Archivo de la categoría: FRANCISCO BARUQUI

Guadalajara: Con toros deslucidos… deslucido fue el festejo

La corrida lamentablemente no tuvo el resultado de éxito, ni por asomo, del festejo anterior.

De los toros con verdad Por Francisco Baruqui.

Que pena de tarde. El cielo limpio, sin una nube ni viento que molestara a los toreros, tarde pues, de toros. Y así…

Con entrada de dos tercios, se dio la corrida que lamentablemente no tuvo el resultado de éxito, ni por asomo, del festejo anterior, cuando la gente motivada volvió a los tendidos para encontrarse una función que dejó mucho que desear.

Encierro bien presentado de la ganadería de San Miguel de Mimiahuapan conformado por ejemplares con buena crianza, seriedad y cuajo, que lucieron astifinas en cornaduras dando importancia a la labor de los diestros. Cumpliendo en el caballo, fueron picados con medida, ya que sus fuerzas se veían muy limitadas para aguantar las lidias.

Sin mayor lucimiento dada la falta de casta, cuando los más carecieron de fondo y de clase, destacó sobre el sexteto el corrido en quinto lugar, único que se fue al desolladero con un oreja de menos. Ejemplares pues, en términos generales, deslucidos que desentonaron con mucho a lo que de ellos la afición esperaba.

Hasta el quinto toro, la función estaba inmersa en un tenor de tedio y monotonía, pese a los buenos deseos que los tres espadas estaban poniendo de manifiesto. El público aburrido, mostraba su descontento.

El fino torero español Diego Urdiales, pechando con el hueso del encierro, sólo pudo mostrar su profesionalismo en una expresión de buen quehacer torero fincado en una técnica depurada y recursos para desenvolverse delante de los toros en buen tenor.

Escaso lucimiento logró que al no verse con todas con los aceros, tras una actuación que no impactó, fue despedido con silencio.

Merecimientos tenía el potosino Fermín Rivera para haber entrado en el cartel en sustitución de Octavio García “El Payo” quien sigue padeciendo los estragos de una bacteria que lo trae por la calle de la amargura. El espigado muchacho fue el que tocando pelo se llevó el único trofeo de la tarde.

Sin mayores cosas en el segundo, llegando al quinto, desbordó su buena técnica y fina expresión en su toreo serio, centrado, y

desenvolviéndose de capa, habiéndose hecho aplaudir por chicuelinas rematadas con revolera, para con la muleta, plantear una faena de menos a más, metiendo al moro en el engaño para cuajarle series de derechazos y al natural, que templando y mandando, engarzó para entusiasmar al público al que fue metiendo también, en su quehacer. Los remates con paces de pechos largos, de pitón a rabo, se le corearon fuerte, así como las manoletinas con las que cerro su labor, despenando de estocada entera y traserilla que bastó para ganarse una oreja de su enemigo. Que le sirva para futuras actuaciones cuando, repito, entró por la puerta de atrás sustituyendo y salió triunfador de la tarde.

Por cuanto al aquicalidense Joselito Adame había esperanza que brindara una actuación de éxito; y créalo, amable lector, que por él no quedó, brindando una disposición a toda luz, empeño y tesón en los dos toros que en suerte le correspondieron, sin poder alcanzar relieve mayor, dadas las condiciones de los que en suerte le tocaron, que no fuera sus buenas hechuras y recursos, que se proyectaron mucho más con el que cerró plaza al que recibiendo con larga cambiada de hinojos hizo concebir mejores esperanzas, toda vez que con la zarga, estructuro una labor con buen trazo y yendo siempre para adelante, poniendo todo, el torero que, incomprendido por un parte de un público que había perdido gusto y paciencia, se enfrentó con él con pitos estando un tanto cuanto injusto con la figura que tras de pinchar salió de la plaza entre sonora silbatina.

Tal parece que la voluntad y los deseos no cubrieron las expectativas de parte del tendido.

Menos mal que la corrida fue breve pues salíamos del coso a las siete de la noche todavía con luz natural.

Y a otra cosa mariposa, que este arroz ya se coció.

Fuente: http://opinion.informador.com.mx/Columnas/2016/02/29/con-toros-deslucidos-deslucido-fue-el-festejo/

Anuncios