La penúltima “faena” de José Tomás

Por

Todavía en Francia, recibo una llamada desde Madrid por la que me dicen con verosimilitud que, junto a varias figuras, José Tomás va a torear el festival que se va a celebrar en Valladolid el próximo 4 de septiembre para recaudar fondos a fin de sufragar el costo del monumento a Víctor Bario que se quiere erigir en Sepúlveda. Pero en la misiva, también me dicen que Enrique Ponce no actuará en este festival como estaba previsto por lo siguiente: Resulta que el maestro valenciano también iba a actuar una tarde en la feria vallisoletana de La Virgen del San Lorenzo. Comparecencia que tampoco tendrá lugar porque con los carteles ya cerrados y a última hora, al señor Tomás se le ha ocurrido actuar también en una corrida formal y, ¿saben ustedes qué día la elegido para hacerlo? Pues el de la tarde en que iba a torear Enrique Ponce a quien, de inmediato, le han quitado del cartel por aquello de que el galapagarino asegura la masiva venta de abonos y Ponce no. Ponce lo único que asegura es torear como el mismísimo Dios. Pero eso carece de importancia ante lo importantísimo que es el parné.

Ya sabemos la enorme fuerza que está teniendo José Tomás en las taquillas de las poquísimas plazas donde se anuncia este año sobre la base de su fama y proyección que dimana de sus escasísimas comparecencias en los ruedos, en no dejarse televisar bajo ningún concepto y en la mayor operación de marketing que haya disfrutado torero alguno en toda la historia. Otra cosa muy distinta le ocurriría si sus temporadas fueran las que corresponden  a las grandes figuras: el máximo de corridas posibles desde Olivenza a Jaén pasando por Fallas, Sevilla, Madrid, Pamplona, Bilbao y Zaragoza, alternando con las demás figuras, matando los toros con el tamaño y el trapío que corresponde a las más importantes y dejándose  televisar en directo allá donde las retransmisiones  se lleven a cabo. Ni en sueños.

Pero bueno. El caso ha sido que al verse Ponce apeado contra su voluntad de su corrida ferial en Valladolid, ha hecho lo debido por sentido del honor y por pura coherencia profesional y personal: quitarse del festival por propia voluntad y no por razones de fechas ocupadas coincidentes que es lo que han dicho todos los que ya han anunciado el evento. Pero vamos a ver, tíos. ¿Es que no les da vergüenza disimular – ¡Mentir! – tan descaradamente.? ¿Quién o quienes los lo manda…?

Enrique Ponce, eso sí, mantiene su compromiso, hace bastantes días anunciado, de donar sus honorarios de la corrida que se va a celebrar en Cantalejo para sufragar los costes de monumento a Víctor Barrio. Dinero que por supuesto engrosará lo que se recaude en Valladolid.

En fin, que allá cada cual… Lo que ha quedado claro una vez más es que Enrique Ponce es una excelentísima persona y un torero cabal además de histórico e insuperablese se le mire por donde se le mire. Y que José Tomás será el que más gente meta en las poquísimas plazas donde torea. Pero, a la vez, sigue siendo una malísima persona y un pésimo compañero. Un truhán. ¿A que ni se le pasa por la cabeza hacer lo mismo con Ponce en Sevilla, en Madrid y en Bilbao…? ¿por qué no pide el sitio de Ponce en la corrida de Samuel Flores que va a matar Enrique en la feria de Albacete?…

Del resto de los implicados en la fechoría, solo decir una cosa: que no tienen ni un átomo de dignidad. Pues eso.

4 Comentarios »

  1. Los dos son grandes toreros, dificil de comparar, seria muy subjetivo, el problema es que el comentario viene de un “critico”, (hay que tener cojones para decirse critico taurino), que es radicalmente Poncista, y le tira a cualquier torero que no sea Enrique. O sea que no vale, que vaya con la empresa y les diga todo eso, veriamos a donde lo mandan, es sencillo, cuando el Sr. Del Moral ponga el dinero, que contrate a quien se le pegue la gana.

    Me gusta

  2. Jose Tomás quita y pone a quien se le de la gana por una simple razón: Es el que manda en España, en México y en cualquier lugar del mundo taurino, es un mito viviente, una leyenda. Ponce es figura sí, pero no a la altura de JT. Vamos Ponce no se pone, ni se ha puesto, ni se pondrá jamás en el sitio donde se para José Tomás. Ponce es un torero de posturitas, de cinturita quebrada, además de un ventajista que se pasa los toros a un metro de distancia

    La señora del moral, que ya sabemos es la presidenta del club de fans del valenciano, sólo se la pasa largando de JT y alabando lambisconamente a Ponce: “torea como el mismísimo Dios” jejejejeje. Vieja ridícula, como se da coba

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s