Temporada Grande Plaza Mexico 2ª Corrida: La ilusión de los que regresan y un adiós

Por Luis CuestaDe SOL y SOMBRA.

Después de una semana muy intensa tras el festejo inaugural gracias al contundente triunfo de Diego Ventura, llegamos a la segunda corrida de la Temporada en medio de una ola de frío en la capital y con un cartel que quizás no convocará mucho público en la plaza como el pasado festejo, pero que tiene un fondo interesante.

El máximo interés del segundo festejo es quizás la reaparición de Sebastián Castella en la México, una figura del toreo en la plaza y en el asfalto. Desde que Castella, diestro francés, tomó la alternativa apuntaba para convertirse en maestro en tauromaquia. Y vaya que si lo ha conseguido en su ahora ya dilatada carrera con triunfos muy importantes en todas las plazas del mundo.

Castella que lo mismo ha protagonizado grandes tardes y broncas en La Mexico, alcanzó la gloria en esta plaza un 12 de diciembre del año 2010 con Guadalupano de Teófilo Gómez, un astado al que indultó.

Aquella fue para muchos la faena más grande que se le haya visto en esta plaza. El público saltaba de sus asientos y rugía iolés! profundos a cada muletazo del maestro de Beziers, que los ejecutaba y ligaba con una hondura y una naturalidad impresionantes. Aquella faena constituyó una auténtica revelación para los aficionados jóvenes de esa época; para aquella Temporada fue también su resurgimiento, y para el artista, su consolidación final como figura del toreo en Mexico.

Ocho años después las cosas han cambiado en la vida profesional de Castella, porqué así es la vida de los artistas en un arte que para muchos es efímero y aunque ha vuelto a tener tardes importantes en la capital mexicana, no ha conseguido alcanzar el mismo nivel aquellas temporada.

Castella que en el año 2014 ya obtuvo también un triunfo importante con “Miel en penca”, de la ganadería de La Estancia, tendrá esta domingo nuevamente la oportunidad de volver a la cima del toreo en México y con ello relanzar su carrera con miras a la temporada del 2019 después de un año difícil, en donde las cosas en España no se le han dado del todo al diestro de Beziers.

Pero Castella tiene la onza para revertir su situación actual por algo se dice que las figuras del toreo cuando tienen que dar un golpe en la mesa, lo dan, y generalmente es con fuerza. Por algo son figuras como Sebastián.

Completan el cartel los mexicanos Ignacio Garibay y Diego Silveti, quienes llegan a la segunda corrida de la temporada en diferentes circunstancias.

Por ejemplo, Ignacio Garibay se despide de la Plaza Mexico a sus 43 años y con 19 años de alternativa. Garibay que encabezó en su momento una generación de toreros que prometió e ilusionó a un gran número de aficionados en los inicios de la década pasada, dio muchos motivos en sus inicios para pensar que en él había una posible figura del toreo. Y es que pocos han toreado desde entonces con mayor pureza con el capote y han sabido trasmitir la escuela del toreo mexicano como Garibay. Y sin embargo, nunca pudo llegar a figura, de esas que mandan, exigen honorarios fabulosos, imponen ganaderías y determinan los compañeros de terna. Así de duro es el toreo, por eso se dice con mucha razón, que ser figura del toreo es más difícil que ser Papa de Roma.

Este domingo realizará su paseíllo número 26 en La Mexico y el último de su carrera ante una afición que siempre lo espera y lo recuerda con cariño, pero que también ha sido muy exigente con el torero capitalino.

Pero si alguien tiene claro que ser figura del toreo es casi un milagro, ese debe ser Diego Silveti, ya que después de un inicio prometedor y de haber firmado la mejor faena de un matador mexicano en la Plaza México en la presente década al toro Charro Cantor de Los Encinos, su carrera ha sido una montaña rusa en los últimos años. Afortunadamente Silveti mantiene la ilusión de aquellos toreros que sueñan todavía con la gloria.

Siete años han pasado de aquella faena a Charro Cantor en los que ha podido comprobar que el camino exige muchos sacrificios y que así como hay éxitos, también hay tropiezos. Pero Silveti tiene todavía juventud, un valor heroico y la suficiente capacidad para emocionar y conmover a los públicos.

Esta tarde será muy importante, ya que un triunfo lo pondría nuevamente en la senda de la gloria y lo regresaría nuevamente a los carteles de postín.

Los toros serán de la ganadería de La Estancia, propiedad de la familia Martínez Vertiz y Barbachano. La ganadería se localiza en San Luis de la Paz, Guanajuato y su divisa es blanco, azul rey y rosa y se criaron en el Rancho San Juan.

Twitter @LuisCuesta_

Anuncios

1 comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s