo y último encierro de los sanfermines, una carrera que por ser en sábado se prevé multitudinaria y en la que se espera que las reses sevillanas cumplan con su tradicional nobleza.

Los Miura, que por la tarde lidiarán los diestros Rafaelillo, Rubén Pinar y Pepe Moral, llegaron el pasado 6 de julio a los corrales del Gas procedentes de Lora del Río (Sevilla), y tienen pelajes variados que van desde el cárdeno al negro y al castaño.

Este año sus pesos son más homogéneos, entre 570 el más ligero y 605 los más robustos, y también menores, ya que tan solo dos de ellos superan los 600 kilos, lo que contrasta con los grandes ejemplares que han viajado a Pamplona en los últimos años.

La de Miura es una de las más antiguas ganaderías, ya que fue fundada en 1849, este año protagonizarán su encierro número 52, tras celebrar en 2016 sus bodas de oro sanfermineras. Más de medio siglo de encierros en el que han mostrado facetas variopintas.

Son como el Marc Márquez del encierro. La velocidad la llevan en la sangre. Se pudo sentir en el encierro de Miura del pasado año. Daba la sensación de que tuvieran un motor del siglo XXI. Ahora bien, estos toros también han protagonizado el encierro más largo de la historia de los Sanfermines. Hay que remontarse a 1958, cuando un toro quedó rezagado y tuvo que intervenir un perro para morder al animal y llevarlo al corral. Una historia escrita en 30 minutos.

Twitter @Twittaurino

Anuncios

Feria de San Fermín: “Padilla, quédate”

Emotiva despedida del torero jerezano ante dos buenos toros y triunfo incontestable de Roca Rey.

Por ANTONIO LORCA.

La despedida de Juan José Padilla de la feria de San Fermín fue una auténtica fiesta en una plaza llena hasta la bandera, hecho que sucede por vez primera en esta feria. Fue recibido con todos los honores, como solo se recibe a alguien de la familia, y despedido a hombros, entre la algarabía popular, y la plaza toda puesta en pie al grito de “Padilla, quédate”.

Padilla se presentó como un auténtico pirata -pañuelo negro cubriéndole su reciente herida en la cabeza y parche del mismo color en el ojo izquierdo-, y lo dio todo de principio a fin; primero, en medio de una inmensa polvareda, más propia de una tormenta desértica que de una plaza, y, después, empapado por un intenso aguacero que se hizo presente a partir del cuarto toro.

Se hincó de rodillas Padilla para recibir a su primero con cuatro largas cambiadas en el tercio, y ese inicio no fue más que la tarjeta de presentación de una completa actuación presidida por la entrega, el compromiso, la gallardía, el pundonor y el agradecimiento. Tuvo en sus manos un lote de toros extraordinarios -de alto nivel fue toda la corrida-, bravos y encastados los dos, y de mayor calidad, si cabe, el segundo, con los que protagonizó momentos brillantes sin redondear una faena de clamor, pero expresó abiertamente su personalísima tauromaquia, basada en una técnica efectista y dominadora y un estilo emocionado y cálido. No es Padilla un artista, pero sí una figura que se da sin límites. Brindó su primero al público, enloquecidos el sol y la sombra con su hijo adoptivo, y el segundo, a la Casa de Misericordia, que le ofreció la primera oportunidad de triunfo en el año 1999.

Especialmente emotiva fue su vuelta al ruedo tras la muerte del cuarto; al final de la misma besó el ruedo y se guardó un puñado de arena en el pecho mientras las peñas coreaban una y otra vez su nombre, el torero se llevaba la mano al corazón y mostraba emocionado el pañuelo rojo a toda la plaza en señal de afecto.

También triunfaron Cayetano y Roca, que brindaron uno de sus toros a Padilla. Inconmensurable el joven peruano por su valor, aplomo y firmeza; sobre todo, en la faena de muleta al tercero después de una tremenda voltereta que sufrió cuando Roca citó por estatuarios al inicio del último tercio. Con el gesto dolorido, el torero atornilló las zapatillas en la arena y ofreció toda una lección de buen toreo cimentado en el arrojo, la disposición y un conocimiento exacto de los terrenos; otra lección de poderío ofreció ante el sexto, al que mató de un muy efectivo espadazo.

Tampoco se fue de vacío Cayetano, irregular e intermitente, y autor de una gran estocada al quinto de la tarde.

JANDILLA / PADILLA, CAYETANO, ROCA REY

Toros de Jandilla, bien presentados, cumplidores en el caballo, encastados y nobles; destacaron especialmente los lidiados en primer y cuarto lugares.

Juan José Padilla: estocada (dos orejas); -aviso- estocada baja (oreja).

Cayetano: pinchazo y estocada (ovación); gran estocada (oreja).

Roca Rey: pinchazo y estocada (oreja); estocada (dos orejas).

Plaza de Pamplona. Séptima corrida de la feria de San Fermín. 13 de julio. Lleno.

Publicado en El País

Feria de San Fermín: El regreso de Pepín Liria, los vestigios de un guerrero

Por Carlos Ilián.

Pepín Liria ha querido celebrar los 25 años de su alternativa con un regreso a los ruedos para matar unas pocas corridas de toros. Reapareció en Illescas (Toledo) con buen resultado y ayer regresó a Pamplona, una de sus plazas míticas, donde llegó a ser un ídolo por su generosa entrega, su valor descomunal y su más que decente tauromaquia.

Era todo un reto digno de elogio. Después de diez años retirado de los ruedos no es una empresa menor dejarse anunciar en San Fermín. Liria lo hizo con inmensa dignidad, aunque anduviera muy apurado y falto de sitio con el exigente primero de su lote. El cuarto fue el más potable de la corrida y Pepín hasta se gustó en algún redondo. Echó las dos rodillas en tierra recordando viejos tiempo y el toro no se lo perdonó, empitonándole de forma angustiosa. Salió milagrosamente ileso y se tiró a matar con toda el alma, a la salía de la suerte pasó otro momento de vértigo. Le dieron una oreja a su pundonor, el pundonor de los vestigios de un guerrero, del que queda eso, vestigios.

El Juli estuvo por encima de su lote, dos toros a la defensiva, derrotando con mal estilo. El torero echó mano de su veteranía para acompasar la embestida y en el quinto consiguió por el `pitón izquierdo lo más templado y rotundo de la tarde.

Ginés Marín se sacudió ayer la sombría actitud del día anterior y consiguió templar al tercer toro por el pitón izquierdo. El sexto, un sobrero rajado e infumable que apenas le dio margen para cumplir el trámite.

Plaza de Pamplona. Sexta corrida de toros. Lleno. Toros de VICTORIANO DEL RÍO /CORTÉS (4), el sexto, sobrero, más aparatosos que armoniosos, en general de mal estilo, excepto el 4º. PEPÍN LIRIA (5), de blanco y oro. Estocada y descabello. Un aviso (silencio). Estocada (una oreja). EL JULI (6), de azul marino y oro. Pinchazo, pinchazo hondo y descabello. (silencio). Estocada corta, trasera y caída. Un aviso (saludos). GINÉS MARÍN (5), de gris plomo y oro. Dos pinchazos y bajonazo. Un aviso (silencio). Estocada (silencio).

Publicado en Marca

Séptimo Encierro San Fermín 2018, 13 de Julio: ‘Jandilla’ y su pasado sangriento

Su pasado sangriento en Pamplona los persigue. Cuesta borrar de la memoria aquellos Sanfermines de 2009 en los que los Jandilla protagonizaron una cogida mortal en el tramo de Telefónica, la de Daniel Jimeno, de 27 años, la última víctima mortal de las 16 registradas en los encierros de la capital navarra.

La ganadería extremeña de Jandilla, que suma así 30 corneados, correrá el séptimo encierro este viernes. El año pasado, en cambio, los Jandilla protagonizaron un encierro limpio, eso sí, sembrado de peligros en los 848 metros del recorrido. Además, lo más característico fue la velocidad. La carrera duró 2 minutos y 13 segundos y fue ‘Fetiche‘, un toro negro mulato, quien puso el turbo y lideró la manada.

Esta divisa, calificada de excelente, figura como uno de los hierros con mejor historia en las últimas feria de Pamplona. El año pasado, de hecho, los Jandilla resultaron galardonados con el premio de la Feria del Toro.

En el ruedo, este 2018, se verán las caras con Cayetano, quien regresa por segundo año a Pamplona, el gran triunfador de la feria Andrés Roca Rey en su segunda tarde en la capital navarra, y, la despedida de Juan José Padilla.

Publicado en El Diario de Navarra.

Roca Rey da en Pamplona otra clase de toreo

Roca Rey tras el éxito de su presentación en la feria de Pamplona da otra clase de toreo, ahora fue a un grupo de niños emocionados.

De SOL y SOMBRA.

El torero Andrés Roca Rey, que salió este miércoles a hombros de la plaza monumental de Pamplona al cortar tres orejas, ha dado este jueves una clase de toreo en el coso de la capital navarra a un grupo de niños que, emocionados, han podido atender a los consejos del diestro peruano, que ha llegado a hacer de toro para alguno de ellos.

La llegada de Roca Rey al patio de caballos de la plaza pamplonesa ha despertado una gran expectación, ya que el diestro se ha visto rodeado inmediatamente por un nutrido grupo de personas de todas las edades, que le han pedido autógrafos y se han hecho fotos con él.

El joven torero ha atendido todas las peticiones de las personas que se han acercado hasta él, lo que ha hecho que el acto haya comenzado con casi media hora de retraso.

Ya en el coso, los niños, con sus pequeños capotes y sus muletas en la mano, incluso algunos con el estoque, han formado un círculo en torno a Roca Rey, que primero ha enseñado a los menores los principales pases y después ha toreado con ellos, haciendo de toro en ocasiones, primero con los dedos simulando las astas y después con un toro de cartón.

El gran triunfador de la corrida de ayer de los Sanfermines ha disfrutado con los pases ejecutados con mayor o menos maestría por los niños, que eran celebrados con sonoros olés desde los tendidos.

Roca Rey ha comentado a los medios de comunicación que “es importante el ver tantos niños, gente joven aficionada a los toros y al encierro”, porque “son actividades que dan mucho a favor de la fiesta” taurina.

El diestro peruano, que se ha mostrado “contento por cómo salieron las cosas ayer”, ha declarado que la de Pamplona “es una plaza especial, única”, en la que “merece la pena entregarse”.

“La plaza de Pamplona es única, más que la plaza es una afición única para el mundo taurino”, ha subrayado Roca Rey, que ha insistido en que “es una plaza que te inspira a hacer cosas”.

Incluso, ha reconocido, “siempre he tenido esa inquietud, de ver una corrida de toros en sol con las peñas, sería bonito”.

Al ser preguntado sobre el colorido atuendo de los corredores del encierro, ha señalado que “es bonito que la gente se vista de blanco y rojo, creo que es una forma bonita de seguir una tradición”, pero “si la gente no se viste, no se puede hacer nada”.

Publicado en Diario de Navarra

Morante, Cayetano y Roca Rey en la Goyesca de Ronda

De SOL y SOMBRA.

Morante de la Puebla, Cayetano Rivera Ordóñez y Andrés Roca Rey componen este año el cartel de la Corrida Goyesca de Ronda (Málaga), que tendrá lugar el 1 de septiembre, ha informado el empresario de la plaza de toros de la localidad, Francisco Rivera, Paquirri.

La feria de Ronda incluye, además, una novillada picada con seis novilleros y un festejo de rejones con Diego Ventura, que estará acompañado del portugués Rui Fernandes y Leonardo Hernández.

Los carteles:

Viernes 31 de agosto.- Novillos de Río Grande para Javier Orozco, David Bolsico, Alfonso Cadaval, Toñete, Ángel Téllez y Alfonso Ortiz.

Sábado 1 de septiembre.- Toros de Juan Pedro Domecq y Parladé para Morante de la Puebla, Cayetano y Roca Rey.

Domingo 2 de septiembre.- Toros de Benítez Cubero-Pallarés para Rui Fernandes, Diego Ventura y Leonardo Hernández.

Twitter @Twittaurino

Lo que siempre has querido saber de un torero en el siglo XXI

Lo que siempre has querido saber de un torero.

Por Guille Álvarez.

Juan José Padilla, el “Ciclón de Jerez”, lleva casi un cuarto de siglo viviendo de su pasión de infancia. Es uno de los rostros más conocidos de la tauromaquia en España, sobre todo tras sufrir una grave cornada en 2011 por la que perdió el ojo izquierdo. Desde entonces lleva parche. Al “Pirata” Padilla le molesta y le parece una falta de respeto que le llamen asesino por la calle, y más cuando va acompañado de su familia. “Es una provocación”, dice el jerezano de 43 años, que asegura que tiene amigos y familiares a los que no les gustan los toros y no van a sus espectáculos, pero una cosa es que no te gusten y la otra es que seas antitaurino, matiza.

Siendo uno de los toreros más reconocidos del mundo, quisimos hacerle diez preguntas sobre su profesión, una de las que más polvareda levanta en pleno siglo 21.

VICE: ¿Por qué eres torero?

Juan José: Probablemente sea culpa de mi padre. En mi casa siempre se ha respirado ambiente taurino. Mi padre quiso ser torero, tuvo una gran vocación y una afición tremenda. Mis tres hermanos también intentaron ser toreros, y de hecho han sido banderilleros. Recuerdo la primera vez que me puse delante de una becerra. Tenía siete años. Aquí en la provincia de Cádiz hay muchas ganaderías, así que mi papá me llevaba y yo toreaba en ellas, me ponía delante de las becerras ya de pequeño.

¿Sabes a cuántos toros has matado?

Pues lo que son toros, podríamos calcular que alrededor de 5,000. Entre España y América he participado en unas 1,500 corridas, y contando lo que se mata practicando en el campo…

¿Nunca has sentido pena por el hecho de matar a un animal?

Bueno, nuestra cultura nos hace entender que el toro nace para morir en la plaza. Quizás puedo sentir una voluntad de no matarlo cuando el toro se ha ganado la vida por su comportamiento, y eso sucede en muchas ocasiones, que el toro tiene un comportamiento bravo y es digno de que vuelva al campo. Entonces, cuando hay que matarlo porque el presidente [de la corrida] te obliga, sientes frustración en ese momento. Pero en definitiva, en nuestra cultura creemos que el final del toro es la muerte en la plaza.

¿Te gustan los animales?

Sí, y de hecho tengo animales en casa. Al toro lo veo como un colaborador, como un animal especial, lo admiro y respeto. Mi vida es el toro, mi mundo es el toro. Me apasiona su bravura y su comportamiento, es una raza única y exclusiva para este espectáculo, la raza no existiría si no existiera el espectáculo.

¿Cuando estás delante del toro, sientes miedo?

El torero siempre tiene miedo, antes y después de la corrida. Primero sabes que te juegas la vida delante de un toro y luego, también, que tienes que crear un arte y una faena con un colaborador que se llama toro.

Has sufrido varias cornadas graves en tu trayectoria —19 intervenciones quirúrgicas en total—, y en una perdiste un ojo.

¿Qué sientes cuando el toro te embiste y te desgarra?

Comprensión. La verdad es que no le guardo rencor al toro, que solo está cumpliendo con su cometido. El toro sale a arremeter y su defensa es esa, por lo tanto, el tributo que pagamos los toreros es la cornada, algunas veces con la vida.

¿Y qué sientes cuando eres tú el que le atraviesa?

No hay ninguna sensación ni de placer ni de disgusto, siento que cumplo con mi cometido y obligación, que es matar al toro.

¿Qué haces con las orejas, el rabo y esas cosas?

Hay algunos trofeos que te llevas a casa, los disecas y los tienes como recuerdo o los regalamos a admiradores, amigos, la familia… Son motivo de orgullo e ilusión, porque quieren decir que has alcanzado algo durante tu carrera, es algo muy personal.

¿Cuánto ganas por una corrida?

No puedo hacer público lo que me llevo por una corrida, pero sí te puedo decir que, desgraciadamente, la crisis también se ha notado en el mundo de la tauromaquia y no pasamos por buenos momentos. Está costando mucho trabajo llevar al público a las plazas, y esto afecta al colectivo taurino en general.

¿Te tomarías un trago con un antitaurino?

Sí, ¿por qué no? Hay que ser educado. Yo respeto sus ideales y que él respete los míos. Yo entiendo su posición siempre que tengan un argumento, me parece perfecto. Yo también tengo los míos: el espectáculo se defiende por sí solo, es un espectáculo vivo y de verdad. Se siente de verdad, se vive de verdad y se muere de verdad.

Fuente: VICE

Una fiesta recta, será más sólida Por Bardo de la Taurina

Ahora que el stripper, ese del Sergio Mayer al que ‘El Sol’ le afinó las teclas a su mujer sobre el piano, soltó la lengua protegido como si ya estuviera bajo las enaguas de la Cámara Legislativa, desde donde amenaza aniquilar a la Fiesta Brava, lo que no es enchílame otra, más tampoco es como pa’ tirarlo de orate, por el hecho de que su oficio erótico de señoras, al que las revistas del morbo le dan cabida, lo pone en una posición como atrayente pa’ ser escuchado por otros seudo políticos, que ya agarraditos de las ‘trompas’ o de donde puedan hagan ruido y con ello mantener la flama de la incertidumbre.

La gente pide le informemos por donde puede venir el guadañazo en la capital y no hay que ser muy trucha pa’ saber que con AMLO entraremos a un gobierno absoluto en el que el ejecutivo influenciado por la vía marital, podría ordenarle a la gobernadora de la Ciudad de México, que instruya a la asamblea pa’ que enciendan la hoguera o viceversa, si la arenga sale de las cámaras ellos López Obrador y Sheinbaum son los que pueden sofocar la inquisición.

Lo que si seria de mucha ayuda ahora que están próximas a darse novilladas en la Plaza de Toros Arroyo fuese que se les hiciera mucha bulla pero sobretodo que los organizadores les lean la cartilla a los novilleros concientizándolos que en esta etapa a como dé lugar tienen que triunfar y advertirles y cumplirles que a los que no demuestren enjundia, entereza, entrega, hambre de triunfo ¡Puerta!, será a partir del 21 de Julio y sucesivamente los sábados siguientes hasta el 8 de Septiembre, cuando los ganaderos con sus novillos que tienen que ser dignos y los novilleros con su arrojo total se conviertan en bazucas pa’ contrarrestar los ataques de los anti taurinos.

Ha venido sucediendo en otros lados, que se cebe a la gente con palabritas insulsas pa’ ir a la plaza y ahí darle espejitos, con novillos que no lo son y toreros embarrados con la melcocha de la equivocación, ahora ya en las etapas finales del certamen hay que cuidar el control de calidad comenzando con retomar la tradición de dar a conocer con días de anticipación las fotografías de los novillos con sus pesos, edades y cuernas intactas que son el mejor imán pa’ atraer gente a los tendidos, igualmente por el bien de la fiesta los jueces deberán de otorgar orejas y no sonajas, así que a afinar los criterios y a cuidar como caminan los minutos de los relojes… ¡una fiesta recta siempre será más sólida!

CRONICAS Y PERIODISMO TAURINO INDEPENDIENTE

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: