Archivo de la etiqueta: Manizales

Los “perros” de Manizales para Morante y El Juli: ¿no les da vergüenza?

El miedo comienza a sentirse entre los aficionados mexicanos y no es para menos, ya que después de haber arrasado con toda clase de novilletes en Sudamérica, El Juli ya tiene la mira puesta en su temporada mexicana, en donde se anuncia el 5 de febrero en La Plaza México con toros de Teófilo Gómez al lado de Morante de la Puebla, socio de faenas del torero de San Blas en América. 

Cuando El Juli era un niño y andaba por México de novillero se oía hablar mucho de él. Los revisteros españoles y los periodistas mexicanos escribían que estabamos ante la reencarnación de Gallito, pero lo que en verdad nos encontramos al día de hoy ha sido otro indeseado golpe de realidad, porque el toreo del Juli evolucionó pero hacia la vulgaridad, la bastedad y el destoreo, tres rasgos que le han acompañado en su largo caminar hasta el día de hoy.

Y ya podrán cantarle odas y sinfonías los críticos, el público y los aficionados; podrán encumbrarle hasta el cielo, darle orejas, rabos y patas, inluso le pueden poner una estatua en Sevilla junto a la de Pepe Luis Vázquez o encima de la de Manolo Martínez en la Plaza México, pero la realidad es que el toreo de Julián López, comparado con los buenos toreros de otras epocas, se ha quedado muy corto para lo que alguna vez apuntaron los grandes críticos. 

Y eso, quien lo probó lo sabe. (De S y S)

Por José Antonio del Moral.

Uno lee lo que se escribe y se publica sobre algunas ferias de América y llega hasta creer las maravillas que se cuentan sobre lo hecho por los toreros.

Pero estamos en un momento sublime de los más modernos y libres medios de comunicación gracias a internet y a las redes sociales y el tinglado se viene abajo cada vez que a alguien se le ocurre publicar las fotografías de los toros que se lidiaron en el “grandioso” acontecimiento.

No hacen falta más palabras…

De Toros en Libertad.

Manizales y Medellín, dos ferias taurinas con grandes alicientes

image

Las ciudades colombianas de Manizales y Medellín anuncian sus ferias para el comienzo del próximo año con grandes alicientes y una nutrida representación del toreo español.

Cinco corridas de toros, una novillada con picadores y un festival componen el ciclo de Manizales, que se celebrará del 4 al 10 de enero, y en la que están anunciados algunos de los nombres más relevantes del escalafón español. Por su parte, Medellín anuncia cuatro corridas y una novillada para los dos primeros fines de semana de febrero.

La composición de los carteles de Manizales es la siguiente:

Lunes, 4 de enero. Novillada. El Choni, Guillermo Valencia y Leo Valadez (novillos de Salento).

Martes, 5 de enero: El rejoneador Willi Rodríguez y los diestros Cristóbal Pardo y Roca Rey (toros de Santa Bárbara).

Miércoles, 6 de enero: Sebastián Vargas, Iván Fandiño y Guerrita Chico (toros de Mondoñedo).

Jueves, 7 de enero: El rejoneador Diego Ventura, Alejandro Talavante y Sebastián Ritter (toros de Dos Gutiérrez).

Viernes, 8 de enero. Festival nocturno. Diego Ventura, Enrique Ponce, El Juli, Castella, Alejandro Talavante, Manuel Libardo y Santiago Gómez (novillos de Ernesto Gutierrez).

Sábado, 9 de enero: El Cid, Sebastián Castella y Santiago Naranjo (toros de Achury Viejo).

Domingo, 10 de enero: Enrique Ponce y El Juli, mano a mano (toros de Ernesto Gutiérrez).

Feria de Medellín

Cormacarena, empresa gestora de la plaza colombiana de Medellín, ha hecho públicos los carteles de la temporada 2016. La empresa ha agrupado los festejos en los dos primeros fines de semana de febrero. En total serán cuatro corridas de toros y una novillada.

Harán su debut en la Macarena de Manuel Escribano, Posada de Maravillas y Roca Rey. También destaca la presencia de toreros españoles como Ferrera, Luque, Fandiño, El Cid y Diego Ventura. La responsabilidad de representar el toreo colombiano recaerá en Sebastián Ritter, Luis Miguel Castrillón y el novillero Juan de Castilla, que estoqueará seis novillos en solitario.

Los carteles son los siguientes:

Viernes, 5 de febrero: Manuel Escribano, Guerrita Chico y Posada de Maravillas (toros de Rincón Santo).

Sábado, 6: Antonio Ferrera, Manuel Libardo y Andrés Roca Rey (toros de Santa Bárbara).

Viernes, 12: Manuel Jesús El Cid, Daniel Luque y Sebastián Ritter (toros de Achury Viejo).

Sábado, 13: El rejoneador Diego Ventura, Iván Fandiño y Luis Miguel Castrillón (toros de Ernesto Gutiérrez).

Domingo, 14: El novillero Juan de Castilla como único espada (novillos de Vistahermosa, Achury Viejo, Ernesto Gutiérrez, El Paraíso, Santa Bárbara y Rincón Santo).

Ponce sustituirá a Manzanares en Cali

Enrique Ponce sustituirá a José María Manzanares el próximo martes, 29 de diciembre, en la ciudad colombiana de Cali. El diestro alicantino será baja a causa de la operación de hernia discal a la que se sometió el pasao 24 de noviembre en Sevilla.

El torero acudió el pasado lunes a revisión médica y los especialistas le han recomendado entre dos o tres semanas de reposo ‘sin realizar actividad taurina’ y que continue con los ejercicios de rehabilitación.

Publicado en El País.

El Juli en Manizales: La Mentira.

image
El Juli ante un astado anovillado, indigno de un torero de su categoría.

Por José Vega.

Esta semana Manizales se ha convertido en objeto de controversia. La Feria de la ciudad colombiana ha supuesto una nueva revalida para la Tauromaquia hacia la que parece nos quieren llevar y lo peor, hacia la que parece que cronistas, revisteros, profesionales del toro, y cierto sector del público, está de acuerdo en que así sea.

Declaran como máximo triunfador a Julian López “El Juli” tras indultar un toro (¿?), de Ernesto Gutiérrez.

No dudo, aunque su toreo no esté entre mis predilecciones a la hora de disfrutar del toreo que me emociona, que Julián realizara una faena con rasgos propios y meritoria, lo que pongo en duda son los animales a los que se enfrentó. Llegan vídeos y fotografías y es difícil explicar los sentimientos que me causan. Primero rabia. Rabia por entender la Tauromaquia como Arte épico, por tener dentro de mí esa concepción de las Grandes Figuras del Toreo frente a los toros más fieros, con mejor trapío (aquí incluyo cabezas y pitones, por mucho que algunos las olviden al definir trapío), y ellos, como maestros, solventando las dificultades con valentía y conocimiento. Después, pasado este momento, me invade una sensación de extrañeza.

Extrañeza de la condescendencia con esta Tauromaquia, extrañeza de cómo los medios de comunicación asienten, aguantan, e incluso lanzan soflamas ante semejante espectáculo, que, al contrario, debería ser ejemplo para nuevos y jóvenes aficionados de lo que no ha ser la Fiesta de los Toros. El último sentimiento que me atrapa es el de tristeza e impotencia. Triste porque cada día tengo más claro de que no podemos hacer nada, de que han conseguido su objetivo, de que da igual lo que se lidie, sólo importa el toreo, el triunfo, al toro le han quitado su protagonismo para convertirlo en mero utensilio para ello.

No se dan cuenta, ni profesionales, ni periodistas ni aficionados seguidores de ciertos toreros a los que les consienten todo, de que esta Tauromaquia cada vez tiene menos posibilidades de entrar en la Historia y que, erróneamente, muchos espadas piensan que la forma triunfalista ayudaría a su reconocimiento social, bajo mi punto de vista, nada más lejos de la realidad. Y digo esto porque cada aspecto cultural y social tiene sus propia idiosincrasia, y además, la sociedad busca lo mejor y característico de cada uno.

Así, del fútbol buscan el mejor gol, la mejor jugada, el tiro a puerta más fuerte. Del motociclismo la moto más rápida y potente y que el piloto tenga la maestría de controlarla. En la pintura busca la emoción, la perfección. En el cine la realización e interpretación que se quede para siempre en nuestro cerebro, no la del cine de basura.

Pues la Tauromaquia tiene algo que la hace única, y es el asombro por el hombre que se enfrenta a un toro que imponga, tanto por dentro como por fuera. Eso es lo que la diferencia: el miedo, el terror, el toro, lo dramático hecho arte. Para eso, ha de haber un toro, repito, que imponga, que no parezca un “juguete” (permítanme la comparación), un toro con trapío necesario para valorar lo que hace el torero y poder explicarlo al neófito, y que éste dé importancia y se diga “esto sólo lo pueden hacer elegidos y valientes. Enfrentarse a una fuerza así, es sobrenatural”.

Hay que buscar el volver a integrar al toro en el arte de Torear para que la Tauromaquia vuelva a su identidad y propósito en la sociedad. Que Tauromaquia no sea considerada como una “mala palabra”. Pero para ello se ha de dejar a un lado la idea del “pase por el pase”, de la Tauromaquia del triunfo, sea como sea, y volver a dar primacía al Toro, tanto o más, como se la da al torero, para así dar importancia a lo que se realiza delante de él y cantar sus glorias de cara a la sociedad.

Sólo así volverá a ser el símbolo de la valentía y superación y no una visión negativa, o cuando menos simplista, algo inaceptable para cualquier guardián de la cultura con un mínimo de autorespeto, y esto, lidiando toros como los que lidió El Juli en Manizales, se pierde cada temporada por la cloaca donde van a parar las orejas cortadas de esa manera.

Vía: http://www.purezayemocion.com/

Siguenos en Twitter https://twitter.com/Twittaurino

 

Manizales: Pasión por Adame y ‘Boterito’

Por Lucas Pérez.

Se despeñaba la tarde entre la mansedumbre de la seria corrida de Santa Bárbara cuando en estas salió al ruedo el quinto, ‘Vigilante’, precisamente el que más bajó del lote en cuanto a volumen, y que rompió a embestir en la muleta de Joselito Adame, que cayó de pie en su presentación en Manizales con una faena que encandiló al público colombiano.

Antes de iniciar su labor, los tendidos ya habían rugido gracias al personal estilo con los palos de Hernando Franco, ‘Boterito’, ídolo de la afición, que no defraudó, clavó con gran mérito y agilidad pese a su corpulencia y que fue obligado a saludar.

Adame inició después su labor en tablas, ganando terreno hacia los medios para cuajar allí tres tandas en redondo de gran intensidad y ligazón, aprovechando la movilidad del toro. Bajó el nivel por el izquierdo, pero al regresar a la diestra se vivieron los momentos más templados de la faena, llevando largo a ‘Vigilante’ en un final apoteósico rubricado con una gran estocada a toro arrancado. Incomprensiblemente, el palco sólo sacó un pañuelo y Adame tuvo que conformarse con una oreja paseada en medio del clamor y en la que también disfrutó, trago de bota inacabable incluido, el aclamado ‘Boterito’.

Apretado de carnes fue el segundo, que ya de salida manifestó su mansedumbre. Eso, unido a su embestida poco humillada, impidió el lucimiento con el capote de Adame, que se sacó la espina en un ajustado quite por chicuelinas. Cambió a peor su comportamiento ‘Manchego’ en el último tercio, quedándose corto y buscando el cuerpo del mexicano. El poco tiempo que estuvo frente al animal, Adame resolvió con oficio y corrigió muchos de los defectos del toro pero el triunfo fue imposible.

Preciosas hechuras lució el primero de la tarde, recibido con suavidad en el capote de Guerrita Chico. Se midió en el caballo a ‘Castellano’ y eso permitió que aguantara un par de series antes de agarrarse al piso y manifestar una tendencia a tablas que ya no abandonaría de mitad de faena en adelante. Había comenzado Guerrita la faena en tablas y su obra se desarrolló afanosa intentando tapar la cara del animal y evitar así su huida. Pero aquello no rompió y todo quedó en una ovación.

Guerrita Chico si logró caldear a los tendidos con el cuarto, tan serio como manso, con el que se mostró animoso y al que exprimió todo lo que tenía. Emborronó su esfuerzo con los aceros.

Pocas esperanzas mostró el tercero de salida. Emplazado en los medios, en cuesta arriba y frenado a los capotes, el de Santa Bárbara ni humilló ahí ni lo haría hasta su muerte. Sin embargo, las malas intenciones que se le suponían en los primeros tercios se quedaron en sosería descastada y sin emoción. Parte del mérito lo tuvo Luis Miguel Castrillón, muy sereno y muy seguro, que consiguió pasajes meritorios que no llegaron al tendido por la condición del animal.

El sexto mostró nobleza y Castrillón, muy evolucionado, volvió a evidenciar aplomo hasta que el animal se lastimó una pezuña y tuvo que abreviar.

Monumental de Manizales. Martes, 6 de enero de 2015. Segunda de Feria. Tres cuartos de entrada. Toros de Santa Bárbara, lote serio, bien presentado pero de descastado comportamiento excepto el buen y repetidor 5; noble pero rajado el 1; un 2 manso y con peligro, el 3 descastado y soso, el enorme 4 fue manso de libro; y el bondadoso 6 se lastimó una pezuña.

Se guardó un minuto de silencio por el maestro José María Manzanares y el periodista y aficionado Fernando González Pacheco.

Guerrilla Chico, de canela y oro con cabos negros. Estocada desprendida (vuelta). En el cuarto, dos pinchazos y estocada (silencio).

Joselito Adame, de verde botella y oro. Pinchazo, estocada y varios descabellos. Aviso (silencio). En el quinto, estocada a toro arrancado (una oreja con fuerte petición de otra).

Luis Miguel Castrillón, de sangre de toro y oro. Estocada delantera y varios descabellos. Aviso (silencio). En el sexto, estocada (palmas de despedida)

Pasión por Adame y ‘Boterito’ | Toros | EL MUNDO
http://www.elmundo.es/cultura/2015/01/07/54ac7f12268e3e13688b457e.html

Siguenos en Twitter https://twitter.com/Twittaurino