Archivo de la categoría: Cordoba

Feria de Córdoba: Califato Morantista

De SOL y SOMBRA.

Tarde de triunfo en el coso de Los Califas de Córdoba con salida a hombros de Morante de la Puebla, que cortó dos orejas al cuarto, en un festejo donde también triunfaron Finito de Córdoba y Roca Rey, que pasearon también dos orejas, una de cada toro de sus lotes.

Se lidiaron seis toros de Juan Pedro Domecq, justos de presencia y nobles en general.

Juan Serrano Finito de Córdoba, oreja y oreja.

José Antonio Morante de la Puebla, silencio y dos orejas.

Roca Rey, oreja y oreja.

Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria del doctor Ramón Vila y de Raúl Arce, antiguo empleado del coso cordobés.

La plaza registró más de media entrada.

Justo reparto de trofeos en la segunda del abono de Los Califas. Finito de Córdoba, Morante de la Puebla y Roca Rey obtuvieron un total de seis orejas, dos por coleta, en la última corrida de toros a pie del abono cordobés tras lidiar un asequible encierro de Juan Pedro Domecq que, sin acabar de romper, concedió opciones para el éxito.

Finito brindó a la afición la faena a su primero, al que citó a pies juntos para sacarlo del tercio con maestría antes de cambiar de terreno. En esa demarcación construyó una faena fundamentada en la diestra, toreando con técnica y largura en ocasiones, aunque a media altura, por la respuesta de la res. En la media distancia pudo ligar dos series antes de optar por el toreo al natural, donde la faena decreció. De nuevo con la derecha, Finito consiguió pasaje templado y con aplomo, levantando al respetable. Eficaz con el estoque, recibió un trofeo.

En el cuarto, Finito construyó una faena a un animal que, aparentemente, no regalaba acometidas. El de El Arrecife animó al tendido con varias series a derechas por abajo antes de pasar a la zurda, donde alargó el trazo. Faena en constante construcción que llegó al tendido y que fue premiada con otro apéndice.

Morante, que anduvo ausente ante el segundo de la tarde, se desquitó en el quinto con una faena donde hubo profundidad y largura. El torero, que contó con el acompañamiento de su rival, compuso un precioso preámbulo con ayudados por alto. Sobre la diestra enganchó por delante sin titubear para trenzar a media altura hasta que el animal, noblote, acabara dejándose por bajo.

En esas, diseñó una secuencia por ambos pitones donde el astado nunca acabó de emplearse, pero la buena consigna del matador imprimió cordura. Más gusto se vio en una cuarta serie, impregnada con el duende propio. Faena pertinente pero sin rotundidad, que fue premiada generosamente con dos orejas.

Roca Rey anduvo insistente y comprometido ante un animal, el tercero, soso y sin transmisión que sólo concedió opciones por obra y gracia del torero, que anduvo presto por ambos pitones, cuidando la colocación. Faena construida por el matador, donde hubo aplomo y perseverancia, aunque también altibajos.

En el último anduvo decidido y fresco. Sin dejar de batallar, el torero intentó un máximo despliegue con la muleta en la diestra pero la res se vino abajo, concediendo únicamente fases. La entrega y voluntad del peruano propiciaron un enfrentamiento más en la distancia corta que el público quiso premiar.

Una serie de manoletinas antes de mostrarse eficaz con el acero le valió una oreja.

Al finalizar la tarde Finito y Roca Rey salieron a pie por la puerta de cuadrillas, mientras que Morante lo hizo a hombros por la de Los Califas.

Tarde con sabor.

Anuncios

Feria de Córdoba: La corrida de toros sin toros

Por Rafael de la Haba.

Otra tarde de toros sin toros. Una más. Y van… Así se cuece en la fiesta que languidece. Las crónicas se repiten. El toreo se estandariza, todo bajo el mismo patrón. La emoción… ¡Ay, la emoción! Sin toro no hay fiesta. Cuántas veces la misma frase. Cuántas veces la misma cantinela. Pero no hay secreto. Ayer fueron los de Daniel Ruiz. Más de lo mismo. El medio toro. La tauromaquia moderna. Adiós a la suerte de varas. Hola a los aplausos a los minipuyazos. Que el toro no se caiga y que la espada entre a la primera. Poco más exige el público. Es lo que hay. No va más. Es la corrida de toros sin toros. La del mimo y el cuidado. La de toreros a los que se valora por su capacidad para sostener animales en pie, para llevar sin molestar, conducir sin obligar… Es la fiesta moderna. La de los toros sin toro. Aquella en la que las orejas maquillan resultados, pero no engañan. Ya saben lo del algodón… Y un trofeo se llevó Ponce. Y otro Ginés Marín. Pero pasó la tarde y pasó la corrida. Y poco pasó.

El propio Enrique Ponce, dominador absoluto de este tipo de cuadro gracias a su espléndida fórmula de técnica, temple y elegancia, se estrelló con el que abrió plaza, un ejemplar inválido con el que no llegó ni a estirarse de capa antes de que perdiera las manos. Imaginénse ya en la muleta. El animal no aguantaba ni pasándolo a media altura. El maestro se fue a por la espada sin más. No era para menos.

En el cuarto, en cambio, otro de Daniel Ruiz que perdió la vertical ya en el capote y que salió parado del caballo, Ponce desplegó todo su catálogo de suavidad, tiempos muertos y ceremoniosidad para trazar muletazos limpios, sin obligar, templados… Todo eso en una labor despegada en muchas fases y siempre a cámara lenta, la misma que imponía la falta de fuelle del animal. Pero Ponce, una vez más, hipnotizó al astado como lo hizo con los tendidos, hasta el punto de hacerles olvidar la falta de emoción, la falta de toro.

La otra oreja de la tarde cayó en las manos de Ginés Marín en el tercero. Animoso con el capote, intercalando verónicas y chicuelinas, con la muleta no pudo pasar de series cortas y mucha variedad en los remates. Fue más lo que llegó al público con estos que lo que hubo entre los mismos. Y es que el animal tampoco daba para mucho más. Así es que lo pasó sin atacar por la derecha y con suavidad por la izquierda. Buen trazo, eso sí, pero sin prender la llama en series de tres y el remate. Hasta que, ya con el toro paradísimo, el hombre expusiera en unas bernardinas que, ahora sí, pusieron el ¡uy! en los tendidos. Eso y una buena estocada fueron determinantes para el trofeo.

Ya en el sexto, en cambio, no pudo repetir. Soso hasta decir basta el de Daniel Ruiz, tampoco Ginés Marín se comprometió en la colocación ni el trazo, planteando el toreo muchas veces por fuera y en línea. Pasaba el toro sin más y se sumaban los muletazos de igual guisa. Todo quedó en apenas nada.

Y nada se llevó tampoco El Juli, aunque el toreo de más peso corrió a su cargo. Fue en el segundo de la tarde, el sobrero de Virgen María que saltó al ruedo tras partirse un pitón el titular de Daniel Ruiz. Un animal que se le coló bien pronto por el derecho y al que planteó faena de inicio por el izquierdo. Por allí, los primeros muletazos le salieron tocados, pero luego mejoró en largura y temple. Y ya con la diestra, con el toro protestando, dominio y mando con la mano baja. Pudo ahí El Juli, como también mejoró en otros naturales muy redondos. Faena sólida, sin terminar de explotar en lo artístico, con algún altibajo, pero siempre con la virtud del mando. Eso sí, mal rematada con la espada, sin duda, clave para no sumar trofeo.

Y en el quinto, simplemente imposible. Lo había brindado El Juli al público, pero a las primeras de cambio, el de Daniel Ruiz reculó, se rajó y se paró. No había para más. No había toro. Ni para el mimo, ni para el cuidado, ni para sostenerlo, ni para llevarlo sin obligar, ni para no molestarlo… Las cosas del toreo moderno y de la fiesta que languidece.

Ganado: cinco toros de Daniel Ruiz y uno de Ganadería Virgen María -lidiado en segundo lugar como sobrero, en sustitución de uno del hierro titular que se partió un pitón-, justos de presentación y escasos de juego por su falta de fuerzas.

Enrique Ponce: pinchazo y estocada (silencio), y pinchazo y estocada desprendida (una oreja).

Julián López ‘El Juli‘: dos pinchazos y estocada trasera (ovación), y media y tres descabellos (silencio).

Ginés Marín: estocada (una oreja), y estocada casi entera muy trasera (ovación).

Cuadrillas: buenos pares de José María Soler en el quinto.

Plaza: media entrada en tarde de nubes y claros.

Fuente: Diario de Córdoba

Foto: Miguel Ángel Salas.

Federación Taurina de Córdoba sobre los carteles de la feria 2018

De SOL y SOMBRA.

La Federación Provincial Taurina de Córdoba, ante los carteles de nuestra feria taurina de Mayo, expone sus puntos de vista sobre su composición.

Aunque reconocemos que el momento actual, por el que pasa la fiesta de los toros y en particular en Córdoba, no está dado a inversiones y riesgos insensatos, es una pena que la feria taurina de Ntra. Sra. de la Salud quede reducida a dos corridas de toros y a una de rejones. Sinceramente nos parece insuficiente. Entendemos que aquellos ciclos feriales donde era extensa la nómina de festejos no es posible actualmente por diversas circunstancias que han ido alejando al público de nuestra plaza de toros, debido, en gran parte, a una mala gestión de empresarios anteriores.

Pero aún así, en esta edición, no tenemos por menos que valorar positivamente su composición de auténtico lujo para el aficionado, con la inclusión de las mejores figuras del momento en unas combinaciones acertadas e interesantes.

Sin embargo, el capítulo ganadero vuelve a estar en consonancia con los encastes que siempre han predominado en nuestros carteles feriales, sin abrirse a otros encastes que pondrían, sin duda, más emoción al espectáculo. Pero somos conscientes de que las figuras mandan en el tema ganadero y si las empresas quieren que toreen en sus cosos tienen que aceptar esas condiciones. Al festejo de rejones no tenemos nada que objetar. Primerísimas figuras. Tiene su público y debe coronar el ciclo.

Sin embargo volvemos a echar de menos una novillada picada para los chavales, que a fin de cuentas son el futuro de la fiesta, máxime cuando en Córdoba contamos en la actualidad con un ramillete de nuevos valores Lagartijo, Rafael Reyes, Rocío Romero... Es el punto que le falta a la i. Aunque por lo menos no se ha eliminado la Becerrada Homenaje a la Mujer Cordobesa (si bien es verdad que su organización y coste corresponde al Círculo Taurino de Córdoba que lucha, año tras año, porque no desaparezca este festejo histórico y singular), donde alumnos de diferentes escuelas tienen la oportunidad de mostrar lo aprendido.

En resumen, una feria corta pero interesante con el borrón de la falta de novilleros y del encaste de los toros a lidiar.

Estas son las combinaciones de toros y toreros:

Viernes 25 de mayo. Toros de Daniel Ruiz para Enrique Ponce, El Juli y Ginés Marín.

Sábado 26 de mayo. Toros Juan Pedro Domecq para Finito de Córdoba, Morante de la Puebla y Roca Rey.

Domingo 27 de mayo. Toros de Fermín Bohórquez para Andy Cartagena, Diego Ventura y Lea Vicens.

Publicado en el Diario de Córdoba

Twitter @Twittaurino

La FIT ya tiene carteles para Córdoba: Finito, Ponce, Roca Rey, El Juli, Morante y Ginés Marín, en el elenco

Enrique Ponce, con el presidente de la Sociedad Propietaria de la plaza de toros de Córdoba, Rafael Centeno - ÁLVARO CARMONA.Por F. J. Poyato.

Córdoba ya tiene carteles taurinos para la Feria de Nuestra Señora de la Salud. FIT Tauromaquia, la empresa concesionaria de la plaza de toros de Los Califas, está perfilando los últimos detalles para hacer públicos en breve los festejos de un ciclo que el año pasado pinchó en hueso en cuanto a su difusión y resolvió el balance taurino con pitos y palmas, lo que dejó bastante tocada a la afición.

Según ha podido confirmar ABC, se plantean cuatro festejos, una novillada, dos corridas de toros y el tradicional encierro de rejones para el domingo. Después de varias semanas de negociaciones, José Cutiño, el responsable de FIT Tauromaquia para Córdoba, puede presumir de adelantar la presentación de los carteles a casi mes y medio vista del ciclo del Mayo Festivo. El viernes 25 de mayo abrirá plaza Juan Serrano «Finito de Córdoba», que ha arrancado la temporada con muy buenas sensaciones después de su paso por Cabra y San Clemente el pasado fin de semana y a la espera de su comparecencia este sábado en el tradicional Festival a Beneficio de la Lucha contra el Cáncer.

Le acompañarán Julián López «El Juli», otro asiduo al ciclo cordobés, y el joven peruano afincado en Sevilla Andrés Roca Rey, que cerró una brillante actuación el pasado Domingo de Resurrección en Sevilla y ya compareció el pasado año en Los Califas rozando la puerta grande. La ganadería elegida es la de Daniel Ruiz Yagüe (El Carrizal). El coso de Ciudad Jardín vivirá en la jornada siguiente el otro momento cumbre. La ganadería que se lidiará será la de Juan Pedro Domecq. Los matadores que ha cerrado FIT son Enrique Ponce, José Antonio «Morante de la Puebla» y el diestro jerezano Ginés Marín.

Ponce, tras su exitoso paso por Fallas, mostró mismo su deseo e ilusión por poder participar en la Feria de Córdoba. En el caso de Morante, tras el anuncio hace menos de un año de que abandonaba de manera transitoria los toros, se trataría de una de sus primeras actuaciones tras la vuelta a los ruedos del sevillano -que ha prometido una ruta de 30 festejos en todo 2018 sin televisión-, en un coso donde hace dos temporadas cuajó una magnífica tarde que le permitió abrir la Puerta de los Califas ante el delirio de los aficionados. Por su parte, Ginés Marín viene de desplegar dos buenas tardes en Valencia y Arles, donde cortó una oreja. Para el domingo está previsto el tradicional festejo del arte del rejoneo donde es segura la presencia del rejoneador lisboeta Diego Ventura como principal atractivo del cartel.

Publicado en ABC

José Luis Moreno, el torero-concejal: “La FIT no estuvo a la altura del centenario de Manolete”

Matador de toros retirado, forma parte del equipo del PP en el Ayuntamiento de Córdoba. “Nosotros hicimos un buen trabajo: hubo consenso excepto al final” / “Mi paso por la política es temporal” / “Los políticos pueden aprender de los toreros el respeto por una profesión vocacional”.

Por Juan Diego Madueño.

“Estaba en un momento bueno. Esa tarde todo lo que intuía me salía. Todo lo que proponía. Había mucha responsabilidad. Cada vez que José Tomás se anuncia en un cartel tiene transcendencia a nivel mundial. Podía suponer un empujón a mi carrera y mi temporada. Así fue. Mi nombre volvió a aparecer en las ferias, de las que me había alejado. Ahora, con el tiempo, valoras más esas cosas, ya no por vanidad, si no por la satisfacción de haber formado parte de una página de la historia y los recuerdos de la gente. Las grandes faenas tiran de sentimiento y emoción. Una emoción artística o por la emoción de la entrega. Es lo que siempre ha sido este espectáculo, doma mezclada con ballet. Ahora la batalla está decantada hacia el hombre, es desigual. El animal es cada vez más previsible y los toreros están volviendo a lo de siempre. Escuchas decir a Juli o Talavante eso de apartar la técnica. Yo nunca he sido un virtuoso. Considero que he toreado con pureza porque no he sabido hacerlo de otra forma. Para ser un torero importante además de ser bueno tienes que ser oportuno. No fallar. En esos casos da igual quien te apodere o la suerte. De eso son capaces todos los que tenemos en la cabeza. El resto, no”.

José Luis Moreno reconoce que mucha gente le sigue recordando nueve años después aquel final de faena en la tarde de José Tomás. Pegado al tendido de la propiedad, en uno de los tercios de la plaza de toros de Córdoba. Algunos hablan de naturales, estoy seguro de que fueron derechazos. La tarde tenía el color punteado de tonos naranjas en uno de los últimos atardeceres de mayo, el calor confortable de la ciudad antes de anochecer, el runrun festivo colgado del ambiente. Los primeros bronceados, planes, la liviana esperanza de aprobar algún examen. Fueron dos tandas sobre el rugido de la multitud. Un ole común, del que perdura el eco, grabada la sombra en los ladrillos. Esa década se nos viene encima imparable. Ahora es concejal. Ha cambiado la vida legendaria por la tranquilidad. Él sigue igual. La naturalidad de la conciencia tranquila. Algún chispazo de remordimiento que no prende. Es difícil poner perspectiva a la retirada, a ese tipo de instantes adictivos. Tiene la culpa de los detalles, del abrigo de ese recuerdo. Eso es fácilmente identificable con la eternidad.

Publicado en El Español

Finito, apoderado por el empresario cordobés Antonio Sanz

El acuerdo abarcará un proyecto de promoción de la tauromaquia en la provincia de Córdoba.

De SOL y SOMBRA.

El matador de toros Juan Serrano Finito de Córdoba y el empresario cordobés Antonio Sanz han llegado a un acuerdo de apoderamiento, según ha informado este mismo a través del perfil de Twitter de su empresa Campo Bravo.

En el comunicado se añade que la unión de ambos “irá más allá de un apoderamiento común”, ya que “abarcará un proyecto de promoción de la tauromaquia en la provincia de Córdoba”. Los detalles se darán a conocer en los próximos días en una rueda de prensa, concluye la nota.

Ya hace un par de años hubo un acercamiento entre Sanz y Finito que se iba a concretar en la participación del torero en varios festejos organizados por Campo Bravo. Sin embargo, lejos de cuajar terminó con una dura crítica del matador hacia el empresario en un acto público. Ahora, con este acuerdo, todo parece olvidado.

Fuente Diario de Córdoba

El día en que El Cordobés quedó con dos ‘Beatles’ en el hotel Meliá

Resultado de imagen para beatles toreros

Manuel Benítez El Cordobés, dos beatles y una botella de Don Perignon. Noviembre de 1966, hotel Meliá de Córdoba, el hotel de los toreros. Benítez es como un beatle en aquella España del tardofranquismo. Benítez no recuerda qué beatles eran, pero sí a su manager, según confiesa en una impagable entrevista que le ha hecho el periodista cordobés José María Martín, emitida y divulgada este jueves por Radio Córdoba Cadena SER en la que se detalla la historia de este encuentro. Un investigador del universo beatle, Enrique Sánchez, sostiene que pudieron ser George Harrison y Ringo Starr los que se tomaron el champagne con el torero, y no Paul McCartney, que también estuvo en Córdoba en noviembre de 1966, haciendo turismo de incógnito.

En la entrevista, El Cordobés detalla por vez primera que se sentó con dos de los beatles gracias a la mediación de su mozo de espadas, que conocía a Brian Epstein, manager de Los Beatles. El torero detalla que se sentó a solas con el manager y los dos músicos de Liverpool, que le ofrecieron participar en una película. Como no le gustaron las condiciones económicas que le planteaban, los músicos no volvieron a insistir y la película nunca se rodó.

Según detalla El Cordobés, le ofrecieron 30 millones de pesetas y comprarle el 50% de su parte. El diestro preguntó el motivo y Los Beatles le contestaron que ellos eran cuatro y su manager cinco. “Pues nosotros somos ocho: el mozo de espadas, dos picadores, dos banderilleros, el manager, el chófer y el ayuda del mozo de espadas”, confiesa en la entrevista, entre risas, el torero cordobés.

La presencia de estos dos beatles de incógnito por Córdoba no estaba documentada. Sí la de Paul McCartney, que incluso tiene algunas imágenes de sí mismo tomadas en la plaza de la Corredera. El bajista del grupo británico entró en España como un turista más por Irún desde Burdeos, buscando a John Lennon, que estaba rodando una película en Almería. Junto a Mal Evans, McCartney llamó a su oficina en Reino Unido a la altura de Bailén, donde le dijeron que Lennon ya se había ido de Almería. McCartney y Evans decidieron entonces buscar Sevilla y coger un avión. Pero antes pararon en Córdoba, visitaron la Mezquita, el Alcázar y la plaza de la Corredera, donde rodaron unos primeros planos impagables de muchos de sus habitantes (y de sus niños).

Publicado en Cordopolis

@Taurinisimos 117 – Manuel Rodríguez “Manolete”, Centenario (1917-2017) #ManoleteVive.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 30 de Junio de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Recuerdo y Gloria Taurina.

Centenario Manuel Rodríguez “Manolete” (1917-2017) IV Califa de Córdoba.

#ManoleteVive.

Programa conmemorativo por el Centenario del natalicio de Manuel Laureano Rodríguez Sánchez “Manolete”, Córdoba, España, 4 de Julio de 2017.

Pasodoble “Manolete” canta Nicolás Urcelay.
Fotografías del famoso Diestro Cordobés.

Comentario de Rodrigo Nuno desde Sevilla

Faenas de “Manolete” en El Toreo a los toros:

1. “Gitano” de Torrecilla, 9.12.45.
2. “Platino” de Coaxamalucan, 16.2.46

Faenas de “Manolete” en la Plaza México a los toros:

1. “Fresnillo” de San Mateo, inauguración y primera oreja de la plaza, 5.2.46.
2. “Boticario” de San Mateo, 19.1.47. Rabo.

Testimonios de Don Neto y Fernando Marcos en relación a “Manolete” en México.

Imágenes a color de “Manolete”, “El Soldado”, “Armillita”, “Gitanillo de Triana” y Silverio en Pentecostés. Trio Calaveras canta “La Feria de las Flores”

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 7 de Julio de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo