Archivo de la etiqueta: Cornada Juan José Padilla

“Mi deseo es terminar la temporada como Dios manda”: Juan José Padilla

El torero Juan José Padilla recibe las curas en su herida en la cabeza donde le pusieron 50 grapas tras ser cogido en Arévalo. TWITTER.

Padilla quiere estar en Pamplona: “Es una corrida importante y quiero despedirme de mi afición”. Esas fueron sus primeras declaraciones tras sufrir una espeluznante cornada en la cabeza, el torero ha asegurado que su intención es pisar el ruedo pamplonés este viernes.

De SOL y SOMBRA.

Juan José Padilla quiere y hará todo lo posible por estar en Pamplona el próximo viernes para despedirse de la Feria del Toro de San Fermín después de su impresionante cogida.

El torero recibió una cornada en la cabeza el pasado sábado en Arévalo cuando trataba de poner las banderillas y le tuvieron que poner un total de 50 grapas.

“Sí voy a seguir toreando. No hay motivos para dejarlo y mi deseo es estar en Pamplona el viernes”, ha asegurado este lunes.

“Ha sido muy aparatoso como habéis visto pero no hay ningún riesgo ni peligro de ninguna lesión grave, ni craneal ni neurológica. Es una cornada extensa en la cabeza, aparatosa, pero bueno, con mucha suerte y milagrosamente estoy bastante bien”, ha dicho.

Sobre su presencia en Pamplona, Padilla ha comentado que se encuentra “en manos del doctor García-Perla, ayer (domingo) ya me hizo una cura y vio la herida y el drenaje, que mañana (martes) ya retiran”.

“Mañana (martes) tengo una nueva revisión y me retirarán el drenaje, pero mi deseo es estar en Pamplona con Cayetano, con Roca Rey“, ha asegurado el torero.

“Es una corrida importante y quiero despedirme de mi afición, de una plaza que me lanzó a la feria, y donde no he dejado de estar ningún año. Me siento muy querido por la afición de Pamplona”, ha añadido Padilla.

Por último, Padilla ha señalado que “este es el tributo que se paga en la profesión y no tengo motivo para no despedirme en Pamplona. Me encuentro fuerte físicamente, con buen fondo y mi deseo es terminar la temporada como Dios manda, como creo que merecen todos los aficionados”, ha sentenciado.

Anuncios

Juan José Padilla, intervenido de dos graves cornadas en Valencia

El diestro jerezano Juan José Padilla, cogido por ‘Hortensia’, de la ganadería Fuente Ymbro, durante la segunda corrida de la Feria de Fallas. MANUEL BRUQUE, EFE.

De SOL y SOMBRA.

El diestro Juan José Padilla, que perdió un ojo de una cornada en Zaragoza en 2011, ha sufrido dos cornadas durante la segunda corrida de la Feria de Fallas de las que ha tenido que ser intervenido en la enfermería de la plaza de toros de Valencia. Ambas son de pronóstico grave, una en el muslo derecho y otra en la región pectoral. A pesar de las cornadas, remató la faena y cortó una oreja al toro.

El parte médico señala que Padilla presenta una cornada en la cara anterior externa del muslo derecho, con dos trayectorias de 15 y 20 centímetros, y otra en la región torácica, que afecta al pectoral mayor izquierdo y también de 15 centímetros.

Tras una auscultación pulmonar que ha resultado normal, Padilla ha sido trasladado al Hospital Casa de la Salud de Valencia. El diestro resultó herido cuando pasaba de muleta al cuarto toro de la corrida, Hortensia, de la divisa de Fuente Ymbro, que, en un descuido, le prendió por la ingle para después voltearle y zarandearle aparatosamente.

Tras recuperarse momentáneamente, y con un torniquete que contenía la hemorragia en el muslo, Padilla volvió a enfrentarse al astado para darle muerte y cortarle finalmente una oreja que paseó camino de la enfermería. El diestro jerezano compartió cartel con el linarense Curro Díaz y el generense Manuel Escribano.

Padilla, cogido por ‘Hortensia’. MANUEL BRUQUE, EFE.

Fallas de Valencia: Tremenda cogida de Padilla y aroma de toreo caro de Curro Díaz…

Por Carlos Ilían.

Irreprochable la corrida de Fuente Ymbro, muy seria, muy ofensiva, con movilidad y, ¡ay!, bajita de casta, apagándose en el segundo tramo de las faenas de muleta, aunque una corrida exigente al fin y al cabo. Tan exigente que dejó en muchos momentos en problemas a las cuadrillas y que sirvió a la vez para que el toreo bueno luciera sobre el ruedo valenciano. Claro, el toreo bueno lo rescató Curro Díaz en el quinto toro.

El torero de Linares había dejado un olor de pura lavanda en los pases por bajo, especialmente en una trinchera antológica. Luego se relajó en el toreo sobre la mano derecha para cuajar series de muletazos infinitos de reposo y lentitud. Todo despedía ese aroma del toreo caro. Esta vez la faena tuvo remate y no ocurrió como en otras ocasiones en las que Curro se deja todo a medio hacer. Pinchazo mortal y una oreja de peso. En el tercero, que embistió con la cara por las nubes, vimos una versión ramplona de este torero, acelerado y despegado. No parecía el artista que lleva dentro.

El susto de la tarde, ¡como no!, lo protagonizó Juan José Padilla en el cuarto al quedarse destapado en el inicio de un derechazo. Tres derrotes terribles del toro le dejaron una cornada en la parte superior del muslo derecho, otra herida en una axila y múltiples contusiones. Padilla, en todo caso, había estado en su línea, buscándole las vueltas a sus dos toros, empleándose en todos los tercios y dejándose esa cornada a cambio de una oreja.

Manuel Escribano reaparecía en los ruedos después de la terrible cogida que sufrió el año pasado en Alicante y que casi lo deja fuera del toreo. Y ha reaparecido con dignidad, un poco fuera de forma, con más kilos de los necesarios. Se llevó el peor lote, especialmente ese sexto, un manso declarado. Estuvo por encima de su primero y solucionó con fatiga en ese último de la corrida.

Resumen del Festejo

Plaza de Valencia. Segunda corrida. Media entrada.Toros de FUENTE YMBRO(6), muy serios, con movilidad y juego desigual. JUAN JOSÉ PADILLA (6), de verde hoja y oro. Estocada trasera. Un aviso (vuelta). Dos pìnchazos y estocada (una oreja). CURRO DIAZ (7), de grana y oro. Dos pinchazos y bajonazo (saludos). Pinchazo hondo (una oreja). MANUEL ESCRIBANO (5), de azul pavo y oro. Pinchazo, estocada delantera y descabello. Un aviso (palmas). Estocada caída. Un aviso (saludos).

Publicado en Marca