Origen e historia de los san fermines

Por Óscar López Gamboa *

Los San Fermines es una fiesta anual que se celebra en honor a San Fermín, santo patrón de Pamplona, capital de la Comunidad Foral Navarra, al norte de España, cuyos orígenes se remontan a la Edad Media. Consta que el Regimiento (Ayuntamiento de entonces), celebró una fiesta el 7 de julio de 1591, con el siguiente programa:- Pregón de Fiestas.- Torneo de lanzas en la actual Plaza del Castillo.- “Comedia y Tragedia del Bienaventurado San Fermín”.-Danzas, procesión por las calles y al día siguiente se celebró una corrida de toros.

Los festejos comienzan con el lanzamiento de un cohete que se le dice chupinazo, desde el balcón del Ayuntamiento de Pamplona a las 12 horas del  mediodía 6 de julio y terminan a las 24 horas del 14 de julio, con “El Pobre de mí” canción de despedida. Una de las actividades más famosas de los Sanfermines, es el encierro; una carrera que consta de 849 metros delante de los toros que se desarrolla a partir de la cuesta de Santo Domingo, subiendo hasta la Plaza del Ayuntamiento y girando por la calle de Mercaderes, para acceder a la calle Estafeta que conduce finalmente por el tramo de Telefónica hasta a la plaza de toros, los encierros tienen lugar todos los días entre el 7 y 14 de julio y comienzan a las ocho de la mañana, con una duración promedio entre 2 y tres minutos.

Los encierros de San Fermín tienen un origen medieval en la “entrada”: los pastores navarros traían a los toros de lidia desde las dehesas de la Ribera Navarra hasta la plaza mayor, que servía de coso taurino  al no existir plaza de toros. La noche anterior a la corrida la pasaban acampados cerca de la ciudad, y al amanecer, entraban a la carrera arropados por los toros mansos o cabestros y acompañados de gente que, a caballo o a pie, ayudaba con palos y gritos a encerrarlos en los corrales. En 1717 y 1731 se formaron bandos que prohíben correr el encierro. En 1776 se construye el primer vallado hasta la plaza de toros que estaba en la actual plaza del Castillo. A finales del siglo XIX, se pasó de correr detrás de ellos para ayudar a encerrarlos, a correr delante; así se convirtió en una costumbre popular. Y a partir de 1856, pasa a denominarse  encierro (antes era entrada). Dicen las crónicas que los primeros en desafiar las prohibiciones que impedían correr por delante de los astados fueron los carniceros del Mercado de Santo Domingo situado junto a la cuesta del mismo nombre. En 1867, el consistorio (Ayuntamiento) dicta un bando para reglamentar la carrera y se documenta el primer “montón” en 1878.

Los cánticos antes de correr el encierro, los participantes piden ayuda a San Fermín mediante unos cánticos que se entonan en la cuesta de Santo Domingo que se interpretan en español como en euskara antigua lengua Navarra, que a la letra dice: “A San Fermín pedimos/por ser nuestro patrón,/nos guíe en el Encierro dándonos su bendición/Viva San Fermín/¡Viva! Desde los registros oficiales en 1924, se contabiliza la muerte de 15 personas, la última víctima mortal ha sido un joven de 27 años de Alcalá, de Henares que fue empitonado en el cuello por el toro “Capuchino” de la ganadería de Jandilla, en el tramo de Telefónica en el 4º. Encierro de 2009 el 10 de julio. Otra vez Jandilla en el último encierro el 14 de julio de 2010, dejó a su paso mozos con golpes, contusiones y heridas por asta de toros a tres heridos uno en el brazo, en un muslo y otro en el  abdomen y, el tiempo que empleó el encierro en hacer el recorrido fue muy largo de 4 minutos y 23 segundos. Para los corredores o mozos los encierros que más les atraen son precisamente los de Jandilla, Miura y Cebada Gago por la peligrosidad que desarrollan durante el recorrido.

Los san fermines como ya mencionamos tienen un origen que se remonta a varios siglos, aunque su fama mundial es un fenómeno reciente, vinculado también a la gran difusión que les dio Ernest Hemingway se trata de unas fiestas singulares. Este escritor estadounidense a través de su libro Fiesta, contribuyó a propagarlos y están considerados como una de las mejores celebraciones del mundo, junto a los Carnavales de Río de Janeiro, de Venecia, de Colonia y la feria de la Cerveza en Munich. La población de Pamplona durante ésa semana de fiestas pasa de 190,000 habitantes a más de 2,800.000 personas. Ha sido tanta la fama que han cobrado dichas fiestas, que inclusive la capital de Navarra, ha sido escenario de varias películas norteamericanas.

Desde 1950, aproximadamente, los Sanfermines han evolucionado tanto como la sociedad y se ha ido perdiendo mucho de su componente religioso, aunque la procesión sigue siendo multitudinaria y presenta momentos especialmente entrañables, como la jota que se canta al santo en la Plazuela del Consejo o el “Riau-Riau”, con el que el pueblo, acompaña a los sones del “Vals de Astraín” estos últimos festejos se han seguido haciendo, por la iniciativa privada y clubes de jubilados, sin contar con la ayuda del Ayuntamiento, dado que es opuesta a él.

El “Riau-Riau” es un acto tradicional que se celebró por primera vez en 1914 y se atribuye a Ignacio Baleztena, un carlista que coreando el Vals de Astraín que con el nombre de “La Alegría por San Fermín” fue compuesto a fines del siglo XIX, quiso interponerse en el avance de un Ayuntamiento en “cuerpo de ciudad”, políticamente contrario, que salía de la Casa Consistorial para participar en la misa de Vísperas en la iglesia de San Lorenzo. La avalancha de cantantes y danzantes del “Riau-Riau”, hace que un recorrido de sólo 400 metros, tarde en completarse varias horas después

Los Gigantes de Pamplona con sus 150 años de historia son uno de los símbolos  más emblemáticos de la fiesta. Son unas figuras de madera, cartón y tela que representan  a las razas del mundo de los 5 continentes en parejas reales, es decir Rey y Reina; con excepción de Oceanía que no tiene o tuvieron reyes que van con su cohorte de kilikis, cabezudos y zaldikos, que vienen a ser una especie de monigotes. Juntos, forman la Comparsa y estas figuras, han cobrado fama internacional al participar en las principales exposiciones del mundo.

Sin duda alguna los festejos anuales de Pamplona, en especial los famosos ¡ENCIERROS!, son vistos por millones de personas en todo el mundo gracias a Televisión Española (TVE), que desde 1982, de manera ininterrumpida los transmite. Y como cada año son imprescindibles las ganaderías de Miura, Dolores Aguirre, Cebada Gago, Fuente Ymbro, entre otras.

Es todo por hoy y hasta la próxima, sí el Divino Creador lo permite.

opiniontaurina@gmail.com

*Ex Juez de Plaza Calafia y Comentarista de Grupo Radiorama

Anuncios

2 comentarios en “Origen e historia de los san fermines”

  1. Reblogueó esto en DE SOL Y SOMBRAy comentado:

    Los San Fermines es una fiesta anual que se celebra en honor a San Fermín, santo patrón de Pamplona, capital de la Comunidad Foral Navarra, al norte de España, cuyos orígenes se remontan a la Edad Media. Consta que el Regimiento (Ayuntamiento de entonces), celebró una fiesta el 7 de julio de 1591, con el siguiente programa:- Pregón de Fiestas.- Torneo de lanzas en la actual Plaza del Castillo.- “Comedia y Tragedia del Bienaventurado San Fermín”.-Danzas, procesión por las calles y al día siguiente se celebró una corrida de toros.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s