Archivo de la etiqueta: Cinco Villas

El Bardo tiene la culpa de todo…


Por El Bardo de la Taurina.

Una tarde de aquellitas que recién se fue gozando de la seda y el oro con la que bordan las faenas de la convivencia los descendientes por la línea paterna de la familia Marco Sirvent  y cuyas raíces ancestrales están en Cinco Villas (Zinco Billas) una comarca territorial alegre como una jota,  que se halla situada al norte de la provincia de Zaragoza en Aragón, España y cuya esencia indomable tiene en México una chulada de representación en el mirar al cielo de la Plaza de Toros de Cinco Villas, en donde a hermosura no hay quien se la gane el continente  que se extiende desde el Glacial Ártico y remata en el Cabo de Hornos, el caso es que en América ‘naiden’ le hace sombra al conjunto de las preciosuras, comenzando por el albero coqueto que en su circunferencia está adornado con esa arena de oro que proviene de Alcalá de Guadaira en Andalucía y es la misma con la que se maquilla la Maestranza Sevillana,  a la plaza de toros en majestuosidad la acompañan el salón de macro convivencia ‘Faradues’ y la cava de los caldos finos que se rubrica como ‘Casa Jordán’ y que decir de los jardines del Edén que en su verde esmeralda y cuidado, solo le compite el terno  de la Macarena.

Por el feudo del prominente industrial y garante de la tradición taurina Don Luis Marco Sirvent, no solo han pasado sino que han esparcido de finas esencias con su torear figuras de solidez de la talla de Manuel Caballero, José Antonio Morante de la Puebla, Alejandro Talavante y  Pablo Hermoso de Mendoza, amén de casi ‘toítas’ las semillas de la esperanza novilleril y becerristas.

Las familia Marco Sirvent y Domínguez Cobián,  quienes en su calidad de benefactores de la fiesta y jerarcas del altruismo, algún día nos darán una sorpresa mayúscula con un evento privado muy a su estilo, que echando a volar la inventiva al alimón con la  imaginación ¿por qué no pensar en una de esas  noches de gala teniendo como vértice en gema de atracción a su majestad Enrique Ponce? bordando la fantasía al compás de ese pasodoble de organdí y aroma a naranjos que escribiera el poeta de la geografía musical española, el maestros  Agustín Lara y cuya obra título ‘Valencia’:

Valencia mía de los olivos

pétalo que cubre de sangre y de seda

Mi suelo español…

Imaginemos ese correr la mano de seda y nardos desde Texcoco hasta Valencia y que tal pensar en ‘La Poncina’ acariciada por las notas de la Orquesta Clásica de México del maestro Carlos Esteva, que tan amigo es de Don Fernando Marco Sirvent.

¡Ah! y solo decir que la historia  del Estado de México con el rey Netzahualcóyotl  y el  príncipe  Silverio Pérez, incluye un palacio  que lo es; el de Cinco Villas.

Volviendo al comienzo de esta columna que lo hicimos  con el juguetear de las neuronas, decir que por allá  este escribano sostuvo una plática con Don Jorge Espinosa de los Monteros, quien aparte de poseer ese apellido heráldico de alta solvencia ha presidido a los bibliófilos tricolores y conduce en la capital de la Ciudad de México, un programa dominguero que en la radio es el de mayor tradición, Don Jorge decía  –El Bardo tiene la culpa de todo lo que pasa…-  y de ahí engarzaba el tema Plaza México  y decía algo así; como que la empresa ya tiene la experiencia de haber dado dos temporadas una chica y una grande y que ahora lo justo sería darle el beneficio de la duda o la esperanza de que el porvenir pinte con éxito.

Expuestos sus deseos cuestiona a esta pluma, sobre el tema inmediato que lo es el de la temporada novilleril, mi menda sin más no ve más de lo que se hizo la pasada temporada de lluvias y la de fríos de las que informamos a España y que sin meterle plomo al rasero en el balance quedo como bomba de gasolina debiendo litros completos y es que en primer lugar aceptar que van a mejor nunca será lo correcto, hablando específicamente de las novilladas pues se mejora cuando se hizo algo bien y se desea o pretende hacer lo que sigue todavía mejor, lo cual no es el caso, aquí lo preciso es decir que la empresa tratara supuestamente  de corregir lo que no les salió a pedir de turrón.

Solo unas  precisiones ligeras y a la vez de peso sin las cuales en lugar de que el pasodoble anuncie el festejo, van a tener que anunciar ‘abrochen los cinturones’. Ya ‘Chabelo en familia’ paso de moda y los novilleros que torean sin equinos y a los que los acompañan, eso de salir y ver una plaza vacía les puede provocar dos sensaciones; una que no sientan ningún tipo de presión pues es como torear en el garaje de su casa o la otra es que el corazón se les arrugue como pasita de tanta tristeza por la soledad en los tendidos. 

Empresa reflexionen el horario de lluvias que  fue y va seguir siendo su mayor enemigo, no se pongan de pechito y menos se encaprichen con la hora tradicional en eso de dar festejos y menos los menores, por la tarde sobre las cuatro ya no funcionan, no le demos vuelta las doce del día es la indicada y de todas maneras a cruzar los dedos, en novilladas un solo boleto general para adultos a precio modesto de la fila uno de barrera a la 23 de tendido con una advertencia que quien tenga un derecho de apartado se podrá presentar en su lugar y con solo exhibir su tarjeta podrá ocupar ese lugar lo cual no va a ocurrir ni en el 99 % de los casos… sin esas modificaciones será dificilísimo se registren entradas por arriba de las del año anterior, que fueron paupérrimas.

Al final de la  temporada Espinosa de los Monteros volverá a decir “El Bardo tiene la culpa, de todo lo que pasa.”

Anuncios

Ocho con Ocho: ¡Qué bonita familia! Por Luis Ramón Carazo


¡Qué bonita familia! Diría un cómico muy famoso conocido con el mote de Pompín Iglesias, colombiano naturalizado mexicano y que aquí en su segunda patria, dejó el legado de su afable humor blanco en su principio como pareja de Nacho Contla lo cual se puede constatar en los canales de películas mexicanas y programas antiguos de cómicos.

¿Por qué lo traigo a colación? Porque con el nombre de Familia Taurina se reconoce a los profesionales del toreo y a los aficionados de ultranza.

¿Qué pasó?

Que la semana fue de sentimientos encontrados.

Por un lado se anuncia un capítulo más de Tauromaquia Siglo XXI ahora en San Luis Potosí lo cual habla de que se avanza en ordenar la defensa del arte taurómaco, pero por el otro, sale a luz pública el qué las novilladas en Cinco Villas, organizadas por Luis Marco Sirvent y su familia, vivieron el sábado 1 de julio de 2017, según el empresario, el último festejo en beneficio de la Casa Hogar la Divina Providencia, por sentirse dolidos con los estamentos profesionales.

De acuerdo a la opinión de la familia Marco, más que contribuir siempre ponen trabas a la celebración de novilladas en su primoroso coso del Estado de México.

Noticias como la anterior nos demuestra que no entendemos lo importante que resulta unirse, cuando las presiones son muy fuertes, para terminar con una de nuestras más bellas tradiciones con el peligro latente además de que por la paupérrima celebración de novilladas, el porvenir de los toreros mexicanos se vea negro.

Cinco Villas, siempre programa encierros serios en sus festejos y además no les cobra como algunos vivales si lo hacen a los actuantes, contribuyendo a su formación.

Y perdón pero le sigo, ahora con una perla de España; ¿Cómo es posible que en Albacete, según una nota sobre la corrida de ASPRONA (Asociación para la Atención de Personas con Discapacidad Intelectual y sus Familias) que se celebró el 11 de junio de 2017 en Albacete, los tres toreros y el ganadero se llevaran el 101% de lo recaudado en taquilla, sólo salvándose del déficit la asociación sin fines de lucro porque hubo otros ingresos que permitieron que no se fuera de vacío, entre otros los de derechos de televisión.

Los taurinos cada uno a su estilo nos oponemos a claudicar contra el embate de suprimir los festejos, pero la falta de solidaridad de muchos de los actuantes más importantes, nos debe llevar a entender claramente, que si se está tratando de conservar la tradición será para beneficio económico de unos cuantos matadores que respetando lo que se juegan en cada actuación su propia vida, desafortunadamente, se hacen de la vista gorda para contribuir con recursos a su defensa.

Los ganaderos es sabido que la gran mayoría mantienen sus hatos, más por afición que porque sea rentable hacerlo.

Del aparentemente lejano José Tomás, hemos sabido por fuentes ajenas a su menda de actos de generosidad muy grandes, sin que él busque hacerlo públicos, gracias a su mecenazgo, hay quienes reciben hasta hoy su mano amiga dentro y fuera del ámbito de los toros.

Por ello es que escribo estás letras para que reflexionemos todos quienes somos más destructivos para el futuro del toreo que los propios anti-taurinos, recordando aquellas famosas letras del genial Martín Fierro, obra del siglo pasado del militar y escritor argentino, José Hernández:

“Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera. Tengan unión verdadera en cualquier tiempo que sea, porque si entre ellos pelean, los devoran los de ajuera”

Así o más claro, querida familia.

Sigue la crisis: La empresa de Cinco Villas suspende su temporada de novilladas

Cinco Villas ¿capricho o se perdió la ilusión?

Sigue la crisis en el sector taurino mexicano, ya que otra empresa ha claudicado en su labor de organizar festejos menores en su plaza. 

Con estas descisiones se pone otro clavo en el ataúd del sector más desamparado de nuestro sistema: los novilleros.

Sin novilleros no hay futuro…

Pero se sigue afectando al sector mas vulnerable de la fiesta por protagonismos mal encauzados, falta de profesionalismo y poca visión ante la crisis de un sector en vías de extinción.

Algunas cosas positivas dejará esta gestión de Cinco Villas, pero tambien deja muchas que nunca se pudieron solucionar y que al final terminaron por apagar el entusiasmo en la misma afición, que los últimos meses dejo de acudir en grandes cantidades a los festejos en ese recinto.

De S y S.

La crisis en las filas novilleriles, el poco apoyo de varios sectores o grupos taurinos junto con las autoridades correspondientes, además de trabas para montar los festejos han motivado a la empresa de Cinco Villas a claudicar en su esfuerzo y con la novillada de este sábado se cierran por tiempo indefinido sus puertas.

Asi lo informó el empresario Luis Marco Sirvent anoche durante una conferencia de prensa -que incluyó paradójicamente una fiesta a manera de despedida- en donde algo molesto comentó que la novillada de este sábado no iba a ser permitida, debido a la presencia de dos extranjeros en el cartel y solamente un mexicano, por lo que decidieron incluir un mexicano más para poder realizar la novillada.

Pero aunque han claudicado en los festejos menores, Marco Sirvent dijo que Cinco Villas continuará realizando esporádicamente algunos festejos taurinos. 

El cartel de la “ultima” novillada esta compuesto por José María Pastor, el venezolano Jesús Enrique Colombo, el español Marcos y Francisco Martínez, con cuatro novillos de La Guadalupana y cuatro de Francisco Cordero.

Twitter @Twittaurino

Los huevos de oro Por Bardo de la Taurina

Pensar que con solo la mayoría de coletas mexicanos la Fiesta va a resucitar, es tanto como pensar que el petróleo se puede extraer con tirabuzón, equivaldría a andar despistados o no querer ver que el nacionalismo en tiempos de crisis, puede resultar contraproducente, el mayor problema de la fiesta actual es; que un sector no quiere aceptar que esto no está bien, no quieren darse cuenta de ello ¡Carajo! No es delito, ni ningún otro terminajo simplemente es realidad, veamos cuando a usted medio le duele el esqueleto, medio tiene el cuerpo cortado, como que medio siente calenturilla, o corre a la cantina a echarse una ‘Piedra’ o alguien piadoso le pone el termómetro pa’ medirle el agua a los camotes.

En la fiesta ¿cual es el termómetro? Pues las entradas, que nos dicen que la gente está dejando de ir a los tendidos, hagamos un ejercicio de conciencia sencillo de esos que no requieren de una radiografía, y veamos; cuando se dan carteles exclusivamente con toreros mexicanos ¿Qué porcentaje del aforo de las plazas se ocupa? La respuesta es clarísima, por lo general oscila entre un 25 o 30 %, ¿quiere un pilón?, se lo ponemos ¿qué más evidencia que eso?, ¿Cuál es el remedio? ¿Seguir repitiendo los mismos carteles con esos cinco toreros que son buenos? Pero que no meten gente a los tendidos.  

Más el grave problema es que los empresarios se van a cansar de perder dinero y van a tirar el arpa y entonces sí, adiós cocodrilo, por ello los ganaderos, los gremios de toreros y las autoridades tienen que jalar parejo, antes de que los empresarios terminen cerrando las plazas por incosteables, ¿la solución? Es la del juego de ‘La Pirinola’ es momento en que todos tienen que poner, los ganaderos tienen que flexibilizar sus precios de venta en los toros de cuatro y cinco años, para que los empresarios los puedan pagar y jugarse el albur de que anunciando el Toro, Toro y el Novillo, Novillo mayor número de gente asista a las plazas, si no lo hacen así, mientras se sale de la crisis, si es que sale, la situación se les va tornar más crítica porque cuando empiecen a darse menos festejos e incluso a cerrarse plazas de toros a los únicos empresarios a los que les van a poder vender sus animales son a los del Mc Donald’s.

Los gremios de toreros repito en esta época de crisis van a tener que ceder o flexibilizarse en el número de participantes extranjeros, si así le conviene a la mercadotecnia de los empresarios, porque de alguna manera vuelvo a lo mismo, si con tres connacionales lo más seguro es que pierdan dinero, que salgan tablas o si hay suerte pues ganen un dinerito, debido a dos factores, que estando bajo el nivel de atracción, pa’ tratar de compensar los empresarios fijarán precios que aunque fuesen justos al público, por lo general les van a parecer altos, entonces la lógica dice que hay que meter uno, dos o tres extranjeros pa’ hacer que les entre dinero y así se recapitalicen y además es cuando los toreros mexicanos tienen que sacar la enjundia pa’ triunfar con rotundidad y así vayan ganando en atracción hasta que los tricolores vuelvan a ser base de carteles, lo cual lamentable en esta epidemia de anorexia, no sucede.

Y es aquí donde las autoridades también deben de comprender que el enfermo (la fiesta) necesita urgente de transfusiones de importación pues hay epidemias que no se curan con chiqueadores de ruda y una de esas es la taurina y si no pues esperemos a que la gallina de los huevos de oro un día de estos clave el pico, y en su epitafio se leerá ‘La quisieron hacer más mexicana que el guacamole y terminó en mole colorado’
 
De tres a cuatro en Cinco Villas

Como anillo al dedo pa’ ejemplificar en un solo evento mucho de a lo que nos hemos venido refiriendo es lo que está sucediendo en torno a un festejo que se dará el 1ro. De julio en la llamada Catedral de la novillería, que lo es la plaza de Cinco Villas, donde en principio estaba anunciado un atractivo festejo con tres novilleros de otros tantos países México, España y Venezuela con seis novillos procedentes de un solo hierro y de pronto la empresa modifica el cartel incluyendo en él a un mexicano más, cuya eleccion  recayó en un novillero mexicano recién llegado de España, por ética y respeto a las partes solo me concretaré a decir que las causas por las que el cartel original fue modificado, podrán quedar esclarecidas ésta misma semana.

 
Sólo asentar que este ajuste le va a costar a la empresa un platanal, aparte de que va a tener que afrontar situaciones que no eran necesarias, me pregunto; ¿Le quedara a la empresa ganas de seguir apoyando a los novilleros?

Flores el mexicano, puso todo y Marcos el español, enmarco la tarde Por Bardo de la Taurina

Este fin de semana el cotarro taurino anduvo harto variadito en cuanto a los nombres que se pusieron en las marquesinas taurinas y que parece que sumándolos de uno en uno, llegaron a quince toreadores en la capital y la periferia, lo cual nos quiere decir que si dos, al parecer de esta pluma, fueron los que merecen resaltarse, Sergio Flores y el novillero español Marcos, dentro del territorio, de Texcoco.

Pues sí, en esa tierra, en orden primero, que así lo cito, porque como sucedió el sábado se dio un festejo en la plaza de toros de Cinco Villas, en el que arribota aparecía el nombre de Pablo Hermoso Mendoza y a su vera el de Sergio Flores, el del novillero español Marcos y saltando de la chistera se agregó el de Cristóbal Arenas ‘El Maletilla’, el despeje de plaza se dio cuando el sol ya taladraba el medio día y ante una concurrencia que andaría oscilando entre media bascula y su pilón copeteado y esto lo digo sin temor a pecar, primero porque no creo en el pecado y porque se me hace muy hipócrita por parte de algunos comunicadores siempre tratar de ocultar o abultar lo que se registra en las hileras destinadas a asentar las asentaderas, ¿a qué se debió que el graderío no reventara con gargantas hasta la azotea?, pienso que habría que achacárselo a que Hermoso de Mendoza desde hace un rato ha venido dejando de ser tan atractivo como una cereza en el pastel.

Sí, así tal cual y es como no debemos restarle un ápice al extraordinario jinete que lo es, tampoco debemos dejar de señalar que la gente ya se ha venido dando cuenta de las dimensiones descomunales de los rejones de inicio o apertura que les mete a los toros, además de percatarnos de los traseros que a propósito los coloca con el objetivo de disminuir ventajosamente a los toros y eso obviamente le ha restado interés a su show, además en lo particular el sabadazo anduvo sin puntería en todas las líneas, incluyendo las de muerte.

Sergio Flores empezó en Cinco Villas y terminó en la plaza de toros que está dentro de las instalaciones de la Feria Internacional del Caballo 2017, la continuidad del bien andar de un camino que ha venido cuesta arriba y con aludes de piedras de todos tamaños y colores, las cuales ha venido sorteando con una llave de combinaciones, en las que incluye la buena academia, la interpretación personalísima del concepto arte, una dotación que no le dobla el lomo con el peso abultado del valor y sobre todo eso que marca la diferencia que lo es el grifo siempre abierto de la enjundia, virtudes éstas que de seguirlas conjugando lo van a llevar hasta conseguir no la etiqueta de un grande, sino la verdad de serlo, lo cual radica en que los grandes lo son, por ser muy pocos.

Me jacto de haber estado convocado a Cinco Villas desde el día de la inauguración, lo cual me parece debió de haber ocurrido allá por el mes de noviembre del 2011 y a partir de ahí he checado tarjeta casi siempre con excepción de algunos festejos que dieron con bambinos, en ese correr de los años puedo asegurar que dos novilleros me han llenado, el mexicano Antonio Mendoza y el que recién me impresiono, el español Marcos quien debuto sin caballos en Illescas en el 2015 y con equinos lo hizo en Cuenca en el 2016 a partir de lo cual ha venido con papel calca repitiendo los triunfos y adjudicándose certamen tras certamen.

Marcos Pérez Hernández que es su nombre completo, desde que se abre la puerta de cuadrillas exhibe una figura torera, delgada como varita de nardo y forrada de elegancia a partir de la cual despliega un toreo sobrio, inmaculado sin espacios pa’ las sonrisitas, ni mucho menos pa’ los adornillos de fácil impacto, nada de eso y sí mucho de aquello que es el bien torear, en concreto, realizó una primera faena que dejó al descubierto la falta de sensibilidad de los asistentes pa’ valorar una faena labrada sobre mármol a la que sumo otra por el estilo, sin más pétalos de jazmín grábese este nombre Marcos, un marco que remarco lo torero en el albero.

Cerró ‘El Maletilla’ con un becerro al que pa’ torearlo había que pararlo primero, lo cual no se logró porque el canijo era de cuerda y a estas horas ha de seguir por ahí en desaforada carrera, eso sí, asombrado por no haber podido doblegar al gigante pequeño Cristóbal Arenas.

De lo que no sucedido en la Plaza México solo decir que un toro de Marco Garfias le partió horrorosamente las carnes de las extremidades, derecha e izquierda a un matador que está ingresado al hule con el nombre de Gerardo Adame, de los que salieron por su propio pie estuvo Fabián Barba quien cenó oreja en salsa verde, Cristian Aparicio quien puso el buen gusto en el ejecutar y hasta subrayo en momentos precisos y José Murillo quien a estas horas anda en busca de por qué agujero, se le escapo el triunfo grande. 

 

Hermoso, Flores y Marcos en Cinco Villas Por Bardo de la Taurina

​En  el laberinto de lo impenetrable de las sorpresas, una se filtró como cascabel alborotado,  provenía de Santiago Cuautlalpan, el cual está adscrito a la batuta MORENA del Dr. Higinio Martínez Miranda, quien tiene alternativa como Presidente Municipal de Texcoco,  terruño  que  va sobre caballo de hacienda  y que con esa sensibilidad que emana del Palacio del Ayuntamiento pa’ saber los gustos del pueblo y de los acontecimientos que son capaces de hacer que todo el país voltee hacía la tierra del faraón, ha abierto los grifos de la colaboración y está brindando todas las facilidades para que la dupla de empresarios que conforman Don Luis Marco Sirvent y Doña Lucero Domínguez Cobián, en la gema de la corona de los alberos  que lo es Cinco Villas, se lancen a la faena de la intrepidez, que eso es  el montaje que el próximo sábado 25 de este mes de marzo pondrán en escena.

Al ofrecer a los habitantes de Texcoco, a los de la CDMX,  Puebla, Tlaxcala, Hidalgo, Querétaro, Morelos, en fin a los vecinos, la oportunidad  de que se lancen por las  venas de asfalto y lleguen a pasar lista de presentes en un festival donde Pablo Hermoso de Mendoza quien no requiere de panegíricos, el matador Sergio Flores el que con sus florituras está de moda por andar quitando  moños, a los que se sumará una sorpresa española conocido como Marcos y quien de casta le viene al galgo pues se trata de un toreador que este ritual lo conoce como la palma de la mano, dado que es nieto del ganadero de la dehesa de Garcigrande en España  e hijo del empresario de Ciudad Real y Cuenca.

Habrán de lidiarse seis bureles de Xajay, la Joya y de Leopoldo Martín del Campo, los que conociendo como se las gastan en Cinco Villas, vendrán presumidos de trapío, pero vayamos al análisis  del  festejo el cual se dará bajo la modalidad de festival mixto, el rejoneador Hermoso de Mendoza  se ataviara  de la misma forma en que se presenta en cualquier coso del mundo, los toreadores de a pincel, lo harán a la usanza que marcan las tradiciones que debe de serlo con elegancia pero sin brillos, más si obligatoriamente en los espolones de Sergio Flores y en el chaleco de Marcos.

Los bureles no deben levantar suspicacias  por tratarse de un festival, ¡no, no, no!, dado que el figurón navarro y sus caballos que también son figuras, saben mejor que nadie el tamaño del ‘tornillo’ pa’ que embone perfectamente en esa ‘rosca’, los que se zumbara Sergio Flores, deberán de ser sendos toros tan sólo limitados por las dimensiones de la pandereta, que por cierto es de muy buen talle y desde luego  decir que se espera salgan en puntas, pues el que sea un festival no significa y mucho menos en Cinco Villas, que el torero venga amparado o con fuero, pues de ser así sería un verdadero tropezón para la administración del matador y para el propio, el cual por tratarse de un novel aspirante a figura, debe cuidar muy bien los pasos que da, el español Marcos debe de traer más novillos enteros y puntiagudos en la barriga que un Santa Claus y si quiere que la prensa seria  se ocupe de él, tiene que comenzar por lo maduro en lo que lidia.

Quien vaya a estar  de titular y su asesor en el palco de autoridad se confía que sean profesionales para que sepan mejor que nadie que en un festival de este calado lo único que se regala son las sonrisas y pa’ eso están las majas en los tendidos ya que pa’ orejas baratas, las de Mickey Mouse en las tiendas de suvenires en Disneyland.  

Vayamos ahora con el gran reto que le significará a Doña Lucero Domínguez Cobián atiborrar esa taurinísima plaza, pues una cosa es el canto del gorrión con sus bolsitas de arroz y frijolitos y otra cosa es que se abran las carteras Louis Vuitton y las bolsas Pineda Covalin pa’ que de ellas salten $850.00 o $1500.00 por persona dependiendo de donde quiera usted lucir sus ‘trapitos’ Yves Saint Laurent o los Christian Dior, además de darle vuelo a su paladar gastronómico lo que en los boletos altos ya va incluido, Doña Lucero no la lleva fácil pues ponerle una  figura al pastel y que se la paguen no  es enchílame otra ¡qué va!, pero en el toro nada es sencillo  y menos lo que vale la pena, sabemos que la promoción ya empezó y que ésta deberá de ser óptima y sin tregua.

En fin, veremos si Hermoso sigue siendo ese hermoso atractivo y si Flores ya tiene aroma de atracción. 

La preventa a través  de los sitios oficiales de Cinco Villas y en la Asociación Nacional de Matadores.

En Cinco Villas triunfos sin pisar el ruedo Por Bardo de la Taurina 


Apenas hace unas horas cuando parecería que el ambiente estaría solamente como pa’ hablar de los aros olímpicos, la antorcha y el pebetero carioca, que esperemos brille aún más que en la inauguración, en donde se pretendió que con la presencia estilizada de una Garota de Ipanema se calentaran los corazones, pero le faltó lo bronceadito de la piel, lo cachondo del bamboleo, ese transpirar sensualidad, luego un venerable octogenario de las escuelas de Samba trato hacer bailar a un niñito flaquito que más que un danzarín parecía uno de esos mosquitos Sika que también tienen representación en estos primeros juegos Olímpicos sudamericanos, los baluartes de la cantada Gilberto Gil y Caetano Veloso acompañados de Anita gustaron a algunos y a otros les parecieron más fríos que un Caipiriña… cuestión de gustos.
 

Luego en las redes sociales el taurinazo Don Fernando Barragán, dio a conocer una noticia que parecía festiva ‘Mexicano se lleva la primera medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro… la policía de Rio ya está detrás de él’ (Facebook viernes 13.18 horas) y bueno esto aunado a que previo a la inauguración, los mexicanos pamboleros no supieron meter la pata ante los germanos y por ende paradójicamente terminaron metiéndola, total que el ánimo andaba como los gobernantes en Brasil sin aceptación plena, bueno como sería la cosa que cuando vistieron al Corcovado con la verde amárela a sus pies apareció un regordete ensotanado de luto con una cachucha roja que parecía más cardenalicio que atlético, ¿qué andaría haciendo ahí?, ¿iría a pasar la charola?, ¿o no sabía que esto no es de agua bendita sino de albercas olímpicas?, mas como en esta justa lo que rifa es lo rapidito, pues al son de ‘en sus marcas listos… llego el sabadito’.

 
Y como ya lo habíamos apuntado con antelación en alguna de nuestras columnas la Plaza de Toros Cinco Villas la que así fue bautizada en recuerdo del terruño de donde es originaria la familia ancestral de su propietario, Zinco Billas como se escribe en aragonés, la que está situada en la provincia de Zaragoza, se ha convirtiendo en la plaza de la novillería nacional y también de la internacional pues ahí se le abre la puerta a los buscadores de gloria y en ese tenor anunciaron el quinto festejo de esta temporada.

 
En el cual se registró un hecho o más bien una cuarteta de ellos, que en sí constituyeron el caleidoscopio de los triunfadores de la tarde los que curiosamente no vistieron de luces, como sí lo hicieron los novilleros, así como lo está usted leyendo, es más ninguno de los cuatro personajes relumbrantes piso el ruedo, ¿Qué cómo está eso? pues vera usted: El primer triunfo se lo llevo el empresario Luis Marco Sirvent quien desde que se subió a la locomotora que jala el tren de los empresarios no hay quien lo baje de ahí y así lo volvió a demostrar la tarde referida.
 

En la que aunque no me han pedido mi opinión, pero tampoco me han dicho que no la de, pues ahí les va y es en el sentido de que se evite que los novillos que no son muertos por espadazo o por descabello en el tiempo reglamentario sean devueltos a las corraletas, pero de ninguna manera apuntillados arteramente por un subalterno resguardado dentro del callejón.

 
El triunfo más lucidor hay que adjudicárselo a Doña Lucero Domínguez Cobián co-empresaria y artífice del despliegue promocional y publicitario, gracias al cual se logró que la más hermosa de las plazas tricolores se repletara de bote en bote, lo cual tuvo más mérito pues por acá en México los huracanes andan recluyendo a la gente en sus casa y solo decir pa’ que nuestros lectores en España se den una idea, los aficionados que entraron a la Plaza de Toros de Cinco Villas fueron más que los que normalmente asisten a una novillada a la misteriosa Plaza México.

 
El ganadero del Batan matador en retiro Gabino Aguilar del que hay que decir tomo la alternativa en el año de 1964, ni más ni menos que en la Monumental de Madrid, el que además fue un gallo de la novillera, junto con su familia mando un encierro muy armónico con la edad y con las puntas puntiagudas, solventando la bravura que daba como pa’ un guisado, de orejas y cola de toro, lo cual no ocurrió, aunque si hubo una degustadita acelerada por ahí y aquí algo en el sentido de que los principiantes son como los avioncitos de control remoto, sino les marcan las coordenadas pues no levantan el vuelo y parte de la academia es mentalizar a los chavales a que tiene que saber escuchar y acatar las instrucciones, salvo casos fuera de serie de quienes nacieron sabiendo o con el don natural de la torería como los de los matadores Paco Camino, Manolo Martínez, Julián López ‘El Juli’ y el prodigioso Cristóbal Arenas ‘El Maletilla’ y aún él pa’ incrementar su sapiencia se deja guiar por su maestro y apoderado Luis Gallardo.

 
Luego el matador Jorge de Jesús ‘El Glison’ en la trasmisión televisiva brindo una narrativa, que más bien fue una catedra, primero de cómo hay que hablar frente a un micrófono con ritmo, con son, con cadencia y con un timbre entendible, después demostró el saber de lo que se está chanelando, dio opiniones sensatas sin mácula de presunción y pa’ rematar se soltó el pelambre al declamar una poesía de su autoría, que bien valía una vuelta al ruedo.
 

Es más que sabido que en esta columna la coba no cabe ni en el cuarto de los trebejos, ni tampoco un halago se cambia por una jama, ni se avientan flores y cohetes por amistad, así que sin más, ya no hay más.

 

 

Es lo que digo yo: ¿Hacia dónde va la fiesta brava en México?

OPORTUNIDAD: La actual empresa de Plaza México tiene una nueva (y tal vez ultima) oportunidad este verano y durante la temporada grande para poder recuperar su importancia en el mundo taurino.

Por Luis CuestaDe SOL y SOMBRA.

La fiesta de los toros en México vive estos días entre la incertidumbre (nada nuevo) y algunos vientos de cambios que se avizoran en el panorama. A continuación vamos a analizar tres ejemplos de ello.

CINCO VILLAS: La empresa de Cinco Villas continúa con su eterna temporada dándoles oportunidad a algunos jóvenes y promoviendo la fiesta a su manera. Sin embargo muchas dudas quedan en el aire en cuanto a la gestión empresarial de Don Luis Marco. ¿Cuál es el plan? Es cierto que es importante ayudar a promover la fiesta y buscar nuevos valores, pero no hay que olvidar que lo que organizan son novilladas y éstas han de ser ante todo eso, NOVILLADAS y no corridas de toros de plazas de 2ª categoría que es lo que se está ofreciendo a estos principiantes en ese recinto.

Hay que ayudar a los novilleros pero no hay que meterlos en un “circo romano” a pelearse con verdaderos “marrajos” de desecho, sobre todo cuando estos jóvenes como ya hemos visto, no tienen las aptitudes técnicas para solventar esa papeleta.

Es sin duda una loable labor dar festejos menores en estos tiempos, pero cuando las cosas van de más a menos, es quizás tiempo de hacer un alto y replantearse los objetivos, porque el fin no debe de ser el hacer fiesta solo por “hacer fiesta” porque al final las buenas intenciones terminan por distorsionarse.

Es momento de dejar los egos y las adulaciones, para enfocarse en un proyecto que no se centre exclusivamente en el “aquí y ahora”, porque este como hemos visto, sencillamente, no tiene futuro a largo plazo.

CASA TOREROS: Por otro lado Casa Toreros continúa apoyando y buscando nuevas fórmulas para atraer más público a las plazas de toros que comandan Pablo Moreno y Juan Pablo Corona.

Este grupo empresarial ha entendido que no todo es ofrecer discursos positivos o esperanzadores y que los festejos taurinos, a pesar de su excepcionalidad y su componente artística y cultural, no pretenden más que satisfacer una necesidad o una demanda de la afición.

Hoy en día, la oferta de ocio es enorme y cada vez se hace más complicado captar nuevo público, en ese aspecto Casa Toreros ha logrado una loable labor en la promoción que hacen por la Fiesta y que, actualmente, brilla por su ausencia en la mayoría de las empresas taurinas.

El mano a mano del pasado sábado en Morelia entre Antonio Mendoza y Andrés Roca Rey es una prueba más de la inteligente gestión empresarial de este grupo y más allá del resultado económico o artístico, la intención por presentar carteles diferentes y novedosos tiene que reconocerse.

Es necesario, ahora más que nunca, construir puentes que faciliten al máximo que, si alguien quiere ir o tiene un interés incipiente en los toros, le sea accesible acudir a una plaza de toros y con esa visión se trabaja en Casa Toreros. Enhorabuena.

PLAZA MEXICO: La empresa de la Plaza México lanzó una convocatoria novedosa en los últimos días a la que han nombrado: Haz tu cartel. Esta consiste en que la afición podrá construir los 12 primeros carteles, que son obligatorios para poder vender el derecho de apartado de la temporada grande 2015-2016.

Al final, los tres carteles más populares serán anunciados en la presentación de la temporada y entrarán en el derecho de apartado. Los carteles tendrán que ser enviados al mail haztucorrida@gmail.com, y la empresa se reserva el derecho de difundir la propuesta ¿Democracia pura?

La pregunta es ¿Este tipo de guiños con miras al tendido salvara a la empresa de otro fracaso en la próxima temporada? La respuesta es NO. La empresa tiene que entender que si el balance de la temporada pasada fue más pobre de lo esperado, se debió en gran parte a que nunca se le auguró éxito por la conformación del serial y un formato oxidado que ha terminado por echar al público de la plaza.

Demasiados factores se juntaron para que la temporada pasada no fuera exitosa, como la falta de seriedad con la que operan las autoridades en contubernio con la empresa, pero la realidad es que esto va a continuar mientras los protagonistas de la fiesta no regresen al único camino que puede salvar a la fiesta en la capital: La seriedad.

La seriedad es el único camino que queda para que no se pierda, de entrada a la poca afición que va quedando y de esta manera poder construir los cimientos para las futuras generaciones.“Haz tu temporada” es una idea novedosa, pero poco seria y formal siendo realistas, no hay que romperse la cabeza experimentado a estas alturas, solo hay que darle una revisada al pasado y a las bases que han sostenido este espectáculo durante siglos.

La afición no quiere realmente armar su temporada, básicamente lo que han venido pidiendo desde hace unos años es ver domingo a domingo rivalidad en el ruedo con combinaciones creativas, encierros bien presentados, hierros diferentes y no las mismas ganaderías que año con año fracasan y continúan regresando.

Los toros son cultura y la Plaza México tiene que convertirse en un recinto cultural durante su temporada para albergar exposiciones y eventos que despierten un interés más allá de un festejo taurino. Es momento de romper con la rigidez y hacer una inversión urgente para remodelar sus instalaciones y de esta manera poder competir con otros eventos masivos que han ido desbancado a la fiesta en los últimos tiempos.

Para ello es necesario edificar alrededor de la temporada una serie de servicios para el aficionado (valor añadido) que le faciliten o le hagan más atractivo su consumo. Existen posibilidades infinitas, pero al parecer el principal problema hasta el momento ha sido la poca voluntad para ponerlas en práctica.

Otro punto que la empresa debería de considerar, es recordar que la afición quiere empaparse de toros durante la semana y no únicamente los domingos, pero se empeñan en poner los cerrojos a los corrales de la plaza, mientras que hace no muchos años prevalecía la entrada libre y las puertas estaban abiertas días antes de los festejos. Resulta determinante enseñar el producto, de tal manera que sirvan de aglomerante para la creación de vínculos afectivos entre el aficionado y la Fiesta.

Todo lo anterior son solo algunos puntos que podrían beneficiar al espectáculo, pero mientras la seriedad y la congruencia no regresen, el futuro de la fiesta en la capital luce demasiado incierto y continuara decayendo.

Ya no se puede seguir fracasando ni hay tiempo para experimentos, porque la fiesta se muere.

Pero que no quede por la afición y aunque a veces nos sea difícil, hay que apoyar en las buenas, pero también en las malas, porque la fiesta nos necesita hoy más que nunca.

Es lo que digo yo.

Twitter @LuisCuesta_