Triunfo del Fundi con los Miura en Arles

Sol y Sombra

Arles.- José Pedro Prados El Fundi corto una oreja del cuarto Miura de la tarde, un toro de embestida brusca, al que ha sabido imponerse para firmar al final de la faena un par de series en redondo de calidad. Ha rematado con una estocada entera en todo lo alto, que le ha servido para  cortar una merecida oreja. El de Fuenlabrada ha saludado tras la lidia del toro que abría plaza, un Miura que ha sido bravo en el caballo y que no terminaba de pasar con la muleta.

Medhi Savalli ha saludado tras realizar una faena en la que ha conectado con los tendidos. Saludos tras aviso.  Con el que cerraba plaza, el toro de mejor juego de todo el encierro, ha estado con ganas de agradar bajo un aguacero que ha descargado sobre la plaza que incluso ha producido un apagón en el alumbrado de la plaza a causa de un relámpago.

Alberto Aguilar ha sido silenciado con los dos de su lote.

Ficha del festejo

Plaza de toros de Arles (Francia).  Toros de Miura, dificiles y de juego irregular. El Fundi. Saludos tras aviso y oreja. Alberto Aguilar. Silencio tras tres avisos y silencio tras dos avisos. Medhi Savalli. Saludos tras viso y palmas tras aviso.

Seis largos silencios en Madrid

Sol y Sombra

Madrid.- Seis silencios fue el balance de la tradicional corrida de Domingo de Resurrección celebrada hoy en Las Ventas, un festejo en el que solo hubo un toro con ciertas opciones, y solo a medias, y en el que predominaron el frío y el hastío.

Con el quinto, Leandro inicio su faena toreramente de muleta, rodilla en tierra se auguraba un triunfo grande. Le pego dos buenas tandas por el derecho, en las que corrió la mano por momentos, pero el viento, el declive de las fuerzas del toro y también, la falta de acomodo del diestro impidieron que la faena rompiera. El primero de su lote, muy protestado de salida, fue un toro flojo con el que Leandro quedó prácticamente inédito.

El resto del festejo tuvo muy poca historia. El viento sopló de manera molesta toda la tarde y eso también condicionó distintas fases de la corrida. Curro Díaz meció con armonía y compás el capote ante su primero y firmó un comienzo de faena cadencioso. Con el cuarto se repitió la historia del comienzo de su primer toro. La verónicas de Curro tuvieron aroma y los muletazos mucho sabor con los que abrió el trasteo, pero esta vez el toro desarrollo sentido y Díaz lo tuvo que pasaportar con prontitud.

Morenito de Aranda ha pasado sin hacer ruido por Madrid esta tarde. Es verdad que su lote ha sido el de menores prestaciones por mansos, pero por lo menos en Madrid hay que pedir un mínimo de compromiso Muchos derechazos y naturales sin decir nada, los toros mansos también tienen su lidia, algunas veces hay que doblarse y poderles.

Toros de “Los Recitales”, bien presentados, mansos, flojos y sin raza, en general de muy poco juego. El cuarto además desarrolló peligro. La única excepción, el encastado quinto.

Curro Díaz: pinchazo y casi entera (silencio); y metisaca y estocada (silencio). Leandro Marcos: dos pinchazos y estocada caída (silencio); y estocada tendida y atravesada que escupe, y estocada (silencio tras aviso). Jesús Martínez “Morenito de Aranda”: tres pinchazos y estocada baja y atravesada (silencio tras aviso); y dos pinchazos, media y cinco descabellos (silencio tras aviso).

En cuadrillas, Miguel Martín se desmonteró en el quinto.

Antes de romper el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria del ganadero Juan Pedro Domecq Solís, fallecido el pasado lunes en accidente de tráfico. La plaza tuvo más de media entrada en tarde de nubes altas y progresivamente fría, y con ligeras rachas de viento que en ocasiones se notaron en el ruedo.

Morante Mojado. El Juli Triunfando y Manzanares Acompañando

Hoy no pudo ser para Morante, mañana solo Dios...

Sol y Sombra

Sevilla.- Esta tarde se inauguró la temporada taurina en la Real Maestranza con lleno en los tendidos, Morante de la Puebla, “El Juli” y José María Manzanares estoquearon un encierro de Daniel Ruiz que contó con un toro importante, el quinto. Morante abrevio con su primero bajo un auténtico aguacero. Con el cuarto, que fue un toro soso y descastado que no dejó lucirse a Morante, el maestro de la Puebla abrevio.

“El Juli” frente su primero, un toro que prometió, estuvo en torero, pero la faena nunca pudo tomar mucho vuelo. “El Juli” sin embargo salió a buscar el triunfo con el cuarto e hizo todo lo posible para conseguirlo, aunque a decir verdad el toro se vio mejor de lo que fue, porque así parecen algunos astados en la muleta de Julián. La faena tuvo ligazón y continuidad y tras una estocada traserilla le entregaron las dos orejas. Quizás una sobro.

Se devolvió el primer toro titular del lote de Manzanares -el de más peso del festejo- por débil y en su lugar salió un sobrero de la misma ganadería muy astifino pero que fue tardo. Lo intentó todo José Mari sin lograr mucho, pero quizás lo más importante en ese toro fue el quite de Morante rematado con una media de cartel. Mató bien Manzanares.

El que cerró plaza – hirió al caballo de picar-, no tuvo clase, ni repetía. Nuevamente estuvo voluntarioso Manzanares, pero no había nada que hacer.

Sevilla, 24 de abril de 2011. Toros de Daniel Ruiz, desiguales en su juego. Destaco el corrido en quinto lugar. MORANTE DE LA PUEBLA: Silencio en los dos; EL JULI: Silencio y dos orejas; MANZANARES: Ovación con saludos y silencio. Entrada: Lleno de “No hay billetes”. Se guardó un minuto de silencio tras el paseíllo por las muertes de Juan Pedro Domecq y Pepín Martín-Vázquez. Los toros lucieron divisa negra en memoria del ganadero fallecido.

Radar Taurino – Gloriosa Contradicción San Marqueña.

20110423-105643.jpg

La hora llega y la intriga continúa. Este “Sábado de Gloria” bañado en aguas del misterio hará por fin “El Pana” su presentación en una Feria de Aguascalientes. Muchos expresan su “preocupación” otros apostaban por el fracaso y eso es muy sencillo, para aparecer el domingo como “sabios” Lo que sea. Hay un hombre vestido de luces, que a veces ha sido chiste otras, anécdota. Un destacado cartel abre la Feria y la ilusión pero que no puede ocultar el temor de que el ganado se quede por debajo de las circunstancias.

Por: Puntillero – De SOL Y SOMBRA.

Siendo “razonables” el cartel del mañana en Aguascalientes podría tener, como el Evangelio, un final anticipado. Sí, el del petardo que varios –frotándose las manos- desde el pasado lunes están esperando por parte de “El Pana”.

Unos, sus eternos detractores y que nunca han regateado serlo, otros precisamente por ser sus eternos partidarios. Éstos últimos temen, niegan tres veces antes de cantar el gallo del amanecer sabatino, olvidando que el torero, en este caso Rodolfo Rodríguez, y el toreo consisten en una contradicción en sí misma.

Y es que no creo que exista alguno que pueda cuestionar la naturaleza contradictoria del espectáculo taurino. Sería como cuestionar la relación taurina del Sol y la Sombra, de la muerte y la vida, del encuentro entre fuerza y razón o entre el miedo y valor.

El toreo es una contradicción en sí misma. Ojalá –pena que este “Radar” no sea el foro- consultemos a Carlos Fuentes y su “XXI Pregón Taurino. Sevilla 2003” Así, donde la vida y la muerte se miran a los ojos recordemos que el autor mexicano “un niño sin fiesta” asegura con claridad que en la Plaza “el torero puede matar, solo porque él mismo puede morir”

Cuestionar el derecho de hacer el paseo a “El Pana” en San Marcos es ignorar lo que ha sido este torero y peor aún ignorar lo que es la tauromaquia.

Recuerdo la “Noche Vieja” de 2006. “El Pana” siete días antes del Milagro de La México, a este comentarista y a Eduardo Castillo nos dijo en radio: “No quisiera yo irme de esta hermosa Fiesta Brava con algo que me quedara yo dentro, me quisiera ir vacío. Sacar en una sola tarde todo…” Entonces, como anticipé hace casi cinco años, no se fue y aún no se ha ido. Quizá, de eso estoy seguro, “El Pana” tiene qué decir. Y su listeza no tiene límites.

Él y solo él, conoce su verdadera capacidad y siempre se le ha subestimado, parte por su propia culpa. Juzgarlo hoy es ignorar la historia. Así quedaron varios observadores cuando David Silveti volvió. Anticiparon el petardo tras la reaparición queretana, se peleaban por una entrevista tras el “taco” en la Plaza México.

No me sorprendería que triunfo fuese de “El Pana” Ya lo es de hecho. Si está mal, como también puede ser, no dejará de ser incondicional a sí, seguiría siendo “el mismo de ayer” Su estado físico es pésimo, dicen algunos, la pregunta es: ¿Cuándo ha sido el óptimo?

Ni de novillero. Se nos olvida que en el doble mano a mano en La México con César Pastor en setenta y ocho “El Pana” traía el “femoralazo” del marrajo de Almeya. Recordemos (otra vez) a Leduc “Más allá del bien, está lo mejor; más allá del mal, lo peor. ¿Quién niega que los extremos se siempre se tocan?”.

Lo que dará vida a “El Pana” me decía Ramón Ávila “Yiyo”, será el vestido de torear. Eso es lo que tiene al tlaxcalteca invocando que el tiempo “vuelva sus pasos” y si es la gloria la que lo baña, como él mismo mencionó, vale más car en un ruedo que en las garras de sus propios infiernos.

Morbo, intriga, polémica y alarma vuelcan la atención a las facultades de Rodríguez, acaso su silencio, su casi nihilismo respecto de su condición física, despierta los mayores cuestionamientos hacía el festejo, cosa que hace aún más grande el primero de estos once apasionantes y consecutivos días taurinos en Aguascalientes.

Y eso que el primer cartel de fondo es importantísimo. Reedita el encuentro Castella – Adame que inauguró la Feria pasada y que en Madrid marcará la confirmación de Joselito. Dos gallos que llegan a uno de sus corrales favoritos, ambos triunfadores de la Feria anterior y que prometen picar crestas y encender llamas.

Igualmente no ignoramos que el encierro de Vicky de la Mora tiene posibilidades de embestir y también de levantar sospechas. Entre operaciones y alarmas, nadie ha reparado en el encierro. Ojalá y todo esté en el sitio adecuado.

El autonombrado “emisario del pasado” el mismo que en Tlaxcala la Feria pasada, regó sangre tras estoquear a aquel toro “Juncal” de Fernando de la Mora, tiene su cita con la historia y el destino. Gloria será verle, en su sitio, a pesar de todo. Quizá a destiempo se da su presentación san marqueña pero tal vez en el día indicado para que, una vez más, demuestre que queda esencia de torero.

Pues, más allá de calesas, puros y sarapes, “El Pana” es el eterno maletilla que toma el tren de la aventura torera desde la Estación Pavón de Tlaxcala y que ha arriba a una de las paradas del antiguo “Camino de la Plata” lo que sería la ferrocarrilera Alameda hidrocalida.

Los trenes en México parecen hoy denotar lo arcaico. Nuestro país se quedó sin ellos ignorando que sobre los rieles se construyó la versión contemporánea de una Nación. Ayer existían trenes cargados de maletillas. Hoy sobrevive el último quizá que los ha abordado y arriba a una antigua ciudad rielera ya no en tren, pues se han acabado, pero con la afición y la ilusión intacta, con los años afanosos y las facultades contadas pero con la posibilidad todavía de cambiar la moneda.

Hoy mismo en el mundo la opción es el tren. Moderno ya, lógicamente, pero conservando la esencia de su motivo y cometido. Quizá debamos adecuar la esencia torera a nuestro tiempo, buen comienzo es hoy en el inicio de la Feria.

Solo Dios y su gloria conocen hoy la respuesta, que nosotros tendremos mañana, pues como mandan los escritos debemos acudir a ser sus emocionados testigos. ¡Mucha Suerte!

Twitter: @CaballoNegroII

PS. Invito a todos los seguidores de De SOL Y SOMBRA a seguir la transmisión en vivo del festejo inaugural de Feria a través de ABC Radio 760 AM en la Cuidad de México y a todo el mundo a través de http://www.abcradio.com.mx Esperamos contar con su atención.

20110423-104432.jpg

Semana de Reflexión

20110421-121647.jpg

Por el Bardo de la Taurina

En el ‘Cuerno de la Taurina’ algo me queda claro y es que el ideal no existe ¿Por qué? pues porque el ideal tiene muchas maneras de concebirse, por ejemplo, para muchos empresarios la Fiesta Brava es una ‘Industria’ mientras que para los taurinos sigue siendo una expresión de arte, cultura, liturgia y por ende solo puede latir mediante el temple, la cadencia y el ritmo, que el alma le marque y no a como suene la registradora, eso sí, ni en aquellos, ni en estos días podemos descartar las cosas bien hechas como los manejos empresariales, la ética ganadera, la entrega torera, el apoderamiento sagaz, el periodismo coherente, factores todos ellos que también los ha habido y los hay en sentido opuesto.

Más si vale aseverar que tanto en los días que el viento se llevo, como en los que soplan, el meollo del asunto radica en ‘El Taurinismo’ que se tenga pues de otra manera lo que se está haciendo es una faena de jornaleria y no se crea que esto del mercantilismo es nuevo ¡Que va! recuerdo cuando mi menda llego hace años creo que por los sesentas a pedir una oportunidad a las oficinas de Ángel Vázquez ‘El Cubano’ que estaba al frente de la Plaza México y en cuyo despacho tenia un letrero que decía ‘Prohibido hablar de Toros’ ¿incongruente no? después me lo encontré en un juego de ‘Los Diablos Rojos’ porque el era un diablo mayor y entonces salió el tema de aquella entrevista en la que en un momento el empresario expresó ‘Este negocio de la toreada es de pujanza, pues yunta vieja solo engaña y cuando sacas al que paga de la grada, la cosa se pone de la fregada’ luego exclamó ‘Yo no le quito el dinero a los toreros, les vendo el becerro de oro, los pongo a talonear’ y ¡Hago dinero con ellos!’, ‘eso sí, el dinero se gana con los que menos cuestan’ y bueno no por eso fue un mal empresario de empresa generadora de dinero ¡ojo! no de torería, mas claro ni el agua ¡Era un ‘Gran Empre$ario…’!

Hoy la comercialización parece estar peor pues si no ¿como entender? que en breve aterrizará en México un vejestorio español que a los 47 años viene a comprar su inclusión en festejos novilleriles, para después de ‘acompletar’ las reglamentarias adquirir la Alternativa, esto ¡claro! porque en su patria tiene cerradas las puertas por obsoleto y mamarracho y en todas las plazas le han dado a ‘Tomar por el culo’, ante eso los empresario$ deberán de anunciar en el cartel que los novillos serán lidiados por un vetusto que no sabemos si usara muletas de sarga o de madera, ni tampoco sabemos si el ‘Ayudado’ lo usara pa’ caminar derecho o para dar ‘Derechazos’ lo que si sabemos es que en lugar de los acordes del ‘Cielo Andaluz’ se escucharan aquellos de ‘La edad se le vino encima, sin carnaval ni comparsa’ así que cuidado pues hacerle el juego a este desecho de guerra a quién llaman ‘Pepe Mayor’ es tanto como aceptar, que aquí, ‘Que con dinero baila el dinosaurio’ ¿o si? y recordar que ‘Tanto peca el que engaña, como el que le da cuerda’, así que ‘Tata José’ a otro lado con sus espejitos que ya estamos hasta la madre de vivir de espejismos y hablando de viejos mañosos y falacias, ¿Como les quedo el ojo a los que le hicieron el juego y a quienes le creyeron al ‘Pana-pinochin’? lo de su ‘gravísima y casi mortal enfermedad’ de la que tardaría en recuperarse largos meses y la que por lo visto resulto un vulgar cólico menstrual, pues desde hace días anda ‘girito’ esperando muy pronto volver a cachondearse de quienes gustan que les den atole con el dedo, claro esto con la salvedad de que ahora que van a beatificar al amadísimo Papa Wojtyla para que no quede duda pues nos regalo otro milagrito, al revivir aquello de ‘Rodolfo no te hagas pendejo ¡Levántate y anda!’ y aclarar que a como haya sido esta vez el ‘Pana-ojeis’ se llevo entre sus pezuñas de macho cabrío a personajes serios, respetables, honorables, y eso es un sacrilegio por lo que es oportuno pedirle a Don Felipe que a como se dieron las cosas no vaya a ir a atestiguar el acto solemne de la reaparición del torero resucitado, pues el horno no esta para PAN; Semana Mayor de Reflexión, Contrición, Dignidad, Arrepentimiento y Desengaños y mejor bridemos por la pascua con un pulque ‘vodkero’, para que así Apizaco y Polonia queden sellados por el mano a mano milagroso. ¡Salud!

Se fue un Ganadero Revolucionario: Juan Pedro Domecq

Por Luis Cuesta

El pasado lunes 18 de abril  el ganadero Juan Pedro Domecq se dirigía camino a su finca «Lo Álvaro»  cuando en el término municipal de Higuera de la Sierra (Huelva) ocurrió un siniestro percance que terminaría con su vida a sus 68 años de edad. El accidente, ocurrido pasadas las doce del mediodía de ayer lunes, fue consecuencia de un choque frontal de un camión con el vehículo en el que viajaba el ganadero.

Con esta triste noticia se fue el criador del «toro moderno», el toro que según algunos críticos cambio el comportamiento y la bravura de las reses bravas que se lidiaban en las principales plazas de España, Francia y Colombia anteriormente a Juan Pedro.

Domecq Solís, fue presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia, entre 1984 y 1994, heredó la ganadería que había fundado su abuelo Juan Pedro Domecq y Núñez de Villavicencio, que en 1939 compró el hierro de Veragua, encaste emblemático de la cabaña de bravo. En 2009 publicó el libro “Del toro a la bravura”, su reflexión y análisis de la tauromaquia.

Muy criticado en vida asi como aplaudido, Juan Pedro Domecq siempre apostó por reducir el tamaño del toro, pero sin menguar la bravura, aunque no siempre consiguió el mejor resultado. Pero Domecq siempre buscó un animal noble y armónico que resistiera los dos primeros tercios para venirse arriba en la muleta con una embestida alegre y dulce. Su vida como ganadero fue de SOL y SOMBRA, ya que mientras sus toros producían triunfos, también generaban polémica.

A pesar de todo se dice que en la actualidad, el setenta por ciento de las reses que pastan en el campo bravo español llevan sangre «juampedro», en este sentido, Julián López «El Juli» afirmó que «el toreo de hoy es así, en parte, por el tipo de toro que creó: con ritmo y clase, ideal para la muleta». Mientras, el ganadero Álvaro Núñez del Cuvillo reconoció que Juan Pedro Domecq fue «un pionero».

La familia y amigos más íntimos han despedido el dia de hoy al ganadero en una misa celebrada en su finca, entre los asistentes destacaron toda la familia Domecq, los toreros Curro Romero, Javier Conde, Paco Ojeda, Dávila Miura o Miguel Báez ‘Litri’, entre otros, así como el ganadero Eduardo Miura y Fernando Cuadri y los apoderados Simón Casas, Victoriano Valencia y Curro Molina.

Twitter: @LuisCuesta_

Curro Romero y Roberto Dominguez llegando al funeral.

Paseo, Ramos y Manojos en Texcoco

La corrida del Domingo de Ramos en Madrid tuvo un triunfador de fondo, Serafín Marín, y dos inesperados protagonistas: dos sobreros de raro trapío.

Domingo de Ramos en Texcoco y cartel sui generis. La cabalgata de las tres toreras ha tenido en Texcoco el primero de varios encuentros que tendrán a lo largo del año taurino. Un público de mazapán cubrió menos de la mitad del aforo para tolerar frío, viento, polvo y hasta lluvia en la visión por fin de la existencia de un toro distinto que despierta el interés e intriga. Esperemos se hayan enterado.

Por: Puntillero – De SOL Y SOMBRA.

Suelen algunos taurinos ilusionarse y apoyar sus apreciaciones a partir de la tan manida “antecedentitis” recurrente. “Mira, si la corrida sale hoy la mitad de buena que la novillada ayer habrá un festín para las muchachas” Me decía un célebre fotógrafo al llegar. Y remata: “Pero con el toro cambia.”

Cambia para las cuadrillas. Los de a caballo pican como pueden y eso sí, muy fuerte. Está bien que el toro de Saltilllo embiste mejor “con la sangre a la pezuña” pero de ahí se toman para cometer faltas de lesa torería como las ocurridas en el tercero, cuarto – al que pegaron aún cambiado el tercio- y sexto toros.

Al quinto por partida doble sin contemplación alguna. Los de a pie, incluso los jóvenes aspirantes, se pasan con demasiadas precauciones. Dejan un solo palo -a veces ni uno- y rematan “risa y risa” comentando su gracia en el callejón.

Se salva Adolfo Sánchez en el tercero.

Magdalena González es una ganadería origen Piedras Negras. Sus toros se lo piensan antes de tomar los engaños, cosa cierta, pero su juego tiene importancia. Salen con brío del toril y el segundo, alto y cárdeno, se descorda sin haber tomado un capotazo o estrellarse con algún burladero. Los intentos por revivirlo son inútiles.

Salvo primero y cuarto, el resto tienen suavidad y perdonan inclusive embarullarse o adelantar, cosas que antes los toros tlaxcaltecas no hacían.

Un tercio de plaza para ver un cartel veraniego en primavera con un clima más próximo al invierno que a la clausura de la cuaresma.

Menos mal, a pesar del viento y las pésimas condiciones, está Mary Paz Vega, que aleja al probón “chorreadito” –según la propia torera- que abre plaza de la cercanía de tablas y al que enseña a embestir por momentos con temple sobre todo por el lado izquierdo y, no obstante los extraños, lo hace pasar por el pitón difícil de la diestra del burel.

Antes, recibe fenomenalmente de capa con verónicas de trazo bueno, a compás abierto y rematadas por fuera de la raya. La soltura y el conocimiento de la malagueña se vislumbran en sus lances -una de las dos mitades para ver a los toreros buenos, la otra es en la muleta en la izquierda- y el resultado es una oreja envuelta en suavidad texcocana, pedida por mayoría y que con ella Mary Paz ratifica su buen momento, da igual para el buen aficionado.

Lo hecho, hecho está. De seguir así, auguro que su paseo de ramos remate en gran Domingo de Resurrección.

Con el segundo, el más toro del encierro, consigue dos tandas que parecían imposibles. El tranco del toro, cambiante en todo momento, hizo que la torera española cambiara también el procedimiento al citar atrás y conducir en tandas breves pero de emoción por la dificultad del toro y lo vibrante de los pases de pecho.

Si ya la habíamos visto con el capote en el primero, ahora pudimos verle con la muleta a la izquierda y con intensidad y ritmo –ecuación completa para ver a los toreros- Pena que a punto estuvo todo de diluirse al escuchar, a velocidad de vértigo, los tres avisos. Los toros de pezuña dura no se entregan, los jueces de merenguero criterio sí. Muy mal Gilberto Ruiz Torres. Otra vez.

Bueno sería también ver, a la verónica y con la izquierda, a las demás integrantes del cartel. Hilda Tenorio, más que falta de sitio se le observa falta de compás y claridad de ideas preocupante. Lo mismo al correrle turno al quinto y hacerse un lío al recibirle. Después tras prometedor y preciso inicio con doblones. Pasaportó sin más al cárdeno claro. Dio la impresión, pese al terrible viento, que habría posibilidades de ligar, pero algo vio que le hizo desistir. Mal con la espada.

En el quinto, un sobrero terciado de San Isidro parece Tenorio enmendar la plana con la capa. Un astado mucho más claro y nervioso al que le puede de salida. Luego en el tercio entre la indefinición del toro, se tercia hacía la querencia, “Güero de la Capilla” aprovechó para pegar de nuevo. Ya con la tela roja hay momentos buenos incluso con la izquierda pero Hilda tras tandas buenas le desarman sin terminar de rematar. Y como “lo bien toreado es lo bien rematado” tendrá que ser a la vuelta cuando Hilda retome un ritmo. Peor aún con el acero.

A Lupita López se le ve soltura en ambos turnos a la verónica, incluso plasticidad y apostura en los dos recibos capoteros. Mejor en quites, sobre todo por fregolinas, lance difícil. En su primero destaca un remate cambiándose el capote. Las gaoneras del sexto tuvieron quietud pero no temple e incluyeron desarme.

Sin embargo, es extraño que la facilidad capotera no se traslade a la muleta, incluso a su colocación durante la lidia. Poco cuidadosa de las formas, a veces no camina por la plaza correctamente, desconcertante es su agradecimiento de la venia tras caer el tercero.

Eso mismo ocurre en sus faenas de muleta. Pega uno pero a la hora de ligar no hay pulso ni manejo de alturas para aplicar la receta necesaria a dos toros de similar condición: nobles y flojos con la muleta e ideales para la limitada condición muleteril de la torera. La distancia y el temple son llaves mágicas. Hay momentos de muletazos con sabor pero los desarmes y enganchones estropean todo.

Pero el viento desapareció en el tercero y el almíbar de la gente perdona todo e incluso premia con el estímulo de la “puerta grande” Un estímulo que debería ser reacción encadenada hacía el toreo bueno. Ayer, solo con el capote. No más.

Decía Victorino Martín hijo que no acostumbra lidiar novilladas porque el juego del novillo engaña. “Se encuentra menos definido, es más corretón y juguetón”

Ayer una novillada de la misma casa lidiada el sábado hacía ilusionar a varios respecto del tan acostumbrado cliché de los toros “prestarse” o “dejarse”.

Me pareció incluso que tal ilusión se traslado a las cuadrillas y creo que a las toreras mexicanas también. Prosigue el ganadero de Galapagar “No es lo mismo ponerse a discutir con un adulto que con un niño. Prometed a un chico un caramelo y correría a por él hasta el fin del mundo”

Los toros de Tlaxcala no engañan, sabemos siempre a que salen: principalmente a no dejarse engañar. Arrancarles un pase de muleta cuesta en serio. Y cuesta más cuando son toros, aún siendo débiles como tercero y sexto.

Por ello no sigamos el caramelo que hasta en el fin del mundo la ley en esto es la Ley del Toro, cuanto más exigente sea su imperio más serio que nunca es el triunfo. Y en la seriedad de juicio está la clave de al valorar el toreo. Basta que lo seamos.

Twitter: @CaballoNegroII

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza de Toros Silverio Pérez. Segunda de Feria del Caballo Texcoco 2011. Menos de media plaza. Tarde con ráfagas de viento y leve lluvia.

6 Toros, 6 de Magdalena González, desiguales y variados de juego destacando la calidad de los lidiados en tercero y sexto lugar.

Mary Paz Vega (Malva y blanco) Oreja y silencio tras dos avisos. Hilda Tenorio (Blanco y Oro) Silencio en ambos con aviso en el quinto y Lupita López (Marino y oro) Oreja y oreja. Salió a hombros.

Saludó Adolfo Sánchez tras banderillear al tercero.

RADAR TAURINO – “Il Vangelo Secondo Marco”

Comienza la liturgia del Serial Taurino San Marcos 2011.

Tras la estela de la Temporada Grande abandonamos el ruedo de la capital “donde hay cornadas” y tomamos como decía “Don Difi”el camino al burladero de la provincia donde se ofrece el “agua fresquita y se restañan las heridas” Y no hay mejor lugar para ello que Aguascalientes, sus merenderos y claro, su Plaza de Toros. “El Evangelio según (la Feria de) San Marcos” comienza su rito hoy, vislumbrando que este año pronto se fue la cuaresma para romper la veda el siguiente domingo luego de la primera luna llena tras el equinoccio de primavera, cuando asistamos puntualmente otra vez a la Fiesta del toro y el torero bajo el cielo claro y entre la gente buena.

Por: Puntillero – De SOL Y SOMBRA.

Para Don Gregorio Pérez Velasco, vecino de la Monumental, ad litteram.

Soñar cuesta poco y el conocimiento no ocupa espacio. Así, entre lo onírico y lo racional, algunos taurinos parecen vivir sin que les corra el tiempo de guardar

El año pasado tras la Temporada Grande, en una localidad cercana a México se mataron toros jueves y viernes santo. Y como uno ni de forma cautelar toma las de Villadiego, queda solo recordar aquello -nunca mejor aplicado- que reza: “Asunto importante en jueves o viernes santo, no para buenos cristianos”

Por ello Aguascalientes para este año tomó las debidas precauciones, tanto para los deberes del toro como para los deberes con Dios. Resistió, inmaculada, la demoniaca tentación de romper la guarda del jueves y viernes santo dejando de lado las treinta (o más) monedas de plata que teóricamente hubiesen representado apostar por tales días y salvaguardar así los celestiales deberes.

Con el evangelio de nuestro lado, tendremos toros en la Monumental hidrocálida a partir del sábado de gloria, el torerísimo domingo de resurrección hasta los días de la Asunción del Señor, con llenos en Pascua y solo con los cabales después, incluído el Centenario del Maestro “Armillita” el día de la Santa Cruz.

Pero hace poco asentamos que la carne y el arte tienen un espacio siempre al final del invierno cuando en el derroche de Carnaval el alma se desfoga para luego encontrar sosiego en la frugalidad de los días de guardar, anunciadores de la aparición de negras mantillas y nazarenos capelos. Luego, abierta la gloria, podremos entonces abrir también libremente la puerta grande al toreo, cosa que hacemos cada Feria de San Marcos, subrayando el hecho religiosamente este año.

Pero el ritual sanmarqueño ha encumbrado al torero dejando de lado al toro.

Hoy corridas como la histórica de Claudio Huerta del año noventa, dignidad de ganaderos y orgullo de matadores, se encuentran más cerca del sueño que de la realidad torera pues en Aguascalientes hay veces que los becerros se tienen que despitorrar en los burladeros para dar paso a toros como “Arlequín” de Fernando de la Mora. Igualmente recuerdo en 2008 a uno de los grandes de la cabaña brava que al recibir la enhorabuena por la presencia de su encierro, lacónicamente dijo: “¿Te parecen grandes?”

Aguascalientes a veces aparenta preocuparse más por el jolgorio de la corrida, cosa que no negamos pues de también se eso trata, olvidando un elemento acaso importante de la corrida, el toro. Ahí queda el veto traslúcido que sufre este año el hierro de Don José Garfias de los Santos, injusto a todas luces y habla de que la medianía rige entre la mayoría de los que vigilan el jornal de la torería pues mercaderes son los que hacen agosto en medio de la lectura del evangelio de Abril.

De otro modo, los votos, casi actos de fe, que empresa y apoderados renuevan otra vez a Bernaldo de Quirós, Teófilo Gómez, Los Encinos y Carranco, no hacen sino reflejar la sujeción a una cantada monotonía que nada tiene que ver con la Feria, la Fiesta, el Toreo ni con la axiología evangélico taurina. ¿Cuándo será el día que figuras, de aquí o de donde sea, emprendan el paso a un camino distinto? Creo que la Monumental hidrocálida merece la misma calidad en toros y en toreros.

Menos mal queda la autoridad, no obstante hace tiempo solapa sin salvaguardar y cómo no rinde cuentas taurinas… Ojalá y cambie, que la queja recurrente en nuestro pequeño mundo taurino es la omisión de figuras con arrastre, carencia de pasión en el tendido, ausencia de aficionados y falta de taurinismo en los asistentes.

Pero, ¿Acaso se lidia en nuestras Ferias un toro lo suficientemente exigente para colocar a los toreros a gran nivel y crear no solo público sino nueva afición taurina? O ¿Es nuestra visión de la fiesta, hic et nunc, solo de toreros? Si es así es insuficiente.

No discuto ni resto méritos a los que riegan con sangre las arenas mexicanas o a los que miran el miedo en la frente tarde con tarde, pero en general el nivel del toreo mexicano no está alcanzando para la gran escala mundial ni para atraer nueva clientela y no ocurrirá en tanto no se lidie un toro más serio en las Ferias de importancia, como la de Aguascalientes. El caso de Juan Pablo Sánchez refleja que no es precisamente el toro que se lidia en las Ferias de México el que está colocando en gran nivel al torero.

Las oportunidades nunca son iguales para todos, lo sabemos; no deben serlo y no lo son, pero cuando eso pasa hay que ser muy torero para no darse coba. La señal enviada por los apoderados del diestro mencionado es una y muy clara, seriedad. Pero como me dijo un gran crítico español, “México no está acostumbrado a juicios duros” Por eso el resto de la torería más que colocarse en un cartel, simplemente se acomoda. Como desearía que los cuestionamientos hacia el toro de San Marcos se derrumbaran uno a uno conforme vayan corriéndose los toros en la Monumental.

Sigue siendo injusto que Aguascalientes, esa ciudad que a veces da la impresión despierta, vive, come y duerme soñando toros, solo encuentre en su gran cita anual los versículos del evangelio taurino en la letra y no en su Plaza. Preocupa por el hecho de que su Feria parece el evento de unos pocos que no fomenta ni hace afición o, en su caso, la decepción que desalienta al verdadero aficionado local y que lo ahuyenta de acudir al resto la Feria. Si no, comparen las entradas de la Pascua con las que habrá por los días de la Asunción. Lo anticipo y también espero equivocarme.

Porque estar en Aguascalientes y cumplir su ritual es un deber tan necesario como la catequesis taurina, que los toros es como ir a misa donde aprendemos como vestir, cuando hablar, cuando callar durante la celebración y, sobre todo, a escuchar y observar el conjunto de costumbres y formas que integran el culto.

La bella gente de Aguascalientes tiene aprendido el Evangelio taurino, su sensibilidad y arte les predispone, pero a veces el culto se carcome por el zumbido del desfogue que debió depurarse al morir el invierno, situación que pone en riesgo la cabalidad de la liturgia taurina. Menos mal que en medio la flojedad hay una dionisiaca y a la vez apolínea conjunción para explicar el rito en el lujo de la voz de Ramón Ávila “Yiyo” cabal entre cabales, un motivo más para asistir a la Feria.

Esta vez la Feria comienza con un nuevo capítulo político en la localidad aparejado, ignorarlo sería carecer de una visión completa, más tras el esfuerzo inmenso por acercar a los distanciados y colocar dos tardes, quizá no en la mejor posición, a Arturo Macías. Un esfuerzo loable que manda una señal de compromiso cuando nadie quiere “mojarse” por la fiesta.

Poco a poco los tiempos mejores habrán de alcanzar al toreo cada mes de abril en San Marcos. Quizá el próximo año los esfuerzos deban de dirigirse a que la difusión regrese por fin a la Monumental.

Una Feria Nacional no puede reducirse a un perímetro corto, serán claves la televisión y la radio a nivel nacional, así como el uso adecuado de las redes sociales. Si la Feria gana en difusión abona en afición potencial. Fácil aconsejarlo pero muy difícil de hacer. Aunque “si se ponen de acuerdo los rusos y los americanos…” Acaso las agrupaciones taurinas ¿No podrían ceder a fin de encontrar una vía para la televisión? Al día de hoy se siguen lavando las manos.

Los evangelios, aún el de la Feria de San Marcos, tienen un final bien sabido: el de la resurrección. Y es que Dios siempre resucita, nunca antes de un 22 de marzo, nunca tan tarde como un 25 de abril.

Así, el privilegio de sentir el calor que quema y arde en la buena tierra, la calidez de la mano extendida, el contraste con la sangre vertida hace un año y la muerte resucitada en el presente, nos obliga a emprender la carretera y aceptar la magnífica Feria como el espejo de nuestra dicha, alegría y emoción del culto taurino que profesamos.

La Feria que hoy comienza nos abre la vista a la casi eterna oportunidad de rehabilitar la emoción a partir del toro y del arte del toreo. Aguascalientes tiene la oportunidad de oro con una programación retadora por su horario pero con una meta trascendental que es marcar la pauta del año taurino y encontrar lo que en los toros siempre buscamos: la sensacional, maravillosa y grandísima emoción que tiene la fuerza integradora del arte del toreo.

Torear es la eterna espera mientras el evangelio la eterna reflexión, conjuntando lo efímero del arte y la inmutabilidad de la liturgia cumplimos con la letra de nuestra afición máxima. Y para ello el escenario es Aguascalientes, que no existe ni para la gloria ni para el toreo una tierra mejor.

Como está en los escritos.

Twitter: @CaballoNegroII.