Archivo de la categoría: Gijon

«Mi hijo se quedó con la empresa a la brava. Es una puñalada por la espalda»


Por L. Álvarez / M. Menéndez 

El pasado viernes el diario EL COMERCIO publicó que Carlos Zúñiga hijo relevaba a su padre (Carlos García Manso-Zúñiga) al frente de la empresa Circuitos Taurinos, gestora de la plaza de toros de El Bibio desde 2001, con motivo de la jubilación de su padre. Pero la versión de éste es muy diferente. Según explicó a este periódico, achaca a maniobras de su hijo en el seno de la empresa su salida de la misma. Es más, considera que se trata de «una traición» y «una puñalada por la espalda» para apartarle de una compañía que creó en 1995. El veterano empresario taurino asegura que llevará el asunto por la vía legal.

¿Ha decidido jubilarse?

No. Mi hijo se ha quedado con la empresa. Es una mentira muy gorda que me haya jubilado. Cuando me tenga que retirar ya lo sabré yo.

«Es un golpe muy bajo que no esperaba para nada. Le he dado todo y se ha vuelto contra mí»


¿Por qué ha quedado al margen de Circuitos Taurinos?

Lo decidió mi hijo. Les regalé un 30% de las acciones a dos de mis hijos (Carlos y Cristina) y yo me quedé con el 40%. Ahora, ellos se juntaron y tienen el 60%. Siempre se veía venir que mi hijo quería quedarse con la empresa, te vas dando cuenta a medida que pasan cosas. Pero esto no es una trastada, es una traición. Ahora entiendo muchas cosas.

¿El problema viene de largo?

Todo ocurrió el 8 de mayo, cuando los accionistas nos reunimos con los abogados. Ellos tenían la mayoría y anunciaron que la iban a registrar. Pero yo creé la empresa y mi hija, en lugar de devolverme las acciones o al menos darnos la mitad a cada uno, decidió dárselas a él. Tenía a mis dos hijos en mi contra.

¿Por qué?

Mi hijo nunca quiso que yo apoderara a toreros, pero es algo que siempre he hecho. Creía que era una salida de pata de banco de él, pero hasta que no ha conseguido apartarme no ha parado. No había motivos familiares ni ninguna bronca para haber hecho esto.

¿Y por qué su hijo indicó que usted se había jubilado?

Creo que no tenía otra salida. Dice que me tenía que jubilar, pero lo haré cuando yo quiera.Ahora, se ha quedado con las riendas y con el caballo… Yo siempre he apoderado a toreros, por ejemplo a Uceda Leal y esa explicación es…, no sé, como otra cualquiera. Mi hijo decía que apoderar a los toreros siempre trae complicaciones y disgustos. Pero eso no es nuevo, es una excusa y se quedó con la empresa a la brava. Es una puñalada por la espalda.

¿Por qué se ha decidido a dar explicaciones sobre lo sucedido en la empresa?

Para que la gente sepa que ya no estoy en Circuitos Taurinos, que me ha quitado mi hijo. Pero yo tengo un nombre y un prestigio, y no quiero que nadie lo enturbie. Tengo la espada muy limpia. Puedo decir claramente que no le debo nada a nadie y que el apellido Zúñiga tenga un prestigio me ha costado muchas lágrimas y sufrimiento.

Dos de sus cuatro hijos eran accionistas…

Carlos tenía 18 años y Cristina, 23 cuando se fundó la empresa familiar. Los otros dos eran muy chicos. Nunca pensé que pudiera ocurrir algo así. A mi hijo le he enseñado todo, le he metido en esto y lo ha aprendido todo conmigo sobre el mundo del toro, desde muy pequeño. Pero no estoy muerto, estoy perfectamente bien y tengo mucho cariño a la empresa. Es un golpe muy bajo que no esperaba para nada. Le he dado todo y se ha vuelto contra mi.

¿Y qué va a hacer usted?

Estoy en ello. De momento, mi abogado va a seguir el tema para ver cómo se puede solucionar.

Usted fue fundamental para relanzar la Feria de Begoña, ¿le veremos por aquí en agosto?

Gijón es el buque insignia, mi plaza estrella, mi vida y mi corazón. Son dieciséis años trabajando por una feria bonita, con contenido, hasta convertirse en una de las grandes ferias del norte de España. Y ahora no sé cuál será mi reacción. Creo que no iré a los toros.

¿Ha recibido apoyos?

He tenido muchas llamadas dándome ánimos y recordándome que Carlos Zúñiga soy yo. Él se ha puesto el apellido para hacer esta guarrada. Sí que le ha gustado el nombre, porque yo ya tenía hecho un camino. Se lo podía haber quitado y quedarse como Carlos González si tanto se quiere distanciar de mí. Pero lo que ha hecho es que me ha quitado como director de orquesta.

Fuente: El Comercio

Anuncios

Gijón: toros y cultura

Por ÁLVARO GONZÁLEZ LÓPEZ

Aun está caliente el cartel de la Feria Taurina de Nuestra Señora de Begoña. El pasado miércoles fue presentada la Feria en el Real Club Astur de Regatas. Destacar la presencia de Jesús Martínez Salvador, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Gijón; el gran periodista Andrés Amorós, que actuó de maestro de ceremonias; y el matador Juan Antonio Ruíz, Espartaco, al cuál se le rindió un homenaje e hizo las delicias del público asistente.

Los toros, son un evento cultural que vertebra la Semana Grande gijonesa y el verano asturiano. Suponen un gran impacto en la ciudad a nivel económico, cultural y social. Porque sí, la Feria mueve mucho dinero; sí, la tauromaquia es cultura; y sí, es un sitio donde ir a ver y que te vean. Es todo esto y mucho más.

Desde el 10 al 15 de agosto tendremos la oportunidad de disfrutar de maestros de primer nivel, no tanto las ganaderías. La Feria de Begoña ha ido poco a poco mejorando, haciéndose más fuerte y ganando relevancia a nivel estatal. Y en esto tiene mucho que ver la familia Zúñiga y su empresa Círculos Taurinos.

Uno siempre desea y fabula que la belleza y el arte que emanan de la quietud, el tempo, la entrega, el abandono de los matadores; llegue y le transporte a ese lugar donde sólo viven los sueños. El toro y el torero acoplados, formando un solo ente: la belleza y el arte. Pisar el terreno que nadie pisa, «preferir una cornada a enmendar», esto es la tauromaquia y por eso es una arte. El Bibio en perfecta comunión: toro, torero y público.

En las redes sociales la gente muestra su queja y despotrica contra los toros. Son libres de hacerlo, pero para tal fin se valen de proclamas en las que desean la muerte a los toreros y a sus aficionados. Estas personas -no sé si es el mejor apelativo para aquellos que desean la muerte de un ser humano para defender sus ideas- claman por la muerte de los toreros. Son capaces de festejar el festín de muerte y sangre que el noble animal produce en el torero en caso de cornada. Dicen «no es arte ni cultura, es tortura», dicen velar por la vida de un animal, pero la de un semejante poco parece importarles.

Pues oye, miren, que no. Están muy equivocados. Atacan a la tauromaquia valiéndose del argumento de la tortura. La ignorancia apremia en estos tiempos, y todos los antitaurinos que argumentan este pretexto para cargar contra los toros demuestran su precario cultivo del acervo intelectual. Al blandir la palabra «tortura» los antitaurinos están traicionando el significado de la palabra. El diccionario de María Moliner -ya que en el DRAE no se puede confiar desde que admiten «amigovio», y otras aberraciones lingüísticas- especifica la necesidad de hacer sufrir voluntariamente a un ser humano, ya sea por placer, ya sea por obtener un beneficio como contraprestación de ese sufrimiento. En tal caso, y ateniéndonos al principal significado de la palabra, las corridas se oponen totalmente a la tortura. En ningún caso la tauromaquia busca el sufrimiento del animal, pueden generar ese efecto, pero nunca es el fin.

Estos ideales contra los toros parten de una barrera cultural, de una falta de entendimiento que acaba deviniendo, con el paso de los años, en odio y rechazo. Para el disfrute de un festejo taurino uno debe partir de un bagaje cultural o una predisposición absoluta para el aprendizaje y la observación del arte del toreo. Esta falta de interés y rechazo hacia los toros ha ido calando entre la sociedad española, cuando a principios del siglo XX se limitaba a extranjeros y a un reducido número de nacionales. Hoy en día en muchos estamentos de la sociedad consideran de mal gusto todo lo relacionado con la Fiesta. Aún más en los círculos de la izquierda, tendiendo a relacionar el toreo con la derecha casposa y la España tradicional y retrógrada. Cuánto se equivocan.

A todos aquellos que no puedan entender este arte, que prueben a inmiscuirse en él a través de la literatura, de la pintura, de la música. Entiendo que pueda ser un cambio demasiado brusco el paso de los personajes de Disney a una corrida donde dan muerte a 6 morlacos. Pero inténtenlo, vayan a una corrida, vean a un torero en la plaza y denle una oportunidad, pueden quedar sorprendidos y absortos.

Publicado en www.lavozdeasturias.es

Ocho con Ocho – ¡Lo espontáneo! por Luis Ramón Carazo.

20130819-161032.jpg

Cuando leí y disfruté del documento tanto gráfico como escrito de Emilio Méndez de la tarde del 13 de agosto de 2013 de la plaza de toros del Bibio de Gijón, recordé que aunque a muchos el 13 les parece de mal fario para el doctor Alfonso Gaona (QEPD) empresario taurino inolvidable, por el contrario, era su número preferido y seguramente me diría tenía que ser en doble trece por el día y el año, la fecha de una corrida para los anales de la historia del toreo.

En 10 minutos que nos permitió disfrutar en Suerte Matador y otros portales, se resume una de las tardes (a mi modo de entender el toreo) memorables de los tiempos modernos.

Histórico lo catalogó Emilio y tiene toda la razón, una fecha en dónde se demuestra que cuando los toros, en este caso los de La Quinta de procedencia Santa Coloma y Marqués del Saltillo, se prestan para lidiarlos, surge la imaginación de los que alternan en el ruedo.

En resumen el mano a mano de Antonio Ferrera y Javier Castaño fue una disputa leal y enconada por no dejar nada para después, tal y como lo relató Emilio: ”Un histórico mano a mano es el que se ha vivido esta tarde en el coso de “El Bibio” de Gijón en la que los diestros Antonio Ferrera y Javier Castaño han defendido la grandeza del toreo con el mejor argumento, la de la entrega, la raza y la de jugarse la vida para triunfar, al final los dos han triunfado y también han sido heridos.

Ferrera ha cortado tres orejas y ha sido cogido al entrar a matar al tercero y Castaño también cortó tres orejas y fue herido al rematar el saludo capotero al cuarto. De repente los dos toreros anunciados estaban siendo atendidos en la enfermería y el sobresaliente, Álvaro de la Calle, se hizo cargo del cuarto al que le cortó una oreja a un ejemplar con el hierro de La Quinta que fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.

Los dos matadores salieron juntos de nuevo al ruedo tras ser atendidos en la enfermería de la plaza de El Biblo, los dos con pantalones de monosabios y como gladiadores heridos, con base en raza y actitud salieron dispuestos a dar muerte a los dos últimos toros del emocionante festejo”.

Les recomiendo busquen el resumen en Suerte Matador y se den cuenta de lo que tanto me emocionó y a los muchos que les remití la liga.

En el tercero de la tarde, Ferrera se ungió picador y luego de emotiva faena se volcó en la suerte suprema para sufrir una cornada. Javier Castaño lidiando el cuarto con el capote sufrió una cornada para ser sustituido por el sobresaliente Álvaro de la Calle que de testigo, paso a protagonista para recibir una oreja y al toro por su bravura el homenaje de la vuelta al ruedo a sus restos.

De la enfermería salieron Ferrera y Castaño vistiendo pantalones de monosabio para lidiar quinto y sexto.

En el quinto invitó Ferrera a colocar banderillas a la cuadrilla de lujo de Castaño, David Adalid y Fernando Sánchez para un tercio de banderillas espectacular, en el sexto Castaño se jugó la piel para cerrar la tarde inolvidable, obteniendo dos orejas del que cerró plaza.

Al final todos los toreros y el mayoral de La Quinta fueron despedidos entre la locura de un público testigo de lo inolvidable.

Durante muchos años, hemos expresado que lo que suponía un imán irresistible y amortizable para comprar la entrada a los toros es lo imprevisto.

No solo por el magnetismo, el poder expresivo, la complejidad y el talento que desprenden de algunos toreros sino también lo insólito, por la intuición, inteligencia o su suerte para elegir en el momento adecuado que hacer en el ruedo para expresar el arte efímero del toreo.

Lo que sucedió en Gijón rebasa las expectativas de improvisación con unos toros por parte de grandes toreros como lo fueron todos los que intervinieron en lo que se convirtió en un hito, el de Gijón de hoy en delante, un referente, una lección en vivo de lo que puede ser una gran tarde de toros con todos los ingredientes de magia del toreo.

Por tardes como esa es que nos emociona ser aficionados y para no empalagarnos, les invito a saborear unos minutos de gran intensidad taurina.

Hagan la prueba si su memoria alberga dudas de que esto sea cierto, Gijón está destinado a perdurar en la retina y en el oído del espectador ¡Viva el toreo!

Twitter @Twittaurino

Antonio Ferrera: «Gracias por respetar el alma de torero».

20130814-000300.jpg

De SOL y SOMBRA.

Gijón.- Difícil es describir la quinta de abono, más que nada porque hubo de todo. Desde dos cornadas hasta la cara de susto del sobresaliente, Álvaro de la Calle, ya que después de llevar años sin torear se le venían encima nada más y nada menos que dos «torazos» de La Quinta.

Y con todo eso, una, que no paraba de acordarse de las predicciones del compañero José María Ceinos, que horas antes vaticinaba un martes 13 movidito, pidió tomar una imagen de los cirujanos Pablo San Miguel, jefe de cirugía del Hospital de Cabueñes; su antecesor, Raúl Obregón, Salvador Artime y la hematóloga de la Cruz Roja Loida Corbillón.

Todos hicieron falta, los médicos oficiales de la plaza Roberto Veiga y Nacho Domínguez y los anteriores que acudían a la plaza a disfrutar de la corrida.

De hecho, tanto Antonio Ferrera como Javier Castaño agradecieron a todo el cuerpo médico dejarlos salir al ruedo a concluir su tarde y respetar, como apostilló Ferrera en el brindis a los dos médicos de la plaza que tan bien atendieron a los dos toreros heridos, «el alma del torero».

Ni que decir tiene que tanto en los tendidos como en los palcos los aplausos y los gritos «¡Torero, torero!» adornaron una tarde absolutamente gloriosa para los dos matadores , el sobresaliente, el ganadero y para el Bibio, que echó de menos a bastantes asiduos que, sin duda, lamentarán no haber acudido a la hasta ahora mejor corrida de la feria.

Por la noche, en pleno regocijo taurino, la peña José Tomás celebró su tradicional cena de Feria.

Vía: http://www.lne.es/verano/2013/08/14/gracias-respetar-alma-torero/1455563.html

Twitter @Twittaurino

Gijón: Ferrera y Castaño, memorables.

20130813-234756.jpg

Por Carlos Ilián.

La tarde se recordará con reverencia en la historia de esta plaza de Gijón. Dos toreros de verdad, Antonio Ferrera y Javier Castaño escribieron con sangre, con coraje, con torería y con un inmenso pundonor, una página de oro.

Ni la sangre de las dos cogidas que sufrieron en el tercer y cuarto toro, respectivamente, les amilanó y cuando nadie pensaba de que pudieran salir ya de la enfermería, aparecieron renqueantes y con los pantalones del valor, los de los monosabios, para rematar su histórica tarde y hacerla aún más memorable.

Por supuesto que la corrida de La Quinta, que derrochó casta e hizo honor a esa sangre de Santa Coloma, ha sido la perfecta colaboradora de quienes ante el toro bravo y fiero dieran una lección de la más genuina tauromaquia.

Todo se dio ayer en Gijón para que la tarde resultara inolvidable. Detalles y momentos para el recuerdo; imágenes para toda una antología fotográfica.

Por ejemplo Antonio Ferrera hasta se montó en el caballo para picar al tercer toro ante el asombro de la gente. Pero es que luego derrochó facultades y toda su actuación transcurrió en una continua y generosa entrega.

En su segundo toro quiso amarrar la oreja y después de un pinchazo entró a matar a muerte y salió corneado. Ya herido en un muslo salió para matar al quinto y hasta se recreó en el toreo al natural en una auténtica demostración de coraje. En su balance tres orejas y la gloria.

Javier Castaño se empleó con el capote en sus toros, templeó de lo lindo, estuvo por encima de su primero y cuajó una faena redonda al sexto. No quiso perder la ocasión de demostrar sus condiciones de estoqueador y dejó un volapié memorable.

Además su cuadrilla dio un espectáculo en banderillas. Y para rematar el sobresaliente, Álvaro de la Calle, tuvo que lidiar el cuarto por la cogida de los titulares y lo hizo con enorme dignidad ante un buen toro. Cortó una oreja más que justa.

5ª GIJÓN

Toros de LA QUINTA, muy serios y muy encastados (8).

ANTONIO FERRERA (10)
de frambuesa y oro. Bajonazo trasero (saludos). Pinchazo y estocada (dos orejas). Estocada caída (una oreja).

JAVIER CASTAÑO (10)
de blanco y oro. Estocada trasera (una oreja). Estocada (dos orejas).

ÁLVARO DE LA CALLE (6)
de grana y oro. Dos pinchazos y estocada. Un aviso (una oreja).

20130813-234832.jpg

Vía: http://www.marca.com/2013/08/13/toros/1376429043.html

Fotos Javier Arroyo

#Gijón: Lección admirable de Enrique Ponce.

20130812-171035.jpg

Por Carlos Ilián.

Gijón.- Mientras media España se achicharraba aquí en Gijón andábamos con el paraguas y el jersey. Llovió a mares y el ruedo estaba imposible, pero un magnífico equipo de hombres y máquinas lo dejaron al pelo.

Tarde pues muy gris, de lluvia y muy destemplada pero que ha sido importante porque se lidiaron muy serios toros de José Vázquez, que no dieron facilidades y que exigieron lo suyo.

Así, con el toro de verdad y pidiendo el carné, Enrique Ponce nos ofreció la mejor versión de su poderosa técnica, de su afición admirables y de toda su madurez.

En su primero, que brindó con justicia a Carlos Zúñiga, empresario de esta plaza, salió ileso porque capeó con recursos y reflejos la embestida alevosa del toro. Todo sobre la derecha y cuando le pidieron la izquierda sufrió una colada de infarto.

La lección admirable llegó en el quinto toro, mansote y sin fijeza, al que Ponce fue metiendo en la muleta sin aspavientos, todo preciso, medido y torero.

Faena para aficionados y para él mismo. Hubo temple y cadencia en el toreo al natural y sobre la derecha, todo rematado de una gran estocada, No se puede pedir más.

Castella se llevó el toro más suave, el sexto, al que toreó con indiscutible temple en una faena muy ligada, todo conjuntado sobre la base del reposo y de saber administrar la escasa fuerza del toro.

La cadencia de los naturales y redondos tuvo el efecto del toreo que entra por los sentidos. Mató de una gran estocada y le pidieron las dos orejas pero el palco sólo concedió una

Sin embargo le regaló el par de apéndices a Ventura que estuvo preciso en los quiebros pero ante dos becerrotes indecorosos e Inadmisibles.

El cartel del martes

Toros de La Quinta para Antonio Ferrera y Javier Castaño, mano a mano.

4ª GIJÓN

Toros de JOSÉ VÁZQUEZ (5), muy serios y excepto el sexto, de juego bronco y dos de SAN PELAYO (1) para rejones, impresentables.

ENRIQUE PONCE (7), goyesco de azul pavo y oro. Estocada corta (saludos). Estocada (una oreja).

SEBASTIÁN CASTELLA (7), goyesco de azul pavo y azabache. Pinchazo y estocada desprendida (silencio). Estocada (una oreja).

DIEGO VENTURA (6). Rejón caído (una oreja). Rejón contrario (dos orejas)

Via: http://www.marca.com/movil/2013/08/12/toros/1376337823.html

FERIA DE GIJÓN: Otro bochorno más de Zalduendo.

20130811-215405.jpg

Por Carlos Ilián.

Aquí en Gijón se ha conseguido enderezar una feria que vuelve a ocupar un sitio importante. Ese esfuerzo de la empresa merece, sin embargo, que los propios profesionales arrimen el hombro para consolidar esta feria. Y una buena manera de hacerlo es respetar la seriedad del toro, pero por desgracia las llamadas figuras no tienen remedio y se empeñan en ir por ahí con el becerro debajo del brazo.

Hoy mismo, aquí en Gijón, nos tragamos una gatada infumable de Zalduendo que además resultó deslucida porque era una ruina de casta y de fuerza.

Asi que el género que le sirvieron a Uceda, Manzanares y Talavante, este en sustitución de Morante, apenas sirvió para que los tres matadores se pasaran la tarde dando grititos a ver si provocaban algo la penosa embestida de aquellos seis moribundos peluches.

Uceda Leal, torero de clase infinita, intercaló preciosos muletazos a fuerza de prolongar dos faenas sin medida. Dio tantas voces como lances en un intento de animarse a sí mismo.

Sus lances con el capote al primero y el final de la faena de muleta a este mismo ejemplar fueron una delicia de la más pura torería, pero enfrente no había toro.

José María Manzanares metió pico de lo lindo en su primero aunque en el quinto, de repente, se convirtió al cristianismo del toreo, cruzándose, cargando la suerte y ajustándose en cada muletazo, muy de verdad. Que le dure. Ah, con la espada sigue siendo un cañón.

Alejandro Talavante, que se había ganado la sustitución de Morante, bregó lo indecible para sacar algunos muletazos sueltos ante un lote sin recorrido. Una brega con más entusiasmo que resultado positivo ante un auténtico remedo del toro de lidia. Pero no importa, seguirán pidiendo a los zalduendos de turno. Como no molestan…

El cartel de hoy

Toros de San Pelayo y José Vázquez para Diego Ventura, Enrique Ponce y Sebastián Castella.

Via: http://www.marca.com/movil/2013/08/11/toros/1376252027.html

Feria de Begoña 2013 en #Gijón: Una feria de postín.

20130809-121213 a.m..jpg

Por José Antonio Rodríguez Canal.

Nobleza obliga: los carteles de la feria taurina de Begoña 2013, que hoy empieza en el coso de El Bibio, son de postín.

Constituyen, a juicio del observador imparcial, concernido, por razones obvias, a decir, y siempre lo dirá, lo que piensa, una apuesta de alto riesgo en tiempos de crisis económica, que se manifiesta de manera aguda en el planeta de los toros. El desenlace del envite es una incógnita.

Una incógnita es también, en particular, el resultado del experimento de ofrecer la novillada que inaugura el serial en régimen de nocturnidad. Veremos (con luz artificial) a dos de los novilleros que encabezan el escalafón de su categoría (Garrido y Espada) y al venezolano Vanegas, que afronta el serio compromiso de debutar con caballos.

Las novilladas, una manifestación de lo que podría entenderse como formación profesional, a veces inconvenientemente acelerada, son indispensables para que el mecanismo de funcionamiento de la fiesta no se detenga o atasque. Por esa razón merecen mayor atención de la que suelen tener.

A los carteles de las seis corridas que completan la feria resulta trabajoso encontrarles defectos. En materia de ganado hay variedad de encastes o procedencias, no priva el origen juampedriano, sino que se ofrece una interesante representación de Santa Coloma, con el debut de La Quinta, y la presencia de Lisardo-Atanasio, por medio de Valdefresno.

Además de los murubes de la familia del Capea para rejones, es reseñable la novedad de las reses de José Vázquez, un hierro clásico, aunque, todo hay que decirlo, adaptado a los usos modernos y, en fin, si me estuviera permitido, echaría de menos la concurrencia de Mayalde -por decisión del ganadero, según se ha explicado-, lamentaría la sustitución de Núñez del Cuvillo por Zalduendo (también razonada en su día) y la ausencia de los Núñez de Alcurrucén, si bien la novillada de esta noche, de Nazario Ibáñez, está emparentada con ese encaste.

En cuanto a los toreros anunciados, solo cabe decir, por tópico que parezca, que están todos los que son, se encartela la cabeza entera del escalafón, están todas las figuras, las que conforman la base de todas las ferias. La realidad es que la feria begoñesa 2013 supera a las de Valladolid, Burgos, Santander, Vitoria, Salamanca. Recupera este año, en el 125 aniversario de la construcción del coso de El Bibio, el esplendor de sus mejores tiempos.

En el Norte, entendido en un sentido geográfico muy amplio, solo dos ferias taurinas no se arredran ante las dificultades: Bilbao y Gijón. Desde hoy, en el caso gijonés, veremos los resultados. Que ‘haiga’ suerte (pa todos).

Vía: http://www.elcomercio.es/v/20130809/cultura/feria-postin-20130809.html