Archivo de la categoría: Arles

La maestría de Espla ilumino Arles por ultima vez

Bautista y Espla, dos toreros de generaciones muy diferentes unidas por primera y última vez en Arles…Ah y Morante de costalero.

De Sol y Sombra.

Luis Francisco Esplá, fue el protagonista de la jornada por su vuelta a los ruedos con motivo de la goyesca del Coliseo de Arles. 

Espla lidio en primer lugar un animal muy flojo de Zalduendo, con el que tiró de temple y técnica para hilvanar una faena sobrada de sitio y capacidad, pese su inactividad durante siete años. Cortó una oreja.

Otra más paseó del cuarto, al que quitó por navarras y al que después le realizó una faena de gran trazo. Muy templado, aprovechando la bondad del toro de Zalduendo. La faena fue completa por ambos pitones. El susto llegó en las postrimerías del trasteo. El de Zalduendo le volteó y le zarandeó en varias ocasiones. Todo quedó en el susto y en una brecha en la frente. Paso a la enfermería pero eso no le impidió irse en hombros al final del festejo.

La tarde contó también con otro protagonista de excepción, el local Juan Bautista, que cuajó de cabo a rabo a su extraordinario primero después de una faena templada, desmayada, muy bien compactada y siempre a más.

Importante labor de Bautista entre el delirio de sus paisanos, tanto que, tras una gran estocada, le premiaron con los máximos trofeos de un “zalduendo” que dio la vuelta al ruedo.

Y otras dos orejas cortó Bautista del sexto tras otra genial y magnífica faena.

Morante de la Puebla no brilló de capa con el segundo, al que sometió a la jurisdicción del picador hasta en tres ocasiones entre las protestas del público. Se quedaba corto el burel y optó por abreviar el sevillano, escuchando de nuevo música de viento al montar la espada de verdad que portaba desde el cambio de tercio. Con la espada, un sainete en toda regla. Impropio de una figura del toreo. 

El quinto resultó flojo para desarrollar sus nobles intenciones. Morante, en un par de verónicas sueltas, trató de reconciliarse con un público que le estaba midiendo mucho tras el primer capítulo. Faena larga del sevillano, con algún muletazo suelto aislado que tuvo expresión, especialmente los naturales a pies juntos, en una obra sin importancia por estar realizada ante un toro prácticamente muerto en vida y al que remató de media estocada. Se le concedió una oreja que fue muy protestada.

Twitter @Twittaurino

Cuando quieres salir a fuerzas en la foto.

                      

Anuncios

Esplá volverá a vestirse de torero en Arles

De SOL y SOMBRA.

“Para mí es una resurrección, esto me va a dar diez años de vida”. Fueron las primeras palabras de Luis Francisco Esplá al semanario Aplausos tras presentar en Arles el cartel en el que volverá a vestirse de torero para trenzar el paseíllo en la Feria del Arroz, en su tradicional Goyesca de septiembre junto a Morante y Juan Bautista y en un Coliseo que él mismo decorará para la ocasión.

El torero alicantino desgrana cómo surgió la idea original y en lo que ha terminado desembocando: “Lo que empezó siendo simplemente una cuestión de escenografía se ha convertido al final en una actuación como torero. Estoy encantado, me he dado cuenta de que estaba totalmente sedado, ahora he empezado a percibir unas constantes vitales que no eran las que en estos últimos seis años tenía. La idea surge de la idea de la empresa que encabeza Juan Bautista. Primero me llamaron para el tema de la decoración y estuve tres días para pensármelo y contestarles algo, no hay que olvidar que había sido precedido de gente muy importante en sus distintas disciplinas artísticas, me parecía una osadía asumirlo. Quería ver lo que habían hecho y una vez visto, me explicaron cómo un equipo técnico está detrás apoyándolo todo y me dije que sí podía asumir el reto de decorar el Coliseo. Más tarde me propusieron hacer el paseíllo, formar parte del cartel y ahí sí que estuve quince días dándole vueltas. Llevo seis años sin tocar un capote ni una muleta, no he ido a tentaderos… no he hecho absolutamente nada. No era fácil decir que sí pero una vez hecho estoy muy ilusionado”.

Cuestionado de si se trata solo de una tarde o si se plantea torear más en el futuro, Esplá se muestra tajante: “En ningún caso veo esto como una reaparición, si acaso como un paso fantasmagórico por el toreo. Involucrarme en una historia maravillosa, ser parte de ese paisaje que tú mismo vas a crear es lo que me ha motivado a hacerlo”.

Respecto a la decoración de la plaza que llevará su firma, el diestro manifiestaba que “es un guiño a Goya. He tratado de crear un ideograma propio de la Camarga. El rapto de la goyesca, que al final no deja de ser más que el rapto de una forma de vivir y de sentir un espectáculo que me parece el acontecimiento taurino del año en Francia, con diferencia. Si bien hay plazas que tienen tanta importancia como Arles, el añadido de la Goyesca lo eleva todo al cuadrado, el tratamiento que le dan… es una muestra más de que en Francia no se banaliza nada, aquí todo se eleva a potencias y eso tiene al final un resultado maravilloso que es esta afición”.

Fuente: Aplausos.  http://www.aplausos.es/noticia/33014/noticias/luis-francisco-espla:-esto-me-va-a-dar-diez-anos-de-vida.html

Arles: José María Manzanares corta un rabo.

 

 De SOL y SOMBRA.

Manzanares le cortó el rabo al sexto, un gran toro de Domingo Hernández, premiado con la vuelta al ruedo. Faena importante del alicantino, en la que toreó a cámara lenta. Manzanares en plenitud. Mató de una estocada casi entera recibiendo. Antes de salir el tercero, Manzanares escuchó una cariñosa ovación. Fue éste un toro encastado y con picante que supo entender muy bien Manzanares, en una faena en la que con paciencia logró poderle al toro y dejar momentos muy buenos. Faena de mucho eco en los tendidos, y que malogró con la espada, según informa Aplausos. 

Abrió plaza Finito de Córdoba con un toro noble pero soso y sin transmisión, con el que dejó buenos momentos sobre ambas manos pero sin acabar de redondear por la falta de raza del toro. Al cuarto le enjaretó Finito varias buenas verónicas. Fue lo mejor de la faena ya que al toro le faltó clase y seguir los engaños con más empuje. Faena larga de Juan Serrano, en la que destacó en algún derechazo largo. Voluntad sin recompensa.

Al segundo de la tarde no le sobraban las fuerzas por lo que la faena de Juan Bautista nunca acabó de romper. Toreó siempre con suavidad y a media altura el torero para intentar cuidar a un animal que tuvo calidad. Dos orejas cortó Juan Bautista del quinto tras una faena muy meritoria en la que desplegó toda su artillería técnica para imponerse a un astado gazapón que no fue fácil. Bueno el saludo capotero con verónicas rodilla en tierra. Con paciencia y cabeza logró sacar faena. Mató de pinchazo y estocada.

Fuente: El Mundo.

Arles, cuarta de abono: Manzanares le pone un repaso Monumental al Juli.

image

De SOL y SOMBRA.

El diestro español José María Manzanares ha impuesto hoy su maestría en el coliseo romano de Arles (sur de Francia) en una tarde redonda en la que cortó cuatro orejas, mientras que el francés Juan Bautista paseó otro apéndice y el también español Julián López “El Juli” se estrelló con el peor lote.

FICHA DEL FESTEJO.– Toros de Domingo Hernández y Garcigrande, del mismo encaste y casa ganadera, de juego variado. Buenos y con mucho que torear, tercero, quinto y sexto; y con genio y dificultades los demás.

Julián López “El Juli”, silencio y leves pitos.

Juan Bautista, oreja tras aviso y silencio tras dos avisos.

José María Manzanares, dos orejas y dos orejas. Salió a hombros.

Incidencias: Antes de la corrida, más de 6.000 aficionados se congregaron en los aledaños de la plaza de toros de Arles para pedir respeto para la Fiesta. El acto, seguido con verdadero fervor, acabó con el canto del himno francés, la Marsellesa.

La plaza se llenó en tarde soleada.

——————–

UN CANTO A LA FIESTA

Momento de gran emotividad fue la manifestación pacífica que minutos antes del festejo reunió a una gran representación de la afición taurina pidiendo respeto y libertad para la Fiesta de los toros.

Y ya dentro del recinto taurino colaboró este canto a la Fiesta el triunfador de la tarde, y de lo que va de feria: José María Manzanares, que frente al tercero, un toro noble y con ritmo, realizó una faena estética y algo ventajista, concluida por una gran estocada en la suerte de recibir.

Más importante fue la faena realizada al sexto, un toro encastado y con mucho que torear, frente al cual Manzanares impuso su técnica y poderío, sin perder nada de su estética. Faena honda y de mucho calado en los tendidos.

El primero de Juan Bautista fue un toro incierto, con genio y algo “de sentido”. No se achicó el torero francés que se pego un arrimón muy valorado por el público.

El quinto fue un toro bueno para el torero, y la primera mitad de faena fue de alto nivel. Pero después de un desarme, el toro cambió y la faena, que perdió intensidad, acabó por diluirse tras demorarse Bautista con el descabello.

El Juli se estrello con el peor lote: un primero bronco, algo descompuesto y sin ritmo, y un cuarto descoordinado frente al cual no se dio coba.

Vía: ABC España.

Arles, tercer festejo de abono: Oreja para Michelito Lagravere de un gran toro del Capea.

image

De SOL y SOMBRA.

Arles (Francia), 19 abr (EFE).- El matador de toros mexicano Michelito Lagravere cortó una oreja de un gran toro del Capea, premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre, en la corrida matinal celebrada hoy en Arles (Francia), en el que el novillero Francisco José Espada  sumó también un apéndice.

FICHA DEL FESTEJO.- Un toro de San Pelayo, el segundo, y otro de San Mateo, el quinto, de nombre “Navajito”, número 16, negro de capa y de 540 kilos, premiado con la vuelta al ruedo; y cuatro novillos, primero, tercero y sexto de San Mateo, y uno más, el cuarto, de San Pelayo.

El rejoneador Ginés Cartagena, silencio y ovación.

Michelito Lagravere, ovación tras aviso y oreja tras dos avisos.

El novillero Francisco José Espada, ovación y oreja tras aviso.La plaza tuvo un cuarto de entrada.

“NAVAJITO” DE ORO

Bonito e interesante festejo el que, a priori, se programaba en el coliseo de Arles, especialmente por el debut en ruedos europeos del jovencísimo torero mexicano con raíces francesas, de 15 años, Michelito Lagravere, que, en cierto modo, no defraudó.

Lo más destacado de la matinal fue, en cambio, la pelea del toro “Navajito”, bravo en las tres varas que tomó, con dos derribos incluidos, y con clase en la muleta.

Michelito, algo acelerado frente a su primero, tuvo el mérito de centrarse con él para aprovecharlo a lo largo de varias series templadas, entre las cuales destacó una sobre la mano izquierda. Agarró una gran estocada, pero el toro se “amorcilló”, ralentizando así su final y dando tiempo a que sonaran dos avisos. Esa tardanza en caer enfrió el ambiente, propiciando que su matador perdiera el segundo trofeo. La ovación más fuerte de la mañana se la llevó “Navajito” en la vuelta al ruedo en el arrastre.

También anduvo un punto acelerado Ginés Cartagena en su primero montando a dos caballos difíciles de controlar. Y también se atemperó más de la cuenta en el cuarto, aunque aquí llegó a ofrecer una actuación estimable, emborronada a última hora en la suerte suprema.

Lo mejor del novillero Francisco José Espada fue no desanimarse a pesar del aire que molestó durante sus dos faenas, destacando sobremanera en la que realizó al astado que cerró plaza, con el que consiguió momentos notables que le valieron para pasear una oreja.

Vía: http://noticias.lainformacion.com/arte-cultura-y-espectaculos/toros/oreja-para-michelito-de-un-gran-toro-del-capea-y-trofeo-para-espada-en-arles_RI6n0yDklOJXMyIdJ65qm3/

Arles, Feria de Pascua. Segundo festejo de abono: Adame corta una oreja.

Joselito Adame revolera

Por André Viard.

Arles (Francia), 18 abril.- El diestro mexicano Joselito Adame cosechó hoy una buena tarde de toros en la ciudad francesa de Arles, y cortó una oreja, que pudieron ser más de haber estado más acertado con los aceros, mientras que Juan José Padilla se topó con el lote menos propicio y a Juan Leal se le notó el poco rodaje.

FICHA DEL FESTEJO.- Toros de José Luis Pereda, de poca raza en conjunto y de juego desigual. Bueno y completo el segundo, con embestida profunda y transmisión; bravo el quinto aún sin acabar de romper del todo en la muleta. Los otros se dejaron sin más.

Juan José Padilla, ovación y palmas.

Joselito Adame, vuelta al ruedo y oreja.

Juan Leal, vuelta al ruedo tras aviso y palmas tras dos avisos.

La plaza tuvo media entrada en tarde agradable.

——————–

Padilla metió en su muleta al primero, un toro huidizo al principio al que supo fijar para sacarle el fondo de nobleza y hasta cierta clase que tuvo, aunque, eso si, siempre al límite de la mansedumbre. Muy castigado en varas, el toro se apagó pronto y el torero estuvo muy por encima.

El cuarto, un colorado con buen trapío, fue el más deslucido de la corrida. Padilla se mostró otra vez muy firme sin poder alcanzar lucimiento alguno.

A Joselito Adame le tocó el mejor lote y lo aprovechó. El segundo fue un toro muy completo, algo cortito de embestida al principio, pero que fue a más y se entregó muy por abajo, con transmisión en la muleta del torero azteca.

Faena larga, con momentos de mucha calidad, siempre en una línea de toreo clásico y poderoso. Citó a recibir, dejó media espada, y tuvo que descabellar tres veces, con lo cual perdió las orejas.

El quinto fue el otro toro bueno de la corrida. Bravo en el caballo, le faltó recorrido en la muleta para alcanzar el nivel del anterior, pero Adame aprovechó con habilidad las embestidas útiles, en una faena menos profunda que la primera, pero siempre animada. Mató de una gran estocada y cortó la única oreja de la tarde.

Juan Leal, que se presentaba de matador en su ciudad, acusó su bisoñez pero dio la cara toda la tarde. Se llevó un susto gordo al recibir a su primero de capote, sufriendo una voltereta tremenda, y a punto estuvo también de salir por los aires en el cambio inicial de faena de muleta.

Después de una primera parte de labor embarullada, se le vio más centrado cuando entró en el terreno de cercanías sin poder levantar vuelo frente a un toro noble pero sin fondo. Pinchó dos veces, escuchó un aviso y dio una vuelta.

Alargó mucho la faena al sexto, un toro noblón, sin transmisión ni clase, frente al cual acabó aburriendo algo al personal. Pincho varias veces y escucho dos avisos. Recibió sin embargo palmas de despedidas.

Via: http://www.caracol.com.co/noticias/entretenimiento/el-mexicano-joselito-adame-que-corta-una-oreja-en-una-buena-tarde-en-arles/20140418/nota/2184240.aspx