Archivo de la etiqueta: Román

45 años sin salir a hombros con toros de Juan Pedro en Madrid

De SOL y SOMBRA.

Un regreso, una nueva oportunidad y un debut. Así se puede definir la corrida del jueves 17 de mayo en Madrid, donde Finito, Román y Adame intentarán un triunfo con toros de Juan Pedro Domecq que se viene resistiendo desde hace 45 años. Estos son los datos, claves y curiosidades del festejo:

En todo el Siglo XXI, Finito de Córdoba nunca ha cortado una oreja en Las Ventas. A lo largo de su carrera, en la Feria de San Isidro sólo ha cortado un trofeo. Fue en la feria de 1993 a un animal de Mari Carmen Camacho. Finito es el segundo torero más veterano de la presente feria, sólo por detrás de Enrique Ponce. Su última actuación en Las Ventas fue en la feria de 2015. No abre una Puerta Grande en una plaza de 1ª Categoría desde mayo de 2009.

Segunda corrida de Román en la presente feria y segunda oportunidad de salir a hombros de Madrid por segundo año consecutivo. Sólo otros tres toreros del escalafón lo han conseguido: El Cid (2005 y 2006), Talavante (2011, 2012 y 2013) y López Simón (2015 y 2016).

Sólo hay un precedente de enfrentamientos entre Román y Luis David Adame. Fue en la pasada feria de Zaragoza. El mexicano se impuso cortando una oreja a una importante corrida de Margé mientras Román dio una vuelta al ruedo.

Luis David Adame debutará como matador de toros en la Feria de San Isidro. En 2016 impactó como novillero cortando una oreja y cayendo herido de gravedad. Confirmó la alternativa en la pasada feria de Otoño, marchándose de vacío.

Joselito Adame cortó su primera oreja como matador en Madrid en su tercer compromiso. Luis David Adame podría superar a su hermano al hacerlo en su segundo paseíllo.

Nunca un mexicano ha cortado una oreja a un toro de Juan Pedro Domecq en la feria de San Isidro. El último azteca que se enfrentó a estos toros fue Juan Pablo Sánchez en 2012.

Juan Pedro Domecq lidió en 2015 la mejor corrida de la feria de San Isidro. Nadie sale a hombros con estos toros en la feria de San Isidro desde Paco Camino en 1973.

Es la primera vez que Finito de Córdoba torea con Román y Luis David Adame. Entre Finito y Adame hay 26 años y 1 día de diferencia. De hecho, cuando el mexicano nació el diestro cordobés ya llevaba más de 6 años de alternativa. Es el segundo cartel con más diferencia de edad entre un torero y otro.

El 17 de mayo era el día de El Viti.

Hasta 3 toros desorejó Santiago Martín en esta fecha: 1965 y 1969 (Galache de Hernandinos) y 1971 (Atanasio Fernández). Ningún otro torero ha triunfado tanto en este día como “Su Majestad”.

Fuente: Datatoros

Anuncios

Es la hora de los jóvenes, ya no hay excusas

Por Sixto Naranjo.

Foto: Roca Rey por Arjona / Twitter

La temporada sigue su imparable curso y en estos días hemos asistido con alegría a los festejos que durante esta Semana Santa se han celebrado en plazas como Madrid, Sevilla o Arles.

En Madrid, tras la gran tarde de un Fortes que marcó el Domingo de Ramos en Las Ventas, este Domingo de Resurrección asistimos a la explosión definitiva de Álvaro Lorenzo. El toledano se destapó con un gran triunfo de tres orejas y descarrajó la primera puerta grande de la temporada madrileña. Álvaro puso en pie a Madrid con su toreo de gran clase.

En Sevilla por su parte, fue Andrés Roca Rey quien marcó la fecha de Resurrección. El peruano sigue pisando el acelerador en este inicio de temporada como ya demostró en Valencia. Andrés paseó un trofeo en Sevilla y confirmó lo que ya sabíamos. Que además de un valor a prueba de bombas, sabe torear con encaje y profundidad.

Roca Rey, Lorenzo, Fortes… y a esos tres nombres hay que sumar los de Ginés Marín, Román, José Garrido, Luis David Adame, Juan del Álamo, Joaquín Galdós, David Galván, Andy Younes… son muchos y con un notable currículum.

Con todos estos toreros en liza, lo que queda claro es que los empresarios no pueden seguir con su sota, caballo y rey… ni las actuales figuras.

Ya no vale el cartel de tres figuras, ‘arropaditos‘ ellos juntos, para llegar a esos tres cuartos de aforo completo como aval de supervivencia.

No. Hay que abrir carteles, hay que apostar por la savia nueva de los toreros más jóvenes. Hay que buscar que las plazas se llenen al reclamo de nuevos nombres. El futuro son ellos y ha llegado su hora.

Publicado en COPE

Fallas 2018: Jesús Chover, primera puerta grande

Por J. L. BENLLOCH.

Dos nombres valencianos dominaban el ambiente taurino de ayer, Román y Chover. El primero, recuperándose a marchas forzadas de la cornada en el pecho, veinte centímetros y el pectoral mayor partido, pidiendo ya a gritos reaparecer el día 19, sin que los doctores le vayan a autorizar. «Eso sería una locura. Las cornadas hay que curarlas y no caben las precipitaciones a riesgo de graves consecuencias», aseguraba ayer el doctor Carbonell, que le visitaba en medio de una locura de amigos y aficionados que pugnaban en la Casa de la Salud por estar junto al torero, que no tiene fiebre pero sí buen apetito. Cosas de la juventud.

El segundo, Jesús Chover, feliz protagonista en la novillada de ayer, abrió la puerta grande, la primera de la feria. El de Benimámet cuajó dos faenas plenas de tensión. Lo suyo fue una búsqueda constante del triunfo, en todos los tercios, en todo momento, desde que se fue a porta gayola hasta que despachó a los pupilos de Fernando Peña de eficaces estocadas. Le pudieron dar la oreja de su primero, buen novillo al que toreó de capa con variedad y desparpajo, para ponerlo en suerte y para sacarlo de la suerte.

Todo seguido lo banderilleó con espectacularidad y lo toreó con aguante y apostura. Lo mató con prontitud y no es fácil entender por qué el presidente le negó la oreja que, además de haberla ganado, o por eso mismo, pedía con insistencia el público.

Con ese rango de exigencia tampoco es fácil de entender que le diese las dos de su segundo, si no recurrimos a la ley de la compensación que tan malas consecuencias trae. En este novillo Chover hizo otro ejercicio de entrega destacando por espectacular su arranque de rodillas, pero sobre todo la excelente interpretación de novillero ambicioso que escenificó sobre la plaza. No fue novillo tan claro pero a esas alturas poco le importaba más allá de su objetivo, triunfar.

La plaza registró un tercio de entrada. La tarde, ventosa en principio, se fue calmando. Los novillos del castellonense Fernando Peña dieron juego sin grandes alardes en ningún sentido. Alejando Gardel y Ángel Téllez pasaron por esta feria de puntillas, con correcta e insuficiente discreción. Los naturales de este último al tercero tuvieron trazo y gusto pero no pudieron cuajar faena.

Publicado en Las Provincias

Victorino, el «Verdadero» nombre del toro bravo


Juan Bautista
desoreja al gran ejemplar en el broche de la Feria de Logroño.

Por ÁNGEL G. ABAD.


Victorino
, su mayoral y Juan Bautista, a hombros. La fiesta del toro bravo gracias a una imponente corrida bien hecha, enfibrada, muy seria por delante y que derrochó casta y nobleza. Seis toros bravos, y entre los seis «Verdadero», lidiado en segundo lugar, se llevó el premio gordo. Le pidieron con fuerza el indulto, la plaza era un clamor.
El francés Juan Bautista estuvo inmenso con él en una faena plena de armonía y temple. Mucho temple en un acoplamiento cuasi perfecto con el incansable victorino. 

Y cuanto más enloquecían los tendidos, mejor toreaba Bautista y más despacio, humillado y largo embestía «Verdadero». No se le perdonó la vida, pero fue premiado con una triunfal vuelta al ruedo después de que su matador, que consiguió dos orejas, se recreara en una gran estocada. También lució a gran altura con el quinto, al que cortó un trofeo, que tenía más picante, ante el que se mostró como un torero en plena sazón.
La tarde comenzó primorosa con una faena en la que Curro Díaz derramó sutileza y aroma de toreo caro. Tanto con la derecha como al natural surgieron series plenas de relajo que encandilaron. Se llevó una oreja, y aún regaló buenos pasajes con la zurda ante el cuarto.

Román se entregó con su lote, que le ofreció mucho más que el resultado final, y el público se lo reconoció.


FICHA

Plaza de toros de La Ribera. ssábado 23 de septiembre de 2017. Última corrida. Dos tercios de entrada. Se lidiaron toros de Victorino Martín, enfibrados, serios por delante, y de excelente juego por su casta y nobleza. Al segundo, de nombre “Verdadero“, se le pidió con clamor el indulto y fue premiado con la vuelta al ruedo.

Curro Díaz
, de grana y oro. Estocada desprendida (oreja). En el cuarto, estocada trasera (silencio).

Juan Bautista
, de canela y oro. Estocada. Dos avisos (dos orejas). En el quinto, estocada corta en la suerte de recibir (oreja). Salió a hombros con Victorino y el mayoral.

Román
, de nazareno y oro. Estocada trasera y cuatro descabellos. Aviso (silencio). En el sexto, pinchazo, estocada y descabello. Aviso (ovación).

Publicado en ABC 

Ferias de julio de Valencia: Una oreja para Rafaelillo y una templada faena de Román

Roman.

Por Carlos Ilián.

En el toreo cabe también el detalle humano al margen de lo que acontece en el ruedo. 

Por eso ayer Rafaelillo quiso rendir un homenaje sentido a la memoria del niño Adrián que murió de cáncer pero que en la misma enfermedad nunca declinó su afición por los toros. 

Rafaelillo brindo a su memoria la muerte del cuarto toro y al final invitó al padre del niño para recibir la solidaridad de la gente. Un detalle sensible, no sensiblero. en estas tiempos de canallas embestidas contra la fiesta. El toreo es así, solidario y humano y no quienes se alegraron de la muerte del chaval.

Sobre el ruedo una corrida de Cuadri, muy seria y muy desigual en su comportamiento. El tercero derrochó buena clase y el cuarto quería coger por ambos pitones. Otros, como el quinto pelearon de verdad en varas mientras el sexto salía huyendo del caballo aunque luego se dejara, cabeceando al peto, en los medios. 

Con el toro bueno, el tercero, Román templó, dejando siempre la muletita adelantada y cargando la suerte. Una faena medida con dos o tres chispazos en el toreo al natural, aunque fundamentada sobre el pitón derecho. Un pinchazo, un feo sablazo atravesado y dos descabellos le dejaron sin premio a pesar de darse una vuelta al ruedo.

En elm sexto toro, probón y pensándoselo, Román bregó para rescatar alguna embestida potable, pero el de Cuadri no estaba por la labor. Rafaelillo se encontró como pez en el agua con su primero, blandito pero dejándose sin rechistar. Naturales de frente sin exgir demasiado al toro y buena factura en los redondos. Una estocada y una orejita valenciana. El cuarto fue la otra cara de la moneda, un Cuadri con mala baba que equivocó al principio dejándose por el pitón derecho pero a continuación cambió para obligar a Rafaelillo a un macheteo por la cara.

Por esas cosas de esta tierra hay que poner valencianos en los carteles, así no presenten las mínimas condiciones para una feria de primera. 

Es el caso de Alberto Gómez que no pasó angustias con el segundo porque el animalito estaba fundido, pero que en el quinto, al que dejó de largo en el caballo donde el toro se empleó con fiereza, fue incapaz de cruzarse un solo milímetro, falto de recursos y de ánimo.

Ficha

Plaza de Valencia. Cuarta corrida. Más de media entrada. Toros de Cuadri (), muy desiguales en todo, desde el peso hasta en su juego, con clase el 3º y con peligro `pregonado el 4º, aunque en varas casi todos se dejaron pegar. 

Rafaelillo (6), de nazareno y oro. Estocada (una oreja). Pinchazo y estocada (ovación). 

Alberto Gómez (3), de rosa y oro. Pinchazo y bajonazo (silencio). Cuatro pinchazos y media estocada tendida (silencio). 

Román (6), de grana y oro. Pinchazo, estocada que atraviesa y dos descabellos (vuelta). Pinchazo, media estocada tendida y descabellos (palmas). Publicado en Marca 

ROQUETAS DEL MAR

El diestro Miguel Ángel Perera dejó su sello con una faena para el recuerdo al segundo de la tarde, al que cuajó dándole distancia y templando su embestida por ambos pitones para acabar cortándole las dos orejas y salir a hombros en el cierre de la feria de Roquetas de Mar (Almería).

Alejandro Talavante perdió la oreja del tercero por el mal uso de los aceros y no tuvo opciones con su segundo oponente, mientras que Morante de la Puebla, sin suerte con su lote, dejó pinceladas con el capote a la verónica.

Se lidiaron toros pertenecientes a la ganadería de Hermanos García Jiménez, bien presentados, nobles y de buen juego en general. Destacó el segundo, aplaudido en el arrastre

José Antonio “Morante de la Puebla”, silencio y silencio tras aviso

Miguel Ángel Perera, que sustituía al  Andrés Roca Rey, dos orejas tras aviso y ovación tras aviso

Alejandro Talavante, silencio tras aviso y ovación

En cuadrillas, Javier Ambel se desmonteró tras parear al segundo de la tarde.

La plaza se llenó hasta la bandera en tarde de calor.

Twitter @Twittaurino

@Taurinisimos 118 – Encierros San Fermín, Pamplona 2017. @ElPayo_ en Pamplona.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 7 de Julio de 2017. Conducen Miriam Cardona (@MyRyCar) y Luis Eduardo Maya Lora (@CaballoNegroII)

Actualidad Taurina. Feria del Toro, San Fermín, Pamplona 2017.

Encierros, resumen novillada y primera corrida. Triunfos de Jesús Enrique Colombo, novillero venezolano y Román.

Recuerdo de “El Payo” triunfador en Pamplona 2008, novillada.

Faenas de Jesús Enrique Colombo en Cinco Villas, novillo de La Guadalupana, faena de Ricardo Frausto en la Plaza México, novillo de Barralva.

Producción: Miguel Ramos.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 14 de julio de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Morenito afronta su primer paseíllo en la feria de San Isidro

img_2634

De S y S.


Morenito de Aranda afronta hoy su primer paseíllo en Las Ventas de la presente temporada. Primera cita entre el burgalés y el coso de la calle de Alcalá, gran baluarte y timón de la carrera del ribereño que lleva triunfando en esta plaza durante las dos últimos años con más fuerza y más contundencia que nunca. Madrid ha sido la plaza que ha sostenido la carrera de Morenito durante los dos últimos ejercicios. Y hoy vuelve.

Para la primera cita de Morenito con Las Ventas, una corrida de El Ventorrillo, ganadería muy del gusto del burgalés y con la que ha cuajado tardes importantes en esta misma plaza.

Morenito torea en Las Ventas en la segunda de abono tras haberse aperturado ayer el abono con una corrida de La Quinta que estoquearon Alberto Aguilar, David Galvan y Javier Jiménez.

Para esta tarde, junto al arandino, Eugenio de Mora y Román. Tres toreros de distinta condición y concepto.

Eugenio de Mora es la madurez, la experiencia, el poso, la solera y el clasicismo. Morenito es la personalidad, la expresión y la exquisitez del destello, la sorpresa. Y Román es la frescura, la ambición, las ganas, la juventud. Tres toreros con carta de naturaleza en Las Ventas.

Morenito torea en Madrid con el objetivo de poner en valor su carrera. De dar un golpe de timón a su trayectoria tras haber abierto la Puerta Grande hace dos temporadas y haber cortado un trofeo hace un año. Ahora, regresa a un escenario, donde su último paseíllo lo realizó en la pasada feria de Otoño frente a toros de Adolfo Martín, en una tarde en la que sin cortar orejas, dejó muy buenas sensaciones.

«No me preocupa otra cosa que no sea torear y expresar lo mejor de mí», señaló ayer Morenito. «Los años me han dado un aprendizaje y una tranquilidad que me aporta pausa y sensaciones muy bonitas para transmitir al público», subraya el arandino que se siente reconocido, querido y respetado por el público de Madrid: «Me gusta torear en Las Ventas porque es una plaza que sabe captar lo bueno y donde he sentido cosas tan sumamente especiales que como torero me motivan y me alimentan por dentro».

Junto a Morenito hará el paseíllo en su cuadrilla el subalterno burgalés Roberto Martín ‘Jarocho’. Dos burgaleses cruzando el albero de Las Ventas a las siete de la tarde de hoy en Madrid y presencia en los tendidos de aficionados arandinos y burgaleses que han programado viaje hasta la calle de Alcalá de Madrid.

El ribereño llega a Las Ventas en un gran momento profesional. Con dos corridas en su haber este curso, el arandino demostró en la plaza francesa de Arles el pasado Lunes de Pascua que su toreo ha ganado muchos enteros y lo dejó patente frente a un exigente corrida de Pedraza de Yeltes.

Publicado en Correo de Burgos

Un ángel y un demonio en el purgatorio de La Misericordia

Momento de apuro para el picador Esquivel tras su derribo por el toro de El Ventorrillo. – JAIME GALINDO.

Por Carmelo Moya.

Román desaprovechó el mejor lote mientras que Álvarez y Rafaelillo se fueron de vacío.

La temporada taurina en Zaragoza se inauguró ayer con una corrida concurso de ganaderías que, a la postre, resultó decepcionante pues tan solo se otorgó uno de los premios previstos, el correspondiente al mejor picador que recayó en Pedro Iturralde por su labor en el sexto toro.

Desiertos quedaron los destinados el toro más bravo y al mejor lidiador como en yermo páramo se escenificaron las tareas de Rafaelillo y Alberto Álvarez.

El murciano, en su línea elusiva y regateadora con los toros, acostumbrado a transitar por un campo de minas, precavió en exceso con el de Partido de Resina, un toro que siempre se volvió hacia las tablas y buscó en exceso la puerta de chiqueros. El toro no quería y el torero no discutió.

Con el de El Ventorrillo vendió guerrilla de exagerado aspaviento cuando no era para tanto. El toro, claro que sí, fue altón y muy ofensivo de encornadura, cobardón y de arreones imprevisibles y tempestuosos. Rafael no se metió con él. Apenas si le anduvo por la cara después de que el toro derribara geniudo, que no bravo, al caballo de Esquivel. Cuando nos dimos cuenta ya le había diñado un golletazo y una entera que valieron.

En ese inmenso ruedo que tan poquísimo les cunde a los toros, Alberto Álvarez sorteó un animal de Cuadri que era una pintura cuando se hizo presente pero que, a pesar de la nobleza que se le intuía, no pudo sostenerse para desarrollarla. Una lástima porque el ejeano largó percal con infinito temple. En segundo turno apechugó con un barrabás de Flor de Jara que convirtió el garito en un reino anárquico, sin orden, reglas ni protocolo.

Sin picar, se banderilleó en el centro del ruedo para quedarse luego escondido en la mata a la espera de cazar lo que pudiera. Y le echó mano a Álvarez, por fortuna sin llegar a herirle. A cada paso, no pase, los tendidos se convertían en un ay pues el cárdeno se quedaba a mitad y soltaba el zarpazo. Una prenda.

Mientras, el valenciano Román, se llevó el lote y a fe que sus dos toros pusieron de relieve sus carencias.

El de Alcurrucén, precioso de estampa, extraordinariamente prototípico en lo Núñez, descolgado de carnes, abrochado de cuerna y armónico, fue un animal de ensueño al que le faltó energía.

Sus embestidas, humillando con ritmo y excelente son se adivinaron ya en el capote. No fue escandaloso en el caballo pero luego puso el triunfo en la muleta de un Román que no supo catar la magnífica clase del toro de los hermanos Lozano

Perdimos todos: el torero y su cliente.

De postre le aguardaba un bombón de Ana Romero que fue puro almíbar en su muleta dubitativa. No lo vió y cuando quiso darse cuenta las luces se habían apagado y con ello su oportunidad de haber dado un empujón a su carrera. Ojo, aunque tiene la moneda para cambiarla.. pero ¿cuando?.

Y para hoy, cartel interesantísimo: Curro Díaz, Paco Ureña y Ginés Marín ante una corrida de Luis Algarra.



Publicado en El Periódico de Aragón