Archivo de la categoría: Mérida

Gris tarde en la Mérida

José Adame, la joya de la corona de Etmsa sigue en el ojó del huracán.

Maestro Freddy Espadas Sosa: efectivamente, así son los toros. La siguiente temporada será mejor.

Salieron toros por la puerta de los sustos. Enamoraron a los aficionados con su presencia, pero no todos tuvieron la casta y bravura que hubiéramos querido.

Ni los toreros tuvieron lo que les da el título, digamos nobiliario, de su profesión.

Así, la corrida que bajó el telón de la temporada en la Plaza Mérida se fue de vacío, con uno que otro detalle para el recuerdo, en todos los sentidos.

El primero fue quizá el más potable de los seis de Fernando de la Mora. Tenía lo suyo, pero Arturo Macías no lo entendió y ya. Tampoco pudo mucho este Cejas bullidor con el cuarto, con mucha voluntad, pero que casi se le va vivo. Se tardó la autoridad en el tercer aviso y se salvó Macías.

Lo mejor lo pusieron los hermanos Adame.

 José me decía antes del paseíllo que vienen momentos clave, duros, en su carrera taurina. Sevilla primero, Madrid después. La responsabilidad de primera figura del toreo queda en sus hombros y, en la Mérida, mostró su oficio, el quehacer que de a poco, le tiene dónde está. Sabe que habrá sus detractores y quienes crean que no está a la altura, pero en la arena del gran coso yucateco puso los pies que unos no saben usar con la firmeza de los toreros caros.
 

Al segundo, un castaño de buena lámina, su peón de brega, Juan Ramón Saldaña, lo sacó del marasmo, y José lo toreó, intentándolo y pudiéndole.

Esta tarde decía antes de la corrida que tienes que intentar siempre, de otra forma no puedes alcanzar nada. Y lo que hizo, era ver agua en un desierto de mansedumbre que era el toro.

Quizá por no acertar con el acero el juez le negó la oreja que el público pidió con fuerza. Al quinto le hizo cuanto pudo. José y su repertorio calaron hondo en la afición. Las zapopinas en el quite a su segundo calentaron al respetable, pero el toro no tuvo el fuelle que el torero sí.

Luis David Adame, el mediano de los hermanos de Aguascalientes, dejó uno que otro detalle. No se confió nunca ante el tercero, un berrendo de pintura. Pases aislados, detalles. Habrá que apretar la máquina en el duro proceso de querer ser un torero de primera.

La tarde de la despedida se nos fue en un abrir y cerrar de ojos. Sin triunfo. Así son las corridas de toros que nos generan expectación.
 

Los aficionados querían toros y pues toros vieron, pero si un taurino no ha escuchado nunca la frase de “los toros no tienen palabra de honor”, es que no han ido a una corrida.

Y si los aficionados nos fuimos encantados con la tarde de seis estocadas en el aniversario (Nazaré y Flores), ayer faltó el tino, lo que hace grandes a los toreros y rinden honor a su título: matadores de toros. Conté quince pinchazos y decena de descabellos en cinco toros.

La sensación de que la temporada ha terminado cuesta trabajo aceptar. El público se emocionó con los toreros y no dejo que se vayan sino hasta casi una hora después.

Prometieron volver. Hay mucho por ver aún. Es solo el final de una temporada. Con ilusión, dijeron Tito Basulto y Beto Hagar, “porque fue insuficiente”… Por ahora.

GASPAR SILVEIRA MALAVER.

Fuente: Yucatan.com.mx

Anuncios

Mérida: Gran ambiente para el mano a mano de “Zotoluco” y Adame

No. 125 (Begoña)

Las autoridades municipales aprobaron los toros de San Miguel de Mimiahuápam que se lidiarán este domingo 13 de diciembre en la Monumental Mérida, en la que actuarán Eulalio López “Zotoluco” y Joselito Adame, mano a mano, en el marco de la segunda corrida de la temporada.

Los ejemplares procedentes de la ex hacienda de Begoña, propiedad de don Alberto Bailleres González, tienen las siguientes características:

No. 125, negro entrepelado, tocado del izquierdo, con 530 kg. (Begoña).

No. 156, negro entrepelado, bien puesto, con 550 kilos.

No. 232, negro meano, cornivuelto, con 540 kilos.

No. 241, cárdeno oscuro, bragado, tocado del izquierdo, con 520 kilos.

No. 243, cárdeno bragado, bien puesto, con 480 kilos.

No. 253, salinero, bragado, paliabierto, con 475 kilos.

No. 258, cárdeno caribello, paliabierto, con 524 kilos.

No. 273, castaño bragado corrido, tocado del derecho, con 565 kilos.

El peso promedio del encierro es de 523 kilos.

El ambiente para este festejo es muy bueno y la preventa avanza con magníficas expectativas. Los boletos están a la venta en las taquillas de la monumental y en el sistema www.boletea.com.

Roca Rey imparable y sin rival: Ni toros ni toreros

IMG-20151206-WA0035

De SOL y SOMBRA.

Como el titulo del programa de “Chabelo”, o sea, “en familia”, se dio una tarde de toros, ahí en el centro de espectaculos del Coliseo Yucatán, a la vera de la carretera a Progreso.

Con un cartel de matadores integrado por Arturo Macías, (El Cejas), de Aguascalientes; Octavio García (El Payo), de Querétaro y el nobel coleta peruano Andrés Roca Rey, quien les dio a sus alternantes un repaso de buen toreo, ya que mostró hechuras -que aún tiene qué afinar-, y  se alzó con tres trofeos, que le valieron el reconocimiento del respetable y la salida a hombros de la “cuadrilla de monosabios” que lo arroparon por sus dos faenas.

Tanto el primer espada “Cejas” Macías, como “Payo” García, sintieron ñañaras en el estómago y se acorrientaron en los toros que les correspondieron, haciendo verdaderas ridiculeces en el ruedo, y los abuchearon pues incluso Macías se atrevió a pedir insistentemente que sonara la música sin mostrar nada a cambio en el ruedo.

El Payo apresuró la muerte de los dos bureles que le tocaron, los atravesó de feos bajonazos y hasta hizo bronca con un sector del público que le gritó que desquitara lo que cobro… Nada de nada para ambos.

El que sí desquitó la paga, y con creces, fue el languirucho “pataslargas” de Andrés Roca Rey, quien le tumbó una oreja a su primer enemigo -corrido en tercer sitio-, un animal de la ganadería de Campo Hermoso, marcado con el número 196, con 532 kilogramos de peso, de nombre “Sapito”, cárdeno cornivuelto que arremetió fuerte contra el piquero David Vázquez, quien corrió con suerte de no ser empitonado al caer junto con su pesada cabalgadura.  Extrajo buenos lances con el capote a base de reboleras y cerrando tandas con giraldinas que valieron aplausos.

Con la seda, el andino arriesgó la piel pasándose al bicho por cambaidos por la espalda. Culmino con la vida de “Sapito” mediante una honda y profunda estocada que hizo efecto por lo que la autoridad le concedió una oreja…

Con el que cerró plaza, Roca Rey se esmeró en quitarle los resabios al nombrado como “Berrinche”, con  500 kilos de la ganadería de “Rancho Seco”, que salio distraído,  pero al que Roca Rey fijodejando con la boca abierta a sus alternantes, que no daban crédito de cómo manejaba a situación con la pañoza, haciendo cosas increíble que crispaban los nervios del multicéfalo y por ello mismo fue premiado con 2 orejas, aunque el juez tardo en conceder el doble premio, provocando la ira de los asistentes.

Y en la tardanza estuvo el peligro, porque el respetable se desvivió en elogios para el torero, pero calificó de ‘juiciosa’ a la máxima autoridad. Hasta hubo quien se comunicó a a los medios para denunciarlo.

Finalmente, el alguacilillo Jorge Barrera Lizama le entregó las orejas bajo una gran ovación, a la que le siguió una vuelta a ruedo de rigor, para salir en hombros de la plaza.

Fuente: http://www.sipse.com/deportes/coliseo-yucatan-toros-roca-rey-triunfa-181809.html

Y en Mérida… Tarde de toros… de Toros Toros – Orejas a Padilla en Nuevo Inicio de La Mérida.

Lance a la antigua de Padilla en La Mérida

La temporada dio inicio con bombo y platillo en la monumental de reforma, ante un tercio de Plaza que fue, sin embargo, más de lo que se esperaba dado el puente de día de muertos y los tradicionales mucbilpollos; y con un soberbio encierro de José Julián Llaguno lidiado por Federico Pizarro, Juan José Padilla y Michelito.

Por: Marco Bastarrachea De SOL Y SOMBRA. Mérida.

Sin mayores incidentes, se desarrollo la primera corrida de la temporada, con renovados bríos por parte de la dinosáurica Comisión Taurina (algunos de ellos ya hasta con 20 años de haber sido nombrados) y las usuales peripecias por parte de nuestro Juez, el tlaxcalteca Ulises Zapata que no pudo contra su propio afán de protagonismo y negó una oreja de mucho peso a Federico Pizarro en su segundo, lo mismo que otro apéndice en el toro de regalo. En fin. Así es nuestro Juez, es tonto y no tiene mucho ojo para lo artístico, sin mencionar que en su vida ha estado frente a un toro sin un burladero de por medio.

Sin embargo no todo es dinosáurico, el nuevo regidor de espectáculos José “Primo” Martínez Semerena está consiente que la Comisión Taurina ha dañado más a la fiesta de lo que la ha resguardado, está consiente de lo estúpido (¿hay otra palabra?) que es el hecho que no considerar a los medios electrónicos como medios de prensa escrita para efecto del acceso al callejón; lo anterior seguramente porque en la dinosáurica comisión taurina no tienen la menor idea de lo que es la internet y tampoco han escuchado de las redes sociales.

Pero “Primo” sí entiende de nuevas tecnologías y a diferencia de Elías Lixa, no es antitaurino, sino taurino.

Así pues, con la promesa de dejar de discriminar sobre las bases de la ignorancia que reina en nuestra, y lo digo de nuevo, dinosáurica Comisión Taurina, nuestro nuevo regidor se mira prometedor y promete, valga la redundancia, ayudarnos a llevar la fiesta al Siglo XXI; lo que para mi se entiende como deshacernos de los dinosaurios y comenzar a prestar atención al público joven que será, a final de cuentas, quien sostendrá el futuro de la fiesta. Porque le aseguro que aunque esta columna se publica en nuestra versión impresa, seguramente la está usted leyendo en nuestra versión electrónica.

Un encierro completo de José Julián Llaguno abrió la temporada de la Monumental de Reforma. El primero de la tarde, que parecía sería el toro de la corrida, fue excesivamente picado lo que provocó que se desfondara tras la primera tanda, por lo cual, tra un pinchazo, Federico Pizarro lo pasaportó con una estocada desprendida. Para Juan José Padilla el primero de su lote, le resultó una alimaña. Un toro que no tenía por donde.

Tras escupirse del caballo en dos ocasiones, el matador decidió no poner banderillas y pasaportarlo tras una serie, sin embargo el candor del torero de Jerez es tan fuerte que lo que a Pizarro le silenciaron, a Padilla le aplaudieron. El tercero y primero del matador yucateco Michelito, a quien ya deberíamos de comenzar a llamar Michel porque ya no es un niño; fue un toro sin son, parado al que pocas cosas se le pudieron hacer.

Sin embargo el matador yucateco intentó agradar a la concurrencia que agradeció en su mayoría. No se hicieron esperar los pitos de sus detractores, porque así es esto.

El peor enemigo de un yucateco siempre será otro yucateco. Se retiro al callejón entre división de opiniones.

La segunda parte de la corrida fue definitivamente mucho más memorable.

Federico Pizarro cuajó a un cuarto toro con buen son y una embestida algo rebrincada, pero de una nobleza de libro. Logró las mejores series de la tarde tras traerlo muy toreado y con la cara en la tela, conjugando el buen son con un temple del que no hizo gala el resto de la tarde. 4 pases y la faena estaba hecha. Una estocada que, por ponerle un pero, estaba un pelo, si a caso esa es una unidad de medida, desprendida.

Enterramiento excesivo por parte de la cuadrilla y toro a tierra. Sonora fue la petición de oreja pero, adivinen… el palco hizo de las suyas y se guardó la que considero que era una oreja justa. La Plaza resonó en chiflidos al Juez por espacio de dos minutos y medio, reloj en mano. Nuestros dinosáurico Palco, acompañado de nuestra dinosáurica comisión, se guardó la oreja.

Llegó el turno del ciclón de Jerez. Recibió por verónicas de rodillas y chicuelinas a un toro que más que buen son, tenía movilidad, la movilidad que Padilla necesita para ejecutar su toreo. Perfectamente picado (en dos ocasiones) y probado de nuevo por chicuelinas, el ciclón de Jerez hizo glas de sus dotes de banderillero espectacular al que los puristas le podrán poner muchos peros, sin embargo hay que recordar que esto es un espectáculo y sin duda eso fue lo que Padilla dio: espectáculo.

En la muleta fueron pocas las series, sin embargo las supo adornar con florituras de molinetes y trincheras, además de 4 desplantes que estaban de más, la faena se hizo y tras una estocada ligeramente tendida pero efectiva, la plaza se vino abajo. Dos orejas, el público no iba a permitir que Ulises y Hernán le robaran de nuevo. Fue tajante la determinación de las 2 mil almas que soportaron la intermitente lluvia por mera afición: El Palco no nos robará de nuevo.

Y así fue.

Ulises lo intentó, aguantó, Hernán se sonrió con ese desprecio con el que mira a la afición desde el palco consuetudinariamente (¿No han notado como se ríe de nosotros como si fuéramos ignorantes?). Aun así, la afición se impuso. Incluso los madridistas del tendido Tapia corearon la oreja. Dos orejas de ley. Ganadas desde la honestidad, porque habrá quien diga que Padilla hace gala del tremendismo, pero es un tremendismo honesto; se torea como se es y Padilla es así.

Salió el que cerraba plaza y en el callejón sonaba cada vez más fuerte la posibilidad de un regalo por parte de Pizarro quien sentía que el Juez le había robado, con lo cual disiento: El Juez no le robó solo a Pizarro, le robó a la afición yucateca. Porque la primera oreja es del público ¿O no? Si con tanto empeño guarda las demás tradiciones ¿Por qué esa no? Qué conveniente, igual que dejar fuera a los medios electrónicos… bueno, seamos realistas, sólo deja fuera a los que no le dan coba.

Pero ese es otro tema. Michelito recibió al sexto con mecidas verónicas que hicieron reventar la plaza. Sin embargo, una puya excesiva convirtieron al toro que ya era algo soso en un marmolillo que se defendió de fea manera y no permitió muchas opciones al novel matador yucateco. Se fue con el ensordecedor eco del silencio en una actuación que, como el toro que abrió plaza, pudo haber sido y no fue.

Esperamos que haya una próxima y que la suerte mejore, y que no desespere, el camino es largo y aún le quedan muchas tardes al joven matador.

Y llegó el toro de regalo.

Anunciado antes de finalizar el tercio de banderillas del sexto, salió por la puerta de toriles un tren. Con menos cara que sus hermanos, pero con sus imponentes 592 kilogramos y la largura de un tren. Su pudo escuchar un sonido de asombro en los tendidos al momento de la salida. No tan armónico ni tan bello como sus hermanos, pero lo que le faltaba en belleza le sobraba en poder. No era noble. No era fijo. No era un toro para el lucimiento, sino para la lidia.

Tumbó en tres ocasiones a los de a caballo y apenas pudo ser propiamente picado en una ocasión. Barbeó tablas y nos hizo suspirar de miedo a quienes en el callejón nos encontrábamos. En banderillas, esperó y mucho. Sin embargo fue perfectamente banderillado por el Joven aspirante César Domínguez quien ya en otras tardes ha demostrado que va con todo para hacerle la competencia al gran Gustavo Campos. Dos pares asomándose al balcón con un toro que pensaba y luego actuaba, de esos que los toreros prefieren no torear, le ganaron una ovación muy sentida al final del tercio.

Pizarro no podía no torear a este mastodonte.

Al toro de regalo se le torea si o sí y Federico lo sabía. Si bien el toro no permitió el lucimiento artístico, si dio espacio a una faena cojonuda. Una estampa antigua de la lidia de mediados del siglo pasado es la comparación que encuentro más adecuada. Cerca se lo pasó Federico y cerca le protestó el toro. Nos hizo temblar de miedo, no por tremendista, sino porque el peligro era elocuente. Ni el pinchazo en todo lo alto hizo que el público se desanimara.

Una estocada en el sitio al segundo viaje y el toro fue a tierra más rápido de lo que puede decirse “oreja”.

Sin embargo el Juez decidió que Pizarro no.

Ya desde la tarde se escuchaban las quejas de los miembros de la dinosáurica comisión taurina sobre la inclusión de Pizarro y Michelito en el cartel. Ya desde la tarde sabíamos que nada que hiciera Federico le iba a ganar una oreja. Pero la afición no lo sabía y se mantuvo pañuelo en mano pidiendo el trofeo para un torero que, al menos este domingo, se lo había ganado.

Dos robos del dinosáurico palco y de la dinosáurica comisión. La estoicidad del Juez que más me suena a insensibilidad y gran amargura (No creo que sea un tipo que viva feliz, sinceramente nunca le he visto sonreír ni dentro ni fuera del palco.). La sonrisa de Hernán que parece decirle a la afición “Ustedes no saben nada”. Y la ilusión del público yucateco de premiar a quien se lo merece, pisoteada.

Aun así fue una gran corrida. Palomita para TauroArte. El esfuerzo de hacer las cosas bien tiene su recompensa, aunque en los toros a veces depende de un soberbio tras un biombo y otras del tiempo.

Sin más, desde Mérida me despido.

Twitter: @Bastarrachea.

 PS. Le invito a contar el número de veces que he usado la palabreja “dinosáurica”. Le aseguro que su uso no ha sido excesivo.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza Monumental de Mérida Primera corrida de la Temporada. Media plaza. Siete toros de José Julián Llaguno. Destacando el quinto y el de regalo. 

Federico Pizarro, Silencio, vuelta al ruedo tras fuerte petición y vuelta al ruedo tras fuerte petición en el de regalo; Juan José Padilla, ovación y dos orejas; Michelito Lagravere, división de opiniones y silencio.

Pitos al Juez en tres dos ocasiones.

Programa @Taurinisimos – Emisión 34. La Controversia de Mérida. Temporada Guadalajara.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 27 de Febrero de 2015. Con @MyRyCar, @CaballoNegroII y @JoseNinoG. Emisión XXXIV.

Análisis sobre la controversia de Mérida con los toros de San Isidro y la Autoridad de Plaza.

Toros en Guadalajara 2015, Corrida de Los Encinos. Faenas de Alejandro Talavante y Joselito Adame. Imágenes discurso Julián López “El Juli” en Albacete.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 6 de marzo de 2015 a las 7 pm a través de http://www.radiotv.mx

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

El juez de Mérida señala a ETMSA como el principal culpable en el caso del “toro de alambre”

https://i0.wp.com/www.eluniversal.com.mx/img/2015/02/Dep/toros_merida-movil.jpg
El juez de plaza acusa como principal responsable del fraude a la afición en Mérida a ETMSA empresa que comanda el empresario Alberto Bailleres. Foto Cortesía “Con el Toro”)

De SOL y SOMBRA.

El Departamento de Espectáculos y Diversiones Públicas inició un procedimiento administrativo en contra de la empresa ETMSA propiedad de Alberto Baillères, por el presunto caso de manipulación de la cornamenta de uno de los astados que se lidiaron el pasado domingo 22 de febrero en la plaza de toros Mérida.

El juez de Plaza, Ulises Zapata León, y el presidente de la Comisión Taurina, Hernán Evia Góngora, informaron de la presunta irregularidad cometida principalmente por la empresa, que es la responsable del resguardo y cuidado de los toros, desde el traslado hasta la lidia.

Ulises Zapata León informo que la actuación por parte del Departamento de Espectáculos será en todo momento respetando el marco jurídico y normativo al que está sujeto, el cual será aplicado conforme a lo señalado en los diferentes reglamentos municipales

Con base en lo anterior, la empresa taurina tendrá derecho para responder y, en su caso, aportar las pruebas que a derecho corresponde por la presunta manipulación de la cornamenta.

Hasta el momento no existe impedimento legal alguno para celebrar la corrida del domingo 1 de marzo. Pero es importante recalcar y puntualizar que la celebración de un nuevo festejo no libera de responsabilidad alguna a la empresa ETMSA en caso de resultar responsable de la presunta irregularidad antes señalada

Existe una plena coordinación entre la Comisión Taurina y las autoridades municipales para velar que los festejos cuenten con todas las garantías necesarias para brindar un buen espectáculo en beneficio del público asistente.

Hay que recordar que fue este mismo juez que aprobo el encierro de la ganadería de San Isidro con el que se cometió el fraude ahora conocido como “el toro de alambre” en el viejo coso de la Avenida Reforma.

Los toros que se aprobraron fueron el número 393, negro girón bragado, con 480 kilos; 370, negro bragado, con 500 kg; 365, negro entrepelado, con 490 kg; el toro de alambre marcado con el numero 344, negro bragado, con 505 kg; 364, negro entrepelado, con 490 kg, 401 y negro listón, con 480 kg.

El juez, que continua visiblemente indignado y sorprendido ante los hechos expuestos, aseguró que mete las manos al fuego por la Comisión y su equipo. “Ninguno de ellos se prestaría a hacer un fraude de éstos”, aseveró.

Prometió que se cumplirá y hará valer el reglamento vigente, que siempre se sigue al pie de la letra en la Plaza.

Suspensión o cancelación del permiso, clausura, sanciones económicas, veto indefinido y una multa verdaderamente representativa son algunas de las posibles sanciones que podrían enfrentar quienes resulten responsables por esta falta.

Ricardo Zepeda Tello, regidor de Espectáculos, indicó que se espera un fallo antes de la próxima corrida, a realizarse este domingo en el Coliseo de Mérida.

Siguenos en Twitter https://twitter.com/Twittaurino

Lo que Joselito Adame y el resto no vieron: Confirman Autoridades “Hubo manipulación en la Plaza de Mérida”

Las autoridades taurinas en la rueda de prensa Foto: Diario de Yucatán.

Las autoridades taurinas del municipio de Mérida, dieron a conocer ayer miércoles mediante una rueda de prensa que se realizó en el Palacio Municipal que uno de los toros de la ganadería de San Isidro, lidiados el pasado domingo en la cuarta corrida de la temporada que se realizó en la Plaza Mérida, tuvo manipulación del pitón derecho.

El juez de plaza M.V.Z. Ulises Zapata León, el presidente de la Comisión Taurina de Mérida, C.P. Hernán Evia Novelo, y el regidor de Espectáculos Ricardo Zepeda Tello, comunicaron que investigarán lo ocurrido con las astas del quinto toro del festejo de nombre “Don Fernando”, marcado a fuego con el número 344, y con 505 kilos de peso, lidiado por el matador de toros Joselito Adame, al comprobar en el examen pos morten que el pitón derecho fue manipulado al ser arreglado con alambres y con algún material para mantenerlo pegado y firme.

El juez señaló que su responsabilidad es recibir los toros, reseñarlos y si cumplen con los requisitos de trapío aprobarlos, como hizo, y que a partir del último paso, los astados quedan a responsabilidad de la empresa y de los que tienen en sus manos el control de la plaza.

El juez de plaza calificó la manipulación del pitón derecho del quinto toro de la tarde de la ganadería de San Isidro, como una “artesanía taurina muy difícil de detectar, tanto que ni en el reconocimiento previo al sorteo, se pudo visualizar. El trabajo fue hecho con mucho cuidado, en el coso meridano“.

El Ayuntamiento de Mérida, a través de las autoridades taurinas definirá tras el análisis de la situación, si habrá sanción para él o los responsables del acto, que podría ser desde una multa hasta una sanción más fuerte que podría ser la cancelación del permiso a la empresa.

Siguenos en Twitter https://twitter.com/Twittaurino

(VIDEO) Fraude e infamia a la fiesta brava en la Plaza de Toros de Mérida.

Cortesía de http://www.coneltoro.com.mx/

¿Donde esta la AUTORIDAD? Piton manipulado, sostenido con un alambre del astado de San Isidro que lidio la nueva figura del toreo en México: JOSELITO ADAME ¿Ese es el RESPETO que le tienen al TORO BRAVO? Esto es para que el juez presente su renuncia y se castigue al ganadero, empresa y toreros enérgicamente.

Mérida, Yucatán.- Se consumó el fraude en nuestra querida Plaza de Toros Mérida, el toro de la ganadería San Isidro  propiedad del señor Francisco J. Guerra marcado con el numero 344 con visible manipulación en su asta derecha, la cual fue realizada con toda la alevosía y ventaja del mundo fue aprobado para su lidia por el juez Ulises Zapata León y  con el visto bueno del Sr. Hernán Evia Góngora Presidente de la Comisión Taurina de Mérida y su equipo, también por el Médico Veterinario.

Una lástima que sucedan estas cosas en la Plaza de Toros Mérida considerada por muchos como la capital del toreo en el sureste mexicano y alguna vez llamada la Bilbao de América y sobre todo en la corrida más importante de muchos años y en la cual la noble afición respondió llenando la Plaza hasta la bandera.

La página Taurina CON EL TORO siempre comprometida con la verdad y muy orgullosa de estarlo, les presenta el video de este PENOSO FRAUDE y también formulamos algunas preguntas de las miles que se pueden hacer a la opinión pública.

¿Sera que el Juez y su equipo no se dio cuenta?

¿Habrá dinero de por medio?

¿Qué pensara  el Presidente Municipal de la ciudad de Mérida el Lic. Renán Barrera Concha de las personas que puso en dicho cargo para cuidar los intereses de la afición?

¿Habrá acción penal contra los responsables?

¿La empresa Espectáculos Taurinos de México está enterada y coludida?

¿Qué castigo tendrá la ganadería San Isidro?

¿Se realizaran los exámenes a las astas?

Y la más importante:

 ¿Será que el Juez Ulises Zapata después de estas pruebas tenga la desfachatez de presidir la próxima corrida en El Coliseo Yucatan?

Siguenos en Twitter https://twitter.com/Twittaurino