Archivo de la categoría: Albacete

Ocho con Ocho: Casi inédito Por Luis Ramón Carazo

 

En la colaboración pasada,  Un trabuco, afirmé acudiendo a la memoria, el que los festejos de novilleros sin picadores eran inéditos en La México y omití la siempre útil palabra, casi. Pues bien, un amable colega me hace la aclaración de que en el año de 1958 se celebraron festejos con esa modalidad y me envía la lista de festejos celebrados por aquellos años para mi conocimiento y lo comparto con todos.

Raudo y veloz además acudí a la magnífica obra de mis muy recordados amigos y antes que eso,  magníficos autores de la Monumental Cincuentona cuando cumplió 50 años nuestra plaza capitalina , Daniel Medina de la Serna y Luis Ruiz Quiroz,  a la cual reconozco debí recurrir para ser más exacto. En fin.

Antes de meterme en la historia,  he de decir que mi colega Pedro Julio Jiménez afirma que los animales a lidiar, pudieran ser erales o animales de dos años y no novillos de tres, como se acostumbra a veces en este tipo de festejos en España,  situación que a mí también me pasó por la cabeza, sin embargo el domingo 11 de septiembre e 2016 en La México,  las dos gratas actuaciones de Juan Pedro Llaguno y de Miguel Aguilar, fueron ante novillos bien presentados de Los García y ahí si no cabría enmendar el título de novilladas sin caballos.

Y también por cierto,  en el artículo 25 del Reglamento Taurino del Distrito Federal en vigor se abre la posibilidad de presentar con o sin caballos las novilladas y cuentan para la formalidad de los doce festejos novilleriles para autorizar la venta del derecho de apartado en tiempo cercano a la Temporada Grande.

En el libro referido,  afirma Daniel Medina de la Serna que “El Vizcaíno resultó peor que el “doctor” Gaona” Pues el doctor según Daniel,  abandonó el coso después de la temporada 1956-1957,  dejando deudas y fue entonces que Moisés Cosío decidió armar una empresa al frente de la cual estuvo Ignacio Garcia Diego quién con  otras personas se encargaron de resolver el entuerto. 

Todos ellos ya disfrutan de la Gloria y está canijo averiguar más.

A partir del 15 de junio se celebraron 36 novilladas,  incluyendo 5 festejos matutinos sin caballos y culminó el 4 de enero de 1959 la temporada de marras, con la disputa de la oreja de plata en uno de los seriales novilleriles más extensos del coso capitalino.

Mencionan como máximo actuante con nueve tardes,  a Emilio Rodríguez y a otro muy valiente novillero con siete tardes que por cierto gracias a Dios de cuando en cuando lo encontramos,  Jorge Rosas  apodado El Tacuba,  todavía muy bien conservado físicamente producto de la cantidad de ejercicio que hizo,  destacando principalmente en el frontenis,  hasta hace unos años el ejercicio preferido de los toreros.

Felipe Rosas actúo seis y la lista es muy larga, Daniel con base en la estadística de Luis, afirma que fueron 85 novilleros los que hicieron el paseíllo.

Por dar una pincelada,  Juan Anguiano que siempre va a la capilla de La México antes del festejo estuvo como novillero en esa temporada  para después convertirse en subalterno.

El 17 de agosto se dio la primera novillada sin caballos con 4 novillos de Santa Verónica, en la que obtuvo una oreja Ramón Olvera,  primer espada del festejo, en la tercera dio vuelta al ruedo en la matutina que por cierto eran de preámbulo al festejo con caballos de la tarde Arturo Morón; en la cuarta el 7 de septiembre actuaron además de 3 novilleros uno con el nombre de Ponciano Días homónimo del torero mexicano más representativo del siglo XIX y  actuaron vestidas de corto, dos toreras Teresita Andaluz y Patricia Hayes dando ambas vuelta al ruedo.

En  la última el 21 de septiembre de 1958,  se presentó Emilio Rivera El Tejocote quién por muchos años vivió en la avenida Revolución muy amigo de mi papá José Luis Carazo.

Agradezco la oportuna  aclaración e información,  pues me permitió repasar lo que fue el antecedente de lo que está semana continuará en La México y seguirá bajo esta modalidad de sin caballos hasta el cuarto festejo.

Felicite a los subalternos pues se supone que por ellos este tipo de festejos no se celebran a menudo aunque si recientemente en lo han hecho en Cinco Villas y finalmente los del castoreño contribuyen activamente dejando su puesto para lo que viene a futuro.

Reiteró ya  el primero dejo gratas sensaciones, esperemos que así se  continúe para y que sea la siembra después,  fértil cosecha. De la cual como todos sabemos estamos urgidos.

Anuncios

FERIA DE SAN MIGUEL DE SEVILLA: Penosa flojedad, docilidad perruna

image
El torero López Simón da un pase con la muleta al toro al que cortó el único trofeo en el mano a mano con el diestro Manuel Escribano, en la plaza de la Real Maestranza de Sevilla. / JULIO MUÑOZ (EFE)

Por Antonio Lorca.

La corrida se anunció como un mano a mano cuajado de expectación, pero entre los toreros, el ganadero, la empresa y la presidenta, con la ayuda inestimable del público y la banda de música, se la cargaron. Hicieron el paseíllo dos toreros de moda, revitalizados a lo largo de una exitosa campaña, eligieron una ganadería comercial, el ganadero escogió los toretes más bonitos que tenía en el campo, los aprobó la autoridad y el público se hartó de aplaudir.

Pero todo fue un engaño, una estafa, un desastre y un espantoso ridículo de cuantos algo tuvieron que ver con tan bochornoso espectáculo.

La corrida, en general, estuvo muy mal presentada, inválida en mayor o menor grado toda ella, descastada y mansa. Un regalo. Noble, sí, dócil como un perrito, al estilo de todas las ganaderías apetecidas por las figuras, pero incapacitada para el toreo que encierre unas gotas de emoción.

Error mayúsculo, pues, de los dos toreros, que se estrellaron ante toros sin sangre en las venas, pura carne fofa y mustia, en estado comatoso. Pero la banda de música no cesó de tocar sin causa justificada y el público de aplaudir como si estuviera viendo a Belmonte y Joselito en tarde de gloria.

Pues, no; no hubo gloria ni nada que se le pareciera, a pesar de la oreja que cortó López Simón, entregado como su compañero, pero sin posibilidades de lucimiento verdadero.

Para empezar, sucedió algo muy extraño: Escribano esperó a su primer toro de rodillas en los medios; sale el animal con andares beodos, pasa por allí como quien no quiere la cosa y, de pronto, se despanzurró en el albero; se levantó a duras penas y ya no pudo mantener la verticalidad, se derrumbó varias veces y fue devuelto. ¿Qué le pasó a ese toro? Extrañísimo comportamiento el suyo.

El sobrero fue una piltrafa, y el torero trató vanamente de justificarse; el tercero, inválido como sus hermanos, fue muy protestado, pero se quedó en el ruedo. Se le caía la cara de bondadoso, pero no podía con un alfiler. Algún natural dibujó Escribano en una labor desdibujada por la ausencia de ánimo de su oponente.

Lo intentó de veras ante el quinto, de la misma especie, con escaso recorrido y nula casta, pero sus muletazos no movieron la pasión de los bullangueros espectadores, dispuestos a aplaudirlo todo. Tanto es así, que ovacionaron con alto interés par de banderillas olvidables, puyazos inexistentes y muletazos insufribles, pero así está la fiesta, incluso en esta plaza, otrora sabia.

La música sonó con fuerza y de manera inexplicable en la primera faena de muleta de López Simón ante un animalito insufrible, con el que el diestro hizo alardes de valor ante un proyecto de cadáver. Su labor careció de intensidad, no le concedieron la oreja que algunos pidieron tras una buena estocada y se marcó una vuelta al ruedo barata, barata.

Sí paseó un apéndice del cuarto, (otra vez, la banda, tachán, tachán), que se mantuvo en pie, y su matador mostró quietud y entrega en una labor con altibajos. Mató bien otra vez y de ahí vino lo de la oreja con escaso peso.

Y el festejo se cerró con el más complicado; el sexto acudió al caballo con menos tristeza, pero puso en apuros a la cuadrilla y llegó al tercio final con serias dificultades para el torero. López Simón aguantó miradas de poco amigo y mostró que el valor es de sus cualidades esenciales. El público se emocionó ante la bronquedad del animal y la entrega del torero y trazó derechazos estimables. Marró con la espada.

Toros de El Pilar-Moisés Fraile, -el primero, como sobrero-, anovillados, inválidos, descastados y nobles.

Manuel Escribano: estocada tendida (silencio); casi entera (ovación); estocada (ovación).

López Simón: estocada (vuelta); estocada (oreja);dos pinchazos y media baja (ovación).

Plaza de la Maestranza. Primera corrida de la Feria de San Miguel. 26 de septiembre. Tres cuartos de entrada.

Penosa flojedad, docilidad perruna | Cultura | EL PAÍS: http://cultura.elpais.com/cultura/2015/09/26/actualidad/1443292688_379045.html

@Taurinisimos 62 – FENAZA 2015. El Juli y José Garrido en Albacete. Novilladas.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 4 de Marzo de 2015. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y José González @JoseNinoG.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 18 de Septiembre de 2015. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y José González @JoseNinoG.

Actualidad Taurina. Análisis Feria de Zacatecas 2015. Faenas de “El Payo” y Pepe Moral. Homenaje a César Rincón.

Novilladas en La México, triunfo de Javier Castro, y en Guadalajara, triunfo de Rafael Serna. Recuerdo Debut novilleril de Eloy Cavazos en La México en 1966.

Ferias Taurinas en Albacete y Salamanca. Faenas de El Juli y José Garrido y grave cornada a Miguel Ángel Perera.

Tentadero infantil en Salamanca.

Faenas de Sánchez Vara en Madrid, corrida de Saltillo.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 25 de Septiembre de 2015 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

@RadioTVMx.

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

@Taurinisimos 61 – Joselito Adame en España. Semblanza José Julián Llaguno.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 11 de Septiembre de 2015. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y José González @JoseNinoG.

Actualidad Taurina. Análisis Novilleril en Madrid, La México y Guadalajara con la presentación de Antonio Mendoza, la novillada de Xajay y la oreja de Rafael Serna, respectivamente.

Recuerdo de Alfonso Ramírez “El Calesero”, XIV Aniversario Luctuoso. Trailer: “El Precio de la Gloria” (1949)

Pronunciamiento de Rafael Loret de Mola en Saltillo en favor de la Fiesta Brava en Coahuila.

Cornadas de Roca Rey y López Simón en Villaseca y Albacete, respectivamente. Faenas de Manuel Escribano y Joselito Adame, a hombros ante la corrida de La Quinta.

Semblanza ganadera de José Julián Llaguno y Faenas en Zacatecas, triunfo de Sergio Flores.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 18 de Septiembre de 2015 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

@RadioTVMx.

Jornada Taurina del 26 al 28 de Octubre.

De SOL y SOMBRA

Viernes 26

León, Gto. Cortijo “Campo Alegre”. Festival. Novillos de Bernaldo de Quirós para Javier Bernaldo, Juan Pablo Sánchez, Arturo Saldívar y Sergio Flores.

Sábado 27 

Aguascalientes, Ags. Monumental Plaza Monumental. Primera corrida de Calaveras. Toros de Teófilo Gómez para Sebastián Castella, Juan Pablo Sánchez y Arturo Saldívar.

Ciudad Satélite, Estado de México. Plaza “La Florecita”. Festival benéfico. Novillos de varias ganaderías para Federico Pizarro, Alfredo Gutiérrez, Alejandro Amaya, Fabián Barba, Joselito Adame, Paco Ureña, René Muñoz y Patricio Pons.

México, D.F.- Plaza Arroyo. Último festival de aspirantes a novilleros.

Domingo 28  

Guadalajara, Jal. Nuevo Progreso Segunda corrida de temporada. Toros de Torreón de Cañas para Fabián Barba, José Mauricio y Ricardo Rivera.

Mérida, Yuc. Primera corrida de la temporada. Toros de Celia Barbabosa para Antonio Barrera, Joselito Adame y Octavio García “El Payo”.

México, D.F. Monumental Plaza México Primera corrida de la Temporada Grande. Toros de Xajay para Enrique Ponce, Fermín Spínola y Diego Silveti.

Monterrey, N.L. Monumental Lorenzo Garza Primera corrida de la temporada. Toros de Begoña para Eulalio López “Zotoluco”, Sebastián Castella y Juan Pablo Sánchez.

Nochistlán, Zac. Toros de San Marcos para Rafael Ortega y Pedro Gutiérrez Lorenzo “El Capea”.

Villanueva, Zac. Mixta. Toros y novillos de Coronado para Guillermo Ibarra, Víctor Santos, Manolo Martínez y Karla Santoyo.

 Twitter: @Twittaurino

De Pentecostés a Cinco Villas “Hoy como Ayer” – Magno Festival Taurino.

Espléndido lance de Manuel Caballero. Foto: @Colorjay.

Todo un acontecimiento taurino vivido en un nuevo y muy torero paraje situado entre Los Reyes y Texcoco, tan cercano a la Ciudad de México como a la añoranza taurina del ayer y la gloria torero presente. Una muestra magnífica de torería pero preponderantemente de dos de los principios fundamentales de la religión taurina: la amistad y la pasión.

Por: Luis Eduardo Maya LoraDe SOL Y SOMBRA. Texcoco. FOTOS: Jorge Prado.

Según se vea, un festival trae la alegría taurina a plenitud y la confirmación de nuestros votos taurinos.

Lo anterior, ni más ni menos, es lo que se vive en la apertura de un cortijo bien nombrado –grábenselo desde ahora- “Cinco Villas”, tal como la localidad aragonesa motivo de la devoción de los anfitriones, la familia Marco Domínguez.

Los esposos Lucero Domínguez y Luis Marco Sirvent, sus hijos, son los anfitriones de casi un millar de taurinos a quienes tratan, a todos y cada uno, como invitados. Es el marco ideal e incomparable. Una instalación taurinamente completísima, adornada entre rojos claveles y macetillas con violetas imperiales igualmente en encarnados tonos.

El día se apropia para sí de la gris aurora.

Tanto que para la misa, que cierra con la “Salve Rociera” estremeciendo e implorando la gracia plena para el porvenir del nuevo lugar, la niebla no abandona el celaje que cárdeno contrasta con el áureo albero sevillano y los rojos tableros.

En medio de tan serio y torero escenario, testigo del magnifico paseíllo, dos charros y un auténtico caballero andaluz,  emocionadamente, encabezan como alguaciles las filas y columnas que comandan Manuel Caballero, Sergio Martínez, Arturo Macías y Joselito Adame.

Inmejorable cartel.

Los anfitriones homenajean a los diestros, la entrada en el Cortijo aplaude a los cuatro espadas y por supuesto a quienes brindan su casa para tal ocasión. Vayamos al toro.

El misterio taurino es de Albacete, su nombre: Manuel Caballero Martínez.

Físicamente incondicional, él mismo de ayer. Taurinamente con el valor intacto, lo principal. E igualmente imperecedera la conexión tan particular que conserva con el público mexicano, tan amigo del torero.

Por supuesto, la ganadería a la lidiar es de sus favoritas.

Sin embargo decir que Reyes Huerta tiene una tarde para el olvido, justo cuando hacía más falta hacía la tarde buena, es poco. Los toros, aun de festival, alejados de toda polémica, no han sabido de ocasiones y sí mucho de mansedumbre.

Importa poco cuando hay firmeza, colocación adecuada y mente clara en lances templados de Caballero, uno grande por el izquierdo. Pero el reyes huerta que inaugura cortijo, de nombre “Ejea” para la historia, usa más las manos que la cornamenta, Manuel aguarda varas y banderillas.

Inicio breve, simple y torero que deja al novillo en los medios del ruedo. Trazo largo en el derechazo. Cuando el burel busca pisar la muleta, Caballero alivia su embestida para colocar el trapo perfecto, en exactitud de altura, para el siguiente muletazo. Así construye dos tandas pese a un breve desarme.

Pero el toro canta hacía las rayas.

Ahí Manuel verticalísimo, en cadencia perfecta y con el toro hacía tableros, dibuja el cambio de mano por bajo ideal con el Cortijo que ruge en sus nacientes olés porque indudablemente Caballero desdeña la mansedumbre con la reciedumbre de su castellanísima expresión torera.

Parece habrá toreo al natural pero solo es un instante, dos en sutil transparencia de toque y en mando exacto. Podrá Caballero carecer de ritmo, nunca del sino torero que le tendrá siempre en el sitio exacto, como la casi entera que acaba con la vida del novillo.

El toreo del manchego consiste, hoy como ayer, en colocar a trasluz clave a clave y punto a punto del desglose de los cites y la sucesión del muletazo, o como en este caso, la mano izquierda que descubre perfecta el sitio del estoque.

Oreja de Ley.

Suena “El Zopilote Mojado” en la vuelta aclamadísima.

Toque intacto. Caballero al natural.

Acompaña desde Albacete al primer espada el novel matador Sergio Martínez, espigado y con buena planta al que el aún más manso segundo aprieta en tablas.

Poca cosa en varas y mucho menos banderillas. Martínez traga y hace tragar al manso violento.

A golpe de cincel se impone al berreón novillo. La mano derecha lleva largo y tremendamente poderoso abaniquea en los medios antes de matar trasero y cobrar la oreja justo cuando “En er Mundo” comienza a sonar.

Al inmejorable comienzo de la primera mitad del festejo se suma el incontenible deseo de Arturo Macías de mostrarse, como es, como ha sido, el torero que ha avasallado a propios y extraños.

En la posición de Macías no queda más que arrear, aun siendo un Festival.

Muestra de ello son las largas cambiadas. Sorprenden, ya de pie, sus lances por lo templados. Pero es lógico, incluso esperada, su quietud en el doble remate, emocionante pese al desarme.

Una confusión de Nacho Meléndez, el picador de confianza de Macías, que le hace no ocupar su sitio en la contra querencia. Nacho, acostumbrado a partir hacía el lado izquierdo de la puerta de caballos, invierte los terrenos y al enmendar se encuentra el novillo con el caballo de los mansos que pica a la trágala descomponiendo su tranco.

Para cuando el piquero potosino por fin puede picar el novillo, éste echa atrás y berrea extendiendo su mansedumbre en banderillas. Macías anticipa a su apoderado “Armillita” sobre lo poco que durará y lo deslucido que será el que hace de tercero.

Qué importa.

Arturo impone sus formas pese al desarme inicial por la derecha del que se repone corriendo la mano largo e incluso de la voltereta por el lado izquierdo, de la cual se levanta para rematar con remanguillero y lucido molinete invertido –como a “Cuatro Caminos” hace dos años.

La meritoria tanda por la zurda muestra la cara arriba y la mansedumbre del astado que se va directo a las tablas tras la flor invertida de la cual quedó pendiente el remate de pecho.

Ya en el terreno del toro, tableros frente a toriles, Macías le lleva largo y a compás abierto en nuevos derechazos, sello y empeño en los mismos e incluso belleza en los pases de pecho con la zurda y la dosantina. En ese terreno pero en la suerte contraria, se eleva el torero al pedestal del volapié perfecto que en la yema revienta al manso cárdeno careto.

Dos orejas son el premio e inexplicable la vuelta al ruedo al burel.

Como sí, en cambio, por demás justo homenaje, la vuelta al ruedo con el anfitrión.

Cuidado aquí. Dejar a un lado a Arturo Macías, como si fuera la antigua resaca delante de la embestida de la nueva ola taurina, es un error por un principio fundamental. Otra vez, porque no aquilatamos el peso de la reciente historia.

Tomen nota.

El sino del encierro cambia cuando el único matador a la usanza campera mexicana vestido toma su capote para lancear con gusto al precioso berrendo que cierra la lidia ordinaria pues Caballero y Martínez regalarán.

Joselito Adame abre el capote y cierra las salidas de la mansedumbre al dosificar las varas. Extiende la obra capotera en chicuelinas algo afectas al bajar en exceso la mano, la tercera es buena y la larga por remate tanto o mejor que los tres pares que coloca alternando y reunido.

Alegre llega “Sos del Rey” a la muleta de Adame que en plenos medios corre la mano con mucho temple y largueza.

La faena se intuye y la Banda, en evocadora alusión desgrana “Silverio” para felicidad de los tendidos y de las hermanas Silvia y Consuelo Pérez. Y claro, ya en borrachera absoluta, Joselito abre el compás y deja volar el brazo con la derecha, abrocha con gran trincherazo e incluso al natural, pese a la aspereza del toro, se muestran dos enormes muletazos.

La entera formidable en plenos medios es corona grande del tremendo momento que atraviesa a la puerta de su compromiso en La México el hidrocálido.

Joselito está puesto.

Para bien de todos.

Caballero, por muchos motivos, hace eco de la costumbre tan en boga de regalar un astado que aquí sí importa y mucho con tantos signos en el ambiente. Veamos. Lo torero del festejo y de la región donde se realiza, el taurinismo de los asistentes y el recuerdo de los ases que hace 65 años en el Pentecostés cercano habrían vivido un encuentro tan taurino como el vivido este sábado.

Todo esto nos hace celebrar la salida del quinto al que Manuel saluda con lances templados, uno deslumbrante, y una media superior. Aguarda tranquilo el toreo las ráfagas del viento y la debilidad del berrendo.

Logra extender la embestida del astado por el lado izquierdo y además vencer el viento sin refugiarse y plantarse en los medios. Manuel Caballero, todo un torero, tiene dentro la llama taurina que en México seguramente se le aviva más.

Lógicamente, sobre reaparecer… alguna duda, seguro, “Cinco Villas” le deja en el aire.

Única mácula, la estocada que cala pero que no es óbice para conceder la oreja.

Martínez lo tiene imposible pese a su enorme esfuerzo con el sexto, un novillo que debe preocupar a José María Arturo Huerta. Lo interesante es observar la solvencia del torero de Albacete que es ovacionado lo mismo que el anfitrión al final en donde en necesaria consecuencia acompaña a los toreros.

Ha sido un excepcional festejo taurino.

Impresionante por su orden y causa torera, incluso con magnificencia en su remate: las mesas elegantemente adornadas en todos granas y gualdas, además del tricolor mexicanísimo, en el salón de banquetes.

De mesa a mesa, con sus centros de rosas rojas, se reciben una comida espléndida de cabo a rabo, mientras al toque, el compás flamenco se rompe en guitarras y palmeos.

Luego, el desgarro mexicano no exento de dulzura de María Elena Leal, que al igual que Caballero toreando, no solo retiene cantando porque tuvo, sino porque ambos, en lo suyo, aun lo tienen. Canta Caballero en enclavado recuerdo de otro Manuel, Califa de Córdoba, en aquella tarde de pulque y barbacoa en Pentecostés.

Ahí, “tras lomita”

Así, de Manuel a Manuel, de Pentecostés a Cinco Villas, de 1946 a 2011, sesenta y cinco años después, seguimos y no paramos. La Fiesta vive. De aquella “Feria de las Flores” de Manolete, al cante de Caballero que, como a la tarde, se va cantando hasta que “Y nos dieron las Diez…”

Por ello, la familia Marco brinda algo más que “las tres” respecto del toro de la amistad a los aficionados taurinos. Algo más que la mano y la merced nos brinda al abrir su casa.

En lógico autobombo, tan proclive en los taurinos, algunos sospecharían sobre la intención.

Para el que ha estado ahí no representa más que demostrar que ser taurino implica entregar todo sin esperar algo a cambio.

Eso es el arte, pura donación, solo entrega sin recuperación posible.

Y esto es la Fiesta.

Por ello, en inolvidable recuerdo, en libro de oro particular, guardaremos la primera e inolvidable página de una historia llamada “Cinco Villas”.

Y lo aseguro, será para toda la eternidad.

Twitter: @CaballoNegroII – Texto.

@ColorJay – Foto.

PS. Galería en breve.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Cortijo Cinco Villas. Los Reyes, Estado de México. Magno Festival Taurino. Inauguración de la Plaza del Cortijo. Media entrada en tarde fría con cielo gris  y viento.

6 Novillos, 6 de Reyes Huerta (Divisa Rosa, blanco y rojo) Los últimos dos lidiados como regalos. Correctamente presentados, mansos en general salvo el cuarto que resultó bravo. Al tercero, erróneamente, le dieron vuelta a sus despojos.

Manuel Caballero, Oreja y oreja en el de regalo. Sergio Martínez Oreja y palmas en el de regalo. Arturo Macías, Dos Orejas. Joselito Adame, Dos orejas.

Destacaron a caballo Carlos Domínguez Márquez, a pie cargando toda la lidia, Fernando García Araujo, Christian Sánchez y Gustavo Campos.

Cinco Villas y sus banderas desplegadas.

Balance de una temporada taurina de 2011 para recordar

Por Dionisio San Miguel

Madrid.- La temporada española de 2011 que, con permiso de la Feria de Jaén y algún festejo más, acaba de terminar con la Feria del Pilar, puede considerarse histórica, para bien, pero también para mal.

Dos efemérides han marcado este año 2011: la reaparición de José Tomás en Valencia tras la tremenda cogida sufrida un año antes en Aguascalientes (México) y la consumación de la prohibición de las corridas de toros en Cataluña, escenificada en la última corrida de la Feria de la Merced en la Monumental en Barcelona, donde también fue protagonista José Tomás, aunque no el único.

Amén de algunas actuaciones destacables en Fallas y Castellón, sobre todo, el primer gran hito de esta temporada que acaba se produjo en la Feria de Abril de Sevilla, con la espectacular irrupción de José María Manzanares en el ‘Top ten’, un lugar que rondaba desde hace tiempo, pero al que se accede sólamente con un fuerte aldabonazo como fue ese toro indultado de Nuñez del Cuvillo otras dos orejas del sexto y la correspondiente Puerta del Príncipe.

Sería injusto olvidarse de El Juli o Morante de la Puebla, que conforman con aquél el ‘trío perseguidor‘ del maestro de Galapagar y que han firmado importantes faenas en grandes ferias.

Cinco puertas grandes en San Isidro

Fue la de 2011 una Feria de San Isidro triunfal, con cinco puertas grandes nada menos, y otras tantas orejas cortadas, y eso que el ganado no ha sido precisamente de lo mejor, aunque sí se ha aguantado algo más en el ruedo.

Pero la noticia de esta isidrada fue -además de la ausencia de José Tomás en el ciclo- la confirmación de Manzanares, por otra parte anunciada desde su histórico indulto en Sevilla. Irrupción sí, pero no no sólo por sus faenas.

Abrió la puerta grande y cortó una oreja más, pero no sólo eso. La faena al toro del triunfo no bastaba por sí sola para cortar las dos orejas, pero sí su manera de estar y de ser en la plaza. Sí por su estética. Sí por su manera de llevar su cuadrilla. Sí, sobre todo, por su atronadora forma de matar los toros, al volapie, al encuentro o recibiendo.

Si hablamos de faenas, estarán muchos de acuerdo en que las dos de Talavante tuvieron más profundidad, más emoción, que las del maestro alicantino. Pero eso es otro cantar.

Toreros-revelación

Aunque ha habido algún otro nombre propio, los de Ivan Fandiño y David Mora han sonado mucho durante toda la temporada, en ferias como Madrid o Pamplona, respectivamente, se han hecho un hueco cerca de la zona noble del escalafón.

Prueba de ello fue el mano a mano que les reservó la empresa de Madrid en la Feria de Otoño -a la postre una ‘trampa’ con toros de Gavira-, donde ambos salieron ilesos de milagro, pero reforzados como toreros a tener en cuenta para la próxima temporada.

Cornadas

La tremenda cornada sufrida por el gaditano Juan Jose Padilla en Zaragoza -un serial quizas un punto gris salvo una actuación Talavante tiene a todo el mundo taurino en vilo, por su aparatosidad, y sobre todo por las terribles consecuencias que va a tener sobre el rostro del bravo torero.

Este fatal percance ha dejado en ‘anécdota’ otras cogidas graves de 2011.

El Juli resultó cogido en la segunda corrida de la feria de Bayona el 9 de septiembre por su primer toro, y pasó a la enfermería aunque al final todo se quedó en un susto y su vida no corrió peligro.

El matador de toro Ivan Fandiño sufrió una grave cornada en la pierna derecha en la corrida celebrada 20 de agosto en la plaza de toros de Málaga con motivo de la Feria. La cogida le causó una herida de 25 centímetros.

La novillera Conchi Rios tuvo una impresionante cogida en Rieumes el 27 de junio. El toro la enganchó en el muslo derecho y la llevó desde las tablas hasta el centro del ruedo.

El rejoneador Sergio Vegas se enfrentó a un toro en puntas en Granada el 20 de junio y éste le infirió una cornada de 25 centímetros al entrar a matar echando pie a tierra.

El diestro Miguel Abellán resultó herido en la boca al recibir un pitonazo cuando entraba a matar a su primer toro en la corrida que se celebró en Las Ventas el 11 de junio.

El novillero malagueño Jiménez Fortes sufrió una cornada de 20 centímetros en el muslo derecho durante su corrida en la Feria de San Isidro en Las Ventas el pasado 17 de mayo.

Grave cogida del torero Sebastian Castella en  Medellín, Colombia el 14 de febrero. El torero francés había realizado una gran faena a un toro de César Rincón, cuando el animal iba a doblar, se arrancó y empitonó al diestro.

Arranca la Temporada en Arroyo: De Plaza en Plaza la Jornada Taurina del 2 al 4 de Sept.

Paulo Campero inaugura Arroyo, es momento de demostrar...

Un buen número de festejos conforman la jornada taurina de esta semana donde destaca el comienzo de la Temporada de Novilladas en Arroyo este sabado y del serial Zacatecano el domingo asi como el cierre de la FENAPO y los festejos novilleriles de Guadalajara y la Plaza México.

Por: El Guerra.

Comentabamos el domingo por la noche via twitter que se rumoró muy fuerte que por fin arrancaría su serial novilleril la empresa de la familia Arroyo, con un encierro de Piedras Negras. Bueno, pues afortunadamente para la novillería mexicana es un hecho que sí comienza Arroyo y esperemos que sea una  temporada muy exitosa por el bien de la Fiesta.

El evento estará disponible en vivo via internet en el portal www.sportv.com.mx a las 13:00 horas. El costo de los boletos será de 210 pesos.

Los carteles son los siguientes:

Viernes 2

Fresnillo, Zac.- Toros de Cerro Viejo para el rejoneador Rodrigo Santos y los Forcados de Mazatlán, Pedro Gutiérrez “El Capea” y Joselito Adame.

San Luis Potosí, S. L. P.- Plaza “El Paseo”. Cuarta corrida. Toros de Espíritu Santo para el rejoneador Gastón Santos, Alejandro Amaya, Octavio García “El Payo” y Mario Aguilar.

Sábado 3

Puebla, Pue.- Corrida a beneficio del DIF. Toros de San Mateo para Uriel Moreno “”Zapata”, Mari Paz Vega y Jesús Luján.

San Luis Potosí, S. L. P.- El Domo. Toros de Santa María de Xalpa para el rejoneador Rodrigo Santos, Pedro Gutiérrez “El Capea” y Joselito Adame.

México, D.F. Plaza Arroyo. Primera novillada de la temporada. Novillos de Piedras Negras para Paulo Campero, César Ibelles, Camilo Pinilla y Xavier Gallardo.

Domingo 4

Ciudad Juárez, Chih.- Toros de José Julián Llaguno para Alfredo Gutiérrez, Pepe López y Oliver Godoy.

Tijuana, B. C.- Toros de José Garfias para Mari Paz Vega, Hilda Tenorio y Lupita López.

Torreón, Coah.- Toros de varias ganaderías para Paco Dóddoli, Guillermo Ibarra, Mario Mora y Armando Montes.

Zacatecas, Zac.- Plaza Monumental. Primera corrida de feria. Toros de Jesús Cabrera para Antonio Romero mano a mano con Gerardo Adame.

Guadalajara, Jal.- Plaza Nuevo Progreso. Quinta novillada de la temporada. Novillos de Santoyo para Antonio Galindo, el ecuatoriano José Antonio Bustamante y Óscar Amador que se presenta.

México, D.F. Plaza México. Séptima novillada de la Temporada Chica. Cuatro ejemplares de Acapangueo y dos de Marco Garfias para Luis Conrado, Rodrigo Cuevas y la presentación de Julio de la Isla.