Archivo de la etiqueta: Gente

@Taurinisimos 157 – Semana Mayor @ Sevilla, Madrid y Tlaxcala. Recuerdo de Paco Ojeda, 1988.

Ojeda en la línea de fuego, quieto y al frente, cita para el de pecho a “Dédalo” de Juan Pedro Domecq. La faena en su 30 Aniversario en este episodio de @Taurinisimos. FOTO: Arjona.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 6 de Abril de 2018. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Actualidad Taurina. Feria de Abril, Domingo de Resurrección en Sevilla y Madrid. Triunfos de Roca Rey y Puerta Grande de Álvaro Lorenzo en Las Ventas.

Retrospectiva: Faena de Paco Ojeda a “Dédalo” de Juan Pedro Domecq 30 años después, 15 de Abril de 1988.

Toros en Tlaxcala, Sábado de Gloria: 6 Felipe González, 6 para Miguel Villanueva, Raul Ponce de León y Rafaeillo, a hombros.

Indulto de Héctor Gutiérrez a “Izquierda de Oro” de D’Guadiana en la Plaza México.

La próxima emisión de @Taurinisimos será el próximo viernes 13 de Abril de 2018 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Anuncios

OPINION: Puerta grande, túnel de gloria.

Escuchar en vivo el ruido de la calle de Alcalá es el premio más grande.
Escuchar en vivo el ruido de la calle de Alcalá es el premio más grande.

Por Antonio Lorca.

Desde el ruedo arenoso de la plaza de las Ventas se puede percibir pero no tocar el ruido de la calle de Alcalá. Para ello, hay que convertir el silencio penetrante de los tendidos en una conmoción arrebatadora, esa que envuelve al espectador, consigue levantarlo como un resorte del pedroso asiento y le inyecta una dosis inconmensurable de felicidad. Es el momento en que el torero, ese que se está jugando ahí la vida y no sabe si la perderá, comienza a flotar, con la vista seguro que nublada, con las ideas confusas, y algo perdida la noción del tiempo y el espacio, y entra en otra dimensión. La plaza entera cambia de color. Es el instante del triunfo.

En su interior, el matador escucha cómo se descerraja la puerta que accede a un túnel oscuro e impersonal, que comienza a perder su vacío y se llena de puntos negros y miradas al cielo. Es el gentío que se agolpa para tocar al ser humano vestido de oro.

El hombre, feliz, emocionado, inquieto y conmovido, es izado a hombros, agitado por un tropel de admiradores, alza los brazos y responde con la cara radiante por la recompensa soñada. Y, así, en el centro del universo, protagonista absoluto de un instante inenarrable, ensordecido por una alocada algarabía, el torero abandona el círculo donde ha sido único, y comienza a recorrer en andas, vapuleado, golpeado y sacudido por un fervor popular, que le acompaña por ese túnel que es la entrada y la salida a la gloria taurina.

Pasar por el dintel de la Puerta Grande de Madrid y llegar al coche de cuadrillas con el cuerpo ya roto parece una odisea inalcanzable entre una muchedumbre de fotógrafos, policías, aficionados, curiosos y amigos de las reliquias robadas del vestido de luces. Pero escuchar en vivo el ruido de la calle de Alcalá es el más grande premio que un torero pueda soñar en sus noches de duermevela.

El pasado domingo, dos jóvenes novilleros, José Garrido y Borja Jiménez, cortaron tres orejas cada uno en Sevilla y gozaron la indescriptible emoción de salir a hombros por la Puerta del Príncipe, entrando en la Historia. Dos días después, Miguel Ángel Perera, diez años de matador de toros, hombre serio, circunspecto, sobrio y hierático, figura del toreo, oyó por segunda vez en pocos días cómo se descerrajaba la Puerta Grande de Las Ventas, que ya había cruzado en volandas el 23 de mayo dentro del mismo ciclo de San Isidro. La última vez que un torero había salido dos veces por la puerta grande del coso madrileño en la misma feria fue en 1991, cuando el colombiano César Rincón besó la gloria en dos tardes consecutivas. En aquella temporada, Rincón volvería a salir a hombros de Las Ventas otras dos veces: una en la corrida de Beneficencia y otra en la Feria de Otoño.

La Puerta Grande de las Ventas es la gloria; como lo es la del Príncipe de la Maestranza de Sevilla. Es el prestigio, la constatación de un don, la confianza… Es la proclamación de figura del toreo. Es el héroe elevado a los altares. Y sobre todo, ese triunfo, vetado a la inmensa mayoría de los que se visten de luces, aumenta el número de contratos de quien lo conquista, eleva el caché del matador —que ve abierta la posibilidad de renegociar muy al alza sus pretensiones económicas de cara a inmediatos compromisos—, concede honores y privilegios y confiere lo más sagrado: la admiración y el respeto de la afición.

Pero la gloria hay que saber administrarla. Puede asfixiar de éxito. La gloria es exigencia y reivindica un esfuerzo sobrehumano para mantenerse en ella. En la gloria abundan los amigos, pero también la soledad. No han sido pocos los que la han conocido y la han añorado el resto de sus vidas; los que la han gozado y perdido al poco tiempo. La gloria es, incluso, caprichosa; y no solo porque la suerte puede determinar el umbral entre el éxito o el olvido, sino porque el pasaporte ni siquiera está regulado en las normas.

El vigente Reglamento Taurino no concreta las condiciones. El artículo 82 señala que “la salida a hombros por la puerta principal de la plaza sólo se permitirá cuando el espada haya obtenido el trofeo de dos orejas, como mínimo, durante la lidia de sus toros”. Este es el requisito que se utiliza en Madrid, pero no en Sevilla, donde son necesarios tres trofeos para salir por la Puerta del Príncipe.

Así es la gloria de voluble y antojadiza: el premio más importante solo depende de la costumbre.

Ganadero de bravo, psiquiatra y político.

DOCU_GRUPO

Hace 25 años, el psiquiatra Andoni Rekagorri (Galdakao, 1955) decidió convertirse en ganadero de bravo. Algunos pensarían que estaba de atar, pero la ganadería sigue en pie y Rekagorri, que cambió la psiquiatría por la política (es director de Acción Social en la Diputación de Vizcaya por el PNV), ahora cría toros y produce jamones a la vez. Y no está loco.

Por ARANTZA FURUNDARENA.

-Empezó con las vacas Betizu…

-Todavía las tengo. Han entrado en programas de conservación de la biodiversidad. Son parte de la historia taurina del País Vasco, que tiene siglos.

-¿Para ser ganadero sin haber nacido en una familia de ganaderos hay que estar un poco loco?

-Hay que ser un romántico y ser atrevido.

-Y su principal atrevimiento fue…

-Comprar en 1989 una punta de 25 vacas y un hierro a Nicolás Fraile del encaste parladé, un toro grande y con mucha cara. Pensé que eso me serviría para lidiar en Bilbao.

-¿Le sirvió?

-En el 98 lidié una novillada con picadores y en la Semana Grande de 2006, un sobrero. Lo mató Miguel Ángel Perera. Luego, por avatares de la crisis económica, he tenido que vender toros a festejos de recortadores, los que saltan por encima del toro. Ahí he estado en plazas como Las Ventas.

-¿Ha cumplido sus metas?

-Sí, aunque al empezar uno es joven, no conoce la realidad y tiene más expectativas. Pero estoy contento. Tengo 80 vacas de vientre y eso supone más de 300 cabezas, en una finca que he alquilado en Salamanca. Mi sueño era formar una ganadería vizcaína, pero no pudo ser por la humedad. El toro bravo aguanta el frío y el calor, pero no la lluvia.

-¿Da muchas ‘cornás’ el mundo del toro?

-Es un mundo difícil. Te tienes que amoldar a lo que los toreros quieren. Y si tú buscas un toro para los toristas, tienes más dificultades de las que creías.

-¿Le dicen las figura que sus toros son incómodos?

-Me han llegado a comentar que tienen muchos pitones y que no es una ganadería que ellos quieran lidiar. Pero el mundo taurino de Francia me ha abierto las puertas porque ellos quieren casta, bravura y presencia. Allí triunfa El Fundi.

-¿Ha hecho amistad con otros ganaderos?

-Muchas. A Victorino le encanta mi romanticismo.

-Una ganadería exige tiempo, y usted trabaja en la Diputación.

-Los fines de semana es mi entretenimiento. Tienes que tener mucha afición. Y tengo gente trabajando. Tengo hasta una plaza de tienta. Por ella han pasado Fandiño, Urdiales…

-¿Y qué han dicho?

-Que han encontrado alguna vaca importante, con mucha raza, brava, muy difícil de encontrar en otras ganaderías.

-¿Qué ha aprendido observando a los toros?

-Muchas conductas que se dan en la sociedad. Por ejemplo, los toros luchan para ver quién es el líder de la manada y se matan entre ellos. Y en la sociedad se tiende a eliminar a un líder y a cambiarlo por otro.

-A ver si una manada de toros va ser como un partido político…

-Todas las organizaciones estructuradas tienen esa tendencia, pero no nos matamos porque hemos aprendido a pactar.

-Acabamos de perder a Iñaki Azkuna. Si él hubiera sido toro…

-Fui cuatro años concejal con él de alcalde. Además de su gran labor, Azkuna como persona, por emplear un lenguaje taurino, ha sido bravo, noble y con casta.

-Dicen que para ser torero hay que estar loco o pasar hambre.

-Al contrario, el torero se juega la vida y por eso tiene que ser muy maduro y equilibrado.

-Por cierto, su última ‘locura’ es criar cerdos.

-Cerdo ibérico, de bellota, negro lampiño, que está en vías de extinción y es el de más calidad. He llamado a mis jamones Ronda 16 por la calle donde nació Unamuno. Pensé: ¿Qué relación hay entre Salamanca y Bilbao? Pues Unamuno.

-¿Y el nacionalismo se cura viajando… a la dehesa?

-A mí no. Yo sigo siendo nacionalista vasco y muy respetuoso con los demás, aquí y en Salamanca.

Via: http://www.laverdad.es/murcia/v/20140323/gente/romantico-atrevido-20140323.html

‘Boom’ publicitario de los jóvenes toreros.

E_silveti-3

Por Natalia Pescador.

Zacatecas.- Tras el surgimiento de una nueva camada de jóvenes toreros mexicanos, quienes sin duda se están convirtiendo en el relevo generacional de la fiesta brava, se ha despertado una nueva ola de interés hacía ellos en el mercado publicitario y televisivo.

Abordando el primer punto, diremos que toreros como Diego Silveti fueron los iniciadores de ese boom publicitario, y es que llevado de la mano de un experto en la materia de mercadología como Alejandro Silveti, este torero supo vender su nombre y convertirse en una marca que traspasó la barrera de sólo dirigirse a un público taurino; el menor de la Dinastía Silveti comenzó a aparecer en revistas de la socialité donde pudieron conocer al hombre debajo del traje de luces.

Joven, Guapo y Torero fue la cabeza del reportaje que la revista Caras le realizó a Diego Silveti en febrero de 2013, fecha en la que acaparó la portada de la misma y donde quedó expuesto, además de su herencia torera, sus gustos, pasatiempos y otras aficiones personales.

Dos años antes, la misma publicación ya había dado espacio en su portada a tres toreros, quizá ésta la primera ventana donde se mostraron a los toreros en su faceta, por así decirlo, de “guapos y emprendedores”.

Octubre de 2011 llevó en su portada una foto donde posaban los matadores Alejandro Amaya, Octavio García El Payo y el novillero Santiago Fausto bajó el tema Los toreros más hot de México, la entrevista se enfocaba en tres promesas mexicanas del toreo que además “de guapos, tienen estilo y talento”.

En 2010, la familia de un torero quedaba nuevamente expuesta a un público no aficionado a los toros que podía conocer de cerca el detrás de los ruedos y los toros, siendo el matador Arturo Macías quien figuró en la popular revista española Hola. Se trató entonces de una charla amena donde Macías comentó cuestiones personales, desde su relación con su esposa Esther Camacho, hasta el nacimiento de su hija Lucia.

Dejar huella

Además de las publicaciones sociales que se han volcado a la vida personal y taurina de los toreros mexicanos, la apuesta por llegar a todos los públicos ha sido ardua para las administraciones de los matadores que buscan dejar a final de cuentas “una huella de su marca”.

Cada día se apuesta más por las campañas publicitarias en las que un torero anuncie sus fechas o una corrida especifica, un ejemplo son las vallas que como parte habitual del paisaje urbano dejan un mensaje; el primero en hacer esta apuesta fue Arturo Macías, quien a su regreso de la dura campaña española se volcó a una fuerte campaña en las principales ciudades del país, donde tendría compromisos bajo el slogan El Torero de México.

Otro torero que ha hecho una clara apuesta es Joselito Adame, quien también ha ido de la mano de una publicidad interesante, desde vallas publicitarias, poster y postales, hasta los spot televisivos.

Tauromagia, con sus toreros Arturo Saldívar, Sergio Flores y el novillero Brandon Campos también ha buscado llevar la publicidad a todos los límites posibles, y por ello también ha plagado las ciudades donde actuarán con la imagen de los matadores que podemos encontrar en cualquier rincón, desde los espectaculares, hasta los camiones urbanos que recorren el lugar.

La casa de apoderamiento Casta Toreros también ha hecho despertar un gran interés hacía sus toreros Joselito Adame y Octavio García El Payo, y lo han hecho, además de la publicidad ya mencionada, a través de charlas taurinas, donde los diestros conviven con los aficionados, así como con firmas de autógrafos y clases prácticas donde también se sigue el mismo objetivo. Además han buscado diversas dinámicas para que los Joselitistas y Payistas puedan ganarse capotes o muletas autografiadas por sus ídolos.

En Zacatecas, quienes han realizado está apuesta han sido los matadores Jorge Delijorge, Antonio Romero y el novillero Édgar Badillo, quienes han dejado su nombre e imagen en diversos puntos publicitarios y quienes también se han visto de manera activa en revistas y en las propias redes sociales, que también ocupan un lugar importante.

A vista de todos

Sin duda el fenómeno que más llama la atención es el interés que ha despertado la televisión hacía ellos, pues tuvieron que pasar muchos años para que los noticieros y otros espacios volvieran a abrir sus puertas a los que visten de luces, y es que fue un largo tiempo en el que sólo los veíamos en los espacios especializados en materia taurina.

Puede ser a raíz, si buscamos un referente, del tan sobado cartel de las Tres S que Arturo Saldívar, Juan Pablo Sánchez y Diego Silveti comenzaron a sonar, y es que fue tal la expectación de la coincidencia por la letra de inicio de sus apellidos, y por ser además tres fuertes cartas de nuestra bajara, que estos jóvenes comenzaron a despertar el interés de espacios noticiosos como Primero NoticiasMatutino Express y Hechos AM hasta llegar a colocarse en otras emisiones de corte más social como el programa Derecho de Admisión, que conduce Juan José Origel.

Las Tres S abrieron el camino para que ahora los toreros aparezcan de manera más frecuente en la pantalla de televisión, donde los podemos ver y conocer en otra faceta sin dejar de lado su profesión, claro es el caso de Juan Luis Silis, quien tras su cornada se abrió de capa en el programa Es de noche y la llegué, con René Franco, donde a todos dejaba sorprendido por su entereza al anunciar que regresaría a los ruedos.

El sábado pasado, Ricardo Rocha dedicaba un espacio importante de su programa,Animal Nocturno, para platicar con los toreros nacionales Eulalio López Zotoluco y Juan Pablo Sánchez, además del español Alejandro Talavante, de cara a su compromiso del pasado domingo en la México.

Y sí los últimos días hemos visto a los toreros aquí y allá, el sábado veíamos a un Arturo Macías hablando del presente y futuro de su carrera de una manera amena y abierta junto a Yolanda Andrade y Monserrate Oliver en el programa Mojoe, de Unicable, o el pasado miércoles a un Joselito Adame valorando los triunfos que ha alcanzado en las últimos meses en entrevista con René Franco.

A toda esta apuesta se suma el posible regreso de la transmisión de festejos taurinos a televisión abierta, la primera prueba el próximo sábado con la retransmisión de la Corrida Charro-Taurina de La Petatera, por Canal 40, con lo que sólo se demuestra que a pesar de las adversidades la fiesta brava está más viva que nunca, y que gracias a la apuesta de los toreros, aficionados y no aficionados pueden estar cerca de quienes llevan al toreo en la piel, y que son seres humanos “con la única diferencia que los fines de semana nos jugamos la vida”, dijera Arturo Macías.

Via: http://ntrzacatecas.com/2014/02/14/boom-publicitario-de-los-jovenes-toreros/

José Luis Moreno anuncia en su cuenta de Twitter que deja los ruedos.

0001499447_560x560_JPG000

Por Salvador Giménez – Córdoba.

El torero de Dos Torres José Luis Moreno ha anunciado de forma sorprendente a través de su cuenta personal de Twitter que se retira del toreo. El matador cordobés afirma que “quiero compartir con todos los amigos de Twitter mi firme decisión de dejar de torear en público”, con lo que pone fin a una carrera como torero que arrancó con su alternativa el 30 de mayo de 1996 en la plaza de toros de Los Califas con Enrique Ponce como padrino. Moreno ha querido agradecer el cariño que ha recibido de todos los aficionados cordobeses en sus casi 17 años de alternativa y en su época como novillero.

Quiero compartir con todos los amigos de Twitter mi firme decisión de dejar de torear en público, así como agradecer todo vuestro cariño. — Jose Luis Moreno (@JoseL_Moreno) enero 3, 2014

La decisión de José Luis Moreno ha cogido por sorpresa al mundo del toro cordobés y deja a la afición de la provincia huérfana de uno de sus principales referentes, un torero capaz de lograr enormes faenas en plazas de primera como, además de la de Los Califas, Valencia o Madrid. Para el recuerdo quedará, además, su encierro con seis Victorinos en la plaza de Los Llanos de Pozoblanco en septiembre de 2009 en la que logró un triunfo de enorme categoría.

Via: http://www.eldiadecordoba.es/article/toros/1678891/jose/luis/moreno/deja/los/ruedos.html

8ª FERIA DE #BILBAO: Interés entre nueve toros.

20130824-163350.jpg

Por Alvaro Suso.

Castaño colocó de largo al cuarto y el público aplaudió a rabiar. Lo hizo en el segundo puyazo y lo dejó en los medios para el tercero.

Expectación y alegría cuando Tito Sandoval movió el caballo y colocó la vara. Gran ovación para el varilarguero. En Bilbao también gusta ver el tercio de varas.

Y la afición ha estado toda la semana callada mientras en las seis tardes anteriores se les privó del primer tercio.

En el mundo del toro no se debe estar callado. Este espectáculo es la mayor expresión de la voz popular, capaz de otorgar orejas con la potestad de sacar el pañuelo y el presidente está obligado a someterse a la voluntad de la mayoría.

Ejercicio de democracia, lo que no quiere decir que vaya a ser acertado, porque la primera decisión de mayoría popular que se recuerda en la historia acabó condenando a Jesucristo a la cruz al grito de ‘¡Liberad a Barrabás!’.

Pero el pueblo de Bilbao representado en los tendidos sólo tiene aplausos. Los aficionados no se atreven a silbar cuando sale un toro sin el trapío suficiente para esta plaza; se ven sometidos por los que aplauden a los picadores cuando no pican.

Es una amable educación de un público que ha confundido la educación con el silencio. La fiesta de los toros se caracteriza por los triunfos y las broncas. Cuando algo gusta, se aplaude a rabiar y, cuando no se está de acuerdo con algo, se silba, que eso da categoría a la plaza.

En el segundo, salió el toro cayéndose y por fin, una protesta en condiciones. Hasta el tendido 6 de Vista Alegre llegaron unos destacados del famoso tendido 7 de Madrid y empezaron a protestar.

Hubo quien les recriminó su actitud, pero su exigencia se contagió por los espectadores como llevada por la lluvia que apareció a ráfagas durante la tarde.

A partir de ahí se pasaron muy pocas y salieron hasta nueve toros, tres sobreros, uno del hierro del cartel y dos de Puerto de San Lorenzo, el último un torazo de 676 kilos que abultaba más que un tren de mercancías.

Sin embargo tuvo nobleza y metió la cara en una buena tanda al natural, pero su cuerpo no aguantó mucho tiempo.

Era para echarse a temblar y se encontró con un torero macho, que dicen en México, Alberto Aguilar, que hizo un final de faena vibrante junto a las tablas y arrancó una oreja con mucha verdad.

En su primero, el madrileño no había estado a la altura de su buen oponente y alternó naturales buenos con demasiados pases aliviados.

David Mora y Javier Castaño también tuvieron su ocasión, pero no supieron tocar las teclas necesarias.

Castaño se dejó ir a un cuarto con muchas posibilidades, al que muleteó con la misma técnica que si fuera una alimaña. De igual manera, Mora no apretó los dientes para acabar de exprimir al que cerró un festejo que tuvo mucho más interés que la anécdota de un tercer sobrero jurásico.

Plaza de toros de Vista Alegre. Octava de feria. Menos de tres cuartos de entrada. Toros de Adelaida Rodríguez, incluido el sobrero devuelto como 5; dos sobreros de Puerto de San Lorenzo.

Javier Castaño (silencio) y (silencio).

Alberto Aguilar, Aviso (saludos) y (oreja).

David Mora (silencio) y (saludos).

Via: http://www.elpais.com

ENCERRONA: Morante regresa a la Goyesca de Ronda.

20130427-122047 p.m..jpg

De SOL y SOMBRA.

Se confirmaron algunos rumores y se abrio una puerta que parecia cerrada ya que segun lo publicado hoy por el portal mundotoro.com Morante de la Puebla matará seis toros de diferentes ganaderías en la próxima Goyesca de Ronda, el 7 de septiembre.

El portal Mundotoro publica que ha inadagado en el entorno del torero sevillano y esta en disposición de confirmar que Morante regresará a la Goyesca de Ronda, en la que no toreaba desde el año 2001, con dicha encerrona.

Con este anuncio queda mas que aclarado que el brindis de la feria de abril al empresario y matador Rivera Ordoñez tenia doble connotación, por un lado sellaba la reconciliación de aquella vieja rencilla que se suscito por la concesión de la Medalla de las Bellas Artes a Rivera y por otro lado confirmaba el regreso este año a Ronda del diestro de la Puebla.

Marque usted en su calendario la fecha del 7 de septiembre, ya que será algo histórico, el coso rondeño será insuficiente para albergar a toda la afición que seguramente se dará cita ese día, en donde el maestro Morante dará un concierto de arte y buen toreo.

Un brindis como una pipa de la paz, y algo más.

¿Imaginese usted si este festejo se televisara a todo el mundo? Se vale soñar.

Twitter @Twittaurino

José María Manzanares, padre por segunda vez.

images

De SOL y SOMBRA.

El matador de toros José María Manzanares ha sido padre por segunda vez después de que su mujer, Rocío Escalona, diera a luz hoy, en Alicante, a una niña que llevará el nombre de Julieta, han informado a Efe fuentes familiares del diestro alicantino.

Manzanares está “muy feliz” con el nacimiento de su nueva hija, y su mujer se encuentra “fenomenal” después de que el parto haya salido “de maravilla”, según las mismas fuentes.

Esta buena nueva le da a Manzanares “mucha más moral” para “ir a por todas y dedicarle un triunfo a Julieta” en la corrida del próximo viernes en Sevilla, en la que será su segunda tarde en la Feria de Abril después de que el pasado sábado saldara su encerrona con seis toros en solitario con un triunfo de dos orejas.

Con el nacimiento de la pequeña Julieta, Manzanares de 31 años, puede presumir ya de tener “la parejita” después de que en noviembre del 2011 naciera su primogénito, del mismo nombre que el padre, José María, que tiene ya 17 meses.

Twitter @Twittaurino