Insípidos los del Pilar y tarde de sopor en Pamplona

Fue un milagro que saliera ileso El Cid

Sol y Sombra

Toro grande, ande o no ande, parece ser la máxima de algunos ganaderos al elegir los toros para Pamplona. Al menos en el caso de los señores Fraile, propietarios de El Pilar, se puede aplicar esta teoría a juzgar por la corrida que enviaron a estos sanfermines. Desde luego que grande fue un rato, y también mansa y descastada. Lo cual no quiere decir que algún toro metiera la cara y permitiera algunos muletazos.

El mejor librado del festejo fue Daniel Luque aunque tampoco pudo sacar nada en claro con su lote. Puso voluntad con el manejable aunque desclasado tercero y apostó con el soso sexto, al que pudo ligar algunos pases en redondo de mérito a base de dejar la muleta en la cara del toro de El Pilar.

El Fandi fue toda voluntad sin recompensa y El Cid se llevo el milagro de la tarde cuando tras dos pinchazos, el toro de El Pilar que abrió plaza le embistió en un último arreón vital poniendo su pitón en la zona inguinal del sevillano. Todo quedó en un susto afortunadamente y el diestro sólo tuvo que ser atendido posteriormente en la enfermería de un corte en el tobillo.

Resumen del Festejo

Pamplona, miércoles 13 de julio de 2011. 9ª de Feria. Lleno. Toros de El Pilar, bien presentados, astifinos todos aunque desiguales de hechuras y tipos. Mansos y bajos de casta. Manejable sin clase el 3º y de buena condición aunque desfondado el 5º. El Cid, silencio en ambos. El Fandi, silencio y silencio. Daniel Luque, silencio y silencio.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s