Ignacio Garibay “Escuchar rugir a Las Ventas en cada muletazo me dejo muy buenas sensaciones”

Sol y Sombra

Garibay pasó la noche con las molestias comunes en este tipo de cornadas, pero afortunadamente no  hubo infección ni fiebre.

Hoy por la mañana, Ignacio mostro mejoría y evolución en la recuperación de la herida, la cual hasta el momento los doctores descartaron otro tipo de complicaciones aun que la herida daño sobre todo el musculo cuádriceps, por lo que han recomendado que permanezca en observación por lo menos cuatro días más para poder ser dado de alta.

En cuanto su actuación del día de ayer, Garibay comentó “Estoy herido del cuerpo pero sano del corazón, el día de ayer salí a darlo todo, y hoy al ver las opiniones de los profesionales y la la prensa, me siento bien porque se dieron cuenta, que vino un torero con vergüenza torera, a dar la cara y a resolver las complicaciones que implica el torear en Madrid ante este tipo de ejemplares, desafortunadamente me toco un toro muy complicado con el que trate ponerme pero desde un principio mostro mansedumbre y complicaciones, hasta que me encontró, al final tenía que cumplir con el compromiso y pude salir por mi propio pie sintiendo muy bonito al ver que la afición valoro mi esfuerzo“.

El diestro también habla de su actuación con el primer toro del festejo: “Con mi primero me sentí bien sobre todo cuando pude correrle la mano muy a la mexicana dejando la muleta abajo y el escuchar rugir a Las Ventas en cada muletazo me dejo muy buenas sensaciones, desafortunadamente el toro duro poco y falle con la espada, pero deje ahí mi esfuerzo, mi sudor y mi sangre”, finaliza Garibay.

Esta es la cornada más seria que ha tenido Ignacio Garibay, sumando ya 8 cornadas, esperando ser dado de alta pronto para iniciar su rehabilitación para continuar con su campaña y regresar a México.

Una respuesta a “Ignacio Garibay “Escuchar rugir a Las Ventas en cada muletazo me dejo muy buenas sensaciones””