Radar Taurino – La Secesión de Tangamanga. División Taurina Potosina.

Política y más política taurina además, ahora entramos también al terreno de la competencia económica. Hablar de política o economía taurina será siempre desperdiciar el tiempo de fondo. Lo peor es que nuestro Radar no se puede sustraer a pronunciarse al respecto de la discordia que tendrá lugar en San Luis Potosí y sus efectos colaterales respecto de la Plaza México y el futuro inmediato de nuestra fiesta.

Por: Puntillero – De SOL Y SOMBRA.

A Jorge Jaimes García, orgullo Potosí.

Suena raro, es cierto. Pero en una capital del Bajío Alto, el viernes 11 de febrero, a la misma hora, habrá doble festejo taurino. Ambos se dan en dos escenarios importantes y con figuras destacadas de la torería mundial. Cosa buena.

Recordemos que anteriormente, con la mitad de habitantes, con menores medios de difusión, eso sí con un espectáculo mejor, México podía llenar dos Plazas casi al mismo tiempo, por ejemplo, en la capital del país.

Tanto fue que Renato Leduc recordaba las palabras que el viejo Domingo Dominguín emitió al tener a Ordoñez toreando en Cuatro Caminos un sábado y en La México, al día siguiente, a Luis Miguel. “Plazas, las de México. Afición, la de México. Pero con los empresarios de México…” Sigue teniendo razón. Una de esas dos plazas ya no existe, ni siquiera la salvó su centenaria e histórica estructura. También algún día Rafael Ramírez Heredia me lo recordó.

Efectivamente. Tras la locura del Aniversario capitalino, que da la impresión de ser una esas ventas previas a la Navidad donde la gente compra lo que sea sin fijarse en calidad o precio, una nueva disputa aviva las arterias de una de las principales capitales taurinas en el país y que hasta noviembre pasado poco contaba en el panorama taurino mexicano. San Luis Potosí, con su moderno “Domo” y su tradicionalísimo “Paseo” centran la disputa por el público y por la supremacía taurina potosina.

Además, la disputa empresarial entre el clasicismo y la modernidad, destapa no ya la “Caja del Agua” sino una Pandora que incluye los más notables fantasmas de la cargada taurina, sus intereses ocultos, el acomodamiento de taurinos, chuflas y como diría Ramón Ávila “Yiyo” de “moros y chorizos” Todo envuelto dentro de la más celebrada telenovela de la presente temporada taurina que protagonizan Pablo Hermoso de Mendoza y Diego Ventura, una telenovela que se tiende hoy al aparente capítulo de la separación y la discordia.

Ambos son dos buenos carteles. Paradójicamente, el del “Domo” me gusta principalmente por su tradición, el de “El Paseo” primordialmente por la contemporaneidad de los toreros. Taurinamente, es una jornada que divide el corazón del buen aficionado.

De entrada, pensando que ambos cosos se revienten, tal cual lo deseamos, el principio de ubicuidad deja al inteligente aficionado a los toros en una disyuntiva poco agradable, tener que dejar al azar la posibilidad de no ver un pedazo de historia nunca es recomendable. Por ello, en esto que parece un despropósito taurino, queda el cabo suelto de saber si las autoridades pudieron hacer algo para evitar la disyuntiva.

Si acaso sirve, me parece que la Asociación de Empresas pudo y debió hacer algo para que los aficionados no tuvieran que elegir entre un cartel y otro. ¿Acaso no ha sido tan cacareada la política de no dar dos festejos al mismo tiempo en la misma localidad? ¿Habrá tenido que ver la inclusión de Juan Pablo Sánchez en el “Domo”? O, de plano ¿La novelesca cabalgata “Lo Hermoso de Ventura” justifica plenamente la “libre competencia”? Porque en ese sentido, hay ejemplos en la historia taurina que justifican el hecho de dar dos carteles al mismo tiempo en la misma ciudad.

Pero, en el caso de Madrid en 2000, cuando “los rebeldes” se fueron al Palacio de Vistalegre al quedarse fuera de Las Ventas, se trató de una disputa taurina, entre figuras del toreo, en el pico más alto de la torería. En todo caso fue la excepción. Por ello, subrayo ¿Qué es lo que implica que en la disputa por el Agua de la Caja, se juegue con el corazón de la maltratada afición de San Luis? ¿Qué pasa con el aficionado que dice: “Me gustan los dos carteles”?

La secesión implica dimitir respecto de un mismo núcleo, dividir intereses, oponerse a la idea de una entidad común que, aún incluso generando la derrama económica que teóricamente se generará, deja sentadas las bases de la discordia y el separatismo que esta ocasión, pues es más que evidente, las Cervecerías han utilizado el pique entre  caballistas, la disputa por la Plaza por parte de las Plazas (de toros) y la necesidad de activar la economía, para dividir el comercio en los bares e imponer gustos a fin de vender. ¿Un interés válido? Claro, son sociedades mercantiles ¿Legítimo? Taurinamente, no.

Porque las Cervecerías, que históricamente y hay que reconocerlo y aplaudirlo, han apoyado terminantemente al Toreo, hoy ya no lo hacen igual. No, hoy se tapan y solo destapan sus corcholatas cuando la cosa va sobre seguro. Porque, y este es un tema de competencia económica, la verdadera competencia sería que en los dos escenarios se sirvieran ambas marcas y ahí sí el consumidor eligiera. Pero esta no es más que otra “Historia de la Provincia Mexicana” donde el expendio, el billar y la Plaza de Toros están o con una o con otra.

Tener dos Plazas es siempre positivo. Pero no saber qué hacer con ellas, resulta un peligro. Ya lo hemos dicho antes, sumar al final multiplica, restar termina siempre por dividir. Por eso la coexistencia en San Luis, con el día de San Luis Rey a menos de seis meses de distancia, tiene que ser no la tercera, sino la única vía para que ni se pierda el clasicismo ni se impida la modernidad.

Porque modernidad, implicaría sentarse a dialogar, implicaría tener corridas en televisión y, principalmente, hacer mejor afición. Sería interesante hacer un estudio de cuantos clientes nuevos captan las empresas taurinas en comparación con el público ocasional que nunca se vuelve a gastar un peso en el toro, ello nos descubriría cual es el que llenará hoy ambos cosos potosinos y cuál será el de un futuro. También es importante señalar ¿Qué harán todos esos asistentes desorientados que asisten sin saber exactamente a que van? Tienen dos corridas para ir ¿Cual elegirán?

La del “Domo” brinda la posibilidad de ver los toros de Fernando de la Mora, al menos para Pablo Hermoso, quien calienta motores para La México y que un golpe de autoridad de su parte podría las cosas en hervidero, previo a un nuevo “encuentro” en Morelia con Diego Ventura. Morelia, sin importar las razones propietarias, no cayó en la trampa de la secesión.

Por lo demás, un torero que se antojaba más para “El Paseo” hará el paseíllo en “El Domo”

Tras el bombazo de Guadalajara “El Pana” recorre la carretera del Bajío para intentar un asalto, a sus años, a las demás Plazas de la región, quizá Aguascalientes esté en su radar, hoy es la oportunidad de afirmarlo. Que mejor que alternar con Juan Pablo Sánchez quien ha hecho una impecable campaña, breve y en ello está la virtud, calentando, por supuesto, el futuro que a cada paso que da, se forja. Ojalá Teófilo Gómez esté a la altura del compromiso. Dijo Manuel Alejandro “Lo dudo”

El “Caballo de Rejoneo” igualmente alejandrista puede que cante a Rodrigo Santos y claro a Diego Ventura. Es momento que el potosino apriete, más en una plaza donde siempre le aprietan, es tiempo de que haga sacar lo mejor de Ventura quien tras su desigual paso por México necesita un triunfo mayúsculo en una de las Plazas, junto con Mérida, donde mejor se cala el toreo a caballo.

Y en situación que termina por rematar en todo lo alto, la aparición en un mismo cartel de Miguel Ángel Perera y Joselito Adame deriva en confrontación interesantísima que ni en México vimos. Solo espero que Santa Bárbara traiga la bravura en la bandeja de la plata zacatecana más preciada, la del trapío.

Sé que hay aficionados potosinos de cepa que no irán ni al Paseo ni al Domo, quizás el enojo se los impida, incluso la contrariedad que nubla su entendimiento taurino más de cara al futuro, esa que dejó de tomar en cuenta al torero que más debería apoyar San Luis Potosí: Fermín Rivera. Increíble que no sea tomado en cuenta en su propia casa, una desgracia absoluta

Como increíble es ver rematado el cartel de la Plaza México con Juan Chávez, teniendo, insisto, en la banca a Fermín Rivera. Inexplicable situación.

Contrario al alejandrismo de la Batalla del Hidaspes que enfrentó elefantes de guerra, Alejandro Talavante, le saldrá a los toros de La Estancia en su tercera y definitiva actuación en La México. Solo que Talavante, en pos de salir a hombros por fin, contrario también al soberano macedonio, tiene la espada olvidada. Las guerras se conquistan con la espada en mano, no olvidemos que las conquistas no pueden ser incompletas.

Rafael Ortega anunció que no colocará banderillas este domingo. Cosa que me congratula de sobre manera pues vale más el par que el capotazo. Ojalá y que el torero ofrezca la misma comprensión que al público solicita y por una vez en la historia tome la muleta con la zurda. Tal omisión fue la que provocó la terrible voltereta hace un año en el cinco de febrero. La vuelta de Ortega ojalá se base en la izquierda. Es solo un deseo. Lo mismo que espero los toros de Martinez Vértiz salgan no a rodar sino a embestir con fuerza. Es también solo una esperanza.

Como asimismo espero que la “Caja del Agua” no se convierta en “Caja de la Cerveza” centro de disputa de una sola noche. Ojalá los rectores del espectáculo comprendan que la cohesión no impide someterse irrestricto a intereses ajenos.Si comprendemos que nuestras diferencias no nos hacen ni peores ni mejores, sino nos brindan la oportunidad de captar clientela entenderemos que la secesión cuesta sangre, lágrimas y peor aún tiempo. Ese que no regresa.

Todos podemos tomar agua. Pero hasta para tomar agua de la caja hay que tener orden. Que primero en tiempo, primero en derecho y respetando ello, se gana en majestad.

Twitter: @CaballoNegroII.