Roca Rey Por El Bardo de la Taurina

936600_1508678689435956_597529265981529702_n.jpg

ROCA REY

Este domingo se presentara en la Plaza México uno de los dos toreros más esperados del elenco, el peruano Andrés  Roca Rey el cual independientemente de lo que haga, que seguramente será mucho, como mucho ha sido el haber abierto los portones grandes de Madrid, Sevilla, Santander, Bilbao entre demasiados más, se constituirá en algo así, como el quita vendas de los ojos de miles de aficionados, los que antes de verlo se están preguntando ¿Qué tiene este torero con seis meses de alternativa pa’ triunfar una tarde sí y la otra también?, se lo voy a decir de corridito, en primer lugar se está muriendo de hambre de ser alguien en esta fiesta, su valor raya en la temeridad, transpira enjundia, tiene una percha envidiable, es carismático y sabe que cada nueva tarde se la tiene que ganar con el triunfo de la anterior, las cornadas no lo han amilanado y lo más importantes es y vive en torero…no se viste solo de torero.

 SIN PICADORES Y VACADAS

  En la plaza de toros de Cinco Villas, en la que recientemente  montaron un festejo de los llamados ‘Sin Picadores’ modalidad ésta que se da en dos vertientes, una es la de dar fiesta buscando que los chavalillos se puedan expresar vestidos de ‘focos’ tratando con ello de reducir la transición a veces abismal que hay entre los becerristas y los novilleros lo cual trae consigo sus inquietudes como por ejemplo el preguntarnos ¿ahora en donde van a torear esos tres chavales? o ¿será que van a guardar sus sedas y lucecitas entre naftalina lo cual sería una pena?  pero si somos realistas,  como esos festejos cuestan y muchísimo  y más aún al estilo Cinco Villas, en donde ni a los chavales se les cobra por manifestarse, ni al público por entrar a la plaza, lo que es inusual y  por ello francamente dudo muchísimo que otros empresarios vayan a entrarle a la mesenada y la otra forma de dar esos festejos en otra parte sería hacerlos con ganado  de menos nombre y con cuadrillas libres, lo cual por parte de la Unión de Picadores y Banderilleros se duda sea aceptado y solo así se podría cobrar un boleto casi al costo de lo que cuesta imprimirlo buscando que la gente vaya, reitero lo veo en arameo, pues salvo lo excepcional estamos en un negocio llamado Fiesta Brava en donde además en ese rango humano la materia prima anda como la caballada bien flaca. Y ya que andamos en eso de echar la capa desde siempre, ha estado vigente entre los aficionados el deseo de que  llegue el día en que los empresarios Marco & Domínguez le den la oportunidad a los chavales de la legua, lo cual bien podría suceder montándoles una de las llamadas ‘Vacadas’ a la que acudan esos toreros románticos  los de agujeros en los tenis que le salen al mismo diablo y se tragan la lumbre en cada muletazo, bueno, solo es una idea recordando aquel cuento de la Cenicienta donde nos dice que lo que llega a ser lo excelso, no siempre está entre los nobles y si entre los de abajo.

 CUATRO DEBUTANTES

Ya metidos en la bamba de la novillada sin picadores que da origen a lo anterior, solo un breve apunte para pregonar y resaltar el esfuerzo y dedicación que le metió la amazona asevillanada Grisel Marco Domínguez para debutar ante la sociedad taurina en su propio albero en calidad de Dama Aguacil, elegantemente ataviada con chaquetilla cortada a la alta costura en tonalidad vainilla, montando un tordillo de alto registro y respetando la tradición con precisión del despejo de plaza,  lo cual data del siglo XVIII en que este se daba para desalojar a la gente que se encontraba sobre la arena, ¡claveles para usted!

Ya vendrían   los tres debutadores engarzados por el común denominador del bien vestir Isaac Fonseca, Juan Pedro Llaguno y José María Mendoza y como la novillada sin pica ahorró un tercio pues ídem y solo en breve trasmitir lo que nos han trasmitido los que se aposentaron en el graderío y que a final de cuentas decidieron decantarse con holgura por Isaac Fonseca, al que el abuelo le metió el gusto por el arte fino del torero y Jacobo Hernández le ha trasmitido el misticismo de esta liturgia y ahora no debe olvidar ponerlo a estudiar el Manual de Carreño, porque este chaval va a comer del toro, con manteles de lino, cubiertos de plata y aceite de oliva y esto por varias razones; posee afición a raudales, tiene técnica, le trabaja la cabeza y el valor lo trae destapado.

Juan Pedro Llaguno como tiene carita de pícaro cae sentadito en el ánimo de la gente y si a eso le sumamos que es inquieto bullanguero y entusiasta en su desenvolvimiento pues se le aplauden sus ímpetus al intentar todo más allá de lo ortodoxo, que no sé exactamente qué quiere decir, pero suena muy apantallador como el torear de este carismático que creo que sabe muy bien que se torea como se es y no con el linaje del apellido.

José María Mendoza guarda el interés de los misterios por descubrir pues en sí es como la lamparita de Aladino, que a ciencia cierta nadie sabe lo que trae dentro, incluyéndolo a el mismo, el que cuando  descubra con un poquito más de madurez que esto es de creérselo, de permitir que los duendes le afloren y que una vez vestido de luces él y solo él es el filamento de su propia luz va a irradiar un toreo que trae guardadito y que el día que lo saque y se embraguete va a conquistar algo que lo va a detonar y que se llama confianza.

Y ahora solo esperar que de acuerdo a la lógica y a lo justo en la próxima novillada sea repetido Isaac Fonseca avalado por el par de orejas que meritoriamente cobró y que lo sitúan como el indiscutible triunfador y por ende un atractivo para la afición de Santiago Cuautlalpan.

                                                    CENTRO HISTORICO

Renato Leduc, ‘El Ciego’ Muñoz, ‘Cagancho’, Agustín Lara, Reynaldo Torres, son algunos de los personajes de los que muy pronto podremos estar leyendo, lo que ocurrirá en el registro anecdótico que nos brindara el libro ‘Crónicas inéditas del Centro Histórico…’ editado por Distribuidora y Librerías Tauro,  el que nos brindara charlas descriptivas de y en los lugares tradicionales del centro de la ciudad como El Café Tupinamba, la cantina con la licencia número 1 que lo fue El Nivel, brincando a La Opera sin dejar de recordar el Do Brasil tan mencionado en la novela clásica de ‘Mas cornadas da el hambre’, por hoy solo la primicia y en breve más datos sobre este libro que promete mucho y que por mucho tiempo ha sido esperado.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s